ISSN 1977-0928

doi:10.3000/19770928.C_2013.139.spa

Diario Oficial

de la Unión Europea

C 139

European flag  

Edición en lengua española

Comunicaciones e informaciones

56o año
17 de mayo de 2013


Número de información

Sumario

Página

 

I   Resoluciones, recomendaciones y dictámenes

 

RESOLUCIONES

 

Comité de las Regiones

 

100o Pleno de los días 11 de abril y 12 de abril de 2013

2013/C 139/01

Resolución del Comité de las Regiones — Un próximo enfoque global para acabar con la pobreza y dar al mundo un futuro sostenible

1

 

DICTÁMENES

 

Comité de las Regiones

 

100o Pleno de los días 11 de abril y 12 de abril de 2013

2013/C 139/02

Dictamen del Comité de las Regiones — Sinergias entre la inversión privada y la financiación pública a nivel local y regional

4

2013/C 139/03

Dictamen del Comité de las Regiones — Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica

11

2013/C 139/04

Dictamen del Comité de las Regiones — Directrices de la UE sobre ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas en crisis

17

2013/C 139/05

Dictamen del Comité de las Regiones — Apoyo de la UE a los cambios sostenibles en las sociedades en transición

22

2013/C 139/06

Dictamen del Comité de las Regiones — Estrategia de ampliación y retos principales 2012-2013

27

2013/C 139/07

Dictamen del Comité de las Regiones — Liberar el potencial de la computación en nube en Europa

35

2013/C 139/08

Dictamen del Comité de las Regiones — La descentralización en la Unión Europea y el lugar del autogobierno local y regional en la elaboración y ejecución de las políticas de la UE

39

2013/C 139/09

Dictamen del Comité de las Regiones — Reforzar y centrar la cooperación internacional de la UE en investigación e innovación

46

2013/C 139/10

Dictamen del Comité de las Regiones — Un nuevo concepto de educación

51

 

III   Actos preparatorios

 

COMITÉ DE LAS REGIONES

 

100o Pleno de los días 11 de abril y 12 de abril de 2013

2013/C 139/11

Dictamen del Comité de las Regiones — Fondo de ayuda europea para los más necesitados

59

ES

 


I Resoluciones, recomendaciones y dictámenes

RESOLUCIONES

Comité de las Regiones

100o Pleno de los días 11 de abril y 12 de abril de 2013

17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/1


Resolución del Comité de las Regiones — Un próximo enfoque global para acabar con la pobreza y dar al mundo un futuro sostenible

2013/C 139/01

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

1.

acoge favorablemente la Comunicación «Una vida digna para todos: Acabar con la pobreza y dar al mundo un futuro sostenible» y respalda plenamente el objetivo de establecer un marco general para una futura política de desarrollo global que integre el desarrollo socioeconómico y la sostenibilidad medioambiental, y aborde además cuestiones como la justicia, la igualdad y la equidad, la paz y la seguridad;

2.

hace hincapié en las ventajas de un modelo sostenible de desarrollo, ya que ofrece un sinnúmero de oportunidades de impulsar el crecimiento, crear nuevos empleos, pasar a una economía más verde, mejorar los servicios de desarrollo humano, reforzar la prosperidad, reducir la exclusión social y preservar un medio ambiente más limpio y más sano;

3.

considera que, si bien se han realizado avances considerables hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), queda todavía mucho por hacer; recuerda que, incluso en tiempos de recesión económica, el 85 % de los ciudadanos de la UE consideran que Europa debe seguir ayudando a los países en desarrollo (1);pide que los esfuerzos para cumplir estos objetivos se mantengan hasta 2015, respalda asimismo el proceso para desarrollar Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) globales y reitera su apoyo a la designación de 2015 como «Año Europeo del Desarrollo», a fin de garantizar la continuidad de los ODM;

4.

coincide en que la Declaración del Milenio mantiene su relevancia y ha demostrado que los problemas pueden resolverse cuando los esfuerzos se concentran y coordinan a los niveles adecuados; considera que es fundamental asociar a todos los agentes clave, y en particular a las autoridades nacionales tanto de los países en desarrollo como de los donantes, en la elaboración y aplicación de las políticas y programas necesarios, a fin de mejorar su ejecución y contribuir al desarrollo sostenible y el crecimiento integrador;

5.

por consiguiente, está de acuerdo en que el futuro marco debería apoyarse en la solidez de los objetivos y metas actuales y seguir centrándose en la eliminación de las múltiples dimensiones de la pobreza extrema, aunque teniendo en cuenta las carencias de los ODM y los cambios esenciales que han tenido lugar en la situación mundial durante la última década, en particular la importancia creciente de:

(i)

las nuevas partes interesadas, como los países emergentes, el sector privado, las fundaciones, las organizaciones de la sociedad civil y, en particular, las autoridades subnacionales (2), y

(ii)

los desafíos globales crecientes, como la seguridad, la degradación del medio ambiente, el cambio climático y las necesidades energéticas;

6.

comparte la opinión de que el número de los futuros objetivos debe limitarse, pero que deben aplicarse a nivel mundial y garantizar la debida apropiación en todos los niveles de gobierno. Pone de relieve que, para que resulten accesibles a un público lo más amplio posible, deberían asimismo ser simples, claros y mensurables;

7.

señala, no obstante, que el carácter de los desafíos asociados a la pobreza varía considerablemente de un país a otro; por este motivo, está convencido de que los objetivos compartidos comunes no excluyen la necesidad de políticas y medios específicos que respeten el contexto particular de una zona, país, región o área subnacional;

8.

considera que una razón importante que explica el fracaso parcial de los ODM reside en las disparidades y desigualdades sociales existentes en muchos países en desarrollo debido a la falta de democracia y de responsabilidad política, así como a la extendida corrupción. La inestabilidad y la inseguridad crecientes en algunos países impiden la consecución de los ODM; por este motivo, pide a la UE que fomente activamente sus valores fundamentales, como son la democracia, los derechos humanos y los principios del Estado de Derecho a través de su política de desarrollo, y recuerda el importante papel de las autoridades subnacionales a la hora de detectar y colmar las deficiencias en materia de respeto de los derechos humanos, defensa de la democracia y lucha contra la corrupción;

9.

destaca la necesidad de crear una asociación mundial para el desarrollo que asocie a todas las partes, se centre en las personas y se base en un enfoque participativo e integrador de abajo arriba; solicita que la UE dé ejemplo y adopte una posición unificada y coherente que refleje la contribución y participación de todos los niveles de gobernanza;

10.

subraya que las autoridades subnacionales son las encargadas de prestar a los ciudadanos muchos de los servicios necesarios para la consecución de los Objetivos del Milenio, por ejemplo en materia de salud y sanidad, educación, transporte, energía y gestión del agua y residuos, por lo que influyen considerablemente en los resultados del futuro marco;

11.

en aras de la paz y la seguridad, recuerda que la diplomacia moderna no la ejercen y practican únicamente los gobiernos nacionales, y que dada la necesidad de diálogo, cooperación y coordinación, la diplomacia de las ciudades cumple una función esencial, cada vez más importante. Con este instrumento, las entidades locales pueden fomentar la cohesión social, la sostenibilidad medioambiental, la prevención y resolución de conflictos o la labor de reconstrucción y de rehabilitación una vez que se han resuelto;

12.

expresa su preocupación por el hecho de que la Unión Europea, según datos publicados recientemente por la OCDE, haya reducido su ayuda global al desarrollo en 2012 (en 2 300 millones de euros, es decir, un 4,3 % menos que el año anterior). A pesar de que la UE sigue siendo el principal donante del mundo, y que la crisis económica por la que están pasando varios Estados miembros es parcialmente responsable de esta reducción de la ayuda, el CDR pide a la UE y a los Estados miembros que prosigan sus esfuerzos para que la UE pueda alcanzar en 2015 el compromiso de las Naciones Unidas de dedicar un 0,7 % de su producto interior bruto a la ayuda al desarrollo. Con los recientes recortes, el porcentaje es del 0,43 %, y solo unos pocos Estados miembros cumplen el objetivo del 0,7 %;

13.

recuerda que, cada vez más, las autoridades subnacionales llevan a cabo una activa política autónoma de cooperación al desarrollo, y que, aun cuando su contribución global vaya mucho más allá de su mera contribución financiera, algunas ya se han fijado el objetivo de consagrar el 0,7 % de sus recursos a la cooperación con los países en desarrollo, mientras que otras también han creado mecanismos de financiación propios para responder a necesidades específicas;

14.

acoge positivamente que el papel de los entes locales para vincular a los ciudadanos con sus gobiernos, así como para garantizar una apropiación democrática, con un apoyo amplio, de las agendas de desarrollo nacionales, se reconozca a nivel internacional en la Declaración de Busan, así como, más recientemente, en el documento final de la Cumbre Río+20, donde se hace hincapié en su función para desarrollar estrategias, adoptar decisiones y aplicar las políticas de desarrollo sostenible;

15.

reitera su mensaje, formulado ya en el Dictamen sobre la contribución de los entes locales y regionales de la UE a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de 2012 (Río+20) (CDR 187/2011), de que se debería reactivar y hacer avanzar el trabajo de la Agenda 21. Esta Agenda, que se puso en marcha tras la Cumbre de Río de 1992, es un buen ejemplo de un proceso desde la base que ha obtenido resultados satisfactorios y duraderos en forma de medidas concretas y de una mayor comprensión y participación de los agentes de la sociedad respecto de los asuntos de la sostenibilidad.

16.

recuerda la activa contribución del CDR a la Conferencia Río+20, en los trabajos preparatorios de la cumbre y como parte de la delegación de la UE, mostrando sus logros mediante iniciativas como el Pacto de los Alcaldes y las Capitales Verdes Europeas; pone de relieve el Memorando de Entendimiento firmado en esa ocasión por el Comité de las Regiones y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con el objetivo de reforzar las sinergias entre los diferentes niveles y mejorar la aplicación de la Declaración de Río+20; en este sentido, seguirá participando, en calidad de observador en la Delegación de la UE, en las Conferencias de las Partes pertinentes;

17.

reitera su visión de que las autoridades subnacionales deben disfrutar de un pleno reconocimiento, al lado de los gobiernos nacionales y los organismos de las Naciones Unidas, como agentes gubernamentales relevantes en el marco institucional para el desarrollo sostenible; en este contexto, solicita la creación de un comité permanente de gobiernos subnacionales y locales, ya sea en el PNUMA o en el foro político intergubernamental de alto nivel (FPAN) en materia de desarrollo sostenible;

18.

recuerda que, en reconocimiento del papel de las autoridades locales, y a fin de reforzar la eficacia de la ayuda al desarrollo, en 2008 la Comisión Europea solicitó por primera vez la adopción de un enfoque global en relación con el papel de dichas autoridades como agentes de desarrollo a nivel global, europeo y nacional; acoge positivamente los esfuerzos de la Comisión en este sentido a nivel europeo, incluida su intención de poner al día este estratégico cambio en sus relaciones con dichas autoridades mediante la publicación, en la primavera de 2013, de una Comunicación específica sobre el papel de los entes locales en el desarrollo;

19.

pide que las futuras estrategias, en particular las de la UE, tengan en cuenta el potencial de la cooperación multilateral descentralizada, incluidos instrumentos como el Portal de la Cooperación Descentralizada para localizar actividades y buenas prácticas y posibilitar los intercambios de información para ajustar las capacidades y competencias a las necesidades, la Conferencia sobre la Cooperación Descentralizada para el diálogo político, y las asambleas políticas representativas con países vecinos, como la ARLEM para el Mediterráneo y la Corleap para la Asociación Oriental;

20.

se compromete a seguir respaldando los esfuerzos para mejorar el fomento y la integración de modelos europeos como el Pacto de los Alcaldes, las Capitales Verdes Europeas, de sistemas similares en otras partes del mundo y de programas globales como la nueva Iniciativa del PNUMA para ciudades eficientes en el uso de los recursos, o la asociación UE-China para la urbanización sostenible, de reciente creación, así como la Agenda Local 21, todo ello a nivel mundial, y en particular en sus relaciones con los países candidatos a la adhesión y los países de la política de vecindad;

21.

acoge favorablemente el reconocimiento, por parte de la Comisión Europea, del objetivo de «avanzar hacia un modelo de ciudad sostenible y resiliente», que impulse el desarrollo sostenible e integrador; recomienda que los futuros Objetivos de Desarrollo Sostenible incluyan un objetivo concreto relativo a la sostenibilidad de las ciudades; pide a la UE que siga trabajando con la cuestión clave de los entornos urbanos sostenibles y que respalde los esfuerzos de las ciudades y las autoridades subnacionales para adaptarse al cambio climático y desarrollar sus capacidades de resistencia, prevención y respuesta a las catástrofes gracias a las competencias y recursos necesarios, ya que con frecuencia, se hallan en primera línea cuando se trata de reaccionar ante las catástrofes naturales o causadas por el hombre;

22.

encarga al presidente del Comité de las Regiones que presente esta resolución al presidente del Parlamento Europeo, el presidente del Consejo Europeo, el presidente de la Comisión Europea, la Presidencia irlandesa del Consejo de la UE y la próxima Presidencia lituana.

Bruselas, 12 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


(1)  Eurobarómetro especial 392, de octubre de 2012.

(2)  En la presente resolución se usa la expresión «autoridades subnacionales» tal como se utiliza en el marco de las Naciones Unidas (donde el término ‧regiones‧ se entiende en general como regiones del mundo). En el marco de la UE, equivale a «entes regionales y locales».


DICTÁMENES

Comité de las Regiones

100o Pleno de los días 11 de abril y 12 de abril de 2013

17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/4


Dictamen del Comité de las Regiones — Sinergias entre la inversión privada y la financiación pública a nivel local y regional

2013/C 139/02

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

está de acuerdo en que combinar las ayudas con los InFI puede aportar un enfoque innovador que permitiría reducir los costes y riesgos globales de los proyectos o inversiones. Además, pide a las entidades locales y regionales (ELR) que hagan gala de imaginación al estudiar la manera de emplear estas distintas «herramientas» para optimizar el apoyo a las inversiones fundamentales sobre el terreno;

hace hincapié en el papel decisivo que desempeña el BEI como institución de financiación a largo plazo de la UE al apoyar las APP de la UE y aportar asesoramiento y conocimientos para desarrollar y aplicar una serie de InFI a nivel de la UE, en colaboración con la Comisión Europea;

se congratula, por tanto, del aumento de capital en 10 000 millones de euros decidido en 2012 que permiten al BEI una capacidad de préstamo de hasta 60 000 millones de euros;

acoge con satisfacción los nuevos «préstamos marco» y «préstamos para programas estructurales» introducidos por el BEI. Estos instrumentos podrían resultar fundamentales para financiar las ELR al facilitar la financiación de una cartera de inversiones y, de esta manera, eliminar el obstáculo del tamaño del proyecto;

reconoce que han surgido dificultades al poner en funcionamiento los InFI en los programas de los Fondos Estructurales e identifica una serie de factores que explican estas dificultades iniciales, incluida la falta de concienciación y comprensión de las oportunidades, la necesidad de un «cambio cultural» por parte de las autoridades de gestión para pasar de las subvenciones a los instrumentos financieros, así como la preocupación sobre la complejidad del marco regulador, incluida la legislación sobre las ayudas estatales;

acoge favorablemente la ampliación del ámbito de aplicación de los InFI para el periodo 2014-2020 a todo tipo de proyecto, objetivo temático o prioridad de inversión contemplado en acuerdos de asociación o programas operativos, así como a todos los Fondos del MEC;

pone de relieve el interés creciente de las ELR en desarrollar fondos multirregionales en el contexto de estrategias macrorregionales enmarcadas por el BEI;

pide que se prorrogue hasta 2020 la iniciativa de obligaciones para la financiación de proyectos y que se amplíe su ámbito de aplicación para incluir a otros sectores además de las redes transeuropeas, una vez evaluada la fase piloto;

recomienda a la Comisión Europea que aclare la aplicación de las normas sobre las ayudas estatales a los InFI;

Ponente

Rhodri Glyn THOMAS (UK/AE), miembro de la Asamblea Nacional de Gales

Documento de referencia

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

Introducción

1.

afirma que, pese al creciente optimismo en que lo peor de la crisis de la zona del euro ya ha pasado, subsisten en toda la UE grandes retos y obstáculos a la estimulación de la recuperación económica, especialmente en términos de disponibilidad de financiación pública y privada para apoyar inversiones fundamentales;

2.

afirma que la UE está llamada a desempeñar un papel importante para restaurar la confianza en la economía, mediante la creación de condiciones marco que ayuden a movilizar los limitados recursos públicos y privados disponibles para estimular inversiones fundamentales a nivel local y regional; a la UE incumbe también colmar la carencia actual de disponibilidad de financiación y créditos para las pymes, sin lo cual será imposible lograr los objetivos de la Estrategia Europa 2020 y del Pacto por el Crecimiento y el Empleo;

3.

insiste, como afirmó en el dictamen que aprobó el 31 de enero de 2013 sobre la «Creación de mayores sinergias entre los presupuestos de la UE, nacionales y subnacionales» (1), en el cometido y las responsabilidades clave de las entidades locales y regionales (ELR) en cuanto al esfuerzo de recuperación europeo, dado que las ELR son responsables de una parte sustancial del gasto público europeo (en 2011, ascendió al 16,7 % del PIB y al 34 % del total del gasto público y fueron responsables de dos tercios de las inversiones directas realizadas en 2011 (2)), gran parte de lo cual se concentra en una serie de sectores prioritarios que son fundamentales para la Estrategia Europa 2020 (entre otros, los asuntos económicos, la educación, el medio ambiente, la vivienda y los servicios comunitarios);

4.

hace hincapié en la importancia y el interés crecientes que presentan las asociaciones público-privadas (APP) (3) y los instrumentos financieros innovadores (InFI) (4) como mecanismos potenciales que pueden ayudar a desbloquear inversiones fundamentales;

5.

se congratula, por tanto, del papel que desempeña la Comisión Europea para estimular el empleo de los APP y de los InFI, mediante el establecimiento de un marco político que apoya y fomenta el uso de dichos instrumentos, y mediante la movilización del presupuesto de la UE con vistas a aumentar la financiación «pública» disponible a nivel de las ELR;

6.

pone de relieve el papel fundamental del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del sector bancario público en fase de expansión en toda la UE para fomentar un entorno de inversión coherente y completo «guiado por las políticas»;

7.

señala que, pese a su alcance relativamente modesto, los presupuestos de la UE y del BEI tienen un efecto palanca decisivo para estimular las inversiones en todo el territorio de la UE, en particular (aunque no solo) a través de los Fondos del Marco Estratégico Común (MEC) que se ponen a disposición y se ejecutan a nivel territorial (generalmente a través de las ELR), las cuales generan además un importante efecto multiplicador para la economía;

8.

toma nota de la intención de la Comisión Europea de doblar potencialmente el efecto palanca de las inversiones con cargo a los Fondos Estructurales entre 2014 y 2020 para llegar a 4,2 euros por euro invertido en la UE, partiendo de las indicaciones iniciales de que la proporción del FEDER dedicada a los InFI pasaría del 5 al 15 %;

9.

se congratula de que se mantenga el enfoque de «fondo rotatorio» para los Fondos del MEC, que puede crear «fondos de legado» a nivel territorial; pide que se prevea la manera de desarrollar efectivamente el enfoque de «fondo rotatorio» para que se puedan gestionar los InFI mediante programas gestionados de manera centralizada con el apoyo del presupuesto de la UE (por ejemplo, COSME y Horizonte 2020);

10.

acoge con satisfacción que se otorgue mayor prioridad política a los InFI en el Marco Financiero Plurianual 2014-2020 y en las propuestas que lo acompañan; anima a las ELR (y a los Estados miembros) a optimizar su marco reglamentario de apoyo, en particular, mediante normas sobre los Fondos del MEC reforzadas y más claras, derivadas de una gestión compartida a nivel territorial;

11.

está de acuerdo con el contenido del informe especial del Centro de Estudios Políticos Europeos (CEPS), solicitado por el Parlamento Europeo (5), según el cual no hay que considerar a los InFI como la panacea para cualquier tipo de intervención a nivel local y regional. En dicho informe, el CEPS insiste en que los InFI solo son adecuados para aquellos proyectos con posible rentabilidad financiera y que no deberían considerarse como sustitutivos de las ayudas, sino como medios para ampliar el alcance del presupuesto de la UE;

12.

está de acuerdo, asimismo, en que combinar (o «mezclar») las ayudas con los InFI puede aportar un enfoque innovador que permitiría reducir los costes y riesgos globales de los proyectos o inversiones. Además, pide a las ELR que hagan gala de imaginación al estudiar la manera de emplear estas distintas «herramientas» para optimizar el apoyo a las inversiones fundamentales sobre el terreno;

Razón de ser, motivación y ventajas de las APP y de los InFI

13.

afirma que la razón de ser de las APP y de los InFI estriba en una serie de factores, además del papel potencialmente clave que tales enfoques pueden desempeñar con vistas a la recuperación económica de la UE. La lógica principal de las APP radica en su potencial para lograr beneficios compartidos, metas y objetivos comunes, de una manera que no sería posible o conveniente sin aunar los intereses públicos y privados. La lógica propia de los InFI consiste en brindar un apoyo más estructurado, creando dispositivos que establezcan normas y objetivos, que puedan emplearse para orientarse hacia beneficiarios o grupos específicos (por ejemplo, las pymes mediante la microfinanciación; los proyectos I+D; los programas de desarrollo urbano);

14.

afirma que los fallos de mercado justifican ampliamente la lógica de las intervenciones públicas, como medio para atenuar el riesgo, incentivar el compromiso del sector privado y lograr inversiones que, de lo contrario, no se realizarían. Esta justificación resulta evidente, por ejemplo, en el caso de los InFI orientados a facilitar a las pymes el acceso a la microfinanciación;

15.

defiende firmemente, no obstante, que los fallos de mercado no son los únicos o indispensables factores subyacentes de dichas acciones y que las intervenciones también pueden estar motivadas principalmente por un objetivo de política pública más amplio como, por ejemplo, centrarse en objetivos a largo plazo en lugar de en ganancias a corto plazo, en la consecución de objetivos medioambientales (por ejemplo, la energía limpia) o sociales (reducir la pobreza, afrontar la exclusión social), aunque tales inversiones pueden a su vez generar mercados nuevos y actividades económicas distintas (por ejemplo, el desarrollo del sector de la energía renovable, la regeneración urbana, etc.);

16.

pide a la Comisión Europea que aclare el marco legislativo y reglamentario de las APP y los InFI a la luz de esta lógica de política pública y que esclarezca la aplicación de las normas sobre ayudas estatales y la legislación sobre contratación pública, que pueden obstaculizar la participación de las ELR en tales iniciativas. Cuando se dispone de una lógica clara de política pública, las normas de competencia de la UE no impiden ni disuaden de proseguir con dichas intervenciones;

17.

hace hincapié en que el sector público debe rendir cuentas ante la sociedad: en principio adopta una visión a largo plazo sobre la sostenibilidad de las inversiones, centrándose en garantizar la consecución de los objetivos públicos fundamentales y el respeto de los valores clave, mientras atenúa el riesgo al facilitar al sector privado un entorno de inversión relativamente seguro; por su parte, los socios del sector privado aportan dinero fresco, sensibilidad y experiencia comercial, así como capacidades innovadoras y empresariales;

18.

señala que para los inversores privados, incluidos los fondos de pensiones, uno de los posibles atractivos de invertir en APP o en InFI, especialmente en la situación económica actual y dada la gran incertidumbre que caracteriza los mercados financieros, estriba en que el compromiso del sector público puede atenuar el riesgo percibido de la inversión. Además, la intervención del BEI o la financiación de la UE pueden atenuar más el riesgo percibido, mediante el control «externo» de la calidad de las inversiones previstas;

19.

pide a la Comisión Europea que siga explorando el potencial de la acción a nivel de la UE orientada a movilizar las inversiones de los fondos de pensiones a favor del plan de recuperación de la UE;

20.

afirma que a raíz de las inversiones financieras irresponsables que desembocaron en la crisis financiera de 2008 y de la voluntad manifestada en Europa durante los últimos tres o cuatro años de reformar el sector de los servicios financieros, se reconoce claramente la necesidad de centrarse en inversiones sostenibles y a largo plazo para evitar los abusos y excesos del pasado;

21.

hace hincapié, por tanto, en la necesidad fundamental de defender y respetar los objetivos e intereses públicos en las asociaciones público-privadas; señala, no obstante, que sin inversores privados no puede haber asociaciones público-privadas y que las normas que regulan las APP y los InFI han de desarrollarse de manera que incentiven la participación de socios privados;

22.

señala la creciente tendencia hacia nuevos modelos de propiedad, orientados a facilitar inversiones guiadas por las políticas a favor de los ciudadanos en la esfera local y regional, velando además por la necesidad de lograr una rentabilidad de los costes así como una viabilidad y sostenibilidad a largo plazo, en lugar de maximizar a toda costa los beneficios a corto plazo, basándose en una sólida tradición de bancos públicos europeos que representan más del 20 % del sector bancario de la UE (por ejemplo, KFW y la red de bancos regionales en Alemania; la Caisse des Dépôts en Francia y la Cassa Depositi e Prestiti en Italia) (6);

23.

constata, en este ámbito, el surgimiento del modelo escandinavo de agencias para financiar las ELR: BNV (Países Bajos), KommuneKredit (Dinamarca), Kommunalbank (Noruega), Kommuninvest (Suecia) y Municipal Finance (Finlandia). Aunque difieren mucho en cuanto al nivel de participación de su respectivo gobierno central y, por tanto, en cuanto el grado de control que ejerce y el porcentaje de riesgo que asume dicho gobierno (7), constituyen una alternativa interesante para financiar las inversiones de las ELR, incluso en asociación con el sector privado: en el caso de Finlandia, por ejemplo, el Estado posee el 16 % de Municipality Finance, los fondos públicos de pensiones finlandeses el 31 % y los municipios el 52 %. En Gales está surgiendo un debate sobre la posibilidad de crear un banco de inversiones galés de propiedad pública;

El papel del Banco Europeo de Inversiones

24.

hace hincapié en el papel decisivo que desempeña el BEI como institución de financiación a largo plazo de la UE (y prestatario y prestador multilateral más importante del mundo, que trabaja con más de 150 Estados no pertenecientes a la UE) al apoyar las APP de la UE y aportar asesoramiento y conocimientos para desarrollar y aplicar una serie de InFI a nivel de la UE, en colaboración con la Comisión Europea (incluidos, Jeremie, Jessica, Elena y el Mecanismo de Financiación de Riesgo Compartido, así como instrumentos de apoyo técnico como, por ejemplo, Jaspers o Jasmine);

25.

pone de relieve el valor que aporta el BEI por su enfoque basado en la inversión, flexibilidad para adaptar el apoyo y los préstamos mediante paquetes a medida, capacidad de brindar a las autoridades públicas asesoría profesional y competencias técnicas y de ofrecer buenas condiciones a sus clientes gracias a su calificación crediticia «AAA» en los mercados financieros internacionales;

26.

pone de relieve la amplia cartera de instrumentos de apoyo y de tipos de intervención de que dispone el BEI, que incluye préstamos directos para proyectos (si rebasan los 25 millones de euros), préstamos intermedios a través de bancos locales, capital riesgo, instrumentos de microfinanciación, etc.; destaca, asimismo, su enfoque de las inversiones guiado por las políticas, centrado en las prioridades emblemáticas de la UE para desarrollar las pymes, subsanar los desequilibrios económicos o sociales, invertir en el entorno natural o urbano, la economía del conocimiento, el apoyo a las redes transeuropeas y el abastecimiento energético sostenible en la UE;

27.

señala que, aunque más del 90 % de la actividad del BEI se centra en Europa, desempeña un importante papel en la aplicación de los aspectos financieros de las políticas exterior y de desarrollo de la UE, lo cual es motivo de satisfacción para el Comité de las Regiones;

28.

pone de relieve la importancia creciente de la financiación del BEI desde finales de los noventa, como atestigua el aumento de los préstamos durante la última década, acaecido especialmente durante la crisis financiera de los últimos cuatro o cinco años;

29.

señala que, a mediados del 2000, el volumen de préstamos concedidos por el BEI había aumentado desde los 10 000 millones de ECU de 1998 hasta 45 000 millones de euros, llegando a alcanzar 79 000 millones de euros en 2011 (año máximo) para compensar la disminución de la inversión privada durante la crisis. A finales de 2011, el valor total de los préstamos en curso sin amortizar había aumentado en un tercio hasta representar 395 000 millones de euros. El BEI desempeñó un papel fundamental al poner a disposición capitales en toda la UE y apoyar inversiones en varios países en dificultades de la zona euro, incluidos Grecia, Portugal y España;

30.

se congratula, por tanto, del aumento de capital en 10 000 millones de euros decidido en 2012 que permiten al BEI una capacidad de préstamo de hasta 60 000 millones de euros;

31.

subraya el valor añadido para la UE de disponer de semejante activo, capaz de responder de manera flexible y rápida a los cambios de circunstancias así como de adaptar y desarrollar nuevos programas de apoyo en consecuencia; reitera la importancia, en la situación económica actual, de contar con una institución europea que realiza inversiones basadas en las políticas, orientadas a la consecución de los objetivos fundamentales de la UE, basadas en un enfoque que busca el equilibrio financiero en lugar de basarse en la «máxima ganancia»;

32.

felicita a la Comisión Europea y al BEI por haber desarrollado una serie de InFI durante el periodo 2007-2013 y por haber consagrado firmemente el principio de que la financiación del la UE se caracteriza por un papel y un valor añadido claros que desarrolla a través de estos InFI, los cuales completan y van más allá de las subvenciones tradicionales; señala que, a finales de 2011, se desarrollaron 592 InFI en el conjunto de los Estados miembros, excepto Irlanda y Luxemburgo;

33.

acoge con satisfacción los nuevos «préstamos marco» y «préstamos para programas estructurales» introducidos por el BEI. Estos instrumentos podrían resultar fundamentales para financiar las ELR al facilitar la financiación de una cartera de inversiones y, de esta manera, eliminar el obstáculo del tamaño del proyecto (normalmente, el importe mínimo de los préstamos es de 25 millones de euros);

34.

pide a la Comisión Europea que analice la posibilidad de ampliar este enfoque al presupuesto de la UE mediante instrumentos financieros que permitan «titulizar» un conjunto de pequeños proyectos (entre otros, emitir obligaciones para la financiación de proyectos, que el Consejo Europeo acordó en las Conclusiones de junio de 2012, incluidos proyectos en fase piloto para el marco financiero actual así como una referencia al Mecanismo «Conectar Europa» como ejemplo del ámbito de aplicación potencial durante el período 2014-2020);

