ISSN 1725-2512

Diario Oficial

de la Unión Europea

L 243

European flag  

Edición en lengua española

Legislación

50o año
18 de septiembre de 2007


Sumario

 

I   Actos adoptados en aplicación de los Tratados CE/Euratom cuya publicación es obligatoria

Página

 

 

REGLAMENTOS

 

 

Reglamento (CE) no 1063/2007 de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por el que se establecen valores globales de importación para la determinación del precio de entrada de determinadas frutas y hortalizas

1

 

*

Reglamento (CE) no 1064/2007 de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, que modifica, en lo referente a la avilamicina, el anexo I del Reglamento (CEE) no 2377/90 del Consejo por el que se establece un procedimiento comunitario de fijación de los límites máximos de residuos de medicamentos veterinarios en los alimentos de origen animal ( 1 )

3

 

*

Reglamento (CE) no 1065/2007 de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, que modifica el Reglamento (CE) no 493/2006 en lo que atañe a las medidas transitorias en el marco de la reforma de la organización común de mercados en el sector del azúcar

6

 

*

Reglamento (CE) no 1066/2007 de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por el que se establece un derecho antidumping provisional sobre las importaciones de determinados dióxidos de manganeso originarios de Sudáfrica

7

 

*

Reglamento (CE) no 1067/2007 de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por el que se inscribe una denominación en el registro de denominaciones de origen protegidas y de indicaciones geográficas protegidas [Staffordshire Cheese (DOP)]

21

 

*

Reglamento (CE) no 1068/2007 de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por el que se aprueba una modificación que no es de menor importancia del pliego de condiciones de una denominación inscrita en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas [Queso Nata de Cantabria (DOP)]

22

 

*

Reglamento (CE) no 1069/2007 de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por el que se establece un derecho antidumping provisional sobre las importaciones de alcohol polivinílico (PVA) originarias de la República Popular China

23

 

 

DIRECTIVAS

 

*

Directiva 2007/55/CE de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por la que se modifican los anexos de las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE del Consejo en lo que respecta a los contenidos máximos del residuos de azinfos metil ( 1 )

41

 

*

Directiva 2007/56/CE de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por la que se modifican determinados anexos de las Directivas 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE del Consejo en lo relativo a los contenidos máximos de residuos de azoxistrobina, clorotalonil, deltametrin, hexaclorobenceno, ioxinil, oxamil y quinoxifeno ( 1 )

50

 

*

Directiva 2007/57/CE de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por la que se modifican determinados anexos de las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE del Consejo en lo que respecta a los contenidos máximos de residuos de ditiocarbamatos ( 1 )

61

 

 

II   Actos adoptados en aplicación de los Tratados CE/Euratom cuya publicación no es obligatoria

 

 

DECISIONES

 

 

Comisión

 

 

2007/612/CE

 

*

Decisión de la Comisión, de 4 de abril de 2007, sobre la ayuda estatal C 14/06 que Bélgica tiene previsto ejecutar en favor de General Motors Belgium de Amberes [notificada con el número C(2007) 435]  ( 1 )

71

 


 

(1)   Texto pertinente a efectos del EEE

ES

Los actos cuyos títulos van impresos en caracteres finos son actos de gestión corriente, adoptados en el marco de la política agraria, y que tienen generalmente un período de validez limitado.

Los actos cuyos títulos van impresos en caracteres gruesos y precedidos de un asterisco son todos los demás actos.


I Actos adoptados en aplicación de los Tratados CE/Euratom cuya publicación es obligatoria

REGLAMENTOS

18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/1


REGLAMENTO (CE) N o 1063/2007 DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

por el que se establecen valores globales de importación para la determinación del precio de entrada de determinadas frutas y hortalizas

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Visto el Reglamento (CE) no 3223/94 de la Comisión, de 21 de diciembre de 1994, por el que se establecen disposiciones de aplicación del régimen de importación de frutas y hortalizas (1), y, en particular, el apartado 1 de su artículo 4,

Considerando lo siguiente:

(1)

El Reglamento (CE) no 3223/94 establece, en aplicación de los resultados de las negociaciones comerciales multilaterales de la Ronda Uruguay, los criterios para que la Comisión fije los valores a tanto alzado de importación de terceros países correspondientes a los productos y períodos que se precisan en su anexo.

(2)

En aplicación de los criterios antes indicados, los valores globales de importación deben fijarse en los niveles que figuran en el anexo del presente Reglamento.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

Los valores globales de importación a que se refiere el artículo 4 del Reglamento (CE) no 3223/94 quedan fijados según se indica en el cuadro del anexo.

Artículo 2

El presente Reglamento entrará en vigor el 18 de septiembre de 2007.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Jean-Luc DEMARTY

Director General de Agricultura y Desarrollo Rural


(1)  DO L 337 de 24.12.1994, p. 66. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) no 756/2007 (DO L 172 de 30.6.2007, p. 41).


ANEXO

del Reglamento de la Comisión, de 17 de septiembre de 2007, por el que se establecen los valores globales de importación para la determinación del precio de entrada de determinadas frutas y hortalizas

(EUR/100 kg)

Código NC

Código país tercero (1)

Valor global de importación

0702 00 00

MK

55,1

XK

55,1

XS

36,3

ZZ

48,8

0707 00 05

JO

175,0

MK

43,7

TR

129,4

ZZ

116,0

0709 90 70

TR

110,3

ZZ

110,3

0805 50 10

AR

88,1

UY

42,9

ZA

67,7

ZZ

66,2

0806 10 10

EG

177,6

MK

28,3

TR

111,9

ZZ

105,9

0808 10 80

AR

62,4

AU

215,7

BR

117,4

CL

88,6

CN

79,8

NZ

98,5

US

98,4

ZA

87,3

ZZ

106,0

0808 20 50

CN

62,9

TR

122,2

ZA

107,6

ZZ

97,6

0809 30 10, 0809 30 90

TR

151,3

US

189,2

ZZ

170,3

0809 40 05

BA

49,8

IL

124,7

MK

49,8

TR

103,2

ZZ

81,9


(1)  Nomenclatura de países fijada por el Reglamento (CE) no 1833/2006 de la Comisión (DO L 354 de 14.12.2006, p. 19). El código «ZZ» significa «otros orígenes».


18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/3


REGLAMENTO (CE) N o 1064/2007 DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

que modifica, en lo referente a la avilamicina, el anexo I del Reglamento (CEE) no 2377/90 del Consejo por el que se establece un procedimiento comunitario de fijación de los límites máximos de residuos de medicamentos veterinarios en los alimentos de origen animal

(Texto pertinente a efectos del EEE)

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Visto el Reglamento (CEE) no 2377/90 del Consejo, de 26 de junio de 1990, por el que se establece un procedimiento comunitario de fijación de los límites máximos de residuos de medicamentos veterinarios en los alimentos de origen animal (1), y, en particular, su artículo 2,

Visto el dictamen de la Agencia Europea de Medicamentos, formulado por el Comité de medicamentos de uso veterinario,

Considerando lo siguiente:

(1)

Todas las sustancias farmacológicamente activas que se usan en la Comunidad en medicamentos veterinarios destinados a ser administrados a animales productores de alimentos deben evaluarse de conformidad con el Reglamento (CEE) no 2377/90.

(2)

Se ha presentado a la Agencia Europea de Medicamentos una solicitud para fijar límites máximos de residuos de avilamicina, un antibiótico perteneciente al grupo de las ortosomicinas. Basándose en la recomendación del Comité de medicamentos de uso veterinario, esta sustancia debe añadirse en el anexo I del Reglamento (CEE) no 2377/90 en el caso de los porcinos (músculo, piel más grasa, hígado y riñón), los conejos (músculo, grasa, hígado y riñón) y aves de corral (músculo, piel más grasa, hígado y riñón) a condición de que, en este último caso, la sustancia avilamicina no se utilice en especies de aves de corral que produzcan huevos para consumo humano.

(3)

Por tanto, conviene modificar el Reglamento (CEE) no 2377/90 en consecuencia.

(4)

Debe preverse un período adecuado antes de la entrada en vigor del presente Reglamento a fin de que los Estados miembros puedan hacer cualquier adaptación que sea necesaria, a la luz del presente Reglamento, en las autorizaciones de comercialización de los medicamentos veterinarios de que se trate, otorgadas con arreglo a la Directiva 2001/82/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de noviembre de 2001, por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos veterinarios (2), con el fin de tener en cuenta lo dispuesto en el presente Reglamento.

(5)

Las medidas previstas en el presente Reglamento se ajustan al dictamen del Comité permanente de medicamentos veterinarios.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

El anexo I del Reglamento (CEE) no 2377/90 queda modificado con arreglo a lo dispuesto en el anexo del presente Reglamento.

Artículo 2

El presente Reglamento entrará en vigor el tercer día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea. Será aplicable a partir del 18 de noviembre de 2007.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Günter VERHEUGEN

Vicepresidente


(1)  DO L 224 de 18.8.1990, p. 1. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) no 703/2007 de la Comisión (DO L 161 de 22.6.2007, p. 28).

(2)  DO L 311 de 28.11.2001, p. 1. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2004/28/CE (DO L 136 de 30.4.2004, p. 58).


ANEXO

Se añade la siguiente sustancia en el anexo I del Reglamento (CEE) no 2377/90 («Lista de sustancias farmacológicamente activas cuyos límites máximos de residuos se han fijado»):

1.   Agentes antiinfecciosos

1.2.   Antibióticos

1.2.15.   Ortosomicinas

Sustancia farmacológicamente activa

Residuo marcador

Especie animal

LMR

Tejidos diana

Avilamicina

Ácido dicloroisoeverninico

Porcinos

50 μg/kg

Músculo

100 μg/kg

Grasa (1)

300 μg/kg

Hígado

200 μg/kg

Riñón

Conejos

50 μg/kg

Músculo

100 μg/kg

Grasa

300 μg/kg

Hígado

200 μg/kg

Riñón

Aves de corral (2)

50 μg/kg

Músculo

100 μg/kg

Grasa (3)

300 μg/kg

Hígado

200 μg/kg

Riñón


(1)  Para porcino y aves de corral, este LMR se refiere a «piel y grasa en proporciones naturales».

(2)  No debe utilizarse en animales que producen huevos para consumo humano.

(3)  Para porcino y aves de corral, este LMR se refiere a «piel y grasa en proporciones naturales».


18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/6


REGLAMENTO (CE) N o 1065/2007 DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

que modifica el Reglamento (CE) no 493/2006 en lo que atañe a las medidas transitorias en el marco de la reforma de la organización común de mercados en el sector del azúcar

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Visto el Reglamento (CE) no 318/2006 del Consejo, de 20 de febrero de 2006, por el que se establece la organización común de mercados en el sector del azúcar (1), y, en particular, su artículo 44,

Considerando lo siguiente:

(1)

El artículo 3 del Reglamento (CE) no 493/2006 de la Comisión, de 27 de marzo de 2006, por el que se establecen medidas transitorias en el marco de la reforma de la organización común de mercados en el sector del azúcar y se modifican los Reglamentos (CE) no 1265/2001 y (CE) no 314/2002 (2), prevé una retirada preventiva. Así, por encima de un umbral determinado, la producción al amparo de cuotas de cada empresa se considerará retirada con arreglo al artículo 19 del Reglamento (CE) no 318/2006 o, si así lo solicita la empresa interesada antes del 31 de enero de 2007, se considerará producida al margen de las cuotas con arreglo al artículo 12 de dicho Reglamento.

(2)

En la fecha límite de 31 de enero de 2007, los productores de isoglucosa, a diferencia de los productores de azúcar, no estaban en condiciones de presentar esa clase de solicitud, teniendo en cuenta la continuidad de su producción a lo largo de todo el año. En aras de la equidad, conviene aplazar la fecha límite mencionada al final de la campaña 2006/07 para los productores de isoglucosa para que puedan tomar sus decisiones y presentar sus solicitudes con conocimiento de causa.

(3)

Es necesario modificar en consecuencia el Reglamento (CE) no 493/2006.

(4)

Las medidas previstas en el presente Reglamento se ajustan al dictamen del Comité de gestión del azúcar.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

En el artículo 3 del Reglamento (CE) no 493/2006, el apartado 1 se sustituye por el texto siguiente:

«1.   La parte de la producción de azúcar, de isoglucosa o de jarabe de inulina de la campaña de comercialización 2006/07 producida por una empresa al amparo de la cuota asignada en virtud de las cuotas fijadas en el anexo IV y que rebase el umbral establecido de conformidad con el presente artículo, apartado 2, se considerará retirada con arreglo al artículo 19 del Reglamento (CE) no 318/2006 o, previa petición de la empresa presentada antes del 31 de enero de 2007 para el azúcar y antes del 30 de septiembre de 2007 para la isoglucosa, se considerará total o parcialmente producida al margen de la cuota con arreglo al artículo 12 de dicho Reglamento.».

Artículo 2

El presente Reglamento entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Mariann FISCHER BOEL

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 58 de 28.2.2006, p. 1. Reglamento modificado por el Reglamento (CE) no 247/2007 de la Comisión (DO L 69 de 9.3.2007, p. 3).

(2)  DO L 89 de 28.3.2006, p. 11. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) no 739/2007 (DO L 169 de 29.6.2007, p. 22).


18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/7


REGLAMENTO (CE) N o 1066/2007 DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

por el que se establece un derecho antidumping provisional sobre las importaciones de determinados dióxidos de manganeso originarios de Sudáfrica

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Visto el Reglamento (CE) no 384/96 del Consejo, de 22 de diciembre de 1995, relativo a la defensa contra las importaciones que sean objeto de dumping por parte de países no miembros de la Comunidad Europea (1) («el Reglamento de base»), y, en particular, su artículo 7,

Previa consulta al Comité consultivo,

Considerando lo siguiente:

A.   PROCEDIMIENTO

1.   Inicio

(1)

El 10 de noviembre de 2006, la Comisión recibió una denuncia presentada, de conformidad con el artículo 5 del Reglamento de base, por Tosoh Hellas AIC («el denunciante»), que representa una parte importante, en este caso más del 50 %, del total de la producción comunitaria de determinados dióxidos de manganeso.

(2)

La denuncia incluía pruebas del dumping de dicho producto y del importante perjuicio resultante, que se consideraron suficientes para justificar el inicio de un procedimiento.

(3)

El 21 de diciembre de 2006, se inició el procedimiento mediante un anuncio publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea  (2).

2.   Partes afectadas por el procedimiento

(4)

La Comisión comunicó oficialmente el inicio del procedimiento al denunciante, al otro productor comunitario, al productor exportador, al importador, a los usuarios notoriamente afectados y a los representantes de Sudáfrica. Se dio a las partes interesadas la oportunidad de dar a conocer sus puntos de vista por escrito y de solicitar una audiencia en el plazo establecido en el anuncio de inicio.

(5)

El productor denunciante, el productor exportador, el importador y los usuarios dieron a conocer sus puntos de vista. Se concedió audiencia a todas las partes interesadas que lo solicitaron y demostraron que existían razones específicas para ser oídas.

(6)

Se enviaron cuestionarios a todas las partes notoriamente afectadas y a todas las demás empresas que se dieron a conocer en los plazos establecidos en el anuncio de inicio. Se recibieron respuestas del productor exportador de Sudáfrica, el productor denunciante, el importador del producto en cuestión procedente de Sudáfrica y cuatro usuarios del producto en cuestión.

(7)

La Comisión recabó y verificó toda la información que consideró necesaria para la determinación provisional de la existencia de dumping, del perjuicio derivado y del interés de la Comunidad, y llevó a cabo inspecciones en las instalaciones de las siguientes empresas:

a)

Productores comunitarios

Tosoh Hellas AIC, Salónica, Grecia, y su agente de ventas vinculado Mitsubishi International GmbH, Düsseldorf, Alemania

b)

Productor exportador de Sudáfrica

Delta E.M.D. (Pty) Ltd, Nelspruit, Sudáfrica («Delta»)

c)

Suministrador vinculado del productor exportador en Sudáfrica

Manganese Metal Company (Pty) Ltd, Nelspruit, Sudáfrica

d)

Importador no vinculado de la Comunidad

Traxys France SAS, Courbevoie, Francia

e)

Usuarios en la Comunidad

Panasonic Battery Belgium NV, Tessenderlo, Bélgica

VARTA Consumer Batteries GmbH & Co. KGaA, Sulzbach, Alemania

Duracell Batteries BVBA, Aarschot, Bélgica.

3.   Período de investigación

(8)

La investigación sobre el dumping y el perjuicio abarcó el período comprendido entre el 1 de octubre de 2005 y el 30 de septiembre de 2006 («el período de investigación» o «PI»). El análisis de las tendencias pertinentes para la evaluación del perjuicio abarcó desde el 1 de enero de 2002 hasta el final del período de investigación («el período considerado»).

B.   PRODUCTO EN CUESTIÓN Y PRODUCTO SIMILAR

1.   Producto en cuestión

(9)

Se trata de dióxidos de manganeso fabricados mediante un proceso electrolítico, que no han sido tratados térmicamente después de dicho proceso, originarios de Sudáfrica. Este producto se clasifica normalmente en el código ex 2820 10 00.

(10)

El producto en cuestión incluye dos tipos principales: dióxidos de manganeso electrolíticos de tipo carbono-cinc y dióxidos de manganeso electrolíticos de tipo alcalino. Ambos tipos se producen mediante un proceso electrolítico, adaptando determinados parámetros en el proceso para obtener dióxidos de manganeso electrolíticos de tipo carbono-cinc o dióxidos de manganeso electrolíticos de tipo alcalino. Uno y otro tipo tienen normalmente manganeso de gran pureza y se utilizan generalmente como productos intermedios en la producción de pilas secas destinadas al consumo.

(11)

La investigación ha mostrado que, a pesar de algunas diferencias con respecto a determinadas características físicas y químicas, tales como la densidad, el tamaño medio de las partículas, la superficie Brunauer-Emmet-Teller («BET») y el potencial alcalino, ambos tipos del producto en cuestión comparten las mismas características físicas, químicas y técnicas básicas y se utilizan para los mismos fines. Por lo tanto, se consideran un solo producto a efectos del presente procedimiento.

(12)

Hay que señalar que hay otros tipos de dióxidos de manganeso que no presentan las mismas características físicas, químicas o técnicas que los dióxidos de manganeso electrolíticos y tienen usos esencialmente diferentes. Por tanto, no forman parte del producto en cuestión. Entre esos productos distintos se cuentan: i) los dióxidos de manganeso naturales, que contienen impurezas significativas y se clasifican normalmente en un código NC diferente, es decir, 2602 00 00; ii) los dióxidos de manganeso químicos, que se producen mediante un proceso químico y tienen una densidad considerablemente inferior, así como una superficie BET muy superior a la de los dióxidos de manganeso electrolíticos, y iii) los dióxidos de manganeso electrolíticos tratados térmicamente, que, a pesar de ser fabricados mediante un proceso electrolítico, como los dióxidos de manganeso electrolíticos, se diferencian de estos por una serie de características esenciales, tales como el contenido de humedad, la estructura cristalina y el potencial alcalino, que los hace apropiados para la aplicación en pilas de litio, que se basan en sistemas no acuosos y usan litio como ánodo, pero no en las pilas de carbono-cinc o las pilas alcalinas, que se basan en sistemas acuosos y usan cinc como ánodo, al igual que los dióxidos de manganeso electrolíticos.

(13)

Hay que indicar también que ninguna de las partes interesadas rebatió la definición anterior o la distinción entre los dos tipos principales del producto en cuestión.

2.   Producto similar

(14)

La investigación puso de manifiesto que los dióxidos de manganeso electrolíticos producidos y vendidos por la industria de la Comunidad en la Comunidad y los producidos y vendidos en el mercado interior sudafricano o importados a la Comunidad desde Sudáfrica tienen las mismas características físicas, químicas y técnicas básicas, y los mismos usos.

(15)

Por lo tanto, se concluyó de forma provisional que deben considerarse productos similares a efectos del artículo 1, apartado 4, del Reglamento de base.

C.   DUMPING

1.   Valor normal

(16)

Por lo que se refiere a la determinación del valor normal, la Comisión examinó en primer lugar si las ventas interiores totales de dióxidos de manganeso electrolíticos de Delta eran representativas en relación con sus ventas totales de exportación a la Comunidad. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 2, apartado 2, del Reglamento de base, las ventas interiores se consideraron representativas, ya que el volumen total de ventas del productor exportador en el mercado interior de su país representaban más del 5 % del volumen total de sus ventas de exportación a la Comunidad.

(17)

La Comisión determinó posteriormente los tipos de producto vendidos en el mercado interior con ventas interiores globales representativas, idénticos o directamente comparables con los tipos vendidos para su exportación a la Comunidad.

(18)

Las ventas en el mercado interior de un tipo concreto de producto se consideraron suficientemente representativas cuando la cantidad de ese producto vendido en el mercado interior a clientes independientes durante el período de investigación fue igual o superior al 5 % de la cantidad total del tipo de producto comparable vendido para su exportación a la Comunidad.

(19)

Con respecto a todos los tipos de producto vendidos para su exportación a la Comunidad, no se encontró ningún tipo de producto que fuera idéntico o directamente comparable y se vendiera en el mercado interior en cantidades representativas. En consecuencia, hubo que calcular el valor normal de todos los tipos de producto exportados de conformidad con el artículo 2, apartado 3, del Reglamento de base.

(20)

El valor normal se calculó sumando a los costes de fabricación de los tipos exportados del exportador, ajustados en caso necesario, una cantidad razonable en concepto de gastos de venta, generales y administrativos, así como un importe razonable en concepto de beneficio. Los gastos de venta, generales y administrativos y el beneficio se determinaron con arreglo a los métodos establecidos en el artículo 2, apartado 6, del Reglamento de base. Con este fin, la Comisión examinó si los gastos de venta, generales y administrativos realizados y el beneficio obtenido por Delta en el mercado interior constituían datos fiables.

(21)

Se consideró que los gastos de venta, generales y administrativos reales en el mercado interior eran fiables, ya que el volumen total de ventas interiores de la empresa correspondiente eran representativos en comparación con el volumen de ventas de exportación a la Comunidad, tal como se indicó anteriormente.

(22)

Para evaluar si el beneficio obtenido por Delta en su mercado interior era un dato fiable, la Comisión examinó primero si podía considerarse que las ventas interiores de cada tipo del producto en cuestión en cantidades representativas se habían efectuado en el curso de operaciones comerciales normales a efectos del artículo 2, apartado 4, del Reglamento de base. Esto se hizo estableciendo la proporción de ventas rentables del tipo en cuestión a clientes independientes en el mercado interior.

(23)

Como no había ningún tipo de productos cuyo volumen de ventas rentables representara más del 10 % del volumen total de ventas del mismo en el mercado interior, se consideró que los precios en el mercado interior no podían ser una base apropiada para establecer el margen de beneficio utilizable para calcular el valor normal.

(24)

Como Delta es el único productor conocido de dióxidos de manganeso electrolíticos de Sudáfrica, el beneficio razonable necesario para calcular el valor normal no podía basarse en beneficios reales determinados para otros exportadores o productores investigados por lo que respecta a la producción y venta del producto similar en el mercado interior, tal como se indica en el artículo 2, apartado 6, letra a), del Reglamento de base.

(25)

Además, como los dióxidos de manganeso electrolíticos son el único producto que fabrica y vende Delta, el beneficio razonable necesario para calcular el valor normal no pudo basarse en los beneficios reales aplicables a la producción y venta de la misma categoría general de productos, por parte del productor exportador en cuestión, en el curso de operaciones comerciales normales, como se señala en el artículo 2, apartado 6, letra b), del Reglamento de base.

