ISSN 1977-0928

Diario Oficial

de la Unión Europea

C 378

European flag  

Edición en lengua española

Comunicaciones e informaciones

61.° año
19 de octubre de 2018


Sumario

Página

 

II   Comunicaciones

 

COMUNICACIONES PROCEDENTES DE LAS INSTITUCIONES, ÓRGANOS Y ORGANISMOS DE LA UNIÓN EUROPEA

 

Comisión Europea

2018/C 378/01

No oposición a una concentración notificada (Asunto M.9041 — Hutchison/Wind Tre) ( 1 )

1

2018/C 378/02

No oposición a una concentración notificada (Asunto M.9037 — Bain Capital/Italmatch Chemicals) ( 1 )

1


 

III   Actos preparatorios

 

Banco Central Europeo

2018/C 378/03 CON/2018/35

Dictamen del Banco Central Europeo, de 16 de agosto de 2018, sobre una propuesta de reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un programa en materia de intercambios, asistencia y formación para la protección del euro contra la falsificación de moneda (Programa Pericles IV) (CON/2018/35)

2

2018/C 378/04 CON/2018/36

Dictamen del Banco Central Europeo, de 22 de agosto de 2018, sobre la revisión del tratamiento prudencial de las empresas de servicios de inversión (CON/2018/36)

5


 

IV   Información

 

INFORMACIÓN PROCEDENTE DE LAS INSTITUCIONES, ÓRGANOS Y ORGANISMOS DE LA UNIÓN EUROPEA

 

Comisión Europea

2018/C 378/05

Tipo de cambio del euro

10


 

V   Anuncios

 

PROCEDIMIENTOS RELATIVOS A LA APLICACIÓN DE LA POLÍTICA DE COMPETENCIA

 

Comisión Europea

2018/C 378/06

Notificación previa de una concentración (Asunto M.9144 — Michael Kors/Gianni Versace) — Asunto que podría ser tramitado conforme al procedimiento simplificado ( 1 )

11


 


 

(1)   Texto pertinente a efectos del EEE.

ES

 


II Comunicaciones

COMUNICACIONES PROCEDENTES DE LAS INSTITUCIONES, ÓRGANOS Y ORGANISMOS DE LA UNIÓN EUROPEA

Comisión Europea

19.10.2018   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 378/1


No oposición a una concentración notificada

(Asunto M.9041 — Hutchison/Wind Tre)

(Texto pertinente a efectos del EEE)

(2018/C 378/01)

El 31 de agosto de 2018, la Comisión decidió no oponerse a la concentración notificada que se cita en el encabezamiento y declararla compatible con el mercado interior. Esta decisión se basa en el artículo 6, apartado 1, letra b), leído en relación con el artículo 6, apartado 2, del Reglamento (CE) n.o 139/2004 del Consejo (1). El texto íntegro de la decisión solo está disponible en inglés y se hará público una vez que se elimine cualquier secreto comercial que pueda contener. Estará disponible:

en la sección de concentraciones del sitio web de competencia de la Comisión (http://ec.europa.eu/competition/mergers/cases/). Este sitio web permite localizar las decisiones sobre concentraciones mediante criterios de búsqueda tales como el nombre de la empresa, el número de asunto, la fecha o el sector de actividad,

en formato electrónico en el sitio web EUR-Lex (http://eur-lex.europa.eu/homepage.html?locale=es) con el número de documento 32018M9041. EUR-Lex da acceso al Derecho de la Unión en línea.


(1)  DO L 24 de 29.1.2004, p. 1.


19.10.2018   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 378/1


No oposición a una concentración notificada

(Asunto M.9037 — Bain Capital/Italmatch Chemicals)

(Texto pertinente a efectos del EEE)

(2018/C 378/02)

El 11 de octubre de 2018, la Comisión decidió no oponerse a la concentración notificada que se cita en el encabezamiento y declararla compatible con el mercado interior. Esta decisión se basa en el artículo 6, apartado 1, letra b), del Reglamento (CE) n.o 139/2004 del Consejo (1). El texto íntegro de la decisión solo está disponible en inglés y se hará público una vez que se elimine cualquier secreto comercial que pueda contener. Estará disponible:

en la sección de concentraciones del sitio web de competencia de la Comisión (http://ec.europa.eu/competition/mergers/cases/). Este sitio web permite localizar las decisiones sobre concentraciones mediante criterios de búsqueda tales como el nombre de la empresa, el número de asunto, la fecha o el sector de actividad,

en formato electrónico en el sitio web EUR-Lex (http://eur-lex.europa.eu/homepage.html?locale=es) con el número de documento 32018M9037. EUR-Lex da acceso al Derecho de la Unión en línea.


(1)  DO L 24 de 29.1.2004, p. 1.


III Actos preparatorios

Banco Central Europeo

19.10.2018   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 378/2


DICTAMEN DEL BANCO CENTRAL EUROPEO

de 16 de agosto de 2018

sobre una propuesta de reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un programa en materia de intercambios, asistencia y formación para la protección del euro contra la falsificación de moneda («Programa Pericles IV»)

(CON/2018/35)

(2018/C 378/03)

Introducción y fundamento jurídico

El 25 de junio de 2018 el Banco Central Europeo (BCE) recibió del Consejo de la Unión Europea una solicitud de dictamen sobre una propuesta de reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un programa en materia de intercambios, asistencia y formación para la protección del euro contra la falsificación de moneda para el período 2021-2027 («Programa Pericles IV») (1) (en lo sucesivo, el «reglamento propuesto»).