35.

se congratula de las medidas que se han tomado para garantizar una relación fuerte y estrecha entre el BEI y el Comité de las Regiones, dada la importancia creciente del papel del BEI en apoyo de las inversiones económicas a nivel de las ELR;

Estrangulamientos para emplear asociaciones público-privadas e instrumentos financieros innovadores

36.

reconoce que han surgido dificultades al poner en funcionamiento los InFI en los programas de los Fondos Estructurales durante el periodo 2007-2013, como lo atestigua el informe de evaluación externa solicitado por la Comisión Europea sobre los progresos realizados en la financiación y aplicación de instrumentos de ingeniería financiera cofinanciados por los Fondos Estructurales;

37.

identifica una serie de factores que explican estas dificultades iniciales, incluida la falta de concienciación y comprensión de las oportunidades, la necesidad de un «cambio cultural» por parte de las autoridades de gestión para pasar de las subvenciones a los instrumentos financieros, cambio que abarca los enfoques del riesgo, la complejidad percibida de los instrumentos y métodos de participación así como la preocupación sobre la complejidad del marco regulador, incluida la legislación sobre las ayudas estatales;

38.

constata las preocupaciones específicas de las ciudades y áreas urbanas en cuanto al desarrollo de los instrumentos Jessica durante el periodo de programación 2007-2013, consecuencia de las tensiones entre las autoridades de gestión de los programas y las autoridades municipales; se congratula, por tanto, por la mayor claridad y el mayor alcance que caracteriza a los proyectos de reglamentos para la programación subregional y a las «inversiones territoriales integradas» durante el periodo 2014-2020, lo cual debería significar que las ciudades y áreas urbanas tendrán más posibilidades para desarrollar los instrumentos de Jessica en el futuro;

39.

toma nota de algunos puntos de vista expresados durante la fase de recabar datos según los cuales el BEI debería desempeñar un papel más decisivo, en el marco de sus carteras de inversión, apoyando proyectos e iniciativas más «arriesgados»;

40.

hace hincapié en la importancia de apoyar tecnologías nuevas y emergentes, que integren prioridades políticas como el desarrollo de tecnologías capacitadoras fundamentales en la UE (incluido el sector de la fotónica, por ejemplo); pide a la Comisión Europea y al BEI que velen por que durante el periodo 2014-2020 las APP y los InFI otorguen prioridad suficiente a las tecnologías nuevas y emergentes, como parte integrante del enfoque de inversión a largo plazo para Europa;

Simplificar, racionalizar y reforzar los instrumentos a nivel de la UE (incluidos los Fondos del MEC)

41.

constata que durante el periodo 2007-2013 se ha desarrollado un amplio abanico de instrumentos temáticos distintos, de manera confusa y casuística, ya que varias direcciones generales se han dedicado a introducir nuevos métodos de financiación;

42.

se congratula por los esfuerzos desplegados por la Comisión Europea para racionalizar y simplificar los distintos tipos de InFI disponibles para el periodo 2014-2020;

43.

acoge favorablemente la ampliación (8) del ámbito de aplicación de los InFI para el periodo 2014-2020 (con arreglo a los artículos 32 a 40 del proyecto de Reglamento sobre disposiciones comunes) a todo tipo de proyecto, objetivo temático o prioridad de inversión contemplado en acuerdos de asociación o programas operativos, así como a todos los Fondos del MEC; aguarda con interés una amplia y fuerte difusión de estas disposiciones, incluso en programas de desarrollo rural y marítimos;

44.

se congratula, en particular, por la supresión de la prohibición de financiar un proyecto mediante varias fuentes y la posibilidad de combinar distintos instrumentos financieros, lo cual debería facilitar la financiación de proyectos locales y regionales;

45.

acoge con satisfacción la propuesta de agrupar las ayudas a las pymes innovadoras del programa COSME (9) con el Mecanismo de Financiación de Riesgo Compartido (IFRC) enmarcado en el programa Horizonte 2020, cuyo efecto multiplicador potencial de las inversiones en I+D se estima en más de 100 000 millones de euros durante el periodo 2014-2020, lo cual representa aproximadamente el 10 % de la distancia a salvar para alcanzar el objetivo del 3 % del PIB establecido por la Estrategia Europa 2020;

46.

constata la necesidad de una mayor sensibilización en la esfera local y regional sobre las oportunidades de recabar el apoyo del BEI y pide a las ELR (incluidas las autoridades de gestión de los programas del MEC) que se muestren más proactivas respecto del BEI; al mismo tiempo, solicita también a la Comisión Europea y al BEI que emprendan más actividades de sensibilización para promocionar las oportunidades disponibles y futuras;

47.

sugiere, como una forma de conseguirlo, que se organicen en 2013 y 2014 conjuntamente con el Comité de las Regiones una serie de conferencias, por ejemplo, durante los OPEN DAYS - Semana Europea de las Regiones; insiste en la importancia de lograr que participen en dichos actos organizaciones como, por ejemplo, la European Association of Public Banks, KFW y el sector bancario comercial, así como las organizaciones que organizan redes entre empresas;

48.

constata que una preocupación común de los beneficiarios –en particular, desde el punto de vista de las pymes, y especialmente las microempresas– es la de conseguir orientarse dada la compleja variedad de instrumentos disponibles para apoyar las inversiones;

49.

señala que para la mayoría de estas pymes su banco local constituye la primera fuente de asesoramiento y financiación, lo cual significa que hay que encontrar una manera eficaz para hacer llegar a las empresas los instrumentos de financiación mediante empréstito (incluidos los que recaban el apoyo del BEI o de fondos de la UE); pide que al desarrollar los InFI se aplique con mayor rigor el principio de «pensar a pequeña escala»;

50.

señala que en aquellos países (por ejemplo, Alemania) que cuentan con una fuerte infraestructura bancaria pública y una ética de inversión guiada por las políticas, resulta más patente la vinculación entre la evolución de las políticas de la UE, los nuevos instrumentos y la integración en la cartera actual de servicios prestados a las pymes a nivel de las ELR;

51.

pide, por tanto, a los Estados miembros y a las ELR –en particular, en el contexto de las reformas en curso de las estructuras de gobernanza económica de la UE– que emprendan un análisis más sistemático de la manera en que las estructuras financieras y bancarias a nivel europeo, nacional y subnacional pueden colaborar más eficazmente para centrar el apoyo en las pymes y en los agentes creativos e innovadores que aportan valor añadido a la economía de la UE;

52.

pone de relieve el interés creciente de las ELR por desarrollar fondos multirregionales en el contexto de estrategias macrorregionales enmarcadas por el BEI (por ejemplo, en los países nórdicos). Estas estructuras de puesta en común de fondos tienen la ventaja frente a los distintos fondos regionales de favorecer la dispersión de los riesgos y aumentar el efecto palanca y multiplicador de los fondos concernidos;

La iniciativa de obligaciones para la financiación de proyectos

53.

se congratula de que el BEI participe en la iniciativa de obligaciones para la financiación de proyectos, encaminada a ayudar a los promotores de proyectos privados a emitir obligaciones para financiar proyectos de infraestructura y atraer financiación procedentes del mercado de capitales a través de inversores institucionales, incluidos fondos de pensiones;

54.

pide que se prorrogue hasta 2020 la iniciativa de obligaciones para la financiación de proyectos y que se amplíe su ámbito de aplicación para incluir a otros sectores además de las redes transeuropeas, una vez evaluada la fase piloto (a petición del Parlamento Europeo);

55.

pide que se compartan las mejores prácticas a escala de la UE para subrayar la posibilidad de que los ELR se sometan a evaluaciones por parte de agencias de calificación, con vistas a mejorar su perfil de riesgo cuando aspiran a atraer financiación privada;

56.

reitera el llamamiento que hizo en anteriores dictámenes de que la Comisión explore la posibilidad de facilitar el desarrollo de «bonos ciudadanos» y de «bonos con impacto social» (que ya existen en el Reino Unido y en los Estados Unidos) como instrumentos financieros innovadores adicionales para apoyar los objetivos de la UE;

57.

se congratula por la racionalización de las evaluaciones ex ante encaminadas a justificar la lógica de la intervención pública para proyectos que emplean tales instrumentos financieros;

58.

recomienda a la Comisión Europea que aclare la aplicación de las normas sobre las ayudas estatales a los InFI mediante, por ejemplo, el desarrollo de plantillas normalizadas listas para usar sobre estas cuestiones; a su vez, la Comisión Europea y el BEI también podrían reforzar la asistencia técnica que brindan a las ELR sobre estas cuestiones;

Subsidiariedad y proporcionalidad

59.

constata que las consideraciones sobre subsidiariedad y proporcionalidad no inciden realmente en este dictamen, en el que no se trata de pronunciarse sobre ninguna propuesta legislativa o política de la Comisión Europea;

60.

insiste no obstante en la importancia de garantizar que las intervenciones a nivel europeo se basen en los principios de adicionalidad y de valor añadido; se congratula, además, de que el nuevo Reglamento Financiero de la UE consagre estos principios en lo referente a las normas aplicables a los instrumentos financieros.

Bruselas, 11 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


(1)  CDR 1778/2012 fin.

(2)  Véase el estudio realizado por Dexia Crédit Local (2012) y el Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) (2012) titulado «Las finanzas públicas subnacionales en la Unión Europea», julio de 2012.

(3)  A efectos del presente dictamen, la expresión «asociación público-privada» (APP) se refiere a proyectos de inversión conjunta que cuentan con socios y financiación público-privados, que parten de un planteamiento «basado en proyectos» de inversiones únicas realizadas por un consorcio público-privado.

(4)  A efectos del presente dictamen, la expresión «instrumento financiero innovador» se refiere a dispositivos o instrumentos establecidos para apoyar una serie de proyectos o iniciativas individuales mediante un «fondo de cartera» en lugar de un proyecto único (por ejemplo, Jeremie o Jessica). Es preferible a la expresión «instrumentos de ingeniería financiera» (IIF) que también se emplea frecuentemente en los documentos europeos y universitarios en este ámbito.

(5)  Informe especial del CEPS no 68 de octubre de 2012, página 1.

(6)  Véase «Public Financial Institutions in Europe», marzo de 2011, European Association of Public Banks (EAPB).

(7)  En Noruega el gobierno central posee y controla el 100 % de Kommunalbank. En los Países Bajos, la mitad de BNV es propiedad del Estado y la otra mitad de entes locales y regionales.

(8)  Véanse los artículos 32 a 40 del proyecto de Reglamento sobre disposiciones comunes (RDC) relativos a los cinco fondos incluidos en el Marco Estratégico Común, a saber, el FEDER, el FSE, el FC, el FEADER y los Fondos del MEC.

(9)  Anteriormente, formaba parte del Programa de Competitividad e Innovación junto con dos InFI: el Mecanismo para las pymes innovadoras y de rápido crecimiento (MIC) y el régimen de garantías a las pymes.


17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/11


Dictamen del Comité de las Regiones — Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica

2013/C 139/03

EL COMITE DE LAS REGIONES

subraya que la política industrial tiene que convertirse en uno de los pilares de la construcción europea, y ser considerada como una auténtica prioridad política al mismo nivel político que la cohesión, las infraestructuras o la agricultura;

considera que la Comisión Europea debe explotar todas las posibilidades que el Tratado de Lisboa prevé en materia de política industrial en su artículo 173;

apoya la propuesta del Parlamento Europeo de constituir un grupo director para reagrupar las competencias a nivel europeo, nacional y local, así como los recursos dispersos actualmente en todas las esferas y todos los sectores;

señala que muchos entes locales y regionales han hecho ya de la innovación económica, social y medioambiental una prioridad de su estrategia de desarrollo; y que disponen de las redes y la experiencia necesarias para desarrollar los ecosistemas de innovación indispensables para el desarrollo de las PYME;

propone la emisión de obligaciones vinculadas a la financiación de proyectos («project bonds») para financiar a las PYME, a fin de concentrar los fondos de inversión regional en las PYME y las empresas de tamaño intermedio y fortalecer el sector del capital de riesgo europeo de base territorial;

sugiere que los programas regionales de innovación se transformen en programas regionales de innovación y desarrollo industrial.

Ponente

Claude GEWERC (FR/PSE), miembro del Consejo regional de Picardía

Documento de referencia

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones – Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica

COM(2012) 582 final

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES,

1.

Acoge favorablemente la Comunicación de la Comisión Europea, que reafirma claramente la importancia del imperativo industrial.

Comentarios generales

2.

Al concentrar el 80 % de las exportaciones y del gasto privado en investigación y desarrollo, el sector industrial se mantiene como punta de lanza de Europa en la mundialización. Sigue teniendo un gran efecto expansivo para el conjunto de la economía, en particular, en materia de empleo (en él trabajan 35 millones de personas) y de impacto sobre las actividades de servicios.

3.

No obstante, los últimos tiempos se han caracterizado por una disminución de la capacidad productiva europea, una agravación de las desigualdades intraeuropeas así como por un aumento de la inquietud por las deslocalizaciones y la competitividad de las empresas europeas.

4.

La Unión Europea se ha construido en torno a la Comunidad Europea del Carbón y del Acero. La crisis económica y financiera actual refuerza la idea de que la prosperidad y perennidad de la Unión dependen de su capacidad de mantener una base industrial sólida mediante el fomento de un nuevo modelo industrial -fundamentado en la innovación y un incremento substancial de la inversión en nuevas tecnologías- que la mantenga agrupada y que confirme el lugar que ocupa en la economía mundial. Para ello, Europa, que es la cuna de la revolución industrial, dispone de las bazas económicas, culturales, científicas y políticas indispensables para la renovación industrial: un amplio mercado de más de 500 millones de habitantes, unos trabajadores formados y cualificados, la segunda moneda mundial, unas empresas vigorosas en casi todos los sectores, un marco político estable, etc.

5.

Esta constatación incita a convertir la política industrial en uno de los pilares de la construcción europea, y considerarla como una auténtica prioridad política al mismo nivel político que la cohesión, las infraestructuras o la agricultura.

6.

Es una aspiración cada vez más manifiesta, aunque no siempre la compartan los Estados miembros, como lo atestiguan los recortes desproporcionados propuestos por el Consejo Europeo en el marco de las negociaciones sobre el nuevo Marco Financiero Plurianual en sectores especialmente prometedores para la industria como, por ejemplo, la investigación y la innovación (Horizonte 2020) o las infraestructuras transeuropeas (mecanismo de interconexión).

7.

Considera que la Comisión Europea debe explotar todas las posibilidades que el Tratado de Lisboa prevé en materia de política industrial en su artículo 173, en particular, aprovechar la oportunidad para «adoptar cualquier iniciativa adecuada para fomentar […] [la] coordinación [entre Estados miembros en materia de política industrial], en particular iniciativas tendentes a establecer orientaciones e indicadores, organizar el intercambio de mejores prácticas y preparar los elementos necesarios para el control y la evaluación periódicos».

8.

Apoya, por tanto, la propuesta del Parlamento Europeo de constituir un grupo director para reagrupar las competencias a nivel europeo, nacional y local, así como los recursos dispersos actualmente en todas las esferas y todos los sectores.

9.

Según la Comisión, para reforzar el tejido industrial hasta que alcance el 20 % del PIB europeo hay que seguir seis líneas prioritarias de actuación: tecnologías avanzadas de fabricación, tecnologías facilitadoras esenciales, bioproductos, política industrial, construcción y materias primas sostenibles, vehículos limpios y redes inteligentes. La Comunicación se articula en torno a cuatro pilares.

El Comité de las Regiones:

10.

Coincide con la Comisión a la hora de constatar la urgencia que acucia al sector industrial, la cual ha llevado a la Comisión a completar sus propuestas a medio y largo plazo mediante otras con las que aspira a alcanzar más rápidamente el efecto deseado.

11.

Constata, no obstante, que las dificultades que afronta la industria en muchos Estados miembros se deben a causas estructurales que requieren introducir profundos cambios en el diseño, la gobernanza y la financiación de la política industrial y que, por consiguiente, convendría acelerar estos cambios y destinarle unos medios institucionales y financieros a la altura de las circunstancias.

12.

Comparte el convencimiento de que establecer unas condiciones generales favorables a la industria e invertir tanto en las empresas como en sus ecosistemas resulta indispensable para mejorar la competitividad y garantizar un crecimiento sostenible. En efecto, el principal reto de la competitividad de las empresas europeas estriba en aumentar la productividad mediante la eficacia en la gestión sostenible de los recursos, humanos en particular, mediante la formación permanente, la innovación, la internacionalización y el reparto de las responsabilidades y de los beneficios con los trabajadores, en lugar de centrarse únicamente en el coste de la mano de obra.

13.

Constata, al igual que la Comisión, las consecuencias de la crisis financiera en la financiación de la economía real; pero observa, no obstante, que «una serie de medidas» no es la respuesta adecuada para un desequilibrio sistémico.

14.

Subraya el papel que cumplen las capacidades para desarrollar y modernizar la industria europea.

15.

Insiste en la urgencia de movilizarse respecto de los aspectos humanos, sociales y territoriales de las transformaciones industriales.

16.

Observa que la ampliación del mercado único no se ha plasmado hasta ahora en un refuerzo del tejido industrial de la Unión y manifiesta su sorpresa de que no se evoque la paridad monetaria entre las condiciones de acceso al mercado.

17.

Comparte la aspiración de fomentar el espíritu empresarial, pero subraya la importancia similar de promover y reconocer los oficios industriales.

18.

Pide a la Comisión que afine su capacidad de análisis y las herramientas para apoyar a las empresas analizando la posibilidad de crear, como ya ha aceptado para las industrias agroalimentarias, para aquellas empresas que tengan entre 250 y 750 trabajadores y una cifra de negocios inferior a 200 millones de euros, una categoría a caballo entre la PYME y la gran empresa. Esta categoría de empresas podría beneficiarse de una ayuda adaptada, superior a la concedida a las grandes empresas e inferior a la de las PYMES.

19.

Lamenta que solo se evoque de manera incidental la dimensión territorial de la política industrial pese a que, precisamente, en nuestros territorios es dónde viven y se forman nuestros conciudadanos, se inventan nuevos modos de vida, se instauran las infraestructuras y las plataformas de intercambio, se crean redes y asociaciones y se traba la confianza propia de las relaciones interpersonales.

20.

Como pilares de una política industrial reforzada apoya la inversión en innovación y unas mejores condiciones de acceso al mercado así como al capital, al capital humano y a las capacidades.

A.   FACILITAR LA INVERSIÓN EN NUEVAS TECNOLOGÍAS E INNOVACIÓN

21.

Muchos entes locales y regionales han hecho ya de la innovación económica, social y medioambiental una prioridad de su estrategia de desarrollo; disponen de las redes y la experiencia necesarias para desarrollar los ecosistemas de innovación indispensables para el desarrollo de las PYME.

22.

Las tecnologías avanzadas orientadas a una producción limpia, véase las materias primas sostenibles, están intrínsecamente vinculadas con un enfoque de ecología industrial propicio al reciclaje de las materias primas y a la gestión eficaz de la energía.

23.

El sector de la construcción y de las materias primas sostenibles se caracteriza también mucho por un anclaje local como demostrador y guía para las inversiones públicas.

24.

El futuro de los vehículos eléctricos e híbridos también tiene sentido enmarcado en un nuevo enfoque de la movilidad, es decir, una nueva forma de intermodalidad que se fragua especialmente en el sector de las estaciones. Además, cabe pensar también en otras formas de utilización de los vehículos eléctricos. Se trata en particular de aportar nuevas soluciones al transporte en las ciudades y los espacios periurbanos.

25.

Es típicamente un ámbito en el que podrían converger un enfoque sectorial y el de cohesión. Podría establecerse una estrecha vinculación entre la ordenación territorial sostenible y el desarrollo industrial.

26.

Pide a la Comisión que adelante la fecha de publicación del plan de acción europeo para la siderurgia, anunciado actualmente para junio de 2013.

27.

Por otra parte, tanto respecto de la economía digital como en respuesta al envejecimiento, nuestros territorios son, por naturaleza propia, lugares de experimentación y de convergencia de iniciativas públicas y privadas.

28.

En todos estos ámbitos, la fuerza de Europa reside en su cultura de «convivencia» y en su complejidad. Es uno de los retos fundamentales del desarrollo económico de los próximos años, a nivel mundial.

El Comité de las Regiones:

29.

Está de acuerdo con la estrategia de especialización inteligente territorializada que propone la Comisión, subrayando al mismo tiempo que afecta al conjunto de los sectores industriales cuya transformación debe acompañar en todo el territorio de la Unión Europea.

30.

Insiste en la necesidad de favorecer una ingeniería de proyectos en la que participen los socios públicos y privados a escala local y regional, para que puedan contribuir útilmente a la toma de las decisiones estratégicas fundamentales que adopte la Unión.

31.

Pone de relieve el interés de emprender esta iniciativa siguiendo una lógica de cooperación intraeuropea, de modo que se propicie la emergencia de una Europa de la innovación de base territorial.

32.

Reitera su propuesta de concluir pactos territoriales que permitan organizar los distintos niveles de cooperación vinculados al proyecto; propone que esta iniciativa se plasme en un documento único de programación que permita la convergencia a escala local y regional de las políticas nacionales y locales y las políticas sectoriales y de cohesión de la Unión.

33.

Solicita que a las inversiones relativas a estos documentos únicos de programación se les asignen unas dotaciones crediticias específicas del Banco Europeo de Inversiones, el cual se ofrecería para crear nuevos ecosistemas territoriales de innovación económica y social. Esto puede constituir un medio privilegiado para fomentar soluciones innovadoras, facilitar demostradores a las empresas o impulsar la creación de consorcios sobre cuestiones que requieren nuevas asociaciones empresariales. Como asociaciones publico-privadas, estos ecosistemas deberían cumplir un doble objetivo: contribuir a mejorar la competitividad de las empresas y la eficacia del servicio público (es decir, racionalizar el gasto público).

B.   ACCESO A LOS MERCADOS

34.

La Comisión hace de la mejora del acceso al mercado de bienes uno de los instrumentos privilegiados de la política industrial. Sus propuestas se refieren tanto a la ampliación de los mercados en los ámbitos de la seguridad o de la defensa y de los medicamentos, como a cuestiones relativas a las normas y a la propiedad industrial o al desarrollo del espíritu empresarial.

El Comité de las Regiones:

35.

Está de acuerdo con la importancia que atribuye la Comisión a la elaboración de normas europeas aplicadas por la Unión y defendidas en el mercado mundial, de manera que las innovaciones que generan las empresas europeas, por ejemplo en materia de protección del medioambiente, no las penalicen sino que, al contrario, puedan imponerse progresivamente al conjunto del mercado mundial. Desea que la Unión se dote de los medios necesarios para negociar y hacer que se respeten estas normas en materia de medio ambiente, seguridad industrial, prevención de riesgos laborales y condiciones mínimas sociales y laborales, de modo que los productos europeos compitan en igualdad de condiciones en el mercado globalizado.

36.

De igual modo, no puede sino adherirse a la aspiración de la Comisión de que las disparidades fiscales y sociales que hacen que los territorios europeos compitan entre sí sean tratadas únicamente entre ellos, sin generar dinámicas de creación de nueva riqueza a escala de la Unión.

37.

Los ámbitos estratégicos que acertadamente pone de relieve la Comisión podrían revolucionar patrones de consumo como la organización de la producción, la escisión entre los sectores industriales y de servicios, los sectores y ramas de actividad tal como los conocemos actualmente y, en definitiva, una forma de conectar en red en el mercado nuestras producciones industriales. Por tanto, preparar a nuestras empresas a esta nueva circunstancia es un reto fundamental que requiere reforzar la cooperación entre ellas, crear consorcios y, en determinados casos, asociaciones público-privadas. Convendría anticipar y acompañar estas iniciativas de adaptación a las nuevas demandas, que en parte habremos contribuido a suscitar, para actuar tanto en el mercado interior como en el mundial. Europa debe dotarse de una ingeniería comercial a la altura de sus capacidades tecnológicas.

38.

Esta ingeniería de comercialización debe ser una de las facetas de las plataformas territoriales mutualizadas.

C.   ACCESO A LA FINANCIACIÓN Y A LOS MERCADOS DE CAPITALES

39.

Aunque la situación difiere en función de los Estados, en Europa la deuda del mercado de capitales correspondiente a la financiación empresarial representa únicamente el 7 % del PIB, frente al 35 % de Estados Unidos.

40.

La Comisión constata que se trata de un punto débil que conviene subsanar basándose, por una parte, en el apoyo del sector público y, al mismo tiempo, en una serie de medidas orientadas a facilitar el acceso a los mercados de capitales.

El Comité de las Regiones:

41.

Señala la necesidad de adoptar un enfoque global en cuanto a la moneda y a la financiación. En efecto, el sector industrial, caracterizado por ciclos más largos y rendimientos en general poco elevados, resulta poco atractivo para los capitales que buscan beneficios elevados e inmediatos. Las inversiones que persiguen el único objetivo de obtener rápidamente un rendimiento importante pueden dificultar las actividades de desarrollo a largo plazo de las empresas.

42.

Por consiguiente, solicita que vuelva a considerarse la financiación de la industria como una prioridad de la estructura financiera y monetaria de la Unión.

43.

Propone la emisión de obligaciones vinculadas a la financiación de proyectos («project bonds») para financiar a las PYME, a fin de concentrar los fondos de inversión regional en las PYME y las empresas de tamaño intermedio, y fortalecer el sector del capital de riesgo europeo de base territorial.

44.

Reitera su apoyo a la introducción y promoción de «bonos ciudadanos», para promover el desarrollo industrial local. Los bonos ciudadanos podrían permitir a los proyectos apoyados por la UE disfrutar de una financiación adicional procedente de ciudadanos particulares o de otros fondos públicos que invertirían a cambio de una remuneración garantizada y justa.

45.

Pide a la Comisión que elabore instrumentos financieros que favorezcan la cooperación interindustrial e intraeuropea.

46.

Reitera su desacuerdo con la propuesta de la Comisión de que las ayudas a las empresas de los sectores de la siderurgia y fibras sintéticas se consideren a priori incompatibles con el mercado interior.

47.

Estima que, en el contexto de la crisis económica y social, la inversión pública es esencial en el marco de una estrategia global de crecimiento. Apoya, en este contexto, la reforma general del régimen de las ayudas estatales para que sea más sencillo, transparente y flexible. Esta reorientación de la política de la Comisión Europea sobre las ayudas estatales debe basarse, además, en un enfoque más económico que tenga en cuenta el nivel de riesgo real de que las ayudas estatales afecten a los intercambios entre los Estados miembros y de que provoquen un verdadero falseamiento de la competencia en el mercado interior. Se trata de una exigencia paralela a la de tener más en cuenta la calidad del gasto público y, en particular, de prever una contabilización específica en las normas europeas sobre supervisión macroeconómica de la inversión pública en infraestructuras o la innovación respecto del gasto público de funcionamiento.

48.

Propone analizar la posibilidad de crear una subcategoría en el marco de los Acuerdos de Basilea II para obligar a las instituciones bancarias a que inviertan en la economía hipocarbónica, a que realicen inversiones para acompañar los avances tecnológicos y la inversión socialmente responsable.

D.   LAS PERSONAS DEBEN OCUPAR UN LUGAR CENTRAL

49.

La Comisión recuerda que la creación de empleo es una prioridad; además, señala que una política industrial competitiva y eficaz también requiere que se dinamicen los mercados laborales, puesto que la movilidad laboral es una variable de ajuste clave en este proceso.

50.

La Comisión subraya que, en periodo de contracción económica, la flexibilidad interna puede ser muy eficaz como medio de mantener el empleo y de reducir los costes de adaptación.

51.

La Comisión observa, por último, que la existencia de un buen diálogo social es común a todos los países cuyos mercados de trabajo han soportado mejor la crisis. Pide, por tanto, que se refuerce la participación de los interlocutores sociales en la política industrial y apoya, concretamente, la propuesta de resolución para mejorar la información y consulta de los trabajadores, previsión y gestión de las reestructuraciones, formulada por el Parlamento Europeo.

52.

La Comisión propone invertir en capacidades y formación profesional para acompañar los cambios estructurales y prever las necesidades de empleo y de capacidades.

El Comité de las Regiones:

53.

Comparte la convicción de que la gestión de las capacidades es una necesidad absoluta para lograr la transformación industrial de la Unión y, al mismo tiempo, un instrumento de política anticíclica.

54.

Hace hincapié en los obstáculos a afrontar para lograrlo: el desinterés de los jóvenes por los oficios industriales, una educación superior y una formación profesional cuya orientación y desarrollo son insuficientes y no tienen en cuenta los nuevos progresos, la falta de enfoque europeo y de foro para debatir sobre la prospectiva y la estrategia industrial, el recurso a los comités de expertos respecto de cuestiones que deberían someterse al diálogo social y territorial.

55.

Afirma que las transformaciones industriales no son accidentes, sino una faceta fundamental de la transición industrial a que se enfrenta la Unión.

56.

Propone que la gestión de las previsiones en materia de capacidades y de transformaciones se consideren elementos fundamentales de la estrategia industrial a todos los niveles.

57.

Señala que para aumentar el número de PYME que exportan a terceros países se requiere una mejora de las competencias lingüísticas y en tecnologías de la información; pide por ello a la Comisión que examine con mayor detalle las lagunas que presentan las pequeñas empresas en estos ámbitos.

58.

Hace hincapié en el papel que desempeñan los entes locales respecto de la coordinación de las dinámicas de empleo o formación y de transición industrial.

59.

Reitera en este contexto su apoyo al mantenimiento del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización para mejorar la capacidad de los Estados y los entes locales para controlar las repercusiones de la crisis y ayudar a establecer medidas activas en el mercado laboral para los trabajadores víctimas de las reestructuraciones. Considera que, como complemento al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización convendría prever en un fondo de adaptación a las transformaciones para favorecer la evolución de las capacidades y la transición industrial. En una primera fase, se podrían orientar una serie de gastos en el marco de los Fondos Estructurales y del programa Horizonte 2020 sobre la adaptación a las transformaciones. Por otra parte, destaca la necesidad de que los agentes sociales en la empresa, los Estados y las regiones intervengan en la fase más temprana posible de las reestructuraciones y de manera proactiva, para evitarlas o, al menos, atenuar sus consecuencias para el empleo o adaptar las transiciones impuestas por los excesos de capacidad y proceder a los necesarios ajustes.

60.

Sugiere que la Unión Europea organice actos locales para dar valor a la industria a los ojos de los jóvenes de la Unión.