(26)

En consecuencia, el beneficio razonable para calcular el valor normal se determinó de conformidad con el artículo 2, apartado 6, letra c), del Reglamento de base.

(27)

A tal efecto, se recopiló información sobre la rentabilidad de todos los demás productores conocidos de dióxidos de manganeso electrolíticos en otros países. En fuentes públicas disponibles se obtuvo información de un productor establecido en India, dos establecidos en Japón y dos en EE.UU. Sin embargo, con respecto a uno de los productores de EE.UU. y los dos de Japón, no había información disponible sobre la rentabilidad de los dióxidos de manganeso electrolíticos o sobre una división de la empresa en la que los dióxidos de manganeso electrolíticos fueran significativos.

(28)

Se calculó un margen de beneficio medio para el período de investigación basado en fuentes públicas disponibles de un productor indio y del otro productor estadounidense, así como en información facilitada por Delta sobre la rentabilidad de su empresa vinculada Delta EMD Australia Proprietary Ltd, establecida en Australia, en su mercado interior. El margen de beneficio medio calculado ascendió a 9,2 %. La metodología, teniendo en cuenta la información disponible, se consideró razonable a efectos del artículo 2, apartado 6, letra c), del Reglamento de base y el resultado, prudente. La información públicamente disponible mostró que dicho margen de beneficio no sobrepasaba el beneficio obtenido por otros productores conocidos de la misma categoría general de productos (es decir, productos químicos especiales) en Sudáfrica durante el período de investigación.

2.   Precios de exportación

(29)

Delta efectuó ventas de exportación a la Comunidad solo a través de un agente independiente: Traxys France SAS.

(30)

Los precios de exportación se basaron en los precios realmente pagados o por pagar por el producto vendido para su exportación desde Sudáfrica a la Comunidad, de conformidad con el artículo 2, apartado 8, del Reglamento de base.

3.   Comparación

(31)

Se compararon el valor normal y los precios de exportación utilizando los precios en fábrica. Para garantizar una comparación justa entre el valor normal y el precio de exportación, se realizaron los debidos ajustes a fin de tener en cuenta las diferencias que afectaban a los precios y su comparabilidad, de conformidad con el artículo 2, apartado 10, del Reglamento de base. Se hicieron los ajustes apropiados para tener en cuenta los gastos de comisiones, transporte, seguros, mantenimiento y costes accesorios, embalaje, créditos y gastos bancarios en todos los casos en que se consideró que eran razonables y exactos y que estaban justificados por pruebas contrastadas.

4.   Márgenes de dumping

(32)

El valor normal medio ponderado del producto en cuestión exportado a la Comunidad se comparó con la media ponderada de los precios de exportación del tipo correspondiente del producto en cuestión, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 2, apartados 11 y 12, del Reglamento de base.

(33)

De acuerdo con lo expuesto, la media ponderada del margen de dumping provisional expresado como porcentaje del precio cif en frontera de la Comunidad del producto no despachado de aduana es el siguiente:

Empresa

Margen de dumping provisional

Delta E.M.D. (Pty) Ltd

14,9 %

(34)

Con respecto al margen de dumping a escala nacional aplicable a todos los demás exportadores de Sudáfrica, la Comisión determinó en primer lugar el nivel de cooperación. Se realizó una comparación entre los datos de Eurostat y la respuesta al cuestionario recibida del productor exportador de Sudáfrica que cooperó. Dicha comparación mostró que, según la información disponible, las exportaciones de Delta a la Comunidad representaban el 100 % de las exportaciones del producto en cuestión procedentes de Sudáfrica. Por tanto, el nivel de cooperación encontrado fue muy alto y el margen de dumping a nivel nacional se fijó al mismo nivel que el margen de dumping calculado para Delta.

D.   PERJUICIO

1.   Producción comunitaria e industria de la Comunidad

(35)

La investigación estableció que a comienzos del período considerado el producto similar era fabricado por tres productores en la Comunidad. Sin embargo, uno de ellos cesó la producción en 2003. Por tanto, en el período de investigación solo había dos productores en la Comunidad.

(36)

La denuncia fue presentada solamente por un productor, que cooperó plenamente en la investigación. Aunque el otro productor no cooperó, no se opuso a la denuncia. Como solo una empresa contestó a todas las preguntas del cuestionario, la totalidad de los datos sobre la industria de la Comunidad se presentan indizados o mediante intervalos para proteger la confidencialidad.

(37)

Por lo tanto, el volumen de la producción comunitaria a los fines del artículo 4, apartado 1, del Reglamento de base se calculó provisionalmente sumando la producción del único productor comunitario que cooperó al volumen de producción del otro productor sobre la base de los datos presentados en la denuncia. La producción comunitaria total durante el período de investigación se situó entre 20 000 y 30 000 toneladas.

(38)

La producción del productor comunitario que cooperó representaba más del 50 % de la producción de dióxidos de manganeso electrolíticos en la Comunidad. Se considera, por lo tanto, que esta empresa constituye la industria de la Comunidad a efectos del artículo 4, apartado 1, y del artículo 5, apartado 4, del Reglamento de base.

2.   Consumo comunitario

(39)

El consumo aparente de la Comunidad se estableció a partir del volumen de ventas del productor denunciante en el mercado comunitario, las ventas de los demás productores comunitarios establecidas sobre la base de las compras declaradas por los usuarios y las importaciones procedentes del país en cuestión basadas en las respuestas al cuestionario verificadas y de otros terceros países obtenidas de Eurostat.

(40)

Con arreglo a estos datos, el consumo comunitario disminuyó un 7 % en el período considerado. En 2003 y 2004, se registró un aumento considerable coincidiendo con el fuerte aumento del volumen de dióxidos de manganeso electrolíticos a precios muy bajos (– 35 %) importados de Sudáfrica y el cierre de un productor comunitario importante. En 2005, el consumo volvió a su nivel anterior y en el período de investigación se produjo otra disminución importante. La tendencia del consumo parece haber estado influida por el cierre en 2003 de un productor importante que representaba un tercio de la producción comunitaria.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Consumo comunitario Índice 2002 = 100

100

102

113

102

93

3.   Importaciones a la Comunidad procedentes del país en cuestión

(41)

El volumen de las importaciones de Sudáfrica se basó en cifras verificadas facilitadas por el único productor exportador. Como ya se ha mencionado, por motivos de confidencialidad, como el análisis solo afecta a una empresa, la mayoría de los indicadores se presentan indizados o se proporcionan intervalos.

(42)

La evolución de las importaciones, en volumen y en cuota de mercado, ha sido la siguiente:

 

2002

2003

2004

2005

PI

Volúmenes importados de Sudáfrica (toneladas), 2002 = 100

100

129

156

185

169

Cuota de mercado de Sudáfrica

30-40 %

40-50 %

44-54 %

60-70 %

60-70 %

Cuota de mercado de Sudáfrica, 2002 = 100

100

126

139

181

181

(43)

Si bien el consumo de dióxidos de manganeso electrolíticos disminuyó un 7 % durante el período considerado, las importaciones procedentes del país en cuestión aumentaron un 69 % durante el mismo período. Por consiguiente, la cuota de mercado de Sudáfrica aumentó drásticamente durante el período considerado en alrededor del 81 %, pasando de un intervalo situado entre el 30 y el 40 % a un intervalo entre el 60 y el 70 %.

(44)

Durante el período considerado, los precios medios de las importaciones disminuyeron un 31 % a pesar del incremento del precio de la materia prima principal.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Precios de las importaciones procedentes de Sudáfrica EUR/tonelada, 2002 = 100

100

70

65

66

69

(45)

Para determinar la subcotización de precios durante el período de investigación, los precios de venta pertinentes de la industria de la Comunidad eran los precios netos aplicados a los clientes independientes, ajustados, cuando procedía, a precio de fábrica, es decir, excluidos los costes de flete en la Comunidad y una vez deducidos descuentos y reducciones. Estos precios se compararon con los precios de venta aplicados por los productores exportadores sudafricanos netos sin descuentos y ajustados, cuando procedía, al precio cif en la frontera de la Comunidad, con un ajuste apropiado para tener en cuenta los costes de despacho en aduana y los costes posteriores a la importación.

(46)

La comparación mostró que, durante el período de investigación, el margen medio ponderado de subcotización de los precios, expresado en porcentaje de los precios de venta de la industria de la Comunidad, osciló entre el 11 y el 14 %. Había incluso niveles más altos de subcotización porque la industria de la Comunidad estaba sufriendo pérdidas sustanciales durante el período de investigación.

4.   Situación de la industria de la Comunidad

(47)

De conformidad con el artículo 3, apartado 5, del Reglamento de base, el examen del impacto de las importaciones objeto de dumping procedentes de Sudáfrica sobre la industria de la Comunidad incluyó un análisis de todos los factores e índices económicos que afectaban a la situación de dicha industria desde 2002 hasta el período de investigación. Como ya se ha mencionado, por motivos de confidencialidad, dado que el análisis solo afecta a una empresa, la mayoría de los indicadores se presentan indizados o se proporcionan intervalos.

(48)

La producción, la capacidad de producción y la utilización de la capacidad de la industria de la Comunidad evolucionaron como sigue:

 

2002

2003

2004

2005

PI

Producción, 2002 = 100

100

87

128

135

130

Capacidad, 2002 = 100

100

100

100

100

100

Utilización de la capacidad, 2002 = 100

100

87

128

135

130

(49)

Durante el período considerado, la producción comunitaria aumentó un 30 %. Sin embargo, la capacidad de producción se mantuvo estable durante todo el período considerado. El nivel de producción alcanzó un pico en 2005 después de un fuerte aumento del consumo registrado en el mercado comunitario en 2004, combinado con la liquidación de un productor importante y el incremento de la demanda en el mercado de exportación de la industria de la Comunidad. Desde 2004 hasta el período de investigación, cuando los precios de las materias primas se duplicaron, la industria de la Comunidad intentó lograr economías de escala y reducir el coste unitario de producción en el período de investigación.

(50)

Las existencias aumentaron un 32 % durante el período considerado, lo que refleja la dificultad creciente de la industria de la Comunidad para vender sus productos en el mercado comunitario debido a la competencia con importaciones objeto de dumping.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Existencias, 2002 = 100

100

71

48

113

132

(51)

Las cifras que figuran a continuación representan las ventas realizadas por la industria de la Comunidad a clientes independientes en la Comunidad.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Volumen de ventas en el mercado comunitario, 2002 = 100

100

80

152

113

91

Cuota de mercado, 2002 = 100

100

78

135

110

97

Precios medios de venta, 2002 = 100

100

76

71

75

75

(52)

En el contexto de la disminución de un 7 % en el consumo comunitario, la cuota de mercado de la industria de la Comunidad se redujo en un 3 %. Además, en términos absolutos, su volumen total de ventas en el mercado comunitario sufrió un descenso importante del 9 % durante el período considerado, con un descenso especialmente fuerte de 22 puntos porcentuales en el período de investigación.

(53)

Mientras que en 2004 la industria de la Comunidad pudo beneficiarse brevemente del incremento del consumo, aumentando su volumen de ventas en un 52 % y su cuota de mercado en un 35 % con respecto a 2002, en los años siguientes su participación en el mercado decreció de manera paralela al aumento muy importante del volumen de importaciones objeto de dumping procedentes de Sudáfrica.

(54)

Hubo una tendencia a la baja en los precios medios de venta a compradores no vinculados en el mercado comunitario hasta 2004. Esto pone de manifiesto los intentos de la industria de la Comunidad por competir con las importaciones objeto de dumping y mantenerse en el mercado. Sin embargo, en 2004 los precios descendieron a un nivel insostenible. Después, aumentaron cuatro puntos porcentuales en 2005. No obstante, a pesar de esta pequeña subida en 2005, que se confirmó en el período de investigación, la industria de la Comunidad no pudo adaptar sus precios a la evolución del precio del mineral de manganeso, la principal materia prima, que aumentó fuertemente, en casi un 100 %, entre 2004 y 2005.

(55)

La rentabilidad y el flujo de caja procedentes de la venta de dióxidos de manganeso electrolíticos de la industria de la Comunidad fueron muy negativos.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Margen de beneficio de explotación del producto en cuestión

(intervalo, %)

0 % a 20 %

0 % a – 20 %

0 % a 5 %

0 % a 3 %

0 % a – 20 %

Margen de beneficio de explotación del producto en cuestión, índice 2002 = 100

100

–85

20

13

–72

(56)

La rentabilidad se deterioró significativamente (– 172 %) durante el período considerado. Alcanzó su nivel más bajo en 2003 en el momento de la caída más brusca de los precios de importación (– 30 %). Mejoró en 2004 y 2005, con un aumento de las cantidades vendidas. En el período de investigación, la rentabilidad volvió a caer a su nivel más bajo debido a la presión de los precios y al aumento del coste de las materias primas.

(57)

El flujo de caja también se deterioró durante el período considerado, conforme a la reducción de la rentabilidad.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Flujo de caja, índice 2002 = 100

100

22

46

–35

–8

(58)

Las inversiones aumentaron un 7 % durante el período considerado. A mediados de dicho período, la industria de la Comunidad efectuó algunas inversiones para reducir los costes de producción y para el mantenimiento de las nuevas máquinas. En los siguientes, las inversiones continuaron, pero a un nivel más bajo.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Inversiones, 2002 = 100

100

67

126

109

107

(59)

El rendimiento de las inversiones derivado de la producción y las ventas del producto similar siguió la tendencia de las ventas y la rentabilidad, y fue negativo en 2003 y al final del período considerado.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Rendimiento de las inversiones, 2002 = 100

100

–58

18

10

–55

(60)

Se observó que la capacidad de la industria de la Comunidad para reunir capital no se vio afectada significativamente durante el período considerado, dado el volumen de las inversiones, que eran suficientes para cubrir las inversiones de capital necesarias.

(61)

La evolución del empleo, la productividad y los costes laborales de la industria de la Comunidad figuran en el cuadro siguiente:

 

2002

2003

2004

2005

PI

Número de empleados, 2002 = 100

100

68

69

70

67

Productividad (toneladas/empleado), 2002 = 100

100

129

184

192

195

Total de costes laborales, 2002 = 100

100

77

79

84

82

Costes laborales por trabajador, 2002 = 100

100

115

114

119

123

(62)

El número de trabajadores disminuyó un 33 % entre 2002 y el período de investigación. Ello se debió al descenso de las ventas y a los esfuerzos realizados por la industria de la Comunidad para mejorar la productividad. En efecto, el resultado de este proceso de racionalización en la industria de la Comunidad se reflejó en la tasa de productividad, que mostró una considerable tendencia al alza durante el período considerado.

(63)

Los costes laborales totales se redujeron significativamente en un 18 %. El coste medio por trabajador aumentó en términos relativos, teniendo en cuenta la evolución de la inflación. Sin embargo, en conjunto, la parte de los costes laborales en los costes totales de producción disminuyó considerablemente, mostrando una mejora clara en materia de eficacia.

(64)

El margen de dumping se indica más arriba en la sección al efecto. Dicho margen se halla claramente por encima de los niveles mínimos. Además, teniendo en cuenta el volumen y el precio de las importaciones objeto de dumping, la incidencia del margen real de dumping no puede considerarse insignificante.

(65)

No hay indicación de que la industria de la Comunidad se esté recuperando de los efectos de prácticas de dumping anteriores o subvenciones.

5.   Conclusión sobre el perjuicio

(66)

Se recuerda que las importaciones procedentes de Sudáfrica han aumentado considerablemente, tanto en términos absolutos como de cuota de mercado. En efecto, durante el período considerado las importaciones aumentaron un 69 % en términos absolutos y alrededor de un 81 % en relación con el consumo comunitario, alcanzando una cuota de mercado situada entre el 60 y el 70 %.

(67)

Además, durante el período de investigación las importaciones objeto de dumping del producto en cuestión subcotizaron sustancialmente los precios de venta de la industria de la Comunidad. Sobre la base de una media ponderada, la subcotización de los precios en el período de investigación se situó entre el 11 y el 14 %.

(68)

Mientras que en el período considerado, el consumo comunitario disminuyó un 7 %, el volumen de ventas de la industria de la Comunidad se redujo en un 9 % y la cuota de mercado en un 3 %. Estos indicadores se deterioraron drásticamente en el período de investigación; en comparación con 2005, las ventas experimentaron un descenso de 22 puntos porcentuales y la cuota de mercado disminuyó 13 puntos porcentuales.

(69)

Debido a la disminución del volumen de ventas, de la cuota de mercado y de los precios, la industria de la Comunidad no pudo repercutir en sus clientes el aumento global de los precios de las materias primas, lo que provocó una situación de rentabilidad muy negativa (pérdida).

(70)

Pese a las inversiones considerables de la industria de la Comunidad durante el período considerado y sus esfuerzos sostenidos por aumentar la productividad y la competitividad, se observó que su rentabilidad, el flujo de caja y el rendimiento de las inversiones se redujeron drásticamente y alcanzaron niveles muy negativos.

(71)

La situación de deterioro de la industria de la Comunidad durante el período considerado también se vio confirmada por la evolución negativa del empleo.

(72)

Habida cuenta de lo anterior, se concluye provisionalmente que la industria de la Comunidad sufrió un perjuicio importante en el sentido de lo dispuesto en el artículo 3 del Reglamento de base.

E.   NEXO CAUSAL

1.   Observación preliminar

(73)

De conformidad con el artículo 3, apartados 6 y 7, del Reglamento de base, se examinó si existía un nexo causal entre las importaciones objeto de dumping procedentes de Sudáfrica y el perjuicio importante sufrido por la industria de la Comunidad. Se analizaron también otros factores conocidos distintos de las importaciones objeto de dumping que pudieran haber perjudicado al mismo tiempo a la industria de la Comunidad, a fin de garantizar que el posible perjuicio causado por estos factores no se atribuyera a las importaciones objeto de dumping.

2.   Incidencia de las importaciones de Sudáfrica

(74)

Tal como se establece en los considerandos 43 y 44, las importaciones crecieron continuamente y de manera significativa durante el período considerado: 69 % en términos de volumen y 81 % en términos de mercado. El precio unitario de venta de las importaciones de Sudáfrica disminuyó un 31 % durante dicho período. En el período de investigación, los precios de las importaciones originarias de Sudáfrica subcotizaron los precios de la industria de la Comunidad entre un 11 y un 14 %.

(75)

Los efectos de las importaciones objeto de dumping se manifiestan claramente en la decisión adoptada por varios usuarios importantes, que representan más del 60 % del consumo total, de cambiar sus compras a la industria de la Comunidad a favor del producto de Sudáfrica. Aunque al principio del período considerado, dichos usuarios solo compraban cantidades marginales de Sudáfrica, al final de dicho período y en el período de investigación cubrían entre el 70 y el 100 % de sus necesidades con el producto sudafricano.

(76)

Al mismo tiempo, la industria de la Comunidad tuvo que reducir drásticamente sus precios para mantener sus contratos de venta con otros usuarios.

(77)

La cuota de mercado decreciente de industria de la Comunidad en el período considerado ha de ser analizada teniendo en cuenta el aumento del volumen y la cuota de mercado de las importaciones procedentes de Sudáfrica. Además, en 2005 y en el período de investigación, cuando el consumo comunitario se redujo en un 18 %, en comparación con su marcado crecimiento en 2004, las importaciones de Sudáfrica aumentaron un 8 % en términos absolutos y alrededor del 31 % en términos de cuota de mercado. Al mismo tiempo, la industria de la Comunidad perdió un 28 % de cuota de mercado y un 40 % de ventas.

(78)

En consecuencia, puede concluirse provisionalmente que la presión ejercida por las importaciones objeto de dumping, que aumentaron drásticamente su volumen y cuota de mercado de 2002 en adelante, y que se realizaron a precios de dumping y a niveles significativos de subcotización, desempeñaron un papel determinante en el descenso de las ventas de la industria de la Comunidad y, por tanto, en su rentabilidad, evolución del flujo de caja y situación negativa con respecto al rendimiento de las inversiones, el empleo y el aumento de las existencias.

3.   Efecto de otros factores

(79)

La evolución de las importaciones procedentes de otros terceros países según los datos de Eurostat fue la siguiente:

 

2002

2003

2004

2005

PI

Importaciones originarias de otros terceros países

5 541

4 677

5 992

2 876

2 878

Índice, 2002 = 100

100

84

108

52

52

Cuota de mercado

15 %

12 %

14 %

7 %

8 %

Índice, 2002 = 100

100

82

96

51

56

Precio medio de las importaciones

1 527

1 204

1 226

1 550

1 537

Índice, 2002 = 100

100

79

80

101

101

(80)

Al principio del período considerado, las importaciones de dióxidos de manganeso electrolíticos procedentes de otros terceros países representaban un 15 % de la cuota de mercado. En los años siguientes, esas importaciones sufrieron un descenso importante y al final del período de investigación solo suponían el 8 % de la cuota de mercado. Sus precios se mantuvieron en gran medida a un nivel más elevado que el de los precios sudafricanos e, incluso, subieron un 1 %.

(81)

Varias observaciones sostienen que las importaciones de dióxidos de manganeso electrolíticos de China, que no es un país afectado por la investigación, han contribuido considerablemente al perjuicio sufrido por el productor comunitario. Sin embargo, las importaciones de China en el período de investigación, aunque su precio medio era inferior al del producto sudafricano, representaban solo el 0,6 % de todas las importaciones de terceros países, por lo que no puede considerarse que rompían el nexo causal entre las importaciones objeto de dumping y el perjuicio importante sufrido por la industria de la Comunidad.

(82)

También se examinó si las exportaciones a países no pertenecientes a la UE podían haber contribuido al perjuicio sufrido durante el período considerado.

(83)

Se constató que el volumen de las exportaciones de la industria de la Comunidad aumentó un 9 % durante el período considerado y, aunque el precio de exportación disminuyó un 14 %, era muy superior al coste unitario de producción. Por consiguiente, no es posible que el comportamiento de las exportaciones de la industria de la Comunidad contribuyera al perjuicio durante ese período.

(84)

Como se ha indicado anteriormente, al principio del período considerado había otros dos productores en la Comunidad.

(85)

Uno de ellos, establecido en Irlanda, cesó la producción en 2003 por problemas financieros debidos a la reducción importante de las ventas como consecuencia de la fuerte presión sobre los precios ejercida por las importaciones objeto de dumping. El otro productor, establecido en España, no cooperó en el procedimiento. A consecuencia de esta falta de cooperación, los datos sobre las ventas de otros productores en el mercado comunitario se obtuvieron a partir de cuestionarios para usuarios. De acuerdo con los resultados de la investigación, la última empresa fabricaba pilas y dióxidos de manganeso electrolíticos. Parece que la mayoría de estos últimos eran utilizados por la misma empresa en su propia producción de pilas. Sin embargo, esa empresa desempeñaba también un papel cada vez más importante en el mercado comunitario de dióxidos de manganeso electrolíticos.

(86)

Está claro que la visión de conjunto de otros productores comunitarios está influida por el hecho de que uno cesara sus actividades en 2003 y el otro no vendiera cantidades sustanciales en el mercado comunitario en el período considerado. Sin embargo, de los datos obtenidos en la investigación puede concluirse que dichos productores comunitarios se veían también afectados por la presión sobre los precios de las importaciones sudafricanas y las evoluciones en el mercado, ya que su cuota de mercado disminuyó, pasando de un intervalo situado entre el 10 y el 25 % a un intervalo entre el 4 y el 10 %. En consecuencia, las ventas de otros productores comunitarios no pudieron ser responsables del perjuicio sufrido por la industria de la Comunidad.