La competencia consultiva del BCE se basa en el artículo 133 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, conforme al cual, sin perjuicio de las atribuciones del BCE, el Parlamento Europeo y el Consejo establecen, con arreglo al procedimiento legislativo ordinario y previa consulta al BCE, las medidas necesarias para la utilización del euro como moneda única. De conformidad con la primera frase del artículo 17.5 del Reglamento interno del Banco Central Europeo, el presente dictamen ha sido adoptado por el Consejo de Gobierno.

1.   Observaciones generales

1.1.

El BCE observa que el reglamento propuesto es la nueva base legal para que el actual programa Pericles 2020, creado por el Reglamento (UE) n.o 331/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo (2), continúe desde el 1 de enero de 2021 hasta el final de 2027.

1.2.

El BCE reitera que el programa Pericles es una útil aportación a la labor que ya llevan a cabo el BCE, Europol y las autoridades nacionales en la lucha contra la falsificación de billetes y monedas en euros (3). El BCE está seguro de que el Programa Pericles IV seguirá contribuyendo a preservar la integridad de los billetes en euros.

1.3.

El BCE subraya su implicación activa en la lucha contra la falsificación de moneda. Concretamente, el BCE crea diseños y elementos de seguridad de los billetes en euros que permiten al público en general y a los expertos distinguir los billetes auténticos de los falsos y que disuaden a los falsificadores.

1.4.

Desde 2013 se introducen gradualmente los billetes de la serie Europa. En preparación del lanzamiento de billetes con elementos de seguridad mejorados, el BCE y los bancos centrales nacionales del Eurosistema ofrecen abundante y variada información a los fabricantes y proveedores de dispositivos para billetes, a los bancos comerciales, a los minoristas y a otras personas que utilizan dispositivos para billetes o manejan efectivo a diario. Además, el BCE ofrece programas y materiales de formación que complementan la formación de las personas que se dedican profesionalmente al manejo de efectivo. Asimismo, cuando se lanza una nueva serie de billetes, se informa al público en general de su diseño y de sus elementos de seguridad.

1.5.

Por otra parte, el BCE analiza cada nuevo tipo de falsificación en su Centro de Análisis de Falsificaciones (CAF) y utiliza los conocimientos así adquiridos para mejorar su asesoramiento a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley. El CAF coordina la difusión a las personas pertinentes de todos los datos técnicos y estadísticos conocidos.

1.6.

Cada vez es más frecuente que los falsificadores de moneda utilicen aplicaciones y equipos informáticos de reproducción de imágenes digitales. En consecuencia, el Grupo de Bancos Centrales para la Disuasión de las Falsificaciones, del cual es miembro el BCE, respalda y usa tecnologías como los sistemas de disuasión de las falsificaciones, que impiden capturar y reproducir las imágenes de los billetes protegidos.

2.   Observaciones particulares

2.1.

Conforme al artículo 4, apartado 2, del reglamento propuesto, la Comisión Europea tiene en cuenta las medidas pertinentes emprendidas por otras entidades competentes, en particular el BCE y Europol, al ejecutar el Programa Pericles IV en cooperación con los Estados miembros. El BCE anima a la Comisión a aprovechar plenamente la experiencia del BCE en la prestación de formación e información sobre billetes en euros, y a disponer la plena participación del BCE a este respecto.

2.2.

Además, respecto del buen funcionamiento de la cooperación entre los interesados en el Programa Pericles IV, el BCE reitera su opinión de que sería beneficioso que la Comisión se coordinara con el BCE y Europol y los involucrara en la preparación de los programas de trabajo que vaya a financiar el Programa Pericles IV, en particular para examinar iniciativas conjuntamente, lo que evitaría posibles duplicidades y solapamientos entre este programa, otros programas pertinentes y las actividades formativas del BCE (4). Una cooperación así facilitaría además la aplicación de una estrategia armonizada de lucha contra la falsificación y el fraude. Por tanto, el artículo 10 del reglamento propuesto debe modificarse de modo que, con relación a los programas de trabajo, la Comisión deba consultar previamente a los principales interesados, incluidos el BCE y Europol. La Comisión debería dar al BCE tiempo suficiente para familiarizarse con la documentación relativa a los programas de trabajo que deben organizarse conforme al artículo 10 (5).

2.3.

El artículo 12 del reglamento propuesto dispone que la Comisión informe anualmente sobre los resultados del Programa Pericles IV. El artículo 13 dispone que se lleve a cabo una evaluación intermedia durante el programa y una evaluación final cuando termine su ejecución. Aunque las conclusiones de las evaluaciones, acompañadas de las observaciones de la Comisión, deben comunicarse al Parlamento Europeo, al Consejo y al BCE, la información anual solo debe comunicarse al Parlamento Europeo y al Consejo. El BCE observa además que la Comunicación de la Comisión relativa al informe intermedio de evaluación del programa «Pericles 2020» se presentó solo al Parlamento Europeo y al Consejo (6). El BCE subraya que es necesario: 1) que el BCE participe regularmente en la preparación de los informes de evaluación durante el programa, para que consten las medidas que haya tomado y su implicación activa en la lucha contra la falsificación de moneda; 2) que las observaciones de las entidades que participen activamente en la ejecución de las medidas pertinentes junto a la Comisión se incluyan adecuadamente en los informes y comunicaciones sobre las evaluaciones, y 3) que en el futuro se mantenga al BCE periódicamente informado sobre el programa. El BCE recomienda modificar en consecuencia el artículo 12, apartado 3, y el artículo 13, apartado 3, del reglamento propuesto, a fin de velar por que se facilite al BCE tanto la información anual sobre los resultados del programa como sus evaluaciones intermedias.

2.4.

