EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52021DC0171

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES sobre la estrategia de la UE en la lucha contra la trata de seres humanos 2021- 2025

COM/2021/171 final

Bruselas, 14.4.2021

COM(2021) 171 final

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

sobre la estrategia de la UE en la lucha contra la trata de seres humanos









2021- 2025


1.Introducción

La trata de seres humanos destruye las vidas de las personas al privarlas de su dignidad, su libertad y sus derechos fundamentales 1 . A menudo se trata de un delito violento cometido por redes de delincuencia organizada que no debería tener cabida en la sociedad actual.

Sin embargo, la trata de seres humanos es un fenómeno a escala mundial. Ocurre en todos los países y regiones, y también sigue ocurriendo en la Unión Europea. Según los últimos datos disponibles, entre 2017 y 2018, hubo más de 14 000 víctimas 2 dentro del territorio de la Unión 3 . Sin embargo, es probable que el número real sea muy superior, ya que muchas de las víctimas no son detectadas 4 . Casi la mitad de las víctimas de la trata de seres humanos en la Unión Europea son ciudadanos de la UE y un número considerable son objeto de trata en su propio Estado miembro. La mayoría de las víctimas en la UE son mujeres y niñas objeto de trata con fines de explotación sexual, y casi una de cada cuatro es menor de edad 5 . La mayoría de los tratantes en la UE son ciudadanos de la Unión y cerca de tres cuartas partes son hombres. Este tipo de delito reporta enormes beneficios a los delincuentes y supone un enorme coste humano, social y económico. En la Unión, el coste económico se cifra en hasta 2 700 millones EUR en un solo año 6 .

Gráfico 1. Porcentajes por forma de explotación de las víctimas registradas en la UE en 2017 y 2018

Gráfico 2 Porcentajes por sexo de las víctimas registradas en la UE en 2017 y 2018

La lucha contra la trata de seres humanos constituye desde hace tiempo una prioridad para la Unión Europea 7 . A lo largo de los años se han realizado avances en numerosos aspectos. La cooperación entre los agentes clave, especialmente a nivel político, y entre las autoridades policiales y judiciales en el contexto nacional y transnacional condujo a enjuiciamientos y condenas, así como a una mejora de la identificación y de la prestación de asistencia y apoyo a las víctimas. Se llevaron a cabo campañas de sensibilización, programas de educación e iniciativas de formación para reducir los riesgos de que las personas sean víctimas de la trata de seres humanos. Los estudios e informes aumentaron el conocimiento acerca de este fenómeno, contribuyendo así a la elaboración de estrategias de respuesta adecuadas 8 .

A pesar de los progresos realizados, la trata de seres humanos continúa siendo una amenaza grave en la Unión Europea y pone en peligro a miles de personas cada año, especialmente a mujeres y niños. Los tratantes se aprovechan de las desigualdades sociales, así como de la vulnerabilidad económica y social de las personas, situaciones que se han visto agravadas a causa de la pandemia de COVID-19 y han contribuido a que los autores encuentren víctimas más fácilmente. La pandemia también ha dificultado el acceso de las víctimas a la justicia, la asistencia y el apoyo, y ha ralentizado la respuesta de la justicia penal frente al delito. Asimismo, los tratantes adoptaron un nuevo modelo de negocio que consiste en la captación y explotación en línea de las víctimas 9 , lo que dificulta aún más la respuesta por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad y el poder judicial.

La presente estrategia identifica las principales prioridades con el objetivo de combatir la trata de seres humanos de forma más eficaz. Propone una serie de acciones concretas, que se desarrollarán respetando plenamente los derechos fundamentales, para identificar y erradicar la trata de seres humanos en su fase inicial, perseguir a los delincuentes mediante la transformación de la trata de seres humanos de una actividad con bajo riesgo y alto rendimiento en una con alto riesgo y bajo rendimiento, y para proteger a las víctimas y ayudarlas a reconstruir sus vidas.

Puesto que la trata de seres humanos constituye una forma especialmente grave de delincuencia organizada, esta estrategia se encuentra estrechamente conectada con la Estrategia de la UE para luchar contra la delincuencia organizada 2021-2025. Si bien las prioridades globales y las acciones clave de la estrategia contra la delincuencia organizada son de aplicación a la trata de seres humanos, la presente estrategia atiende a los aspectos específicos del delito de la trata de seres humanos.

2.Respuesta integral para combatir la trata de seres humanos: desde la prevención hasta el enjuiciamiento y la condena de los tratantes, pasando por la protección de las víctimas

La trata de seres humanos constituye un fenómeno delictivo complejo. Los tratantes explotan la situación de vulnerabilidad de las personas para obtener beneficios. Desde el punto de vista de la demanda, las empresas, los empleadores, los usuarios y los consumidores se benefician de la explotación de las víctimas a través de servicios, trabajos y productos. A lo largo de la cadena de la trata, las víctimas sufren daños graves a corto y largo plazo que requieren de asistencia, apoyo y protección inmediatos, así como de una perspectiva de reinserción para lograr una vida mejor.

La complejidad del fenómeno de la trata de seres humanos exige una respuesta integral. Existe una necesidad de promover iniciativas jurídicas, normativas y operativas globales para combatir la trata de seres humanos de manera coherente y con un amplio alcance: desde la prevención hasta la condena de los delincuentes. Al mismo tiempo se debe hacer hincapié en la protección de las víctimas en todas las etapas, teniendo especialmente en cuenta a las mujeres y a las víctimas menores de edad, así como la actividad de la trata con fines de explotación sexual.