(87)

También se examinó si la contracción de la demanda en el mercado comunitario podía haber contribuido al perjuicio sufrido durante el período considerado. Se constató que no era así. Tal como se establece en los considerandos 52 y 77, las ventas de la industria de la Comunidad disminuyeron más que el consumo total de la Comunidad, mientras que la cuota de mercado correspondiente de las importaciones sudafricanas disminuyó significativamente.

(88)

Se alegó que el perjuicio había sido causado principalmente por el incremento mundial del precio de la materia prima básica: el mineral de manganeso. Los precios de este, que hasta 2004 permanecieron estables, se duplicaron de pronto en 2005 y disminuyeron ligeramente durante el período de investigación. Esto aumentó el coste unitario de producción de la industria de la Comunidad en un 19 %.

(89)

Sin embargo, como los precios de las importaciones de Sudáfrica solo subieron un punto porcentual durante el mismo período (2004-2005), la industria de la Comunidad, que intentó competir con las importaciones objeto de dumping y permanecer en el mercado, no pudo repercutir el incremento del coste total en los usuarios intermedios. La industria de la Comunidad solo pudo aumentar sus precios en cuatro puntos porcentuales, que siguieron de este modo por debajo del coste de producción.

 

2002

2003

2004

2005

PI

Coste total de producción, 2002 = 100

100

89

103

110

119

Coste unitario total por tonelada, 2002 = 100

100

98

80

85

95

Precios de venta unitarios, 2002 = 100

100

76

71

75

75

(90)

En estas circunstancias, se consideró que el aumento de los costes no era por sí mismo el factor causante del perjuicio, sino el hecho de que la industria de la Comunidad no fuera capaz de repercutir dicho aumento en sus clientes debido a la presión a la baja sobre los precios ejercida por las importaciones sudafricanas objeto de dumping, que no reflejaban la subida de los precios de las materias primas. En consecuencia, se rechazó esta alegación.

(91)

Algunas partes sostuvieron que el exceso de oferta mundial de dióxidos de manganeso electrolíticos resultante de la creciente capacidad de producción de China ha hecho bajar los precios de dichos productos y era, por tanto, la causa del perjuicio a la industria de la Comunidad.

(92)

Sin embargo, dado el bajo volumen de importaciones procedentes de China y a pesar de su precio relativamente bajo en el período considerado, esta alegación no se consideró válida.

(93)

Algunas partes alegaron además que la disminución de los precios de venta de los dióxidos de manganeso electrolíticos en la industria de la Comunidad se debía al aumento de la competencia entre los productores de pilas y la presión sobre los precios sufrida por ellos, y no a las importaciones objeto de dumping procedentes de Sudáfrica.

(94)

La investigación mostró que, en efecto, los productores de pilas de la Comunidad estaban sujetos a la presión sobre los precios derivada del aumento global de los costes de las materias primas y la mayor competencia. Sin embargo, se constató que, dado el bajo número de productores de dióxidos de manganeso electrolíticos que operan en el mercado comunitario, dichos productores disponen de un poder importante para negociar los precios del producto en cuestión con los productores de pilas. Se considera, por tanto, que la reducción de los precios de venta comunitarios de dióxidos de manganeso electrolíticos se deriva directamente de las importaciones objeto de dumping y la subcotización practicada por el productor exportador sudafricano desde el comienzo del período considerado y no de la presunta presión sobre los precios de los productores de pilas. Teniendo en cuenta lo anterior, se concluyó provisionalmente que la competencia creciente entre los productores de pilas no rompía el nexo causal entre las importaciones objeto de dumping de Sudáfrica y el perjuicio importante sufrido por la industria de la Comunidad.

4.   Conclusión sobre la causalidad

(95)

El análisis anterior muestra que hubo un aumento drástico del volumen y la cuota de mercado de las importaciones originarias de Sudáfrica durante todo el período considerado, así como una reducción considerable de sus precios, unida a una subcotización importante de los precios, en el período de investigación. Este aumento de la cuota de mercado de las importaciones objeto de dumping coincidió con un aumento importante del volumen de ventas y la cuota de mercado de la industria de la Comunidad. Esto, y la presión a la baja sobre los precios, ocasionó, entre otras cosas, pérdidas sustanciales a la industria de la Comunidad durante el período de investigación.

(96)

Además, un examen de los demás factores que podrían haber perjudicado a la industria de la Comunidad reveló que ninguno de ellos podría haber tenido un impacto negativo tan significativo en dicha industria como las importaciones objeto de dumping procedentes de Sudáfrica.

(97)

De acuerdo con lo anterior, se concluye provisionalmente que las importaciones objeto de dumping han causado un perjuicio importante a la industria de la Comunidad en el sentido de lo dispuesto en el artículo 3, apartado 6, del Reglamento de base.

F.   INTERÉS DE LA COMUNIDAD

1.   Consideraciones generales

(98)

Con arreglo al artículo 21 del Reglamento de base, se ha analizado si, a pesar de las conclusiones sobre el dumping, el perjuicio y el nexo causal, existen razones imperiosas para concluir que es contrario al interés de la Comunidad imponer medidas antidumping a las importaciones procedentes del país en cuestión.

(99)

La Comisión envío un cuestionario al único importador de dióxidos de manganeso electrolíticos procedentes de Sudáfrica y a todos los usuarios industriales conocidos o que pudieran estar afectados por las medidas. Se recibieron respuestas al cuestionario del importador y de cuatro usuarios importantes del producto en cuestión en la Comunidad.

2.   Interés de la industria de la Comunidad

(100)

Se recuerda que la industria de la Comunidad está formada por un productor, que cuenta con instalaciones de producción en Grecia, cuyas ventas y rentabilidad se deterioraron significativamente durante el período considerado, lo que afectó negativamente a su cuota de mercado, empleo, rendimiento de las inversiones y flujo de caja.

(101)

Si no se imponen medidas antidumping, es probable que, como resultado de la presión sobre los precios ejercida por las importaciones objeto de dumping, la falta de rentabilidad obligue a la industria de la Comunidad a dejar de producir dióxidos de manganeso electrolíticos. Se recuerda que uno de los productores comunitarios cesó la producción durante el período considerado. Esto coincidió con el aumento de la presión de las importaciones de Sudáfrica en el mercado comunitario. Por otra parte, el productor comunitario denunciante se vio obligado a detener temporalmente la producción durante un mes en 2003, y ha informado a la Comisión de que esta situación se repitió durante un período más largo en 2007.

(102)

Se observa que, al igual que el productor exportador de Sudáfrica, la industria de la Comunidad produce solamente dióxidos de manganeso electrolíticos y que las líneas de producción no pueden utilizarse para fabricar otros productos.

(103)

Sin embargo, se espera que, a raíz de la imposición de medidas antidumping, aumenten los volúmenes de ventas y los precios de la industria de la Comunidad en el mercado comunitario, lo cual mejoraría la rentabilidad de dicha industria y evitaría el cierre.

(104)

Es evidente, por tanto, que la adopción de medidas antidumping redundaría en interés de la industria de la Comunidad.

3.   Interés de los usuarios

(105)

El único sector que utiliza dióxidos de manganeso electrolíticos es el de la producción de pilas primarias alcalinas y de carbono-cinc.

(106)

Como se ha indicado anteriormente, se enviaron cuestionarios a todos los productores de pilas de la Comunidad conocidos. Se recibieron respuestas de cuatro empresas, que representan el 93 % del consumo comunitario. Tres respuestas se verificaron in situ.

(107)

Como ya se ha señalado antes, se constató que los productores de pilas de la CE estaban bajo una presión considerable como consecuencia de los aumentos globales de los precios de las materias primas (cinc, níquel, cobre y acero) y la creciente competencia mundial del mercado de las pilas. Alegaron que la imposición de medidas antidumping sobre las importaciones de Sudáfrica incrementaría la presión existente sobre los precios y provocaría pérdidas, ya que no estarían en condiciones de repercutir las posibles subidas de precios en sus clientes. Sin embargo, se constató que, por lo general, su situación financiera era buena, con beneficios sustanciales antes de impuestos en el período de investigación, y que habían aumentado sus volúmenes de ventas durante el período considerado gracias a la imagen pública positiva de sus marcas. A partir de la información recibida, pudo comprobarse que el coste de los dióxidos de manganeso electrolíticos para la producción de pilas puede variar entre un 10 y un 15 % (dependiendo del tamaño de la pila) de los costes totales y fue posible calcular que el establecimiento del derecho antidumping al nivel propuesto no aumentaría el precio estimado de las pilas en más de 0,01 o 0,02 EUR. El incremento del precio de las pilas que puede derivarse del establecimiento de derechos antidumping se obtuvo aplicando el nivel propuesto del derecho a los costes de producción de diferentes tamaños de pilas.

(108)

Aunque generalmente se oponían a la imposición de medidas, varios usuarios admitieron que la desaparición de la industria de la Comunidad tendría posiblemente un efecto negativo en su situación y competencia en el mercado comunitario, ya que la industria de la Comunidad es un productor de dióxidos de manganeso electrolíticos de alta calidad apropiados para la producción de pilas de calidad superior. Por consiguiente, si la industria de la Comunidad desapareciera los usuarios correrían el riesgo de depender de Sudáfrica para abastecerse de los dióxidos de manganeso electrolíticos.

(109)

Teniendo en cuenta lo anterior, puede concluirse provisionalmente que es improbable que la imposición de medidas antidumping afecte seriamente a la situación de la industria usuaria.

4.   Interés de los importadores/comerciantes no vinculados en la Comunidad

(110)

El único importador comunitario de dióxidos de manganeso electrolíticos procedentes de Sudáfrica cooperó en la investigación. Sobre la base de la información presentada, se constató que dicho importador era un agente exclusivo e independiente de Delta. Todas las importaciones de dióxidos de manganeso electrolíticos procedentes de Sudáfrica se vendieron en la Comunidad a través de esta empresa. Sus actividades comerciales representaban menos del 20 % de su volumen de negocios. Dicho importador expresó su preocupación por la posible imposición de medidas. Sin embargo, aunque sus ventas disminuyeron después de la imposición de medidas y se redujeron las comisiones del agente, se espera que mantenga una buena situación financiera y es improbable que se vea significativamente afectado por las medidas. Así pues, está claro que el impacto del derecho antidumping sería soportado por los usuarios.

(111)

Sobre esta base, se ha concluido provisionalmente que no es probable que la imposición de medidas antidumping tenga un efecto negativo grave en la situación de los importadores de la Comunidad.

5.   Conclusión sobre el interés de la Comunidad

(112)

Cabe esperar que los efectos de la imposición de medidas permitan a la industria de la Comunidad recuperar las ventas y cuotas de mercado perdidas y mejorar su rentabilidad. En vista del deterioro de la situación de la industria de la Comunidad, existe un riesgo considerable de que, si no se adoptan medidas, la industria de la Comunidad pueda cerrar sus instalaciones de producción y despedir a sus trabajadores.

(113)

Dado el uso del producto en cuestión en la producción de pilas, en la que el coste de los dióxidos de manganeso electrolíticos no es significativo en comparación con el valor de los productos finales, el impacto para los usuarios no debería ser importante, tal como se indica en el considerando 107.

(114)

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, se concluye, de manera provisional, que no existen razones imperiosas para no imponer derechos antidumping sobre las importaciones de determinados dióxidos de manganeso originarios de Sudáfrica.

G.   MEDIDAS ANTIDUMPING PROVISIONALES

1.   Nivel de eliminación del perjuicio

(115)

Teniendo en cuenta las conclusiones relativas al dumping, al perjuicio resultante, a la causalidad y al interés comunitario, deben imponerse medidas provisionales para evitar que las importaciones objeto de dumping causen más perjuicios a la industria de la Comunidad.

(116)

El nivel de las medidas debe ser suficiente para eliminar el perjuicio causado por esas importaciones a la industria de la Comunidad, aunque sin rebasar los márgenes de dumping observados. Al calcular el importe del derecho necesario para suprimir los efectos del dumping perjudicial, se consideró que cualquier medida debería permitir a la industria de la Comunidad cubrir sus costes de producción y obtener un beneficio global antes de impuestos equivalente al que cabría razonablemente esperar de una industria de este tipo sobre las ventas del producto similar en la Comunidad en condiciones normales de competencia, es decir, si no hubiera importaciones objeto de dumping. El margen de beneficio antes de impuestos utilizado para ese cálculo corresponde al beneficio alcanzado por la industria de la Comunidad al comienzo del período considerado, en un momento en que los precios sudafricanos de los dióxidos de manganeso electrolíticos estaban al mismo nivel que los del producto vendido por la industria de la Comunidad.

(117)

A continuación se determinó el incremento de los precios necesario comparando la media ponderada del precio de importación, según se había establecido en los cálculos de subcotización de los precios (véase el considerando 45), con el precio no perjudicial del producto similar vendido por la industria de la Comunidad en el mercado comunitario. El precio no perjudicial se obtuvo ajustando el precio de venta de la industria de la Comunidad para tener en cuenta las pérdidas y beneficios reales durante el período de investigación, y añadiendo el margen de beneficio mencionado anteriormente. Cualquier diferencia derivada de esta comparación se expresó como porcentaje del valor total cif de importación.

(118)

El margen de perjuicio fue notablemente mayor que el margen de dumping constatado.

2.   Medidas provisionales

(119)

Habida cuenta de lo anterior, se considera que, de conformidad con el artículo 7, apartado 2, del Reglamento de base, debe establecerse un derecho antidumping provisional al nivel del margen de dumping constatado, ya que es inferior al margen de perjuicio calculado anteriormente.

(120)

En vista de lo expuesto anteriormente, los derechos provisionales propuestos son los siguientes:

Delta E.M.D (Pty) Ltd

14,9 %

Todas las demás empresas

14,9 %

H.   DISPOSICIÓN FINAL

(121)

En aras de una buena gestión, deberá fijarse un período en el cual las partes interesadas que se dieron a conocer en el plazo especificado en el anuncio de inicio puedan hacer llegar sus puntos de vista por escrito y solicitar una audiencia. Además, se deberá hacer constar que todas las conclusiones relativas al establecimiento de derechos antidumping formuladas a efectos del presente Reglamento son provisionales y podrán reconsiderarse a efectos de cualquier medida definitiva.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

1.   Se establece un derecho antidumping provisional sobre las importaciones de dióxidos de manganeso electrolíticos (es decir, dióxidos de manganeso producidos mediante un proceso electrolítico), no tratados térmicamente después de dicho proceso, clasificados en el código NC ex 2820 10 00 (código TARIC 2820100010) y originarios de Sudáfrica.

2.   El tipo del derecho antidumping provisional aplicable al precio neto franco en frontera de la Comunidad, no despachado de aduana, de los productos fabricados por las empresas enumeradas a continuación será el siguiente:

Empresa

Derecho antidumping

Código TARIC adicional

Delta E.M.D. (Pty) Ltd

14,9 %

A828

Todas las demás empresas

14,9 %

A999

3.   El despacho a libre práctica en la Comunidad del producto mencionado en el apartado 1 estará sujeto a la constitución de una garantía equivalente al importe del derecho provisional.

4.   Salvo que se disponga lo contrario, serán de aplicación las disposiciones vigentes en materia de derechos de aduana.

Artículo 2

Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 20 del Reglamento (CE) no 384/96, las partes interesadas podrán solicitar que se les informe de los principales hechos y consideraciones sobre cuya base se adoptó el presente Reglamento, dar a conocer sus opiniones por escrito y solicitar ser oídas por la Comisión en el plazo de un mes a partir de la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento.

De conformidad con el artículo 21, apartado 4, del Reglamento (CE) no 384/96, las partes interesadas podrán presentar observaciones respecto a la aplicación del presente Reglamento en el plazo de un mes a partir de la fecha de su entrada en vigor.

Artículo 3

El presente Reglamento entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El artículo 1 del presente Reglamento se aplicará durante un período de seis meses.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Peter MANDELSON

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 56 de 6.3.1996, p. 1. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) no 2117/2005 (DO L 340 de 23.12.2005, p. 17).

(2)  DO C 314 de 21.12.2006, p. 78.


18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/21


REGLAMENTO (CE) N o 1067/2007 DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

por el que se inscribe una denominación en el registro de denominaciones de origen protegidas y de indicaciones geográficas protegidas [Staffordshire Cheese (DOP)]

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Visto el Reglamento (CE) no 510/2006 del Consejo, de 20 de marzo de 2006, sobre la protección de las indicaciones geográficas y de las denominaciones de origen de los productos agrícolas y alimenticios (1), y, en particular, su artículo 7, apartado 4, párrafo primero,

Considerando lo siguiente:

(1)

De conformidad con el artículo 6, apartado 2, párrafo primero, del Reglamento (CE) no 510/2006, y en aplicación del artículo 17, apartado 2, de ese mismo Reglamento, la solicitud presentada por el Reino Unido para el registro de la denominación «Staffordshire Cheese» se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea  (2).

(2)

Con arreglo al artículo 7 del Reglamento (CE) no 510/2006, se presentó a la Comisión una declaración de oposición. Dado que esa declaración de oposición ha sido retirada con posterioridad, debe, pues, registrarse la citada denominación.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

Queda registrada la denominación que figura en el anexo del presente Reglamento.

Artículo 2

El presente Reglamento entrará en vigor el vigésimo día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Mariann FISCHER BOEL

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 93 de 31.3.2006, p. 12. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) no 952/2007 de la Comisión (DO L 210 de 10.8.2007, p. 26).

(2)  DO C 148 de 24.6.2006, p. 12.


ANEXO

Productos agrícolas destinados al consumo humano enumerados en el anexo I del Tratado:

Categoría 1.3.

Quesos

REINO UNIDO

Staffordshire Cheese (DOP)


18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/22


REGLAMENTO (CE) N o 1068/2007 DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

por el que se aprueba una modificación que no es de menor importancia del pliego de condiciones de una denominación inscrita en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas [Queso Nata de Cantabria (DOP)]

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Visto el Reglamento (CE) no 510/2006 del Consejo, de 20 de marzo de 2006, sobre la protección de las indicaciones geográficas y de las denominaciones de origen de los productos agrícolas y alimenticios (1), y, en particular, su artículo 7, apartado 4, párrafo primero,

Considerando lo siguiente:

(1)

De conformidad con el artículo 9, apartado 1, párrafo primero, y en aplicación del artículo 17, apartado 2, del Reglamento (CE) no 510/2006, la Comisión ha examinado la solicitud de España con vistas a la aprobación de una modificación del pliego de condiciones de la indicación geográfica protegida «Queso de Cantabria», registrada en virtud del Reglamento (CE) no 1107/96 de la Comisión (2).

(2)

Dado que esa modificación no es de menor importancia con arreglo al artículo 9 del Reglamento (CE) no 510/2006, la Comisión ha publicado la solicitud de modificación en el Diario Oficial de la Unión Europea  (3) en aplicación del artículo 6 del citado Reglamento. La modificación debe aprobarse, ya que no se ha notificado a la Comisión ninguna declaración de oposición de conformidad con el artículo 7 del Reglamento (CE) no 510/2006.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

Queda aprobada la modificación del pliego de condiciones publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea con respecto a la denominación que figura en el anexo del presente Reglamento.

Artículo 2

El presente Reglamento entrará en vigor el vigésimo día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Mariann FISCHER BOEL

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 93 de 31.3.2006, p. 12. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) no 952/2007 de la Comisión (DO L 210 de 10.8.2007, p. 26).

(2)  DO L 148 de 21.6.1996, p. 1. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) no 2156/2005 (DO L 342 de 24.12.2005, p. 54).

(3)  DO C 288 de 25.11.2006, p. 8.


ANEXO

Productos agrícolas destinados al consumo humano enumerados en el anexo I del Tratado

Categoría 1.3.

Quesos

ESPAÑA

Queso Nata de Cantabria (DOP).


18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/23


REGLAMENTO (CE) N o 1069/2007 DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

por el que se establece un derecho antidumping provisional sobre las importaciones de alcohol polivinílico (PVA) originarias de la República Popular China

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Visto el Reglamento (CE) no 384/96 del Consejo, de 22 de diciembre de 1995, relativo a la defensa contra las importaciones que sean objeto de dumping por parte de países no miembros de la Comunidad Europea (1) («el Reglamento de base»), y, en particular, su artículo 7,

Previa consulta al Comité consultivo,

Considerando lo siguiente:

1.   PROCEDIMIENTO

1.1.   Inicio

(1)

El 19 de diciembre de 2006, en virtud del artículo 5 del Reglamento de base, la Comisión comunicó mediante un anuncio («el anuncio de inicio»), publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea  (2), el inicio de un procedimiento antidumping relativo a las importaciones de alcohol polivinílico («PVA») originario de la República Popular China («RPC») y de Taiwán («los países afectados»).

(2)

El procedimiento se inició a raíz de una denuncia presentada el 6 de noviembre de 2006 por Kuraray Specialties Europe GmbH («el denunciante»), desde enero de 2007 denominado Kuraray Europe GmbH, que representa una proporción importante, en este caso más del 25 %, de la producción comunitaria total de alcohol polivinílico. La denuncia incluía indicios razonables de dumping de PVA originario de los países afectados y del importante perjuicio derivado, que se consideraron suficientes para justificar el inicio de un procedimiento.

1.2.   Partes afectadas por el procedimiento

(3)

La Comisión comunicó oficialmente el inicio del procedimiento al productor denunciante y a otros productores comunitarios conocidos, a los productores exportadores de los países en cuestión, a los importadores/operadores y usuarios notoriamente afectados, así como a los representantes de los países exportadores afectados. Se ofreció a las partes interesadas la posibilidad de dar a conocer sus puntos de vista por escrito y de solicitar ser oídas en el plazo fijado en el anuncio de inicio del procedimiento. Se concedió audiencia a todas las partes interesadas que lo solicitaron y demostraron que existían razones específicas por las que debían ser oídas.

(4)

A fin de permitir a los productores exportadores de la República Popular China que así lo desearan presentar una solicitud de concesión de trato de economía de mercado («TEM») o de trato individual («TI»), la Comisión envió los formularios oportunos a los productores exportadores notoriamente afectados y a las autoridades de ese país. Un productor exportador solicitó la concesión del trato de economía de mercado, de conformidad con el artículo 2, apartado 7, letra b), del Reglamento de base, o del trato individual en caso de que la investigación demostrara que no reunía las condiciones para el primero.

(5)

Habida cuenta del aparentemente elevado número de productores exportadores en la República Popular China y de importadores en la Comunidad, en el anuncio de inicio se previó la posibilidad de recurrir al muestreo en lo que respecta a estas partes para la determinación del dumping y del perjuicio, de conformidad con el artículo 17 del Reglamento de base.

(6)

No obstante, en lo que respecta a los productores exportadores de la República Popular China, teniendo en cuenta que únicamente cooperaron tres productores exportadores, se decidió posteriormente que no sería necesario efectuar un muestreo.

(7)

En cuanto a los importadores de PVA, la Comisión pidió a todos los importadores conocidos que facilitaran información sobre las importaciones y las ventas del producto afectado. A partir de la información recibida de los catorce importadores que cooperaron, la Comisión seleccionó una muestra de cinco importadores, dos de los cuales estaban situados en Alemania, uno en Italia, uno en los Países Bajos y uno en los Estados Unidos de América. Dichos importadores representaban el mayor volumen representativo de ventas en la Comunidad (aproximadamente el 80 %) de los importadores que cooperaron, que podía investigarse razonablemente habida cuenta del plazo disponible.

(8)

La Comisión envió cuestionarios a todas las partes interesadas conocidas y a todas las demás empresas que se dieron a conocer en los plazos establecidos en el anuncio de inicio. Se recibieron respuestas al cuestionario de dos productores comunitarios, tres productores exportadores de la República Popular China, un productor exportador en Taiwán, los cinco importadores incluidos en la muestra y siete usuarios en la Comunidad.