E.   GOBERNANZA

El Comité de las Regiones:

61.

Comparte la aspiración de coordinar mejor las políticas europeas y nacionales en beneficio de la industria.

62.

Insiste en la necesidad de hacer del diálogo social y territorial una prioridad de estas dinámicas a todos los niveles.

63.

Solicita que, a tal efecto, se constituya una red de recursos que permita contribuir al debate democrático sobre el futuro del sector industrial.

64.

Está de acuerdo en que las regiones participen en la ejecución de la estrategia de la especialización inteligente.

65.

Sugiere que los programas regionales de innovación se transformen en programas regionales de innovación y desarrollo industrial.

Bruselas, 11 de abril de 2013.

El Presidente del Comite de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/17


Dictamen del Comité de las Regiones — Directrices de la UE sobre ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas en crisis

2013/C 139/04

El COMITÉ DE LAS REGIONES

coincide en que las ayudas estatales de salvamento y reestructuración no deben impedir el cierre de empresas sin perspectivas de futuro, produciendo así efectos contrarios a los principios de una «economía social de mercado altamente competitiva», que son perjudiciales tanto para la libre competencia como para los consumidores y los contribuyentes. En cambio, sí pueden resultar útiles si persiguen el objetivo de ayudar a las empresas estructuralmente rentables a superar un periodo de inestabilidad, a defender el empleo y su tecnología industrial, a mantener el tejido económico de un territorio;

propone que se introduzcan unos umbrales de minimis para la notificación de ayudas estatales de salvamento y reestructuración de empresas;

propone que el periodo máximo para las medidas de ayuda de salvamento se amplíe a seis meses, prorrogable una vez por otros seis meses;

se declara partidario de la fijación de contrapartidas específicas a las contribuciones excepcionales de los entes públicos, en particular, la prohibición de pagar dividendos durante el periodo de reestructuración;

sugiere que se aplique, por analogía, a las ayudas estatales la cláusula de invariabilidad de las operaciones recogida en el artículo 57 del actual Reglamento General sobre los Fondos Estructurales, que dispone que las ayudas se recuperarán cuando la inversión no se haya mantenido durante un periodo de cinco años, o tres para las pymes;

considera que convendría aumentar el importe máximo de la ayuda para la concesión combinada de ayudas de salvamento y reestructuración a una misma empresa, que se fijó en 2007 en 10 millones de euros, fijándolo ahora en 15 millones de euros, para tener en cuenta la inflación y otros factores relevantes (por ejemplo, las repercusiones en el PIB y en el desempleo).

Ponente

Christophe ROUILLON (FR/PSE), Alcalde de Coulaines

Documento de referencia

Comunicación de la Comisión –

Directrices comunitarias sobre ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas en crisis (DO C 244 de 1.10.2004, p. 2)

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES,

Observaciones generales

1.

subraya que la revisión de las directrices sobre las ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas en crisis se inscribe dentro de la reforma general para modernizar la política de la UE en materia de ayudas estatales. En este contexto, las reivindicaciones formuladas en su dictamen sobre la reforma general (1) se aplican por analogía, a saber, prioritariamente: una simplificación significativa de las normas, una mejora de su aplicación práctica y una agilización o reducción de los procedimientos, así como una concentración en los casos que tengan un impacto significativo en el mercado interior;

2.

destaca la importancia de las ayudas estatales de salvamento y reestructuración de las empresas en crisis para los entes territoriales, tanto debido a lo que representan dichas ayudas para la cohesión territorial, económica y social como porque los entes territoriales son los principales proveedores de este tipo de ayudas;

3.

en consecuencia, y a pesar de que las normas aplicables en materia de ayudas estatales son de la competencia exclusiva de la Unión Europea y que, por tanto, no se les aplica el principio de subsidiariedad, la participación de los entes territoriales en la revisión de estas directrices sí es útil, teniendo en cuenta las realidades económicas y sociales, la legitimidad democrática y los principios de la gobernanza multinivel;

4.

recuerda, efectivamente, que como responsables de la política de empleo y el apoyo a las empresas en reestructuración, los entes territoriales también participan activamente en los esfuerzos en materia de educación, formación profesional, seguridad de las trayectorias profesionales y revitalización de las cuencas de empleo que cumplen criterios de anticipación y acompañamiento de las reestructuraciones;

5.

acoge favorablemente la decisión de la Comisión Europea del 28 de septiembre de 2012 de prorrogar por segunda vez las directrices de 2004 y de proceder en la primavera de 2013 a una segunda consulta sobre su revisión. La prórroga y la nueva consulta contribuirán, efectivamente, a difundir los principios de la reforma general de las ayudas estatales y mejorar la participación de las partes interesadas en la revisión. En efecto, la primera consulta se realizó en un plazo de tiempo muy breve, entre diciembre de 2010 y febrero de 2011 (2), y solo recabó respuestas de diecinueve Estados miembros, nueve organizaciones y ningún ente territorial. Por lo tanto, el Comité pide que se consulte formalmente, para poder participar en la segunda consulta, prevista para la primavera de 2013, y presentar así una posición concertada de los entes territoriales europeos;

6.

considera, por otra parte, que prorrogar las orientaciones actuales permitirá extraer las enseñanzas del impacto de la crisis en materia de políticas estatales de salvamento y reestructuración de empresas en crisis. En este contexto, manifiesta su sorpresa por el hecho de que el informe de la Comisión sobre la Actualización de 2012 del Marcador de ayudas estatales (3) no presente claramente la evolución del volumen de las ayudas estatales de salvamento y reestructuración de empresas en crisis y que el análisis del impacto que está teniendo la crisis en las ayudas estatales se limite a las ayudas en favor del sector financiero. Cabe recordar que la Comisión distingue las ayudas no vinculadas a la crisis, que en 2011 alcanzaron 64 300 millones de euros (es decir, el 0,5 % del PIB de la UE), de las ayudas en favor del sector financiero, que en 2011 representaron 714 700 millones de euros (el 5,7 % del PIB de la UE);

7.

considera sin embargo, que en cualquier caso la posibilidad de que las autoridades públicas intervengan en favor de las empresas con dificultades no debería limitarse a los periodos de crisis. Las directrices relativas al salvamento y la reestructuración han demostrado su eficacia desde 1994 en diferentes contextos económicos, persiguiendo el objetivo de definir un marco europeo que permita, en condiciones estrictamente determinadas, proteger el empleo y la cohesión económica, social y territorial. Los objetivos de las directrices enunciados en 1994 y reiterados en 1999 y 2004 siguen siendo, pues, pertinentes;

8.

reitera por tanto su oposición, que ya manifestó en 2004 (4), al objetivo de una reducción cuantitativa e indiferenciada de las ayudas estatales con respecto al PIB (que se recuerda en el punto 3 de las actuales directrices);

9.

coincide en que los créditos deben destinarse precisamente a reformas estructurales que sirvan para desarrollar una actividad empresarial innovadora y capaz de competir con éxito en el mundo de los negocios. Las ayudas estatales de salvamento y reestructuración no deben impedir el cierre de empresas sin perspectivas de futuro, produciendo así efectos contrarios a los principios de una «economía social de mercado altamente competitiva», que son perjudiciales tanto para la libre competencia como para los consumidores y los contribuyentes. En cambio, sí pueden resultar útiles si persiguen el objetivo de ayudar a las empresas estructuralmente rentables a superar un periodo de inestabilidad, a defender el empleo y su tecnología industrial, a mantener el tejido económico de un territorio, a desempeñar, en su caso, misiones de servicio público e incluso a mantener una estructura de mercado competitiva para evitar una situación de monopolio u oligopolio y permitir a las empresas que desempeñan una actividad estratégica para la Unión Europea superar situaciones transitorias de tensión en el entorno de competencia mundial;

10.

considera que las normas aplicables a las ayudas estatales de salvamento y reestructuración de empresas en crisis constituyen un elemento esencial en el conjunto de herramientas de que dispone la Unión Europea para afrontar los desafíos de la mundialización. En este contexto, reitera su apoyo al mantenimiento del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, que puede contribuir a mejorar la capacidad de los Estados y las regiones para controlar las repercusiones de la crisis y ayudar a establecer medidas activas en el mercado laboral para los trabajadores víctimas de las reestructuraciones;

11.

destaca, sin embargo, la necesidad de que los agentes sociales en la empresa, los Estados y las regiones intervengan en la fase más temprana posible de las reestructuraciones y de manera proactiva, para atenuar las consecuencias de las reestructuraciones en el empleo cuando sea posible o adaptar las transiciones impuestas por los excesos de capacidad y proceder a los necesarios ajustes;

12.

pide que el «Grupo de Trabajo Interservicios» de la Comisión Europea intervenga en el momento de las reestructuraciones. La Comisión ha destacado la eficacia de dicho grupo de trabajo en los ámbitos relacionados con la industria del automóvil, en los que se ha mostrado activo, en particular, asesorando sobre la utilización de los recursos (facilitando una asistencia técnica, reduciendo los plazos de espera, dando consejos sobre el uso más eficiente de los recursos, asegurando el seguimiento y elaborando informes);

13.

desea, por tanto, que se proporcione un fundamento jurídico más formal y más sólido a dicha institución (Grupo de Trabajo) para que pueda realizar misiones con legitimidad y eficacia;

14.

considera que dicho grupo de trabajo podría constituir el punto de partida para crear una plataforma de intercambio, coordinación, e incluso negociación entre la Comisión Europea y las partes interesadas, en particular los interlocutores sociales en los distintos niveles, para poder así tratar razonablemente y de manera realista estas cuestiones de las ayudas estatales;

15.

reitera, en este contexto, la necesidad de instaurar nuevos métodos de gobernanza adaptados a la evolución de la política industrial;

16.

considera que si se introdujeran procedimientos que permitieran a la Comisión Europea escuchar la opinión de las partes interesadas sobre las ayudas estatales, para que pudieran expresar sus preocupaciones respecto de los procesos de reestructuración, sería necesario escuchar también a los competidores que pudieran verse afectados negativamente por las ayudas estatales;

17.

pide a la Comisión Europea que cree una base de datos publicada en línea que contenga una información exhaustiva sobre todas las ayudas públicas que se conceden en los niveles regional, nacional y de la UE; esta iniciativa incrementaría la transparencia a la hora de aplicar regímenes de ayuda y tiene un doble objetivo: disminuir la carga administrativa e incrementar la rendición política de cuentas sobre ayudas públicas;

Respecto de las definiciones y el ámbito de aplicación de las directrices (segunda parte)

18.

se pronuncia a favor del mantenimiento de la definición actual de empresa en crisis (puntos 10 y 11), ya que ha demostrado su eficacia en la práctica desde 2004 y permite priorizar las ayudas, que se conceden en una fase lo más temprana posible, por lo que su importe es comparativamente menor que el de las ayudas concedidas a empresas cuya viabilidad a medio plazo está comprometida;

19.

estima, sin embargo, que debe aclararse la interacción entre el dispositivo en materia de ayudas estatales relativas a los servicios de interés económico general (SIEG) y las directrices sobre ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas en crisis. En efecto, es lamentable que el Marco de la Unión Europea sobre ayudas estatales en forma de compensación por servicio público (2011) (5) estipule que «Las ayudas a los proveedores de SIEG en crisis se evaluarán con arreglo a las Directrices comunitarias sobre ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas en crisis» (punto 9). Esto significa concretamente que una empresa en crisis que podría ser viable si recurriera a las compensaciones por SIEG debería, en virtud de esta disposición, someterse al régimen de las ayudas estatales de salvamento y de reestructuración de empresas en crisis, cuando dicho régimen es administrativamente pesado e implica el recurso a las ayudas estatales. Por consiguiente, recomienda una enmienda al punto 9 del Marco de la Unión Europea sobre ayudas estatales en forma de compensación por servicio público;

20.

se opone a la posibilidad de restringir el ámbito de aplicación de las directrices a las empresas que sean objeto de procedimientos formales de insolvencia, en la medida en que salvar a una empresa insolvente entraña importantes riesgos jurídicos, que un salvamento con éxito constituye, en particular para las pymes, una excepción, y que, en cualquier caso, siempre resulta más eficaz remediar las dificultades de las empresas con antelación a los procedimientos colectivos;

21.

considera que la distinción entre las ayudas de salvamento y las ayudas de reestructuración (puntos 15 y 16) puede mantenerse tal cual;

22.

propone que se introduzcan unos umbrales de minimis para la notificación de ayudas estatales de salvamento y reestructuración de empresas. Dicha medida permitiría excluir a priori de la consideración las ayudas que no produzcan efectos de distorsión de la competencia. También supondría una contribución importante a la reducción de la carga administrativa que recae, a la vez, en los servicios de la Comisión, los Estados miembros y los entes territoriales. Estos umbrales de minimis aplicables específicamente a las ayudas estatales de salvamento y reestructuración de empresas podrían fijarse, por ejemplo, en un importe de garantía de 200 000 euros para las pymes y 500 000 euros para las demás empresas. En su defecto, las ayudas de salvamento y reestructuración podrían incluirse en el ámbito de aplicación del Reglamento general de exención por categorías cuando se apliquen a las pymes. Esta medida permitiría a los poderes públicos aportar una respuesta rápida a las situaciones difíciles a las que se enfrentan estas empresas que, a causa de su reducido tamaño, afectan poco o nada a la competencia y el comercio en el mercado interior;

Ayudas de salvamento

23.

pide que se amplíe el periodo máximo para las medidas de ayuda de salvamento, fijado actualmente en seis meses (punto 25). En efecto, la experiencia muestra que este plazo suele ser demasiado corto, dada la complejidad que entraña la elaboración de un plan de viabilidad, especialmente cuando este plan se hace a través de un traspaso. Por otra parte, también hay que tener en cuenta el periodo de instrucción por la Comisión de los planes de reestructuración, que puede durar varios meses y a veces tarda un año entre la notificación de la ayuda y la toma de decisiones por parte de la Comisión. Propone, por tanto, que el periodo máximo para las medidas de ayuda de salvamento se amplíe a seis meses, prorrogable una vez por otros seis meses;

Contrapartidas

24.

considera que la Comisión debe tener mejor en cuenta los efectos negativos de las contrapartidas en forma de cesiones de activos. En efecto, en la situación actual, la empresa beneficiaria de la ayuda puede verse obligada a separarse de activos esenciales para su desarrollo ulterior. Por otra parte, las contrapartidas pueden producir efectos negativos sobre la competencia cuando llegan a provocar una restricción de la oferta en el mercado pertinente. El Comité pide, por tanto, que se proceda a un examen caso por caso basado en un análisis de mercado centrado en las distorsiones reales de competencia. Sugiere que las contrapartidas en forma de cesiones de activos se concentren en los segmentos de mercado que presenten un exceso de capacidad;

25.

considera que deberían valorarse mejor, en concepto de contrapartidas, las medidas compensatorias encaminadas a modificar las prácticas que correspondan a decisiones de gestión o de estrategia de la empresa, como prohibir los gastos de expansión y las adquisiciones, la publicidad, etc.;

26.

se declara partidario de la fijación de contrapartidas específicas a las contribuciones excepcionales de los entes públicos, en particular, la prohibición de pagar dividendos durante el periodo de reestructuración. No solo se trata de una exigencia moral, sino de la necesidad de prevenir un posible efecto de transferencia de la carga financiera de la reestructuración del capital privado hacia el Estado;

27.

sugiere que se aplique, por analogía, a las ayudas estatales al nivel nacional, regional y local la cláusula de invariabilidad de las operaciones recogida en el artículo 57 del actual Reglamento General sobre los Fondos Estructurales. En efecto, dicho artículo dispone que las ayudas se recuperarán cuando la inversión no se haya mantenido durante un periodo de cinco años, o tres para las pymes. La empresa que haya sido objeto de una operación de recuperación a raíz de una deslocalización dejará de poder beneficiarse de contribuciones procedentes de los Fondos Estructurales;

28.

considera que las participaciones de subcontratistas o de empleados de la empresa deberían poder incluirse en el cálculo de las contribuciones propias en la medida en que son claramente distintas de toda forma de ayuda y que demuestran la confianza de los agentes de la empresa en la viabilidad de su empresa;

Contribución de la empresa

29.

afirma que el principio de la contribución de la empresa sigue siendo imprescindible, al objeto de su responsabilización. Considera, sin embargo, que los umbrales actualmente previstos (punto 44) para las medianas empresas (como mínimo el 40 %) y las grandes empresas (como mínimo el 50 %) difícilmente podrán ser alcanzados por las empresas en crisis, ni tienen en cuenta las especificidades financieras de los respectivos sectores. Sugiere, por tanto, que la Comisión sustituya los umbrales actuales por un abanico que prevea un tipo mínimo del 20 % para las medianas empresas y del 30 % para las grandes empresas, ofreciendo así un margen de apreciación adaptado a la situación de las empresas de que se trate;

Importe máximo de la ayuda para la concesión combinada de ayudas de salvamento y reestructuración a una misma empresa

30.

considera que convendría aumentar el importe máximo de la ayuda para la concesión combinada de ayudas de salvamento y reestructuración a una misma empresa, que se fijó en 2007 en 10 millones de euros, fijándolo ahora en 15 millones de euros, para tener en cuenta la inflación y otros factores relevantes (por ejemplo, las repercusiones en el PIB y en el desempleo);

Análisis contrafáctico

31.

considera que el análisis contrafáctico tal como está previsto en el anexo actual de las directrices no parece adaptarse a la necesidad de unos plazos de reacción muy breves. En efecto, en el brevísimo periodo de preparación de una operación de salvamento o reestructuración, la modelización científica de las distintas hipótesis posibles no puede considerarse prioritaria con respecto a la expectativa de soluciones rápidas por parte de los clientes, los proveedores, los socios financieros y los trabajadores. Se propone, por tanto, suprimir el anexo a las directrices.

Bruselas, 11 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


(1)  CDR 1528/2012

(2)  http://ec.europa.eu/competition/consultations/2010_restructuring_aid/index.html

(3)  COM(2012) 778 final, de 21.12.2012.

(4)  CDR 518/2004 fin.

(5)  DO C 8 de 11.1.2012, pp. 15-22.


17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/22


Dictamen del Comité de las Regiones — Apoyo de la UE a los cambios sostenibles en las sociedades en transición

2013/C 139/05

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

Comparte el punto de vista de la Comisión consistente en que la UE debería comprometerse de manera específica, amplia y a largo plazo a apoyar las reformas en los países en transición con miras a su estabilización y a lograr cambios reales y sostenibles y estructuras democráticas duraderas.

Señala que los entes locales y regionales, por su amplia experiencia en materia de elaboración y aplicación de políticas de prestación de servicios públicos esenciales, deberían desempeñar un papel clave en el proceso de cambio sostenible en las sociedades en transición.

Observa que los entes locales y regionales de los países socios ven dificultada la plena realización de sus potencialidades por obstáculos como la falta de autonomía financiera y las limitadas posibilidades fiscales; el bajo nivel de desarrollo de la democracia local, la transparencia y la participación ciudadana; el escaso conocimiento de las ayudas financieras en el marco de los programas de la UE para los entes locales y regionales, o la incapacidad para participar en los programas y proyectos de la UE.

Destaca las posibilidades que ofrecen los instrumentos creados por el Comité de las Regiones para apoyar la política de la UE en los países vecinos, esto es, la plataforma de cooperación entre los entes locales y regionales bajo la forma de la ARLEM y la Corleap.

Recomienda ampliar la participación en los programas TAIEX a los entes locales y regionales en los países interesados.

Tiene intención de apoyar la formación de los entes locales y regionales de los países en transición para mejorar el desarrollo de las capacidades locales. El Comité de las Regiones va a entablar un diálogo sobre esta cuestión con la Fundación Europea de Formación y otras partes interesadas.

Señala que el Comité está colaborando estrechamente con la Comisión Europea en la elaboración de un atlas de la cooperación descentralizada y organiza una conferencia anual sobre la cooperación descentralizada.

Ponente

Maciej KOBYLIŃSKI (PL/PSE), alcalde de Słupsk

Texto de referencia:

Comunicación conjunta al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones: Apoyo de la UE a los cambios sostenibles en las sociedades en transición

JOIN (2012) 27 final

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

Observaciones generales

1.

Acoge favorablemente la Comunicación conjunta de la Comisión y de la Alta Representante sobre el apoyo de la UE a los cambios sostenibles en las sociedades en transición, donde se analiza el apoyo prestado hasta ahora y se propone mejorar la ayuda de la UE para los países socios en transición, esto es, aquellos países que están introduciendo importantes reformas políticas, económicas y sociales.

2.

Comparte el punto de vista de la Comisión consistente en que la UE debería comprometerse de manera específica, amplia y a largo plazo a apoyar las reformas en los países en transición con miras a su estabilización y a lograr cambios reales y sostenibles y estructuras democráticas duraderas. Esto es especialmente importante debido a que los procesos de transformación no siempre van a tener éxito inmediato y acarrean el riesgo, en caso de fracaso, de provocar crisis y poner en peligro la estabilidad del país o de toda la región.

3.

Destaca que los acontecimientos que se desarrollan en la vecindad inmediata de la UE, como, por ejemplo, las revueltas sociales violentas y los cambios políticos en los países árabes en 2011, tienen consecuencias directas para los Estados miembros de la UE. Por este motivo, los países vecinos de la UE en proceso de transición requieren una mayor atención y un compromiso específico y más completo por parte de los Estados miembros y las instituciones de la UE en los distintos niveles.

4.

Acoge favorablemente el enfoque orientado a individualizar y adaptar con mayor precisión los instrumentos de apoyo a las sociedades en transición, resultante de tener en cuenta sus necesidades, circunstancias y peculiaridades políticas, económicas y culturales.

5.

Señala la necesidad de incorporar a los entes locales y regionales en las acciones de apoyo a los cambios sostenibles en las sociedades en transición.

6.

Reitera su mensaje, formulado ya en su Dictamen CDR 732/2012, de que crear un sentimiento de pertenencia local y promover la democracia desde la base presupone confianza en el sistema político y en sus representantes. Una estructura descentralizada aporta instituciones más legítimas y eficaces, que es la forma más adecuada de lograr un acercamiento entre las autoridades y los ciudadanos. Si los procesos de decisión se fundamentan en la transparencia y siguen el principio de subsidiariedad, los principios democráticos arraigan en los ciudadanos, lo que favorece la existencia de una sociedad plural y tolerante.

7.

Destaca que los socios no estatales y los entes territoriales desempeñan un papel fundamental para la aplicación eficaz de la política de fomento de la gobernanza democrática, de los derechos humanos, del bienestar económico y social, así como de la paz y la estabilidad en la forma oportuna para lograr reformas duraderas en los ámbitos social, económico y político, así como en materia de protección del medio ambiente e integración regional.

8.

Señala que en el proceso de intercambio de experiencias y de aproximación de los distintos modelos de transición desempeñan un papel importante los entes locales y regionales, que disponen de valiosos conocimientos y experiencia en ámbitos fundamentales para los países socios, como la ejecución de proyectos de cooperación transfronteriza. Por este motivo, se debería reconocer a los entes locales y regionales como protagonistas clave de las políticas de ampliación, desarrollo y vecindad.

9.

Reitera las principales observaciones de su dictamen sobre el tema «Revisión de la política europea de vecindad» (CDR 198/2011) (1).

10.

Acoge favorablemente la propuesta de que la UE potencie el diálogo y la coordinación con otros socios no estatales, incluidos los entes locales.

Apoyo a la creación de las condiciones idóneas para un proceso de transición exitoso

11.

Acoge favorablemente que se reconozca el papel clave de la sociedad civil, del amplio apoyo y compromiso social en los procesos de reforma, transición exitosa y diálogo político, en cuya configuración tienen una importancia fundamental los entes locales y regionales y las organizaciones no gubernamentales.

12.

Señala que los entes locales y regionales, por su amplia experiencia en materia de elaboración y aplicación de políticas de prestación de servicios públicos esenciales, como la sanidad, la educación, la gestión de residuos y de los recursos hídricos, la iniciativa empresarial local, el transporte y las infraestructuras, el medio ambiente y los recursos naturales o la agricultura, deberían desempeñar un papel clave en el proceso de cambio sostenible en las sociedades en transición.

13.

Señala que los entes locales y regionales tienen una responsabilidad tan importante como las autoridades nacionales en el desarrollo y la defensa de una democracia genuina, la educación cívica, la transparencia y el respeto de los derechos humanos.

14.

Reitera las recomendaciones formuladas en 2011 por el Comité de las Regiones en la Declaración y la Resolución (2) relativas a la vecindad meridional (los países del Mediterráneo), como la importancia de incorporar al nivel local y regional en las acciones de la UE en esta región, ya que la construcción de la democracia y la transición democrática empieza desde la base, y no puede dictarse desde arriba. El sentimiento de responsabilización y el compromiso local a la hora de trabajar para la comunidad local, desde las ciudades y los entes locales hasta la sociedad civil, tienen una importancia fundamental para lograr estabilizar la democracia y arraigarla fuertemente en la sociedad.

15.

Recomienda ejercer una mayor presión para lograr una buena gobernanza y potenciar la gobernanza en niveles inferiores al nacional y en múltiples niveles. El Comité ha presentado la gobernanza multinivel como una actuación coordinada de la UE, los Estados miembros y los entes locales, apoyada en la asociación y encaminada a elaborar y aplicar las políticas de la UE (3). Una buena gobernanza multinivel también puede lograrse en los países vecinos de la UE en transición garantizando a sus entes locales y regionales un acceso directo a la financiación a través de los programas de la UE.

16.

Señala que los entes regionales y locales de los Estados de Europa Central y Oriental que son miembros actuales de la UE constituyen en muchos casos ejemplos de realización eficaz de los procesos de transición sistémica, política, social y económica global. Los logros de estos países, pero también los problemas que algunos de ellos han encontrado, pueden servir de inspiración y ayudar a desarrollar modelos adecuados para la introducción de reformas en los países en transición. Por este motivo se señala la necesidad de tener en cuenta a los entes locales y regionales de los países que se adhirieron a la UE en 2004 y 2007 como participantes indispensables en el proceso de intercambio de experiencias con los países socios.

17.

Señala la necesidad de incorporar a los entes locales y regionales en las actividades a nivel nacional e internacional relativas a la elaboración y aplicación de políticas de apoyo a los cambios sostenibles en las sociedades en transición.

18.

Destaca la importancia de los entes locales y regionales en el ámbito de las relaciones exteriores, ya que los entes territoriales desempeñan y deben desempeñar un papel importante en este ámbito.

19.

Señala que los entes territoriales de los países en transición tienen unas necesidades y exigencias sobre las que quiere llamar la atención de los gobiernos nacionales y las instituciones europeas e internacionales; además pide a la Comisión Europea que involucre a los niveles subnacionales de gobierno en los debates con los gobiernos nacionales de los países en transición.

20.

Observa que los entes locales y regionales de los países socios ven dificultada la plena realización de sus potencialidades por obstáculos como la falta de autonomía financiera y las limitadas posibilidades fiscales; el bajo nivel de desarrollo de la democracia local, la transparencia y la participación ciudadana; el escaso conocimiento de las ayudas financieras en el marco de los programas de la UE para los entes locales y regionales, o la incapacidad para participar en los programas y proyectos de la UE. Por supuesto estos factores influyen en distinto grado en los distintos países. Para reducir su influencia es necesario prestar apoyo: reformas en las administraciones públicas, incluidos los entes locales y regionales; mayor desarrollo de la participación ciudadana en la elaboración de las políticas y la asociación a nivel local; intercambio de experiencias y desarrollo de la colaboración con los homólogos de la UE en aquellos ámbitos que revisten importancia para los entes locales y regionales; y desarrollo de capacidades para una participación exitosa en los programas y proyectos de la UE.

21.

Señala que, si la UE aspira a mejorar las capacidades administrativas en los países de la política europea de vecindad (PEV), cuestión fundamental para la mayoría de ellos, los entes locales y regionales deben participar en esta política. En este contexto ocupa un lugar clave el desarrollo de potencialidades y la formación para los entes locales y regionales de los países en transición, ya que los políticos y representantes de los entes territoriales, mediante el desarrollo de sus capacidades y conocimientos, contribuyen a establecer una gobernanza eficaz, abierta y transparente.

22.

Destaca que la cooperación con los entes locales y regionales de los países incluidos en el proceso de ampliación y en la política de vecindad ofrece al Comité de las Regiones la posibilidad de promover los objetivos de esta política. En esta cooperación ocupan un lugar importante los grupos de trabajo y los comités consultivos mixtos, la Corleap y la ARLEM.

Instrumentos de apoyo

23.

Acoge favorablemente la intención de mejorar el sistema de incentivos y restricciones determinando sus condiciones de manera más precisa y eficaz.

24.

Señala que tanto los incentivos y condiciones para los países incluidos en el proceso de ampliación y en la política de vecindad como la asignación de los recursos y la prestación de la ayuda deberían vincularse más estrechamente a los progresos en la introducción de reformas, incluidos la descentralización y el compromiso de los entes locales y regionales en la gobernanza en el nivel pertinente del proceso decisorio.

25.

Destaca las posibilidades que ofrecen los instrumentos creados por el Comité de las Regiones para apoyar la política de la UE en los países vecinos, esto es, la plataforma de cooperación entre los entes locales y regionales bajo la forma de la Asamblea Regional y Local Euromediterránea (ARLEM) y la Conferencia de Entes Locales y Regionales de la Asociación Oriental (Corleap).

26.

Señala que la ARLEM ayuda a profundizar de manera importante la cooperación entre la UE y los países de la cuenca del Mediterráneo en numerosos ámbitos, en particular en las cuestiones relacionadas con el desarrollo urbano, la gestión local de los recursos hídricos, las energías renovables o las pequeñas y medianas empresas. Esto ha generado una mayor concienciación ciudadana sobre el tema de la cooperación mediterránea y ha hecho que se le otorgue una dimensión concreta.

27.

Destaca asimismo el potencial de la Corleap, entre cuyas acciones prioritarias principales cabe destacar la reforma de las administraciones públicas, la descentralización fiscal y la cooperación territorial, así como cuestiones especialmente importantes para los países en transición en el proceso de construcción de una gobernanza duradera, exitosa y creíble en todos los niveles.

28.

Acoge favorablemente que se destaque la importancia del Instrumento para la Sociedad Civil (ISC) como elemento esencial de los nuevos mecanismos para los Estados de la política de vecindad.

29.

Señala la necesidad de que la UE apoye de manera permanente el papel y la posición de las federaciones nacionales de entes locales en los países socios como representantes colectivos que expresan la voz de los entes locales. Institucionalizando y reforzando el potencial de las federaciones de entes locales y regionales en los países en transición se refuerza la democracia local y la gobernanza multinivel.

