ISSN 1977-0685

doi:10.3000/19770685.L_2013.140.spa

Diario Oficial

de la Unión Europea

L 140

European flag  

Edición en lengua española

Legislación

56o año
27 de mayo de 2013


Sumario

 

I   Actos legislativos

Página

 

 

REGLAMENTOS

 

*

Reglamento (UE) no 472/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, sobre el reforzamiento de la supervisión económica y presupuestaria de los Estados miembros de la zona del euro cuya estabilidad financiera experimenta o corre el riesgo de experimentar graves dificultades

1

 

*

Reglamento (UE) no 473/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, sobre disposiciones comunes para el seguimiento y la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios y para la corrección del déficit excesivo de los Estados miembros de la zona del euro

11

ES

Los actos cuyos títulos van impresos en caracteres finos son actos de gestión corriente, adoptados en el marco de la política agraria, y que tienen generalmente un período de validez limitado.

Los actos cuyos títulos van impresos en caracteres gruesos y precedidos de un asterisco son todos los demás actos.


I Actos legislativos

REGLAMENTOS

27.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 140/1


REGLAMENTO (UE) No 472/2013 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

de 21 de mayo de 2013

sobre el reforzamiento de la supervisión económica y presupuestaria de los Estados miembros de la zona del euro cuya estabilidad financiera experimenta o corre el riesgo de experimentar graves dificultades

EL PARLAMENTO EUROPEO Y EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y, en particular, su artículo 136, en relación con su artículo 121, apartado 6,

Vista la propuesta de la Comisión Europea,

Previa transmisión del proyecto de acto legislativo a los Parlamentos nacionales,

Visto el dictamen del Banco Central Europeo (1),

De conformidad con el procedimiento legislativo ordinario (2),

Considerando lo siguiente:

(1)

La crisis sin precedentes que ha sufrido la economía mundial desde 2007 ha afectado gravemente al crecimiento económico y la estabilidad financiera, dando lugar a un grave deterioro del nivel de déficit público y deuda pública de los Estados miembros, lo que ha llevado a varios de ellos a solicitar ayuda financiera dentro y fuera del marco de la Unión.

(2)

En el artículo 9 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) se dispone que, en la definición y ejecución de sus políticas y actividades, la Unión tendrá en cuenta las exigencias relacionadas con la promoción de un nivel de empleo elevado, con la garantía de una protección social adecuada, con la lucha contra la exclusión social y con un nivel elevado de educación, formación y protección de la salud humana.

(3)

La plena coherencia entre el marco de supervisión multilateral de la Unión establecido por el TFUE y las posibles condiciones de política económica asociadas a la ayuda financiera debería quedar consagrada en el Derecho de la Unión. La integración económica y financiera de todos los Estados miembros, en particular aquellos cuya moneda es el euro, pide un reforzamiento de la supervisión para impedir que se produzcan contagios entre un Estado miembro que experimenta o corre el riesgo de experimentar dificultades desde el punto de vista de su estabilidad financiera y el resto de la zona del euro y, de manera más general, la Unión en su conjunto.

(4)

La intensidad de la supervisión presupuestaria y económica deberá ser proporcional y acorde a la gravedad de las dificultades financieras encontradas y tener debidamente en cuenta la naturaleza de la ayuda financiera recibida, que puede ir desde una mera ayuda concedida con carácter preventivo sobre la base de condiciones de elegibilidad hasta un programa completo de ajuste macroeconómico que implique unas estrictas condiciones de política económica. Todos los programas de ajuste macroeconómico deben tener en cuenta el programa nacional de reformas del Estado miembro en cuestión en el contexto de la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo.

(5)

Los Estados miembros cuya moneda es el euro deben estar sometidos a la supervisión reforzada en virtud del presente Reglamento cuando experimenten, o corran el riesgo de experimentar, graves dificultades financieras, y ello con vistas a garantizar su rápida vuelta a una situación normal y proteger a los demás Estados miembros de la zona del euro contra posibles efectos desbordamiento adversos. Este reforzamiento de la supervisión debe ser proporcional a la gravedad de los problemas y ajustarse en consecuencia. Debe incluir un acceso más amplio a la información necesaria para un estrecho seguimiento de la situación económica, fiscal y financiera y la obligación de informar periódicamente a la comisión competente del Parlamento Europeo y al Comité Económico y Financiero (CEF) o a cualquier subcomité que este pueda designar a tal efecto. Las mismas modalidades de supervisión deben aplicarse a los Estados miembros que soliciten ayuda financiera de carácter preventivo a uno o varios Estados miembros o a terceros países, al Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (MEEF), al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), a la Facilidad Europea de Estabilización Financiera (FEEF), o a otras instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

(6)

Un Estado miembro sujeto a la supervisión reforzada también ha de adoptar medidas destinadas a abordar las causas reales o potenciales de sus dificultades. Con tal propósito, deben tenerse en cuenta todas las recomendaciones que se le planteen en un procedimiento de déficit excesivo o en un procedimiento de desequilibrio macroeconómico excesivo.

(7)

La supervisión económica y presupuestaria debe reforzarse fuertemente para los Estados miembros sometidos a un programa de ajuste macroeconómico. Debido al carácter exhaustivo de este, los demás procesos de supervisión presupuestaria y económica deben suspenderse o, si procede, canalizarse durante su período de vigencia, a fin de garantizar la coherencia de la supervisión de la política económica y evitar una duplicación de las obligaciones de información. No obstante, al elaborarse el programa de ajuste macroeconómico deben tenerse en cuenta todas las recomendaciones que se dirijan al Estado miembro en un procedimiento de déficit excesivo o en un procedimiento de desequilibrio macroeconómico excesivo.

(8)

Se ha incrementado considerablemente el desafío planteado por el fraude y la evasión fiscales. La globalización de la economía, la evolución tecnológica, la internacionalización del fraude y la consiguiente interdependencia de los Estados miembros ponen de manifiesto los límites de las soluciones estrictamente nacionales y la necesidad de una actuación común.

(9)

Los problemas ocasionados por el fraude y la evasión fiscales en los Estados miembros sometidos a un programa de ajuste macroeconómico deben abordarse mediante la mejora de la recaudación de ingresos impositivos en esos Estados miembros y mediante una cooperación reforzada entre la administración tributaria de la Unión y las de terceros países.

(10)

Hay que establecer normas para reforzar el diálogo entre las instituciones de la Unión, en particular, el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión, y garantizar una mayor transparencia y responsabilidad. Los Parlamentos de los Estados miembros sujetos a un programa de ajuste macroeconómico o que sean objeto de supervisión reforzada deben mantenerse informados de conformidad con las normas y prácticas nacionales.

(11)

Los Estados miembros harán participar a los interlocutores sociales y a las organizaciones de la sociedad civil en la elaboración, aplicación, seguimiento y evaluación de los programas de ayuda financiera, de conformidad con las normas y prácticas nacionales.

(12)

Antes de que la Decisión del Consejo a que se refiere este Reglamento sea adoptada, los órganos pertinentes del MEDE y de la FEEF deben tener la posibilidad de debatir sobre los resultados de la negociación entre la Comisión —que actúa en nombre del MEDE o de la FEEF, en coordinación con el Banco Central Europeo (BCE) y, en su caso, el FMI— y el Estado miembro beneficiario sobre las posibles condiciones de política económica impuestas a dicho Estado y vinculadas a la ayuda financiera. Los memorandos de entendimiento en los que se detallen los requisitos para la concesión de ayuda financiera se aprobarán con arreglo al Tratado Constitutivo del Mecanismo Europeo de Estabilidad y el Acuerdo Marco de la FEEF.

(13)

Salvo disposición en contrario, todas las referencias a la ayuda financiera que aparecen en el presente Reglamento deben incluir asimismo el apoyo financiero concedido con carácter preventivo y los préstamos destinados a la recapitalización de instituciones financieras.

(14)

Es conveniente que toda decisión de la Comisión de someter a un Estado miembro a una supervisión reforzada al amparo del presente Reglamento se adopte en estrecha cooperación con el CEF, la Autoridad Europea de Supervisión (Autoridad Europea Bancaria) establecida en el Reglamento (UE) no 1093/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo (3), la Autoridad Europea de Supervisión (Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación), establecida en el Reglamento (UE) no 1094/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo (4) y la Autoridad Europea de Supervisión (Autoridad Europea de Valores y Mercados), establecida en el Reglamento (UE) no 1095/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo (5) (denominadas conjuntamente «las AES») y la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS) Reglamento (UE) no 1092/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de noviembre de 2010, relativo a la supervisión macroprudencial del sistema financiero en la Unión Europea y por el que se crea una Junta Europea de Riesgo Sistémico (6). Conviene que la Comisión coopere asimismo con el CEF a la hora de decidir si prorrogar o no la supervisión reforzada.

(15)

A raíz de una petición debidamente motivada del Estado miembro en cuestión o, si procede, cuando se considere que concurren circunstancias económicas excepcionales, la Comisión puede recomendar que se reduzcan o cancelen los depósitos que existan, tanto con devengo de intereses como sin ellos, o las sanciones impuestas por el Consejo en el marco de la vertiente preventiva o correctora del Pacto de Estabilidad y Crecimiento para los Estados miembros sometidos a programas de ajuste macroeconómico.

(16)

El acceso a la información relativa a los trabajos preparatorios previos a la adopción de una recomendación en virtud del presente Reglamento debe regirse por el Reglamento (CE) no 1049/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 2001, relativo al acceso del público a los documentos del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión (7).

(17)

Cuando se adopte una decisión en virtud del presente Reglamento sobre un Estado miembro que no cumple con las exigencias contenidas en su programa de ajuste macroeconómico, y los hechos y los análisis muestren con claridad que es necesario un mecanismo para garantizar el respeto de las obligaciones para con sus acreedores y la estabilización de su situación económica y financiera, se invita a la Comisión a que presente propuestas para este mecanismo.

(18)

Se deben atribuir al Consejo los poderes para adoptar recomendaciones sobre la adopción de medidas correctoras preventivas o sobre la elaboración de un programa de ajuste macroeconómico, los poderes para aprobar los programas de ajuste macroeconómico, los poderes para adoptar decisiones sobre los principales requisitos de política económica que el MEDE o la FEEF tengan previsto incluir en la condicionalidad de la ayuda financiera acordada con carácter preventivo, los préstamos concedidos para la recapitalización de entidades financieras o en cualquier instrumento acordado en el marco del MEDE, así como los poderes para recomendar la adopción de medidas correctoras a los Estados miembros sometidos a supervisión posterior a un programa. Estas son medidas de especial importancia para la política de coordinación económica de los Estados miembros que, en virtud del artículo 121 del TFUE, deben tomarse en el Consejo.

HAN ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

Objeto y ámbito de aplicación

1.   El presente Reglamento establece disposiciones para reforzar la supervisión económica y presupuestaria de los Estados miembros cuya moneda es el euro y que:

a)

experimenten, o corran el riesgo de experimentar, graves dificultades desde el punto de vista de su estabilidad financiera o de la sostenibilidad de sus finanzas públicas, con posibles efectos desbordamiento adversos en otros Estados miembros de la zona del euro, o

b)

soliciten o reciban ayuda financiera de uno o varios Estados miembros o terceros países, del Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (MEEF), del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE),de la Facilidad Europea de Estabilización Financiera (FEEF), o de otra institución financiera internacional pertinente, como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

2.   El presente Reglamento establece asimismo disposiciones para la coordinación reforzada de las políticas económicas.

3.   El presente Reglamento será de aplicación a los Estados miembros cuya moneda es el euro.

4.   Al aplicar el presente Reglamento, el Consejo, la Comisión y los Estados miembros respetarán plenamente el artículo 152 del TFUE. Cuando apliquen el presente Reglamento y las recomendaciones formuladas en virtud del mismo, el Consejo, la Comisión y los Estados miembros tendrán en cuenta las normas y prácticas nacionales y el artículo 28 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. En consecuencia, la aplicación del presente Reglamento y de dichas recomendaciones no afectará al derecho a negociar, celebrar y aplicar convenios colectivos ni a emprender acciones colectivas de conformidad con la legislación nacional.

Artículo 2

Estados miembros sometidos a una supervisión reforzada

1.   La Comisión podrá decidir someter a una supervisión reforzada a los Estados miembros cuya estabilidad financiera experimente o corra el riesgo de experimentar graves dificultades respecto de su estabilidad financiera que puedan provocar efectos desbordamiento adversos en otros Estados miembros de la zona del euro.