(9)

En lo que se refiere a las respuestas al cuestionario recibidas de los usuarios, dos de ellas estaban incompletas y, por consiguiente, no pudieron tenerse en cuenta. Además, varios usuarios remitieron comentarios sin responder al cuestionario.

(10)

Uno de los importadores incluidos en la muestra canceló en dos ocasiones, en una fase muy tardía, una visita de inspección acordada. En consecuencia, los datos comunicados por esta empresa no pudieron verificarse y no pudieron tenerse en cuenta de forma provisional.

(11)

La Comisión recogió y verificó toda la información que consideró necesaria para el trato de economía de mercado o el trato individual en el caso de la República Popular China y para la determinación provisional del dumping, el perjuicio resultante y el interés de la Comunidad para los dos países afectados. Se llevaron a cabo inspecciones in situ en los locales de las siguientes empresas:

a)

Productores comunitarios:

Kuraray Europe GmbH, Frankfurt, Alemania

Celanese Chemicals Ibérica SL, Tarragona, España

b)

Productor exportador de Taiwán:

Chang Chun Petrochemical Co. Ltd, Taipei

c)

Productor exportador de la República Popular China:

Shanxi Sanwei Group Co., Ltd, Hongdong

d)

Importadores no vinculados de la Comunidad:

Cordial Beheer en Registergoederen BV, Winschoten, Países Bajos

Menssing Chemiehandel & Consultants GmbH, Hamburgo, Alemania

Omya Peralta GmbH, Hamburgo, Alemania

e)

Usuarios en la Comunidad:

Cordial Beheer en Registergoederen BV, Winschoten, Países Bajos

Wacker Chemie AG, Burghausen, Alemania.

(12)

Teniendo en cuenta que era necesario determinar un valor normal para los productores exportadores de la República Popular China que no habían solicitado el trato de economía de mercado o a los que no se les podía conceder, se efectuó una inspección para determinar el valor normal con arreglo a los datos del país análogo previsto en el anuncio de inicio, Japón, en los locales del siguiente productor:

Kuraray Japan, Tokyo.

1.3.   Período de investigación

(13)

La investigación sobre el dumping y el perjuicio abarcó el período comprendido entre el 1 de octubre de 2005 y el 30 de septiembre de 2006 («el período de investigación»). El análisis de las tendencias pertinentes para la evaluación del perjuicio abarcó desde el 1 de enero de 2003 hasta el final del período de investigación («el período considerado»).

2.   PRODUCTO AFECTADO Y PRODUCTO SIMILAR

2.1.   Producto afectado

(14)

El producto afectado son determinados alcoholes polivinílicos (PVA) en forma de resinas homopoliméricas con una viscosidad (medida en una solución al 4 %) mínima de 3 mPas y máxima de 61 mPas, y con un grado de hidrólisis mínimo de 84,0 mol % y máximo de 99,9 mol %, originarios de la República Popular China y de Taiwán («el producto afectado»), normalmente clasificados en el código NC ex 3905 30 00.

(15)

El PVA se produce mediante hidrólisis de acetato de polivinilo, que se fabrica a través de la polimerización de monómero de acetato de vinilo (este último se produce, principalmente, a partir de etileno y ácido acético). El PVA tiene una gran variedad de aplicaciones. En la Comunidad, se utiliza principalmente para la producción de butiral de polivinilo (PVB) (del 25 % al 29 % del consumo), adyuvantes de la polimerización (del 21 % al 25 %), revestimientos de papel (del 17 % al 21 %) y adhesivos (del 13 % al 17 %), y para el apresto de telas (del 8 % al 12 %).

(16)

Un usuario comunitario afirmó que un producto específico que había adquirido procedente de la República Popular China no debía considerarse como producto afectado, debido a que: i) no es un modelo estándar de PVA y posee características químicas y físicas muy específicas, y ii) tiene usos o aplicaciones diferentes de los del PVA básico.

(17)

En lo que se refiere al primer argumento, se descubrió que este modelo entra dentro de la descripción del producto que se presenta en el anterior considerando 14 y que comparte sus características físicas y técnicas básicas con los otros modelos que entran dentro de la definición del producto. En cuanto al segundo argumento, este modelo concreto de PVA se utilizó para la producción de PVB, que, tal como se indicaba en el anterior considerando 15, no es solamente la aplicación más importante sino asimismo el mercado con mayor crecimiento para el PVA en la Comunidad. No sería realista considerar que un mercado de estas características no es estándar. Además, se descubrió que los precios medios pagados por el PVA para las diferentes aplicaciones se encontraban dentro de los mismos niveles. A la vista de todas estas observaciones, se consideró que no había motivos para excluir este modelo de la definición del producto y, por consiguiente, se rechazó la alegación.

2.2.   Producto similar

(18)

La investigación puso de manifiesto que el PVA producido y vendido en la Comunidad por la industria comunitaria, el PVA producido y vendido en los mercados nacionales de Taiwán y la República Popular China, y el PVA producido en la República Popular China y Taiwán y exportado a la Comunidad, así como el producido y vendido en Japón, tienen esencialmente las mismas características químicas y físicas y los mismos usos básicos. Se considera, por lo tanto, que son productos similares con arreglo a lo establecido en el artículo 1, apartado 4, del Reglamento de base.

3.   DUMPING

3.1.   Taiwán

3.1.1.   Valor normal

(19)

Para establecer el valor normal se determinó en primer lugar si las ventas en el mercado interno del producto similar a clientes independientes del único productor exportador de Taiwán eran representativas, es decir, si el volumen total de estas ventas representaba como mínimo el 5 % del volumen total de sus ventas de exportación del producto afectado a la Comunidad, de conformidad con el artículo 2, apartado 2, del Reglamento de base.

(20)

Además, se examinó si las ventas interiores eran suficientemente representativas para cada tipo de producto vendido por el productor exportador en su mercado interno, que resultaron ser directamente comparables con el tipo de producto vendido para su exportación a la Comunidad. Las ventas nacionales de un tipo de producto específico se consideraron suficientemente representativas cuando el volumen total de las ventas en el mercado nacional de ese tipo a clientes independientes durante el período de investigación equivalió a un mínimo del 5 % del volumen total de las ventas del tipo de producto comparable exportado a la Comunidad.

(21)

La Comisión examinó posteriormente si podía considerarse que las ventas interiores de cada tipo de producto vendido en el mercado interior en cantidades representativas se habían realizado en el curso de operaciones comerciales normales, de conformidad con el artículo 2, apartado 4, del Reglamento de base. Esto se hizo estableciendo para cada tipo de producto exportado la proporción de ventas interiores rentables a clientes independientes durante el período de investigación.

(22)

Por lo que respecta a los tipos de productos en relación con los cuales más del 80 % del volumen de ventas en el mercado interior se había realizado a precios no inferiores a los costes unitarios, y la media ponderada de los precios de venta había sido igual o superior a la media ponderada de los costes de producción, el valor normal por tipo de producto se calculó como la media ponderada de todos los precios de venta en el mercado interior del tipo de producto en cuestión.

(23)

Si el volumen de ventas rentables de un tipo de producto representaba un 80 % o menos del volumen total de ventas de dicho tipo, o si el precio medio ponderado de dicho tipo era inferior al coste de producción, el valor normal se basó en el precio real en el mercado interior, calculado como media ponderada de las ventas rentables de dicho tipo solamente, a condición de que esas ventas representaran un 10 % o más del volumen total de ventas de ese tipo de producto.

(24)

En los casos en que el volumen de ventas rentables de cualquier tipo de producto era inferior al 10 % del volumen total de ventas de este tipo, se consideró que este tipo concreto se vendía en cantidades insuficientes para que la determinación del valor normal pudiera basarse en el precio en el mercado nacional.

(25)

Cuando los precios en el mercado interno de un tipo concreto del producto vendido por el productor exportador no pudieron utilizarse para determinar el valor normal, este se calculó de conformidad con el artículo 2, apartado 3, del Reglamento de base.

(26)

Para calcular el valor normal de conformidad con el artículo 2, apartado 3, del Reglamento de base, los importes relativos a los gastos de venta, generales y administrativos, y al beneficio, se han basado, con arreglo al artículo 2, apartado 6, del Reglamento de base, en los datos reales de producción y ventas del producto similar, en el curso de operaciones comerciales normales, del productor exportador sometido a investigación.

3.1.2.   Precio de exportación

(27)

El único productor exportador exportó el producto afectado directamente a clientes independientes de la Comunidad. Por tanto, los precios de exportación se determinaron con arreglo a los precios realmente pagados o pagaderos por estos clientes independientes del producto afectado, de conformidad con el artículo 2, apartado 8, del Reglamento de base.

3.1.3.   Comparación

(28)

Se compararon el valor normal y los precios de exportación del único productor exportador utilizando los precios de fábrica. A fin de garantizar una comparación ecuánime entre el valor normal y el precio de exportación, se realizaron los ajustes correspondientes para tener en cuenta las diferencias en los costes de transporte, seguro, mantenimiento, carga y costes accesorios, así como gastos de embalaje, costes de crédito y costes postventa (garantía), y otros factores (comisiones bancarias), de conformidad con el artículo 2, apartado 10, del Reglamento de base.

3.1.4.   Margen de dumping

(29)

La comparación de los valores normales con los precios de exportación mostró un margen de dumping de – 2,30 % para el único productor exportador de Taiwán, Chang Chun Petrochemical Co. Ltd, durante el período de investigación.

(30)

Teniendo en cuenta que la única empresa que cooperó es el único productor exportador del producto afectado en Taiwán y que representa el 100 % de las exportaciones de Taiwán a la CE durante el período de investigación, se concluyó que no se había descubierto ningún dumping en lo que respecta a Taiwán.

3.2.   República Popular China (RPC)

3.2.1.   Trato de economía de mercado

(31)

Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 2, apartado 7, letra b), del Reglamento de base, en las investigaciones antidumping relativas a las importaciones procedentes de la República Popular China, el valor normal se determinará de conformidad con lo dispuesto en los apartados 1 a 6 de dicho artículo para los productores de los que se compruebe que cumplen los criterios establecidos en el artículo 2, apartado 7, letra c), de dicho Reglamento, a saber, que puedan demostrar que la fabricación y la venta del producto similar se ajustan a las condiciones de una economía de mercado. Solo a título de referencia, estos criterios figuran a continuación en forma resumida:

las decisiones de las empresas se adoptan en respuesta a las señales de mercado y sin interferencias significativas del Estado, y los costes reflejan los valores del mercado,

las empresas cuentan con una contabilidad básica clara, que es objeto de auditorías independientes de conformidad con las normas contables internacionales y se aplican a todos los efectos,

no se producen distorsiones significativas heredadas de un sistema anterior de economía no sujeta a las leyes del mercado,

existen leyes relativas a la propiedad y la quiebra que garantizan la seguridad jurídica y la estabilidad,

las operaciones de cambio se efectúan a los tipos del mercado.

(32)

Un productor exportador de China y su empresa comercial vinculada solicitaron el trato de economía de mercado de conformidad con el artículo 2, apartado 7, letra b), del Reglamento de base, y respondieron en el plazo establecido al formulario de solicitud correspondiente para los productores exportadores. Este productor fabrica el producto afectado, mientras que su empresa vinculada participa en las ventas de exportación del producto afectado. De hecho, la Comisión examina sistemáticamente si un grupo de empresas vinculadas cumple en conjunto las condiciones para obtener el trato de economía de mercado.

(33)

Por lo que respecta al productor exportador y su empresa comercial vinculada que solicitaron el trato de economía de mercado, la Comisión recabó toda la información necesaria, y comprobó los datos consignados en la solicitud de concesión de trato de economía de mercado en los locales de las propias empresas cuando lo consideró necesario.

(34)

La investigación reveló que no podía concederse el trato de economía de mercado al productor exportador de China debido a que no cumplía el criterio 1 establecido en el artículo 2, apartado 7, letra c), del Reglamento de base.

(35)

Se descubrió que el productor exportador, así como su empresa comercial vinculada, estaban controlados por empresas de propiedad exclusivamente estatal, que estaban representadas por una mayoría decisiva de los miembros del Consejo de Administración en un porcentaje que era desproporcionado en relación con sus acciones. Además, durante el período de investigación la mayoría de las acciones eran propiedad, en última instancia, del Estado. Debido a que las empresas afectadas no presentaron pruebas que pudieran considerarse suficientes para eliminar las dudas sobre una importante interferencia estatal en las decisiones relativas a la gestión, se determinó que este grupo de empresas estaba sometido a un importante control y a importantes interferencias del Estado. Se brindó a las partes interesadas la oportunidad de presentar observaciones respecto a las mencionadas conclusiones. No se recibieron observaciones que permitieran modificar las conclusiones.

(36)

En vista de lo expuesto más arriba, el productor exportador de China y su empresa comercial vinculada no han demostrado que cumplan todos los criterios establecidos en el artículo 2, apartado 7, letra c), del Reglamento de base y, por tanto, no pudo concedérseles el trato de economía de mercado.

3.2.2.   Trato individual

(37)

De conformidad con el artículo 2, apartado 7, letra a), del Reglamento de base, se establece un derecho de ámbito nacional, en caso de establecerse alguno, para los países incluidos en el ámbito de aplicación de dicho artículo, excepto en los casos en que las empresas puedan demostrar que cumplen todos los criterios que figuran en el artículo 9, apartado 5, del Reglamento de base.

(38)

El único productor exportador y su empresa vinculada de la República Popular China que solicitaron el trato de economía de mercado solicitaron también el trato individual en caso de que no se les concediera el primero.

(39)

Con arreglo a la información disponible, se comprobó que el productor exportador y su empresa vinculada no habían demostrado cumplir acumulativamente todos los requisitos para obtener el trato individual, según lo establecido en el artículo 9, apartado 5, del Reglamento de base. En concreto, se determinó que el productor exportador y su empresa comercial incumplían los criterios estipulados en el artículo 9, apartado 5, letra c), del Reglamento de base, en el sentido de que la mayoría de las acciones pertenecen a particulares y que los funcionarios del Estado que figuran en el Consejo de Administración o que ocupan puestos clave en la gestión deben ser claramente minoritarios, o bien debe demostrarse que la sociedad es suficientemente independiente de la interferencia del Estado, por los motivos explicados más arriba en el considerando 35.

3.2.3.   País análogo

(40)

De conformidad con el artículo 2, apartado 7, letra a), del Reglamento de base, el valor normal para los productores exportadores a los que no se concede el trato de economía de mercado debe determinarse sobre la base del precio o del valor calculado en un país análogo.

(41)

En el anuncio de inicio, la Comisión manifestó su intención de utilizar Japón como país análogo apropiado a efectos de determinar el valor normal para la República Popular China, y se pidió a las partes interesadas que presentaran sus observaciones al respecto. Algunas de las partes interesadas pusieron objeciones a esta propuesta y propusieron que se utilizara la India o Taiwán en su lugar.

(42)

En la India no existía ninguna producción significativa del producto similar. Taiwán, por su parte, estaba sometido a la investigación, por lo que los datos de este país podrían estar distorsionados por el dumping. Por consiguiente, se informó a las partes de que se había seleccionado Japón como país análogo debido a que no estaba sometido a la investigación, existía una producción representativa del producto similar y las condiciones de la competencia parecían apropiadas.

(43)

La Comisión trató de obtener la cooperación de cuatro productores conocidos del Japón y les envió el cuestionario pertinente. Dos de los cuatro productores japoneses respondieron al cuestionario. No obstante, uno de ellos no remitió datos completos ni aceptó ninguna visita de inspección. Los datos remitidos por el único productor japonés que cooperó plenamente se verificaron in situ.

(44)

Sin embargo, tras la visita de inspección realizada al productor exportador de Taiwán se observó que este país no estaba practicando dumping durante el período de investigación. Por consiguiente, volvió a examinarse la elección del país análogo.

(45)

A este respecto, se descubrió que el volumen de producción de Taiwán representa más del 100 % del volumen de las exportaciones chinas del producto afectado a la Comunidad. Además, el mercado de Taiwán puede calificarse de abierto, puesto que tiene un bajo nivel de derechos de importación (derecho de la nación más favorecida del 5 %). Asimismo, la investigación mostró que existían ventas significativas del producto similar en el mercado interior de Taiwán, así como unas importaciones suficientes en el mercado de este país. Por consiguiente, se consideró que Taiwán era un mercado competitivo y suficientemente representativo para la determinación del valor normal para la República Popular China.

(46)

Además, las importaciones de PVA en Taiwán representan aproximadamente el 15 % del consumo interno en comparación con solamente alrededor del 3 % en el caso del Japón, lo que indica que el mercado japonés es menos adecuado que Taiwán en lo que respecta a la competencia de las importaciones. Por las razones que se acaban de exponer, se decidió provisionalmente que se utilizaría Taiwán como país análogo, ya que constituye el país análogo más adecuado con arreglo a lo establecido en el artículo 2, apartado 7, letra a), del Reglamento de base.

3.2.4.   Valor normal

(47)

Después de la elección de Taiwán como país análogo, tal como se indicaba en el anterior considerando 46, y de conformidad con el artículo 2, apartado 7, letra a), del Reglamento de base, se utilizó el valor normal establecido para Taiwán con arreglo a los anteriores considerandos 19 a 26 para el cálculo del dumping para la República Popular China.

3.2.5.   Precio de exportación

(48)

Dado que los tres productores exportadores chinos que cooperaron representaban entre ellos casi la totalidad de las exportaciones del producto afectado a la Comunidad durante el período de investigación, se utilizaron sus propios datos de exportación para establecer el precio de exportación. No obstante, se cotejó la fiabilidad de la información proporcionada con datos de Eurostat sobre importaciones, y se observó una correlación razonable.

(49)

Los tres productores exportadores que cooperaron en la República Popular China efectuaron ventas de exportación a la Comunidad bien directamente a clientes independientes de la Comunidad, o bien a través de sus empresas comerciales vinculadas situadas en el país exportador.

(50)

Para todas las ventas de exportación, los precios de exportación se determinaron con arreglo a los precios realmente pagados o pagaderos, de conformidad con el artículo 2, apartado 8, del Reglamento de base.

3.2.6.   Comparación

(51)

Se compararon los valores normales del único productor del país análogo, Taiwán, y los precios de exportación de los tres productores exportadores chinos que cooperaron, utilizando los precios de fábrica. A fin de garantizar una comparación ecuánime entre el valor normal y los precios de exportación, se realizaron los ajustes correspondientes para tener en cuenta las diferencias en los costes de transporte, seguro, mantenimiento, carga y costes accesorios, así como gastos de embalaje, costes de crédito y comisiones, siempre que se consideró justificado y oportuno, de conformidad con el artículo 2, apartado 10, del Reglamento de base.

3.2.7.   Margen de dumping

(52)

Debido a que no se concedió el trato de economía de mercado ni el trato individual a ninguno de los productores exportadores chinos que cooperaron, se calculó un margen de dumping a escala nacional para toda la República Popular China utilizando la media ponderada de los precios de exportación a precios de fábrica de los tres productores exportadores que cooperaron.

(53)

La comparación entre la media ponderada del precio de exportación chino y la media ponderada del valor normal del país análogo mostró un margen de dumping del 10,06 %.

4.   PERJUICIO

4.1.   Producción comunitaria e industria de la Comunidad

(54)

Dentro de la Comunidad, el producto similar es fabricado por tres empresas. Kuraray Europe GmbH («KEG») en Alemania, Celanese Ibérica Chemicals («Celanese») en España y un tercer productor que produce unos volúmenes muy reducidos pero que no cooperó en la investigación. KEG y Celanese cooperaron plenamente en la investigación.

(55)

Además de la producción mencionada, tres productores comunitarios producen el producto similar únicamente para un uso interno. Dos de estas empresas cooperaron en la investigación en calidad de usuario, ya que también adquirían cantidades significativas del producto afectado para la producción de sus productos transformados.

(56)

Dado que los dos productores que cooperaron mencionados en el anterior considerando 54 representaban el 80 % de la producción comunitaria total (interna y no interna) durante el período de investigación, se considera que representan una proporción importante de la producción comunitaria total del producto similar. Se considera, pues, que constituyen la industria de la Comunidad a efectos del artículo 4, apartado 1, y del artículo 5, apartado 4, del Reglamento de base, y en lo sucesivo se hará referencia a ellos como «la industria de la Comunidad».

(57)

Puesto que la industria de la Comunidad solo está compuesta por dos productores, tuvieron que indexarse los datos relativos a dicha industria con el fin de garantizar la confidencialidad, de conformidad con el artículo 19 del Reglamento de base.

(58)

Para determinar si la industria comunitaria había sufrido o no un perjuicio y para determinar el consumo y los diversos indicadores económicos relacionados con la situación de la industria de la Comunidad, se examinó si la utilización posterior de la producción de la industria de la Comunidad del producto similar se había tenido en cuenta en el análisis, y en qué medida.

(59)

El PVA se utiliza como material intermedio para otros productos diversos. En la Comunidad, se consume a menudo en la producción de butiral de polivinilo (PVB), que se utiliza como adhesivo, para revestimiento de papel, como adyuvante de la polimerización y para el apresto de telas. En la investigación se descubrió que uno de los productores comunitarios, que vendía la mayor parte del PVA de su producción en el mercado abierto, también utilizaba volúmenes significativos de su PVA para procesos de fabricación dentro de la misma empresa. Esta situación se denomina uso interno. Tal como se explicaba en el anterior considerando 55, otras tres empresas de la Comunidad producían PVA solamente para un uso interno y, además de esta producción para uso interno, al menos dos de ellas también adquirían volúmenes significativos de PVA en el mercado para utilizarlo en procesos de fabricación.

(60)

Se descubrió que las cantidades utilizadas para un uso interno por las empresas afectadas en la Comunidad podrían sustituirse en principio por PVA adquirido, por ejemplo, en caso de que las circunstancias del mercado o bien consideraciones financieras provocaran este cambio. Por consiguiente, se han incluido en el análisis del mercado de la Comunidad.

4.2.   Consumo comunitario

(61)

El consumo comunitario se determinó tomando como base los volúmenes de ventas en el mercado libre de la producción propia de la industria de la Comunidad en el mercado de la Comunidad, el uso interno de la industria de la Comunidad, las cantidades de producción de los otros (pequeños) productores de la Comunidad obtenidas de la base de datos más utilizada en este negocio, el uso interno de los dos usuarios mencionados en el anterior considerando 55, los volúmenes de importación verificados del único productor de Taiwán, y los datos facilitados por Eurostat sobre volúmenes de importación en la Comunidad de todos los demás países.

(62)

En lo que respecta a los datos sobre volúmenes de importación en la Comunidad facilitados por Eurostat, tal como se menciona en el considerando 14, el producto afectado se declara actualmente con el código NC ex 3905 30 00. Los datos de Eurostat sobre este código ex NC también incluyen algunos productos especializados que no están contemplados por la definición del producto. Dado que no fue posible obtener, a partir de la categoría más amplia de productos, solamente los datos sobre el producto afectado, estos se ajustaron a partir de la información presentada en la denuncia sobre las importaciones de estos productos especializados.

(63)

Asimismo, en lo que se refiere a los datos de Eurostat, debe señalarse que algunas importaciones del producto afectado fueron declaradas especialmente secretas y, por consiguiente, en las bases de datos públicas no existía información detallada sobre su origen. La información detallada sobre los países de origen de estas importaciones se ha obtenido a partir de las autoridades aduaneras pertinentes y, por consiguiente, se han incluido en todas las tablas y los análisis pertinentes.

