Energía limpia para el transporte: estrategia europea en materia de combustibles alternativos

Europa depende enormemente del petróleo importado para abastecer su sistema de transporte. Ello supone un coste considerable para la economía europea, suscita preocupaciones sobre la seguridad del suministro y, a la larga, es insostenible en términos medioambientales. Esta dependencia del petróleo debe sustituirse por combustibles alternativos con las infraestructuras necesarias.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - Energía limpia para el transporte: Estrategia europea en materia de combustibles alternativos [COM(2013) 17 final de 24.1.2013].

SÍNTESIS

Europa depende enormemente del petróleo importado para abastecer su sistema de transporte. Ello supone un coste considerable para la economía europea, suscita preocupaciones sobre la seguridad del suministro y, a la larga, es insostenible en términos medioambientales. Esta dependencia del petróleo debe sustituirse por combustibles alternativos con las infraestructuras necesarias.

¿QUÉ HACE LA COMUNICACIÓN?

Presenta una estrategia global en materia de combustibles alternativos explicando cómo pueden aplicarse a todas las formas de transporte. La estrategia abarca los desarrollos tecnológicos, las inversiones relacionadas con la utilización de los nuevos combustibles y las maneras de explicar los beneficios al público.

PUNTOS CLAVE

ANTECEDENTES

En 2012, el petróleo representó el 94 % de la energía utilizada en el transporte y alcanzó un déficit de cerca del 2,5 % del PIB en la balanza comercial de la UE. La utilización de combustibles alternativos podría reducir en 4 200 millones de euros anuales la factura de las importaciones de petróleo de la UE hasta 2020, cifra que ascendería a 9 300 millones en 2030.

Para obtener más información, véase el sitio web de la Comisión Europea sobre la energía limpia para el transporte.

última actualización 30.04.2015