30.

Solicita la creación de puntos de contacto para los entes locales y regionales en las delegaciones de la UE en los países socios donde la necesidad de apoyo es más apremiante.

31.

Recuerda que numerosos organismos europeos de entes locales y regionales llevan muchos años desarrollando proyectos de cooperación descentralizada con sus homólogos de los países socios. A fin de facilitar esta cooperación y reunir en un único lugar todos los proyectos financiados a través de los entes locales y regionales de la UE, y mostrar al mismo tiempo los nuevos proyectos, desde diciembre de 2011 funciona el Portal de la cooperación descentralizada para el desarrollo, creado conjuntamente por la Comisión Europea y el Comité de las Regiones.

32.

Señala que un buen ejemplo de instrumentos prácticos y orientados a fines específicos lo constituyen los programas de hermanamiento y TAIEX, ampliamente utilizados por la UE para estrechar los contactos con los países socios.

33.

Recomienda ampliar la participación en los programas TAIEX a los entes locales y regionales en los países interesados. Es fundamental ampliar los proyectos de hermanamiento y TAIEX entre los entes locales y regionales de la UE y de los Estados asociados. Esto se traducirá en una mejora de la gobernanza en los países socios y en una mayor concienciación sobre la importancia de las estructuras de gobernanza multinivel, tanto en la UE como en los países de la política europea de vecindad.

34.

Tiene intención de apoyar la formación de los entes locales y regionales de los países en transición para mejorar el desarrollo de las capacidades locales. El Comité de las Regiones va a entablar un diálogo sobre esta cuestión con la Fundación Europea de Formación y otras partes interesadas.

35.

Abordará la posibilidad de incorporar a los países en transición en programas similares al Instrumento para la administración local, que es un programa TAIEX al que actualmente solo pueden acceder los países candidatos y candidatos potenciales y que sirve para profundizar los conocimientos sobre la UE y sus procedimientos.

Papel de la cooperación a nivel local y regional

36.

Destaca la necesidad de hacer mayores esfuerzos para comprometer a los entes territoriales, tanto de la UE como de los países socios, como componente del diálogo con dichos países.

37.

Subraya la necesidad de reconocer el papel decisivo de los entes locales y regionales, tanto de la UE como de los países socios, en la elaboración de la política y la estrategia de apoyo a los cambios sostenibles en las sociedades en transición.

38.

Destaca la necesidad de apoyar todas las formas de intercambios entre los entes locales y regionales de la UE y de los países socios: asociación de ciudades, cooperación técnica y desarrollo de capacidades. Los países en transición deben tener acceso a los instrumentos de la UE que tienen como objetivo establecer asociaciones duraderas entre entes locales y regionales.

39.

Destaca, como hizo en el Dictamen CDR 198/2011 (4), la importancia y el valor específico de los contactos sociales entre los entes territoriales de la UE y de los países vecinos. Un elemento fundamental es la participación del tercer sector y de los grupos sociales, que complementan la cooperación formal entre los entes locales y regionales. Como factor importante de la política de vecindad, requiere procedimientos específicos.

40.

Subraya que, gracias a la cooperación con los entes locales y regionales de los países incluidos en el proceso de ampliación y en la política de vecindad (como, por ejemplo los grupos de trabajo y los comités consultivos mixtos, la Corleap y la ARLEM), el Comité contribuye activamente al apoyo de la UE a los cambios sostenibles en las sociedades en transición y ayuda a propagar los objetivos de la Comunicación.

41.

Señala que el Comité está colaborando estrechamente con la Comisión Europea en la elaboración de un atlas de la cooperación descentralizada y organiza una conferencia anual sobre la cooperación descentralizada.

Bruselas, 11 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


(1)  Dictamen del Comité de las Regiones «Revisión de la política europea de vecindad», de 14-15 de diciembre de 2011 (CIVEX-V-023).

(2)  Declaración de la presidencia del Comité de las Regiones de 7 de marzo de 2011 sobre los acontecimientos en el Sur del Mediterráneo. Resolución del Comité de las Regiones de 12 de mayo de 2011 sobre el tema «Gestionar el impacto y las consecuencias de los levantamientos populares en el Mediterráneo».

(3)  «Libro Blanco del Comité de las Regiones sobre la gobernanza multinivel», dictamen de iniciativa de Comité de las Regiones de 17-18 de junio de 2009 (CONST-IV-020).

(4)  Dictamen del Comité de las Regiones «Revisión de la política europea de vecindad», de 14-15 de diciembre de 2011 (CIVEX-V-023).


17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/27


Dictamen del Comité de las Regiones — Estrategia de ampliación y retos principales 2012-2013

2013/C 139/06

El COMITÉ DE LAS REGIONES

subraya que el proceso de ampliación consiste en superar la división de Europa y contribuir a la pacífica unificación del continente. En términos políticos, la ampliación de la UE ha contribuido a hacer frente a cambios importantes y ha consolidado la democracia, los derechos humanos y la estabilidad en el continente. En términos económicos, la ampliación ha contribuido a reforzar la prosperidad y la competitividad, permitiendo a la Unión ampliada responder mejor a los retos de la globalización;

desea poner de manifiesto que una de las principales prioridades políticas del CDR consiste en garantizar el éxito del proceso de ampliación. Para el Comité de las Regiones, el papel desempeñado por los representantes locales y regionales en el proceso de ampliación es fundamental;

intenta activamente facilitar la labor de los entes locales y regionales de los países de la ampliación para prepararlos para sus futuras responsabilidades en la Unión Europea, para obtener el reconocimiento de su papel y para establecer y desarrollar los contactos y la cooperación con sus homólogos de la UE;

la UE debería animar a los países candidatos a que garanticen que los poderes delegados reflejan el nivel de responsabilidades que hay que asumir cuando se aplica el acervo comunitario a nivel local y regional; al mismo tiempo, la asunción de esas responsabilidades debería apoyarse con recursos financieros proporcionados. Sin ellos, los entes regionales y locales seguirán hallándose en la imposibilidad de aplicar las reformas de manera adecuada;

destaca, por tanto, que los países de la ampliación tienen que seguir desarrollando sus respectivos modelos de gobernanza;

destaca que la experiencia del programa Instrumento para la Administración Local, coordinado junto con la Oficina TAIEX de la DG Ampliación de la Comisión Europea, que ayuda a entender mejor qué representa la UE para los niveles regional y local, ha sido muy positiva;

Ponente

Luc VAN DEN BRANDE (BE/PPE), presidente de la Oficina de Enlace Flandes-Europa

Documento de referencia

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo – Estrategia de ampliación y retos principales 2012-2013

COM(2012) 600 final

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

Contexto político y significado de la ampliación para los entes locales y regionales y el CDR

1.

destaca que el presente dictamen se debe enmarcar en la participación histórica del CDR en el proceso de ampliación. Desarrollará el mensaje político del CDR sobre la estrategia de ampliación de la UE hacia los países de los Balcanes Occidentales (Croacia, Montenegro, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Albania, Bosnia y Herzegovina y Kosovo (1)), Turquía e Islandia;

2.

subraya que el proceso de ampliación consiste en superar la división de Europa y contribuir a la pacífica unificación del continente. En términos políticos, la ampliación de la UE ha contribuido a hacer frente a cambios importantes, como la desaparición de dictaduras y el colapso del comunismo. Ha consolidado la democracia, los derechos humanos y la estabilidad en el continente. En términos económicos, la ampliación ha contribuido a reforzar la prosperidad y la competitividad, permitiendo a la Unión ampliada responder mejor a los retos de la globalización;

3.

destaca la necesidad de una política descentralizada de información y comunicación acerca del proceso de ampliación, especialmente con el fin de reforzar el diálogo tanto cívico como político entre la Unión Europea y los países de la ampliación;

4.

desea poner de manifiesto que una de las principales prioridades políticas del CDR consiste en garantizar el éxito del proceso de ampliación. Para el Comité de las Regiones, el papel desempeñado por los representantes locales y regionales en el proceso de ampliación es fundamental;

5.

subraya que la perspectiva de la adhesión a la Unión suscita reformas políticas y económicas en los países candidatos y ofrece a los ciudadanos de dichos países nuevas oportunidades, que en estos tiempos de crisis son más que necesarias;

6.

destaca que la política de ampliación debe ser creíble y necesita el respaldo de la opinión pública, tanto en la Unión Europea como en los (potenciales) países candidatos. Para crear vínculos duraderos entre los ciudadanos y la UE es fundamental implicar en el proceso a los ciudadanos, tanto a los de los países de la ampliación como a los de los Estados miembros actuales. El apoyo a la integración europea en los países de la ampliación constituye un recurso clave. Las instituciones europeas no deberían dar por descontado este apoyo, sino que deberían procurar aprovechar este recurso para reforzar la legitimidad pública de la UE en su conjunto;

7.

es consciente de que las reformas políticas y sociales que se están llevando a cabo en los países de la ampliación no pueden introducirse por la fuerza, sino solo mediante el respeto de la diversidad y una verdadera descentralización;

8.

intenta activamente facilitar la labor de los entes locales y regionales de los países de la ampliación para prepararlos para sus futuras responsabilidades en la Unión Europea, para obtener el reconocimiento de su papel y para establecer y desarrollar los contactos y la cooperación con sus homólogos de la UE;

9.

espera que su estrategia de relaciones exteriores contribuya a fomentar el diálogo político y la cooperación económica y cultural entre los entes regionales y locales de los países candidatos, los candidatos potenciales y los Estados miembros de la UE. El Comité de las Regiones representa un importante punto de encuentro y un foro útil para estos actores en el marco de la UE;

10.

señala que en sus informes de situación, la Comisión Europea solo llama ligeramente la atención sobre las reformas que proporcionan un nuevo marco jurídico para los entes locales y regionales en estos países. La UE debería animar a los países candidatos a que garanticen que los poderes delegados reflejan el nivel de responsabilidades que hay que asumir cuando se aplica el acervo comunitario a nivel local y regional; al mismo tiempo, la asunción de esas responsabilidades debería apoyarse con recursos financieros proporcionados. Sin ellos, los entes regionales y locales seguirán hallándose en la imposibilidad de aplicar las reformas de manera adecuada;

11.

considera que la integración de nuevos Estados miembros en la UE solo podrá realizarse con éxito si dichos países consiguen aplicar el conjunto de la legislación de la UE a todos los niveles de organización política y administrativa (y dependiendo de la manera en que se apliquen estas disposiciones en la práctica), teniendo en cuenta que los entes locales y regionales desempeñan un papel clave en la administración de los programas y fondos de la UE; por lo tanto, el papel de los entes locales y regionales no se debería limitar ni a aplicar medidas y decisiones tomadas a nivel nacional ni a informar a los ciudadanos sobre el proceso de ampliación;

12.

subraya que el enfoque de la gobernanza multinivel, que se basa en el principio de subsidiariedad e incluye la asociación e implicación de todos los niveles de gobierno, es un elemento clave y que, por consiguiente, en cada evaluación del proceso de ampliación debería examinarse siempre si el proceso fomenta la gobernanza multinivel; esto no tiene que ocurrir solo en la futura política regional y de cohesión, sino también en la construcción del mercado único, las futuras políticas relativas al cambio climático y la energía, la futura política agrícola común, la futura política marítima, el programa de Estocolmo, la política de vecindad y la Estrategia Europa 2020 y sus siete iniciativas emblemáticas en asociación con los pactos territoriales;

Consideraciones generales

13.

coincide con el mayor hincapié que hace la Comisión Europea, en su estrategia de ampliación 2012-2013, en los criterios de buena gobernanza, el Estado de Derecho, un sistema jurídico independiente, una administración pública eficaz, la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada, el desarrollo de la sociedad civil y unos medios de comunicación libres;

14.

acoge favorablemente el análisis pormenorizado y la evaluación general presentados por la Comisión, aunque le gustaría ver sugerencias más claras sobre cómo superar las dificultades relativas al acervo;

15.

de nuevo, destaca que el papel de los representantes locales y regionales en el proceso de ampliación es muy importante y, por tanto, anima a los países de la ampliación a que sigan esforzándose en descentralizar y regionalizar; esto también facilita una política descentralizada de información y comunicación, así como un diálogo tanto cívico como político entre la Unión Europea y los países de la ampliación;

16.

destaca, por tanto, que los países de la ampliación tienen que seguir desarrollando sus respectivos modelos de gobernanza, sobre todo mediante la ampliación de las responsabilidades de los entes locales y regionales y la promoción de asociaciones genuinas entre diferentes niveles de gobernanza, pero también entre diferentes países y regiones;

17.

considera necesario reforzar la capacidad de los órganos locales y regionales en los ámbitos legislativo, financiero y administrativo a fin de que sean capaces de hacer un uso óptimo de las ayudas de preadhesión en vigor y estén preparados para aplicar el acervo comunitario de forma viable;

18.

lamenta que, a pesar de sus reiteradas recomendaciones, la Comisión aún no haya presentado una evaluación completa del estado de la aplicación de los principios de gobernanza multinivel en el informe de ampliación; es consciente de que no existe ningún capítulo del acervo que trate la descentralización en los países que desean adherirse a la UE, pero sugiere que se desarrolle una serie de parámetros en este respecto que pudieran orientar a aquellos países que vayan a llevar a cabo reformas;

19.

lamenta, asimismo, la escasa consideración concedida a la dimensión social en el proceso de ampliación, y pide a la Comisión que, junto a las reformas económicas, también preste atención a las necesarias reformas sociales en los países candidatos;

20.

recomienda una vez más a la Comisión que en sus informes futuros sobre la estrategia de la ampliación aborde de manera más exhaustiva la situación de la autonomía regional y local en cada país y, así, llame más la atención de los países de la ampliación sobre sus necesidades de reforma en materia de descentralización y regionalización y los anime a crear un nivel de gobierno subnacional autónomo;

21.

destaca que la experiencia del programa Instrumento para la Administración Local, coordinado junto con la Oficina TAIEX de la DG Ampliación de la Comisión Europea, que ayuda a entender mejor qué representa la UE para los niveles regional y local, ha sido muy positiva;

22.

cree firmemente que hay que respetar el principio de buena vecindad entre los Estados miembros de la UE, los países candidatos y otros países, así como en la función y la importancia de impulsar una cooperación transfronteriza y regional entre estos países;

23.

considera que la protección de las minorías y el respeto de los derechos humanos, que forman parte de los valores fundamentales de la Unión Europea, deben seguir siendo elementos primordiales en el proceso de adhesión a la UE;

24.

a este respecto, subraya la importancia de la cooperación con el Consejo de Europa y, en particular, con su Congreso de Poderes Locales y Regionales, sobre la base de todos los textos pertinentes, como por ejemplo la Carta Europea de Autonomía Local;

Recomendaciones políticas específicas para cada país

Croacia

25.

acoge con satisfacción la adhesión de Croacia a la UE el 1 de julio de 2013, tal y como se recoge en el Tratado de Adhesión;

26.

aplaude que las elecciones parlamentarias de diciembre de 2011 se celebraran en un entorno pluralista y se gestionaran de manera eficaz y transparente; sin embargo, señala que es preciso mejorar la gestión de las listas electorales con vistas a las elecciones locales y a las elecciones de los diputados croatas al Parlamento Europeo previstas para la primavera de 2013;

27.

recuerda a Croacia los compromisos que contrajo para afrontar los problemas bilaterales y regionales pendientes, en aras de las relaciones de buena vecindad y mediante la aplicación de los acuerdos internacionales jurídicamente vinculantes, incluido el relativo a cuestiones sucesorias;

28.

destaca que hay que prestar más atención a la capacidad administrativa necesaria para aplicar y supervisar la reforma de la administración pública, especialmente a nivel local. Es preciso esforzarse más con vistas al papel que las administraciones locales y regionales desempeñarán en la futura gestión de los Fondos Estructurales;

29.

celebra los progresos realizados en relación con el proceso de descentralización, pero observa que este proceso sigue siendo objeto de un control excesivo por parte del gobierno central;

30.

insta a la Comisión a que mantenga su compromiso de supervisar, evaluar y respaldar la evolución de la situación en el nivel subnacional y los progresos alcanzados en la descentralización, incluso después de la entrada de Croacia en la UE;

31.

señala que hay que centrar la atención en las medidas preventivas de lucha contra la corrupción a nivel local, especialmente en los procedimientos de contratación pública;

32.

observa que sigue habiendo retos que superar en cuanto a la reducción de las desigualdades regionales y de salud y al desarrollo rural inclusivo;

Islandia

33.

aplaude que las instituciones políticas de Islandia sean estables y celebra la gran calidad del gobierno local, que forma parte integrante de la rica tradición democrática del país. Este aspecto se ha reforzado recientemente con una nueva ley de enero de 2012 que establece una consulta todavía más exhaustiva entre el Gobierno y los entes locales;

34.

acoge favorablemente que se hayan adoptado varias medidas importantes para reforzar las finanzas del gobierno local a la luz de la crisis económica de 2008, aunque señala que, a pesar de estos progresos, hay que mejorar aún más la capacidad de formulación y coordinación de las políticas económicas a nivel local y central. La asignación de fondos del nivel central al nivel local también necesita más coordinación;

35.

aplaude que la nueva Constitución se sometiera a un referéndum consultivo el 20 de octubre de 2012 y se aprobara con dos tercios de los votos a favor. Es la primera vez que la Constitución incluye un apartado dedicado al gobierno local;

36.

acoge con satisfacción que se haya creado un comité consultivo mixto con el CDR tras la buena cooperación con la Asociación Islandesa de Entes Locales y, además, destaca que continuará respaldando el desarrollo de las capacidades a nivel local, por ejemplo, en el marco del programa Instrumento para la Administración Local;

37.

aplaudiría que las negociaciones de adhesión de Islandia se concluyeran a tiempo y que los resultados de las mismas se presentaran al pueblo islandés para que decidiera basándose en información exacta sobre las condiciones finales de adhesión que se hubieran acordado entre Islandia y la UE;

Antigua República Yugoslava de Macedonia

38.

acoge favorablemente que se continúe el proceso de descentralización del gobierno, un elemento clave del Acuerdo Marco de Ohrid, y que se haya aprobado el programa para aplicar la descentralización y el autogobierno local para el período 2011-2014, así como su correspondiente plan de acción;

39.

señala que hay que acelerar los avances hacia la consecución de los objetivos de descentralización y que la sostenibilidad financiera de los entes locales sigue siendo el principal reto. Aunque la proporción del IVA transferida a los municipios ha aumentado, pasando al 4 %, sigue siendo insuficiente para que puedan desempeñar debidamente las tareas que se les han delegado;

40.

destaca que los mecanismos para reducir las importantes disparidades en la prestación de servicios públicos son limitados y que los municipios pequeños y rurales se encuentran en una situación especialmente desfavorable;

41.

manifiesta su preocupación por la falta de la necesaria capacidad administrativa y de gestión para poner en práctica el acervo de la UE. Esta carencia se hace sentir, por ejemplo, en la aplicación y el cumplimiento de la legislación medioambiental en los niveles central y local. En el ámbito de la calidad del agua se ha avanzado muy poco;

42.

señala que se ha registrado un avance limitado en el ámbito de la política regional y la coordinación de los instrumentos estructurales. Hay que mejorar la gestión de los programas del IPA para garantizar que los fondos de la UE se puedan absorber plenamente y en el momento adecuado;

43.

destaca que es imprescindible que la Antigua República Yugoslava de Macedonia mantenga relaciones de buena vecindad y encuentre una solución mutuamente aceptable a la cuestión de su denominación;

44.

recomienda que los poderes públicos, en los distintos niveles de gobierno local, cooperen con las organizaciones de la sociedad civil, que necesitan ser reforzadas y gozar de una mayor independencia con respecto a toda influencia política;

45.

desea expresar su preocupación por la polarización política y étnica en la Antigua República Yugoslava de Macedonia, que corre el riesgo de poner en peligro la estabilidad del país y el impulso necesario para las reformas políticas;

Turquía

46.

señala que el período de consulta para la nueva Constitución ha promovido un intenso debate con la sociedad civil local y los ciudadanos locales–, lo cual es de celebrar; sin embargo, expresa su preocupación por la falta de transparencia en torno a la cuestión de cómo se integraron estos debates en el proceso de redacción y qué partes fueron publicadas en internet, lo que ha dificultado mucho a los ciudadanos turcos, así como a los actores internacionales (entre los que se encuentra el CDR), mantenerse al día sobre los avances;

47.

lamenta la falta de avances en la descentralización del poder a favor de las provincias y el gobierno local y manifiesta su preocupación por algunos informes que dan cuenta de actos de intimidación y enjuiciamiento por motivos políticos contra los gobiernos locales o los alcaldes elegidos. Los consejos locales (diseñados para fomentar la participación ciudadana en el gobierno local) no se han utilizado de manera efectiva en la mayoría de las ciudades. Además, el hecho de que en 2011 se recentralizara por decreto ley un número de competencias en ámbitos como la ordenación territorial y la reconversión urbana es un indicio de que el proceso de descentralización no se está abordando seriamente. Aunque el Gobierno turco lleva tiempo reformando la administración pública, no se ha hecho de manera que beneficie a los entes locales y regionales, especialmente en el sureste del país;

48.

expresa su descontento por el incumplimiento persistente de algunos de los compromisos de Turquía derivados del Protocolo Adicional del Acuerdo CE-Turquía e insta a Turquía a que los cumpla íntegramente y sin distinciones, subrayando que todo retraso añadido puede tener repercusiones adicionales en el proceso de ampliación. ;

49.

aplaude el cambio de actitud del Consejo de la UE en lo que respecta a una posible apertura del capítulo 22 de negociación relativo a la política regional y la coordinación de los instrumentos estructurales y espera que esta señal positiva pueda resultar en una normalización del proceso de negociación entre Turquía y la Unión Europea;

50.

lamenta que en todos los niveles del Estado aún haya carencias considerables en lo relativo al respeto de la libertad religiosa, los derechos de las mujeres, los derechos de las minorías –especialmente la minoría kurda–, la igualdad de género y derechos básicos como la libertad de expresión y la libertad de prensa, factores todos ellos que ensombrecen la normativa orientada a las reformas;

51.

alienta el diálogo que se ha entablado entre el Gobierno turco y los representantes kurdos de Turquía;

52.

toma nota, con satisfacción, de la aplicación de la agenda positiva, de acuerdo con el marco de negociación (Negotiating Framework) y con las correspondientes conclusiones del Consejo y del Consejo Europeo;

53.

lamenta que Turquía y las demás partes del conflicto no se hayan aún comprometido a encontrar, en el marco de las Naciones Unidas, las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y los principios y valores en que se fundamenta la UE, una solución aceptable a la ocupación ilegal del territorio del norte de Chipre, y pide al Gobierno turco que apoye tangiblemente las negociaciones que se llevan a cabo bajo la dirección del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas y actúe en favor de una solución global del problema chipriota retirando sus fuerzas armadas de Chipre, resolviendo la cuestión de los colonos y restituyendo a sus habitantes legítimos la zona cerrada de Famagusta, en aplicación de la Resolución 550 de 1984 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas;

54.

observa que, por una parte, se introduce una normativa orientada a las reformas, pero que, por otra, esta iniciativa se ve ensombrecida, en particular, por la violación de la libertad de prensa y la libertad de expresión;

55.

acoge favorablemente que se haya creado un servicio independiente del defensor del pueblo en Turquía, que hay que aplicar correctamente;

56.

subraya que es preciso reforzar la transparencia, la rendición de cuentas y los mecanismos de participación a nivel local y anima a que se siga luchando contra la corrupción, especialmente a nivel local;

57.

desea subrayar que la cooperación constante a nivel subnacional beneficiará tanto a Turquía como a la UE. Por consiguiente reitera su compromiso para que el grupo de trabajo «Turquía» del Comité de las Regiones suba de categoría y se convierta en un comité consultivo mixto;

Montenegro

58.

acoge favorablemente la promulgación de la Ley sobre ordenamiento territorial de Montenegro y la modificación de la Ley de autogobierno local, con vistas a reforzar la transparencia, la eficiencia y la rendición de cuentas de la administración a nivel local;

59.

señala que Montenegro tiene que reforzar la capacidad administrativa en las estructuras del IPA existentes y prepararlas correctamente para aumentar la capacidad de absorción de los fondos de preadhesión;

60.

observa que uno de los principales problemas a nivel local es la falta de personal cualificado, que podría imposibilitar la asunción de las responsabilidades asignadas con arreglo al proceso de descentralización;

61.

lamenta que no se hayan registrado avances en el ámbito de la protección social, que la absorción de refugiados, desplazados internos y minorías étnicas en las ciudades siga siendo problemática, y que los progresos sigan siendo limitados en el ámbito de la descentralización administrativa y fiscal de los servicios sociales;

62.

recomienda que se intensifiquen los esfuerzos para evitar y luchar contra la corrupción en determinadas zonas vulnerables: autogobierno local, ordenación territorial, contratación pública, privatización, educación y sanidad;

63.

acoge favorablemente la creación del Comité Consultivo Mixto del Comité de las Regiones con Montenegro en 2012 y espera que haya una cooperación con los entes subnacionales montenegrinos durante los próximos años que sea beneficiosa para ambas partes.

Serbia

64.

observa con satisfacción que la Constitución serbia garantiza a los ciudadanos el derecho a la autonomía provincial y local, pero lamenta, por otra parte, que exista un gran desfase entre los principios consagrados en la legislación y su aplicación en la práctica;

65.

lamenta que las medidas adoptadas por el gobierno central (reducción de las contribuciones para los entes locales) dificulten aún más la realización de las tareas que incumben a dichos entes;

66.

señala que, en lo relativo al autogobierno local, hay que aclarar la legislación sobre finanzas municipales y aplicarla correctamente para garantizar que la financiación municipal sea predecible;

67.

lamenta que el Consejo Nacional para la Descentralización siga estando inactivo y que no se haya consultado lo suficiente a los entes locales en el proceso de toma de decisiones en lo relativo al desarrollo de una nueva legislación o a enmiendas a leyes existentes que tienen repercusiones a nivel local;

68.

señala que la capacidad administrativa y de gestión a nivel local es escasa y que persisten las disparidades significativas entre entes locales. Lamenta que la legislación sobre los funcionarios no sea aplicable a los trabajadores de los gobiernos locales;

69.

acoge favorablemente los avances en el ámbito de la política regional y la coordinación de los instrumentos estructurales. Reconoce que Serbia ha completado las fases preparatorias para la gestión descentralizada del IPA para cuatro de sus componentes y señala que hay que seguir cubriendo las necesidades existentes en capacidades para asegurar una aplicación adecuada, en particular con la preparación de una reserva sólida de proyectos futuros basados en estrategias relevantes;

70.

celebra el importante papel que desempeña la sociedad civil en la vida social, económica y política del país, así como en el fomento de los valores democráticos, y destaca la importancia que también tiene a escala local y en el marco del proceso decisorio;

Albania

71.

acoge favorablemente los progresos realizados por Albania respecto del cumplimiento de los criterios políticos con vistas a su adhesión a la UE. Señala, con satisfacción, la mejora del diálogo político entre el Gobierno y la oposición y destaca la importancia esencial que tendrá el buen desarrollo de las elecciones legislativas de 2013 para el funcionamiento normal de las instituciones democráticas fundamentales. Exhorta a las autoridades albanesas a intensificar sus esfuerzos para promover y poner en marcha las reformas necesarias para el proceso de preadhesión, especialmente en lo que se refiere a los derechos humanos, la igualdad de género, la protección de las minorías, los derechos de propiedad, la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada y la aplicación de una política de emigración constructiva;

72.

reconoce los análisis de la Comisión Europea de que no se ha logrado «ningún avance» en el ámbito de la reforma de la administración territorial. La Ley sobre ordenación territorial de 2009 se está aplicando muy lentamente. Parece que hay una brecha cada vez mayor entre las regiones «con respecto a los potenciales de desarrollo económico y social». Esto es algo que hay que abordar urgentemente;

73.

observa que en muchos casos los pequeños entes locales no son económicamente viables. El proceso decisorio local no es transparente y no se consulta a las organizaciones de la sociedad civil ni a las demás partes interesadas;

74.

señala que en cuanto a la financiación, especialmente la recaudación impositiva, los entes locales no han mejorado en 2011; subraya además que es necesario desarrollar capacidades para que los entes regionales y locales puedan administrar los ingresos presupuestarios, supervisar los sistemas operativos y controlar los fondos del IPA;

75.

celebra el nombramiento de un defensor del pueblo e insta a las autoridades albanesas a poner a disposición de esta institución recursos suficientes;

76.

señala que se observan indicios alentadores de que las profundas divisiones políticas, que han obstruido las reformas políticas durante muchos años, empiezan a remitir; por consiguiente, insta a las dos asociaciones que representan a los entes subnacionales (la Asociación albanesa de Municipios y la Asociación albanesa de Comunas) a que intensifiquen su cooperación en todos los asuntos importantes y eviten socavar la representación local y regional en el país;

77.

subraya que, aunque acoge favorablemente el tímido avance en el ámbito de la política regional y la coordinación de los instrumentos estructurales, hay que hacer más al respecto.