(64)

En vista de lo expuesto más arriba, se determinó que el consumo de PVA se había incrementado fuertemente durante el período considerado y, en especial, entre 2004 y 2005. Durante el período considerado, el consumo se incrementó el 14 %, lo que se debió principalmente al rápido crecimiento de la demanda de PVA como materia prima para la producción de butiral de polivinilo (PVB), sustancia que se utiliza para la producción de películas o láminas de PVB. La película de PVB se utiliza como intercalar en la producción de cristal de seguridad laminado en el sector del automóvil y en la construcción de edificios, que son sectores que experimentan un fuerte crecimiento en la Comunidad.

 

2003

2004

2005

PI

Consumo en toneladas

142 894

148 807

163 851

163 096

Índice (2003 = 100)

100

104

115

114

4.3.   Importaciones procedentes de los países en cuestión

(65)

Dado que el margen de dumping descubierto para Taiwán se sitúa por debajo del umbral mínimo, las importaciones procedentes de este país deben excluirse provisionalmente de la evaluación del perjuicio.

a)   Volumen y cuota de mercado de las importaciones afectadas

(66)

Los volúmenes de las importaciones del producto afectado se redujeron en 39 puntos porcentuales entre 2003 y 2004 y, a continuación, se incrementaron en 29 puntos porcentuales en 2005, después de lo cual se redujeron ligeramente, lo que tuvo como resultado una disminución del 11 % durante el período de investigación en comparación con 2003.

Importaciones

2003

2004

2005

PI

Toneladas RPC

24 067

14 710

21 561

21 513

Índice (2003 = 100)

100

61

90

89

(67)

La cuota de mercado de las importaciones de la República Popular China también se redujo fuertemente en un primer momento y después se incrementó. Durante 2005 y el período de investigación, las importaciones de la República Popular China representaron el 13 % de todo el mercado de la Comunidad.

Cuota de mercado RPC

2003

2004

2005

PI

Mercado comunitario

17 %

10 %

13 %

13 %

Índice (2003 = 100)

100

59

78

78

b)   Precios

(68)

Entre 2003 y el período de investigación, el precio medio de las importaciones del producto afectado originario de la República Popular China se redujo en dos puntos porcentuales.

Precios unitarios

2003

2004

2005

PI

RPC (EUR/tonelada)

1 150

1 115

1 164

1 132

Índice (2003 = 100)

100

97

101

98

c)   Subcotización de precios

(69)

Para determinar la subcotización de los precios, se analizaron los datos sobre precios relativos al período de investigación. Los precios de venta pertinentes de la industria de la Comunidad eran precios netos previa deducción de descuentos y rebajas. En los casos necesarios, esos precios se ajustaron a los precios de fábrica, es decir, excluidos los costes de flete en la Comunidad. Los precios de importación de la República Popular China eran también netos, sin descuentos ni rebajas, y estaban ajustados, en caso necesario, al precio cif en la frontera de la Comunidad, con los debidos ajustes por lo que se refiere a los derechos de aduana (6,5 %) y los costes posteriores a la importación, como los que soporta un importador en la Comunidad.

(70)

Los precios de venta de la industria de la Comunidad y los precios de importación de la República Popular China se compararon en la misma fase comercial, es decir, en la de los clientes independientes del mercado comunitario. Dado que se consideró que la comparación por tipo de producto debía ser significativa y equitativa y, por tanto, no debía permitirse ninguna comparación entre una calidad estándar y una calidad especial dentro de la definición del producto, se consideró adecuado excluir de la comparación un número limitado de tipos de producto. Estos tipos de producto representaban el 35 % de las importaciones de la República Popular China, pero solamente una cantidad muy reducida de las ventas de la industria de la Comunidad en el mercado comunitario.

(71)

Durante el período de investigación, la media ponderada de los márgenes de subcotización de precios calculada según lo expuesto anteriormente, expresada como porcentaje de los precios de venta de la industria de la Comunidad, era del 3,3 % para la República Popular China.

4.4.   Situación de la industria de la Comunidad

(72)

De conformidad con el artículo 3, apartado 5, del Reglamento de base, en el examen del impacto de los efectos de las importaciones objeto de dumping sobre la industria de la Comunidad se incluyó una evaluación de todos los factores económicos pertinentes que influyeron en la situación de dicha industria durante el período considerado. Por motivos de confidencialidad, dado que el análisis solo afecta a dos empresas, la mayoría de los indicadores se presentan indexados o se proporcionan intervalos.

a)   Producción, capacidad y utilización de la capacidad

 

2003

2004

2005

PI

Producción en toneladas (intervalos)

60 000-80 000

65 000-85 000

70 000-90 000

75 000-95 000

Producción (índice)

100

103

119

126

Capacidad de producción en toneladas (intervalos)

60 000-80 000

65 000-85 000

70 000-90 000

75 000-95 000

Capacidad de producción (índice)

100

107

129

133

Utilización de la capacidad

(índice)

100

97

92

94

(73)

La producción de la industria de la Comunidad se incrementó un 26 % durante el período considerado. El significativo incremento de la capacidad de producción, especialmente en 2005, tuvo su origen en el crecimiento de la demanda en el mercado de la Comunidad.

(74)

Entre 2003 y el período de investigación, la industria de la Comunidad instaló capacidad adicional de producción. Durante el mismo período, la utilización de la capacidad disminuyó un 6 %.

b)   Volumen de ventas y cuotas de mercado en la Comunidad

(75)

El cuadro que figura a continuación recoge los resultados de la industria de la Comunidad por lo que respecta a las ventas a clientes independientes en la Comunidad.

Industria de la Comunidad

2003

2004

2005

PI

Volumen de ventas (índice)

100

110

112

122

Cuota de mercado (índice)

100

104

97

104

(76)

Los volúmenes de ventas de la industria de la Comunidad a clientes independientes en la Comunidad se incrementaron un 22 % desde 2003 hasta el período de investigación, lo que se debe al incremento del consumo en la Comunidad.

(77)

La cuota de mercado de la industria de la Comunidad se incrementó en 2004, a continuación se redujo fuertemente en 2005 y, durante el período de investigación, fue cuatro puntos porcentuales superior a la de 2003.

c)   Precios en la Comunidad

(78)

La principal materia prima utilizada para la producción de PVA es el monómero de acetato de vinilo o «VAM». El VAM es un producto básico y, como tal, su precio se determina en función del equilibrio de la oferta y la demanda en el mercado. Además, el precio de mercado del VAM está fuertemente influenciado por la evolución de los precios del petróleo y el gas, ya que los principales insumos para la producción de VAM son el ácido acético (para cuya producción se precisa gran cantidad de gas natural) y el etileno (producido a partir de la destilación de hidrocarburos). Por otra parte, la energía es otro coste importante para la producción de PVA a partir de VAM. Así pues, el peso total del coste de la energía en la producción de PVA se eleva a entre el 50 % y el 60 % y, por consiguiente, en circunstancias normales cabe esperar que un cambio significativo de los precios del petróleo y del gas tenga un efecto directo en el precio de venta del PVA.

(79)

Se observó que los precios del mercado mundial de estas materias primas se incrementaron significativamente entre 2003 y el período de investigación. Durante este período, los precios del VAM se incrementaron entre el 20 % y el 30 %, y el aumento de los precios de la energía fue incluso mucho mayor. No obstante, esta rápida evolución de los precios de las principales materias primas no quedó reflejada en unos precios de venta superiores de la industria de la Comunidad: los precios de venta de la industria de la Comunidad se redujeron durante el mismo período en un 5 %, y el año 2004 fue especialmente negativo (– 7 %). Así pues, en lugar de trasladar el incremento global de los costes a sus clientes, la industria de la Comunidad tuvo que reducir sus precios para no perder clientes.

 

2003

2004

2005

PI

Precios unitarios en EUR (intervalos)

1 300-1 800

1 100-1 600

1 200-1 700

1 200-1 700

Precios unitarios (índice)

100

93

95

95

d)   Existencias

(80)

Las cifras que figuran a continuación representan los volúmenes de existencias al final de cada período.

 

2003

2004

2005

PI

Existencias en toneladas (intervalos)

10 000-15 000

8 000-13 000

9 000-14 000

8 000-13 000

Existencias (índice)

100

87

96

87

(81)

El nivel de existencias se mantuvo, en general, estable. Se redujo un 13 % entre 2003 y 2004, y posteriormente se incrementó en nueve puntos porcentuales hasta el final de 2005, para volver a reducirse después en nueve puntos porcentuales.

e)   Inversiones y capacidad de reunir capital

 

2003

2004

2005

PI

Inversiones (índice)

100

369

177

62

(82)

Las inversiones alcanzaron un pico en 2004 y 2005, años en los que se incrementó la capacidad de producción de la industria de la Comunidad en respuesta al crecimiento de la demanda del mercado. Durante la investigación se descubrió que las inversiones en inmuebles, instalaciones y maquinaria en 2003, así como durante el período de investigación, se efectuaron principalmente para mantener la capacidad de producción.

(83)

La investigación puso de manifiesto el deterioro del rendimiento financiero de la industria de la Comunidad, pero no reveló que su capacidad de reunir capital estuviera ya gravemente afectada durante el período considerado.

f)   Rentabilidad, rendimiento de la inversión y flujo de caja

(84)

Habida cuenta de los costes extraordinarios muy elevados y distorsionadores soportados por el principal productor de la Comunidad durante el período considerado, no se creyó razonable determinar la rentabilidad tomando como base el beneficio neto antes de impuestos. Estos costes extraordinarios estaban relacionados con el cambio de propiedad del principal productor de la Comunidad en 2001. Por consiguiente, la rentabilidad de la industria de la Comunidad se determinó expresando el beneficio de explotación relativo a las ventas del producto similar a clientes no vinculados como porcentaje del volumen de negocios de esas ventas.

 

2003

2004

2005

PI

Rentabilidad de las ventas CE (intervalos)

7 %-17 %

3 %-13 %

2 %-12 %

(– 5 %)-(+ 5 %)

Rentabilidad de las ventas CE (índice)

100

38

29

8

Rendimiento de las inversiones totales

(intervalos)

(80 %)-(100 %)

(10 %)-(30 %)

(5 %)-(20 %)

(0 %)-(15 %)

Rendimiento de las inversiones totales

(índice)

100

17

12

4

Flujo de caja (índice)

100

55

26

–7

(85)

La reducción de los precios de venta entre 2003 y el período de investigación afectó significativamente a la rentabilidad conseguida por la industria de la Comunidad. Esta rentabilidad se redujo en más de diez puntos porcentuales durante el período considerado. El rendimiento de las inversiones totales se calculó expresando el beneficio neto del producto similar como porcentaje del valor contable neto del inmovilizado asignado a ese mismo producto. Este indicador siguió una tendencia similar a la de la rentabilidad, puesto que se redujo significativamente durante el período considerado. En lo que respecta al flujo de caja generado por la industria de la Comunidad, se descubrió una tendencia negativa similar, lo que desembocó en un dramático deterioro global de la situación financiera de la industria de la Comunidad en el período de investigación.

g)   Empleo, productividad y remuneraciones

 

2003

2004

2005

PI

Número de empleados (índice)

100

100

97

96

Coste medio por empleado (índice)

100

105

97

95

Productividad (índice)

100

103

123

132

(86)

Como consecuencia de un importante esfuerzo de reducción de costes, el número de personas empleadas por la industria de la Comunidad se ha reducido un 4 % desde 2004. Desde 2003 hasta el período de investigación, la industria de la Comunidad consiguió incrementar la productividad por empleado un 32 %. Durante este mismo período, el coste medio por empleado se redujo un 5 %. Por consiguiente, puede concluirse que, durante el período considerado, la industria de la Comunidad hizo progresos muy significativos en lo que se refiere a la rentabilidad.

h)   Magnitud del margen de dumping

(87)

Habida cuenta del volumen y del precio de las importaciones objeto de dumping, la incidencia de los márgenes reales de dumping no puede considerarse insignificante.

i)   Recuperación respecto de prácticas de dumping anteriores

(88)

En ausencia de información sobre la existencia de dumping con anterioridad a la situación evaluada en el presente procedimiento, esta cuestión se considera irrelevante.

j)   Crecimiento

(89)

La investigación ha mostrado que, durante el período considerado, la industria de la Comunidad incrementó su cuota de mercado entre el 1 % y el 2 %.

4.5.   Conclusión sobre el perjuicio

(90)

Entre 2003 y el período de investigación, una serie de indicadores de perjuicio evolucionaron positivamente: la industria de la Comunidad logró incrementar su volumen de ventas y su cuota de mercado, y realizó importantes inversiones en capacidad de producción adicional.

(91)

Sin embargo, sus indicadores financieros evolucionaron radicalmente: el margen de beneficio razonable conseguido en 2003 se redujo con gran rapidez y de forma continuada desde 2004 hasta el final del período de investigación. El rendimiento de las inversiones y el flujo de caja experimentaron una evolución exponencialmente negativa. El motivo de todo ello es que el fuerte incremento de los precios de las materias primas no pudo reflejarse en los precios de venta del producto similar. Si bien, teniendo en cuenta el incremento de los precios de las materias primas, en una situación normal del mercado habría cabido esperar un incremento del precio de venta del PVA de entre el 10 % y el 20 %, los precios de venta del producto similar producido por la industria de la Comunidad se redujeron en realidad un 5 %, en detrimento de su rentabilidad. A pesar de ello, durante el período de investigación los precios de las importaciones procedentes de la República Popular China subcotizaron en un 3,3 % los de la industria de la Comunidad, expresado en una media ponderada.

(92)

Habida cuenta de cuanto se ha expuesto, se concluye provisionalmente que la industria de la Comunidad sufrió un perjuicio importante en el sentido del artículo 3, apartado 5, del Reglamento de base.

5.   CAUSALIDAD

5.1.   Introducción

(93)

De acuerdo con el artículo 3, apartados 6 y 7, del Reglamento de base, la Comisión examinó si las importaciones objeto de dumping del producto afectado originarias de la República Popular China causaron un perjuicio a la industria de la Comunidad hasta un punto que puede considerarse importante. Se examinaron también otros factores conocidos, distintos de las importaciones objeto de dumping, que podrían haber perjudicado asimismo a la industria de la Comunidad, a fin de garantizar que el posible perjuicio causado por esos otros factores no se atribuyera a esas importaciones.

5.2.   Efecto de las importaciones objeto de dumping

(94)

Las importaciones procedentes de la República Popular China alcanzaron unos niveles significativos durante el período considerado, en concreto, representaron constantemente al menos el 10 % de la cuota de mercado. Al mismo tiempo, los precios medios de todos los productores exportadores de la República Popular China se redujeron un 2 % y subcotizaron en un 3,3 % los precios medios de la industria de la Comunidad durante el período de investigación. La industria de la Comunidad, con el fin de garantizar su presencia en su mercado nacional y debido a los precios de mercado muy bajos fijados por las importaciones procedentes de la República Popular China, se vio obligada a reducir sus precios de venta en un 5 % durante el período considerado.

(95)

Por consiguiente, el efecto de este comportamiento desleal en materia de precios de las importaciones objeto de dumping procedentes de la República Popular China ha sido que los precios de la industria de la Comunidad se vieron sometidos a una dura presión y no pudieron compensar el aumento sustancial del coste de las materias primas. Todo ello se vio confirmado por la significativa reducción de la rentabilidad de la industria de la Comunidad.

(96)

Teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, se determinó que las importaciones a bajo precio procedentes de la República Popular China, que subcotizaron significativamente los precios de la industria de la Comunidad, han tenido un papel determinante en el deterioro de la situación de dicha industria, lo cual se refleja en la acentuada reducción de la rentabilidad y el intenso deterioro de los otros indicadores financieros.

5.3.   Efectos de otros factores

a)   Importaciones originarias de terceros países distintos de la República Popular China

(97)

Según Eurostat y la información recogida durante la investigación, los principales terceros países a partir de los cuales se importa PVA son los EE.UU., Japón y Taiwán.

Importaciones procedentes de otros terceros países (cantidad)

Importaciones (toneladas)

2003

2004

2005

PI

EE.UU.

11 313

21 207

22 919

22 638

Índice (2003 = 100)

100

187

203

200

Japón

13 682

11 753

12 694

14 151

Índice (2003 = 100)

100

86

93

103

Taiwán (intervalos)

11 000-14 000

13 000-16 500

10 000-13 000

9 000-12 000

Índice (2003 = 100)

100

118

88

83

Importaciones procedentes de otros terceros países (precio medio)

Precio medio (EUR)

2003

2004

2005

PI

EE.UU.

1 334

1 282

1 298

1 358

Índice (2003 = 100)

100

96

97

102

Japón

1 916

1 532

1 846

1 934

Índice (2003 = 100)

100

80

96

101

Taiwán

1 212

1 207

1 308

1 302

Índice (2003 = 100)

100

100

108

108

Cuotas de mercado

Cuota de mercado (%)

2003

2004

2005

PI

EE.UU.

7,9 %

14,3 %

14,0 %

13,9 %

Japón

9,6 %

7,9 %

7,7 %

8,7 %

Taiwán (índice)

100

113

77

73

(98)

Las importaciones procedentes de los EE.UU. se han incrementado fuertemente desde 2003 y, durante el período de investigación, se elevaron a más de 22 000 toneladas, lo que equivale a casi el 14 % del mercado comunitario total (interno y no interno). La investigación mostró que la mayor parte de estas ventas se producían entre partes relacionadas y que los precios unitarios medios de estas ventas de transferencia, durante el período considerado, se situaron entre el 15 % y el 20 % por encima de los precios cif medios de las importaciones chinas. Además, se estableció que las cantidades se revendían a clientes independientes a precios entre un 10 % y un 20 % superiores a los precios de importación mencionados. Dado que los precios de mercado del PVA originario de los EE.UU. se encontraban en los mismos niveles que los precios de venta del PVA producido por la industria de la Comunidad, no desempeñaron ningún papel en la reducción de precios observada durante el período considerado. Por consiguiente, se concluye que estas importaciones no han tenido ningún efecto significativo en la situación de la industria de la Comunidad.

(99)

Durante el período considerado también se produjeron importantes importaciones desde Japón, que representaron casi el 9 % del mercado comunitario durante el período de investigación. Tras la reducción de las importaciones japonesas que se produjo en 2004, volvieron a incrementarse a partir de 2005 y fueron un 3 % más altas durante el período de investigación en comparación con 2003. No obstante, el análisis de los precios de venta de estas importaciones mostró que los precios medios de importación de estas importaciones se encontraban por encima de los precios que la industria de la Comunidad podía obtener y, por consiguiente, no han contribuido a la tendencia negativa de los precios que ha desembocado en el grave deterioro de la situación de la industria de la Comunidad.

(100)

Las importaciones originarias de Taiwán procedían de un solo productor que cooperó plenamente con la investigación. Se descubrió que estas cifras eran más fiables que los datos de Eurostat, ya que el código NC incluye productos que no son el producto afectado. Por motivos de confidencialidad se presentan en índices o en intervalos. Las importaciones originarias de Taiwán, después de un fuerte incremento en 2004, se redujeron gradualmente y representaron entre el 6 % y el 7 % de todo el mercado de la Comunidad durante el período de investigación (aproximadamente la mitad de la cuota de mercado correspondiente a las importaciones procedentes de la República Popular China). Durante el mismo período, los precios medios de estas importaciones se incrementaron el 8 %, lo que es una tendencia opuesta a la evolución de los precios observada en relación con las importaciones de la República Popular China. En consecuencia, la diferencia de precio entre el PVA importado de la República Popular China y el PVA importado de Taiwán se incrementó entre el 12 % y el 18 % durante el período de investigación. Por todo ello, se concluye provisionalmente que estas importaciones no han tenido ningún efecto significativo en la situación de la industria de la Comunidad.

(101)

Además de las importaciones originarias de los EE.UU., Japón y Taiwán, no existen importaciones significativas procedentes de otros países. Por tanto, a partir de las constataciones relativas a estas importaciones, tal como se describe en los anteriores considerandos 97 a 100, puede concluirse provisionalmente que las importaciones procedentes de países distintos de la República Popular China no contribuyeron al importante perjuicio sufrido por la industria de la Comunidad.

b)   Posibles ventas en la Comunidad de otros productores de la Comunidad

(102)

Tal como se estipulaba en los anteriores considerandos 54 y 55, además de los dos productores que constituyen la industria de la Comunidad, se sabe que en la Comunidad hay cuatro empresas más que fabrican el producto en cuestión. Tres de ellas, dos de las cuales cooperaron con la investigación en tanto que usuarios, consumen el PVA que ellas mismas producen para la fabricación de productos transformados. La cuarta empresa solamente produce cantidades muy limitadas. En vista de todo ello, se considera que los demás productores de la Comunidad no han desempeñado ningún papel en la reducción de precios del mercado ni en el perjuicio experimentado por la industria de la Comunidad.

c)   Perjuicio autoinfligido provocado por un control deficiente de los costes

(103)

Varias partes interesadas alegaron que cualquier perjuicio sufrido por la industria de la Comunidad estaba relacionado con el hecho de que esta no haya logrado mantenerse competitiva en materia de costes y de que haya tomado decisiones poco razonables en materia de inversiones. A este respecto, tal como se describía en el considerando 86, la investigación ha mostrado que la industria de la Comunidad, durante el período considerado, ha incrementado significativamente su productividad gracias a un incremento de la producción y una disminución de la mano de obra. Asimismo, se demostró que la inversión necesaria para el incremento de la capacidad de producción (véase el anterior considerando 73) no influyó significativamente en la tendencia fuertemente negativa observada en el desarrollo de la posición financiera de la industria de la Comunidad.

(104)

Por consiguiente, el único factor que afectaba significativamente de forma negativa al coste de producción del producto similar durante el período considerado era el fuerte incremento de los precios de las principales materias primas utilizadas para la producción de dicho producto, tal como se explica en los considerandos 78 y 79. La investigación mostró que la evolución de los precios a los que la industria de la Comunidad adquiere el VAM y la energía era proporcional a la evolución de los precios de estas materias primas en el mercado mundial y, por tanto, no pueden atribuirse a la manera en que la industria de la Comunidad los adquirió. Por tanto, se rechaza este argumento.

d)   Período de tiempo necesario para el ajuste de precios

(105)

Un importante usuario de PVA señaló que, en este sector específico, sería normal que el incremento del precio de adquisición del VAM todavía no haya producido ningún ajuste al alza del precio de venta del PVA. Esto se debe a que, en este sector, los contratos a largo plazo son la norma y, por tanto, es un fenómeno habitual que transcurra un cierto período de tiempo. A este respecto, si bien se reconoce que determinadas ventas de la industria de la Comunidad se realizan mediante acuerdos a largo plazo, no es práctica habitual que en estos acuerdos se incluya un precio fijo para un período de más de un año. Por consiguiente, en el marco de estos acuerdos los precios se renegocian después de un cierto período y si se producen cambios significativos en el precio de las materias primas. Por tanto, se rechaza este argumento.

5.4.   Conclusiones sobre la causalidad

(106)

En conclusión, el análisis anterior ha demostrado que las importaciones procedentes de la República Popular China durante el período considerado provocaron una sustancial reducción de los precios en el mercado de la Comunidad durante dicho período. Durante el período de investigación, los precios de las importaciones originarias de la República Popular China subcotizaron significativamente los precios de la industria de la Comunidad.

(107)

Esta reducción de los precios condujo a una considerable disminución de los precios de venta de la industria de la Comunidad, lo cual, a su vez, coincidió con una fuerte caída de la rentabilidad de la industria de la Comunidad, del rendimiento de sus inversiones y del flujo de caja de sus actividades de explotación.