El artículo 11 del reglamento propuesto habilita a la Comisión para adoptar actos delegados, en particular los de desarrollo de las disposiciones del marco de seguimiento y evaluación al que se refiere el artículo 12, apartado 2. El BCE observa que esta habilitación ya se establece en el artículo 14 del Reglamento (UE) n.o 331/2014. Sin embargo, el BCE observa también que el artículo 133 del Tratado exige consultar al BCE antes de adoptar las medidas necesarias para la utilización del euro como moneda única. Esta obligación no se limita al reglamento propuesto sino que se aplica también a los actos delegados sobre las competencias establecidas en el acto legislativo de base. Se consulta al BCE sobre el reglamento propuesto en virtud del artículo 133 del Tratado y, en consecuencia, también debe ser consultado antes de la adopción de los actos delegados previstos en el artículo 12, apartado 2, del reglamento propuesto, pues son medidas de ejecución cuya finalidad es proteger al euro de falsificaciones y, por tanto, medidas necesarias para la utilización del euro como moneda única. En cuanto al artículo 11, apartado 4, que obliga a la Comisión a consultar a los expertos designados por cada Estado miembro antes de adoptar actos delegados, el BCE recomienda que la Comisión deba también consultar oficialmente al BCE.

En un documento técnico de trabajo separado figuran las propuestas de redacción específicas, acompañadas de explicaciones, correspondientes a los puntos del reglamento propuesto que el BCE recomienda modificar. El documento técnico de trabajo está disponible en inglés en la dirección del BCE en internet.

Hecho en Fráncfort del Meno, el 16 de agosto de 2018.

El presidente del BCE

Mario DRAGHI


(1)  COM(2018) 369 final.

(2)  Reglamento (UE) n.o 331/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de marzo de 2014, por el que se establece un programa en materia de intercambios, asistencia y formación para la protección del euro contra la falsificación de moneda (programa «Pericles 2020»), y se derogan las Decisiones 2001/923/CE, 2001/924/CE, 2006/75/CE, 2006/76/CE, 2006/849/CE y 2006/850/CE del Consejo (DO L 103 de 5.4.2014, p. 1).

(3)  Véanse el apartado 1 del Dictamen CON/2006/35 del Banco Central Europeo, de 5 de julio de 2006, solicitado por el Consejo de la Unión Europea, acerca de dos propuestas de decisión del Consejo sobre el programa de acción en materia de intercambios, asistencia y formación para la protección del euro contra la falsificación de moneda (programa «Pericles») (DO C 163 de 14.7.2006, p. 7), y el apartado 1.1 del Dictamen CON/2012/17 del Banco Central Europeo, de 2 de marzo de 2012, sobre una propuesta de reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un programa en materia de intercambios, asistencia y formación para la protección del euro contra la falsificación de moneda (programa «Pericles 2020») (DO C 137 de 12.5.2012, p. 7). Todos los dictámenes del BCE se publican en la dirección del BCE en internet, www.ecb.europa.eu.

(4)  Véanse el apartado 8 del Dictamen CON/2005/22 del Banco Central Europeo, de 21 de junio de 2005, solicitado por el Consejo de la Unión Europea acerca de dos propuestas de decisión del Consejo sobre el programa de acción en materia de intercambios, asistencia y formación para la protección del euro contra la falsificación de moneda (programa «Pericles») (DO C 161 de 1.7.2005, p. 11), el apartado 2.2 del Dictamen CON/2006/35, y el apartado 2.4 del Dictamen CON/2012/17.

(5)  Véase el apartado 2.5 del Dictamen CON/2012/17.

(6)  Véase el considerando 6 del reglamento propuesto.


19.10.2018   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 378/5


DICTAMEN DEL BANCO CENTRAL EUROPEO

de 22 de agosto de 2018

sobre la revisión del tratamiento prudencial de las empresas de servicios de inversión

(CON/2018/36)

(2018/C 378/04)

Introducción y fundamento jurídico

El 26 y el 29 de enero de 2018 el Banco Central Europeo (BCE) recibió del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea sendas solicitudes de dictamen acerca de una propuesta de reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los requisitos prudenciales de las empresas de servicios de inversión, y por el que se modifican los Reglamentos (UE) n.o 575/2013, (UE) n.o 600/2014 y (UE) n.o 1093/2010, y acerca de una propuesta de directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la supervisión prudencial de las empresas de servicios de inversión y por la que se modifican la Directiva 2013/36/UE y la Directiva 2014/65/UE (1) (en lo sucesivo, el «reglamento propuesto» y la «directiva propuesta», y, conjuntamente, los «actos propuestos»).

La competencia consultiva del BCE se basa en el artículo 127, apartado 4, y el artículo 282, apartado 5, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, pues los actos propuestos contienen disposiciones que afectan a las tareas del BCE respecto de las políticas relacionadas con la supervisión prudencial de las entidades de crédito, según el artículo 127, apartado 6, del Tratado, y el artículo 1 del Reglamento (UE) n.o 1024/2013 del Consejo (2), y a la contribución del Sistema Europeo de Bancos Centrales a la buena gestión de las políticas que lleven a cabo las autoridades competentes con respecto a la estabilidad del sistema financiero, según el artículo 127, apartado 5, del Tratado. De conformidad con la primera frase del artículo 17.5 del Reglamento interno del Banco Central Europeo, el presente dictamen ha sido adoptado por el Consejo de Gobierno.

Observaciones generales

El BCE respalda el objetivo de los actos propuestos de presentar un marco prudencial mejor adaptado a los riesgos y modelos de negocio de los diversos tipos de empresas de servicios de inversión.

Aunque el BCE apoya en general el objetivo de someter a las empresas de servicios de inversión de importancia sistémica a las mismas normas prudenciales que las entidades de crédito, hay que examinar detenidamente los actos propuestos para evitar que se produzcan efectos no deseados en otros actos jurídicos de la Unión a consecuencia del cambio de la definición de entidad de crédito. Aunque los efectos no se limitan al régimen estadístico, el presente dictamen destaca los relativos a dicho régimen.