Bosnia y Herzegovina

78.

reconoce que Bosnia y Herzegovina sigue siendo un país con un «régimen internacional de gobernanza y seguridad», lo que significa que, de momento, incluso las instituciones nacionales centrales no tienen plena capacidad de decisión en el proceso político y legislativo, por no hablar de los entes locales y regionales;

79.

señala que la actual situación política en este país incide negativamente en su capacidad de hablar con una sola voz en cuestiones relativas a la UE. Observa además que, debido al estancamiento político e institucional, Bosnia y Herzegovina no podrá cumplir con sus obligaciones en el ámbito de la autonomía local y regional, lo que se traduce en que «el funcionamiento del autogobierno local se ha visto seriamente afectado», lo que está «impidiendo cualquier forma de descentralización en el país». La creciente fragmentación del territorio y de los municipios por razones étnicas aumenta la falta de confianza en los entes locales;

80.

lamenta que el complejo sistema de gobernanza y el bloqueo institucional se traduzcan en una falta de normalización de la legislación en el nivel de las entidades de Bosnia, lo que impide abordar, en particular, cuestiones apremiantes como la lucha contra la trata de seres humanos;

81.

aboga por que se cree un mecanismo de coordinación entre los diferentes niveles de gobierno para la transposición, aplicación y ejecución de la legislación de la UE a fin de poner al país en situación de hablar con una sola voz en cuestiones relativas a la Unión y de poder utilizar eficazmente los fondos de preadhesión;

82.

reconoce que el informe de la Comisión Europea elogia la legislación de las entidades por estar ampliamente en consonancia con la Carta Europea de Autonomía Local, algo que se debe valorar positivamente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Bosnia y Herzegovina no ha firmado el protocolo adicional de la Carta Europea de Autonomía Local sobre el derecho de los ciudadanos a participar en las cuestiones de los entes locales;

83.

respalda la descentralización del ordenamiento jurídico. Por otro lado, lamenta que apenas se haya avanzado en el ámbito de la reforma de la administración pública, donde actualmente el problema parece ser la escasa coordinación entre los distintos niveles de la administración y la falta de respaldo público a las reformas;

84.

acoge todas las iniciativas encaminadas a mejorar la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales, especialmente la adopción de una enmienda a la Constitución del Cantón de Sarajevo en línea con la sentencia de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso Sejdić-Finci, en la cual se otorgaba a las minorías étnicamente no declaradas y a las minorías étnicas la posibilidad de formar grupos independientes en la Asamblea e insta a las autoridades de Bosnia y Herzegovina de todos los niveles a que adopten enmiendas similares;

85.

se muestra satisfecho por que las elecciones locales celebradas en octubre de 2012 se prepararan correctamente y se llevaran a cabo de manera ordenada y de acuerdo a los estándares para las elecciones democráticas establecidos por el Consejo de Europa y la comunidad internacional, aunque la administración electoral a nivel local está altamente politizada;

86.

señala con satisfacción que el Instrumento para la Sociedad Civil, una organización de la UE creada en 2008 para respaldar las organizaciones de la sociedad civil, sigue apoyando el desarrollo de la sociedad civil con un proyecto titulado «Reforzar la democracia local».

Kosovo

87.

aplaude los importantes avances de los últimos años en el ámbito de la descentralización y los esfuerzos del Ministerio de administración del gobierno local con vistas a garantizar una supervisión más eficaz de las estructuras del gobierno local, aunque considera que deben proseguirse los esfuerzos para llevar a cabo la descentralización, por ejemplo reforzando la administración a nivel local;

88.

observa con satisfacción que Kosovo dispone de un sistema de administración local avanzado, que ofrece a los ciudadanos la oportunidad de participar en el proceso decisorio local; ello se refleja en el hecho de que los ciudadanos de Kosovo están muy satisfechos con sus entes locales y, en particular, con el modo en que estos desempeñan sus funciones;

89.

pide a Kosovo que demuestre los esfuerzos que está realizando para luchar contra la corrupción y la delincuencia organizada;

90.

recomienda que a escala local se utilicen procesos de planificación basados en datos concretos para abordar las cuestiones administrativas y los procesos presupuestarios. Los entes locales necesitan orientaciones a la medida para reforzar su capacidad administrativa;

91.

reconoce que los municipios con mayoría serbia recientemente fundados se enfrentan a retos específicos debido a su escaso tamaño y necesitan más apoyo del Gobierno central para garantizar su sostenibilidad;

92.

exhorta a todas las partes implicadas a que encuentren soluciones constructivas a los retos específicos que afronta el proceso de descentralización en el norte de Kosovo con el objetivo de proporcionar servicios de calidad a los ciudadanos;

93.

señala que, según el marco del Acuerdo de Estabilización y Asociación, Kosovo debería respetar y aplicar los principios democráticos de la gobernanza mediante un poder ejecutivo adecuado y más eficaz en todos los niveles de la administración.

Bruselas, 11 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


(1)  Sin perjuicio de las posiciones sobre el estatuto de Kosovo, y de acuerdo con la RCSNU 1244/99 y el dictamen del TIJ sobre la declaración de independencia de Kosovo.


17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/35


Dictamen del Comité de las Regiones — Liberar el potencial de la computación en nube en Europa

2013/C 139/07

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

acoge favorablemente la Comunicación de la Comisión relativa a la explotación del potencial de la computación en nube y valora positivamente que la Comisión defienda soluciones tecnológicas innovadoras; indica que las posibilidades de la computación en nube van más allá del progreso tecnológico de la informática, en la medida en que repercuten positivamente en el mercado laboral, pueden mejorar la igualdad de oportunidades y, asimismo, crear empleo;

señala que uno de los principales obstáculos para el uso de la computación en nube en el sector público y privado es la inseguridad en cuanto a las leyes y normas que rigen cuando se opta por una solución de computación en nube (por ejemplo, legislación sobre protección de datos nacional o europea, legislación social y sanitaria, normas sobre contabilidad, etc). Al mismo tiempo, en relación con la seguridad de los datos se plantean problemas y riesgos que deben tenerse en cuenta;

apoya las tres acciones clave que propone la Comisión, pero estima que hay que completarlas con medidas concretas centradas en el desarrollo de los conocimientos de los consumidores, dado que esto es lo que permitirá incrementar la demanda en el mercado y, por lo tanto, contribuir a reforzar la posición de Europa ante la competencia mundial, reducir la asimetría entre los consumidores y los proveedores de servicios respecto del nivel de riesgos, así como favorecer un reparto más proporcional entre ellos de las ventajas derivadas del desarrollo de esta nueva tecnología; estas medidas concretas deberían también centrarse en fomentar la enseñanza y la cultura informáticas;

estima conveniente que la Comisión adopte medidas para que sean interconectables e interoperables las nubes ya creadas o en fase de desarrollo a nivel nacional, regional y, en su caso, local, aprovechando las posibilidades de la normalización. A este respecto, debe insistirse muy especialmente en la compatibilidad de los registros administrativos mencionados antes;

Ponente

Gábor BIHARY (HU/PSE), miembro del Consejo General de Budapest Capital

Texto de referencia

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones – Liberar el potencial de la computación en nube en Europa

COM(2012) 529 final

I.   OBSERVACIONES GENERALES

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

1.

acoge favorablemente la Comunicación de la Comisión relativa a la explotación del potencial de la computación en nube y valora positivamente que la Comisión defienda soluciones tecnológicas innovadoras; indica que las posibilidades de la computación en nube van más allá del progreso tecnológico de la informática, en la medida en que repercuten positivamente en el mercado laboral, pueden mejorar la igualdad de oportunidades y, asimismo, crear empleo;

2.

no obstante, subraya la necesidad de considerar los efectos que esta nueva tecnología puede tener para las regiones y las clases sociales desfavorecidas, y por tanto sus posibles efectos negativos en la cohesión social y territorial. A modo de ejemplo, un factor de riesgo puede ser la asimetría entre los agentes locales y mundiales respecto de las ventajas derivadas de un mejor acceso a los mercados;

3.

señala que uno de los principales obstáculos para el uso de la computación en nube en el sector público y privado es la inseguridad en cuanto a las leyes y normas que rigen cuando se opta por una solución de computación en nube (por ejemplo, legislación sobre protección de datos nacional o europea, legislación social y sanitaria, normas sobre contabilidad, etc). Al mismo tiempo, en relación con la seguridad de los datos se plantean problemas y riesgos que deben tenerse en cuenta;

4.

lamenta que los planteamientos relativos al sector público y el esquema de asociación propuesto en favor de la computación en nube no tengan debidamente en cuenta a los entes locales y regionales, a pesar de que muchas de sus actividades podrían aportar lecciones útiles y constituir ejemplos válidos en el marco de esta estrategia; del mismo modo, tampoco se toma en consideración el que determinados entes territoriales contribuyan, en calidad de proveedores de servicios, a la creación y funcionamiento de la infraestructura de la computación en nube;

5.

subraya que, para que Europa consiga avances significativos en la computación en nube, resulta crucial desarrollar una acción coordinada en la que participen todos los niveles de gobernanza;

6.

señala que, para garantizar a las empresas europeas la posibilidad de cumplir el papel que se les asigna en la realización de la estrategia destinada a poner a Europa en la vanguardia, sería indispensable elaborar formas de apoyo con arreglo a la competencia mundial;

7.

considera importante que el aspecto de la sostenibilidad se tenga en cuenta de manera global al aplicar la computación en nube, dado que un mejor uso de las capacidades de las herramientas informáticas permitirá explotar de forma más eficaz los recursos; no obstante, considera necesario que la estrategia también incluya en este ámbito elementos activos sobre los efectos indirectos y que recoja, por ejemplo, el incremento del porcentaje de las energías renovables en la energía destinada a la nube informática;

8.

señala que queda mucho camino por recorrer entre la existencia de principio de una «supernube» y una realización y aplicación que libere todo su potencial, y que un instrumento importante para lograrlo es la mejora de los conocimientos de los consumidores mediante el desarrollo de la enseñanza y la cultura informáticas;

9.

manifiesta su preocupación por que la Comunicación no trate de manera adecuada el vínculo entre la estrategia propuesta y otras cuestiones como la seguridad efectiva de los datos, la reglamentación de los derechos de autor o el desarrollo de la accesibilidad y la portabilidad de los datos;

10.

subraya que el desarrollo de la computación en nube podría acelerarse cuando se hayan adoptado las medidas necesarias para la estrategia digital. Aunque los consumidores ya utilizan los servicios que ofrece la computación en nube y que proponen los proveedores de acuerdo con los modelos económicos que reclaman los usuarios finales, la experiencia también ha mostrado que quienes utilizan estas tecnologías de manera imprudente y sin contar con una preparación adecuada pueden sufrir perjuicios, debido justamente a las lagunas en la protección de los datos y a un nivel de conocimiento insuficiente por parte de los usuarios;

11.

apoya las tres acciones clave que propone la Comisión, pero estima que hay que completarlas con medidas concretas centradas en el desarrollo de los conocimientos de los consumidores, dado que esto es lo que permitirá incrementar la demanda en el mercado y, por lo tanto, contribuir a reforzar la posición de Europa ante la competencia mundial, reducir la asimetría entre los consumidores y los proveedores de servicios respecto del nivel de riesgos, así como favorecer un reparto más proporcional entre ellos de las ventajas derivadas del desarrollo de esta nueva tecnología; estas medidas concretas deberían también centrarse en fomentar la enseñanza y la cultura informáticas;

II.   OBSERVACIONES ESPECÍFICAS Y PROPUESTAS

Abrirse paso a través de la selva de normas

12.

aprueba la propuesta de la Comisión sobre el proceso de normalización, aunque lamenta que no se apoye en un marco reglamentario y organizativo adecuado;

13.

considera importante que se complete el proceso de normalización propuesto con medidas concretas que permitan la identificación en la nube, por ejemplo en materia de interconexión de los registros de las administraciones públicas;

14.

manifiesta su preocupación por el hecho de que la propuesta de la Comisión no tenga debidamente en cuenta los servicios existentes en el sector público y en el mercado ni las estructuras e infraestructuras de servicios que han permitido crear;

15.

recuerda que una de las causas de la falta de confianza en la computación en nube es la ausencia de reglamentación de la portabilidad de los datos, con las deficiencias que se derivan de ello;

16.

llama la atención sobre la necesidad de especificar más concretamente, en materia de normalización y de certificación, quién autorizará los organismos de certificación y cómo, y de determinar si las normas de certificación se elaborarán a nivel nacional o europeo;

Cláusulas y condiciones contractuales seguras y justas

17.

considera importante que la Comisión desee regular los contratos entre los proveedores de servicios y los usuarios y que vele sobre todo por poner límites a los proveedores de servicios debido a las posibilidades de abuso de posición dominante;

18.

señala que si los usuarios se inclinan por aplicaciones basadas en un procedimiento único de apertura de sesión debido a la facilidad de uso, la satisfacción de estas exigencias no debe ir en detrimento de la seguridad, sobre todo cuando se trate de transacciones financieras. Es indispensable regular estas cuestiones en un futuro próximo;

19.

llama la atención sobre el hecho de que un gran número de los peligros del ciberespacio podría eliminarse mediante un sistema de identificación eficaz que permitiera a los usuarios determinar claramente la identidad de los agentes que operan en él;

20.

destaca que, aunque la nube ofrece en la actualidad excelentes posibilidades de difusión de la cultura audiovisual, aún sigue sin resolverse la cuestión de los derechos de autor y de la copia de los contenidos;

21.

acoge favorablemente la elaboración de directivas comunes sobre protección de los datos, dado que se trata de un asunto fundamental para la utilización de la computación en nube. No obstante, el Comité lamenta que la Comisión no aborde los temas del pago y la facturación electrónica, a pesar de que se trata de cuestiones imprescindibles para la utilización de la computación en nube en un entorno comercial;

22.

estima necesario que se ofrezcan más detalles sobre las hipótesis que permitirán una evaluación de los servicios accesibles mediante la computación en nube y que esta evaluación se integre en los contratos de servicios;

Asociación europea en favor de la computación en nube, diálogo internacional

23.

acoge favorablemente la idea de una asociación europea en favor de la computación en nube;

24.

apoya el diálogo internacional sobre los servicios basados en la computación en nube y considera importante destacar que, habida cuenta del desarrollo dinámico de este sector, es necesaria una armonización global de las estrategias desarrolladas o en fase de elaboración, tanto desde el punto de vista jurídico como tecnológico;

25.

advierte sobre los riesgos que correrá la protección de los datos personales cuando los servidores de la computación en nube estén situados fuera de la UE;

26.

estima conveniente que la Comisión adopte medidas para que sean interconectables e interoperables las nubes ya creadas o en fase de desarrollo a nivel nacional, regional y, en su caso, local, aprovechando las posibilidades de la normalización. A este respecto, debe insistirse muy especialmente en la compatibilidad de los registros administrativos mencionados antes;

27.

considera importante el diálogo con los organismos de normalización que también se ocupan de la computación en nube (por ejemplo, la ISO y el ETSI);

Desarrollo de los conocimientos de los usuarios

28.

se felicita por la importancia que concede la Comisión a la adaptación de los servicios públicos a las expectativas del siglo XXI, pero señala no obstante la necesidad, una vez más, de adoptar rápidamente las medidas imprescindibles para afrontar la brecha digital;

29.

llama la atención sobre el hecho de que la brecha digital solo podrá reducirse por medio de una enseñanza específica. En efecto, en una sociedad del conocimiento, el dominio de la tecnología constituye la base del saber y de la difusión de las nuevas tecnologías;

30.

considera necesario que los ciudadanos europeos del siglo XXI sean capaces de asumir y utilizar de forma eficaz las tecnologías disponibles. Un buen medio para lograrlo sería, por ejemplo, desarrollar más las posibilidades que ofrece el diploma europeo de aptitudes informáticas;

31.

subraya que la computación en nube ya ofrece en la actualidad las posibilidades técnicas necesarias para difundir ampliamente el aprendizaje en línea. Para conseguir avances en este ámbito es necesario afrontar las cuestiones relativas a la reglamentación y a los derechos de autor;

32.

habida cuenta de todo lo anterior, defiende que el conjunto de medidas distribuidas en tres ejes que propone la Comisión se complete con un cuarto eje sobre el desarrollo de los conocimientos de los consumidores, la enseñanza y el desarrollo de la cultura informática;

III.   OBSERVACIONES Y PROPUESTAS ADICIONALES

33.

considera conveniente que la Comisión apoye al sector público en el marco de la definición de los principios de adjudicación de contratos, pero estima importante que, en las regiones menos desarrolladas, esta ayuda no se limite a la fase de concepción sino que también se amplíe a la financiación necesaria para la utilización;

34.

subraya que es inconcebible explotar el potencial de la computación en nube sin desarrollar de forma paralela el mercado único de los servicios de telecomunicaciones, lo que requiere medidas europeas en el ámbito de las tarifas de los servicios de intercambio de datos en itinerancia;

35.

considera indispensable que se detallen los servicios administrativos que deberán incluirse obligatoriamente en la computación en nube europea, por ejemplo, en el ámbito de la identificación.

Bruselas, 11 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/39


Dictamen del Comité de las Regiones — La descentralización en la Unión Europea y el lugar del autogobierno local y regional en la elaboración y ejecución de las políticas de la UE

2013/C 139/08

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

entiende por descentralización todas las medidas tomadas a nivel político que fortalecen el papel de los entes territoriales subnacionales en el proceso de toma de decisiones nacionales y europeas y cuyo resultado es una transferencia de competencias del nivel central de gobierno a las instituciones locales y regionales;

tiene la convicción de que la existencia de administraciones regionales y locales eficaces y una descentralización local eficaz deben basarse en los principios de subsidiariedad, proporcionalidad y gobernanza multinivel;

está convencido de que la subsidiariedad es, como principio político y jurídico, un motor decisivo de la descentralización porque las responsabilidades se fijan en el nivel donde se pueden ejercer con la mayor eficacia;

observa que la crisis económica y financiera ha servido en muchos países como catalizador para efectuar reformas o cambios –pasando los entes territoriales en algunos países por un proceso de reestructuración territorial– y en parte también ha modificado considerablemente la organización institucional de las estructuras de poder

señala que un proceso de descentralización coherente solo puede tener éxito si la transferencia de competencias a los entes subnacionales va acompañada de una asignación de fondos correspondiente;

observa que las regiones que más se financian con sus propios fondos hacen un uso más responsable de los recursos financieros disponibles y por lo tanto tienen unas finanzas públicas más sólidas; recomienda a los Estados miembros que confíen más en los recursos financieros propios que en los sistemas de transferencias;

subraya la relación positiva entre la descentralización y una política regional europea sólida y sostenible;

insiste en que los debates sobre el futuro de Europa deberían incluir al nivel regional y local, ya que la legitimidad de la UE depende en parte de la legitimidad de los entes regionales y locales;

recomienda que todos los niveles de gobierno creen sinergias para dar una solución permanente a la crisis de la deuda soberana en Europa y, a este respecto, insta a la participación de los entes regionales y locales en condiciones de igualdad en el desarrollo de los planes de reforma nacionales y europeos;

Ponente

Franz SCHAUSBERGER (AT/PPE), Representante del Estado Federado de Salzburgo en el Comité de las Regiones

Documento de referencia

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

Ventajas de la descentralización

1.

entiende por descentralización todas las medidas tomadas a nivel político que fortalecen el papel de los entes territoriales subnacionales en el proceso de toma de decisiones nacionales y europeas y cuyo resultado es una transferencia de competencias del nivel central de gobierno a las instituciones locales y regionales;

2.

reconoce que los Estados miembros de la UE no están obligados en modo alguno a optar en su organización institucional por un modelo particular de descentralización, transferencia o reparto de competencias entre los diferentes modelos de gobernanza, pero destaca al mismo tiempo que la UE declara explícitamente, en concreto, en el artículo 4.2 del Tratado UE, que respeta la autonomía local y regional;

3.

señala que en muchos ámbitos políticos un nivel de ejecución descentralizada es mucho más eficiente, tanto en términos de costes como de calidad de los servicios y proximidad al ciudadano;

4.

subraya la importancia de que los ciudadanos europeos se identifiquen con sus regiones y ciudades, que desempeñan un papel crucial principalmente como contrapeso a la creciente internacionalización y, por ende, al anonimato de los mercados laborales y las relaciones económicas;

5.

está convencido de que la descentralización y las instituciones regionales y locales que la acompañan desempeñan un papel crucial para reducir las disparidades económicas y sociales existentes entre las regiones de Europa y contribuyen así a reducir el impacto negativo del éxodo rural desde las regiones pobres a los grandes centros urbanos, así como la emigración, que debilita el mercado de trabajo, de un Estado miembro a otro;

6.

da las gracias al Congreso de Poderes Locales y Regionales de Europa (CPLRE) y a las diversas partes interesadas que participaron en la consulta por su valiosa contribución y opinión experta;

La responsabilidad fundamental del CDR en la supervisión de la descentralización

7.

hace hincapié en que, como representante de los entes territoriales subnacionales (es decir, locales y regionales) en el proceso legislativo y de toma de decisiones de la UE, tiene la responsabilidad de supervisar la aplicación del principio de subsidiariedad, así como un vivo interés en verificar periódicamente la situación de la descentralización en la UE y en los países candidatos en el proceso de ampliación;

8.

señala que, en su reciente Dictamen «Desarrollar una cultura europea de la gobernanza multinivel: el seguimiento del Libro Blanco», anunció su intención de hacer un seguimiento detenido del proceso de descentralización en los Estados miembros y en los países candidatos en el proceso de ampliación;

9.

ve respaldada esta intención en el hecho de que el Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) y el CPLRE lleven a cabo una labor detallada y sistemática sobre el mismo tema y señala su intención de utilizar en su trabajo los resultados de ambas organizaciones;

10.

recuerda que el último dictamen del Comité de las Regiones sobre este tema se remonta al 7 de julio de 2005; desde entonces se han producido importantes cambios y avances institucionales, políticos y jurídicos en el ámbito de la descentralización en la UE;

El desarrollo de la descentralización en Europa desde el último dictamen de 2005

11.

subraya que el Tratado de Lisboa, de 2009, ha reforzado el principio de subsidiariedad, ha afianzado la identidad de las regiones y municipios en el Tratado y ha fortalecido el papel del CDR, lo que ha supuesto un acicate para que varios Estados miembros lleven a cabo o planeen reformas institucionales destinadas a aumentar la descentralización y reforzar los niveles local y regional;

12.

señala por consiguiente que, en general, la descentralización ha aumentado en los últimos años en la mayoría de los Estados; no obstante, está seriamente preocupado por las tendencias contrarias que se observan en algunos Estados miembros, en los que la autonomía financiera de los entes locales y regionales o el derecho de autogobierno local se han recortado significativamente;

13.

señala también, no obstante, que la crisis financiera y económica surgida en 2009 y la crisis de la deuda soberana iniciada a partir de 2010 han repercutido negativamente en el proceso de ampliación de la descentralización y han provocado un cambio en las relaciones entre los Estados nacionales y las instituciones europeas que ha afectado también a los entes subnacionales;

14.

observa con satisfacción, en este contexto, que el concepto de gobernanza multinivel se ha introducido en el debate político europeo –gracias entre otras a la iniciativa del Comité de las Regiones–, lo cual también puede contrarrestar las posibles tendencias negativas con respecto a la descentralización;

15.

señala que en algunos de los Estados miembros que se adhirieron a la UE en 2004 el proceso de transformación en el ámbito de la descentralización no se ha completado, y por tanto es consciente de que algunos de estos países en particular, así como los países de la Asociación Oriental, se enfrentan a retos importantes para poder avanzar en la vía de un desarrollo social y económico próspero;

16.

señala que las últimas ampliaciones han puesto de relieve que la falta de participación de los entes regionales y locales en el proceso de integración plantea a los gobiernos nacionales y a las instituciones europeas considerables retos y problemas a la hora de aplicar las políticas de la UE y emprender las reformas necesarias que en última instancia también afectan a los ciudadanos;

17.

observa con satisfacción que desde que el Consejo de Europa adoptara en 1985 la Carta Europea de Autonomía Local, la gran mayoría de los miembros del Consejo de Europa y todos los Estados miembros de la UE han ratificado la Carta, lo que garantiza y refuerza el autogobierno local en Europa, basado en los principios de la democracia, la proximidad al ciudadano y la descentralización;

18.

celebró y apoyó en 2008 la iniciativa del Consejo de Europa de adoptar una Carta Europea de la Democracia Regional y el proyecto presentado por el CPLRE con el objetivo de establecer los principios más importantes de la democracia regional en Europa; lamenta que esta iniciativa haya sido bloqueada por muchos miembros del Consejo de Europa, si bien reconoce que en 2009 los ministros responsables de las administraciones locales y regionales adoptaron al menos un marco de referencia para la democracia regional;

Descentralización y crisis financiera

19.

observa con gran interés que, en el contexto de las repercusiones de la actual crisis financiera y económica, el reparto de competencias – y, en particular, la cuestión de la descentralización fiscal a escala nacional y europea – ha vuelto a ser centro de interés del debate público, a menudo bajo el supuesto erróneo de que el comportamiento de los entes subnacionales es uno de los factores que obstaculizan el logro de los objetivos presupuestarios a nivel nacional, pese a la responsabilidad principal de los Estados nacionales en la crisis;

20.

observa con preocupación que la crisis financiera que estalló en 2009 se convirtió en una crisis de la deuda soberana que representa una amenaza significativa para la economía real en las regiones y ciudades y repercute también negativamente en el tejido social de los Estados miembros;

21.

observa con preocupación la situación de la autonomía regional y local en algunos países europeos, motivada por las reformas emprendidas para la racionalización y sostenibilidad de la administración regional y local. En muchos Estados miembros los criterios de naturaleza económica imperantes en la actual crisis económico-financiera han conllevado la desnaturalización de los fundamentos democráticos de la autonomía local y regional, así como el detrimento profundo de la misma;

22.

se opone decididamente a que la crisis económica y de la deuda y las medidas de austeridad que ha sido necesario adoptar en toda Europa se utilicen en algunos Estados miembros como pretexto para centralizar más competencias, para llevar a cabo una descentralización sin financiación adecuada o para simplificar, reducir o incluso eliminar estructuras subnacionales, lo que en definitiva conduce a una merma de la democracia regional y local, una tendencia basada en la errónea suposición de que los servicios públicos resultan menos onerosos si se trasladan al nivel central de gobierno;

23.

sostiene, por el contrario, que los entes locales, al ser las instituciones más próximas a los ciudadanos, conocen mejor sus necesidades y están en una posición idónea para definir y responder a dichas necesidades en períodos de crisis;

24.

rechaza ese tipo de política, ya que contraviene el principio de subsidiariedad europeo, según el cual las decisiones políticas y reglamentarias deberán efectuarse en el nivel más apropiado para el logro de los objetivos y lo más cerca posible de los ciudadanos;

25.

observa que se están produciendo también transformaciones paralelas en los países en proceso de adhesión a la UE o en los países de la vecindad europea;

26.

señala que, debido a los argumentos económicos relacionados con la crisis financiera y de la deuda, aducidos muy a menudo sin fundamentarlos en estudios ni análisis adecuados, la fusión de municipios se presenta como una manera de ahorrar costes; reconoce, no obstante, que en algunas regiones –a causa por ejemplo del cambio demográfico– la fusión de municipios puede constituir una estrategia adecuada;

27.

considera que al hacer estas consideraciones no debería olvidarse que ello podría implicar una merma de la proximidad al ciudadano y de la democracia y local, y que se dé prioridad a las posibilidades de cooperación entre municipios y de cooperación transfronteriza a nivel local y regional para ahorrar costes; la supresión de municipios mediante fusiones debe tomarse en consideración con suma prudencia (por ejemplo, puede constituir un instrumento adecuado a causa del cambio demográfico en las regiones); con respecto a la cooperación intermunicipal, observa con preocupación los intentos de la Comisión Europea por dificultar la prestación común de servicios en el marco de la cooperación local mediante requisitos que van más allá de la jurisprudencia del TJUE;

28.

destaca, en este contexto, la importancia de los hermanamientos de ciudades, las redes europeas de ciudades y regiones y los programas europeos bilaterales y multilaterales de cooperación territorial, así como la influencia positiva de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT), que facilita considerablemente la cooperación entre las regiones y las ciudades en los ámbitos políticos relevantes, como los servicios de interés público, los transportes o la protección del medio ambiente;

Situación actual de la descentralización en Europa  (1)

29.

toma nota de los siguientes datos de informes recientes: de los veintisiete Estados miembros de la UE, tres tienen una estructura federal desde el punto de vista formal, uno es cuasi federal y los restantes, caracterizados de diversas formas, pueden considerarse Estados unitarios, y algunos, pese a su estructura formal unitaria, cuentan con una organización territorial heterogénea (sistema asimétrico); señala asimismo que once Estados miembros tienen solamente un nivel subnacional, nueve Estados miembros tienen dos niveles y siete tienen tres niveles subnacionales;

30.

observa con gran interés que la crisis económica y financiera ha servido en muchos países como catalizador para efectuar reformas o cambios –pasando los entes territoriales en algunos países por un proceso de reestructuración territorial– y en parte también ha modificado considerablemente la organización institucional de las estructuras de poder, si bien los cambios no siempre han ido dirigidos a una mayor descentralización;

31.

se remite al análisis elaborado por encargo suyo para pasar revista al estado de la descentralización y el reparto de competencias en los Estados miembros;

Principios para la organización de autogobiernos locales y regionales

32.

tiene la convicción de que la existencia de administraciones regionales y locales eficaces y una descentralización local eficaz deben basarse en los principios de subsidiariedad, proporcionalidad y gobernanza multinivel;

33.

considera sumamente importante que la gobernanza local y regional se ejerza mediante órganos representativos elegidos democráticamente, integradores y responsables ante sus ciudadanos. La proximidad de la política a los ciudadanos que resulta de ello ilustra el valor añadido de la democracia local y regional, pues el buen gobierno y la transparencia realzan la legitimidad y la responsabilidad de los entes locales y regionales y la confianza en ellos;

34.

considera imprescindible que las decisiones de llevar a cabo reformas que conduzcan a la descentralización de competencias y de recursos financieros responda a los deseos y necesidades de sus ciudadanos, así como de las comunidades locales y regionales; no obstante, reconoce que podría recurrirse al procedimiento del referéndum si ello estuviera justificado por la relevancia de las medidas que quieran introducirse y de acuerdo con el ordenamiento constitucional del Estado miembro;

35.

observa con satisfacción que la integración europea ha contribuido de modo decisivo al proceso de descentralización regional y local. Con respecto a los países de la ampliación y los países de la Asociación Oriental, la descentralización que actualmente se está llevando a cabo o debatiendo en ellos puede ser un elemento esencial que les permita adaptarse al acervo de la UE de modo más fácil y rápido y, eventualmente, cumplir mejor las obligaciones que conlleva ser miembro de la UE;

36.

se refiere asimismo al reconocimiento indirecto de la democracia local y regional en los Tratados de la UE (artículo 10 del TUE, artículo 20.2 del TFUE y artículo 40 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea), lo que demuestra que la UE, independientemente de su neutralidad de principio en lo que respecta a la organización institucional de los Estados miembros, considera la democracia local y regional como uno de los fundamentos de su propia legitimidad;

37.

insta en este contexto a todos los Estados miembros de la UE que aún no lo han previsto a que integren sus respectivos entes subnacionales dentro de un marco jurídico apropiado en el nivel más alto posible (en la medida de lo posible, el nivel constitucional);

38.

indica que su objetivo no es la creación de unidades regionales puramente estadísticas, sino la creación de niveles subnacionales de autonomía política y administrativa, ya que pueden poner en práctica mucho mejor las medidas y los actos jurídicos adoptados por la UE;

39.

comparte la opinión, entre otras del CPLRE, de que el número de unidades descentralizadas de los países europeos debe tener en cuenta el tamaño geográfico del país, y se remite a las valiosas recomendaciones expuestas en el Manifiesto de Salerno, presentado en 2012 por la Asociación Arco Latino, con respecto al futuro desarrollo de los gobiernos locales intermedios;

40.