Al valorar si un Estado miembro corre el riesgo de experimentar graves dificultades desde el punto de vista de su estabilidad financiera, la Comisión recurrirá, entre otros parámetros, al mecanismo de alerta establecido en virtud del artículo 3, apartado 1, del Reglamento (UE) no 1176/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de noviembre de 2011, relativo a la prevención y corrección de los desequilibrios macroeconómicos (8) o, si está disponible, al examen en profundidad más reciente. La Comisión realizará también una evaluación global en la que se tomen en consideración especialmente las condiciones de endeudamiento de dicho Estado miembro, el perfil de vencimiento de sus obligaciones de deuda, la solidez de su marco presupuestario, la sostenibilidad a largo plazo de sus finanzas públicas, la importancia de la carga de su deuda y el riesgo de contagio de tensiones graves de su sector financiero a su situación presupuestaria o al sector financiero de otros Estados miembros.

Los Estados miembros de que se trate tendrán la posibilidad de expresar su punto de vista antes de que la Comisión adopte su decisión de someter al Estado a supervisión reforzada. La Comisión decidirá cada seis meses si prorroga o no la supervisión reforzada sobre esos Estados miembros.

2.   Cuando la Comisión decida someter a un Estado miembro a supervisión reforzada de conformidad con el apartado 1, comunicará debidamente al Estado miembro afectado todos los resultados de la evaluación y lo notificará, en consecuencia, al Banco Central Europeo (BCE) en su calidad de supervisor, a las Autoridades Europeas de Supervisión (AES) en cuestión y a la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS).

3.   La Comisión someterá a una supervisión reforzada a los Estados miembros que reciban una ayuda financiera con carácter preventivo de uno o varios otros Estados miembros o terceros países, del MEEF, del MEDE, de la FEEF o de otra institución financiera internacional pertinente, como el FMI.

La Comisión hará públicas las decisiones que adopte de conformidad con el apartado 1 y con el presente apartado.

4.   El apartado 3 no se aplicará a los Estados miembros que reciban una ayuda financiera de carácter preventivo en forma de una línea de crédito que no esté supeditada a la adopción de nuevas medidas por el Estado miembro en cuestión, en tanto la línea de crédito no se utilice.

5.   La Comisión hará pública, con fines informativos, una lista de los instrumentos de ayuda financiera con carácter preventivo a que se hace referencia en el apartado 3 y la mantendrá actualizada para tener en cuenta posibles cambios en la política de ayuda financiera del MEEF, del MEDE, de la FEEF o de otra institución financiera internacional pertinente.

Artículo 3

Estados miembros sometidos a supervisión reforzada

1.   Un Estado miembro sometido a una supervisión reforzada deberá, tras consultar, y en cooperación con la Comisión, que actuará en coordinación con el Banco Central Europeo (BCE), las AES, la JERS y, cuando proceda, el FMI, adoptar medidas dirigidas a atajar las causas reales o potenciales de las dificultades. El Estado miembro tendrá al mismo tiempo en cuenta las recomendaciones que le hayan sido dirigidas con arreglo al Reglamento (CE) no 1466/97 del Consejo, de 7 de julio de 1997, relativo al reforzamiento de la supervisión de las situaciones presupuestarias y a la supervisión y coordinación de las políticas económicas (9), al Reglamento (CE) no 1467/97 del Consejo, de 7 de julio de 1997, relativo a la aceleración y clarificación del procedimiento de déficit excesivo (10) o al Reglamento (UE) no 1176/2011, relativas a su programa de reforma nacional y a su programa de estabilidad.

La Comisión informará de las medidas a que se refiere el párrafo primero a la comisión competente del Parlamento Europeo, al CEF y al CEF, al Grupo de trabajo del Eurogrupo y al parlamento del Estado miembro de que se trate, cuando proceda y de conformidad con las prácticas nacionales.

2.   El seguimiento más estrecho de la situación presupuestaria establecido en el artículo 10, apartados 2, 3 y 6, del Reglamento (UE) no 473/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, sobre disposiciones comunes para el seguimiento y la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios y para la corrección del déficit excesivo de los Estados miembros de la zona del euro] (11) se aplicará a los Estados miembros sometidos a una supervisión reforzada, independientemente de que presenten o no un déficit excesivo en dicho Estado miembro. El informe elaborado de conformidad con el artículo 10, apartado 3, de dicho Reglamento se presentará con periodicidad trimestral.

3.   A petición de la Comisión, un Estado miembro sometido a una supervisión reforzada con arreglo al artículo 2, apartado 1, deberá:

a)

comunicar al BCE, en su calidad de supervisor, cuando tenga encomendadas funciones de supervisión y, cuando proceda, a las AES pertinentes, de conformidad con el artículo 35 de los Reglamentos (UE) no 1093/2010, (UE) no 1094/2010 y (UE) no 1095/2010, con la frecuencia requerida, información desagregada relativa a la evolución de su sistema financiero, incluido un análisis de los resultados de las pruebas de resistencia o los análisis de sensibilidad efectuados con arreglo a la letra b) del presente apartado;

b)

realizar, bajo la supervisión del BCE, en su calidad de supervisor o, cuando proceda, de la Autoridad o Autoridades Europeas de Supervisión pertinentes, las pruebas de resistencia o los análisis de sensibilidad que sean necesarios para evaluar la capacidad de recuperación del sector financiero frente a diversas perturbaciones macroeconómicas y financieras, con arreglo a lo especificado por la Comisión y el BCE en cooperación con las AES pertinentes y con la JERS;

c)

ser requerido para presentar evaluaciones periódicas de su capacidad de supervisión del sector financiero en el marco de una revisión específica inter pares realizada por el BCE, en su calidad de supervisor, o, cuando proceda, por las AES pertinentes;

d)

comunicar a la Comisión cualquier información necesaria para el seguimiento de los desequilibrios macroeconómicos de conformidad con el Reglamento (UE) no 1176/2011.

A partir del análisis de los resultados de las pruebas de resistencia y los análisis de sensibilidad mencionados en la letra a) del párrafo primero y tomando en cuenta las conclusiones de la evaluación de los indicadores pertinentes del cuadro de indicadores de los desequilibrios macroeconómicos establecidos en el Reglamento (UE) no 1176/2011, el BCE, en su calidad de supervisor, y las AES pertinentes, elaborarán, en coordinación con la JERS, una evaluación de los posibles puntos vulnerables del sistema financiero y remitirán esa evaluación a la Comisión con la frecuencia que esta requiera, así como al BCE.

4.   A petición de la Comisión, un Estado miembro sometido a una supervisión reforzada con arreglo al artículo 2, apartado 3, deberá:

a)

comunicar a la Comisión, al BCE y, cuando proceda, a las AES pertinentes, de conformidad con el artículo 35 de los Reglamentos (UE) no 1093/2010, (UE) no 1094/2010 y (UE) no 1095/2010 y con la frecuencia requerida, información desagregada relativa a la evolución de su sistema financiero, incluido un análisis de los resultados de las pruebas de resistencia y los análisis de sensibilidad efectuados con arreglo a la letra b);

b)

realizar, bajo la supervisión del BCE, cuando tenga encomendadas funciones de supervisión o, cuando proceda, bajo la supervisión de las AES pertinentes, las pruebas de resistencia o los análisis de sensibilidad que sean necesarios para evaluar la capacidad de recuperación del sector financiero frente a diversas perturbaciones macroeconómicas y financieras, con arreglo a lo especificado por la Comisión y el BCE en coordinación con las AES pertinentes y la JERS, y comunicarles los resultados pormenorizados;

c)

ser requerido para presentar evaluaciones periódicas de su capacidad de supervisión del sector financiero en el marco de una revisión específica inter pares realizada por el BCE, en su calidad de supervisor, o, cuando proceda, por las AES pertinentes;

d)

comunicar a la Comisión cualquier información necesaria para el seguimiento de los desequilibrios macroeconómicos de conformidad con el Reglamento (UE) no 1176/2011.

La Comisión, el BCE y las AES pertinentes tratarán como confidenciales los datos desagregados que se les haya comunicado.

5.   La Comisión, en coordinación con el BCE y las AES pertinentes y, cuando corresponda, con el FMI, llevará a cabo misiones periódicas de evaluación en el Estado miembro sometido a supervisión reforzada para verificar los progresos realizados por dicho Estado miembro en la aplicación de las medidas establecidas en los apartados 1, 2, 3 y 4.

La Comisión comunicará trimestralmente sus evaluaciones a la comisión competente del Parlamento Europeo y al CEF. En tales evaluaciones, examinará, en particular, si son necesarias más medidas.

Las misiones de evaluación a que se refiere el párrafo primero sustituirán el seguimiento sobre el terreno previsto en el artículo 10 bis, apartado 2, del Reglamento (CE) no 1467/97.

6.   Cuando elabore la evaluación a que se hace referencia en el apartado 5, la Comisión tendrá en cuenta los resultados de un posible examen exhaustivo efectuado con arreglo al Reglamento (UE) no 1176/2011, incluidos los efectos desbordamiento adversos de las políticas económicas nacionales en el Estado miembro sometido a supervisión reforzada, de conformidad con los principios establecidos en el artículo 5, apartado 2, de dicho Reglamento.

7.   Si, partiendo de las misiones de evaluación previstas en el apartado 5, la Comisión concluye que se necesitan nuevas medidas y que la situación financiera y económica del Estado miembro de que se trate tiene importantes consecuencias negativas para la estabilidad financiera de la zona del euro o de sus Estados miembros, el Consejo, por mayoría cualificada y a propuesta de la Comisión, podrá recomendar al Estado miembro de que se trate que adopte medidas correctoras preventivas o elabore un proyecto de programa de ajuste macroeconómico.

El Consejo podrá decidir hacer públicas sus recomendaciones.

8.   Cuando se haga pública la recomendación a que se hace referencia en el apartado 7:

a)

la comisión competente del Parlamento Europeo podrá ofrecer al Estado miembro y a la Comisión la oportunidad de participar en un intercambio de puntos de vista;

b)

representantes de la Comisión podrán ser invitados por el parlamento del Estado miembro a participar en un intercambio de puntos de vista;

c)

el Consejo informará de forma oportuna a la comisión competente del Parlamento Europeo sobre el contenido de la recomendación.

9.   Durante todo el proceso de supervisión reforzada, la comisión competente del Parlamento Europeo y el parlamento del Estado miembro podrán invitar a representantes de la Comisión, del BCE y del FMI a participar en un diálogo económico.

Artículo 4

Información en caso de recibir ayuda financiera para recapitalización de entidades financieras

Los Estados miembros sometidos a una supervisión reforzada o a un programa de ajuste macroeconómico que reciban ayuda financiera para la recapitalización de entidades financieras deberán informar semestralmente al CEF de las condiciones impuestas a estas instituciones financieras, incluidas las condiciones relativas a la retribución de los cargos ejecutivos. Dichos Estados miembros informarán igualmente sobre las condiciones de crédito que ofrece el sector financiero a la economía real.

Artículo 5

Información sobre las previsiones de solicitud de ayuda financiera

El Estado miembro que tenga intención de solicitar ayuda financiera de uno o varios Estados miembros o países terceros, del MEDE, de la FEEF o de otra institución internacional pertinente, tal como el FMI, informará inmediatamente de ello al Presidente del Grupo de trabajo del Eurogrupo, al miembro de la Comisión responsable de los asuntos económicos y monetarios y al Presidente del BCE.

Previa recepción de una evaluación de la Comisión, el Grupo de trabajo del Eurogrupo examinará la solicitud de ayuda presentada, con el fin de analizar, entre otros aspectos, las posibilidades de concesión de una ayuda financiera en el marco de los instrumentos financieros de la Unión o de la zona del euro antes de que el Estado miembro en cuestión se dirija a posibles prestamistas.

El Estado miembro que tenga intención de solicitar ayuda financiera del MEEF informará inmediatamente de ello al Presidente del CEF, al miembro de la Comisión responsable de los asuntos económicos y monetarios y al Presidente del BCE.

Artículo 6

Evaluación de la sostenibilidad de la deuda pública

Cuando un Estado miembro solicite ayuda financiera del MEEF, del MEDE o de la FEEF, la Comisión evaluará, en coordinación con el BCE y, siempre que ello sea posible, con el FMI, la sostenibilidad de la deuda pública del Estado miembro en cuestión y sus necesidades de financiación reales o potenciales. La Comisión enviará dicha evaluación al Grupo de trabajo del Eurogrupo si la ayuda financiera se va a conceder con cargo al MEDE o a la FEEF, y al CEF si la ayuda financiera se va a conceder con cargo al MEEF.

La evaluación de la sostenibilidad de la deuda pública se basará en el escenario macroeconómico más probable o en un escenario más prudente y en las previsiones presupuestarias empleando la información más actualizada y teniendo debidamente en cuenta el resultado del informe al que se hace referencia en el artículo 3, apartado 3, letra a), así como cualquier acto de supervisión efectuado de conformidad con el artículo 3, apartado 3, letra b). La Comisión evaluará igualmente las repercusiones en la sostenibilidad de la deuda pública de perturbaciones macroeconómicas y financieras y de desarrollos económicos negativos.