Actualmente, solo las entidades de crédito pueden ser entidades de contrapartida en las operaciones de política monetaria del Eurosistema (3). El BCE tendrá que examinar detenidamente las posibles consecuencias de incluir a las empresas de la clase 1 en la definición de «entidad de crédito».

1.   Clasificación de las empresas de servicios de inversión como entidades de crédito

La Comisión propone tres clases de empresas de servicios de inversión: i) las empresas de servicios de inversión que negocian por cuenta propia o aseguran o colocan instrumentos financieros sobre la base de un compromiso firme (4) y cuyos activos totales superan los 30 000 millones EUR, o las empresas de servicios de inversión que llevan a cabo esas actividades y son parte de un grupo de empresas que tiene activos por un valor total superior a 30 000 millones EUR (5) (empresas de la clase 1); ii) las empresas de servicios de inversión que cumplen ciertas condiciones (6) (empresas de la clase 2), y iii) las restantes empresas de servicios de inversión (empresas de la clase 3). Las empresas de la clase 1 se clasifican como entidades de crédito y deben estar sujetas como tales a la Directiva 2013/36/UE del Parlamento Europeo y del Consejo (7) y al Reglamento (UE) n.o 575/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo (8). Por tanto, las empresas de la clase 1, al convertirse en entidades de crédito en el sentido del artículo 1 del Reglamento (UE) n.o 1024/2013, estarían sujetas a la supervisión del BCE en el marco del mecanismo único de supervisión (9).

Puesto que el Reglamento (UE) n.o 1024/2013 dice expresamente que no otorga al BCE ninguna otra función de supervisión, se reconoce desde una perspectiva jurídica que otra manera de garantizar que el BCE supervisase a las empresas de la clase 1 podría ser modificar el Reglamento (UE) n.o 1024/2013 y otorgar al BCE funciones específicas de supervisión prudencial de esas empresas. En cuanto a la repercusión en las competencias supervisoras del BCE, conviene recordar que el número de empresas de la clase 1 es reducido, y que ciertos servicios de las entidades de crédito y de las empresas de la clase 1 coinciden. Por consiguiente, la repercusión del reglamento propuesto en el BCE parece ser escasa (10).

En el reglamento propuesto, los criterios conforme a los cuales una empresa de servicios de inversión debe considerarse entidad de crédito en el sentido del artículo 4, apartado 1, del Reglamento (UE) n.o 575/2013 (11), buscan incluir a las empresas de servicios de inversión de importancia sistémica con activos totales superiores a ciertos umbrales.

El BCE celebra esta propuesta porque las empresas que cumplen esos criterios, en vista de su tamaño, de sus interconexiones y de su exposición a un notable riesgo de crédito de contraparte y de mercado por posiciones tomadas por cuenta propia, pueden suponer mayores riesgos para la estabilidad financiera y un mayor riesgo de contagiar a otras entidades de crédito. En general, la distinción propuesta asegura la aplicación de normas supervisoras prudentes y coherentes que garantizan la igualdad de trato de entidades similares a las de crédito. No obstante, sin perjuicio de la actual responsabilidad de las autoridades nacionales competentes en cuanto a la supervisión de las sucursales de entidades de crédito de terceros países, el reglamento propuesto debe aclarar cómo deben computarse los activos, es decir, incluyendo los activos de las sucursales en la Unión de grupos de terceros países y las filiales en terceros países de empresas de la Unión que resulten de su balance consolidado.

Además, puesto que los activos totales no son el único medio de determinar la importancia sistémica de las empresas de servicios de inversión, el umbral de activos totales podría complementarse con otros criterios como, por ejemplo, los ingresos, el nivel de actividad interjurisdiccional o las interconexiones. Sería deseable armonizar en lo posible estos criterios con los correspondientes del Reglamento (UE) n.o 1024/2013, teniendo en cuenta también la recomendación de la ABE (12). En este punto, cuando se tenga más experiencia en relación con el régimen propuesto, podría ser útil ajustar esos criterios sobre la base de una metodología de evaluación del riesgo sistémico de las empresas de servicios de inversión, a fin de velar por que dicho régimen cumpla sus objetivos y no provoque demasiados efectos no deseados, por ejemplo a causa del arbitraje regulador.

La Directiva 2013/36/UE requiere a los Estados miembros que velen por que la autoridad competente para autorizar una entidad de crédito consulte a la autoridad competente responsable de la supervisión de las empresas de servicios de inversión cuando la empresa de servicios de inversión de que se trate esté controlada por la misma persona física o jurídica que controla a la entidad de crédito (13). Por lo tanto, la directiva propuesta debe aclarar que esa consulta se exige también cuando una empresa de servicios de inversión se reclasifique como entidad de crédito (14).

El 23 de noviembre de 2016 la Comisión publicó una propuesta de directiva que modificaba la Directiva 2013/36/UE (15) y que fue consultada al BCE. Conforme a dicha propuesta, las entidades de crédito y empresas de servicios de inversión de terceros países tenían que crear, si se cumplían ciertas condiciones, una empresa matriz en la UE que consolidara todos sus activos en la Unión (16). El BCE reitera que es firme partidario de la propuesta de empresas matrices intermedias de la UE que la Comisión formuló en el contexto de la revisión de la Directiva 2013/36/UE y el Reglamento (UE) n.o 575/2013 (17). Para evitar dudas, la modificación de la definición de «entidades» por el reglamento propuesto no debe excluir a las empresas de servicios de inversión del requisito de establecer una empresa matriz intermedia de la UE.

