i2010: Bibliotecas digitales

La presente Comunicación define la intención que sustenta la iniciativa «Bibliotecas digitales», su razón de ser y los objetivos que se señala. Trata también de la digitalización, la accesibilidad en línea y la preservación digital del patrimonio cultural. La Comunicación analiza finalmente los retos que se plantean cuando se quiere aprovechar plenamente el potencial cultural y económico de este patrimonio y propone un primer conjunto de acciones para reforzar la coordinación de los esfuerzos en Europa.

ACTO

Comunicación de la Comisión de 30 de septiembre de 2005 al Parlamento Europeo, el Consejo, el Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - i2010: bibliotecas digitales [COM (2005) 465 final – Diario Oficial C 49 de 28.2.2008].

SÍNTESIS

La iniciativa «bibliotecas digitales» tiene por objeto conseguir que el patrimonio cultural, audiovisual y científico de la Europa sea accesible para todos.

Más concretamente, el proyecto se propone que los recursos de información europeos resulten más accesibles, así como más fáciles e interesantes de utilizar, en un entorno en línea. Basándose en un rico patrimonio europeo, el proyecto reúne diversidad cultural, contexto multilingüe y progreso tecnológico.

Definición

Las bibliotecas digitales son colecciones organizadas de contenidos digitales puestas a disposición del público. Se trata de contenidos previamente digitalizados (copias de libros u otros documentos) o creados ya desde un principio en un formato digital.

Se favorecerán tres ejes principales para explotar el potencial de la tecnología digital y ampliar así el acceso a la información:

Además del patrimonio cultural de Europa, otro sector clave de las bibliotecas digitales será la información científica.

Aspectos culturales, sociales y económicos

Las bibliotecas digitales ofrecen un valor añadido no desdeñable en términos de visibilidad cultural, pero también de inversión y empleo.

Dada la abundancia de recursos conservados en las bibliotecas, archivos y museos europeos (libros, periódicos, películas, fotografías, mapas, etc.), su oferta en línea ayudará a los ciudadanos a apreciar mejor su patrimonio y utilizarlo en los estudios, el trabajo y el ocio. Eso contribuirá a completar y apoyar los objetivos de la actuación de la Unión Europea (UE) en el ámbito de la cultura.

Los archivos y las bibliotecas constituyen sectores de actividad importantes en términos de inversión y empleo. Por lo tanto, la digitalización, al aumentar el tráfico y la visibilidad de sus recursos, podría ampliar considerablemente su impacto, ya elevado, en el conjunto de la economía.

Digitalización

Dos razones principales justifican la digitalización de estos diversos fondos:

Hasta ahora, sólo se ha digitalizado una pequeña parte de las colecciones europeas. En efecto, además de la propia envergadura y diversidad de los fondos de las bibliotecas y archivos de Europa, existe una serie de problemas que afectan al ritmo y a la eficacia de la digitalización. Cabe citar cuatro tipos:

Accesibilidad en línea

El sistema de préstamo de los servicios de biblioteca tradicionales no es fácilmente aplicable a un entorno digital. Además, la oferta en línea, salvo en el caso del dominio público, requiere el consentimiento previo del titular de los derechos de autor. Por lo tanto, la biblioteca europea deberá concentrarse en principio en los materiales de dominio público. En algunos casos, los gastos vinculados a la determinación de la situación de una obra desde el punto de vista de la propiedad intelectual serán superiores a los de su digitalización y puesta en línea. Eso se refiere muy especialmente a las películas o libros denominados «obras huérfanas», con respecto a las cuales es muy difícil o imposible determinar quién posee los derechos.

Mejorar la accesibilidad en línea requiere también unos servicios adecuados y multilingües que permitan al usuario encontrar los contenidos y trabajar con ellos.

Preservación de contenidos digitales: situación y problemas

La fabricación de una copia digital de un libro o de una película no garantiza necesariamente su supervivencia a largo plazo. Por ello, en ausencia de una estrategia de preservación conveniente, la digitalización puede ser sinónimo de derroche de recursos (humanos y financieros) a gran escala.

Además, la preservación digital es un problema esencial para la sociedad de la información, en la cual el suministro de información crece de manera exponencial y los contenidos se hacen cada vez más dinámicos. Actualmente, la situación es la siguiente: hay poca experiencia sobre la preservación digital, el marco jurídico va evolucionando, los recursos son escasos y los resultados de la preservación resultan inciertos.

Las principales causas de pérdida de contenidos digitales son:

Las bibliotecas y los archivos han comenzado a abordar a pequeña escala la problemática de la preservación en la era digital. Sin embargo, por regla general no existe una política clara sobre este tema en los Estados miembros.

Aunque en el ámbito del depósito legal se han conseguido bastantes avances, su área de aplicación sigue siendo muy distinta de un país al otro.

Al igual que la digitalización, la preservación de contenidos plantea una serie de problemas:

Respuesta europea

Aunque la organización y la financiación de la digitalización de las colecciones culturales y de su preservación digital competen principalmente a los Estados miembros, en algunos ámbitos específicos puede aportarse un valor añadido europeo importante.

Se han tomado ya varias iniciativas a nivel europeo, entre las que figuran:

Además, se tomarán próximamente otras iniciativas:

Por lo que se refiere a la cofinanciación a escala comunitaria, se utilizarán los programas de investigación y los programas eContentplus, Cultura así como de Fondos Regionales para acciones de interés europeo en favor de la digitalización, la preservación digital y la accesibilidad de los contenidos culturales:

ACTOS CONEXOS

Recomendación 2006/585/CE de la Comisión, de 24 de agosto de 2006, sobre la digitalización y la accesibilidad en línea del material cultural y la conservación digital [Diario Oficial L 236 de 31.8.2006]. Mediante esta Recomendación, la Comisión solicita a los Estados miembros que aceleren la digitalización y la accesibilidad en línea de las obras culturales (libros, películas, fotografías, manuscritos, etc.). El objetivo es la puesta en línea del patrimonio cultural europeo a través de la biblioteca digital europea. Para ello, se insta a los Estados miembros que:

Asimismo, la Comisión recomienda a los Estados miembros que adopten medidas para una mayor conservación digital del material cultura mediante:

el establecimiento de políticas y procedimientos para el depósito de material digital, teniendo en cuenta la situación en otros Estados miembros.

Comunicación de la Comisión de 1 de junio de 2005 al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones «i2010: Una sociedad de la información europea para el crecimiento y el empleo» [COM (2005) 229 final – Diario Oficial C 236 de 24.9.2005].

See also

Para más información, consúltense las siguientes páginas web:

Última modificación: 13.10.2008