EUR-Lex El acceso al Derecho de la Unión Europea

Volver a la página principal de EUR-Lex

Este documento es un extracto de la web EUR-Lex

Energía

La creciente cantidad de pruebas del cambio climático y la dependencia cada día mayor de la energía han marcado la determinación de la Unión Europea (UE) de convertirse en el primer continente y la primera economía del mundo con neutralidad climática, así como de garantizar que la energía que se consume sea estable, segura, competitiva, producida localmente y sostenible.

El Pacto Verde Europeo tiene por objeto hacer que las políticas climática, energética, de transporte y fiscal de la UE estén preparadas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % para 2030, en comparación con los niveles de 1990, con un objetivo de alcanzar la neutralidad climática en 2050, según lo establecido como obligación vinculante en la Legislación europea sobre el clima. Los objetivos en materia energética son decisivos: producir energía más limpia gracias a la investigación tecnológica y a la innovación, e invertir en edificios renovados con eficiencia energética.

Estos objetivos se basan en la Estrategia de la Unión de la Energía (2015) la cual, junto con el Reglamento (UE) 2018/1999 sobre la gobernanza de la Unión de la Energía, definen las dimensiones de la política energética de la UE.

  • Diversificar las fuentes de energía de la UE, que van desde los combustibles fósiles, a las renovables (solar, eólica, resultante de la biomasa, geotérmica, hidráulica, mareomotriz), pasando por la energía nuclear.
  • Conseguir un mercado interior de la energía eficiente y plenamente integrado sin obstáculos técnicos ni reglamentarios.
  • Mejorar la eficiencia energética y la interconexión de las redes de energía y reducir las emisiones.
  • Pasar a una economía hipocarbónica conforme a los compromisos establecidos en el Acuerdo de París.
  • Promover la investigación en tecnologías de bajas emisiones de carbono y energía limpias, y priorizar la investigación y la innovación para impulsar la transición energética y mejorar la competitividad.

El artículo 194 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea introduce una base jurídica específica para el ámbito de la energía basada en las competencias compartidas entre la UE y los Estados miembros y los lleva hacia una política energética común.