2.   Autorización como entidades de crédito de ciertas empresas de servicios de inversión

Según la directiva propuesta, corresponde autorizar a una empresa de servicios de inversión que entre dentro de la definición de entidad de crédito a la autoridad competente para autorizar entidades de crédito conforme a la Directiva 2013/36/UE (18). Debe disponerse que las autoridades competentes para supervisar entidades de crédito y empresas de servicios de inversión cooperen especialmente para velar por que, cumplidas las condiciones previstas en el reglamento propuesto, las empresas de servicios de inversión soliciten de inmediato su autorización como entidades de crédito y el supervisor bancario asuma sin problemas su supervisión (19).

Si bien la directiva propuesta dispone que las empresas de servicios de inversión que puedan clasificarse como entidades de crédito obtengan autorización como tales, debe aclarar qué sucede una vez que se conceda dicha autorización (20). La directiva propuesta debe aclarar también qué sucede si una empresa de servicios de inversión cumple las condiciones requeridas para considerarse entidad de crédito pero actúa sin la autorización pertinente durante un período de tiempo prolongado y posteriormente la autoridad competente rechaza su solicitud de autorización. En este caso puede plantearse la cuestión de si la autoridad competente para sancionar a la empresa de servicios de inversión por actuar como entidad de crédito sin autorización sería la autoridad competente para supervisar empresas de servicios de inversión o la autoridad competente para supervisar entidades de crédito. Además, la directiva propuesta debe especificar que las empresas de servicios de inversión que entren dentro de la definición de entidad de crédito, sea cual sea la parte de dicha definición que se corresponda con sus actividades, solo podrán llevar a cabo las actividades bancarias tradicionales (por ejemplo, recibir depósitos del público o conceder préstamos) una vez obtenida la autorización para llevar a cabo todas las actividades bancarias (21). Por lo tanto, mientras no se les conceda la autorización, estas entidades deben limitarse a realizar las actividades para las que están autorizadas como empresas de servicios de inversión.

3.   Efectos en el régimen estadístico

El BCE conoce la importancia de asegurar un alto grado de coherencia y una metodología armonizada de los conceptos y definiciones estadísticos en la legislación de la Unión y entre la legislación estadística de la Unión y las normas estadísticas internacionales, en particular el Sistema de Cuentas Nacionales adoptado por la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas (22). Por este motivo, el BCE ya acogió con satisfacción que la definición del subsector de las instituciones financieras monetarias (IFM) en el SEC 2010 (23) siguiera la definición del BCE (24), a la cual hace referencia expresa (25).

Además, algunos reglamentos estadísticos del BCE definen la población informadora por referencia directa a la definición de IFM en el Reglamento (UE) n.o 1071/2013 (26), o basándose en el subsector «sociedades de depósitos, excepto el banco central» (subsector S.122 del SEC), o remitiendo a la definición de «entidad de crédito» del artículo 1, apartado 1, punto 1, del Reglamento (UE) n.o 575/2013 (27).

El reglamento propuesto incluiría en la definición de «entidad de crédito» a empresas que, en la medida en que se dedican principalmente a una intermediación financiera distinta de la captación de depósitos (o sustitutos próximos de depósitos), pertenecen al subsector del SEC «otros intermediarios financieros, excepto las compañías de seguros y los fondos de pensiones» (S.125). Sin embargo, este subsector no está comprendido en la definición de IFM de la legislación de la Unión. Por consiguiente, si las empresas de la clase 1 se clasifican como entidades de crédito, surgirán contradicciones, que habrá que corregir, en las normas, definiciones y clasificaciones comunes aplicables al tratamiento estadístico de las instituciones financieras conforme a la legislación de la Unión.

4.   Perspectiva macroprudencial sobre las empresas de servicios de inversión

Los actos propuestos no siguen las recomendaciones de la ABE acerca de la necesidad de tener una perspectiva macroprudencial sobre las empresas de servicios de inversión (28). La posible futura revisión de los criterios de determinación de las empresas de servicios de inversión de importancia sistémica podría también considerar la posibilidad de crear ciertos instrumentos macroprudenciales para abordar los riesgos específicos que las empresas de servicios de inversión de menor tamaño pueden suponer para la estabilidad financiera. Por ejemplo, las empresas de servicios de inversión de menor tamaño que son participantes significativos en el mercado, llevan a cabo actividades transfronterizas, o están conectadas con entidades de crédito, pueden amplificar las perturbaciones.

5.   Prestación de servicios por empresas de terceros países

En cuanto a la propuesta de la Comisión de reforzar y armonizar más aún la legislación de la Unión aplicable a las sucursales de las empresas de servicios de inversión de terceros países (29), convendría que el legislador de la Unión considerara la posibilidad de aplicar las normas armonizadas a todas la sucursales, incluidas las que prestan servicios a clientes profesionales y entidades de contrapartida admisibles, a fin de velar por un tratamiento uniforme de los riesgos importantes en toda la Unión y evitar el arbitraje regulador. A este respecto, los actos propuestos reconocen que las entidades de crédito y las empresas de servicios de inversión son entidades cualitativamente diferentes y con diferentes modelos de negocio principal pero que pueden prestar en parte los mismos servicios (30). Podrían examinarse más a fondo, por lo tanto, las posibilidades de arbitraje regulador, por ejemplo por lo que respecta al tratamiento de las sucursales de entidades de crédito de terceros países, que tal vez debiera ser coherente con el tratamiento propuesto de las sucursales de empresas de servicios de inversión de terceros países y, por consiguiente, armonizarse en mayor grado al nivel de la Unión.