La comisión hará público el escenario macroeconómico, incluido el escenario de crecimiento, los parámetros relevantes en que se basa la evaluación de la sostenibilidad de la deuda pública del Estado miembro de que se trate y las repercusiones estimadas en el crecimiento económico de las medidas presupuestarias agregadas.

Artículo 7

Programa de ajuste macroeconómico

1.   Un Estado miembro que solicite ayuda financiera de uno o varios Estados miembros o terceros países, del MEEF, del MEDE, de la FEEF, o del FMI elaborará, de acuerdo con la Comisión, que actuará en coordinación con el BCE y, cuando proceda, el FMI, un proyecto de programa de ajuste macroeconómico que se basará en, y sustituirá a, cualesquiera programas de asociación económica establecidos de acuerdo con el Reglamento (UE) no 473/2013, y que también incluirá objetivos presupuestarios anuales.

El proyecto de programa de ajuste abordará los riesgos específicos procedentes de dicho Estado miembro para la estabilidad financiera de la zona del euro y tendrá por finalidad restablecer rápidamente una situación económica y financiera sólida y sostenible y restaurar la capacidad del Estado miembro para financiarse totalmente en los mercados financieros.

El proyecto de programa de ajuste macroeconómico deberá basarse en la evaluación de la sostenibilidad de la deuda pública a que se refiere el artículo 6, que se actualizará para integrar las repercusiones de las medidas correctoras previstas negociadas con el Estado miembro en cuestión, y tendrá debidamente en cuenta las recomendaciones dirigidas a dicho Estado miembro en virtud de los artículos 121, 126, 136 o 148 del TFUE, y de las medidas adoptadas por el mismo para cumplir las recomendaciones, velando al mismo tiempo por la ampliación, el reforzamiento y la profundización de las medidas necesarias.

El proyecto de programa de ajuste macroeconómico tendrá en cuenta las prácticas y las instituciones en lo referente a la formación de salarios, así como el programa nacional de reforma del Estado miembro en cuestión en el contexto de la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo.

El programa de ajuste macroeconómico deberá respetar estrictamente el artículo 152 del TFUE y el artículo 28 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. La Comisión informará verbalmente al presidente y a los vicepresidentes de la comisión competente del Parlamento Europeo sobre los avances en la elaboración del proyecto de programa de ajuste macroeconómico. Dicha información será confidencial.

2.   El Consejo, pronunciándose por mayoría cualificada y a propuesta de la Comisión, aprobará el programa de ajuste macroeconómico elaborado por el Estado miembro que solicita ayuda financiera de conformidad con el apartado 1.

La Comisión velará por que el memorando de entendimiento firmado por ella en nombre del MEDE o del MEEF sea plenamente coherente con el programa de ajuste macroeconómico aprobado por el Consejo.

3.   A fin de evitar la duplicación de obligaciones en la presentación de informes, la Comisión garantizará la coherencia del proceso de supervisión económica y presupuestaria con respecto al Estado miembro sometido al programa de ajuste macroeconómico.

4.   La Comisión, en coordinación con el BCE y, cuando proceda, el FMI, llevará a cabo el seguimiento de los progresos realizados por un Estado miembro en la aplicación de su programa de ajuste macroeconómico. La Comisión informará cada tres meses al CEF de dichos progresos.

El Estado miembro de que se trate ofrecerá a la Comisión y al BCE su total cooperación. En particular, deberá facilitar a la Comisión y al BCE toda la información que estos consideren necesaria para la aplicación de la supervisión del programa de ajuste macroeconómico, de conformidad con el artículo 3, apartado 4.

La Comisión informará verbalmente al presidente y a los vicepresidentes de la comisión competente del Parlamento Europeo de las conclusiones de la supervisión del programa de ajuste macroeconómico. Dicha información se considerará confidencial.

5.   La Comisión, en coordinación con el BCE y, cuando proceda, el FMI, examinará con el Estado miembro las modificaciones y actualizaciones que pueda resultar necesario introducir en su programa de ajuste macroeconómico a fin de contemplar debidamente, entre otros aspectos, cualquier brecha importante entre las previsiones macroeconómicas y las cifras finales, incluidas las posibles consecuencias del programa de ajuste macroeconómico, los efectos desbordamiento adversos, así como las perturbaciones macroeconómicas y financieras. El Consejo, pronunciándose por mayoría cualificada y a propuesta de la Comisión, tomará una decisión sobre cualquier cambio que deba introducirse en dicho programa.

6.   El Estado miembro examinará, en estrecha colaboración con la Comisión, si ha de tomar todas las medidas necesarias para invitar a los inversores privados a mantener su exposición global con carácter voluntario.

7.   Cuando el seguimiento a que se refiere el apartado 4 revele desviaciones significativas de un Estado miembro respecto del programa de ajuste macroeconómico, el Consejo, pronunciándose por mayoría cualificada y a propuesta de la Comisión, podrá decidir que el Estado miembro no cumple con las exigencias contenidas en su programa. La Comisión evaluará explícitamente en su propuesta si dicha desviación significativa se debe a razones que están fuera del control del Estado miembro de que se trate.

Los esfuerzos de consolidación presupuestaria establecidos en el programa de ajuste macroeconómico tendrán en cuenta la necesidad de garantizar recursos suficientes para las políticas fundamentales, como la educación y la salud.

Cuando se adopte una decisión con arreglo al presente apartado, el Estado miembro de que se trate, en estrecha colaboración con la Comisión y en coordinación con el BCE y, cuando proceda, con el FMI, adoptará medidas destinadas a estabilizar los mercados y a preservar el buen funcionamiento de su sector financiero.

8.   Un Estado miembro sometido a un programa de ajuste macroeconómico que tenga una capacidad administrativa insuficiente o sufra problemas importantes en la aplicación de su programa de ajuste solicitará la asistencia técnica de la Comisión, que podrá constituir, para dicho propósito, grupos de expertos compuestos de miembros de otros Estados miembros y otras instituciones de la Unión o de instituciones financieras internacionales pertinentes. Los objetivos y los medios de la asistencia técnica deben describirse de forma explícita en las versiones actualizadas del programa de ajuste macroeconómico y se centrarán en el ámbito en que se hayan detectado las mayores necesidades. La asistencia técnica podrá incluir la designación de un representante in situ y de personal de apoyo con la misión de asesorar a las autoridades acerca de la aplicación del programa.

El programa de ajuste macroeconómico se hará público, incluidos sus objetivos y el reparto previsto del esfuerzo de ajuste.

Las conclusiones de la evaluación de la sostenibilidad de la deuda pública se adjuntarán al programa de ajuste macroeconómico.

9.   Un Estado miembro sometido a un programa de ajuste macroeconómico efectuará una auditoría exhaustiva de sus finanzas públicas a fin, entre otras cosas, de evaluar las razones por las que se ha incurrido en niveles excesivos de endeudamiento y de detectar cualquier posible irregularidad.

10.   La comisión competente del Parlamento Europeo podrá ofrecer al Estado miembro y a la Comisión la oportunidad de participar en un intercambio de puntos de vista sobre los progresos realizados en la aplicación del programa de ajuste macroeconómico.

11.   Representantes de la Comisión podrán ser invitados por el parlamento del Estado miembro de que se trate a participar en un intercambio de puntos de vista sobre los progresos realizados en la aplicación del programa de ajuste macroeconómico.

12.   El presente artículo no será de aplicación a los instrumentos que proporcionan ayuda financiera con carácter preventivo, a los préstamos concedidos para la recapitalización de entidades financieras ni a cualquier otro nuevo instrumento financiero europeo de estabilización respecto del cual las reglas del MEDE no hayan previsto un programa de ajuste macroeconómico.

Con fines informativos, la Comisión elaborará una lista de los instrumentos a que se hace referencia en el párrafo primero y la actualizará para incluir los posibles cambios de la política de apoyo financiero del MEDE.

En relación con dichos instrumentos, el Consejo, sobre la base de una recomendación de la Comisión, aprobará, mediante una decisión cuyo destinatario será el Estado miembro en cuestión, los principales requisitos de política económica, que el MEDE o el FEEF tienen previsto incluir en la condicionalidad de su apoyo financiero, en la medida en que el contenido de dichas medidas esté comprendido en el ámbito de competencias de la Unión definido por los Tratados.

La Comisión velará por que el memorando de entendimiento firmado por ella en nombre del MEDE o del FEEF sea plenamente coherente con esta decisión del Consejo.

Artículo 8

Participación de los interlocutores sociales y de la sociedad civil

Los Estados miembros recabarán la opinión de los interlocutores sociales y de las organizaciones pertinentes de la sociedad civil cuando elaboren sus proyectos de programa de ajuste macroeconómico, con el fin de contribuir a crear un consenso sobre su contenido.

Artículo 9

Medidas para proteger los ingresos tributarios

Cuando sea necesario, los Estados miembros adoptarán, en estrecha colaboración con la Comisión y en coordinación con el BCE y, cuando proceda, el FMI, medidas destinadas a reforzar la eficiencia y la eficacia de la capacidad recaudadora y a luchar contra el fraude y la evasión fiscales con el fin de incrementar sus ingresos fiscales.

Artículo 10

Coherencia con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento

1.   Cuando un Estado miembro esté sometido a un programa de ajuste macroeconómico y a las modificaciones del mismo con arreglo al artículo 7 del presente Reglamento, estará exento de presentar un programa de estabilidad de conformidad con el artículo 3 del Reglamento (CE) no 1466/97, e integrará el contenido de tal programa de estabilidad en su programa de ajuste macroeconómico.

2.   Cuando un Estado miembro sometido a un programa de ajuste macroeconómico sea también objeto de una recomendación en virtud del artículo 126, apartado 7, del TFUE, o de una decisión de advertencia en virtud del artículo 126, apartado 9, del TFUE para la corrección de su déficit excesivo:

a)

estará exento de presentar, según sea pertinente, los informes contemplados en el artículo 3, apartado 4 bis, y el artículo 5, apartado 1 bis, del Reglamento (CE) no 1467/97;

b)

los objetivos presupuestarios anuales de cada programa de ajuste macroeconómico se integrarán en la recomendación o en la decisión de advertencia, respectivamente en virtud del artículo 3, apartado 4, y del artículo 5, apartado 1, del Reglamento (CE) no 1467/97, y cuando el Estado miembro sea objeto de una decisión de advertencia con arreglo al artículo 126, apartado 9, del TFUE, las medidas encaminadas al logro de esos objetivos previstos en el programa de ajuste macroeconómico se integrarán en la decisión de advertencia de conformidad con el artículo 5, apartado 1, del Reglamento (CE) no 1467/97;

c)

respecto al seguimiento establecido en el artículo 7, apartado 4, del presente Reglamento, estará exento del seguimiento en virtud del artículo 10, apartado 1, y el artículo 10 bis del Reglamento (CE) no 1467/97 y del seguimiento que se base en cualquier decisión contemplada en el artículo 4, apartado 2, y en el artículo 6, apartado 2, de este último Reglamento.

Artículo 11

Coherencia con el Reglamento (UE) no 1176/2011

Cuando un Estado miembro esté sometido a un programa de ajuste macroeconómico, el Reglamento (UE) no 1176/2011 no será aplicable a ese Estado miembro durante el período de vigencia del programa a no ser que los indicadores del cuadro de indicadores establecido en el Reglamento (UE) no 1176/2011 se integren en el seguimiento de dicho programa.

Artículo 12

Coherencia con el semestre europeo para la coordinación de políticas económicas

Cuando un Estado miembro esté sometido a un programa de ajuste macroeconómico estará exento, durante el período de vigencia de dicho programa, de la supervisión y la evaluación del semestre europeo para la coordinación de las políticas económicas en virtud del artículo 2 -bis del Reglamento (CE) no 1466/97.

Artículo 13

Coherencia con el Reglamento (UE) no 473/2013

Cuando un Estado miembro esté sometido a un programa de ajuste macroeconómico, el Reglamento (UE) no 473/2013, no será de aplicación a dicho Estado miembro durante el período de vigencia del programa, a excepción de los artículos 1 a 5 y 13 a 18 de dicho Reglamento.

Artículo 14

Supervisión posterior al programa

1.   Todo Estado miembro será sometido a una supervisión con posterioridad a la realización del programa en tanto no haya reembolsado como mínimo el 75 % de la ayuda financiera recibida de uno o varios Estados miembros, del MEEF, del MEDE o de la FEEF. El Consejo, previa propuesta de la Comisión, podrá prorrogar la duración de la supervisión posterior al programa en caso de riesgo persistente para la estabilidad financiera o la sostenibilidad presupuestaria del Estado miembro. Se considerará que el Consejo ha adoptado la propuesta de la Comisión, a menos que este decida rechazarla por mayoría cualificada dentro de un plazo de diez días a partir de la fecha en que la adoptó la Comisión.

