EUR-Lex El acceso al Derecho de la Unión Europea

Volver a la página principal de EUR-Lex

Este documento es un extracto de la web EUR-Lex

Ayuda humanitaria y protección civil

La ayuda humanitaria y la protección civil forman parte de las acciones exteriores de la Unión Europea (UE) [consagradas en el artículo 21 del Tratado de la Unión Europea (TUE)]. Más concretamente, en virtud del artículo 21, apartado 2, letra g), del TUE, la UE se propone ayudar a las poblaciones, países y regiones que se enfrentan a catástrofes naturales o de origen humano.

La acción humanitaria, que se basa en los principios humanitarios fundamentales de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia, tiene por objeto prestar asistencia y socorro a las poblaciones de los países no pertenecientes a la UE víctimas de catástrofes naturales o de origen humano, y protegerlas.

El artículo 214 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) es la base de las acciones de ayuda humanitaria de la UE y de la creación del Cuerpo Voluntario Europeo de Ayuda Humanitaria.

Las normas para la prestación de ayuda humanitaria, incluidos sus instrumentos de financiación, se establecen en el Reglamento (CE) n.º 1257/96 (el Reglamento sobre la ayuda humanitaria). El marco político general para la ayuda humanitaria se recoge en el consenso europeo sobre la ayuda humanitaria (2007). En marzo de 2021, la Comisión Europea adoptó una comunicación relativa a la acción humanitaria de la UE en la que se mencionan «nuevos desafíos, mismos principios». En ella se proponen una serie de acciones para reforzar la labor humanitaria de la UE a escala mundial, con el fin de hacer frente al considerable aumento de las necesidades humanitarias que se han visto agravadas por la pandemia de COVID-19.

La competencia en materia de protección civil se basa en el artículo 196 del TFUE y se rige por la Decisión n.º 1313/2013/UE por la que se crea el Mecanismo de Protección Civil de la Unión (MPCU). Dicha Decisión ha sido modificada recientemente en dos ocasiones con el fin de reforzar la capacidad colectiva de la UE para prevenir, preparar y responder a las catástrofes y, últimamente, para responder de una forma más rápida y eficaz a futuras crisis con implicaciones transfronterizas, como la crisis de la COVID-19. Si bien la cooperación de la UE en materia de protección civil forma parte de las políticas y acciones interiores de la UE, el MPCU es un componente exterior muy importante que también puede activarse en caso de catástrofes que afecten a países no pertenecientes a la UE.

La Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas (ECHO) se encarga de la ayuda humanitaria y la protección civil. Esta Dirección General trabaja como donante de ayuda humanitaria de la UE y como coordinador y facilitador de las operaciones de protección civil a escala de la UE a través del MPCU.