El reglamento propuesto refuerza el régimen del Reglamento (UE) n.o 600/2014 (31) sobre la prestación de servicios y el desempeño de actividades por empresas de servicios de inversión de terceros países una vez adoptada una decisión de equivalencia. La equivalencia de los regímenes reguladores de terceros países se utiliza en diversos campos pertinentes del derecho de la Unión, y podría estudiarse más a fondo la coherencia y otras mejoras de esta solución. Asimismo, convendría que el legislador de la Unión considerase si el régimen de equivalencia del Reglamento (UE) n.o 600/2014 debe limitarse (por ejemplo, al asesoramiento sobre inversiones y a la colocación en firme de instrumentos financieros entre clientes profesionales y entidades de contrapartida admisibles). También convendría considerar si el actual régimen aplicable a las empresas de servicios de inversión de terceros países debe seguir dejando a los Estados miembros la regulación de los servicios de inversión de empresas de servicios de inversión de terceros países no equivalentes, pues los Estados miembros y los supervisores nacionales no pueden dar respuesta unilateralmente a los riesgos sistémicos planteados, por ejemplo, por algunas grandes empresas con actividades transfronterizas que exceden la jurisdicción nacional. Para garantizar la igualdad de condiciones, podría exigirse con el tiempo a esas empresas de terceros países no equivalentes que, para prestar cualesquiera servicios de inversión en la Unión, establecieran en ella una sucursal (o filial).

6.   Convergencia

6.1.

Debe examinarse detenidamente la interacción entre los actos propuestos y la Directiva 2013/36/UE y el Reglamento (UE) n.o 575/2013 a fin de evitar consecuencias no deseadas derivadas de la modificación de la definición de entidad de crédito. La propuesta no afecta al alcance de la consolidación conforme al Reglamento (UE) n.o 575/2013 ni al requisito de que las empresas de servicios de inversión que sean propietarias de entidades pertenecientes a un grupo bancario o filiales de entidades pertenecientes a un grupo bancario se incluyan en el ámbito de esa consolidación. Toda nueva modificación de los actos propuestos debe revisarse con atención a fin de que se mantenga el alcance de la consolidación conforme al Reglamento (UE) n.o 575/2013. Debe velarse igualmente por la coherencia entre los actos propuestos y ciertas modificaciones de la Directiva 2013/36/UE y del Reglamento (UE) n.o 575/2013 que se espera entren en vigor en los próximos meses.

6.2.

La directiva propuesta dispone que las autoridades competentes y todas las personas asociadas con ellas estén sujetas a la obligación de secreto profesional (32). La redacción de las disposiciones pertinentes de la directiva propuesta difiere de la redacción de las disposiciones de secreto profesional de la Directiva 2013/36/UE y de la Directiva 2014/65/UE del Parlamento Europeo y del Consejo (33). Las propuestas deberían tratar de ajustar su tenor en los diversos actos sectoriales del derecho de la Unión, a fin de armonizar, cuando proceda, el alcance de las obligaciones de secreto profesional.

6.3.

Se sugiere evitar la duplicación de definiciones existentes. Por ejemplo, el término «órgano de dirección en su función supervisora» se define tanto en la Directiva 2013/36/UE como en la directiva propuesta.

Hecho en Fráncfort del Meno, el 22 de agosto de 2018.

El Presidente del BCE

Mario DRAGHI


(1)  COM(2017)790 final y COM(2017)791 final.

(2)  Reglamento (UE) n.o 1024/2013 del Consejo, de 15 de octubre de 2013, que encomienda al Banco Central Europeo tareas específicas respecto de políticas relacionadas con la supervisión prudencial de las entidades de crédito (DO L 287 de 29.10.2013, p. 63).

(3)  Véase el artículo 55 de la Orientación (UE) 2015/510 del Banco Central Europeo, de 19 de diciembre de 2014, sobre la aplicación del marco de la política monetaria del Eurosistema (BCE/2014/60) (DO L 91 de 2.4.2015, p. 3).

(4)  Servicios a que se refiere el anexo I, sección A, puntos 3 y 6, de la Directiva 2014/65/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, relativa a los mercados de instrumentos financieros y por la que se modifican la Directiva 2002/92/CE y la Directiva 2011/61/UE (DO L 173 de 12.6.2014, p. 349).

(5)  Si la empresa tiene activos totales por debajo de 30 000 millones EUR en base individual pero es parte de un grupo cuyos activos totales agregados superan 30 000 millones EUR (es decir, el valor total agregado de los activos de las entidades del grupo que prestan los servicios pertinentes y tienen activos totales en base individual inferiores a 30 000 millones EUR), cada empresa del grupo que preste los servicios pertinentes se considerará entidad de crédito; o, si el valor total agregado de los activos de todas las empresas del grupo que llevan a cabo los servicios pertinentes supera los 30 000 millones EUR (es decir, la empresa matriz y las filiales), el supervisor en base consolidada, en consulta con el colegio de supervisores, puede decidir clasificar a una o varias empresas de ese grupo que tengan en base individual activos totales inferiores a 30 000 millones EUR como entidades de crédito, a fin de subsanar posibles riesgos de elusión y posibles riesgos para la estabilidad financiera de la Unión.

(6)  Véase el artículo 12 del reglamento propuesto.

(7)  Directiva 2013/36/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, relativa al acceso a la actividad de las entidades de crédito y a la supervisión prudencial de las entidades de crédito y las empresas de inversión, por la que se modifica la Directiva 2002/87/CE y se derogan las Directivas 2006/48/CE y 2006/49/CE (DO L 176 de 27.6.2013, p. 338).

(8)  Reglamento (UE) n.o 575/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, sobre los requisitos prudenciales de las entidades de crédito y las empresas de inversión, y por el que se modifica el Reglamento (UE) n.o 648/2012 (DO L 176 de 27.6.2013, p. 1).

(9)  Véase el considerando 33 del reglamento propuesto y la página 26 del documento de trabajo de los servicios de la Comisión titulado «Review of the prudential framework for investment firms», que acompaña a los actos propuestos (SWD(2017)481 final).