2.   A petición de la Comisión, un Estado miembro, en virtud de la supervisión posterior al programa, cumplirá los requisitos contemplados en el artículo 3, apartado 3, del presente Reglamento y también facilitará la información mencionada en el artículo 10, apartado 3, del Reglamento (UE) no 473/2013.

3.   La Comisión llevará a cabo, en coordinación con el BCE, misiones de evaluación periódicas en el Estado miembro sometido a una supervisión posterior al programa para valorar su situación económica, fiscal y financiera. Cada seis meses comunicará su evaluación a la comisión competente del Parlamento Europeo, al CEF y al parlamento del Estado miembro, y evaluará, en particular, si se necesitan medidas correctoras.

La comisión competente del Parlamento Europeo podrá ofrecer al Estado miembro y a la Comisión la oportunidad de participar en un intercambio de puntos de vista sobre los progresos realizados durante la supervisión posterior del programa.

4.   El Consejo, a propuesta de la Comisión, podrá recomendar al Estado miembro sometido a una supervisión posterior al programa la adopción de medidas correctoras. Se considerará que el Consejo ha adoptado la propuesta de la Comisión, a menos que este decida rechazarla por mayoría cualificada dentro de un plazo de diez días a partir de la fecha en que la adoptó la Comisión.

5.   Representantes de la Comisión podrán ser invitados por el parlamento del Estado miembro a participar en un intercambio de puntos de vista sobre la supervisión posterior al programa.

Artículo 15

Votación en el Consejo

A los efectos de las medidas contempladas en el presente Reglamento, solo votarán los miembros del Consejo que representen a los Estados miembros cuya moneda es el euro y el Consejo deliberará sin tener en cuenta el voto del miembro del Consejo que represente al Estado miembro afectado.

La mayoría cualificada de los miembros del Consejo a que se refiere el primer párrafo se calculará de conformidad con el artículo 238, apartado 3, letra a), del TFUE.

Artículo 16

Aplicación a los Estados miembros que ya se benefician de una ayuda financiera

Los Estados miembros que ya se están beneficiando de una ayuda financiera en fecha del 30 de mayo de 2013 estarán sometidos al presente Reglamento a partir de dicha fecha.

Artículo 17

Disposición transitoria

No obstante lo dispuesto en el artículo 14, los Estados miembros que estén sometidos a supervisión posterior al programa en fecha del 30 de mayo de 2013 estarán sujetos a las normas, las condiciones y los procedimientos aplicables a la ayuda financiera de la que se benefician.

Artículo 18

Información al Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo podrá invitar a representantes del Consejo y de la Comisión para entablar un diálogo sobre la aplicación del presente Reglamento.

Artículo 19

Informes

El 1 de enero de 2014 a más tardar y cada cinco años a partir de entonces, la Comisión deberá presentar al Parlamento Europeo y al Consejo un informe sobre la aplicación del presente Reglamento, acompañado, en su caso, de una propuesta de modificación del presente Reglamento. La Comisión hará público dicho informe.

Los informes a que se hace referencia en el párrafo primero evaluarán, entre otros elementos:

a)

la eficacia del presente Reglamento;

b)

los progresos a la hora de garantizar una coordinación más estrecha de las políticas económicas y la convergencia sostenida de los resultados económicos de los Estados miembros con arreglo al TFUE;

c)

la contribución del presente Reglamento a la consecución de los objetivos de la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo.

Artículo 20

Entrada en vigor

El presente Reglamento entrará en vigor a los tres días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro de conformidad con los Tratados.

Hecho en Estrasburgo, el 21 de mayo de 2013.

Por el Parlamento Europeo

El Presidente

M. SCHULZ

Por el Consejo

La Presidenta

L. CREIGHTON


(1)  DO C 141 de 17.5.2012, p. 7.

(2)  Posición del Parlamento Europeo de 12 de marzo de 2013 (pendiente de publicación en el Diario Oficial) y Decisión del Consejo de 13 de mayo de 2013.

(3)  DO L 331 de 15.12.2010, p. 12.

(4)  DO L 331 de 15.12.2010, p. 48.

(5)  DO L 331 de 15.12.2010, p. 84.

(6)  DO L 331 de 15.12.2010, p. 1.

(7)  DO L 145 de 31.5.2001, p. 43.

(8)  DO L 306 de 23.11.2011, p. 25.

(9)  DO L 209 de 2.8.1997, p. 1.

(10)  DO L 209 de 2.8.1997, p. 6.

(11)  Véase la página 11 del presente Diario Oficial.


27.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 140/11


REGLAMENTO (UE) No 473/2013 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

de 21 de mayo de 2013

sobre disposiciones comunes para el seguimiento y la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios y para la corrección del déficit excesivo de los Estados miembros de la zona del euro

EL PARLAMENTO EUROPEO Y EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y en particular su artículo 136, leído en relación con su artículo 121, apartado 6,

Vista la propuesta de la Comisión Europea,

Previa transmisión del proyecto de acto legislativo a los Parlamentos nacionales,

Visto el dictamen del Banco Central Europeo (1),

De conformidad con el procedimiento legislativo ordinario (2),

Considerando lo siguiente:

(1)

En virtud del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), los Estados miembros deben considerar sus políticas económicas como una cuestión de interés común, sus políticas presupuestarias deben estar presididas por la necesidad de unas finanzas públicas saneadas y sus políticas económicas no deben suponer un riesgo para el buen funcionamiento de la Unión Económica y Monetaria.

(2)

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento tiene por objeto garantizar la disciplina presupuestaria en toda la Unión y establece el marco para la prevención y corrección de los déficits públicos excesivos. Se basa en el objetivo de unas finanzas públicas saneadas como medio de reforzar las condiciones para la estabilidad de los precios y para un crecimiento fuerte y sostenible, respaldado por la estabilidad financiera, apoyando de este modo la consecución de los objetivos de la Unión en materia de crecimiento sostenible y de empleo. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento incluye un sistema de supervisión multilateral establecido en el Reglamento (CE) no 1466/97 del Consejo, de 7 de julio de 1997, relativo al reforzamiento de la supervisión de las situaciones presupuestarias y a la supervisión y coordinación de las políticas económicas (3), así como el procedimiento para evitar déficits excesivos de los gobiernos establecido en el artículo 126 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y especificado en el Reglamento (CE) no 1467/97 del Consejo, de 7 de julio de 1997, relativo a la aceleración y clarificación del procedimiento de déficit excesivo (4). El Pacto de Estabilidad y Crecimiento se ha consolidado mediante el Reglamento (UE) no 1175/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo (5) y el Reglamento (UE) no 1177/2011 del Consejo (6). El Reglamento (UE) no 1173/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de noviembre de 2011, sobre la ejecución efectiva de la supervisión presupuestaria en la zona del euro (7) añade un sistema de mecanismos de cumplimiento eficaces, preventivos y progresivos en forma de sanciones contra los Estados miembros cuya moneda es el euro.

(3)

El reforzamiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento ha mejorado las orientaciones destinadas a los Estados miembros en relación con la prudencia de la política presupuestaria y, en el caso de los Estados miembros cuya moneda es el euro, ha reforzado y ha aumentado la automaticidad en la imposición de sanciones por la falta de cumplimiento de una política presupuestaria prudente, con el fin de evitar déficits públicos excesivos. Estas disposiciones han establecido un marco más completo.

(4)

Con objeto de garantizar una coordinación más estrecha de las políticas económicas y la convergencia sostenida de la evolución de la economía de los Estados miembros, el semestre europeo instaurado con arreglo al artículo 2 bis del Reglamento (CE) no 1466/97, establece un marco para la coordinación de las políticas económicas. El semestre europeo incluye la formulación y la supervisión de la aplicación de las orientaciones generales de las políticas económicas de los Estados miembros y de la Unión («orientaciones generales para las políticas económicas») de conformidad con el artículo 121, apartado 2, del TFUE; la formulación y el examen de la aplicación de las orientaciones referentes al empleo que deben tener en cuenta los Estados miembros de conformidad con el artículo 148, apartado 2, del TFUE («orientaciones referentes al empleo»); la presentación y evaluación de los programas de estabilidad o convergencia de los Estados miembros con arreglo a lo dispuesto en dicho Reglamento; la presentación y evaluación de los programas nacionales de reforma de los Estados miembros en apoyo de la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo, establecidos de acuerdo con las orientaciones generales para las políticas económicas, con las orientaciones referentes al empleo y con las directrices generales que la Comisión (es decir, la encuesta anual de crecimiento) y el Consejo Europeo dirigen a los Estados miembros al inicio del ciclo anual de supervisión; y la supervisión destinada a prevenir y corregir los desequilibrios macroeconómicos con arreglo al Reglamento (UE) no 1176/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de noviembre de 2011, relativo a la prevención y corrección de los desequilibrios macroeconómicos (8). Cuando proceda, también deben tenerse en cuenta los dictámenes emitidos en el contexto de un programa de asociación económica tal como se establece en el presente Reglamento.

(5)

Para que la Unión pudiera salir reforzada de la crisis, tanto en el ámbito interno como a escala internacional, impulsando la competitividad, la productividad, el potencial de crecimiento, la cohesión social y la convergencia económica, el Consejo Europeo, en sus conclusiones de 17 de junio de 2010, adoptó una nueva estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo, que incluye asimismo objetivos en los ámbitos de la pobreza, la educación, la innovación y el medio ambiente.

(6)

Con objeto de garantizar el buen funcionamiento de la Unión Económica y Monetaria, el TFUE permite la adopción de medidas específicas en la zona del euro que vayan más allá de las disposiciones aplicables a todos los Estados miembros para reforzar la coordinación y la supervisión de su disciplina presupuestaria. Tales coordinación y supervisión reforzadas deben ir acompañadas, en su caso, de una participación adecuada del Parlamento Europeo y de los parlamentos nacionales. Es preciso hacer un uso activo, cuando resulte adecuado y necesario, de las medidas específicas contempladas en el artículo 136 del TFUE.

(7)

En la aplicación del presente Reglamento debe respetarse plenamente el artículo 152 del TFUE, y las recomendaciones formuladas de conformidad con el presente Reglamento deben respetar las prácticas y las instituciones nacionales en lo referente a la formación de salarios. El presente Reglamento tiene en cuenta el artículo 28 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y no afecta por lo tanto al derecho a negociar, celebrar o aplicar convenios colectivos o a emprender acciones colectivas de acuerdo con la legislación y las prácticas nacionales.

(8)

En el artículo 9 del TFUE se dispone que, en la definición y ejecución de sus políticas y acciones, la Unión debe tener en cuenta las exigencias relacionadas con la promoción de un nivel de empleo elevado, con la garantía de una protección social adecuada, con la lucha contra la exclusión social y con un nivel elevado de educación, formación y protección de la salud humana.

(9)

Una supervisión y una coordinación gradualmente reforzadas, tal como se establece en el presente Reglamento, consolidarán el semestre europeo para la coordinación de las políticas económicas, completarán las actuales disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y reforzarán la supervisión de las políticas presupuestarias y económicas en los Estados miembros de la zona del euro. Un procedimiento de supervisión gradualmente reforzado debe contribuir a crear mejores resultados presupuestarios y económicos, una solidez macrofinanciera y una convergencia económica en beneficio de todos los Estados miembros de la zona del euro. Como parte de un proceso gradualmente reforzado, un seguimiento más estrecho es especialmente útil para los Estados miembros que son objeto de un procedimiento de déficit excesivo.

(10)

Unas previsiones macroeconómicas y presupuestarias sesgadas y poco realistas pueden obstaculizar considerablemente la eficacia de la planificación presupuestaria y, por lo tanto, dificultar el cumplimiento de la disciplina presupuestaria. Unas previsiones macroeconómicas no sesgadas y realistas pueden ser proporcionadas por organismos independientes u organismos dotados de autonomía funcional con respecto a las autoridades presupuestarias de un Estado miembro y sustentados en disposiciones normativas nacionales que garanticen un nivel elevado de autonomía funcional y responsabilidad. Estas previsiones deben utilizarse a lo largo de todo el procedimiento presupuestario.

(11)

La fortaleza de las finanzas públicas se garantiza mejor en la fase de planificación y los errores manifiestos deben detectarse tan pronto como sea posible. Los Estados miembros deben beneficiarse no solo del establecimiento de principios rectores y objetivos presupuestarios, sino también de un seguimiento sincronizado de sus políticas presupuestarias.

