Directivas de la Unión Europea

 

SÍNTESIS DEL DOCUMENTO:

Artículo 288 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE): Directivas

¿CUÁL ES EL OBJETIVO DE ESTE ARTÍCULO?

Define los distintos tipos de actos jurídicos que puede adoptar la Unión Europea (UE), incluidas las directivas.

PUNTOS CLAVE

La directiva forma parte de la legislación secundaria de la UE. Por lo tanto, es aprobada por las instituciones de la UE de conformidad con los tratados constitutivos. Una vez adoptada a nivel comunitario, los países de la UE la incorporan (o trasponen) de forma que adquiere rango de ley en sus países.

Por ejemplo, la Directiva sobre la ordenación del tiempo de trabajo establece períodos de descanso obligatorios y un límite para el tiempo de trabajo semanal autorizado en la UE.

Sin embargo, corresponde a cada país formular sus propias leyes para determinar cómo aplicar estas normas.

Un acto vinculante de aplicación general

El artículo 288 del TFUE establece que la directiva es vinculante para los países destinatarios (uno, varios o todos ellos) en cuanto al resultado que debe obtenerse, dejando al mismo tiempo a las autoridades nacionales la competencia sobre la forma y los medios.

No obstante, la directiva se distingue de un reglamento o una decisión:

Adopción

La directiva se adopta siguiendo un procedimiento legislativo. Es un acto legislativo adoptado por el Consejo y el Parlamento en virtud del procedimiento legislativo ordinario o solo por el Consejo en virtud de los procedimientos legislativos especiales; en ese caso, el Parlamento debería aprobarlo o ser consultado.

Transposición obligatoria

Para que una directiva surta efecto a escala nacional, los países de la UE deben adoptar una ley que la trasponga. Esta medida nacional debe ajustarse a los objetivos establecidos por la directiva. Las autoridades nacionales deben comunicar estas medidas a la Comisión Europea.

La transposición debe producirse en el plazo establecido cuando se adopta la directiva (generalmente en 2 años).

Cuando un país no transpone una directiva, la Comisión puede incoar un procedimiento de infracción e instruir un procedimiento contra el país ante el Tribunal de Justicia de la UE (el incumplimiento de la sentencia dictada con este motivo puede derivar en una nueva condena que puede concluir en la imposición de multas).

Armonización máxima y mínima

Es importante distinguir entre los requisitos de armonización mínima y máxima (o plena) en las directivas.

En cuanto a la armonización mínima, una directiva establece las normas mínimas, a menudo en reconocimiento del hecho de que los sistemas jurídicos de algunos países de la UE ya han establecido unas normas más estrictas. En este caso, los países de la UE tienen derecho a establecer normas más estrictas que las estipuladas en la directiva.

En cuanto a la armonización máxima, los países de la UE no pueden introducir normas más estrictas a las de la directiva.

Protección de los particulares contra la incorrecta transposición de las directivas

En principio, la directiva solo entra en vigor una vez transpuesta. No obstante, el Tribunal considera que una directiva que no haya sido transpuesta puede tener ciertos efectos directos cuando:

Cuando se cumplen estas condiciones, los particulares pueden alegar la directiva ante los tribunales contra un país de la UE. Sin embargo, un particular no puede alegarla al presentar una reclamación contra otro particular en relación con el efecto directo de una directiva si no ha sido transpuesta (véase la Sentencia del asunto C-91/92, Paola Faccini Dori contra Recreb Srl).

Asimismo, el Tribunal de Justicia concede a los particulares la posibilidad de obtener, en determinadas condiciones, una compensación por la transposición incorrecta o con retraso de una directiva (Sentencia de los asuntos acumulados C-6/90 y C-9/9, Francovich y Bonifaci).

Lucha contra los retrasos en la transposición

El retraso en la transposición de directivas de los países de la UE sigue siendo un problema persistente, que impide que los ciudadanos y las empresas aprovechen los beneficios tangibles del Derecho de la UE.

La UE ha establecido un objetivo de reducción del déficit de transposición del 1%. La tabla de la transposición de las directivas de la UE en el mercado único, publicada por la Comisión Europea en diciembre de 2016, muestra que veinte países no pudieron alcanzar este objetivo y que solo un país consiguió alcanzar un déficit de cumplimiento de la legislación nacional inferior al 0,5 % propuesto en el Acta del Mercado Único de abril de 2011.

ANTECEDENTES

Para más información, véase:

DOCUMENTO PRINCIPAL

Versión consolidada del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea — Sexta Parte — Disposiciones institucionales y financieras — Título I — Disposiciones institucionales — Capítulo 2 — Actos jurídicos de la Unión, procedimientos de adopción y otras disposiciones — Sección primera — Los actos jurídicos de la Unión — Artículo 288 (antiguo artículo 249 TCE) (DO C 202 de 7.6.2016, pp. 171-172).

última actualización 11.07.2018