(10)  Véase el párrafo tercero de la página 2 de la exposición de motivos del reglamento propuesto.

(11)  Véase el artículo 60 del reglamento propuesto.

(12)  Véase el Dictamen de la Autoridad Bancaria Europea de 29 de septiembre de 2017 en respuesta a la solicitud de asesoramiento de la Comisión Europea sobre las empresas de servicios de inversión (EBA/Op/2017/11). La recomendación 4 dice que, a efectos de identificar a las empresas de la clase 1, la ABE debe adoptar normas técnicas de regulación de nivel 2 específicas que tengan en cuenta las particularidades de las empresas de servicios de inversión.

(13)  Véase el artículo 16, apartado 2, de la Directiva 2013/36/UE.

(14)  Véase la propuesta de modificación del artículo 57, apartado 6 bis (nuevo), de la directiva propuesta.

(15)  Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 2013/36/UE en lo que respecta a los entes exentos, las sociedades financieras de cartera, las sociedades financieras mixtas de cartera, las remuneraciones, las medidas y las facultades de supervisión y las medidas de conservación del capital (COM(2016) 854 final).

(16)  Se trata del artículo 21 ter propuesto para la Directiva 2013/36/UE. Véase además el apartado 1.6 del Dictamen del Banco Central Europeo, de 8 de noviembre de 2017, sobre ciertas modificaciones del régimen de la Unión en cuanto a los requisitos de capital de las entidades de crédito y las empresas de servicios de inversión (CON/2017/46) (DO C 34 de 31.1.2018, p. 5). Todos los dictámenes del BCE se publican en la dirección del BCE en internet, www.ecb.europa.eu.

(17)  Véase también el apartado 1.6 del Dictamen CON/2017/46.

(18)  Obsérvese que el artículo 16, apartado 2, de la Directiva 2013/36/UE, dispone que la autoridad competente para supervisar entidades de crédito consulte en ciertos casos a la autoridad competente para supervisar empresas de servicios de inversión, antes de conceder su autorización a entidades de crédito.

(19)  Véase el artículo 5, apartado 2, de la directiva propuesta.

(20)  Véase también el considerando 38 de la Directiva 2014/65/UE, según el cual: «Con arreglo a la presente Directiva, las entidades de crédito autorizadas en virtud de la Directiva 2013/36/UE no requieren otra autorización para prestar servicios o realizar actividades de inversión. Cuando una entidad de crédito decida prestar servicios o realizar actividades de inversión, las autoridades competentes, antes de concederle una autorización en virtud de la citada Directiva, deben verificar si cumple las disposiciones pertinentes de la presente Directiva».

(21)  Véase el artículo 57, apartado 6, de la directiva propuesta.

(22)  Véase el Sistema de Cuentas Nacionales 2008, producido bajo los auspicios de las Naciones Unidas, la Comisión Europea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial (Nueva York, 2009), disponible en: https://www.cepal.org/sites/default/files/document/files/sna2008_web.pdf.

(23)  El SEC 2010 es el sistema europeo de cuentas establecido por el Reglamento (UE) n.o 549/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, relativo al Sistema Europeo de Cuentas Nacionales y Regionales de la Unión Europea (DO L 174 de 26.6.2013, p. 1).

(24)  Véase el artículo 1, letra a), del Reglamento (UE) n.o 1071/2013 del Banco Central Europeo, de 24 de septiembre de 2013, relativo al balance del sector de las instituciones financieras monetarias (refundición) (BCE/2013/33) (DO L 297 de 7.11.2013, p. 1).

(25)  Véase el apartado 6 del Dictamen del Banco Central Europeo, de 19 de mayo de 2011, sobre la propuesta de reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo al sistema europeo de cuentas nacionales y regionales de la Unión Europea (CON/2011/44) (DO C 203 de 9.7.2011, p. 3).

(26)  Véanse, por ejemplo, el Reglamento (UE) n.o 1011/2012 del Banco Central Europeo, de 17 de octubre de 2012, relativo a las estadísticas sobre carteras de valores (BCE/2012/24) (DO L 305 de 1.11.2012, p. 6); el Reglamento (UE) n.o 1072/2013 del Banco Central Europeo, de 24 de septiembre de 2013, sobre las estadísticas de los tipos de interés que aplican las instituciones financieras monetarias (BCE/2013/34) (DO L 297 de 7.11.2013, p. 51), y el Reglamento (UE) n.o 1333/2014 del Banco Central Europeo, de 26 de noviembre de 2014, relativo a las estadísticas de los mercados monetarios (BCE/2014/48) (DO L 359 de 16.12.2014, p. 97).

(27)  Véase el artículo 3, apartado 1, del Reglamento (UE) 2016/867 del Banco Central Europeo, de 18 de mayo de 2016, sobre la recopilación de datos granulares de crédito y de riesgo crediticio (BCE/2016/13) (DO L 144 de 1.6.2016, p. 44).

(28)  Véase el Dictamen de la Autoridad Bancaria Europea de 29 de septiembre de 2017 en respuesta a la solicitud de asesoramiento de la Comisión Europea sobre las empresas de servicios de inversión (EBA/Op/2017/11). La recomendación 60 de dicho dictamen dice que el nuevo régimen prudencial para las empresas de servicios de inversión debe incluir una perspectiva macroprudencial. En este sentido, hay que subrayar la importancia de atenuar la materialización y acumulación de riesgos sistémicos a fin de determinar si deben crearse instrumentos macroprudenciales apropiados para abordar esos riesgos. Según la recomendación 61, se precisa un análisis detallado de los posibles efectos sistémicos de las tres clases de empresas de servicios de inversión. Sobre este particular, debe examinarse si la perspectiva macroprudencial debe adaptarse a las particularidades de los modelos de negocio de las empresas de servicios de inversión. Véase también el documento de debate de la ABE de 4 de noviembre de 2016 titulado «Designing a new prudential regime for investment firms» (EBA/DP/2016/02).