(12)

El establecimiento de un calendario presupuestario común para los Estados miembros de la zona del euro debe sincronizar mejor los principales pasos en la preparación de los presupuestos nacionales, contribuyendo así a la eficacia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y Semestre Europeo de coordinación reforzada de la política económica. Ello debe dar lugar a mayores sinergias, facilitando la coordinación de políticas entre los Estados miembros cuya moneda es el euro y garantizando que las recomendaciones del Consejo y de la Comisión se integren adecuadamente en procedimiento presupuestario de los Estados miembros. Dicho procedimiento debe ser coherente con el marco de coordinación de las políticas económicas en el contexto del ciclo anual de supervisión que incluirá, en particular, las directrices generales que la Comisión y el Consejo Europeo dirigen a los Estados miembros al inicio del ciclo. Las políticas presupuestarias de los Estados miembros deben ser coherentes con las recomendaciones formuladas en el contexto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y, cuando proceda, con las recomendaciones formuladas en el contexto del ciclo anual de supervisión, incluidos el procedimiento relativo a los desequilibrios macroeconómicos establecido en el Reglamento (UE) no 1176/2011 y con los dictámenes sobre los programas de asociación económica contemplados en el presente Reglamento.

(13)

Como primer paso de dicho calendario presupuestario común, los Estados miembros deberían hacer público su plan fiscal nacional a medio plazo al mismo tiempo que sus programas de estabilidad preferentemente hacia el 15 de abril y, a más tardar, el 30 de abril. Dichos planes fiscales deberán incluir indicaciones sobre cómo se espera que las reformas y medidas propuestas contribuyan a alcanzar los objetivos y compromisos nacionales establecidos en el marco de la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo. El plan fiscal nacional a medio plazo y el programa de estabilidad pueden ser el mismo documento.

(14)

Una etapa fundamental de dicho calendario presupuestario común debe ser la publicación, el 15 de octubre a más tardar, del proyecto de presupuesto de la administración central. Dado que son las administraciones públicas las que han de garantizar el cumplimiento de las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y que la consecución de los objetivos presupuestarios requiere una presupuestación coherente en todos los subsectores de dichas administraciones, la publicación del proyecto de presupuesto de la administración central debe ir acompañada de la publicación de los principales parámetros de los presupuestos de todos los demás subsectores de las administraciones públicas. Estos parámetros deben incluir, en particular, los resultados presupuestarios previstos de los demás subsectores, las principales hipótesis en que se basan esas previsiones y las razones de las variaciones esperadas con respecto a las hipótesis del programa de estabilidad.

(15)

El calendario presupuestario común establece también que el presupuesto se adopte o se fije cada año, a más tardar, el 31 de diciembre, junto con los principales parámetros presupuestarios actualizados para los demás subsectores de las administraciones públicas. Si, por razones objetivas más allá del control de la administración, el presupuesto no se adopta antes del 31 de diciembre, tal como se establece en el presente Reglamento, deben existir procedimientos de rectificación del presupuesto para garantizar que la administración pueda seguir cumpliendo sus obligaciones esenciales. Dichos procedimientos pueden incluir, por ejemplo, la ejecución del proyecto de presupuesto de las administraciones públicas, o del presupuesto aprobado para el ejercicio anterior, o bien medidas específicas aprobadas por el parlamento nacional.

(16)

A fin de coordinar mejor la planificación de las emisiones nacionales de deuda, los Estados miembros deben informar ex ante sobre sus planes de emisión de deuda pública al Eurogrupo y a la Comisión.

(17)

El cumplimiento de unos marcos presupuestarios basados en reglas eficaces puede ser importante en el apoyo de unas políticas presupuestarias saneadas y sostenibles. La Directiva 2011/85/UE del Consejo, de 8 de noviembre de 2011, sobre los requisitos aplicables a los marcos presupuestarios de los Estados miembros (9) estipula que el seguimiento del cumplimiento de las reglas presupuestarias numéricas específicas para cada país debe ser realizado en el ámbito nacional por organismos independientes u organismos dotados de autonomía funcional. Cabe señalar que, dada la diversidad de sistemas posibles y existentes, debe poderse disponer, sin que ello sea la opción preferente, de más de un organismo independiente encargado del seguimiento del cumplimiento de las reglas, siempre que haya una clara asignación de responsabilidades y que no se solapen las competencias en aspectos concretos del seguimiento. Debe evitarse una excesiva fragmentación institucional de las tareas de seguimiento. Para que los organismos de seguimiento puedan cumplir eficazmente con su mandato, deben sustentarse en disposiciones normativas nacionales que garanticen un nivel elevado de autonomía funcional y responsabilidad. La configuración de dichos organismos de seguimiento debe tener en cuenta el marco institucional existente y la estructura administrativa del Estado miembro de que se trate. En particular, debería poderse dotar de autonomía funcional a una entidad adecuada de una institución existente, siempre y cuando dicha entidad esté destinada a realizar funciones específicas de seguimiento, disponga de un régimen jurídico específico y cumpla los principios a que se hace referencia en el presente considerando.

(18)

El presente Reglamento no impone a los Estados miembros más requisitos u obligaciones con respecto a las reglas presupuestarias numéricas específicas para cada. Unas reglas presupuestarias numéricas estrictas para cada país, coherentes con los objetivos presupuestarios a escala de la Unión y objeto de seguimiento por parte de organismos independientes, son la piedra angular del marco de supervisión presupuestaria reforzada de la Unión. Las normas que estos organismos independientes deben observar, y sus tareas específicas, se definen en el presente Reglamento.

(19)

Los Estados miembros cuya moneda es el euro están particularmente sometidas a los efectos desbordamiento de la política presupuestaria de cada uno de ellos sobre los demás. Los Estados miembros cuya moneda es el euro deben consultar a la Comisión y entre sí antes de adoptar cualquier plan de reforma importante de la política presupuestaria que pueda tener efectos desbordamiento, a fin de permitir una evaluación del posible impacto para la zona del euro en su conjunto. Dichos Estados miembros deben asimismo considerar de interés común sus planes presupuestarios y han de presentarlos a la Comisión para su supervisión antes de que sean vinculantes. La Comisión, en cooperación con los Estados miembros debe proponer líneas directrices en forma de un marco armonizado para especificar el contenido de los proyectos de planes presupuestarios.

(20)

En los casos excepcionales en que, tras consultar al Estado miembro interesado, la Comisión constate en el proyecto de plan presupuestario un incumplimiento especialmente grave de las obligaciones de política presupuestaria establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, la Comisión ha de solicitar en su dictamen sobre el proyecto de plan presupuestario un proyecto de plan presupuestario revisado con arreglo al presente Reglamento. En particular, este será el caso cuando la aplicación del proyecto de plan presupuestario inicial ponga en peligro la estabilidad financiera del Estado miembro interesado, ponga en peligro el buen funcionamiento de la Unión Económica y Monetaria o implique una importante y evidente violación de las recomendaciones formuladas por el Consejo en virtud del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

(21)

El dictamen de la Comisión sobre el proyecto de plan presupuestario debe adoptarse lo antes posible, y en todo caso a finales de noviembre a más tardar, tras haber tenido en cuenta en la medida de lo posible el calendario presupuestario nacional y los procedimientos parlamentarios nacionales aplicables en la materia, a fin de garantizar que las orientaciones de actuación de la Unión en el ámbito presupuestario puedan integrarse debidamente en los preparativos de los presupuestos nacionales. En particular, el dictamen debe incluir una evaluación de si los planes presupuestarios responden debidamente o no a las recomendaciones formuladas en el contexto del semestre europeo en el ámbito presupuestario. A petición del parlamento del Estado miembro interesado o del Parlamento Europeo, la Comisión debe estar en disposición de presentar su dictamen al parlamentoque lo haya solicitado, tras hacerlo público. Se invita a los Estados miembros a tener en cuenta en el proceso de aprobación de su presupuesto el dictamen de la Comisión sobre su proyecto de plan presupuestario.

(22)

La medida en la que este dictamen se ha tenido en cuenta en la ley de presupuestos de un Estado miembro debe formar parte de la evaluación que, siempre y cuando se cumplan las condiciones, lleve a una decisión relativa a la existencia de un déficit excesivo al Estado miembro de que se trate. En tal caso, el incumplimiento de las orientaciones de la Comisión debe ser considerado como un factor agravante.

(23)

Es conveniente asimismo que, sobre la base de una evaluación general de los proyectos de plan presupuestario por parte de la Comisión, el Eurogrupo debata la situación presupuestaria y las perspectivas de la zona del euro en su conjunto.

(24)

Los Estados miembros de la zona del euro que están sometidos a un procedimiento de déficit excesivo deben ser objeto de un seguimiento más estrecho con objeto de garantizar una corrección total, sostenible y oportuna del déficit excesivo. Un seguimiento más estrecho mediante requisitos de información adicionales debe garantizar la prevención y la corrección temprana de cualquier desviación respecto de las recomendaciones del Consejo para la corrección del déficit excesivo. Este seguimiento debe complementar las disposiciones establecidas en el Reglamento (CE) no 1467/97. Las modalidades de dichos requisitos de información adicionales deben ser proporcionadas en relación con la fase del procedimiento en que se encuentre el Estado miembro, tal como se establece en el artículo 126 del TFUE. Como primer paso, el Estado miembro en cuestión debe llevar a cabo una evaluación global de la ejecución presupuestaria de las administraciones públicas y de sus subsectores a lo largo del ejercicio, teniendo especialmente en cuenta los riesgos financieros asociados a pasivos contingentes que puedan incidir de manera significativa en los presupuestos públicos.

(25)

Los requisitos de información adicionales para los Estados miembros cuya moneda es el euro y se encuentran sometidos a un procedimiento de déficit excesivo deben permitir un mejor intercambio de información entre los Estados miembros interesados y la Comisión y, por consiguiente, la detección de riesgos de incumplimiento, por parte de un Estado miembro, del plazo establecido por el Consejo para la corrección de su déficit excesivo. En caso de que se detecten tales riesgos, la Comisión debe dirigir al Estado miembro afectado una recomendación para que adopte medidas adecuadas ateniéndose a un calendario establecido. La Comisión debe presentar dicha recomendación al parlamento del Estado miembro que así lo solicite. La observancia de tal recomendación debe permitir una rápida corrección de cualquier desarrollo que ponga en peligro la corrección del déficit excesivo en el plazo establecido.

(26)

La evaluación del cumplimiento de esta recomendación debe formar parte de la evaluación continua realizada por la Comisión sobre la adopción de medidas efectivas para corregir el déficit excesivo. Al decidir si se han tomado medidas efectivas para corregir el déficit excesivo, el Consejo también debe basar su decisión en el cumplimiento o no de la recomendación de la Comisión por el Estado miembro considerado, teniendo debidamente en cuenta el artículo 3, apartado 5, y el artículo 5, apartado 2, del Reglamento (CE) no 1467/97.

(27)

En efecto Pacto de Estabilidad y Crecimiento el Reglamento (CE) no 1467/97, que establece detalladamente el procedimiento de déficit excesivo basado en el artículo 126 del TFUE, contiene elementos de flexibilidad que permiten tener en cuenta factores económicos adversos e inesperados: el artículo 3, apartado 5, y el artículo 5, apartado 2 de dicho Reglamento contempla que, si se han tomado medidas efectivas con arreglo, respectivamente, a una recomendación en virtud del artículo 126, apartado 7, del TFUE o una decisión de advertencia en virtud del artículo 126, apartado 9, de dicho Tratado y surgen factores económicos adversos e inesperados con importantes efectos desfavorables sobre la hacienda pública tras la adopción de dicha recomendación o decisión de advertencia, el Consejo, sobre la base de una recomendación de la Comisión, podrá decidir adoptar una recomendación revisada, de conformidad con el artículo 126, apartado 7, del TFUE o una decisión de advertencia revisada, de conformidad con el artículo 126, apartado 9, de dicho Tratado. Dicha recomendación o decisión de advertencia revisada, que tendrá en cuenta los factores relevantes a que se refiere el artículo 2, apartado 3, del Reglamento (CE) no 1467/97, podrá en particular prorrogar, en principio un año, el plazo para la corrección del déficit excesivo.

El Consejo debe evaluar la existencia de factores económicos adversos e inesperados con importantes efectos desfavorables sobre la hacienda pública basándose en las previsiones económicas contenidas en su recomendación inicial o decisión de advertencia. En caso de grave recesión económica en la zona del euro o en la Unión en su conjunto, el Consejo, sobre la base de una recomendación de la Comisión, podrá también decidir adoptar una recomendación revisada con arreglo al artículo 126, apartado 7, del TFUE o decisión de advertencia revisada con arreglo al artículo 126, apartado 9, de dicho Tratado, a condición de que con ello no se ponga en peligro la sostenibilidad presupuestaria a medio plazo. Por otra parte, el artículo 2, apartado 1 bis, del Reglamento (CE) no 1467/97 estipula que, al aplicar el ajuste del ratio de la deuda, se tendrá en cuenta la influencia del ciclo en el ritmo de reducción de la deuda. Así, no se considerará que un Estado miembro ha incumplido la norma en materia de deuda que se establece en el artículo 126, apartado 2, letra b), del TFUE si ello es únicamente por causa de condiciones cíclicas desfavorables.

