20.2.2017   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 53/37


Recurso interpuesto el 19 de diciembre de 2016 — Apple Sales International y Apple Operations Europe/Comisión

(Asunto T-892/16)

(2017/C 053/46)

Lengua de procedimiento: inglés

Partes

Demandantes: Apple Sales International (Cork, Irlanda) y Apple Operations Europe (Cork, Irlanda) (representantes: A. von Bonin y E. van der Stok, abogados, D. Beard, QC, A. Bates, L. Osepciu y J. Bourke, Barristers)

Demandada: Comisión Europea

Pretensiones

Las partes demandantes solicitan al Tribunal General que:

Anule la Decisión de la Comisión Europea de 30 de agosto de 2016 sobre la ayuda de Estado SA.38373 (2014/C) (ex 2014/NN) (ex 2014/CP) concedida por Irlanda a Apple.

Con carácter subsidiario, anule parcialmente la Decisión impugnada.

Condene a la Comisión a pagar las costas en que hayan incurrido las demandantes.

Motivos y principales alegaciones

En apoyo de su recurso, las partes demandantes invocan catorce motivos.

1.

Primer motivo, basado en que la Comisión interpretó erróneamente el Derecho irlandés.

Las demandantes consideran que, en su calidad de sociedades irlandesas no residentes, estaban sujetas al impuesto irlandés sobre sociedades en virtud del artículo 25 de la Taxes Consolidation Act de 1997 (Ley tributaria consolidada de 1997) únicamente en lo que atañe a los «beneficios imponibles» imputables a las actividades desarrolladas por sus sucursales irlandesas. Los dictámenes reflejaban adecuadamente los «beneficios imponibles» de las sucursales y, por lo tanto, no confirieron ventaja alguna. Asimismo, la Comisión incurrió en error al estimar que la afectación de los bienes prevista en el artículo 25 debía efectuarse conforme al «principio de plena competencia».

2.

Segundo motivo, basado en que el principio de plena competencia no es un criterio que permita determinar si una medida fiscal supone una ayuda de Estado de conformidad con el artículo 107 TFUE.

La Comisión concluyó equivocadamente que el artículo 107 TFUE, apartado 1, exigía que Irlanda calculara los beneficios imponibles de las demandantes previstos en el artículo 25 con arreglo al principio de plena competencia de la Comisión.

3.

Tercer motivo, basado en que la Comisión incurrió en errores fundamentales en relación con las actividades de las demandantes fuera de Irlanda.

La Comisión incurrió en errores fundamentales al no reconocer que las actividades que generaban beneficios de las demandantes, en particular el desarrollo y comercialización de propiedad intelectual («Apple IP»), eran controladas y gestionadas en los Estados Unidos. Los beneficios generados por dichas actividades eran imputables a los Estados Unidos, no a Irlanda. La Comisión se equivocó al tomar en consideración sólo las actas de las reuniones de los Consejos de administración de las demandantes e ignorar todas las demás pruebas relativas a las actividades.

4.

Cuarto motivo, basado en los errores fundamentales en que incurrió la Comisión en relación con las actividades de las demandantes en Irlanda.

La Comisión debería haber reconocido que las sucursales irlandesas realizaban exclusivamente funciones de rutina y no participaban en el desarrollo y comercialización de los derechos de propiedad intelectual de Apple, que generaban beneficios.

5.

Quinto motivo, basado en que las presunciones de la Comisión son contrarias a la carga de la prueba, a las directrices de la OCDE y a los dictámenes unánimes de los expertos. La conclusión es contradictoria.

La Comisión presumió que todas las principales actividades generadoras de beneficios de las demandantes eran imputables a las sucursales irlandesas sin apreciar adecuadamente las pruebas, incluidos los dictámenes detallados de expertos que demostraban que los beneficios no debían imputarse a las actividades en Irlanda.

6.

Sexto motivo, basado en que se trató a las demandantes del mismo modo que a otros contribuyentes no residentes en Irlanda y no fueron objeto de un trato preferencial.

La Comisión no consiguió acreditar la selectividad: trató a las demandantes de manera equivocada como si fueran sociedades residentes en Irlanda que debían ser gravadas por los beneficios que obtenían en todo el mundo.

7.

Séptimo motivo, basado en que el razonamiento principal de la Comisión debe ser anulado por un vicio sustancial de forma.

La Comisión no desarrollo su razonamiento principal en la decisión de incoación. De lo contrario, Apple habría podido presentar pruebas que podrían y deberían haber cambiado el resultado.

8.

Octavo motivo, basado en que se produjeron errores de hecho y errores de apreciación en la aplicación por parte de la Comisión del método de transacción del margen neto a las sucursales irlandesas en el marco del razonamiento subsidiario.

En el marco de su razonamiento subsidiario, la Comisión rechazó equivocadamente los dictámenes periciales y no explicó en qué consistiría un análisis correcto de la afectación de los beneficios.

9.

Noveno motivo, basado en que el razonamiento más subsidiario adolece de vicios sustanciales de forma y de un error manifiesto de apreciación.

La Comisión se equivocó al comparar los dictámenes con otros dictámenes dirigidos por la administración tributaria irlandesa a terceros, toda vez que las situaciones eran diferentes.

10.

Décimo motivo, basado en que los razonamientos subsidiario y más subsidiario no permiten calcular el importe que debe recuperarse.

La decisión impugnada no explica en absoluto qué importe debe ser recuperado siguiendo los razonamientos subsidiario y más subsidiario, violando así las normas en materia de ayudas de Estado y el principio de seguridad jurídica.

11.

Undécimo motivo, basado en que la Comisión vulneró los principios de seguridad jurídica y de no retroactividad al ordenar la recuperación de la presunta ayuda.

12.

Duodécimo motivo, basado en el incumplimiento de la obligación de proceder a un examen diligente e imparcial.

13.

Decimotercer motivo, basado en la violación del artículo 296 TFUE y del artículo 41, apartado 2, letra c), de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

14.

Decimocuarto motivo, basado en que la Decisión excede el ámbito de las competencias de la Comisión de conformidad con el artículo 107 TFUE, apartado 1.

La Comisión vulneró la seguridad jurídica al ordenar la recuperación basándose en una interpretación imprevisible de la normativa en materia de ayudas de Estado, no examinó todos los elementos de prueba pertinentes, incumpliendo su obligación de diligencia, no motivó la decisión impugnada de modo suficiente conforme a Derecho y excedió su competencia conforme al artículo 107 TFUE al tratar de modificar el régimen irlandés del impuesto sobre sociedades.