aboga por que la descentralización –que, de acuerdo con el lema de la Unión Europea «Unidos en la diversidad», es un factor clave para promover la diversidad cultural– debe contar con el respaldo de las instituciones europeas; este respaldo también debe tener por objeto reforzar entre los entes locales y regionales el sentimiento de pertenencia a los entes territoriales europeos;

41.

señala en este contexto que un gobierno y unas estructuras administrativas descentralizadas presentan ventajas cruciales como son una mejor apreciación de las necesidades y los deseos de los ciudadanos, el (co)desarrollo de políticas que puedan potenciar un crecimiento sostenible y competitivo, una buena gestión e inversión financiera a nivel local y regional, el refuerzo de la autonomía y la democracia local y regional;

42.

subraya una vez más que según los principios de buena gobernanza y mejor legislación, los entes locales y regionales, así como las autoridades encargadas de aplicar las políticas de la UE en los niveles subnacionales, deben participar de manera más activa y eficaz, desde el principio del proceso, en la elaboración y aplicación de las políticas y los actos jurídicos de la UE;

43.

considera, en este contexto, que el que la Comisión Europea y el Comité de las Regiones apliquen efectivamente el acuerdo de cooperación es un medio importante e imprescindible para facilitar tal participación;

44.

reitera por tanto, su petición de que los Estados miembros con entes regionales dotados de competencias legislativas establezcan los mecanismos necesarios para que estos entes regionales puedan participar de manera eficaz en el proceso de toma de decisiones de la UE en los ámbitos de su incumbencia. Esto debería ser aplicable no solo a los parlamentos regionales, que, en el marco de la subsidiariedad, deberán mostrarse activos en el mecanismo de alerta rápida, sino también a los ejecutivos regionales, que deberían participar en la preparación de posiciones nacionales en el Consejo o en la composición de las delegaciones nacionales;

La gobernanza multinivel y el vínculo entre el autogobierno local y regional efectivo y funcional, y la correcta aplicación del principio de subsidiariedad

45.

recuerda que la gobernanza multinivel garantiza la cooperación de todos los niveles de gobierno y de administración en el ejercicio de las competencias y en la toma de decisiones, de modo que la subsidiariedad y la gobernanza multinivel van de la mano de un autogobierno regional y local fuerte;

46.

recuerda también que el Tratado de Lisboa menciona por primera vez de forma explícita que el principio de subsidiariedad es aplicable a todo el espectro de gobierno y administración de la UE, es decir, a los niveles europeo, nacional, regional y local. Los principios de subsidiariedad y proporcionalidad son las condiciones para que la gobernanza multinivel funcione en la práctica;

47.

está convencido de que la subsidiariedad es, como principio político y jurídico, un motor decisivo de la descentralización porque las responsabilidades se fijan en el nivel donde se pueden ejercer con la mayor eficacia;

48.

se propone continuar su cooperación con el CPLRE del Consejo de Europa para supervisar la aplicación de la Carta Europea de la Autonomía Local y la situación actual de la democracia local y regional en los Estados miembros de la UE y los países candidatos;

49.

reitera una vez más su intención de elaborar una Carta Europea de la Gobernanza Multinivel y de continuar el trabajo ya iniciado (2);

La descentralización financiera

50.

toma nota con satisfacción de que, según el último informe de la Comisión Europea sobre las finanzas públicas en la unión económica y monetaria (3), cada vez se tiende más hacia la descentralización fiscal en los Estados miembros, con una proporción cada vez mayor de ingresos y gastos a escala local y regional. El informe destaca que los recursos propios, es decir, las tasas o impuestos subnacionales recaudados de forma autónoma, son instrumentos de financiación más eficaces que las transferencias procedentes del gobierno central, si bien los impuestos y tasas propios de los niveles subnacionales se utilizan en menos de la mitad de los casos y no han aumentado desde 1995;

51.

señala que un proceso de descentralización coherente solo puede tener éxito si la transferencia de competencias a los entes subnacionales va acompañada de una asignación de fondos correspondiente y adecuada, y recuerda que tanto la Carta Europea de la Autonomía Local como el marco de referencia para la democracia regional del Consejo de Europa prevén los correspondientes compromisos y medidas para los Estados firmantes;

52.

critica en este contexto la evolución reciente de algunos Estados miembros, en los que la atribución de competencias no está vinculada a los correspondientes recursos financieros o a la capacidad de recaudar ingresos, lo que da como resultado una incapacidad de los entes regionales y locales que a su vez se utiliza como un argumento en favor de las medidas de centralización;

53.

señala que no es la descentralización per se la que lleva a un gasto descontrolado por parte de los entes subnacionales, sino más bien la deficiente aplicación de las medidas de descentralización, que no van acompañadas de una descentralización fiscal;

54.

cita de nuevo el informe de la Comisión Europea sobre la situación de las finanzas públicas en la UEM, según el cual las regiones que más se financian con sus propios fondos hacen un uso más responsable de los recursos financieros disponibles y por lo tanto tienen unas finanzas públicas más sólidas, por lo que anima a los Estados miembros a sustituir las transferencias por recursos propios;

55.

reconoce con inquietud que muchas regiones y municipios sufren graves dificultades financieras no solo por efecto de una especulación financiera arriesgada y sugiere que se desarrollen herramientas y estrategias adecuadas para abordar este problema;

56.

pide a la Comisión Europea que, para los proyectos cofinanciados por la UE que están orientados hacia el logro de objetivos como los de la Estrategia Europa 2020, aclare mejor el marco legislativo a fin de garantizar que haya un equilibrio entre los requisitos de cofinanciación de los presupuestos regionales y locales y el cálculo de su déficit público;

57.

subraya la relación positiva entre la descentralización y una política regional europea sólida y sostenible, y remite en este contexto a los estudios que indican que la política de cohesión, fundamentalmente, logra mejores resultados en los Estados miembros descentralizados;

58.

llama la atención al mismo tiempo sobre el hecho de que, especialmente en los Estados miembros centralizados en los que todas las regiones están incluidas en el objetivo 1, la aplicación ineficaz de la política de cohesión se debe a que las autoridades administrativas centralizadas a menudo no están familiarizadas con los problemas regionales y los desafíos que conllevan los distintos proyectos; por consiguiente, aboga por que en el futuro la gestión de cada Fondo se lleve a cabo en los Estados miembros contando con la participación de los niveles subnacionales;

Descentralización y movimientos independentistas

59.

está convencido de que una descentralización bien entendida podría contribuir significativamente a la satisfacción de los ciudadanos de las regiones y los municipios, y por consiguiente fortalecer al Estado en su conjunto;

60.

está convencido no obstante de que negarse a largo plazo a un diálogo serio entre los diferentes niveles de gobernanza y el hecho de ignorar permanentemente los deseos y las necesidades regionales en materia de descentralización de competencias y de los recursos financieros necesarios, puede generar reivindicaciones de autonomía y en casos especiales el llamamiento a la independencia; recuerda en este contexto que una aceptación y aplicación consecuentes y coherentes de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad a nivel europeo proporcionan el mejor marco para albergar las preocupaciones legítimas de los distintos niveles;

61.

sigue muy de cerca los movimientos independentistas crecientes que se han producido recientemente en regiones de algunos Estados miembros y de países candidatos a la adhesión, así como sus causas, que son muy diferentes desde un punto de vista histórico, político y económico;

62.

sugiere, en este contexto, analizar las causas de dichos movimientos, para discutir y entender los motivos y las razones, a fin de poder encontrar soluciones coherentes y pacíficas para todas las partes interesadas;

63.

declara que según el artículo 4.2 del TUE el avance de una región hacia la independencia ha de ser considerado fundamentalmente como un asunto interno del país afectado;

64.

recuerda que en el caso de que una región obtuviese la independencia y quisiera integrarse en la UE, tendría que presentar una candidatura oficial al Consejo y seguir el procedimiento de adhesión del artículo 49 del TUE como cualquier otro Estado que desease convertirse en Estado miembro de la UE;

Visiones para el futuro de Europa

65.

participa con gran interés en el debate iniciado recientemente sobre las diferentes visiones del futuro de Europa, y espera que los entes subnacionales participen desde el principio en este proceso de debate; considera que ello representa un gran reto para sus propias actividades;

66.

subraya que toda visión para Europa debe incluir imperativamente a los entes regionales y locales, ya que la legitimidad de la Unión Europea se basa, entre otras cosas, en la legitimidad de los niveles subnacionales;

67.

considera que es necesario organizar una convención sobre estas cuestiones y formulará sus ideas para el futuro desarrollo de la UE con el fin de contribuir a que en los nuevos Tratados se dé mayor cabida aún a un reconocimiento más amplio de la democracia local y regional;

68.

recomienda que se examine en qué medida la descentralización, junto con una autonomía efectiva a nivel local y, en su caso, regional, puede convertirse en condición necesaria para la adhesión a la UE;

Recomendaciones

69.

recomienda que se refuerce el diálogo de las instituciones europeas con los entes regionales y locales en materia de cooperación directa entre regiones, ciudades y municipios y las instituciones de la Unión Europea;

70.

recomienda que todos los niveles de gobierno creen sinergias para dar una solución permanente a la crisis de la deuda soberana en Europa y, a este respecto, insta a la participación de los entes regionales y locales en condiciones de igualdad en el desarrollo de los planes de reforma nacionales y europeos;

71.

insta a los Estados miembros a que lleven a cabo toda reorganización territorial o futuras reformas de la administración local de forma cuidadosa, estudiada y bien planificada y de conformidad con la Carta de la Autonomía Local y el marco de referencia europeo para la democracia regional, que garantiza y refuerza el autogobierno local basado en los principios de democracia, proximidad y descentralización;

72.

anima a que se dé mayor publicidad a los éxitos demostrados de regiones y municipios en sus mejores prácticas, sobre todo en los países de estructura centralista, a fin de avanzar en el debate público sobre la descentralización dando a conocer ejemplos de éxito que ilustren cuáles son las ventajas de la descentralización;

73.

pide a la Comisión Europea que promueva en mayor medida programas específicos de formación para las administraciones regionales y locales, así como proyectos de financiación adecuados y que tenga en cuenta cada vez más la necesidad de garantizar que la distribución de fondos de la UE se base en criterios objetivos y no en el arbitrio político;

74.

pide una vez más a la Comisión Europea que incluya en sus informes anuales de seguimiento un capítulo aparte sobre la situación del autogobierno regional y local en los países candidatos a la adhesión;

75.

acoge con satisfacción que el informe anual de 2012 de la Comisión sobre las finanzas públicas en la UEM incluya por primera vez un capítulo sobre la descentralización fiscal y sobre la situación de las finanzas regionales y locales y las reformas en curso en el ámbito de la descentralización fiscal en los Estados miembros, y exhorta a la Comisión Europea a que repita cada año estas encuestas de seguimiento de la financiación pública de los entes subnacionales;

76.

propone que se modifique el mencionado estudio sobre el estado del proceso de descentralización y el reparto de competencias dentro de los Estados miembros a través de encuestas adicionales sobre la relación entre el traspaso de competencias, por un lado, y la provisión de recursos financieros mediante la descentralización fiscal, por otro, y subraya la utilidad de este instrumento para controlar la aplicación correcta del principio de subsidiariedad.

Bruselas, 12 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


(1)  Esta sección utiliza información del reciente informe del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) – Dexia Crédit Local sobre finanzas públicas subnacionales en la Unión Europea («Subnational public finance in the European Union») y del informe de la Comisión Europea sobre finanzas públicas en la unión económica y monetaria (UEM) («Report on Public finances in EMU - 2012»).

(2)  Véanse los dictámenes CDR 89/2009 fin y 273/2011 fin.

(3)  http://ec.europa.eu/economy_finance/publications/european_economy/2012/public-finances-in-emu-2012_en.htm (EN).


17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/46


Dictamen del Comité de las Regiones — Reforzar y centrar la cooperación internacional de la UE en investigación e innovación

2013/C 139/09

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

señala que los entes locales y regionales están llamados a desempeñar un papel esencial en el Espacio Europeo de Investigación (EEI). En el territorio de las regiones y ciudades convergen los principales agentes del triángulo de la innovación, una mezcla de académicos, universidades, investigadores y varias comunidades económicas e industriales, en distintas cadenas y redes de valor del ámbito de la innovación. Son agentes clave del desarrollo de las estrategias regionales de investigación e innovación y de la creación de las condiciones marco adecuadas para los entornos innovadores;

acoge con satisfacción que en la Comunicación se mencionen específicamente las dimensiones regional e internacional de los instrumentos del programa «Capacidades» del Séptimo Programa Marco y hace un llamamiento a favor de la visibilidad de la colaboración internacional en investigación en el próximo período de programación, teniendo en cuenta la experiencia positiva adquirida con el programa «Regiones del Conocimiento» y vinculándola a futuras iniciativas ERA-NET;

destaca que la cooperación internacional debe basarse en principios comunes en materia de integridad en la investigación, dimensión de género, responsabilidad social de la empresa, acceso abierto y propiedad intelectual. Asimismo, debe tomarse en consideración una dimensión climática y medioambiental que conduzca al «desarrollo sostenible»;

destaca la importancia a nivel regional y las (posibles) ventajas significativas de las infraestructuras de investigación, en particular las electrónicas, ya que ofrecen los medios (recursos informáticos y de comunicación de alto rendimiento, instrumentos de control a distancia y conjuntos de datos) necesarios para una colaboración en materia de investigación e innovación de primera categoría, cualquiera que sea el país o la situación geográfica.

Ponente

Markku MARKKULA (FI/PPE), Concejal del Ayuntamiento de Espoo

Documento de referencia

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - Reforzar y centrar la cooperación internacional de la UE en investigación e innovación: un enfoque estratégico

COM(2012) 497 final

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

Pertinencia para los entes locales y regionales y el CDR

1.

señala que los entes locales y regionales están llamados a desempeñar un papel esencial en el Espacio Europeo de Investigación (EEI). En el territorio de las regiones y ciudades convergen los principales agentes del triángulo de la innovación, una mezcla de académicos, universidades, investigadores y varias comunidades económicas e industriales, en distintas cadenas y redes de valor del ámbito de la innovación. Son agentes clave del desarrollo de las estrategias regionales de investigación e innovación y de la creación de las condiciones marco adecuadas para los entornos innovadores y, además, desempeñan un papel considerable a la hora de generar un entorno regional favorable al carácter innovador y al descubrimiento empresarial. Además, en muchos casos, las administraciones regionales y locales poseen competencias legislativas y gestionan recursos financieros destinados a la investigación, la innovación y la internacionalización;

2.

los entes locales y regionales son importantes partes interesadas en la cooperación internacional, así como en la coordinación de actividades de investigación e innovación. Sus políticas tienen un impacto significativo en el desarrollo de infraestructuras de investigación y la creación de entornos innovadores (universidades, centros tecnológicos, viveros de empresas, parques científicos y entornos favorables para fondos de capital riesgo) capaces de atraer a científicos e innovadores, y de crear unas condiciones materiales y operativas que propicien un gran desarrollo del capital intelectual;

Observaciones generales

3.

reconoce que la Comunicación se ajusta al principio de subsidiariedad ya que los objetivos de las acciones propuestas no pueden ser totalmente alcanzados por los Estados miembros en el marco de su régimen constitucional nacional y es probable que las acciones emprendidas a nivel de la UE generen un beneficio manifiesto. Para maximizar el impacto de las actividades de investigación e innovación internacionales, al tiempo que se evita una costosa fragmentación de esfuerzos, es preciso que la Unión complemente la apertura de Horizonte 2020 con acciones específicas para garantizar una escala y alcance óptimos;

4.

recuerda que el conocimiento y la innovación están adquiriendo un carácter más internacional en las redes de valor mundiales y es consciente de la importancia de combinar el pensar a escala mundial con el actuar a escala local;

5.

recuerda, asimismo, que la Estrategia Europa 2020 destaca la importancia de la investigación y la innovación para la consecución del objetivo de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. La Unión por la Innovación, que forma parte de Europa 2020, subraya la importancia que reviste la cooperación internacional para la realización del potencial innovador de Europa;

6.

hace hincapié en que la cooperación internacional es parte esencial de la realización del EEI y sus cinco ámbitos clave;

7.

acoge con satisfacción que en la Comunicación se mencionen específicamente las dimensiones regional e internacional de los instrumentos del programa «Capacidades» del Séptimo Programa Marco y hace un llamamiento a favor de la visibilidad de la colaboración internacional en investigación en el próximo período de programación, teniendo en cuenta la experiencia positiva adquirida con el programa «Regiones del Conocimiento» y vinculándola a futuras iniciativas ERA-NET;

8.

aboga por un presupuesto ambicioso para Horizonte 2020 y recuerda que se requieren sinergias con otros instrumentos financieros del ámbito de la internacionalización. Será importante utilizar los instrumentos adecuados de Horizonte 2020 en la cooperación con terceros países;

9.

valora positivamente el importante esfuerzo realizado por la Comisión Europea para preparar un marco claro, conciso e integral, que sienta las bases de un planteamiento más estratégico para la cooperación internacional en materia de investigación e innovación en Europa;

10.

se congratula de la descripción bien estructurada y concisa que se hace en la Comunicación de los instrumentos y los socios (potenciales) para la cooperación internacional en investigación;

11.

subraya que la cooperación internacional siempre debe aportar un valor añadido a la UE;

12.

destaca que la cooperación internacional debe basarse en principios comunes en materia de integridad en la investigación, dimensión de género, responsabilidad social de la empresa, acceso abierto y propiedad intelectual. Asimismo, debe tomarse en consideración una dimensión climática y medioambiental que conduzca al «desarrollo sostenible»;

13.

identifica tres cuestiones generales de interés regional en la Comunicación, a saber, la diplomacia de la ciencia, la especialización inteligente y las infraestructuras de investigación.

Se necesita un valor añadido de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i)

14.

expresa su convencimiento de que las numerosas iniciativas nacionales y regionales que no se coordinan con otros Estados miembros se traducen, en ocasiones, en iniciativas no relacionadas entre sí y además no conducen a la aparición de una masa crítica suficiente. Por ello, es importante articular correctamente el programa europeo de investigación e innovación con las estrategias nacionales y regionales de innovación;

15.

reconoce que es necesario armonizar en mayor medida las actividades de cooperación internacional de los Estados miembros individuales y, en este contexto, la cooperación con las regiones puede generar un valor añadido adicional. Redunda en el propio interés de las regiones y ciudades brindar un apoyo concreto al EEI y, gracias a su función aglutinadora en una estructura de «triple hélice», ayudar a crear las condiciones marco adecuadas para atraer inversiones para la investigación internacional e investigadores extranjeros de excelencia.

16.

Si quiere ser un actor de peso en la escena mundial, Europa debe centrarse en investigar soluciones innovadoras que contribuyan a afrontar los desafíos que se le plantean a la sociedad. En este sentido, el CDR insiste en la importancia de un enfoque orientado hacia el mercado e impulsado por la demanda, así como en la tarea crucial que desempeñan las pymes para transformar la investigación científica (internacional) en aplicaciones y garantizar su comercialización;

17.

hace hincapié en el papel que los gobiernos nacionales y los entes regionales y locales europeos están llamados a desempeñar en la tarea de transformar Europa en una gran realidad integrada, capaz de competir en un mundo globalizado y dialogar con países más industrializados (como los Estados Unidos y Japón), nuevas economías emergentes (como los países BRICS) y países en desarrollo;

18.

pide una definición más clara del término «región» en la Comunicación, ya que puede entenderse como entidad supranacional o subnacional;

19.

considera que las regiones se encuentran en una posición privilegiada para vincular las actividades de investigación e innovación a políticas horizontales y temáticas: administrando sus territorios, resolviendo los problemas relacionados con el medio ambiente y la seguridad, desarrollando planes y prestando servicios; además, puede crearse un valor añadido en términos de nuevas ideas, enfoques y soluciones tecnológicas innovadoras.

Globalización de la industria y la I+D+i: los instrumentos y su importancia a nivel regional

20.

reconoce que la competencia mundial no solo afecta a los países, sino también a los grandes sistemas regionales en los que se encuentran distritos, agrupaciones industriales impulsadas por la investigación, redes comerciales y parques empresariales. Las regiones deberán competir y cooperar a nivel internacional con sistemas similares en otras partes del mundo;

21.

considera que Horizonte 2020 podría brindar una gran oportunidad para replantearse el papel y la contribución de los gobiernos regionales a la construcción de un sistema europeo capaz de soportar la competencia mundial;

22.

destaca la necesidad de apoyar el concepto de gobernanza multinivel para los proyectos de cooperación internacional en materia de I+D+i en que las regiones y los entes locales pueden desempeñar un papel clave junto con los Estados miembros y la Unión;

23.

subraya la importancia que revisten las redes regionales para la cooperación interregional e internacional en materia de I+D+i de las regiones y los entes locales. Las redes regionales permiten a los agentes regionales y locales reunir la masa crítica de ideas, competencias y recursos financieros necesaria para participar en cooperaciones en materia de I+D+i y sumarse a proyectos internacionales de gran envergadura. Estas redes constituyen un medio poderoso para aunar recursos, experiencia, conocimientos y diferentes capacidades. Los actores en el campo de la I+D+i y sus grupos de interés bien relacionados crean ecosistemas favorables para la cooperación internacional gracias a la necesidad de estar cada vez más conectado a nivel mundial y al poder de atracción de las realidades territoriales de base local.

Foro Estratégico para la Cooperación Internacional (SFIC)

24.

reconoce el valor añadido del Foro Estratégico para la Cooperación Científico-Técnica Internacional (SFIC), que no solo optimiza el uso de los recursos nacionales, europeos y mundiales, sino que evita la duplicación de actividades;

25.

valora positivamente el esfuerzo realizado por el SFIC para proporcionar una descripción bien estructurada de las actividades de cooperación internacional emprendidas por los Estados miembros en el marco de sus propias políticas y programas;

26.

subraya que los entes locales y regionales pueden contribuir al SFIC cuando disponen de las competencias institucionales y los recursos necesarios para emprender iniciativas y participar en proyectos de cooperación a nivel internacional. Varias regiones de la UE son bastante activas en este ámbito gracias a acuerdos, representaciones en otros países y actividades cofinanciadas. Los European Business and Technology Centers (Centros europeos de empresa y tecnología), presentes en el extranjero, constituyen un ejemplo de iniciativas emprendidas fuera de la UE con la participación activa de agentes regionales;

27.

considera que la cooperación de las regiones europeas con países de fuera de la UE suele producirse con o sin financiación de la UE, por lo que debería estudiarse una estrategia de coordinación con el SFIC para ser compatibles y fijar los mismos objetivos;

28.

recuerda, desde la óptica de la subsidiariedad y dada su cercanía, que los entes locales y regionales son el nivel más capacitado para identificar a los investigadores y las empresas innovadoras y – siguiendo una lógica ascendente – decidir si conviene o no establecerse en determinados países o regiones y cooperar con los agentes locales;

29.

considera importante la coordinación del nivel nacional/federal/regional/local en las actividades internacionales, aunque los Estados miembros (o las regiones que elaboran y aplican políticas) deberían seguir siendo los principales responsables en este ámbito. El valor añadido de las iniciativas conjuntas, coordinadas a nivel europeo, se pone de manifiesto cuando se determinan prioridades comunes respecto de terceros países/regiones;

30.

considera importante contar con un enfoque estratégico, con hojas de ruta plurianuales, pero que no sea demasiado rígido: la flexibilidad es necesaria para permitir a los Estados miembros o regiones adaptaciones, siempre que esté justificado, en el reparto de los recursos nacionales/federales/regionales.

Sistemas de recogida de información

31.

pide que se le mantenga informado y se le permita participar en lo posible en el sistema de recogida de información propuesto, que podría utilizarse como fuente de aportación para la investigación estratégica y las agendas de innovación en el marco de la especialización inteligente;

32.

reconoce que la especialización científica a nivel mundial y el consiguiente salto cualitativo ofrecen oportunidades de cooperación internacional basadas en complementariedades, y valora positivamente los esfuerzos que, según la Comunicación, se realizarán a nivel supranacional con el fin de inventariar los puntos fuertes y débiles en el plano científico;

33.

pide que este ejercicio de inventariado también se haga extensivo al nivel subnacional, aprovechando posiblemente los sistemas de información existentes; destaca la importancia de los intercambios con socios mundiales en lo que se refiere a la configuración y el uso de sistemas de información como, por ejemplo, el ERA-Watch europeo, y de bases de datos norteamericanas como Star Metrics, Comets y ORCID;

34.

reconoce el potencial de estos sistemas de información en relación con la determinación de las ventajas (tecnológicas) comparativas y la contribución a la concepción de estrategias de especialización inteligente en lo que respecta a sinergias, complementariedades y asociaciones. Para las regiones interesadas en cooperar con regiones o países no pertenecientes a la UE, dicha información podría servir para concebir estrategias de especialización inteligente;

35.

recuerda que las redes europeas interconectadas pueden contribuir de manera significativa puesto que funcionan como una comunidad de redes, mejorando continuamente sus resultados por medio de revisiones inter pares, aprendizaje comparativo, evaluaciones comparativas permanentes y el inventariado geográfico de la innovación europea.

Otras cuestiones generales de interés regional

36.

valora positivamente la idea de centrarse en aquellos ámbitos en los que la cooperación internacional marca la diferencia y, en particular, en las infraestructuras mundiales de investigación. La diplomacia de la ciencia y la especialización también son cuestiones pertinentes desde el punto de vista de las actividades internacionales de investigación e innovación de la UE;

37.

recuerda que los modelos de colaboración globales basados en la innovación abierta, Internet, las redes sociales en línea, las agrupaciones, las actividades internacionales conjuntas, las plataformas tecnológicas compartidas, los laboratorios vivientes y las iniciativas de colaboración de carácter comunitario, son herramientas excepcionales para las actividades internacionales basadas en la colaboración.

Infraestructuras de investigación

38.

coincide en que el desarrollo de infraestructuras de investigación estratégicas tiene una dimensión de cooperación internacional intrínseca. Resulta esencial crear infraestructuras (tanto físicas como no físicas) coherentes para reforzar el potencial de innovación de los territorios en una dimensión global;

39.

destaca la importancia a nivel regional y las (posibles) ventajas significativas de las infraestructuras de investigación, en particular las electrónicas, ya que ofrecen los medios (recursos informáticos y de comunicación de alto rendimiento, instrumentos de control a distancia y conjuntos de datos) necesarios para una colaboración en materia de investigación e innovación de primera categoría, cualquiera que sea el país o la situación geográfica;

40.

recuerda que las infraestructuras electrónicas mundiales constituyen un elemento clave de un espacio europeo de investigación digital abierto al resto del mundo, puesto que pueden ayudar a resolver los problemas de investigación a escala mundial;

41.

recomienda que se consulte a los entes locales y regionales sobre la elaboración de la hoja de ruta del ESFRI (Foro Estratégico Europeo sobre Infraestructuras de Investigación).

Diplomacia de la ciencia

42.

reconoce que la cooperación internacional en investigación e innovación es un importante instrumento de «poder blando» y un mecanismo para mejorar las relaciones con países y regiones importantes;

43.

subraya el papel de la diplomacia de la ciencia, especialmente en lo que respecta a la garantía de una dimensión local y regional de la nueva Política Europea de Vecindad, pero no necesariamente limitado a este aspecto. Las asociaciones científicas y tecnológicas de carácter birregional con países en desarrollo pueden servir de complemento a los instrumentos y políticas exteriores de la Unión mediante la creación de asociaciones de desarrollo sostenible capaces de abordar desafíos de alcance mundial;

44.

recuerda que la cooperación internacional en investigación e innovación con países industrializados y economías emergentes puede generar oportunidades de negocios y abrir nuevos mercados para los operadores comerciales regionales y locales. La base de datos ERA-Watch, que contiene información por países sobre la internacionalización de la cooperación científica y tecnológica, puede ayudar a las regiones a determinar los temas que podrían ser objeto de investigación e innovación y las regiones de fuera de la UE en que la colaboración en este ámbito podría ser mutuamente beneficiosa.

Especialización

45.

recuerda el potencial de la especialización científica para crear oportunidades de cooperación internacional basadas en complementariedades;

46.

destaca la importancia fundamental de la dimensión internacional de las estrategias de especialización inteligente, que puede desempeñar un importante papel generando nuevas inversiones y oportunidades tanto en las regiones europeas como en terceros países;

Retos mundiales para la sociedad

47.

reconoce que la colaboración en ciencia e innovación a nivel mundial es importante y que el programa Horizonte 2020 puede contribuir a una respuesta científica eficaz a los retos mundiales;

48.

subraya que las regiones pueden contribuir de forma significativa para acometer los problemas de la sociedad, a través de políticas, programas coordinados y actividades conjuntas concebidas en sinergia con instrumentas externos nacionales y de la UE;

49.

recuerda que las regiones y los entes locales desempeñan un papel decisivo en la creación de ecosistemas eficaces y eficientes para la investigación y la innovación, que permiten a las agrupaciones y a la mejor pericia europea (universidades locales, industria, pymes, agencias regionales de investigación/desarrollo, etc.) convertirse en motores de una innovación espoleada por la demanda y las oportunidades, resolviendo problemas reales del mundo y haciendo frente a los principales desafíos de la sociedad a nivel internacional.

Bruselas, 12 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/51


Dictamen del Comité de las Regiones — Un nuevo concepto de educación

2013/C 139/10

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

apoya el llamamiento para redoblar los esfuerzos en el desarrollo de aptitudes transversales y, en particular, las relacionadas con el emprendimiento;

estima esencial tender puentes entre el aprendizaje informal y no formal y la educación formal. Con demasiada frecuencia el desarrollo de programas de estudios en secundaria se centra en adquirir información, en lugar de centrarse en reforzar el entendimiento, el aprendizaje de nuevas aptitudes y desarrollar las aptitudes necesarias para abrirse camino en este mundo;

en el actual clima económico, considera que es vital reconocer la importancia de combinar la inversión pública y la privada en educación y formación. No solo es importante, sino vital, tener políticas totalmente integradoras;

subraya que, por lo que respecta al multilingüismo y la alfabetización audiovisual, la especificidad de las necesidades educativas y la rápida evolución de los programas de estudios requieren invertir en infraestructura educativa, mayores asociaciones y una vigilancia constante. Las TIC brindan enormes posibilidades para mejorar los resultados del aprendizaje;

acoge favorablemente el propósito de la Comisión de seguir contando con las partes interesadas para llevar adelante la estrategia propuesta para «un nuevo concepto de educación» en un impulso concertado para la reforma, y confirma de nuevo el interés del CDR por seguir trabajando con la Comisión Europea y otros socios sobre el terreno.