(28)

Asimismo, dado que las medidas presupuestarias pueden resultar insuficientes para garantizar una corrección duradera del déficit excesivo, los Estados miembros de la zona del euro que estén sometidos a un procedimiento de déficit excesivo deben presentar un programa de asociación económica en el que detallen las medidas políticas y las reformas estructurales necesarias para lograr una corrección eficaz y duradera del déficit excesivo, basado en la última actualización de su programa nacional de reforma y de su programa de estabilidad.

(29)

Por otra parte, el refuerzo de la gobernanza económica ha supuesto un diálogo más estrecho con el Parlamento Europeo. Reconociendo que los interlocutores del Parlamento Europeo en el marco de este diálogo son las instituciones pertinentes de la Unión y sus representantes, la comisión competente del Parlamento Europeo puede ofrecer a un Estado miembro destinatario de una recomendación de la Comisión o de un dictamen del Consejo, de conformidad con el presente Reglamento, la oportunidad de participar en un intercambio de puntos de vista. La participación de los Estados miembros en ese intercambio es voluntaria.

(30)

A fin de precisar el alcance de las obligaciones de información de los Estados miembros objeto de un procedimiento de déficit excesivo, deben delegarse en la Comisión los poderes de adoptar actos con arreglo al artículo 290 del TFUE por lo que respecta al contenido y alcance de dicha información. Reviste especial importancia que la Comisión lleve a cabo las consultas oportunas durante la fase preparatoria, en particular con expertos. Al preparar y elaborar actos delegados, la Comisión debe garantizar que los documentos pertinentes se transmitan al Parlamento Europeo y al Consejo de manera simultánea, oportuna y adecuada.

(31)

La facultad de adoptar dictámenes sobre los programas de asociación económica que establece el presente Reglamento debe conferirse al Consejo. Dichos dictámenes son complemetarios del procedimiento de déficit excesivo establecido en el artículo 126 del TFUE, en virtud de la cual el Consejo debe decidir si existe un déficit excesivo, así como las medidas necesarias para subsanarlo.

(32)

Recordando la importancia que tienen unas cuentas públicas saneadas, la reforma estructural y la inversión con destino específico para el crecimiento sostenible, los Jefes de Estado o de Gobierno de los Estados miembros firmaron el 29 de junio de 2012 un «Pacto para el Crecimiento y el Empleo» demostrando su determinación de estimular la creación de empleo paralelamente a sus compromisos para con el saneamiento de las cuentas públicas. El Pacto prevé en particular medidas para impulsar la financiación de la economía. Se van a movilizar 120 000 millones EUR (equivalentes al 1 % de la Renta Nacional Bruta de la Unión) para apoyar medidas de crecimiento de efecto rápido. Según se recomienda en los estudios prospectivos anuales sobre el crecimiento de 2012 y 2013, los Estados miembros deberán esforzarse por mantener un ritmo de saneamiento presupuestario adecuado, preservando al mismo tiempo las inversiones destinadas a la consecución de los objetivos de la Estrategia Europa 2020 para el crecimiento y el empleo.

(33)

La Comisión está examinando la manera en que las estrictas limitaciones presupuestarias repercuten en el gasto favorecedor del crecimiento y la inversión pública. El marco presupuestario de la Unión ofrece el margen necesario para llegar a un equilibrio entre el reconocimiento de las necesidades de inversión pública productiva y los objetivos de la disciplina presupuestaria: dentro del pleno respeto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, pueden aprovecharse las posibilidades que ofrece el marco presupuestario actual de la Unión para encontrar un equilibrio entre las necesidades de inversión pública productiva y los objetivos de disciplina presupuestaria en la rama preventiva del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. La Comisión ha anunciado su intención de informar sobre el ámbito de las posibles acciones dentro de los límites del actual marco fiscal de la Unión.

(34)

La Resolución del Parlamento Europeo, de 20 de noviembre de 2012, con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre el informe de los Presidentes del Consejo Europeo, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Eurogrupo, titulada «Hacia una auténtica Unión Económica y Monetaria» así como la Comunicación de la Comisión de 28 de noviembre de 2012 titulada «Un Plan director para una Unión Económica y Monetaria profunda y auténtica» destacan, respectivamente, los puntos de vista del Parlamento y de la Comisión sobre las medidas necesarias para lograr una Unión Económica y Monetaria más profunda y mejor integrada. Tras el informe «Hacia una auténtica Unión Económica y Monetaria», el Consejo Europeo, en sus conclusiones de diciembre de 2012, se pronunció sobre una serie de cuestiones con vistas al refuerzo de la Unión Económica y Monetaria.

HAN ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1

Objeto y ámbito de aplicación

1.   El presente Reglamento establece disposiciones para reforzar la supervisión de las políticas presupuestarias en la zona del euro y para garantizar que los presupuestos nacionales son coherentes con las orientaciones para las políticas económicas formuladas en el contexto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y del Semestre europeo de coordinación de las políticas económicas:

a)

complementando el Semestre europeo, tal como se define en el artículo 2 bis del Reglamento (CE) no 1466/97, con un calendario presupuestario común;

b)

complementando el procedimiento de prevención y corrección de los desequilibrios macroeconómicos excesivos establecido en el Reglamento (UE) no 1176/2011;

c)

complementando el sistema de supervisión multilateral de las políticas presupuestarias según lo establecido por el Reglamento (CE) no 1466/97, con requisitos de seguimiento adicionales para garantizar que las recomendaciones de actuación de la Unión en el ámbito presupuestario se integren adecuadamente en la preparación de los presupuestos nacionales;

d)

complementando el procedimiento para la corrección del déficit excesivo de un Estado miembro, establecido por el artículo 126 del TFUE y por el Reglamento (CE) no 1467/97, con un seguimiento más estrecho de las políticas presupuestarias de los Estados miembros sometidos a un procedimiento de déficit excesivo, a fin de garantizar una corrección oportuna y duradera del déficit excesivo;

e)

garantizando la coherencia entre las políticas presupuestarias y las medidas y reformas adoptadas en el marco del procedimiento de prevención y corrección de los desequilibrios macroeconómicos excesivos establecido en el Reglamento (UE) no 1176/2011 y si procede, en el marco de cualquiera de los programas de asociación económica contemplados en el artículo 9.

2.   En la aplicación del presente Reglamento se respetará plenamente el artículo 152 del TFUE, y las recomendaciones formuladas de conformidad con el presente Reglamento respetarán las prácticas y las instituciones nacionales en lo referente a la formación de salarios. De conformidad con el artículo 28 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, el presente Reglamento no afectará por lo tanto al derecho a negociar, celebrar o aplicar convenios colectivos o a emprender acciones colectivas de acuerdo con la legislación y las prácticas nacionales.

3.   El presente Reglamento será aplicable a los Estados miembros cuya moneda es el euro.

Artículo 2

Definiciones

1.   A efectos del presente Reglamento, se entenderá por:

a)

«organismos independientes», organismos estructuralmente independientes u organismos dotados de autonomía funcional con respecto a las autoridades presupuestarias del Estado miembro, basados en disposiciones normativas nacionales que garanticen un nivel elevado de autonomía funcional y responsabilidad, en particular:

i)

un régimen jurídico basado en disposiciones legales, reglamentarias o administrativas nacionales de carácter vinculante,

ii)

prohibición de aceptar instrucciones de las autoridades presupuestarias del Estados miembroo de cualquier otro organismo público o privado,

iii)

capacidad para comunicar información públicamente y a su debido tiempo,

iv)

procedimientos de nombramiento de sus miembros sobre la base de su experiencia y competencia,

v)

recursos suficientes y acceso adecuado a la información para llevar a cabo el mandato conferido;

b)

«previsiones macroeconómicas independientes», previsiones macroeconómicas realizadas o avaladas por organismos independientes;

c)

«marco presupuestario a medio plazo», el marco presupuestario a medio plazo tal y como se desribe en el artículo 2, letra e), de la Directiva 2011/85/UE;

d)

«programa de estabilidad», un programa de estabilidad tal y como se desribe en el artículo 3 del Reglamento (CE) no 1466/97.

Con objeto de garantizar la coherencia entre las distintas previsiones macroeconómicas independientes a que se hace referencia en la letra b) del párrafo primero, los Estados miembros y la Comisión, al menos una vez al año, mantendrá un diálogo técnico sobre los supuestos en los que se apoye la preparación de las previsiones macroeconómicas y presupuestarias,de conformidad con el artículo 4, apartado 5, de la Directiva 2011/85/UE.

2.   También serán aplicables al presente Reglamento las definiciones del sector administraciones públicas y de los subsectores del sector de las administraciones públicas establecidas en el punto 2.70 del anexo A del Reglamento (CE) no 2223/96 de 25 de junio de 1996, relativo al sistema europeo de cuentas nacionales y regionales de la Comunidad (10).

3.   El presente Reglamento se aplicará sin perjuicio de lo establecido en el artículo 9 del TFUE.

CAPÍTULO II

COORDINACIÓN DE LAS POLÍTICAS ECONÓMICAS

Artículo 3

Coherencia con el marco para la coordinación de las políticas económicas

El procedimiento presupuestario de los Estados miembros será coherente:

1)

con el marco para la coordinación de las políticas económicas en el contexto del ciclo anual de supervisión que incluirá, en particular, las orientaciones generales que la Comisión y el Consejo Europeo dirigen a los Estados miembros al inicio del ciclo;

2)

con las recomendaciones formuladas en el contexto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento;

3)

cuando proceda, con las recomendaciones formuladas en el contexto del ciclo anual de supervisión, incluidos el procedimiento relativo a los desequilibrios macroeconómicos establecido en el Reglamento (UE) no 1176/2011, y

4)

cuando proceda, los dictámenes sobre los programas de asociación económica a que se hace referencia en el artículo 9.

CAPÍTULO III

DISPOSICIONES PRESUPUESTARIAS COMUNES

Artículo 4

Calendario presupuestario común

1.   En el contexto del semestre europeo, los Estados miembros deberán hacer públicos, preferentemente antes del 15 de abril y a más tardar el 30 de abril de cada año, sus planes fiscales nacionales a medio plazo de conformidad con su marco presupuestario a medio plazo. Dichos planes incluirán al menos toda la información que deba facilitarse en los programas de estabilidad y se presentarán junto con los programas nacionales de reforma y los programas de estabilidad. Dichos programas serán coherentes con el marco para la coordinación de las políticas económicas en el contexto del ciclo anual de supervisión que incluirá, en particular, las orientaciones generales que la Comisión y el Consejo Europeo dirigen a los Estados miembros al inicio del ciclo. Serán asimismo coherentes con las recomendaciones formuladas en el contexto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y, cuando proceda, con las recomendaciones formuladas en el contexto del ciclo anual de supervisión, incluidos el procedimiento relativo a los desequilibrios macroeconómicos establecido en el Reglamento (UE) no 1176/2011 y con los dictámenes sobre los programas de asociación económica a que se hace referencia en el artículo 9.

Los planes fiscales nacionales a medio plazo y los programas nacionales de reforma incluirán indicaciones sobre cómo se espera que las reformas y medidas establecidas contribuyan a alcanzar los objetivos y compromisos nacionales establecidos en el marco de la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo. Asimismo, los planes fiscales nacionales a medio plazo o los programas nacionales de reforma incluirán indicaciones sobre el rendimiento económico esperado de los proyectos de inversiones públicas fuera del ámbito de la defensa que tengan importantes repercusiones presupuestarias. Los planes fiscales nacionales a medio plazo y el programa de estabilidad pueden ser el mismo documento.

2.   Cada año, a más tardar el 15 de octubre, deberá hacerse público el proyecto de presupuesto de la administración central para el ejercicio siguiente, junto con los principales parámetros de los proyectos de presupuesto de todos los demás subsectores de las administraciones públicas.

3.   El presupuesto de la administración central deberá aprobarse o decidirse y hacerse público cada año a más tardar el 31 de diciembre, junto con los principales parámetros presupuestarios actualizados para los demás subsectores de las administraciones públicas. Los Estados miembros adoptarán procedimientos para la revisión del presupuesto que deberán aplicar si, por razones objetivas más allá del control del gobierno, el presupuesto no se adopta o se decide y se hace público antes del 31 de diciembre.

4.   Los planes fiscales nacionales a medio plazo y los proyectos de presupuesto mencionados en los apartados 1 y 2 se basarán en previsiones macroeconómicas independientes e indicarán si las previsiones presupuestarias han sido realizadas o avaladas por un organismo independiente. Dichas previsiones deberán hacerse públicas junto con los planes fiscales nacionales a medio plazo y los proyectos de presupuesto que sustentan.

