Establecimiento de normas de seguridad básicas para la exposición a radiaciones ionizantes (a partir de 2018)

Esta ley establece las normas de seguridad básicas para la protección sanitaria de los trabajadores, la población, los pacientes y otras personas de los peligros de la exposición a radiaciones ionizantes.

ACTO

Directiva 2013/59/Euratom del Consejo, de 5 de diciembre de 2013, por la que se establecen normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes y se derogan las Directivas 89/618/Euratom, 90/641/Euratom, 96/29/Euratom, 97/43/Euratom y 2003/122/Euratom.

SÍNTESIS

En situaciones normales, las dosis de radiaciones ionizantes son muy bajas y no producen efectos adversos observables. Sin embargo, a largo plazo pueden dar lugar a problemas de salud, en particular, cáncer. De ahí la necesidad de un umbral uniforme de protección en la Unión Europea (UE), permitiendo a la vez que los gobiernos puedan establecer normas básicas de seguridad más estrictas si lo desean.

La Directiva sustituye cinco textos legislativos anteriores que contenían incoherencias, no reflejaban plenamente el progreso científico o no abarcaban todas las fuentes de radiación naturales o la protección del medio ambiente. En ella se establece cómo garantizar la seguridad y la protección del material radioactivo y la información obligatoria que debe facilitarse en caso de una exposición de emergencia.

Las normas que contiene se basan en recomendaciones de la Comisión Internacional de Protección Radiológica (CIPR).

La Directiva es aplicable a cualquier situación de emergencia, planificada o existente, que conlleve un riesgo de radiación ionizante. En particular, se aplicará a:

Esta legislación establece los principios generales de protección radiológica, dándole un papel más destacado a las restricciones de dosis en la exposición ocupacional, poblacional y médica. En un anexo se presenta el listado con las franjas de los niveles de referencia propuestos por la CIPR para las situaciones de exposición existentes y de emergencia. Se contempla una disposición específica para la protección de las empleadas embarazadas y en período de lactancia, y de los aprendices y estudiantes.

Se establecen requisitos específicos para la exposición a la radiación con fines médicos. En este caso, la exposición debe mostrar un beneficio neto suficiente para la salud de una persona y para la sociedad en general, frente al detrimento personal que puede causar. Los pacientes deben contar con información acerca de los riesgos y los beneficios para la salud y cualquier exposición médica debe realizarse bajo la responsabilidad clínica de un facultativo cualificado.

REFERENCIAS

Acto

Entrada en vigor

Plazo de transposición en los Estados miembros

Diario Oficial de la Unión Europea

Directiva 2013/59/Euratom del Consejo

-

-

DO L 13 de 17.1.2014

Última modificación: 07.04.2014