Ponente

Fiona O'LOUGHLIN (IE/ALDE), miembro del Consejo del Condado de Kildare y de la Autoridad Regional del Medio Este

Documento de referencia

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones – Un nuevo concepto de educación: invertir en las aptitudes para lograr mejores resultados socioeconómicos

COM(2012) 669 final

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

Contexto general

1.

Acoge favorablemente la Comunicación sobre «Un nuevo concepto de educación: invertir en las aptitudes para lograr mejores resultados socioeconómicos» (1) como una oportuna y valiosa contribución al lanzamiento de un proceso renovado para desarrollar sistemas modernos y eficaces de educación y formación.

2.

Considera, no obstante, que el título «Un nuevo concepto de educación», que merece un enfoque más amplio que el adoptado por la Comunicación, no debería olvidar los objetivos de ciudadanía activa, desarrollo personal y bienestar, aunque sea preciso mejorar las aptitudes en provecho de la empleabilidad y el crecimiento, y también como medio para desarrollar las aptitudes con vistas a afrontar retos del siglo XXI como el cambio climático, el envejecimiento o la migración.

3.

Insiste en que el paquete de medidas de la Comunicación «Un nuevo concepto de educación» establece las prioridades políticas de los sistemas de educación (entendiendo que hay que considerar la manera en que los jóvenes son criados como parte integrante de su educación) y formación para los próximos años, instando a los Estados miembros a concentrarse de nuevo en los siguientes aspectos:

—   CALIDAD: cuáles son las aptitudes idóneas que se han de ofrecer en el entorno laboral;

—   ACCESIBILIDAD: qué reformas aumentarán la eficiencia y la capacidad de integración de la educación y de la formación a lo largo de la vida;

—   FINANCIACION: con qué recursos y con quién deberían realizarse estas reformas relativas a las acciones necesarias para liberar el potencial de los sistemas de educación y formación como motores de crecimiento y empleo juvenil. Se ajustan a las recomendaciones específicas por país dirigidas a cada Estado miembro en el marco del Semestre Europeo.

4.

Reconoce los esfuerzos de la Comisión por mejorar e innovar los conceptos de educación para el emprendimiento y formación profesional, así como su llamamiento para fomentar la inversión sostenible en educación y formación, a fin de responder a los desafíos planteados por la economía global y el cambio en la demanda de aptitudes al objeto de generar crecimiento y empleo.

5.

Subraya que la Comunicación de la Comisión aboga por un cambio fundamental en la educación para centrarse más en los «resultados del aprendizaje»: los conocimientos, aptitudes y competencias que deben adquirir los estudiantes; destaca, además, que el cometido fundamental de la educación estriba en motivar y aportar contenido, es decir, sentar las condiciones para el aprendizaje permanente.

6.

Considera que el tiempo de permanencia en la escuela es un mal indicador del aprendizaje. Factores mucho más decisivos que la duración de la formación son el interés y la relevancia de su contenido y unas metodologías y entornos del aprendizaje motivadores y eficaces. Además, subraya que sigue haciendo falta mejorar significativamente aptitudes básicas como la lectoescritura y la aritmética, así como los conocimientos en TIC y en el ámbito financiero, al tiempo que es necesario desarrollar y reforzar aptitudes como el emprendimiento y un sentido de iniciativa. Asimismo, se hace patente la necesidad del análisis y estudio de la distribución y carga horaria de los currículos en los sistemas educativos europeos, así como de la optimización de la misma desde el punto de vista del rendimiento académico real del alumno.

7.

Está de acuerdo con la Estrategia sobre Aptitudes publicada por la OCDE el 21 de mayo de 2012, que considera que las aptitudes han pasado a constituir la moneda global del siglo XXI. El valor de esa «moneda» se determina en función de su ámbito de uso y de su potencial de desarrollo. Sin una inversión apropiada en aptitudes, los individuos languidecen al margen de la sociedad, el progreso tecnológico no se traduce en crecimiento económico y los países ya no pueden competir en una sociedad global cada vez más basada en el conocimiento. Pero el valor se deprecia a medida que evolucionan los mercados de trabajo y los individuos pierden las aptitudes que no utilizan o no consiguen adquirir otras nuevas en el marco de un proceso de aprendizaje permanente.

8.

Hace hincapié en que las aptitudes tampoco se convierten automáticamente en crecimiento y empleo. La estrategia de la OCDE aboga por promover la igualdad de oportunidades en materia de educación. Mientras que la desigualdad está aumentando en muchos ámbitos de la vida, la educación y la formación pueden contribuir a superar la división. Por ello considera que aumentar la igualdad en el desarrollo de aptitudes es socialmente justo y rentable. Por otra parte, ya hace tiempo que la investigación ha confirmado que la igualdad y la calidad de la educación no son mutuamente excluyentes, sino todo lo contrario: los mejores sistemas de educación en todos los países de la OCDE son aquellos que combinan calidad e igualdad.

9.

Subraya el valor de la perspectiva del sistema que el presente dictamen proyecta sobre la educación y la formación, y cree que es importante señalar la importancia de utilizar evidencia política y buenas prácticas a la hora de configurar las acciones propuestas y las reformas necesarias para hacer que estos sistemas sean más eficientes, flexibles y pertinentes. Asimismo, hace hincapié en la amplia misión de la educación y la formación, en su papel a la hora de garantizar la inclusión social y en la necesidad de apoyo a todos los niveles: local, regional, nacional y de la UE.

Generar aptitudes para el siglo xxi

10.

Apoya el llamamiento para redoblar los esfuerzos en el desarrollo de aptitudes transversales y, en particular, las relacionadas con el emprendimiento. Al tiempo que reconoce la necesidad de satisfacer la gran demanda de aptitudes relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas, la investigación y la innovación, considera que el primer paso debe ser que todos obtengan las aptitudes fundamentales o básicas, incluidos los conocimientos básicos en las TIC y en el ámbito financiero. Es imprescindible incluir en los currículos de los sistemas educativos europeos el aprendizaje de las habilidades emprendedoras, muchas de ellas estrechamente relacionadas con las habilidades y competencias emocionales.

11.

Destaca que en el aprendizaje se debería recurrir mucho más, y en todos los niveles, a la formación en grupo, en equipo y en red, ya que es muy reducida la medida en que la vida laboral implica trabajar y resolver los problemas exclusivamente de manera individual. Sea cual sea la actividad, el trabajo en equipo se basa en todo momento en que los conocimientos, aptitudes y personalidades individuales se adapten y complementen entre sí.

12.

Está de acuerdo en que la educación y formación profesional (EFP) debe ser una parte valorada e integral del sistema educativo, especialmente en el caso del aprendizaje basado en los sistemas de formación duales. Los países que disponen de sistemas duales altamente desarrollados tienden a presentar mejores resultados en el plano del empleo juvenil. Sin embargo, más de la mitad de los Estados miembros tienen menos del 50 % de sus estudiantes en EFP. Por ello se pide a los Estados miembros que desarrollen la excelencia en EFP, adaptando las aptitudes que se ofrecen a la demanda del mercado laboral local, con una amplia participación de las empresas. Los ciclos cortos de cualificación, por ejemplo, en ámbitos con déficit de mano de obra cualificada pueden remediar la inadecuación de las aptitudes y tener un impacto real en el empleo. El CDR subraya que habría que tener en cuenta las circunstancias específicas y las necesidades de un determinado país o región a la hora de desarrollar sistemas de formación profesional dual de alta calidad. Asimismo, el CDR sugiere lanzar programas piloto para impulsar los sistemas de educación en aquellos Estados miembros cuyo sistema de educación dual no esté suficientemente desarrollado para fomentar los períodos de prácticas y asociar mejor la formación profesional al entorno laboral.

13.

Acoge favorablemente que el Consejo de Ministros de Educación, en su reunión del 15 de febrero, reconociera debidamente la necesidad de establecer una estrategia de educación para el emprendimiento en los niveles institucionales y espera que los Estados miembros la materialicen rápidamente en acciones concretas.

14.

Reconoce la importancia de desarrollar y aplicar sistemas de educación para el emprendimiento en toda Europa. Considera que habría que hacer especial hincapié en superar las disparidades y diferencias sustanciales en su desarrollo, como muestra la encuesta de 2008 sobre Emprendimiento en la educación superior y confirma el Simposio de alto nivel celebrado en 2011 en Budapest.

15.

Subraya que el acceso de los estudiantes a la educación para el emprendimiento varía y suele verse determinado a nivel institucional. Asimismo, considera que los profesores y educadores son importantes transmisores, pero al mismo tiempo es necesario resolver la actual falta de comprensión de qué supone la educación para el emprendimiento y cómo puede enseñarse en el marco de las posibilidades que ofrece la escuela. Así, considera que los Estados miembros, en coordinación con las instituciones de educación superior y los órganos competentes en materia de apoyo a empresarios, deberán incorporar contenidos sobre la educación para el emprendimiento en las normativas que regulen los contenidos educativos en la educación básica, formación profesional y educación superior.

16.

Subraya la importancia del marco europeo de competencias clave, entre las que la educación en materia de emprendimiento ha sido calificada de muy importante. Por consiguiente, sugiere centrarse en la formación de los profesores a este respecto, si bien también habría que promover ampliamente el aprendizaje informal entre empresarios y estudiantes.

17.

Insta a los proveedores de formación locales y regionales y al sistema educativo a que presenten ofertas más adaptadas (aprendizaje formal y no formal) a fin de que los destinatarios específicos reciban la formación necesaria para ser emprendedores o desarrollar sus propias empresas. Las buenas prácticas de las Regiones Emprendedoras Europeas (REE) pueden ser una valiosa fuente de inspiración a este respecto. El premio del Comité de las Regiones a la Región Emprendedora Europea (REE) es un buen ejemplo para demostrar que las regiones pueden desarrollar, con un bajo coste, estrategias de futuro centradas específicamente en mejorar las competencias empresariales, especialmente entre los jóvenes, y así contribuir a promover una nueva generación de empresarios y empleo.

18.

Aunque el dominio de lenguas extranjeras es uno de los principales aspectos determinantes de la movilidad para el aprendizaje y la movilidad profesional, así como de la empleabilidad en la esfera nacional e internacional, la Comunicación concluye que los resultados del aprendizaje de lenguas extrajeras en Europa son limitados: solo cuatro de cada diez alumnos alcanza un nivel de «uso autónomo» de la primera lengua extranjera, equivalente a la capacidad de mantener una conversación sencilla. Por tanto, las carencias en materia de competencias lingüísticas constituyen un obstáculo importante para la libre circulación de los trabajadores y la competitividad internacional de las empresas de la UE. Esta cuestión es especialmente relevante para los ciudadanos europeos que viven zonas fronterizas con un país vecino en el que se habla otra lengua. El aprendizaje precoz de las lenguas se considera mucho más eficaz; al mismo tiempo, fomentar el entendimiento mutuo y desarrollar un sentimiento de ciudadanía europea requieren mantener contactos desde una edad temprana.

19.

Si bien reconoce el progreso efectuado hasta el momento, considera que aún queda potencial por explotar para los sistemas de educación y formación, a fin de que puedan desempeñar mejor su papel como promotores de la cohesión social y territorial y contribuyan a la prosperidad de Europa, aprovechando, por ejemplo, las nuevas posibilidades que brindan las TIC, los recursos educativos abiertos (REA) y las actividades abiertas de innovación.

20.

En el actual clima económico, considera que es vital reconocer la importancia de combinar la inversión pública y la privada en educación y formación. Por otra parte, subraya la necesidad de protección contra posibles efectos secundarios no deseados como el riesgo de impedir el acceso de los grupos social y económicamente desfavorecidos a la educación y formación. No solo es importante, sino vital, tener políticas totalmente integradoras.

21.

Hace especial hincapié en la lucha contra el desempleo juvenil, para lo cual se consideran esenciales cuatro ámbitos que requieren un mayor esfuerzo por parte de los Estados miembros:

desarrollar una educación general y continua y una formación profesional de nivel internacional a fin de aumentar los conocimientos académicos necesarios para el aprendizaje a lo largo de la vida, así como la calidad de las aptitudes profesionales;

promover la formación en el lugar de trabajo con períodos de prácticas, formación de aprendices y modelos de aprendizaje dual de calidad, para apoyar la transición de la formación al empleo;

promover asociaciones entre instituciones públicas y privadas (a fin de garantizar una oferta apropiada de programas de estudios y aptitudes); y

fomentar la movilidad por motivos de aprendizaje de todos los jóvenes, para que sea accesible en igualdad de condiciones independientemente del lugar en el que habiten.

22.

A este respecto acoge favorablemente el paquete sobre Garantía Juvenil de diciembre de 2012, que incluye la garantía juvenil, así como la propuesta del Consejo Europeo de una Iniciativa sobre Empleo Juvenil (YEI), con un presupuesto de 6 000 millones de euros (2014-2020) para las regiones que tengan un índice de paro juvenil superior al 25 %; insta a la Comisión Europea y a los Estados miembros a que trabajen con las regiones para garantizar que esta iniciativa sea verdaderamente complementaria y adicional a las actuales medidas regionales y nacionales para combatir el desempleo juvenil y asegurar que dé un efecto tangible a la garantía juvenil.

23.

Reitera, por tanto, su llamamiento a los Estados miembros y, en su caso, a los entes regionales, para que, a pesar de la presión sobre los presupuestos, no hipotequen el futuro recortando en sectores (como la educación y la formación) que establecen las bases del crecimiento del futuro (2). El Semestre Europeo podría servir para garantizar que los recortes no afecten a sectores que son cruciales para realizar la Estrategia Europa 2020; insiste en que no debe dejarse atrás a los Estados miembros que sufren en la actualidad fuertes restricciones presupuestarias.

Estimular un aprendizaje abierto y flexible

24.

Estima esencial tender puentes entre el aprendizaje informal y no formal y la educación formal. Con demasiada frecuencia el desarrollo de programas de estudios en secundaria se centra en adquirir información, en lugar de centrarse en reforzar el entendimiento, el aprendizaje de nuevas aptitudes y desarrollar las aptitudes necesarias para abrirse camino en este mundo; recuerda que la elaboración y el diseño de planes de estudio específicos y la organización y financiación del sistema educativo es competencia de los Estados miembros.

25.

Aboga por que esas aptitudes clave se consideren centrales a la hora de presentar un nuevo concepto de la educación y formación: pensamiento creativo, comunicación, tratamiento de la información, ser personalmente eficiente y trabajar con otros. Estas aptitudes clave complementan y facilitan la adquisición de las ocho competencias clave para el aprendizaje permanente (3).

26.

Subraya que los profesores hacen frente a una demanda en rápida transformación, lo que requiere unas nuevas competencias para profesores, maestros, formadores de profesorado y personal directivo. Es urgentemente necesario incidir más en cómo modernizar los métodos de enseñanza, asegurar que los profesores estén al día de la evolución de su asignatura e identificar y promover una enseñanza de excelencia, respetando el hecho de que el desarrollo de un marco de competencias para el profesorado sea competencia de los Estados miembros.

27.

Hace hincapié en la importancia de desarrollar las aptitudes básicas adecuadas para asegurar desde el principio que los profesores dediquen especial atención a la adquisición de esas aptitudes básicas y que la participación comprometida y activa de la comunidad local apoye las iniciativas de integración social, por ejemplo, de los socialmente no privilegiados o de aquellos que tienen un origen cultural y educativo diferente. Al mismo tiempo, es necesario asegurar una buena relación con la comunidad empresarial y, en caso necesario, prestar apoyo psicopedagógico.

28.

Subraya que, por lo que respecta al multilingüismo y la alfabetización audiovisual, la especificidad de las necesidades educativas y la rápida evolución de los programas de estudios requieren invertir en infraestructura educativa, mayores asociaciones y una vigilancia constante. Las TIC brindan enormes posibilidades para mejorar los resultados del aprendizaje. En algunos casos, los variados dispositivos de enseñanza y aprendizaje –como los simuladores y los juegos– podrían permitir obtener unos resultados muchísimo mejores, en términos de aprendizaje, que las simples lecciones y los materiales convencionales de la enseñanza visual. Por ello insta a los entes locales y regionales a que establezcan relaciones y marcos de cooperación con las universidades y empresas locales, para conseguir que la comunidad local comprenda las necesidades locales y aumente la probabilidad de que los estudiantes encuentren un empleo, y a que hagan todo lo posible para que los profesores sigan una formación continua.

29.

Reconoce que el actual proceso de desarrollo de la dimensión europea del deporte no solo contribuye eficazmente a la consecución de los objetivos estratégicos de la UE, en particular los objetivos fijados en la Estrategia Europa 2020, sino que también está ofreciendo oportunidades para crear empleos sostenibles, especialmente para los jóvenes.

30.

Subraya, asimismo, la función social y educativa del deporte y su papel en la sociedad, como factor importante para mejorar la eficacia del aprendizaje y de las capacidades intelectuales, así como el bienestar físico de las personas, mejorando su calidad de vida general y fomentando la integración armoniosa de la sociedad mediante la promoción de valores como la tolerancia, el juego limpio y la cooperación.

31.

Advierte que, si bien la evidencia apoya decididamente que se centre la atención en la educación propicia para el desarrollo de aptitudes transversales, la verdadera práctica actual va en el sentido contrario. Considera que el uso de pruebas estandarizadas en toda la UE y el desarrollo y adopción de métodos, simuladores y "fábricas" de aprendizaje, entre otros, constituyen los mayores obstáculos que se impone superar si hay que remodelar los sistemas educativos para favorecer el desarrollo de aptitudes en provecho de la empleabilidad. Es necesario tomar esto en consideración. El desarrollo y la adquisición de las infraestructuras exigen a menudo inversiones considerables cuya rentabilidad, siempre que se actúe de manera sistemática, resulta positiva.

32.

Acoge favorablemente que se centre la atención en los resultados del aprendizaje, subraya la importancia de conseguir un equilibrio entre flexibilidad y autonomía con la transferibilidad y el reconocimiento mutuo de las cualificaciones en todas las regiones y países de Europa. Espera, por tanto, con interés la rápida realización de un Espacio Europeo de las Aptitudes y Cualificaciones, pero señala que, por ejemplo, el Marco Europeo de Cualificaciones no crea ningún derecho de reconocimiento, y en este contexto advierte contra una mezcla de instrumentos de reconocimiento y transparencia, como parece indicar el «fácil reconocimiento de aptitudes y cualificaciones a través de las fronteras» al que aspira la Comisión.

33.

Reitera su convicción de que la UE no solo debe participar en mayor medida en el ámbito de la educación y la formación, sino que también debe atraer a una muestra más extensa de la sociedad, incluidos los grupos desfavorecidos y vulnerables (4), así como desarrollar los recursos para hacer frente a este desafío;

Fomentar un esfuerzo colaborativo

34.

Subraya desde el principio la importancia de una estrategia sostenible y horizontalmente concertada en el proceso de aplicación que también aseguraría las sinergias necesarias entre todas las iniciativas emblemáticas pertinentes de la Estrategia Europa 2020 y, en particular, de las iniciativas «Agenda de nuevas cualificaciones y empleos», «Juventud en Movimiento», «Unión por la innovación» y «Agenda Digital para Europa».

35.

Recuerda que los entes locales y regionales contribuyeron en gran medida a conseguir los objetivos de la Estrategia Europa 2020 y considera importante que los programas nacionales de reformas se lleven a cabo en asociación con diferentes niveles de gobierno para que la Estrategia Europa 2020 haga realidad sus promesas. Subraya que los entes locales y regionales ocupan una posición inmejorable para contribuir de manera sustancial a la consecución de estos objetivos facilitando la creación de un entorno propicio, para garantizar en última instancia la comunicación y difusión de la información a través de sus redes y para proporcionar los datos necesarios para la planificación estratégica y el desarrollo en el futuro.

36.

Subraya la importancia de generar condiciones marco de apoyo, especialmente para los grupos desfavorecidos y vulnerables. Asimismo, hace hincapié en la necesidad de acciones coherentes a largo plazo con la participación de los entes locales y regionales, para llegar también a las escuelas de las áreas desfavorecidas desde el punto de vista geográfico y social, a fin de mejorar la calidad de la enseñanza y sus resultados, así como elevar las aspiraciones de los jóvenes.

37.

Los entes locales y regionales tienen responsabilidades clave en materia de política de educación y de formación y desempeñan un papel importante en el ámbito de las políticas de juventud y de empleo. En el ámbito del desarrollo de competencias transversales es importante promover las actitudes y aptitudes de los jóvenes para el autoempleo dentro del sistema educativo, mediante el desarrollo de cualidades personales como la creatividad, la responsabilidad, la asunción de riesgos, la resolución de problemas y el trabajo en equipo.

38.

Apoya un planteamiento doble: prioridades para los Estados miembros y, al mismo tiempo, coordinación y contribuciones a nivel de la UE, tal como propone la Comisión en su Comunicación. Asimismo, subraya la necesidad de adoptar medidas y acciones apropiadas y proporcionadas a nivel regional, nacional y europeo, respetando plenamente el principio de subsidiariedad en los niveles nivel formal, informal y no formal, con la incorporación de la educación, los hogares y la comunidad gracias a asociaciones no solo entre escuelas y empresas, sino también entre ONG y otros tipos de organizaciones de la sociedad civil.

39.

Hace hincapié en el papel fundamental que desempeñan los entes locales y regionales en materia de educación y formación, así como el valor añadido que aportan y la interfaz que constituyen entre el mundo educativo y el mundo laboral, e insiste en la necesidad de colmar las brechas entre las regiones, incluidas las periféricas y ultraperiféricas, y fomentar las actividades de los centros regionales y periféricos de educación y formación. Subraya que los gobiernos regionales, las instituciones de educación y formación, otras instituciones educativas y los agentes clave de la economía y la sociedad podrían colaborar provechosamente para lograr un acuerdo sobre los objetivos, las políticas y prioridades de ámbito regional en materia de desarrollo del capital humano. Es preciso reforzar estructuralmente el régimen de incentivos para fomentar que las instituciones educativas y de formación y su personal participen en actividades beneficiosas para el desarrollo regional y local y las actividades empresariales.

40.

Recuerda que es en el nivel subnacional donde se puede obtener la información más precisa y oportuna sobre los mercados de trabajo regionales y donde los entes locales y regionales pueden desempeñar un papel importante en la identificación de desajustes de aptitudes, ofreciendo programas de formación permanente y de formación profesional adecuados e incentivando la inversión en respuesta a la demanda local.

41.

Subraya que la probabilidad de éxito aumenta si esos marcos cooperativos se conciben como un círculo virtuoso cuando la formación no ignora las necesidades concretas del sector industrial o comercial. Los centros de formación están colaborando estrechamente con el sector privado creando sinergias y mecanismos de información, al tiempo que la mejora de las aptitudes de los estudiantes y adultos que reciben la formación se reinvierten en la regeneración del territorio. Por lo que respecta a los jóvenes alumnos, la mejora del nivel de emprendimiento a largo plazo puede conseguirse a través del desarrollo de una «actitud a favor del emprendimiento».

42.

Cree que, a través de experiencias creativas y de colaboración a largo plazo, los jóvenes desarrollarán una gran gama de aptitudes fundamentales para ser emprendedores.

43.

Reitera su apoyo al desarrollo de programas de formación profesional dirigidos a crear itinerarios verdaderamente abiertos para pasar de la formación profesional a la educación universitaria. Asimismo, apoya las medidas dirigidas a adaptar las políticas de EFP a las estrategias regionales y locales de desarrollo económico (promoviendo una especialización inteligente y el emprendimiento juvenil) y desarrollar asociaciones entre educación, empresa e investigación.

44.

Señala que en algunos Estados miembros la formación profesional puede verse estigmatizada por considerarla inferior a la educación universitaria. Habrá que subsanar esta percepción en futuras acciones. El sistema de aprendizaje personalizado desarrollado en los años noventa en Poitiers es otro paso en la dirección correcta: se trató a las personas como individuos y se desarrolló un plan de aprendizaje para ellos de acuerdo con sus necesidades específicas. Junto a esto cobra cada vez más importancia la elaboración de planes de aprendizaje por equipos y comunidades. Asimismo, subraya que, además de potenciar la pertinencia de la educación superior para el mercado de trabajo, también habría que potenciar la EFP, y anima a los empresarios y a las instituciones del mercado laboral a participar en el diseño y aplicación de los programas de estudios. En resumidas cuentas, es necesario que los alumnos de formación profesional puedan aprovechar las ventajas que esta reporta respecto de otras modalidades educativas, como, por ejemplo, la posibilidad de un constante desarrollo de las competencias, de modo que cursar estudios de formación profesional no equivalga a dificultar o dejar pasar la oportunidad de progresar en la vida.

45.

Aboga por que estos esfuerzos se desplieguen junto con los entes locales y regionales porque es a ese nivel donde suelen identificarse en primer lugar las tendencias en materia de aptitudes y empleos. Por otra parte, subraya el compromiso del CDR por contribuir a la adaptación de las políticas de EFP a las estrategias regionales y locales de desarrollo económico, promoviendo una especialización inteligente.

46.

Subraya que el potencial de Europa para el desarrollo de la plataforma de soporte de las TI y los servicios de las TIC en los sectores público y privado debería aprovecharse al máximo, incluido el ámbito de la educación y formación. Las asociaciones público-privadas apoyadas por la UE en las que participan los entes locales y regionales y las PYME que desarrollan las TIC en el ámbito de los servicios públicos de TIC pueden constituir una excelente base para la edificación de un núcleo de competencias y conocimientos a nivel local en toda la UE. Destaca el potencial para un mayor desarrollo en este ámbito mediante la creación de centros regionales de TIC, proyectos de campus virtuales o centros de formación multimedia.

47.

La formación para el desarrollo de las competencias es un objetivo loable. Pero hay que tener cuidado para no ver la inversión en educación únicamente como un medio de mejorar la productividad económica en Europa. El desafortunado resultado de este enfoque puede ser el debilitamiento de la salud mental de los jóvenes, que empiezan a verse como unidades económicas primarias y que solo se definen por su capacidad de contribuir económicamente a la sociedad. En este contexto, es necesario apoyar igualmente las inversiones en la creatividad, las aptitudes para la vida, las aptitudes transversales, la educación cultural y las aptitudes cinestésicas de los jóvenes. Las ventajas públicas y privadas de la educación van más allá de lo puramente económico. Por ejemplo, los niveles más altos de educación están asociados con una mayor esperanza de vida, con tasas de voto más altas y con actitudes de mayor apoyo respecto de la igualdad de derechos de las minorías étnicas.

48.

En consonancia con los principios de subsidiariedad y proporcionalidad, las medidas o acciones concretas propuestas o adoptadas a nivel de la UE deben centrarse en aquellas áreas en las que exista una fuerte dimensión europea, o allí donde intervengan elementos transnacionales que no puedan ser debidamente regulados por los Estados miembros o los entes regionales o locales actuando en solitario.

49.

Subraya la necesidad de una financiación y gasto inteligente, eficiente e innovador en educación y formación para responder mejor a la futura demanda de expansión y sustitución de empleos altamente cualificados, así como para apoyar el crecimiento y el empleo juvenil, al tiempo que insiste en que el desarrollo de políticas y la aplicación de programas debería efectuarse a través de órganos democráticamente elegidos. Por otra parte, considera que el uso del conocimiento local y la responsabilidad democrática mejora los mecanismos de gobernanza para las asociaciones entre universidad, empresa y gobierno local. Esto permitirá el establecimiento de prioridades y la responsabilidad del nivel local de acuerdo con el principio de subsidiariedad.

50.

Hace hincapié en los beneficios de crear sólidas asociaciones locales adoptando una visión sistémica e integrando las diferentes posibilidades de financiación en una sola estrategia local o regional. Esta estrategia podría tomar en consideración diferentes opciones políticas para su aplicación a nivel local y regional:

desarrollar un servicio de información para la intervención estratégica a fin de identificar y supervisar permanentemente la adaptabilidad, las necesidades y la calidad de la mano de obra local (por ejemplo, un observatorio de las aptitudes);

cooperar con el sector empresarial para concebir una formación profesional adaptada a las necesidades del mercado y adaptar la formación al entorno comercial;

colaborar con los agentes locales (en materia de educación y formación), por ejemplo, para incentivar los centros locales de educación y formación, así como a las agencias de empleo locales, para que introduzcan nuevas técnicas educativas en aprendizaje electrónico, mejoren la alfabetización audiovisual y el multilingüismo, y den las mismas oportunidades de empleo a la población socialmente desfavorecida;

colaborar con el mundo empresarial y los distintos sectores de la enseñanza (desde la educación básica hasta la enseñanza superior) para establecer un proceso continuo de enseñanza de idiomas. La selección de los idiomas también puede basarse en las necesidades detectadas por los entes locales y regionales, en concertación con los agentes económicos;

buscar apoyo más allá de la región aunando fuerzas con regiones que tengan los mismos problemas y utilizando la financiación de la UE.

Cualquier estrategia de este tipo debe estar firmemente anclada en tres objetivos generales relacionados con la educación y la formación: la búsqueda de la excelencia, la garantía del acceso universal y la limitación del número de abandonos.

51.

Aboga por la participación sistemática y sostenida de los medios locales y regionales, incluidos los centros de educación y formación, en la plataforma de la especialización inteligente y en el desarrollo de planes integrados de desarrollo local y regional.

52.

Destaca la importancia decisiva que revisten las actividades locales y regionales, al tiempo que espera ver propuestas más específicas de la Comisión Europea sobre cómo superar efectivamente la brecha entre el potencial de las TIC y los recursos educativos abiertos (REA) por una parte, y los actuales sistemas de educación y formación, por otra. Reconoce que el acceso a los recursos educativos abiertos puede ser un complemento rentable a los recursos tradicionales. Sin embargo, aún queda por determinar cómo se puede garantizar la calidad del contenido de los recursos educativos abiertos de una manera continua y global, de modo que los recursos aporten valor añadido a los profesores.

53.

El CDR considera que se debe hacer más hincapié «en el papel específico que los entes regionales y locales desempeñan como empleadores, proveedores de servicios y reguladores, en la promoción del crecimiento y la cohesión y en la coordinación de las colaboraciones estratégicas entre instituciones de educación, agencias empresariales y empresas en sus territorios respectivos». De hecho, los entes locales y regionales cada vez intervienen más en las políticas educativas, pero no hay intervenciones «universales» que puedan garantizar la mejora del rendimiento educativo. Más concretamente, aunque en la actualidad existe suficiente conocimiento para orientar las decisiones (siendo el más importante el que se refiere a la calidad de los docentes, la independencia institucional, la inclusión y los recursos), las opciones de los entes locales y regionales dependen de sus características socioeconómicas, de su autonomía respecto del sistema nacional y de sus logros (y reputación) anteriores en educación y formación.