Artículo 5

Organismos independientes encargados del seguimiento del cumplimiento de las reglas presupuestarias

1.   Los Estados miembros se dotarán de organismos independientes encargados del seguimiento del cumplimiento de:

a)

las reglas presupuestarias numéricas que incluyan en su proceso presupuestario su objetivo presupuestario a medio plazo, tal como se definen en el artículo 2 bis del Reglamento (CE) no 1466/97;

b)

las reglas presupuestarias numéricas mencionadas en el artículo 5 de la Directiva 2011/85/UE.

2.   Estos organismos llevarán a cabo, en su caso, evaluaciones públicas en relación con las reglas presupuestarias nacionales, entre otras:

a)

sobre la existencia de circunstancias que impliquen la activación del mecanismo de corrección cuando se observe una desviación significativa respecto del objetivo a medio plazo o de la trayectoria de ajuste para lograrlo, de conformidad con el artículo 6, apartado 2, del Reglamento (CE) no 1466/97;

b)

sobre la aplicación de la corrección presupuestaria conforme a las reglas y los planes nacionales;

c)

la existencia o inexistencia de los acontecimientos contemplados en el décimo párrafo del artículo 5, apartado 1, del Reglamento (CE) no 1466/97, que puedan justificar una desviación temporal respecto de l objetivo presupuestario a medio plazo o de la trayectoria de ajuste para lograrlo, siempre que con ello no se ponga en peligro la sostenibilidad presupuestaria a medio plazo.

CAPÍTULO IV

SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DE LOS PROYECTOS DE PLANES PRESUPUESTARIOS DE LOS ESTADOS MIEMBROS

Artículo 6

Requisitos de seguimiento

1.   Los Estados miembros presentarán anualmente a la Comisión y al Eurogrupo, a más tardar el 15 de octubre, un proyecto de plan presupuestario para el año siguiente. El proyecto de plan presupuestario será coherente con las recomendaciones formuladas en el contexto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y, cuando proceda, con las recomendaciones formuladas en el contexto del ciclo anual de supervisión, incluidos el procedimiento relativo a los desequilibrios macroeconómicos establecido en el Reglamento (UE) no 1176/2011 y con los dictámenes sobre los programas de asociación económica a que se hace referencia en el artículo 9.

2.   Tan pronto como se haya presentado a la Comisión el proyecto de plan presupuestario a que se hace referencia en el apartado 1, se hará público.

3.   El proyecto de plan presupuestario incluirá la información que se indica a continuación, relativa al año siguiente:

a)

el objetivo para el saldo presupuestario de las administraciones públicas expresado en porcentaje del producto interior bruto (PIB), desglosado por subsectores de las administraciones públicas;

b)

las previsiones, con la hipótesis de mantenimiento de la política económica, relativas a los gastos y los ingresos de las administraciones públicas, en porcentaje del PIB, y a sus principales componentes, incluida la formación bruta de capital fijo;

c)

los objetivos de gastos e ingresos para las administraciones públicas, en porcentaje del PIB, y sus principales componentes, que deberán tener en cuenta las condiciones y los criterios para establecer la senda de aumento del gasto público excluyendo las medidas discrecionales en materia de ingresos, con arreglo al artículo 5, apartado 1, del Reglamento (CE) no 1466/97;

d)

la información pertinente sobre los gastos de las administraciones públicas por función, incluidos los sectores de la educación, la asistencia sanitaria y el empleo y, en su caso, indicaciones sobre la incidencia distributiva prevista de las principales medidas relativas a los gastos y los ingresos;

e)

una descripción y una cuantificación de las medidas relativas a los gastos y los ingresos a incluir en el proyecto de presupuesto del ejercicio siguiente, desglosadas por cada subsector, con el fin de eliminar la diferencia entre los objetivos contemplados en la letra c) y las previsiones, con la hipótesis de mantenimiento de la política económica, contempladas en la letra b);

f)

las principales hipótesis en que se basan las previsiones macroeconómicas independientes y toda evolución económica importante que sea relevante para el logro de los objetivos presupuestarios;

g)

un anexo que contenga la metodología, los modelos e hipótesis económicos, así como cualquier otro parámetro importante en el que se sustenten las previsiones presupuestarias y el impacto estimado de las medidas presupuestarias agregadas en el crecimiento económico;

h)

indicaciones sobre la manera en que las reformas y medidas del proyecto de plan presupuestario, incluidas, en particular, las inversiones públicas, responden a las recomendaciones que se hayan dirigido al Estado miembro de conformidad con los artículos 121 y 148 del TFUE, y contribuyen a alcanzar los objetivos establecidos en la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo.

La descripción a que se hace referencia en la letra e) del párrafo primero podrá ser menos detallada para medidas con un impacto presupuestario estimado inferior al 0,1 % del PIB. Se prestará especial atención, de forma explícita, a los planes de reforma sustancial de la política fiscal que puedan tener efectos desbordamiento en otros Estados miembros de la zona del euro;

4.   Cuando los objetivos presupuestarios notificados en el proyecto de plan presupuestario de conformidad con el apartado 3 o las previsiones, con la hipótesis de mantenimiento de la política económica, difieran de los objetivos y previsiones incluidos en el programa de estabilidad más reciente, las diferencias deberán ser debidamente explicadas.

5.   Las especificaciones del contenido del proyecto de plan presupuestario se enunciarán en un marco armonizado establecido por la Comisión, en cooperación con los Estados miembros.

Artículo 7

Evaluación del proyecto de plan presupuestario

1.   La Comisión aprobará lo antes posible y a más tardar el 30 de noviembre, un dictamen sobre el proyecto de plan presupuestario.

2.   No obstante lo dispuesto en el apartado 1, en los casos excepcionales en que, tras consultar al Estado miembro interesado en el plazo de una semana a partir de la fecha de presentación del proyecto de plan presupuestario, la Comisión constate un incumplimiento especialmente grave de las obligaciones de política presupuestaria establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, adoptará su dictamen en un plazo de dos semanas a partir de la fecha de presentación del proyecto de plan presupuestario. En su dictamen, la Comisión solicitará la presentación de un proyecto de plan presupuestario revisado a la mayor brevedad, a más tardar en un plazo de tres semanas después de la fecha de su dictamen. La solicitud de la Comisiónse justificará y se hará pública.

Se aplicará el artículo 6, apartados 2, 3 y 4 a la revisión del proyecto de plan presupuestario que hayan sido presentados en virtud del párrafo primero del presente apartado.

La Comisión adoptará un nuevo dictamen sobre la base del proyecto de plan presupuestario revisado a la mayor brevedad, a más tardar en un plazo de tres semanas a partir de la fecha de presentación del proyecto de plan presupuestario revisado.

3.   El dictamen de la Comisión se hará público y se presentará al Eurogrupo. A continuación, a petición del parlamento del Estado miembro afectado o del Parlamento Europeo, la Comisión presentará su opinión al parlamento que lo haya solicitado.

4.   La Comisión realizará una evaluación global de la situación presupuestaria y de las perspectivas de la zona del euro en su conjunto basándose en las perspectivas presupuestarias nacionales y su interacción en la zona, a la luz de las previsiones económicas más recientes de los servicios de la Comisión.

La evaluación global incluirá análisis de sensibilidad que den una indicación de los riesgos para la sostenibilidad de las finanzas públicas en caso de una evolución económica, financiera o presupuestaria adversa. Asimismo, si procede, esbozará medidas destinadas a reforzar la coordinación de las políticas presupuestarias y macroeconómicas en la zona del euro.

Dicha evaluación global se hará pública y se tendrá en cuenta en las orientaciones generales anuales que la Comisión dirija a los Estados miembros.

Se adjuntarán a la evaluación global la metodología (incluidos los modelos) y las hipótesis de las previsiones económicas más recientes de los servicios de la Comisión para cada Estado miembro, incluidas las estimaciones del impacto de las medidas presupuestarias agregadas en el crecimiento económico.

5.   El Eurogrupo debatirá los dictámenes de la Comisión sobre los proyectos de planes presupuestarios nacionales y sobre la situación presupuestaria y las perspectivas de la zona del euro en su conjunto basándose en la evaluación global realizada por la Comisión de conformidad con el apartado 4. Los resultados de estos debates del Eurogrupo se harán públicos si procede.

Artículo 8

Información sobre la emisión de deuda

1.   Los Estados miembros comunicarán ex ante y oportunamente a la Comisión y al Eurogrupo sus planes nacionales de emisión de deuda.

2.   La forma y el contenido de la información mencionada en el apartado 1 serán armonizados y establecidos por la Comisión en cooperación con los Estados miembros.

CAPÍTULO V

GARANTIZAR LA CORRECCIÓN DEL DÉFICIT EXCESIVO

Artículo 9

Programas de asociación económica

1.   En caso de que el Consejo, actuando en virtud del artículo 126, apartado 6, del TFUE, decida que existe un déficit excesivo en un Estado miembro, el Estado miembro afectado presentará a la Comisión y al Consejo un programa de asociación económica en el que describirá las medidas políticas y las reformas estructurales necesarias para lograr una corrección eficaz y duradera del déficit excesivo, como desarrollo de su programa nacional de reforma y de su programa de estabilidad, y teniendo plenamente en cuenta las recomendaciones del Consejo sobre la aplicación de las orientaciones integradas para las políticas económicas y de empleo del Estado miembro afectado.

2.   El programa de asociación económica identificará y seleccionará un conjunto de prioridades concretas destinadas a aumentar la competitividad y el crecimiento sostenible a largo plazo y a eliminar las debilidades estructurales del Estado miembro afectado. Estas prioridades serán coherentes con la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo. Cuando proceda, se identificarán posibles recursos financieros, incluidas las líneas de crédito del Banco Europeo de Inversiones y/u otros instrumentos financieros aplicables, según proceda.

3.   El programa de asociación económica se presentará al mismo tiempo que el informe contemplado en el artículo 3, apartado 4 bis, del Reglamento (CE) no 1467/97.

4.   El Consejo adoptará, a propuesta de la Comisión, un dictamen sobre el programa de asociación económica.

5.   El plan de medidas correctoras a que se hace referencia en el artículo 8, apartado 1, del Reglamento (UE) no 1176/2011 plan podrá modificarse de conformidad con el artículo 9, apartado 4, del presente Reglamento, para remplazar el programa de asociación económica establecido en el presente artículo. Cuando se presente tal plan de medidas correctoras tras la aprobación de un programa de asociación económica contemplado en el presente artículo, las medidas establecidas en el programa de asociación económica podrán incluirse, si procede, en el plan de medidas correctoras.

6.   El Consejo y la Comisión harán un seguimiento de la aplicación del programa y de los planes presupuestarios anuales compatibles con este.

Artículo 10

Requisitos de información por parte de los Estados miembros en el marco del procedimiento de déficit excesivo

1.   Cuando, de conformidad con el artículo 126, apartado 6, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, el Consejo decida declarar la existencia de un déficit excesivo en un Estado miembro, dicho Estado miembro quedará sujeto, a petición de la Comisión, a los requisitos de información de conformidad con los apartados 2 a 5 del presente artículo, hasta la conclusión de su procedimiento de déficit excesivo.

2.   El Estado miembro realizará sin demora una evaluación global de la ejecución presupuestaria de las administraciones públicas y de sus subsectores a lo largo del ejercicio. Los riesgos financieros asociados a pasivos contingentes que puedan incidir de manera significativa en los presupuestos públicos, a que se hace referencia en el artículo 14, apartado 3, de la Directiva 2011/85/UE, también se abordarán en la evaluación en la medida en que puedan contribuir a la existencia de un déficit excesivo. El resultado de esta evaluación se incluirá en el informe sobre las medidas adoptadas para corregir el déficit excesivo que debe presentarse de conformidad con el artículo 3, apartado 4 bis, o el artículo 5, apartado 1 bis, del Reglamento (CE) no 1467/97.

3.   El Estado miembro informará periódicamente a la Comisión y al Comité Económico y Financiero de la ejecución presupuestaria a lo largo del ejercicio, de los efectos presupuestarios de las medidas discrecionales tomadas tanto en materia de gastos como de ingresos y de los objetivos de gastos e ingresos, en lo que respecta a las administraciones públicas y sus subsectores, así como de las medidas adoptadas y la naturaleza de las medidas previstas para alcanzar los objetivos. Dicho informe se hará público.

Se otorgan a la Comisión los poderes para adoptar actos delegados con arreglo al artículo 14 que especifiquen el contenido de la información periódica a que se refiere este apartado.