(29)  Véase el artículo 58, apartado 3, de la directiva propuesta, que modifica el artículo 41 de la Directiva 2014/65/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, relativa a los mercados de instrumentos financieros y por la que se modifican la Directiva 2002/92/CE y la Directiva 2011/61/UE (DO L 173 de 12.6.2014, p. 349).

(30)  Véase la página 2 de la exposición de motivos de la directiva propuesta y la página 2 de la exposición de motivos del reglamento propuesto.

(31)  Reglamento (UE) n.o 600/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, relativo a los mercados de instrumentos financieros y por el que se modifica el Reglamento (UE) n.o 648/2012 (DO L 173 de 12.6.2014, p. 84).

(32)  Véase el artículo 13 de la directiva propuesta.

(33)  Véanse los artículos 53 de la Directiva 2013/36/UE y 76 de la Directiva 2014/65/UE.


IV Información

INFORMACIÓN PROCEDENTE DE LAS INSTITUCIONES, ÓRGANOS Y ORGANISMOS DE LA UNIÓN EUROPEA

Comisión Europea

19.10.2018   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 378/10


Tipo de cambio del euro (1)

18 de octubre de 2018

(2018/C 378/05)

1 euro =


 

Moneda

Tipo de cambio

USD

dólar estadounidense

1,1505

JPY

yen japonés

129,44

DKK

corona danesa

7,4606

GBP

libra esterlina

0,87843

SEK

corona sueca

10,3330

CHF

franco suizo

1,1451

ISK

corona islandesa

136,80

NOK

corona noruega

9,4598

BGN

leva búlgara

1,9558

CZK

corona checa

25,863

HUF

forinto húngaro

322,42

PLN

esloti polaco

4,2989

RON

leu rumano

4,6683

TRY

lira turca

6,4190

AUD

dólar australiano

1,6119

CAD

dólar canadiense

1,5009

HKD

dólar de Hong Kong

9,0192

NZD

dólar neozelandés

1,7522

SGD

dólar de Singapur

1,5863

KRW

won de Corea del Sur

1 306,55

ZAR

rand sudafricano

16,4104

CNY

yuan renminbi

7,9835

HRK

kuna croata

7,4210

IDR

rupia indonesia

17 480,12

MYR

ringit malayo

4,7821

PHP

peso filipino

62,137

RUB

rublo ruso

75,5050

THB

bat tailandés

37,512

BRL

real brasileño

4,2453

MXN

peso mexicano

21,8143

INR

rupia india

84,6850


(1)  Fuente: tipo de cambio de referencia publicado por el Banco Central Europeo.


V Anuncios

PROCEDIMIENTOS RELATIVOS A LA APLICACIÓN DE LA POLÍTICA DE COMPETENCIA

Comisión Europea

19.10.2018   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 378/11


Notificación previa de una concentración

(Asunto M.9144 — Michael Kors/Gianni Versace)

Asunto que podría ser tramitado conforme al procedimiento simplificado

(Texto pertinente a efectos del EEE)

(2018/C 378/06)

1.   

El 11 de octubre de 2018, la Comisión recibió la notificación de un proyecto de concentración de conformidad con el artículo 4 del Reglamento (CE) n.o 139/2004 del Consejo (1).

La presente notificación se refiere a las siguientes empresas:

Michael Kors Holdings Limited («MKHL», Estados Unidos).

Gianni Versace SpA («Versace», Italia).

MKHL adquiere, a tenor de lo dispuesto en el artículo 3, apartado 1, letra b), del Reglamento de concentraciones, el control de la totalidad de Versace.

La concentración se realiza mediante adquisición de acciones.

2.   

Las actividades comerciales de las empresas mencionadas son:

—   MKHL: diseño, desarrollo, fabricación, distribución, venta mayorista y minorista, y concesión de licencias a escala mundial de productos de lujo de las marcas Michael Kors y Jimmy Choo, tales como accesorios, calzado y prendas de vestir de lujo.

—   Versace: diseño, desarrollo, fabricación, distribución, venta mayorista y minorista, y concesión de licencias a escala mundial de productos de lujo de la marca Versace, tales como accesorios, calzado y prendas de vestir de lujo.

3.   

Tras un examen preliminar, la Comisión considera que la operación notificada podría entrar en el ámbito de aplicación del Reglamento de concentraciones. No obstante, se reserva su decisión definitiva al respecto.

En virtud de la Comunicación de la Comisión sobre el procedimiento simplificado para tramitar determinadas operaciones de concentración con arreglo al Reglamento (CE) n.o 139/2004 del Consejo (2), el presente asunto podría ser tramitado conforme al procedimiento establecido en dicha Comunicación.

4.   

La Comisión invita a los terceros interesados a que le presenten sus posibles observaciones sobre la operación propuesta.

Las observaciones deberán obrar en poder de la Comisión en un plazo máximo de diez días a partir de la fecha de la presente publicación, indicando siempre la siguiente referencia:

M.9144 — Michael Kors/Gianni Versace

Las observaciones podrán enviarse a la Comisión por correo electrónico, fax o correo postal a la siguiente dirección:

Correo electrónico: COMP-MERGER-REGISTRY@ec.europa.eu

Fax +32 22964301

Dirección postal:

Comisión Europea

Dirección General de Competencia

Registro de Concentraciones

1049 Bruxelles/Brussel

BELGIQUE/BELGIË


(1)  DO L 24 de 29.1.2004, p. 1 («Reglamento de concentraciones»).

(2)  DO C 366 de 14.12.2013, p. 5.