(108)

Además, el examen de los otros factores que podrían haber causado perjuicio a la industria de la Comunidad reveló que ninguno de estos podía haber tenido un impacto negativo significativo en esta industria.

(109)

Basándose en este análisis, que distingue y separa debidamente los efectos de todos los factores conocidos en la situación de la industria de la Comunidad y los efectos perjudiciales de las importaciones objeto de dumping, se concluye provisionalmente que las importaciones procedentes del país en cuestión causaron un perjuicio importante a la industria de la Comunidad a efectos del artículo 3, apartado 6, del Reglamento de base.

6.   INTERÉS COMUNITARIO

(110)

La Comisión analizó si, a pesar de las conclusiones sobre el dumping, el perjuicio y la causalidad, había razones apremiantes que llevaran a la conclusión de que no redundaba en interés de la Comunidad adoptar medidas en este caso particular. Para ello, y en virtud del artículo 21 del Reglamento de base, la Comisión examinó el probable impacto de las medidas para todas las partes afectadas.

6.1.   Interés de la industria de la Comunidad

(111)

Tal como se indica en el considerando 56, la industria de la Comunidad está formada por dos empresas, con instalaciones de producción en Alemania y España, y da empleo a entre 200 y 300 trabajadores, directamente relacionados con la producción, la venta y la gestión del producto similar. Si se imponen medidas, cabe esperar que finalice la reducción de los precios en el mercado de la Comunidad y que los precios de venta de la industria de la Comunidad comiencen a recuperarse, gracias a lo cual mejorará la situación financiera de la industria de la Comunidad.

(112)

Por otra parte, en caso de que no se impongan medidas antidumping, es probable que prosiga la tendencia negativa de la evolución de los indicadores financieros de la industria de la Comunidad y, en especial, de su rentabilidad. En ese caso, la industria de la Comunidad perderá una importante cuota de mercado, ya que no podrá seguir los precios de mercado fijados por las importaciones procedentes de la República Popular China. En el peor de los casos, la industria de la Comunidad se vería obligada a abandonar el mercado libre y a proseguir la producción de PVA únicamente para un uso interno de las empresas. En ambos casos, el resultado probable serán reducciones de la producción y las inversiones, el cierre de determinadas capacidades de producción y la reducción de puestos de trabajo en la Comunidad.

(113)

En conclusión, la imposición de medidas antidumping permitiría a la industria de la Comunidad recuperarse de los efectos del perjuicio causado por el dumping constatado.

6.2.   Interés de los importadores no vinculados

(114)

Tal como se describía en el considerando 8, cinco importadores incluidos en la muestra enviaron respuestas al cuestionario, y representaban aproximadamente el 80 % de las importaciones del producto afectado en la Comunidad durante el período de investigación. No pudo tenerse en cuenta en esta fase la información remitida por uno de los importadores incluidos en la muestra debido a que canceló en dos ocasiones una visita de inspección acordada. Tres de las respuestas al cuestionario fueron verificadas in situ.

(115)

El peso global que representaba el PVA en el volumen de negocios total de las actividades de estos importadores era muy reducido. Como media, entre el 3 % y el 4 % de las actividades de estos importadores podían vincularse a las importaciones de PVA originarias de la República Popular China. Los importadores tienen un campo de actividades mucho más amplio que también puede incluir el comercio y la distribución en general. Algunos importadores adquieren el producto objeto de investigación de fuentes distintas de la República Popular China, tanto dentro como fuera de la Comunidad, incluida la industria de la Comunidad. El promedio de margen de beneficios conseguido por los importadores incluidos en la muestra al comercializar el PVA es de aproximadamente el 5 %.

(116)

Los importadores de la Comunidad no son partidarios de la imposición de medidas. Los importadores que cooperaron alegaron que la imposición de medidas perjudicaría gravemente a sus operaciones, ya que no podrían trasladar los incrementos de precios a los usuarios. A este respecto, la imposición de un derecho antidumping a las importaciones de la República Popular China, tal como se explica en el anterior considerando 111, desembocará con mucha probabilidad en una ligera corrección al alza de los precios del mercado. Por consiguiente, cabe esperar que los importadores que compran el producto afectado originario de la República Popular China podrán trasladar los costes que acarrea el derecho al cliente final. La significativa subcotización que todavía se observa después del ajuste de los precios cif en la frontera comunitaria para los costes posteriores a la importación también sugiere que existe margen para un incremento de precios. En cualquier caso, teniendo en cuenta el peso limitado de las ventas de este producto en las actividades de los importadores, así como el margen de beneficio logrado en la actualidad, tanto general como solamente en relación con sus ventas de PVA, cabe esperar que el derecho provisionalmente establecido no afectará a la situación financiera de estos operadores económicos en un grado significativo.

(117)

Aunque los importadores/distribuidores no estén a favor de la imposición de medidas, puede concluirse, basándose en la información disponible, que cualquier ventaja que puedan obtener de su no imposición quedará compensada por el interés de la industria de la Comunidad de neutralizar las prácticas comerciales injustas y perjudiciales de la República Popular China.

6.3.   Interés de los usuarios

(118)

Siete usuarios respondieron al cuestionario dirigido a los usuarios. Las respuestas de dos de estas empresas estaban incompletas y, por tanto, no pudieron incluirse en el análisis. Las cinco empresas restantes utilizaban el PVA para diferentes aplicaciones: la producción de adhesivos, la producción de polvos industriales, la producción de PVB, el apresto y el acabado de telas, y la producción de resina.

(119)

Además de la información sobre sus compras comunicada en sus respuestas a los cuestionarios, las compras efectuadas durante el período de investigación por los cinco usuarios que cooperaron representaron aproximadamente el 19 % del consumo total de PVA en la Comunidad, y sus importaciones procedentes de la República Popular China representaron alrededor del 22 % del total de las importaciones originarias de este país. Es importante destacar que las importaciones originarias de la República Popular China representan, globalmente, una pequeña parte de sus compras, en concreto el 15 %. Sin embargo, se trata de una situación compleja: uno de los usuarios que cooperaron no efectuó ninguna importación de la República Popular China durante el período de investigación, mientras que otro usuario que cooperó obtuvo su PVA exclusivamente de este país.

(120)

Los usuarios que cooperaron plantearon una serie de argumentos contra el establecimiento de derechos.

(121)

Dos empresas utilizaron el PVA para la producción de adhesivos. Se determinó que, para la producción de estos adhesivos, el PVA tenía un gran peso en el coste que, en función de la composición de la mezcla, podía representar hasta el 80 % del coste de fabricación. Las empresas alegaron que, teniendo en cuenta el peso significativo del PVA en el coste de producción y los márgenes de beneficio obtenidos con la venta de adhesivos, un derecho antidumping podría llevarles a la bancarrota o bien obligarles a trasladar la producción fuera de la Comunidad. Estas empresas se mostraron muy escépticas sobre la posibilidad de que sus clientes estuvieran dispuestos a pagar un posible incremento de precio como consecuencia de los derechos. A este respecto, si bien se reconoce que los márgenes de beneficio logrados en este sector particular son modestos, también debe señalarse que las medidas propuestas solamente afectan directamente a los precios de compra de PVA originario de la República Popular China, que es una de las fuentes de suministro, y que estos precios subcotizaron significativamente los precios de la industria de la Comunidad durante el período de investigación. Por consiguiente, el efecto del derecho en el coste de producción de adhesivos de estas empresas no es insignificante pero, teniendo también en cuenta el nivel de derecho propuesto, no parecen existir motivos por los que sus clientes no estuvieran dispuestos a soportar al menos una buena parte de este incremento del coste.

(122)

Otras dos empresas utilizaron el PVA para la producción de PVB. El PVA tiene también un importante peso en el coste de la producción de PVB. Una de estas empresas, que utiliza posteriormente el PVB para la producción de película de PVB, sugirió que la introducción de medidas podría obligar a la empresa a trasladar su producción de PVB fuera de la Comunidad. Esta empresa también declaró que, teniendo en cuenta el tiempo que se necesita para obtener un PVA que cumpla las condiciones para esta aplicación, les resultaría complicado y gravoso cambiar de proveedor. El otro productor de PVB que cooperó como usuario, que utilizaba el PVA no solamente para la producción de PVB sino principalmente para la producción de polvos industriales, también señaló que el proceso de cambio de proveedor sería difícil y prolongado, y mostró su preocupación sobre los mayores costes que podrían aportar las medidas.

(123)

Se reconoce que un incremento del coste de compra del PVA se reflejará en un coste más elevado de fabricación de PVB. No obstante, también es cierto que, debido a que las importaciones originarias de la República Popular China representan el 13 % del mercado de la Comunidad, el 87 % del PVA consumido en la Comunidad no se verá directamente afectado por estas medidas. Además, la tasa del derecho propuesto es moderada. Teniendo en cuenta todo ello, así como las buenas condiciones del mercado para el PVB, se considera asumible el efecto del derecho propuesto.

(124)

En lo que respecta al procedimiento de cualificación, se reconoce que, en aplicaciones concretas, las características del PVA pueden ser ciertamente muy exigentes y adaptadas al cliente, lo que tiene como resultado un proceso de cualificación dilatado, que incluye ensayos intensivos. No obstante, debe recordarse que las medidas antidumping no están concebidas para impedir a determinados proveedores el acceso al mercado de la Comunidad. Cualquier medida propuesta únicamente tiene por objeto restablecer el comercio justo y corregir una situación del mercado distorsionada. Por consiguiente, y especialmente teniendo en cuenta el nivel de la tasa del derecho propuesto, no existe ningún motivo por el que determinados usuarios se verían obligados a cambiar de proveedor cuando las medidas entren en vigor.

(125)

Uno de los usuarios que cooperó, un fabricante de poliéster/algodón y de fibra de algodón, que utilizaba el PVA para el apresto y el acabado de tejido en crudo, indicó que la introducción de medidas podría obligar a la empresa a trasladar sus actividades de hilado y tejido fuera de la Comunidad. A este respecto, se estableció que el peso del PVA en el coste de los productos de esta empresa era bastante limitado, en concreto, entre el 0,2 % y el 0,8 %. Por consiguiente, habida cuenta de la tasa de derecho propuesta, se considera que el impacto de este derecho no es significativo.

(126)

Por último, KEG, el denunciante, alegó que la no imposición de medidas iría en contra de los intereses de los usuarios, ya que los malos resultados financieros de sus actividades de PVA podrían obligar a esta empresa a abandonar el mercado comercial y centrarse en los mercados para procesos de fabricación. Argumentó asimismo que, si se llegara a esta situación, podría producirse un suministro insuficiente a los usuarios, ya que la empresa KEG es un proveedor fiable de gran tamaño. Si bien este argumento no ha recibido el apoyo explícito de los usuarios afectados, se confirma ciertamente que tres de los cinco usuarios afectados compran cantidades significativas de PVA a la empresa KEG, que puede considerarse el proveedor más importante en el mercado de la Comunidad. Por lo tanto, en caso de que, por cualquier motivo, la empresa KEG abandonara el mercado, no puede excluirse que los usuarios se vieran confrontados a graves problemas de suministro.

6.4.   Conclusión sobre el interés de la Comunidad

(127)

Cabe esperar que los efectos de la imposición de medidas permitan a la industria de la Comunidad mejorar su rentabilidad. En vista de la situación financiera desfavorable de la industria de la Comunidad, existe un riesgo real de que, en ausencia de medidas, la industria de la Comunidad pueda cerrar instalaciones de producción y despedir trabajadores. En general, los usuarios de la Comunidad también se beneficiarían de la imposición de medidas, ya que no se vería amenazado el suministro de volúmenes suficientes de PVA, mientras que el incremento global del precio de compra del PVA sería moderado. Habida cuenta de lo anteriormente expuesto, se concluye provisionalmente que no existe en este caso ninguna razón de peso basada en el interés de la Comunidad que impida la imposición de medidas.

7.   PROPUESTA DE MEDIDAS ANTIDUMPING PROVISIONALES

(128)

Teniendo en cuenta las conclusiones relativas al dumping, al perjuicio, a la causalidad y al interés comunitario, deberán imponerse medidas provisionales a las importaciones del producto afectado procedentes de la República Popular China para evitar que las importaciones objeto de dumping sigan causando un perjuicio a la industria de la Comunidad.

(129)

En lo que respecta a las importaciones del producto afectado originarias de Taiwán, no se constató provisionalmente ningún dumping, tal como se indicaba en el anterior considerando 30. En consecuencia, no debería imponerse ninguna medida provisional. Teniendo en cuenta el momento en el que tiene lugar esta afirmación, se consideró apropiado conceder un período de un mes a las partes interesadas para que realizaran comentarios sobre esta conclusión provisional, con el fin de que, a continuación, sea posible dar por concluido el procedimiento relativo a las importaciones del producto afectado originarias de Taiwán.

7.1.   Nivel de eliminación del perjuicio

(130)

El nivel de las medidas provisionales aplicadas a las importaciones originarias de la República Popular China deberá ser suficiente para eliminar el efecto perjudicial que causan las importaciones objeto de dumping a la industria de la Comunidad, sin sobrepasar los márgenes de dumping constatados. A la hora de calcular el importe del derecho necesario para eliminar los efectos del dumping, se consideró que las medidas deberían permitir a la industria de la Comunidad cubrir sus costes y obtener en conjunto el beneficio antes de impuestos que podría razonablemente conseguir en condiciones normales de competencia, es decir, en ausencia de importaciones objeto de dumping.

(131)

Se considera que, en 2003, existía una situación de competencia normal en el mercado de la Comunidad en el que la industria de la Comunidad, al no existir ningún dumping perjudicial, conseguía un beneficio normal dentro del intervalo descrito en el anterior considerando 84. Por consiguiente, sobre la base de la información disponible, se comprobó con carácter preliminar que un margen de beneficio correspondiente a ese nivel podía considerarse un nivel apropiado que la industria de la Comunidad podría haber esperado obtener en ausencia del dumping perjudicial.

(132)

El incremento de los precios necesario a tal efecto se determinó sobre la base de una comparación, en la misma fase comercial, de la media ponderada de los precios de importación, según lo establecido para el cálculo de la subcotización, con el precio no perjudicial del producto afectado vendido por la industria de la Comunidad en el mercado comunitario. El precio no perjudicial se obtuvo mediante el ajuste del precio de venta de cada uno de los productores de la industria de la Comunidad en función del umbral de rentabilidad y añadiendo el margen de beneficios antes citado. Cualquier diferencia derivada de esta comparación se expresó como porcentaje del valor total cif de importación. Dado que no se concedió el trato de economía de mercado ni el trato individual a ninguno de los productores de la República Popular China que cooperaron, y teniendo en cuenta el elevado nivel de cooperación, el nivel provisional de eliminación del perjuicio a escala nacional se calculó como media ponderada de los márgenes de perjuicio de los tres productores exportadores de la República Popular China que cooperaron.

(133)

Así pues, el margen de perjuicio establecido para la República Popular China era significativamente superior al margen de dumping constatado.

7.2.   Medidas provisionales

(134)

A la luz de lo anteriormente expuesto, y de conformidad con el artículo 7, apartado 2, del Reglamento de base, se considera que debe imponerse un derecho antidumping provisional a las importaciones del producto afectado originarias de la República Popular China al nivel del menor de los márgenes de perjuicio y de dumping constatados, de conformidad con la norma del derecho inferior.

(135)

En vista de lo expuesto más arriba, la tasa del derecho propuesto para el producto afectado originario de la República Popular China es del 10,0 %.

7.3.   Disposición final

(136)

En aras de una buena gestión, debe fijarse un período en el cual las partes interesadas que se dieron a conocer en el plazo especificado en el anuncio de inicio podrán dar a conocer sus puntos de vista por escrito y solicitar una audiencia. Deberá hacerse constar, además, que todas las conclusiones relativas al establecimiento de derechos formuladas a efectos del presente Reglamento son provisionales y podrán reconsiderarse a efectos de cualquier medida definitiva.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

1.   Se establece un derecho antidumping provisional sobre determinados alcoholes polivinílicos en forma de resinas homopoliméricas con una viscosidad (medida en una solución al 4 %) mínima de 3 mPas y máxima de 61 mPas, y con un grado de hidrólisis mínimo de 84,0 mol % y máximo de 99,9 mol %, clasificados en el código NC ex 3905 30 00 (código TARIC 3905300020) y originarios de la República Popular China.

2.   El tipo del derecho antidumping provisional aplicable al precio neto franco frontera de la Comunidad, no despachado de aduana, de los productos descritos en el apartado 1, será del 10 %.

3.   El despacho a libre práctica en la Comunidad del producto mencionado en el apartado 1 estará sujeto a la constitución de una garantía, equivalente al importe del derecho provisional.

4.   Salvo disposición en contrario, serán aplicables las disposiciones vigentes en materia de derechos de aduana.

Artículo 2

Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 20 del Reglamento (CE) no 384/96, las partes interesadas podrán solicitar que se les informe de los principales hechos y consideraciones sobre cuya base se adoptó el presente Reglamento, dar a conocer sus opiniones por escrito y solicitar ser oídas por la Comisión en el plazo de un mes a partir de la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento.

De conformidad con el artículo 21, apartado 4, del Reglamento (CE) no 384/96, las partes interesadas podrán presentar sus observaciones respecto a la aplicación del presente Reglamento en el plazo de un mes a partir de la fecha de su entrada en vigor.

Artículo 3

El presente Reglamento entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El artículo 1 del presente Reglamento se aplicará durante un período de seis meses.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Peter MANDELSON

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 56 de 6.3.1996, p. 1. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) no 2117/2005 (DO L 340 de 23.12.2005, p. 17).

(2)  DO C 311 de 19.12.2006, p. 47.


DIRECTIVAS

18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/41


DIRECTIVA 2007/55/CE DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

por la que se modifican los anexos de las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE del Consejo en lo que respecta a los contenidos máximos del residuos de azinfos metil

(Texto pertinente a efectos del EEE)

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Vista la Directiva 76/895/CEE del Consejo, de 23 de noviembre de 1976, relativa a la fijación de los contenidos máximos de residuos de plaguicidas en las frutas y hortalizas (1), y, en particular, su artículo 5,

Vista la Directiva 86/362/CEE del Consejo, de 24 de julio de 1986, relativa a la fijación de contenidos máximos para los residuos de plaguicidas sobre y en los cereales (2), y, en particular, su artículo 10,

Vista la Directiva 86/363/CEE del Consejo, de 24 de julio de 1986, relativa a la fijación de contenidos máximos para los residuos de plaguicidas sobre y en los productos alimenticios de origen animal (3), y, en particular, su artículo 10,

Vista la Directiva 90/642/CEE del Consejo, de 27 de noviembre de 1990, relativa a la fijación de los contenidos máximos de residuos de plaguicidas en determinados productos de origen vegetal, incluidas las frutas y hortalizas (4), y, en particular, su artículo 7,

Considerando lo siguiente:

(1)

Se informó a la Comisión de la conveniencia de revisar los contenidos máximos de residuos en vigor del azinfos metil a raíz de los nuevos datos disponibles sobre toxicología e ingesta de los consumidores. La Comisión pidió al Estado miembro que actuó como ponente para el azinfos metil con arreglo a la Directiva 91/414/CEE de la Comisión (5), que hiciera una propuesta en lo relativo a la revisión de los contenidos máximos de residuos comunitarios. La Comisión ha recibido esta propuesta.

(2)

Los contenidos máximos de residuos y los niveles recomendados en el Codex Alimentarius se fijan y evalúan mediante procedimientos similares. El Codex recoge una serie de contenidos máximos de residuos para el azinfos metil. El Estado miembro ponente también evaluó los contenidos máximos de residuos comunitarios basados en los límites correspondientes del Codex teniendo en cuenta las nuevas informaciones sobre los riesgos para los consumidores.

(3)

Se ha vuelto a determinar y evaluar la exposición de los consumidores al azinfos metil a lo largo de toda su vida y a corto plazo, a través de los productos alimenticios, de acuerdo con los procedimientos y prácticas comunitarios, y atendiendo a las orientaciones publicadas por la Organización Mundial de la Salud (6). Sobre esa base, procede fijar nuevos contenidos máximos de residuos que garanticen que no se produzca una exposición inadmisible de los consumidores.

(4)

A fin de proteger convenientemente al consumidor frente al riesgo de exposición a residuos derivado de una utilización no autorizada de productos fitosanitarios, deben establecerse contenidos máximos de residuos para las combinaciones de producto/plaguicida correspondientes al umbral de determinación analítica.

(5)

Por tanto, es necesario modificar los contenidos máximos de residuos establecidos en los anexos de las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE, a fin de velar por una vigilancia y un control adecuados de la prohibición de sus usos y proteger al consumidor.

(6)

A través de la Organización Mundial del Comercio, se ha consultado a los socios comerciales de la Comunidad acerca de los nuevos contenidos máximos de residuos y se han tomado en consideración sus observaciones al respecto.

(7)

Por consiguiente, procede modificar en consecuencia las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE.

(8)

Las medidas establecidas en la presente Directiva se ajustan al dictamen del Comité permanente de la cadena alimentaria y de sanidad animal.

HA ADOPTADO LA PRESENTE DIRECTIVA:

Artículo 1

En el anexo II de la Directiva 76/895/CEE queda suprimida la inscripción relativa al acinfosmetilo.

Artículo 2

La Directiva 86/362/CEE queda modificada de conformidad con el anexo I de la presente Directiva.

Artículo 3

La Directiva 86/363/CEE queda modificada de conformidad con el anexo II de la presente Directiva.

Artículo 4

La Directiva 90/642/CEE queda modificada de conformidad con el anexo III de la presente Directiva.

Artículo 5

Los Estados miembros adoptarán y publicarán, a más tardar, el 18 de marzo de 2008, las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva. Comunicarán inmediatamente a la Comisión el texto de dichas disposiciones, así como una tabla de correspondencias entre las mismas y la presente Directiva.

Aplicarán dichas disposiciones a partir del 19 de marzo de 2008.

Cuando los Estados miembros adopten tales disposiciones, estas harán referencia a la presente Directiva o irán acompañadas de dicha referencia en su publicación oficial. Los Estados miembros establecerán las modalidades de la mencionada referencia.

Artículo 6

La presente Directiva entrará en vigor el vigésimo día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Artículo 7

Los destinatarios de la presente Directiva serán los Estados miembros.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Markos KYPRIANOU

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 340 de 9.12.1976, p. 26. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/8/CE de la Comisión (DO L 63 de 1.3.2007, p. 9).

(2)  DO L 221 de 7.8.1986, p. 37. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/27/CE de la Comisión (DO L 128 de 16.5.2007, p. 31).

(3)  DO L 221 de 7.8.1986, p. 43. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/28/CE de la Comisión (DO L 135 de 26.5.2007, p. 6).

(4)  DO L 350 de 14.12.1990, p. 71. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/39/CE de la Comisión (DO L 165 de 27.6.2007, p. 25).

(5)  DO L 230 de 19.8.1991, p. 1. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/52/CE de la Comisión (DO L 214 de 17.8.2007, p. 3).

(6)  Orientaciones para predecir la ingesta alimentaria de residuos de plaguicidas (revisadas), elaboradas por el Programa SIMUVIMA/Alimentos en colaboración con el Comité del Codex sobre residuos de plaguicidas y publicadas por la Organización Mundial de la Salud en 1997 (WHO/FSF/FOS/97.7).


ANEXO I

En la parte A del anexo II de la Directiva 86/362/CEE, se añade la siguiente línea:

Residuos de plaguicidas

Contenidos máximos en mg/kg

«Azinfos metil

0,05 (*)

CEREALES».


ANEXO II

En la parte A del anexo II de la Directiva 86/363/CEE, se añade la siguiente línea:

 

Contenidos máximos en mg/kg (ppm)

Residuos de plaguicidas

en la materia grasa contenida en las carnes, los preparados de carne, los despojos y las grasas animales que figuran en las partidas ex 0201, 0202, 0203, 0204, 0205 00 00, 0206, 0207, ex 0208, 0209 00, 0210, 1601 00 y 1602 del anexo I (1) (4)

en la leche de vaca y la leche de vaca entera que figuran en la partida 0401 del anexo I; en otros productos alimenticios de las partidas 0401, 0402, 0405 00 y 0406 de conformidad con (2) (4)

en los huevos frescos sin cascarón, los huevos de ave y las yemas de huevo que figuran en las partidas 0407 00 y 0408 del anexo I (3) (4)

«Azinfos metil

0,01 (1)

0,01 (1)

0,01 (1)


(1)  Indica el umbral de determinación analítica.»


ANEXO III

En la parte A del anexo II de la Directiva 90/642/CEE se añade la siguiente columna:

«Grupos y tipos de productos individuales a los que se aplican los contenidos máximos de residuos

Azinfos metil

1.   

Frutas frescas, desecadas o sin cocer, congeladas y sin adición de azúcar; frutos de cáscara

i)

CÍTRICOS

0,05 (1)

Pomelos

 

Limones

 

Limas

 

Mandarinas (incluidas las clementinas e híbridos similares)

 

Naranjas

 

Toronjas

 

Otros

 

ii)

FRUTOS DE CÁSCARA (mondados o no)

0,5

Almendras

 

Nueces de Brasil

 

Anacardos

 

Castañas

 

Cocos

 

Avellanas

 

Macadamias

 

Pacanas

 

Piñones

 

Pistachos

 

Nueces de nogal

 

Otras

 

iii)

FRUTOS DE PEPITA

0,5 (2)

Manzanas

 

Peras

 

Membrillos

 

Otros

 

iv)

FRUTOS DE HUESO

0,5 (2)

Albaricoques

 

Cerezas

 

Melocotones (incluidas las nectarinas e híbridos similares)

 

Ciruelas

 

Otros

 

v)

BAYAS Y FRUTAS PEQUEÑAS

 

a)

Uvas de mesa y de vinificación

0,05 (1)

Uvas de mesa

 

Uvas de vinificación

 

b)

Fresas (distintas de las silvestres)

0,5 (2)

c)

Frutas de caña (distintas de las silvestres)

0,5 (2)

Zarzamoras

 

Moras árticas

 

Moras-frambuesas

 

Frambuesas

 

Otras

 

d)

Otras bayas y frutas pequeñas (excepto las silvestres)

 

Mirtilos (frutos del Vaccinium myrtillus)

 

Arándanos

0,1

Grosellas [rojas, negras (casis) y blancas]

0,5 (2)

Grosellas espinosas

0,5 (2)

Otras

0,05 (1)

e)

Bayas y frutas silvestres

0,05 (1)

vi)

OTRAS FRUTAS

0,05 (1)

Aguacates

 

Plátanos

 

Dátiles

 

Higos

 

Kiwis

 

Kumquats

 

Lichis

 

Mangos

 

Aceitunas (de mesa)

 

Aceitunas (para la producción de aceite)

 

Papayas

 

Frutas de la pasión

 

Piñas

 

Granadas

 

Otras

 

2.   

Hortalizas, frescas o sin cocer, congeladas o desecadas

i)

RAÍCES Y TUBÉRCULOS

0,05 (1)

Remolachas

 

Zanahorias

 

Mandiocas

 

Apionabos

 

Rábanos rusticanos

 

Aguaturmas

 

Chirivías

 

Perejil (raíz)

 

Rábanos

 

Salsifíes

 

Boniatos

 

Colinabos

 

Nabos

 

Ñames

 

Otras

 

ii)

BULBOS

0,05 (1)

Ajos

 

Cebollas

 

Chalotes

 

Cebolletas

 

Otros

 

iii)

FRUTOS Y PEPÓNIDES

 

a)

Solanáceas

0,05 (1)

Tomates

 

Pimientos

 

Berenjenas

 

Quingombó

 

Otros

 

b)

Cucurbitáceas de piel comestible

 

Pepinos

0,2

Pepinillos

 

Calabacines

 

Otras

0,05 (1)

c)

Cucurbitáceas de piel no comestible

0,05 (1)

Melones

 

Calabazas

 

Sandías

 

Otras

 

d)

Maíz dulce

0,05 (1)

iv)

HORTALIZAS DEL GÉNERO BRASSICA

0,05 (1)

a)

Inflorescencias

 

Brécoles (incluido el calabrés)

 

Coliflores

 

Otras

 

b)

Cogollos

 

Coles de Bruselas

 

Repollos

 

Otros

 

c)

Hojas

 

Coles de China

 

Berzas

 

Otras

 

d)

Colirrábanos

 

v)

HORTALIZAS DE HOJA Y HIERBAS AROMÁTICAS FRESCAS

0,05 (1)

a)

Lechugas y similares

 

Berros

 

Canónigos (valeriana)

 

Lechugas

 

Escarolas

 

Ruccola

 

Hojas y tallos de Brassica, incluidos los grelos

 

Otras

 

b)

Espinacas y similares

 

Espinacas

 

Acelgas

 

Otras

 

c)

Berros de agua

 

d)

Endibias

 

e)

Hierbas aromáticas

 

Perifollos

 

Cebollinos

 

Perejil

 

Hojas de apio

 

Otras

 

vi)

LEGUMINOSAS VERDES (frescas)

0,05 (1)

Judías (con vaina)

 

Judías (sin vaina)

 

Guisantes (con vaina)

 

Guisantes (sin vaina)

 

Otras

 

vii)

TALLOS JÓVENES (frescos)

0,05 (1)

Espárragos

 

Cardos comestibles

 

Apio

 

Hinojo

 

Alcachofas

 

Puerros

 

Ruibarbos

 

Otros

 

viii)

HONGOS Y SETAS

0,05 (1)

a)

Setas cultivadas

 

b)

Setas silvestres

 

3.

Legumbres secas

0,05 (1)

Judías

 

Lentejas

 

Guisantes

 

Altramuces

 

Otras

 

4.   

Semillas oleaginosas

Semillas de lino

 

Cacahuetes

 

Semillas de adormidera

 

Semillas de sésamo

 

Semillas de girasol

 

Semillas de colza

 

Habas de soja

 

Semillas de mostaza

 

Semillas de algodón

0,2

Semillas de cáñamo

 

Otras

0,05 (1)

5.

Patatas

0,05 (1)

Patatas tempranas

 

Patatas para almacenar

 

6.

Té (hojas y tallos desecados, fermentados o no, de Camellia sinensis)

0,1 (1)

7.

Lúpulo (desecado), incluidos los granulados de lúpulo y el polvo no concentrado

0,1 (1)


(1)  Indica el umbral de determinación analítica.

(2)  Contenidos máximos de residuos provisionales hasta el 18 de septiembre de 2008. Después de esta fecha, el contenido máximo de residuos será de 0,05 () mg/kg mientras no sea modificado por una Directiva o un Reglamento.».


18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/50


DIRECTIVA 2007/56/CE DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

por la que se modifican determinados anexos de las Directivas 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE del Consejo en lo relativo a los contenidos máximos de residuos de azoxistrobina, clorotalonil, deltametrin, hexaclorobenceno, ioxinil, oxamil y quinoxifeno

(Texto pertinente a efectos del EEE)

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Vista la Directiva 86/362/CEE del Consejo, de 24 de julio de 1986, relativa a la fijación de contenidos máximos para los residuos de plaguicidas sobre y en los cereales (1), y, en particular, su artículo 10,

Vista la Directiva 86/363/CEE del Consejo, de 24 de julio de 1986, relativa a la fijación de contenidos máximos para los residuos de plaguicidas sobre y en los productos alimenticios de origen animal (2), y, en particular, su artículo 10,

Vista la Directiva 90/642/CEE del Consejo, de 27 de noviembre de 1990, relativa a la fijación de los contenidos máximos de residuos de plaguicidas en determinados productos de origen vegetal (3), incluidas las frutas y hortalizas, y, en particular, su artículo 7,

Vista la Directiva 91/414/CEE del Consejo, de 15 de julio de 1991, relativa a la comercialización de productos fitosanitarios (4), y, en particular, su artículo 4, apartado 1, letra f),

Considerando lo siguiente:

(1)

De conformidad con lo dispuesto en la Directiva 91/414/CEE, la autorización para el empleo de productos fitosanitarios para su utilización en determinados cultivos es competencia de los Estados miembros. Las autorizaciones deben concederse a la luz de la evaluación de los efectos de estos productos en la salud humana y animal y de su influencia en el medio ambiente. A la hora de realizar estas evaluaciones han de tenerse en cuenta factores tales como la exposición del operario y los transeúntes o el impacto en el medio terrestre, acuático y atmosférico, así como las repercusiones que puede tener para los seres humanos y los animales el consumo de los residuos presentes en los cultivos tratados.

(2)

Los contenidos o límites máximos de residuos (LMR) representan la cantidad mínima de plaguicidas necesaria para proteger de manera eficaz las plantas, aplicada de tal forma que la cantidad de residuos sea lo más reducida posible y toxicológicamente aceptable, sobre todo en términos de ingesta alimentaria estimada.

(3)

Los LMR de los plaguicidas contemplados en la Directiva 90/642/CEE deben estar sujetos a un seguimiento constante y pueden modificarse para tomar en consideración los usos nuevos o modificados. La Comisión ha recibido información acerca de los usos nuevos o modificados de los que se derivarán cambios en los contenidos de residuos de azoxistrobina, clorotalonil, ioxinil y quinoxifeno.

(4)

Por lo que respecta al hexaclorobenceno, se ha comunicado a la Comisión que este plaguicida, dada la contaminación ambiental, puede aparecer en las semillas de calabaza, producto que se consume como alimento en varios Estados miembros, en niveles superiores al umbral de determinación analítica. Por ello es necesario incluir las «semillas de calabaza» en el anexo I de la Directiva 90/642/CEE y establecer LMR de semillas de calabaza, al objeto de proteger a los consumidores frente al exceso de residuos de hexaclorobenceno.

(5)

Mediante la Directiva 2006/59/CE de la Comisión (5) se establecieron LMR provisionales para el oxamil en la Directiva 90/642/CEE, a la espera de la presentación de datos de ensayo. Entre tanto se han presentado y evaluado datos de ensayo del oxamil, que permiten confirmar los LMR para el oxamil.

(6)

Mediante la Directiva 2006/59/CE de la Comisión se establecieron LMR provisionales para el deltametrin en las Directivas 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE, a la espera de la revisión de la documentación conforme al anexo III de la Directiva 91/414/CEE y del nuevo registro de las formulaciones de deltametrin en los Estados miembros. Un examen más detallado puso de manifiesto que se necesita más tiempo para estudiar debidamente los usos autorizados del deltametrin en los Estados miembros, por lo que procede prorrogar la validez de los LMR provisionales del deltametrin.

(7)

La exposición de los consumidores a estos plaguicidas a lo largo de toda su vida a través de productos alimenticios que pueden contener residuos de dichas sustancias se ha estudiado y evaluado de acuerdo con los procedimientos y prácticas en uso dentro de la Comunidad, atendiendo a las orientaciones publicadas por la Organización Mundial de la Salud (6). Sobre la base de dichas evaluaciones deben establecerse los LMR de estos plaguicidas para garantizar que no se supera la ingesta diaria aceptable.

(8)

En los casos del clorotalonil y del ioxinil, para los cuales existe una dosis aguda de referencia, la exposición aguda de los consumidores a través del consumo de productos alimenticios que puedan contener residuos de estos plaguicidas se ha estudiado y evaluado de acuerdo con los procedimientos y las prácticas en uso dentro de la Comunidad, atendiendo a las orientaciones publicadas por la Organización Mundial de la Salud. Se han tenido en cuenta los dictámenes del Comité científico de las plantas, en particular los consejos y las recomendaciones relativas a la protección de los consumidores de alimentos tratados con plaguicidas (7). A partir de la evaluación de la ingesta alimentaria, deben establecerse los LMR de los citados plaguicidas para garantizar que no se superen las dosis agudas de referencia. En el caso de las demás sustancias, una evaluación de la información disponible ha demostrado que no se requiere una dosis aguda de referencia y que, por lo tanto, no es necesaria una evaluación a corto plazo.

(9)

Cuando los usos autorizados de los productos fitosanitarios no ocasionen niveles detectables de residuos de plaguicidas en el interior ni en la superficie de los productos alimentarios, cuando no exista ningún uso autorizado, cuando los usos autorizados por los Estados miembros no estén corroborados con los datos necesarios, o cuando determinados usos en terceros países que produzcan residuos en el interior o en la superficie de productos alimentarios comercializables en el mercado comunitario no estén corroborados con los datos necesarios, los LMR deben fijarse en el umbral de determinación analítica.

(10)

El establecimiento o la modificación a nivel comunitario de LMR provisionales no impide que los Estados miembros establezcan LMR provisionales para el ioxinil y el quinoxifeno de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 4, apartado 1, letra f), y en el anexo VI de la Directiva 91/414/CEE. Se considera que un período de cuatro años es suficiente para autorizar usos adicionales de dichas sustancias. Transcurrido ese período, los LMR provisionales se convertirán en definitivos.

(11)

Por tanto, es necesario modificar los LMR establecidos en las Directivas 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE, a fin de permitir una vigilancia y un control adecuados de los usos de los productos fitosanitarios en cuestión y proteger al consumidor. Procede modificar los LMR definidos en los anexos de dichas Directivas. En caso de que hasta la fecha no se hayan definido LMR, deben fijarse por primera vez.

(12)

Por tanto, las Directivas 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE deben modificarse en consecuencia.

(13)

Las medidas establecidas en la presente Directiva se ajustan al dictamen del Comité permanente de la cadena alimentaria y de sanidad animal.

HA ADOPTADO LA PRESENTE DIRECTIVA:

Artículo 1

La Directiva 86/362/CEE queda modificada de conformidad con el anexo I de la presente Directiva.

Artículo 2

La Directiva 86/363/CEE queda modificada de conformidad con el anexo II de la presente Directiva.

Artículo 3

La Directiva 90/642/CEE queda modificada como sigue:

1)

En el anexo I, se añade la entrada «Semillas de calabaza» en el grupo «4, semillas oleaginosas».

2)

El anexo II se modifica de conformidad con el anexo III de la presente Directiva.

Artículo 4

Los Estados miembros adoptarán y publicarán, a más tardar el 18 de diciembre de 2007, las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para ajustarse a lo dispuesto en la presente Directiva. Comunicarán inmediatamente a la Comisión el texto de dichas disposiciones, así como una tabla de correspondencias entre las mismas y la presente Directiva.

Aplicarán dichas disposiciones a partir del 19 de diciembre de 2007.

Cuando los Estados miembros adopten dichas disposiciones, estas harán referencia a la presente Directiva o irán acompañadas de dicha referencia en su publicación oficial. Los Estados miembros establecerán las modalidades de la mencionada referencia.

Artículo 5

La presente Directiva entrará en vigor el vigésimo día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Artículo 6

Los destinatarios de la presente Directiva serán los Estados miembros.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Markos KYPRIANOU

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 221 de 7.8.1986, p. 37. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/27/CE de la Comisión (DO L 128 de 16.5.2007, p. 31).

(2)  DO L 221 de 7.8.1986, p. 43. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/28/CE de la Comisión (DO L 135 de 26.5.2007, p. 6).

(3)  DO L 350 de 14.12.1990, p. 71. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/39/CE de la Comisión (DO L 165 de 27.6.2007, p. 25).

(4)  DO L 230 de 19.8.1991, p. 1. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/52/CE de la Comisión (DO L 214 de 17.8.2007, p. 3).

(5)  DO L 175 de 29.6.2006, p. 61.

(6)  Orientaciones para predecir la ingesta alimentaria de residuos de plaguicidas (revisadas), elaboradas por el programa SIMUVIMA/Alimentos en colaboración con el Comité del Codex sobre residuos de plaguicidas y publicadas por la Organización Mundial de la Salud en 1997 (WHO/FSF/FOS/97.7).

(7)  Dictamen sobre cuestiones relativas a la modificación de los anexos de las Directivas 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE del Consejo (Dictamen emitido por el CCP el 14 de julio de 1998); Dictamen sobre residuos variables de plaguicidas en frutas y hortalizas (Dictamen emitido por el CCP el 14 de julio de 1998);

http://europa.eu.int/comm/food/fs/sc/scp/outcome_ppp_en.html


ANEXO I

En la parte A del anexo II de la Directiva 86/362/CEE, la fila relativa al «deltametrin» se sustituye como sigue:

Residuos de plaguicidas

Contenidos máximos en mg/kg

«Deltametrin (cis-deltametrin) (1)

2

CEREALES


(1)  LMR provisional, válido hasta el 1 de noviembre de 2008, a la espera de la revisión del contenido del anexo III con arreglo a la Directiva 91/414/CEE y el nuevo registro de las formulaciones de deltametrin en los Estados miembros.».


ANEXO II

En la parte A del anexo II de la Directiva 86/363/CEE, la fila relativa al «Deltametrin (cis-deltametrin)» se sustituye por el texto siguiente:

 

Contenidos máximos en mg/kg

Residuos de plaguicidas

En la materia grasa contenida en las carnes, preparados de carnes, despojos y grasas animales que figuran en las partidas ex 0201, 0202, 0203, 0204, 0205, 0206, 0207, ex 0208, 0209, 0210, 1601 y 1602 del anexo I

(1) (4)

En la leche de vaca y en la leche entera de vaca que figuran en el anexo I, en la partida 0401; en relación con otros productos alimenticios, en las partidas 0401, 0402, 0405 00 y 0406 de conformidad con

(2) (4)

En los huevos frescos sin cascarón, huevos de ave y yemas de huevo que figuran en el anexo I en las partidas 0407 y 0408

(3) (4)

«Deltametrin (cis-deltametrin) (2)

hígado y riñón 0,03 (1) aves de corral y productos de aves de corral 0,1; otros 0,5

0,05

0,05 (1)


(1)  Indica el umbral de determinación analítica.

(2)  LMR provisional, válido hasta el 1 de noviembre de 2008, a la espera de la revisión del contenido del anexo III con arreglo a la Directiva 91/414/CEE y el nuevo registro de las formulaciones de deltametrin en los Estados miembros.».


ANEXO III

En la parte A del anexo II de la Directiva 90/642/CEE, las columnas correspondientes a azoxistrobina, clorotalonil, deltametrin, hexaclorobenceno, ioxinil, oxamil y quinoxifeno se sustituyen por el texto siguiente:

 

«Residuos de plaguicidas y contenidos máximos de residuos (mg/kg)

Grupos y tipos de productos individuales a los que se aplican los contenidos máximos de residuos

Azoxistrobina

Clorotalonil

Deltametrin (cis-deltametrin) (2)

Hexaclorobenceno

Ioxinil, incluidos sus ésteres expresados en ioxinil

Oxamil

Quinoxifeno

1.

Frutas frescas, desecadas o sin cocer, congeladas y sin adición de azúcar; frutos de cáscara

 

 

 

0,01 (1)

0,05 (1)  (3)

 

 

i)

CÍTRICOS

1

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

 

0,02 (1)  (3)

Pomelos

 

 

 

 

 

 

 

Limones

 

 

 

 

 

 

 

Limas

 

 

 

 

 

 

 

Mandarinas (incluidas las clementinas e híbridos similares)

 

 

 

 

 

0,02 (1)  (3)

 

Naranjas

 

 

 

 

 

 

 

Toronjas

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

0,01 (1)  (3)

 

ii)

FRUTOS DE CÁSCARA (mondados o no)

0,1 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

Almendras

 

 

 

 

 

 

 

Nueces del Brasil

 

 

 

 

 

 

 

Anacardos

 

 

 

 

 

 

 

Castañas

 

 

 

 

 

 

 

Cocos

 

 

 

 

 

 

 

Avellanas

 

 

 

 

 

 

 

Macadamias

 

 

 

 

 

 

 

Pacanas

 

 

 

 

 

 

 

Piñones

 

 

 

 

 

 

 

Pistachos

 

 

 

 

 

 

 

Nueces comunes

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

 

 

iii)

FRUTOS DE PEPITA

0,05 (1)

1

 

 

 

0,01 (1)  (3)

 

Manzanas

 

 

0,2

 

 

 

0,05 (3)

Peras

 

 

 

 

 

 

 

Membrillos

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

0,1

 

 

 

0,02 (1)  (3)

iv)

FRUTOS DE HUESO

0,05 (1)

 

 

 

 

0,01 (1)  (3)

 

Albaricoques

 

1

 

 

 

 

0,05 (3)

Cerezas

 

 

0,2

 

 

 

0,3 (3)

Melocotones (incluidas las nectarinas e híbridos similares)

 

1

 

 

 

 

0,05 (3)

Ciruelas

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

0,01 (1)

0,1

 

 

 

0,02 (1)  (3)

v)

BAYAS Y FRUTAS PEQUEÑAS

 

 

 

 

 

0,01 (1)  (3)

 

a)

Uvas de mesa y de vinificación

2

 

0,2

 

 

 

1 (3)

Uvas de mesa

 

1

 

 

 

 

 

Uvas de vinificación

 

3

 

 

 

 

 

b)

Fresas (distintas de las silvestres)

2

3

0,2

 

 

 

0,3 (3)

c)

Frutas de caña (distintas de las silvestres)

 

0,01 (1)

 

 

 

 

0,02 (1)  (3)

Zarzamoras

3

 

0,5

 

 

 

 

Moras árticas

 

 

 

 

 

 

 

Moras-frambuesas

 

 

 

 

 

 

 

Frambuesas

3

 

 

 

 

 

 

Otras

0,05 (1)

 

0,05 (1)

 

 

 

 

d)

Otras bayas y frutas pequeñas (excepto las silvestres)

0,05 (1)

 

 

 

 

 

2 (3)

Mirtilos (frutos del Vaccinium myrtillus)

 

 

 

 

 

 

 

Arándanos

 

2

 

 

 

 

 

Grosellas [rojas, negras (casis) y blancas]

 

10

0,5

 

 

 

 

Grosellas espinosas

 

10

0,2

 

 

 

 

Otras

 

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

 

 

e)

Bayas y frutas silvestres

0,05 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

 

0,02 (1)  (3)

vi)

OTRAS FRUTAS

 

 

 

 

 

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

Aguacates

 

 

 

 

 

 

 

Plátanos

2

0,2

 

 

 

 

 

Dátiles

 

 

 

 

 

 

 

Higos

 

 

 

 

 

 

 

Kiwis

 

 

0,2

 

 

 

 

Kumquats

 

 

 

 

 

 

 

Lichis

 

 

 

 

 

 

 

Mangos

0,2

 

 

 

 

 

 

Aceitunas (de mesa)

 

 

1

 

 

 

 

Aceitunas (para producción de aceite)

 

 

1

 

 

 

 

Papayas

0,2

20

 

 

 

 

 

Frutas de la pasión

 

 

 

 

 

 

 

Piñas

 

 

 

 

 

 

 

Granadas

 

 

 

 

 

 

 

Otras

0,05 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

 

 

2.

Hortalizas, frescas o sin cocer, congeladas o desecadas

 

 

 

0,01 (1)

 

 

 

i)

RAÍCES Y TUBÉRCULOS

 

 

0,05 (1)

 

 

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

Remolacha

 

 

 

 

 

 

 

Zanahorias

0,2

1

 

 

0,2 (3)

 

 

Mandioca

 

 

 

 

 

 

 

Apionabos

0,3

1

 

 

 

 

 

Rábanos rusticanos

0,2

 

 

 

 

 

 

Aguaturmas

 

 

 

 

 

 

 

Chirivías

0,2

 

 

 

0,2 (3)

 

 

Perejil (raíz)

0,2

 

 

 

 

 

 

Rábanos

0,2

 

 

 

 

 

 

Salsifíes

0,2

 

 

 

 

 

 

Boniatos

 

 

 

 

 

 

 

Colinabos

 

 

 

 

 

 

 

Nabos

 

 

 

 

 

 

 

Ñames

 

 

 

 

 

 

 

Otras

0,05 (1)

0,01 (1)

 

 

0,05 (1)  (3)

 

 

ii)

BULBOS

 

 

 

 

 

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

Ajos

 

0,5

0,1

 

0,2 (3)

 

 

Cebollas

 

0,5

0,1

 

0,2 (3)

 

 

Chalotes

 

0,5

0,1

 

0,2 (3)

 

 

Cebolletas

2

5

0,1

 

3 (3)

 

 

Otras

0,05 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

 

0,05 (1)  (3)

 

 

iii)

FRUTOS Y PEPÓNIDES

 

 

 

 

0,05 (1)  (3)

 

 

a)

Solanáceas

2

2

 

 

 

 

0,02 (1)  (3)

Tomates

 

 

0,3

 

 

0,02 (3)

 

Pimientos

 

 

 

 

 

0,02 (3)

 

Berenjenas

 

 

0,3

 

 

0,02 (3)

 

Quingombó

 

 

0,3

 

 

 

 

Otras

 

 

0,2

 

 

0,01 (1)  (3)

 

b)

Cucurbitáceas de piel comestible

1

 

0,2

 

 

 

0,02 (1)  (3)

Pepinos

 

1

 

 

 

0,02 (3)

 

Pepinillos

 

5

 

 

 

0,02 (3)

 

Calabacines

 

 

 

 

 

0,03 (3)

 

Otras

 

0,01 (1)

 

 

 

0,01 (1)  (3)

 

c)

Cucurbitáceas de piel no comestible

0,5

1

0,2

 

 

0,01 (1)  (3)

0,05 (3)

Melones

 

 

 

 

 

 

 

Calabazas

 

 

 

 

 

 

 

Sandías

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

 

 

d)

Maíz dulce

0,05 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

iv)

HORTALIZAS DEL GÉNERO BRASSICA

 

 

 

 

0,05 (1)  (3)

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

a)

Inflorescencias

0,5

3

0,1

 

 

 

 

Brécoles (incluido el Calabrese)

 

 

 

 

 

 

 

Coliflores

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

 

 

b)

Cogollos

0,3

 

0,1

 

 

 

 

Coles de Bruselas

 

3

 

 

 

 

 

Repollos

 

3

 

 

 

 

 

Otras

 

0,01 (1)

 

 

 

 

 

c)

Hojas

5

0,01 (1)

0,5

 

 

 

 

Coles de China

 

 

 

 

 

 

 

Berzas

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

 

 

d)

Colirrábanos

0,2

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

 

 

v)

HORTALIZAS DE HOJA Y HIERBAS AROMÁTICAS FRESCAS

 

 

 

 

0,05 (1)  (3)

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

a)

Lechugas y similares

3

0,01 (1)

0,5

 

 

 

 

Berros

 

 

 

 

 

 

 

Canónigos (valeriana)

 

 

 

 

 

 

 

Lechugas

 

 

 

 

 

 

 

Escarolas

 

 

 

 

 

 

 

Ruccola

 

 

 

 

 

 

 

Hojas y tallos de Brassica, incluidos los grelos

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

 

 

b)

Espinacas y similares

0,05 (1)

0,01 (1)

0,5

 

 

 

 

Espinacas

 

 

 

 

 

 

 

Acelgas

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

 

 

c)

Berros de agua

0,05 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

 

 

d)

Endivias

0,2

0,01 (1)

0,05 (1)

 

 

 

 

e)

Hierbas aromáticas

3

5

0,5

 

 

 

 

Perifollos

 

 

 

 

 

 

 

Cebollinos

 

 

 

 

 

 

 

Perejil

 

 

 

 

 

 

 

Hojas de apio

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

 

 

vi)

LEGUMINOSAS VERDES (frescas)

 

 

0,2

 

0,05 (1)  (3)

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

Judías (con vaina)

1

5

 

 

 

 

 

Judías (sin vaina)

0,2

2

 

 

 

 

 

Guisantes (con vaina)

0,5

2

 

 

 

 

 

Guisantes (sin vaina)

0,2

0,3

 

 

 

 

 

Otras

0,05 (1)

0,01 (1)

 

 

 

 

 

vii)

TALLOS JÓVENES (frescos)

 

 

 

 

 

0,01 (1)  (3)

 

Espárragos

 

 

 

 

 

 

 

Cardos comestibles

 

 

 

 

 

 

 

Apios

5

10

 

 

 

 

 

Hinojos

5

 

 

 

 

 

 

Alcachofas

1

 

0,1

 

 

 

0,3 (3)

Puerros

2

10

0,2

 

3 (3)

 

 

Ruibarbo

 

 

 

 

 

 

 

Otros

0,05 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

 

0,05 (1)  (3)

 

0,02 (1)  (3)

viii)

HONGOS Y SETAS

0,05 (1)

 

0,05

 

0,05 (1)  (3)

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

a)

Setas cultivadas

 

2

 

 

 

 

 

b)

Setas silvestres

 

0,01 (1)

 

 

 

 

 

3.

Legumbres

0,1

0,01 (1)

1

0,01 (1)

0,05 (1)  (3)

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

Judías

 

 

 

 

 

 

 

Lentejas

 

 

 

 

 

 

 

Guisantes

 

 

 

 

 

 

 

Altramuces

 

 

 

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

 

 

 

4.

Oleaginosas

 

 

 

 

0,1 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

0,05 (1)  (3)

Semillas de lino

 

 

 

 

 

 

 

Cacahuetes

 

0,05

 

 

 

 

 

Semillas de adormidera

 

 

 

 

 

 

 

Semillas de sésamo

 

 

 

 

 

 

 

Semillas de girasol

 

 

 

 

 

 

 

Semillas de colza

0,5

 

0,1

 

 

 

 

Habas de soja

0,5

 

 

 

 

 

 

Mostaza

 

 

0,1

 

 

 

 

Semillas de algodón

 

 

 

 

 

 

 

Semillas de cáñamo

 

 

 

 

 

 

 

Semillas de calabaza

 

 

 

0,05

 

 

 

Otras

0,05 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

0,02 (1)

 

 

 

5.

Patatas

0,05 (1)

0,01 (1)

0,05 (1)

0,01

0,05 (1)  (3)

0,01 (1)  (3)

0,02 (1)

Patatas tempranas

 

 

 

 

 

 

 

Patatas para almacenar

 

 

 

 

 

 

 

6.

Té (hojas y tallos desecados, fermentados o no, de Camellia sinensis)

0,1 (1)

0,1 (1)

5

0,02 (1)

0,1 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

0,05 (1)  (3)

7.

Lúpolo (desecado), incluidos los granulados de lúpulo y el polvo no concentrado

20

50

5

0,02 (1)

0,1 (1)  (3)

0,02 (1)  (3)

0,5 (3)


(1)  Indica el umbral de determinación analítica.

(2)  LMR provisional, válido hasta el 1 de noviembre de 2008, a la espera de la revisión del contenido del anexo III con arreglo a la Directiva 91/414/CEE y el nuevo registro de las formulaciones de deltametrin en los Estados miembros.

(3)  Indica que el límite máximo de residuos ha sido establecido provisionalmente de conformidad con el artículo 4, apartado 1, letra f), de la Directiva 91/414/CEE.»


18.9.2007   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 243/61


DIRECTIVA 2007/57/CE DE LA COMISIÓN

de 17 de septiembre de 2007

por la que se modifican determinados anexos de las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE del Consejo en lo que respecta a los contenidos máximos de residuos de ditiocarbamatos

(Texto pertinente a efectos del EEE)

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

Vista la Directiva 76/895/CEE del Consejo, de 23 de noviembre de 1976, relativa a la fijación de los contenidos máximos de residuos de plaguicidas en las frutas y hortalizas (1), y, en particular, su artículo 5,

Vista la Directiva 86/362/CEE del Consejo, de 24 de julio de 1986, relativa a la fijación de contenidos máximos para los residuos de plaguicidas sobre y en los cereales (2), y, en particular, su artículo 10,

Vista la Directiva 86/363/CEE del Consejo, de 24 de julio de 1986, relativa a la fijación de contenidos máximos para los residuos de plaguicidas sobre y en los productos alimenticios de origen animal (3), y, en particular, su artículo 10,

Vista la Directiva 90/642/CEE del Consejo, de 27 de noviembre de 1990, relativa a la fijación de los contenidos máximos de residuos de plaguicidas en determinados productos de origen vegetal, incluidas las frutas y hortalizas (4), y, en particular, su artículo 7,

Considerando lo siguiente:

(1)

Los contenidos máximos de residuos reflejan el uso de la cantidad mínima de plaguicidas necesaria para proteger de manera eficaz las plantas, aplicada de tal forma que la cantidad de residuos sea lo más reducida posible y toxicológicamente aceptable, sobre todo por lo que se refiere a la ingesta alimentaria estimada.

(2)

Los contenidos máximos de residuos de plaguicidas están sometidos a un seguimiento constante y se cambian a la luz de nuevas informaciones, también en lo que respecta a usos nuevos o modificados. La Comisión ha recibido información acerca de usos nuevos o modificados de los que se derivarán cambios en los contenidos de residuos de las sustancias maneb, mancoceb, metiram, propineb y tiram.

(3)

Mediante la Directiva 2003/81/CE de la Comisión (5), se incluyó la sustancia activa ziram en el anexo I de la Directiva 91/414/CEE del Consejo (6). Dicha inclusión se basó en la evaluación de la información presentada acerca del uso propuesto de esta sustancia. La información disponible ha sido revisada y se considera suficiente para poder fijar determinados contenidos máximos de residuos.

(4)

Las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE ya incluyen contenidos máximos de residuos para las sustancias maneb, mancoceb, metiram, propineb y tiram. Se han tomado en consideración estos límites para adaptar los contenidos máximos de residuos objeto de la presente Directiva. Dado que no es posible detectar por separado los residuos de maneb, mancoceb, metiram, propineb, tiram y ziram en los controles ordinarios, es conveniente establecer contenidos máximos de residuos para todo este grupo de plaguicidas, que se conocen también como ditiocarbamatos. No obstante, en el caso de propineb, tiram y ziram existen métodos determinados para la detección de residuos que no se aplican de forma ordinaria. Es aconsejable, sin embargo, utilizarlos en los casos concretos en que se requiera la cantidad específica de propineb, ziram o tiram.

(5)

Los informes de revisión de la Comisión que se prepararon para incluir en el anexo I de la Directiva 91/414/CEE las citadas sustancias activas establecen la ingesta diaria admisible (IDA) y, en caso necesario, la dosis de referencia aguda (DRA) para dichas sustancias. La exposición de los consumidores de productos alimenticios tratados con las sustancias activas consideradas se ha evaluado de acuerdo con los procedimientos comunitarios. También se han tenido en cuenta las orientaciones publicadas por la Organización Mundial de la Salud (7) y el dictamen del Comité Científico de las Plantas (8) sobre la metodología empleada. Se ha llegado a la conclusión de que los contenidos máximos de residuos propuestos no darán a lugar a que se sobrepasen estas IDA ni estas DRA.

(6)

Cuando los usos autorizados de los productos fitosanitarios no ocasionen niveles detectables de residuos de plaguicidas en el interior ni en la superficie de los productos alimenticios, cuando no exista ningún uso autorizado, cuando los usos autorizados por los Estados miembros no estén corroborados con los datos necesarios, o cuando determinados usos en terceros países que produzcan residuos en el interior o en la superficie de productos alimenticios comercializables en el mercado comunitario no estén avalados con los datos necesarios, los contenidos máximos de residuos deben fijarse en el umbral de determinación analítica.

(7)

Por tanto, es necesario modificar los contenidos máximos de residuos establecidos en los anexos de las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE, para poder vigilar y controlar oportunamente las limitaciones en la utilización de determinadas sustancias y proteger al consumidor. Cuando haya contenidos máximos de residuos establecidos en los anexos de dichas Directivas, conviene modificarlos. En caso de que no se hayan definido hasta la fecha contenidos máximos de residuos, deben fijarse por primera vez.

(8)

Por consiguiente, deberían modificarse en consecuencia las Directivas 76/895/CEE, 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE.

(9)

Las medidas previstas en la presente Directiva se ajustan al dictamen del Comité permanente de la cadena alimentaria y de sanidad animal.

HA ADOPTADO LA PRESENTE DIRECTIVA:

Artículo 1

En el anexo II de la Directiva 76/895/CEE, se suprimirá la rúbrica correspondiente al tiram.

Artículo 2

La Directiva 86/362/CEE queda modificada de conformidad con el anexo I de la presente Directiva.

Artículo 3

La Directiva 86/363/CEE queda modificada de conformidad con el anexo II de la presente Directiva.

Artículo 4

La Directiva 90/642/CEE queda modificada de conformidad con el anexo III de la presente Directiva.

Artículo 5

Los Estados miembros adoptarán y publicarán, a más tardar el 18 de marzo de 2008 las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva. Comunicarán inmediatamente a la Comisión el texto de dichas disposiciones, así como una tabla de correspondencias entre las mismas y la presente Directiva.

Aplicarán dichas disposiciones a partir del 19 de marzo de 2008.

Cuando los Estados miembros adopten dichas disposiciones, estas harán referencia a la presente Directiva o irán acompañadas de dicha referencia en su publicación oficial. Los Estados miembros establecerán las modalidades de la mencionada referencia.

Artículo 6

La presente Directiva entrará en vigor el vigésimo día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Artículo 7

Los destinatarios de la presente Directiva serán los Estados miembros.

Hecho en Bruselas, el 17 de septiembre de 2007.

Por la Comisión

Markos KYPRIANOU

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 340 de 9.12.1976, p. 26. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/8/CE de la Comisión (DO L 63 de 1.3.2007, p. 9).

(2)  DO L 221 de 7.8.1986, p. 37. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/27/CE de la Comisión (DO L 128 de 16.5.2007, p. 31).

(3)  DO L 221 de 7.8.1986, p. 43. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/28/CE de la Comisión (DO L 135 de 26.5.2007, p. 6).

(4)  DO L 350 de 14.12.1990, p. 71. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/39/CE de la Comisión (DO L 165 de 27.6.2007, p. 25).

(5)  DO L 224 de 6.9.2003, p. 29.

(6)  DO L 230 de 19.8.1991, p. 1. Directiva modificada en último lugar por la Directiva 2007/52/CE de la Comisión (DO L 214 de 17.8.2007, p. 3).

(7)  Orientaciones para predecir la ingesta alimentaria de residuos de plaguicidas (revisión), elaboradas por el programa Simuvima/Alimentos en colaboración con el Comité del Codex sobre Residuos de Plaguicidas y publicadas por la Organización Mundial de la Salud en 1997 (WHO/FSF/FOS/97.7).

(8)  Dictamen del Comité Científico de las Plantas sobre cuestiones relativas a la modificación de los anexos de las Directivas 86/362/CEE, 86/363/CEE y 90/642/CEE del Consejo (Dictamen emitido por el Comité Científico de las Plantas el 14 de julio de 1998) (http://europa.eu.int/comm/food/fs/sc/index_en.html).


ANEXO I

En el anexo II, parte A, de la Directiva 86/362/CEE, las líneas relativas a «maneb», «mancoceb», «metiram», «propineb» y «zineb» (expresados en CS2) se sustituyen por el texto siguiente:

«Residuos de plaguicidas

Contenidos máximos en mg/kg

Ditiocarbamatos, expresados en CS2, incluidos maneb, mancoceb, metiram, propineb, tiram y ziram (1)  (2)

1. Trigo, centeno, tritical y escanda (ma, mz)

2. Cebada y avena (ma, mz)

0,05 (4) Otros cereales

Propineb (expresado en propilendiamina) (3)

0,05 (4)

CEREALES

Tiram (expresado en tiram) (3)

0,1 (4)

CEREALES

Ziram (expresado en ziram) (3)

0,1 (4)

CEREALES


(1)  Los contenidos máximos de residuos expresados en CS2 pueden proceder de distintos ditiocarbamatos y, por tanto, no reflejan unas buenas prácticas agrícolas concretas. En consecuencia, no procede utilizar estos contenidos máximos de residuos para verificar el cumplimiento de determinadas buenas prácticas agrícolas.

(2)  Entre paréntesis figura en abreviatura el origen del residuo (ma: maneb; mz: mancoceb; me: metiram; pr: propineb; t: tiram; z: ziram).

(3)  Dado que todos los ditiocarbamatos originan el residuo final de CS2, por regla general, no es posible distinguirlos. No obstante, se dispone de ciertos métodos para detectar los residuos de propineb, ziram y tiram que es aconsejable utilizar en los casos concretos en que se requiera la cantidad específica de estas sustancias.

(4)  Indica el umbral de determinación analítica.»


ANEXO II

En el anexo II, parte B, de la Directiva 86/363/CEE, las líneas relativas a «maneb», «mancoceb», «metiram», «propineb» y «zineb» (expresados en CS2) se sustituyen por el texto siguiente:

 

Contenidos máximos en mg/kg

Residuos de plaguicidas

en la carne, incluida la materia grasa, los preparados de carne, los despojos y las grasas animales que figuran en las partidas ex 0201, 0202, 0203, 0204, 0205 00 00, 0206, 0207, ex 0208, 0209 00, 0210, 1601 00 y 1602 del anexo I

en la leche y los productos lácteos de las partidas 0401, 0402, 0405 00 y 0406 del anexo I

en los huevos frescos sin cascarón, los huevos de ave y las yemas de huevo que figuran en las partidas 0407 00 y 0408 del anexo I

«Ditiocarbamatos, expresados en CS2, incluidos maneb, mancoceb, metiram, propineb, tiram y ziram

0,05 (1)

0,05 (1)

0,05 (1)


(1)  Indica el umbral de determinación analítica.»


ANEXO III

En el anexo II, parte A, de la Directiva 90/642/CEE, las líneas relativas a «maneb», «mancoceb», «metiram», «propineb» y «zineb» (expresados en CS2) se sustituyen por el texto siguiente:

 

«Residuos de plaguicidas y contenidos máximos de residuos (mg/kg)

Grupos y tipos de productos individuales a los que se aplican los contenidos máximos de residuos

Ditiocarbamatos, expresados en CS2, incluidos maneb, mancoceb, metiram, propineb, tiram y ziram (1), (2)

Propineb (expresado en propilendiamina) (3)

Tiram (expresado en tiram) (3)

Ziram (expresado en ziram) (3)

1.   

Frutas frescas, desecadas o sin cocer, congeladas y sin adición de azúcar; frutos de cáscara

i)

CÍTRICOS

5 (mz)

0,05 (4)

0,1 (4)

0,1 (4)

Pomelos

 

 

 

 

Limones

 

 

 

 

Limas

 

 

 

 

Mandarinas (incluidas las clementinas e híbridos similares)

 

 

 

 

Naranjas

 

 

 

 

Toronjas

 

 

 

 

Otros

 

 

 

 

ii)

FRUTOS DE CÁSCARA (mondados o no)

 

0,05 (4)

0,1 (4)

0,1 (4)

Almendras

 

 

 

 

Nueces del Brasil

 

 

 

 

Anacardos

 

 

 

 

Castañas

 

 

 

 

Cocos

 

 

 

 

Avellanas

 

 

 

 

Macadamias

 

 

 

 

Pacanas

 

 

 

 

Piñones

 

 

 

 

Pistachos

 

 

 

 

Nueces de nogal

0,1 (mz)

 

 

 

Otros

0,05 (4)

 

 

 

iii)

FRUTOS DE PEPITA

5 (ma, mz, me, pr, t, z)

0,3

 

 

Manzanas

 

 

5

0,1 (4)

Peras

 

 

5

1

Membrillos

 

 

 

 

Otros

 

 

0,1 (4)

0,1 (4)

iv)

FRUTOS DE HUESO

 

 

 

 

Albaricoques

2 (mz, t)

 

3

 

Cerezas

2 (mz, me, pr, t, z)

0,3

3

5

Melocotones (incluidas las nectarinas e híbridos similares)

2 (mz, t)

 

3

 

Ciruelas

2 (mz, me, t, z)

 

2

2

Otros

0,05 (4)

0,05 (4)

0,1 (4)

0,1 (4)

v)

BAYAS Y FRUTAS PEQUEÑAS

 

 

 

0,1 (4)

a)

Uvas de mesa y de vinificación

5 (ma, mz, me, pr, t)

 

 

 

Uvas de mesa

 

1

0,1 (4)

 

Uvas de vinificación

 

1

3

 

b)

Fresas (distintas de las silvestres)

10 (t)

0,05 (4)

10

 

c)

Frutas de caña (distintas de las silvestres)

0,05 (4)

0,05 (4)

0,1 (4)

 

Zarzamoras

 

 

 

 

Moras árticas

 

 

 

 

Moras-frambuesas

 

 

 

 

Frambuesas

 

 

 

 

Otras

 

 

 

 

d)

Otras bayas y frutas pequeñas (excepto las silvestres)

 

0,05 (4)

0,1 (4)

 

Mirtilos (frutos del Vaccinium myrtillus)

 

 

 

 

Arándanos

 

 

 

 

Grosellas [rojas, negras (casís) y blancas]

5 (mz)

 

 

 

Grosellas espinosas

 

 

 

 

Otras

0,05 (4)

 

 

 

e)

Bayas y frutas silvestres

0,05 (4)

0,05 (4)

0,1 (4)

 

vi)

OTRAS FRUTAS

 

 

0,1 (4)

0,1 (4)

Aguacates

 

 

 

 

Plátanos

2 (mz, me)

 

 

 

Dátiles

 

 

 

 

Higos

 

 

 

 

Kiwis

 

 

 

 

Kumquats

 

 

 

 

Lichis

 

 

 

 

Mangos

2 (mz)

 

 

 

Aceitunas (de mesa)

5 (mz, pr)

0,3

 

 

Aceitunas (para la producción de aceite)

5 (mz, pr)

0,3

 

 

Papayas

7 (mz)

 

 

 

Frutas de la pasión

 

 

 

 

Piñas

 

 

 

 

Granadas

 

 

 

 

Otras

0,05 (4)

0,05 (4)

 

 

2.

Hortalizas, frescas o sin cocer, congeladas o desecadas

 

 

 

0,1 (4)

i)

RAÍCES Y TUBÉRCULOS

 

 

0,1 (4)

 

Remolachas

0,5 (mz)

 

 

 

Zanahorias

0,2 (mz)

 

 

 

Mandioca

 

 

 

 

Apionabos

0,3 (ma, me, pr, t)

0,3

 

 

Rábanos rusticanos

0,2 (mz)

 

 

 

Patacas

 

 

 

 

Chirivías

0,2 (mz)

 

 

 

Perejil (raíz)

0,2 (mz)

 

 

 

Rábanos

 

 

 

 

Salsifíes

0,2 (mz)

 

 

 

Boniatos

 

 

 

 

Colinabos

 

 

 

 

Nabos

 

 

 

 

Ñames

 

 

 

 

Otras

0,05 (4)

0,05 (4)

 

 

ii)

BULBOS

 

0,05 (4)

0,1 (4)

 

Ajos

0,1 (mz)

 

 

 

Cebollas

1 (ma, mz)