4.   Si el Estado miembro en cuestión es objeto de una recomendación del Consejo en virtud del artículo 126, apartado 7, del TFUE, el informe a que se hace referencia en el apartado 3 del presente artículo se presentará por primera vez seis meses después del informe inicial previsto en el artículo 3, apartado 4 bis, del Reglamento (CE) no 1467/97, y posteriormente con una periodicidad semestral.

5.   Si el Estado miembro es objeto de una decisión de advertencia del Consejo en virtud del artículo 126, apartado 9, del TFUE, el informe elaborado de conformidad con el apartado 3 del presente artículo también contendrá información sobre las medidas adoptadas en respuesta a la advertencia específica del Consejo. Se presentará por primera vez tres meses después del informe inicial previsto en el artículo 5, apartado 1 bis, del Reglamento (CE) no 1467/97, y posteriormente con una periodicidad trimestral.

6.   A petición de la Comisión y en el plazo fijado por esta, el Estado miembro objeto de un procedimiento de déficit excesivo:

a)

realizará una auditoría independiente y completa de las cuentas públicas de todos los subsectores de las administraciones públicas, preferentemente en coordinación con las máximas instituciones nacionales de fiscalización de cuentas, con el fin de evaluar la fiabilidad, la integridad y la exactitud de dichas cuentas a los efectos de la aplicación del procedimiento de déficit excesivo;

b)

proporcionará la información adicional disponible para el seguimiento de los progresos hacia la corrección del déficit excesivo.

La Comisión (Eurostat) evaluará la calidad de los datos estadísticos comunicados por el Estado miembro afectado recogido en la letra a) de conformidad con el Reglamento (CE) no 479/2009, del Consejo, de 25 de mayo de 2009, relativo a la aplicación del Protocolo sobre el procedimiento aplicable en caso de déficit excesivo, anejo al Tratado constitutivo de la Comunidad (11).

Artículo 11

Estados miembros con riesgo de incumplimiento de sus obligaciones en el marco de su procedimiento de déficit excesivo

1.   Al evaluar si existe riesgo de incumplimiento del plazo para la corrección del déficit excesivo establecido en una recomendación del Consejo en virtud del artículo 126, apartado 7, del TFUE o en la decisión de advertencia del Consejo en virtud del artículo 126, apartado 9, de dicho TFUE, la Comisión basará su evaluación, entre otros, en los informes presentados por los Estados miembros de conformidad con el artículo 10, apartado 3, del presente Reglamento.

2.   En caso de riesgo de incumplimiento del plazo para la corrección del déficit excesivo, la Comisión dirigirá una recomendación al Estado miembro en cuestión relativa a la aplicación plena de las medidas previstas en la recomendación o la decisión de advertencia a que se refiere el apartado 1, o a que adopte otras medidas, o ambas cosas, ateniéndose a un calendario compatible con el plazo para la corrección de su déficit excesivo a tenor del apartado 1. La recomendación de la Comisión se hará pública y se presentará al Comité Económico y Financiero. Cuando se lo solicite el parlamento de un Estado miembro en cuestión, la Comisión presentará la recomendación a dicho parlamento.

3.   Ateniéndose al calendario establecido por la recomendación de la Comisión a que se refiere el apartado 2, el Estado miembro afectado informará a la Comisión sobre las medidas adoptadas en respuesta a dicha recomendación, junto con los informes mencionados en el artículo 10, apartado 3. El informe incluirá los efectos presupuestarios de todas las medidas discrecionales adoptadas, los objetivos de ingresos y gastos públicos, información sobre las medidas adoptadas y la naturaleza de las medidas previstas para alcanzar los objetivos, así como información sobre las otras medidas adoptadas en respuesta a la recomendación de la Comisión. El informe se hará público y se presentará al Comité Económico y Financiero.

4.   Sobre la base del informe a que se refiere el apartado 3, la Comisión evaluará si el Estado miembro ha cumplido la recomendación formulada a que se hace referencia en el apartado 2.

Artículo 12

Repercusiones sobre el procedimiento de déficit excesivo

1.   La medida en que el Estado miembro en cuestión ha tomado en consideración el dictamen de la Comisión a que se hace referencia en el artículo 7, apartado 1, deberá ser tenida en cuenta por:

a)

la Comisión, al elaborar un informe de conformidad con el artículo 126, apartado 3, del TFUE, y al recomendar la imposición de un depósito sin devengo de intereses de conformidad con el artículo 5 del Reglamento (UE) no 1173/2011;

b)

el Consejo, a la hora de decidir si existe un déficit excesivo de conformidad con el artículo 126, apartado 6, del TFUE.

2.   El seguimiento establecido en los artículos 10 y 11 del presente Reglamento formará parte integrante del seguimiento periódico, previsto en el artículo 10, apartado 1, del Reglamento (CE) no 1467/97, de la aplicación de las medidas adoptadas por el Estado miembro afectado en respuesta a las recomendaciones del Consejo contempladas en el artículo 126, apartado 7, del TFUE o a las decisiones de advertencia del Consejo contempladas en el artículo 126, apartado 9, de dicho Tratado para corregir el déficit excesivo.

3.   Al examinar si se han tomado medidas efectivas en respuesta a las recomendaciones contempladas en el artículo 126, apartado 7, del TFUE o a las decisiones de advertencia contempladas en el artículo 126, apartado 9, de dicho Tratado, la Comisión tendrá en cuenta la evaluación a que se refiere el artículo 11, apartado 4, del presente Reglamento y recomendará, si procede, que el Consejo tome las decisiones contempladas en el artículo 126, apartado 8, o en el artículo 126, apartado 11, de dicho Tratado, teniendo debidamente en cuenta el artículo 3, apartado 5, y el artículo 5, apartado 2, del Reglamento (CE) no 1467/97.

Artículo 13

Coherencia con el Reglamento (UE) no 472/2013 (12)

Los Estados miembros sometidos a un programa de ajuste no estarán sujetos a lo dispuesto en los artículos 6 a 12 del presente Reglamento.

CAPÍTULO VI

DISPOSICIONES FINALES

Artículo 14

Ejercicio de la delegación

1.   Se otorgan a la Comisión los poderes para adoptar actos delegados en las condiciones establecidas en el presente artículo.

2.   Los poderes para adoptar actos delegados mencionados en el artículo 10, apartado 3, se otorgan a la Comisión por un período de tres años a partir de 30 de mayo de 2013. La Comisión elaborará un informe sobre la delegación de poderes a más tardar nueve meses antes de que finalice el período de tres años. La delegación de poderes se prorrogará tácitamente por períodos de idéntica duración, excepto si el Parlamento Europeo o el Consejo se oponen a dicha prórroga a más tardar tres meses antes del final de cada periodo.

3.   La delegación de poderes mencionada en el artículo 10, apartado 3, podrá ser revocada en cualquier momento por el Parlamento Europeo o por el Consejo. La decisión de revocación pondrá término a la delegación de los poderes que en ella se especifiquen. La decisión surtirá efecto el día siguiente a la publicación de la decisión en el Diario Oficial de la Unión Europea o en una fecha posterior indicada en dicha decisión. No afectará a la validez de los actos delegados que ya estén en vigor.

4.   Tan pronto como la Comisión adopte un acto delegado, lo notificará simultáneamente al Parlamento Europeo y al Consejo.

5.   Los actos delegados adoptados en virtud del artículo 10, apartado 3, entrarán en vigor únicamente si, en un plazo de dos meses desde su notificación al Parlamento Europeo y al Consejo, ni el Parlamento Europeo ni el Consejo formulan objeciones o si, antes del vencimiento de dicho plazo, tanto el uno como el otro informan a la Comisión de que no las formularán. El plazo se prorrogará dos meses a iniciativa del Parlamento Europeo o del Consejo.

Artículo 15

Diálogo económico

1.   Para reforzar el diálogo entre las instituciones de la Unión, en particular el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión, así como para garantizar una mayor transparencia y responsabilidad, la comisión competente del Parlamento Europeo podrá invitar, en su caso, al Presidente del Consejo, a la Comisión, al Presidente del Consejo Europeo o al Presidente del Eurogrupo a que comparezcan ante la comisión para debatir:

a)

las especificaciones del contenido del proyecto de plan presupuestario establecido en un marco armonizado elaborado de conformidad con el artículo 6, apartado 5;

b)

los resultados del debate del Eurogrupo sobre los dictámenes de la Comisión formulados de conformidad con el artículo 7, apartado 1, en la medida en que se hayan hecho públicos;

c)

la evaluación global de la situación presupuestaria y las perspectivas en la zona del euro en su conjunto, realizada por la Comisión de conformidad con el artículo 7, apartado 4;

d)

los actos del Consejo a que se refiere el artículo 9, apartado 4, y el artículo 12, apartado 3.

2.   La comisión competente del Parlamento Europeo puede brindar al Estado miembro objeto de una recomendación de la Comisión contemplada en el artículo 11, apartado 2, o de un acto del Consejo conforme al apartado 1, letra d), la oportunidad de participar en un intercambio de puntos de vista.

3.   El Parlamento Europeo será debidamente asociado al semestre europeo, con el fin de reforzar la transparencia, la implicación y la responsabilidad en relación con las decisiones que se adopten, en particular por medio del diálogo económico mantenido en virtud del presente artículo.

Artículo 16

Revisión e informes sobre la aplicación del presente Reglamento

1.   A más tardar el 14 de diciembre de 2014 y cada cinco años a partir de entonces, la Comisión deberá presentar al Parlamento Europeo y al Consejo un informe sobre la aplicación del presente Reglamento, acompañado, en su caso, de una propuesta de modificación del presente Reglamento. La Comisión hará público dicho informe.

Los informes a que se hace referencia en el párrafo primero evaluarán, entre otros elementos:

a)

la eficacia del presente Reglamento;

b)

los progresos realizados para garantizar una coordinación más estrecha de las políticas económicas y una convergencia sostenida de la evolución económicade los Estados miembros de conformidad con el TFUE;

c)

la contribución del presente Reglamento a la consecución de los objetivos de la estrategia de la Unión para el crecimiento y el empleo.

2.   A más tardar el 31 de julio de 2013, la Comisión informará de las posibilidades que ofrece el marco presupuestario actual de la Unión, para encontrar un equilibrio entre las necesidades de inversión pública productiva y los objetivos de disciplina presupuestaria en la rama preventiva del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, dentro del pleno respeto a este último.

Artículo 17

Disposiciones transitorias

1.   Los Estados miembros que ya estén sometidos a un procedimiento de déficit excesivo en el momento de la entrada en vigor del presente Reglamento cumplirán las disposiciones sobre los informes periódicos de conformidad con el artículo 10, apartados 3, 4 y 5, a más tardar el 31 de octubre de 2013.

2.   El artículo 9, apartado 1, y el artículo 10, apartado 2, se aplicarán a los Estados miembros que sean objeto de un procedimiento de déficit excesivo en el momento de la entrada en vigor del presente Reglamento tan solo si se adoptan una recomendación del Consejo en virtud del artículo 126, apartado 7, del TFUE o una decisión del Consejo de formular una advertencia en virtud del artículo 126, apartado 9, de dicho Tratado, después del 30 de mayo de 2013.

En tales casos, el programa de asociación económica se presentará simultáneamente al informe contemplado en el artículo 3, apartado 4 bis, o en el artículo 5, apartado 1 bis, del Reglamento (CE) no 1467/97.

3.   Los Estados miembros deberán cumplir lo dispuesto en el artículo 5 a más tardar el 31 de octubre de 2013.

Artículo 18

Entrada en vigor

El presente Reglamento entrará en vigor al tercer día de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro de conformidad con los Tratados.

Hecho en Estrasburgo, el 21 de mayo de 2013.

Por el Parlamento Europeo

El Presidente

M. SCHULZ

Por el Consejo

La Presidenta

L. CREIGHTON


(1)  DO C 141 de 17.5.2012, p. 7.

(2)  Posición del Parlamento Europeo de 12 de marzo de 2013 (pendiente de publicación en el Diario Oficial) y Decisión del Consejo de 13 de mayo de 2013.

(3)  DO L 209 de 2.8.1997, p. 1.

(4)  DO L 209 de 2.8.1997, p. 6.

(5)  DO L 306 de 23.11.2011, p. 12.

(6)  DO L 306 de 23.11.2011, p. 33.

(7)  DO L 306 de 23.11.2011, p. 1.

(8)  DO L 306 de 23.11.2011, p. 25.

(9)  DO L 306 de 23.11.2011, p. 41.

(10)  DO L 310 de 30.11.1996, p. 1.

(11)  DO L 145 de 10.6.2009, p. 1.

(12)  Reglamento (UE) no 472/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, sobre el reforzamiento de la supervisión económica y presupuestaria de los Estados miembros de la zona del euro cuya estabilidad financiera experimenta o corre el riesgo de experimentar graves dificultades (véase la página 1 del presente Diario Oficial).