54.

Recuerda que los entes locales y regionales son los que mejor entienden y más contacto directo tienen con la realidad sobre el terreno, y que están muy bien situados para contribuir al desarrollo de políticas y la aplicación de programas en el pleno respeto del principio de subsidiariedad.

55.

Acoge favorablemente el propósito de la Comisión de seguir contando con las partes interesadas para llevar adelante la estrategia propuesta para «un nuevo concepto de educación» en un impulso concertado para la reforma, y confirma de nuevo el interés del CDR por seguir trabajando con la Comisión Europea y otros socios sobre el terreno. Esta cooperación debería hacerse extensiva a todas las áreas en las que los entes locales y regionales tengan responsabilidades específicas, incluida (aunque no limitada) la adaptación de las políticas en materia de EFP a las estrategias regionales y locales de desarrollo económico, tal como ya se menciona en la Comunicación.

Bruselas, 12 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


(1)  COM(2012) 669 final.

(2)  CDR 290/2011.

(3)  Comunicación en la lengua materna; comunicación en lenguas extranjeras; competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología; competencia digital; aprender a aprender; competencias sociales y cívicas; sentido de la iniciativa y el espíritu de empresa; conciencia y expresión culturales.

(4)  CDR290/2011.


III Actos preparatorios

COMITÉ DE LAS REGIONES

100o Pleno de los días 11 de abril y 12 de abril de 2013

17.5.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 139/59


Dictamen del Comité de las Regiones — Fondo de ayuda europea para los más necesitados

2013/C 139/11

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

reitera que es indispensable adoptar un planteamiento europeo en beneficio de las personas más necesitadas de la Unión Europea para alcanzar el objetivo que la Unión se ha fijado en el marco de la Estrategia Europa 2020 de reducir en al menos veinte millones de aquí a 2020 el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social;

reconoce la pertinencia de cambiar la base jurídica del programa (artículo 174 del TFUE), pero sugiere que a partir de 2014 se recurra a una doble base jurídica, apoyándose también en el artículo 39 del TFUE, para mantener la continuidad y el nexo con los objetivos de la política agrícola común;

acoge favorablemente la intención de la Comisión Europea de ir más allá del objetivo básico del actual programa destinado a los más necesitados, considerando que combinar la ayuda alimentaria a los ciudadanos más necesitados con medidas para mitigar la falta de vivienda y la pobreza infantil, en coordinación con el FSE, abre las puertas a actividades de repercusiones muy variadas y brinda la posibilidad de abordar a un mismo tiempo la aparición de carencias en distintas necesidades básicas;

muestra su satisfacción por el hecho de que en la propuesta de la Comisión se ofrezca a los entes locales y regionales la posibilidad de asumir un papel de agente activo en la distribución de la ayuda a las personas necesitadas;

rechaza el principio de participación voluntaria de los Estados miembros, en la medida en que podría privar a los entes territoriales del acceso al fondo sin ningún mecanismo de concertación participativo y democrático a nivel europeo o nacional y sin tener en cuenta los retos de la lucha contra la pobreza y la exclusión a nivel subnacional;

considera justificado, en el caso de las de regiones más afectadas, financiar por completo el programa destinado a los ciudadanos más necesitados con cargo al presupuesto común, como una muestra de cohesión entre los ciudadanos, las regiones y los pueblos de Europa;

subraya que el nivel propuesto de financiación es demasiado reducido al recortarse considerablemente los créditos respecto del nivel actual (un 30 % menos en la propuesta de la Comisión, y hasta un 40 % menos en la del Consejo), y solicita, pues, que se mantenga la asignación de fondos, por lo menos, al nivel actual.

Ponente

Ossi MARTIKAINEN (FI/ALDE), Presidente de la Corporación Municipal de Lapinlahti

Documento de referencia

Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo al Fondo de Ayuda Europea para los Más Necesitados

COM(2012) 617 final/2

I.   RECOMENDACIONES POLITICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

1.

reitera que es indispensable adoptar un planteamiento europeo en beneficio de las personas más necesitadas de la Unión Europea para alcanzar el objetivo que la Unión se ha fijado en el marco de la Estrategia Europa 2020 de reducir en al menos veinte millones de personas de aquí a 2020 el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social. Este objetivo es especialmente apremiante teniendo en cuenta que en 2011 había 119,6 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social, es decir, seis millones más que en 2009. Este alejamiento de los objetivos de la Estrategia Europa 2020 hace que sea aún más incomprensible que el Consejo Europeo de los días 7 y 8 de febrero de 2013 haya propuesto reducir en 1 000 millones de euros el importe destinado a la ayuda europea a los más necesitados;

2.

reconoce la pertinencia de cambiar la base jurídica del programa (artículo 174 del TFUE), pero sugiere que a partir de 2014 se recurra a una doble base jurídica apoyándose también en el artículo 39 del TFUE para mantener la continuidad y el nexo con los objetivos de la política agrícola común;

3.

subraya la importancia del principio de subsidiariedad en la formulación de una estrategia eficaz de ayuda a los más necesitados;

4.

critica la falta de coherencia de la propuesta de la Comisión con la Estrategia Europa 2020, pues no hace referencia al indicador del número de personas en riesgo de pobreza pese a tratarse de uno de los tres indicadores utilizados en la Estrategia Europa 2020 para evaluar el objetivo europeo en materia de inclusión social y reducción de la pobreza;

5.

cree que es importante y comprensible que la Comisión 1) haya presentado un nuevo fundamento jurídico que evita la contradicción constatada por el Tribunal de Justicia de la UE en lo relativo a la obtención de los alimentos destinados a ayuda en el mercado y 2) haya presentado un nuevo programa con mayor amplitud de cometidos que permite sentar las condiciones para proseguir las actividades de asistencia y, al mismo tiempo, mejorar la sostenibilidad y el impacto de sus resultados;

6.

considera que combinar la ayuda alimentaria a los ciudadanos más necesitados con medidas para mitigar la falta de vivienda y la pobreza infantil en coordinación con el FSE abre las puertas a actividades de repercusiones muy variadas y brinda la posibilidad de abordar a un mismo tiempo la aparición de carencias en distintas necesidades básicas;

7.

acoge favorablemente la intención de la Comisión Europea de ir más allá del objetivo básico del actual programa de ayuda alimentaria para los más necesitados, aunque se muestra seriamente preocupado por que la ampliación de la lista de los aspectos relativos a la pobreza que debería abordar el nuevo fondo de ayuda europea para los más necesitados solo diluya su impacto final, especialmente porque existe el riesgo de que los recursos se recorten casi un 30 % teniendo en cuenta la posición del Consejo Europeo (3 500 millones de euros para el programa de ayuda alimentaria para los más necesitados en 2007-2013 y 2 500 millones de euros para el nuevo fondo en 2014-2020);

8.

recuerda que los agentes implicados consideran que, en numerosos casos, los procedimientos administrativos del FSE plantean dificultades y, cuando se trata de un nuevo instrumento orientado a cubrir las necesidades básicas de los ciudadanos más necesitados, exhorta a evitar toda regulación pormenorizada innecesaria;

9.

opina que, como consecuencia de, entre otros, el alargamiento de la crisis económica, el instrumento relativo a la ayuda destinada a los más necesitados no debería acaparar los recursos del FSE, sino que precisaría una financiación propia a más largo plazo, con la asignación de los créditos necesarios con cargo a la rúbrica 2 del marco financiero plurianual;

10.

muestra su satisfacción por el hecho de que en la propuesta de la Comisión se ofrezca a los entes locales y regionales la posibilidad de asumir un papel de agente activo en la distribución de la ayuda a las personas necesitadas y considera que, por su parte, este papel activo puede reducir las cargas y los procedimientos administrativos de ámbito nacional y de la UE, toda vez que, para desempeñar sus propias actividades, los entes locales y regionales tienen a su disposición procedimientos y normas de control muy desarrollados que se basan en la legislación nacional y de la UE;

11.

recuerda la estrategia de la OMS titulada «Salud 21 – Salud para todos en el siglo XXI», que insiste en la imperiosa necesidad de reducir las desigualdades sociales y económicas para mejorar la salud de toda la población. La OMS también pide, en particular, que se tomen medidas para prestar la máxima atención a los más necesitados o a quienes están agobiados por la mala salud, combatir las deficiencias en los servicios de salud y reducir las desigualdades sanitarias y sociales (Punto II de la Declaración «Salud 21» de la 51a Asamblea de la OMS);

12.

constata que, aunque el programa de ayuda alimentaria para los ciudadanos más necesitados se combine en su nueva formulación con el resto de los instrumentos de integración social y solidaridad, sus antecedentes y sus actividades pasadas como parte de la PAC se han justificado sólidamente con la argumentación de que, en el fondo, el cometido de la PAC estriba en garantizar una alimentación suficiente y asequible a los ciudadanos de la Unión (artículo 39, apartado 1, letra e)) y en garantizar la seguridad de los abastecimientos (artículo 39, apartado 1, letra d));

13.

considera, por lo tanto, que en los nuevos programas se deberá seguir manteniendo la posibilidad de utilizar los excedentes de productos agrícolas (las existencias de intervención). Sin embargo, el uso de esos excedentes no debería deducirse de la dotación presupuestaria del Fondo de ayuda europea para los más necesitados;

14.

cree que es importante que en la propuesta legislativa se ofrezca a la Comisión, a las autoridades nacionales y a los entes locales y regionales una normativa clara y se les brinde la posibilidad de intervenir en caso de que se detecten deficiencias, ya que, a efectos de legitimidad de la Unión y de la confianza ciudadana, se trata de un ámbito de actuación más frágil de lo normal sobre el cual, además, existen distintos puntos de vista en cada Estado miembro y en sus regiones por lo que respecta a su necesidad, funcionalidad o resultados;

15.

rechaza el principio de participación voluntaria de los Estados miembros, en la medida en que podría privar a los entes territoriales del acceso al fondo sin ningún mecanismo de concertación participativo y democrático a nivel europeo o nacional y sin tener en cuenta los retos de la lucha contra la pobreza y la exclusión a nivel subnacional;

16.

considera que el programa se debe financiar completamente con cargo a los recursos de la Unión en las regiones afectadas por la crisis económica y en las regiones de la cohesión;

17.

pide a las instituciones que tengan en cuenta que una financiación parcial podría conllevar que no se adoptara este mecanismo, aunque así lo exigiera la situación económica y social de numerosas regiones;

18.

como ya hizo en su anterior dictamen, pide a la Comisión que evalúe de manera continua si los créditos asignados a esta medida son suficientes, y recuerda que el nivel de financiación precedente (500 millones de euros al año) ya le planteó dudas por este motivo. Por distintas razones, la necesidad no ha hecho sino crecer, por lo que el nivel propuesto de financiación es demasiado reducido al recortarse considerablemente los créditos respecto del nivel actual (un 30 % menos en la propuesta de la Comisión, y hasta un 40 % menos en la del Consejo); solicita, pues, que se mantenga la asignación de fondos, por lo menos, al nivel actual;

Motivaciones detalladas y recomendaciones políticas del Comité

19.

admite que una alimentación suficiente, variada y saludable constituye un derecho fundamental consolidado en numerosos acuerdos y declaraciones internacionales en materia de derechos humanos y cuya ejecución se debe garantizar, a todos los niveles, al conjunto de los ciudadanos y residentes de la Unión Europea;

20.

recuerda que las carencias nutritivas que afectan a los ciudadanos más necesitados tienen su origen en fenómenos distintos, aunque relacionados entre sí, como:

la evolución demográfica y la transformación mundial de los mercados alimentarios y de la política agrícola y comercial;

los desajustes en las actividades del mercado interior de productos agrícolas y la falta de transparencia en la cadena de valores de los productos alimentarios;

la reducción del suelo útil para la producción alimentaria y su excesiva utilización para cultivos energéticos;

determinadas medidas de la UE y obstáculos burocráticos que dificultan la producción agrícola para uso propio o su comercialización a pequeña escala;

los cambios estructurales en numerosas regiones rurales;

las repercusiones de la crisis económica en el empleo y el poder adquisitivo de los ciudadanos,

el desempleo y el consiguiente incremento de la pobreza de las familias y los niños, y

la inestabilidad en las regiones vecinas de la Unión;

21.

cree que para solucionar estos problemas, amplios y pluridimensionales, se necesitan también unas políticas y una financiación eficaces a nivel de la Unión;

22.

opina que garantizar una alimentación suficiente y variada a los ciudadanos de la Unión Europea sigue siendo uno de los principales cometidos básicos de la PAC, y exhorta a renovar la política agrícola para que la fijación de los precios de los productos alimentarios en los mercados sea transparente y para mantener la rentabilidad de la producción básica del sector agrícola en todas las regiones de la Unión;

23.

considera que, aunque el desarrollo de los mercados, la evolución en los últimos años de los niveles de cosechas y los cambios en los hábitos de consumo han reducido los excedentes de productos agrícolas, existe la posibilidad de que estos se sigan acumulando en el futuro, por lo que su utilización en ayuda de los ciudadanos más necesitados podría ser importante desde el punto de vista de la legitimidad de la Unión;

24.

hace hincapié en lo expresado anteriormente en el punto 12 para argumentar que la PAC ha sido desde un primer momento uno de los ámbitos esenciales de la política comunitaria y que debe mantenerse como tal. Su inclusión en la base legislativa del nuevo instrumento (fundamento jurídico doble) garantizaría la continuidad a largo plazo de la ayuda destinada a los ciudadanos más necesitados, independientemente de que la financiación de las demás políticas de la Unión, como la cohesión social, se pudiera ver obstaculizada a la larga por la aparición de los desafíos actuales;

25.

recuerda que la situación socioeconómica de las regiones europeas varía también dentro de los propios Estados miembros, y considera que el programa propuesto es necesario para complementar, en nombre de la cohesión y la solidaridad europeas, aquellas medidas que adopten los Estados miembros y sus entes locales y regionales. En este sentido, el programa propuesto se basa enérgicamente en los valores fundamentales comunes de la Unión y en la idea básica de la integración europea;

26.

En el contexto del nuevo fondo, considera que es muy importante la tarea de aunar los distintos objetivos para combatir las causas de la pobreza y la exclusión, toda vez que la falta de vivienda, la desnutrición y las carencias sociales de las familias con niños influyen entre sí. No obstante, el Comité recuerda que los programas anteriores al nuevo instrumento giraban en torno a la nutrición, y resulta claro que las deficiencias en este ámbito vuelven a representar ahora un problema verdadero y de largo recorrido en numerosas regiones. Así las cosas, el Comité exhorta a los Estados miembros y a las regiones a resaltar en la ejecución de los programas la importancia de la ayuda alimentaria y, a través de ella, a ayudar a los ciudadanos con acciones y programas encaminados a luchar contra la falta de vivienda y la exclusión social;

27.

como argumentación de los anteriores puntos 16 a 18, afirma que:

financiar por completo el programa destinado a los ciudadanos más necesitados con cargo al presupuesto común en el caso de las de regiones más afectadas se justifica como una muestra de cohesión entre los ciudadanos, las regiones y los pueblos de Europa;

la financiación parcial que se propone del instrumento puede abordarse desde dos enfoques distintos: por un lado, la financiación común puede, en algunos casos, reforzar la eficacia de los programas y el compromiso de los entes locales y regionales para con ellos; por otra parte, también puede debilitar en determinados casos la voluntad de participar en los programas, lo cual significaría, para muchas regiones, echar por tierra unas posibilidades que resultan muy necesarias. El CDR destaca que el riesgo de este segundo supuesto es mayor en la situación económica actual, por lo que solicita a las instituciones que sopesen nuevamente una financiación parcial del 85 %.

el recorte de los fondos en un 30 o un 40 % respecto de los niveles actuales demuestra escasa visión de futuro porque, en los informes de seguimiento del programa alimentario para los ciudadanos más necesitados vigente en años anteriores y en los encuentros con las partes interesadas, se calculó en aproximadamente 680 millones de euros anuales el nivel necesario de financiación, lo que implicaría una financiación adicional prácticamente por el mismo importe que el recorte que ahora se planea imponer a los niveles actuales.

II.   RECOMENDACIONES DE ENMIENDA

Enmienda 1

Preámbulo

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y, en particular, su artículo 175, apartado 3,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y, en particular, su artículo 175, apartado 3, y su artículo 39, apartado 1,

Exposición de motivos

La explicación figura en los puntos 2 y 12 de la primera parte del dictamen («Recomendaciones políticas»).

Enmienda 2

Considerando 7

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

Con el fin de crear un marco financiero adecuado, la Comisión debe establecer, por medio de actos de ejecución, un desglose anual de los recursos totales por Estado miembro utilizando un método objetivo y transparente que refleje las disparidades en materia de pobreza y privación material.

Con el fin de crear un marco financiero adecuado, la Comisión debe establecer, por medio de actos de ejecución, un desglose anual de los recursos totales por Estado miembro utilizando un método objetivo y transparente que refleje las disparidades en materia de pobreza y privación material, incluido el umbral de pobreza relativa.

Exposición de motivos

Habida cuenta de que la pobreza relativa es un indicador incluido en la Estrategia Europa 2020 y utilizado por Eurostat, conviene utilizarlo en el marco de este fondo.

Enmienda 3

Nuevo considerando después del considerando 8

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

 

Para responder de la manera más eficaz y adecuada a las necesidades de las personas más necesitadas, y en línea con el Marco Estratégico Común, el principio de asociación debería aplicarse en todas las etapas de este Fondo.

Enmienda 4

Considerando 35

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

La frecuencia de las auditorías sobre operaciones debe ser proporcional al alcance de la ayuda de la Unión procedente del Fondo. En particular, el número de auditorías debe reducirse cuando el gasto total subvencionable de una operación no exceda de 100 000 EUR. Sin embargo, debe ser posible realizar auditorías en cualquier momento cuando haya pruebas de irregularidades o fraude o como parte de una muestra de auditoría. Para que el nivel de auditoría de la Comisión sea proporcional al riesgo, esta debe poder reducir su labor de auditoría en relación con los programas operativos cuando no existan deficiencias significativas o cuando la autoridad de auditoría sea fiable. Además, el alcance de las auditorías debe tener plenamente en cuenta la finalidad del Fondo y las características de la población objetivo de dicho Fondo.

La frecuencia de las auditorías sobre operaciones debe ser proporcional al alcance de la ayuda de la Unión procedente del Fondo. En particular, el número de auditorías debe reducirse cuando el gasto total subvencionable de una operación no exceda de 100 000 EUR. Sin embargo, debe ser posible realizar auditorías en cualquier momento cuando haya pruebas de irregularidades o fraude o como parte de una muestra de auditoría. Para que el nivel de auditoría de la Comisión sea proporcional al riesgo, esta debe poder reducir su labor de auditoría en relación con los programas operativos cuando no existan deficiencias significativas o cuando la autoridad de auditoría sea fiable. Además, el alcance de las auditorías debe tener plenamente en cuenta la finalidad del Fondo y las características de la población objetivo de dicho Fondo. En caso de que fueran necesarias las auditorías, se deberían tener también en cuenta, en relación con cada una de las acciones, las prácticas auditoras y las competencias desarrolladas del sector público, que posiblemente ya son utilizadas por las autoridades locales y regionales correspondientes en la aplicación de las medidas y en las acciones de apoyo a las mismas. Del mismo modo, habría que tener presente la posibilidad de que las actividades de las organizaciones asociadas ejecutoras de una acción recayeran en el ámbito de la financiación pública y de las prácticas de auditoría relativas a esta, así como la amplitud de las actividades de dicha organización y su experiencia.

Enmienda 5

Artículo 4, apartado 1

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

El Fondo financiará los programas nacionales que distribuyen a las personas más necesitadas alimentos y bienes de consumo básicos para uso personal de personas sin hogar o niños a través de organizaciones asociadas seleccionadas por los Estados miembros.

El Fondo financiará los programas nacionales que, con la activa participación de los entes locales y regionales, distribuyen a las personas más necesitadas alimentos saludables y lo más variados posible, y bienes de consumo básicos para uso personal de personas sin hogar o niños a través de organizaciones asociadas seleccionadas por los Estados miembros.

Enmienda 6

Artículo 5, apartado 3

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

La ayuda del Fondo se ejecutará en estrecha colaboración entre la Comisión y los Estados miembros.

La ayuda del Fondo se distribuirá ejecutará en estrecha colaboración entre la Comisión, y los Estados miembros y, los entes locales y regionales afectados y las organizaciones asociadas afectadas a fin de maximizar su impacto.

Exposición de motivos

El informe de impacto que acompaña a la propuesta legislativa especifica, en su anexo 2, los tres sistemas de gestión diferentes del programa europeo de ayuda alimentaria (PEAD) utilizados en los Estados miembros, que en algunos casos implican directamente a los entes locales y regionales, así como a las organizaciones asociadas más cercanas a los destinatarios.

Enmienda 7

Artículo 5, apartado 6

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

De conformidad con sus respectivas responsabilidades, la Comisión y los Estados miembros garantizarán la coordinación con el FSE y con otras políticas e instrumentos de la Unión.

De conformidad con sus respectivas responsabilidades, la Comisión y los Estados miembros garantizarán la coordinación con el FSE y con otras políticas e instrumentos de la Unión, en particular con las acciones de la UE en el ámbito de la política de la salud, como, por ejemplo, el Tercer Programa Plurianual de Acción de la UE en el ámbito de la Salud para el período 2014-2020.

Exposición de motivos

En su Dictamen CDR 67/2012 sobre el Programa de Acción en el ámbito de la Salud, el Comité de las Regiones «hace hincapié en que una política sanitaria sostenible debe tener en cuenta también otros factores que promuevan la salud y prevengan las enfermedades, como las circunstancias sociales, el estilo de vida, la cultura, el nivel de educación, los factores medioambientales y las estructuras sociales.»

Enmienda 8

Artículo 5, apartado 8

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

La Comisión y los Estados miembros velarán por la eficacia del Fondo, en particular a través del seguimiento, la elaboración de informes y la evaluación.

La Comisión y los Estados miembros velarán por la eficacia del Fondo, en particular a través del seguimiento, la elaboración de informes y la evaluación, además de escuchar atentamente y de manera periódica en las evaluaciones de impacto a los entes locales y regionales ejecutores de las medidas relacionadas con el Fondo y a las organizaciones asociadas.

Enmienda 9

Artículo 5, nuevo apartado tras el apartado 12

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

 

La Tipología europea de sin hogar y exclusión residencial (ETHOS) podría constituir uno de los criterios para la asignación del fondo.

Exposición de motivos

La falta de hogar o la exclusión residencial se perciben y abordan de maneras muy diferentes en los distintos Estados miembros. La tipología ETHOS se basa en un análisis pormenorizado de las definiciones vigentes a nivel nacional y de las situaciones que las asociaciones afrontan en el día a día.

Enmienda 10

Artículo 5, nuevo apartado tras el apartado 12

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

 

La Comisión, los Estados miembros y las organizaciones asociadas deberán contribuir a la lucha contra el derroche de alimentos en cada etapa de la cadena de distribución, incluido el suministro de alimentos y la educación de los beneficiarios a tal fin.

Exposición de motivos

La Unión Europea debe ocuparse de la cuestión del derroche de alimentos, como ha exigido el Parlamento Europeo en su Resolución del 19 de enero de 2012. Cabe recordar que, según estimaciones de la Comisión, el derroche de alimentos a lo largo de toda la cadena asciende a aproximadamente 190 Kg. anuales por habitante de la UE. Entre las acciones que podrían llevarse a cabo para contribuir a combatir este derroche se encuentran: una clarificación de determinadas indicaciones sanitarias resultantes de la normativa europea y que figuran en los productos agrícolas y alimentarios, como la fecha de caducidad y la fecha límite de utilización óptima; una revisión de la reglamentación europea relativa a las normas de comercialización de los productos agrícolas (sobre todo en el sector de las frutas y verduras) para favorecer la oferta de frutas y verduras sin calibrar; imponer a las grandes empresas de distribución que donen los productos alimentarios que no venden.

Enmienda 11

Artículo 6, apartado 1

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

Los recursos totales del Fondo disponibles para compromisos presupuestarios correspondientes al período 2014-2020 serán de 2 500 000 000 EUR a precios de 2011, de conformidad con el desglose anual que figura en el anexo II.

Los recursos totales del Fondo disponibles para compromisos presupuestarios correspondientes al período 2014-2020 serán de 2 3 500 000 000 EUR a precios de 2011, de conformidad con el desglose anual que figura en el anexo II.

Enmienda 12

Artículo 6, apartado 3

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

La Comisión, por medio de actos de ejecución, adoptará una decisión por la que se establezca el desglose anual de los recursos totales por Estado miembro, de conformidad con el artículo 84, apartado 5, del Reglamento (UE) no [… RDC], sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 4 del presente artículo, teniendo en cuenta los siguientes indicadores establecidos por Eurostat:

La Comisión, por medio de actos de ejecución, adoptará una decisión por la que se establezca el desglose anual de los recursos totales por Estado miembro, de conformidad con el artículo 84, apartado 5, del Reglamento (UE) no [… RDC], sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 4 del presente artículo, teniendo en cuenta los siguientes indicadores establecidos por Eurostat:

 

a)

el umbral de pobreza relativa, es decir, el porcentaje de la población que vive en un hogar que no dispone de una renta mayor o igual al 60 % de la renta media nacional;

a)

la población que sufre de privación material grave;

b)

la población que sufre de privación material grave;

b)

la población que vive en hogares con intensidad de trabajo muy baja.

b)c)

la población que vive en hogares con intensidad de trabajo muy baja.

Enmienda 13

Nuevo artículo tras el artículo 11

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

 

Comité nacional de supervisión

1.

A fin de garantizar una aplicación eficaz de su programa operativo, los Estados miembros crearán un comité nacional de supervisión.

2.

Este comité nacional estará compuesto por las autoridades públicas locales y regionales y por las organizaciones de lucha contra la pobreza, y establecerá una colaboración con las organizaciones que defienden los intereses de las personas más necesitadas y las organizaciones implicadas en la distribución de alimentos a estas personas.

Enmienda 14

Artículo 15, nuevo apartado tras el apartado 3

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

 

La Comisión elaborará una evaluación intermedia del Fondo antes de marzo de 2018 y la presentará al Parlamento Europeo, al Consejo y al Comité de las Regiones.

Enmienda 15

Artículo 17, apartado 3

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

Durante la ejecución de una operación, los beneficiarios y las organizaciones asociadas informarán al público de la ayuda obtenida del Fondo, colocando al menos un cartel con información acerca de la operación (de un tamaño mínimo A3), que incluya la ayuda financiera de la Unión, en un lugar fácilmente visible para el público, en cada uno de los puntos de suministro de alimentos y bienes y de prestación de cualquier medida de acompañamiento, salvo cuando no sea posible debido a las circunstancias de la distribución.

Los beneficiarios y organizaciones asociadas que dispongan de sitios web también ofrecerán una breve descripción de la operación, que incluya sus objetivos y resultados y destaque la ayuda financiera recibida de la Unión.

Durante la ejecución de una operación, los beneficiarios y las organizaciones asociadas informarán al público de la ayuda obtenida del Fondo, en relación con el reparto de alimentos y bienes, de manera acorde con las circunstancias de la distribución y con sus propias prácticas, recurriendo por ejemplo a carteles y folletos de presentación de la operación y de la ayuda prestada por la Unión Europea a dicha operación; informarán asimismo de cómo acceder a otras medidas que apoyen el mismo objetivo, aplicando la perspectiva de dispositivos donde se integre la información, la orientación y procesos de inclusión socio-laboral, tendentes a romper la pobreza intergeneracional. colocando al menos un cartel con información acerca de la operación (de un tamaño mínimo A3), que incluya la ayuda financiera de la Unión, en un lugar fácilmente visible para el público, en cada uno de los puntos de suministro de alimentos y bienes y de prestación de cualquier medida de acompañamiento, salvo cuando no sea posible debido a las circunstancias de la distribución.

Los beneficiarios y organizaciones asociadas que dispongan de sitios web también ofrecerán una breve descripción de la operación, que incluya sus objetivos y resultados y destaque la ayuda financiera recibida de la Unión.

Exposición de motivos

Mejora la redacción inicial ampliando la perspectiva general de la información a cualquier otro tipo de medida de apoyo al objetivo perseguido, sirviendo para integrar en estas estructuras de servicio al ciudadano otros dispositivos de mejora de sus condiciones. Se pretende que el reparto de bienes y alimentos sea un espacio para la participación activa de los afectados por esta situación en recursos de promoción social y laboral.

Enmienda 16

Artículo 21, apartado 3, primer párrafo

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

Las propias organizaciones asociadas podrán comprar los alimentos y bienes para personas sin hogar o niños.

Las propias organizaciones asociadas podrán comprar los alimentos y bienes para personas sin hogar o niños los beneficiarios finales.

Exposición de motivos

El Fondo está destinado a las personas más necesitadas, que, entre las personas que necesitan ayuda, constituyen una categoría más amplia que las personas sin hogar o los niños. Los apartados 1 y 7 del artículo 2, el artículo 3 y el apartado 4 del artículo 21, entre otros, hacen referencia de manera explícita a los más necesitados. La enmienda pretende por tanto mejorar la coherencia del Reglamento.

Enmienda 17

Artículo 24, apartado 1, letra a)

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

a)

los gastos de compra de alimentos o de bienes de consumo básicos para uso personal de personas sin hogar o de niños;

a)

los gastos de compra de alimentos o de bienes de consumo básicos para uso personal de personas sin hogar o de niños los beneficiarios finales;

Exposición de motivos

La misma que para la enmienda 16.

Enmienda 18

Artículo 24, apartado 1, letra b)

Texto de la Comisión

Enmienda del CDR

b)

cuando un organismo público compre los alimentos o los bienes de consumo básicos para uso personal de personas sin hogar o de niños, a fin de suministrarlos a organizaciones asociadas, los gastos de transporte de los alimentos o bienes hasta los almacenes de dichas organizaciones en forma de cantidad a tanto alzado equivalente al 1 % de los gastos a los que se refiere la letra a);

b)

cuando un organismo público compre los alimentos o los bienes de consumo básicos para uso personal de personas sin hogar o de niños los beneficiarios finales, a fin de suministrarlos a organizaciones asociadas, los gastos de transporte de los alimentos o bienes hasta los almacenes de dichas organizaciones en forma de cantidad a tanto alzado equivalente al 1 % de los gastos a los que se refiere la letra a);

Exposición de motivos

La misma que para la enmienda 16.

Bruselas, 11 de abril de 2013.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO