Palabras clave
Índice

Palabras clave

Disposiciones fiscales - Armonización de las legislaciones - Impuestos sobre el volumen de negocios - Sistema común del impuesto sobre el valor añadido - Base imponible - Sistema de promoción de ventas en el que, con posterioridad a la compra efectuada por el consumidor final, el fabricante reembolsa cierta cantidad al presentársele un cupón que él mismo emitió - Intervención de uno o varios mayoristas en la cadena de distribución entre el fabricante y el minorista - Base imponible del fabricante constituida por el precio de venta que facturó menos la cantidad que reembolsó

(Directiva 77/388/CEE del Consejo, art. 11)

Índice

$$Incumple las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 11 de la Directiva 77/388, Sexta Directiva en materia de armonización de las legislaciones de los Estados miembros relativas a los impuestos sobre el volumen de negocios, en su versión resultante de la Directiva 95/7, un Estado miembro que no adopta las disposiciones que, en el supuesto de reembolso de cupones de descuento, permitan rectificar la base imponible del sujeto pasivo que ha efectuado dicho reembolso en el marco de un sistema, utilizado por los fabricantes para la promoción de la venta de sus productos, por el que, por una parte, los minoristas conceden a los consumidores finales una reducción en el precio a cambio de los cupones entregados por el fabricante y obtienen posteriormente de éste el reembolso del valor nominal de los cupones y, por otra parte, uno o varios mayoristas intervienen en la cadena de distribución entre el fabricante y los minoristas y el fabricante reembolsa los cupones directamente a los minoristas, sin intervención de los mayoristas.

En efecto, dado que el impuesto sobre el valor añadido tiene por objeto gravar únicamente al consumidor final y es perfectamente neutro respecto de los sujetos pasivos que intervienen en el proceso de producción y distribución anterior a la fase de gravamen final, sea cual sea el número de transacciones producidas, la base imponible del impuesto que han de percibir las autoridades tributarias no puede ser superior a la contraprestación efectivamente pagada por el consumidor final. En consecuencia, cuando un fabricante emite cupones de descuento que dan lugar, con posterioridad a la compra por el consumidor final, a un reembolso por dicho fabricante a un minorista al que no estaba directamente vinculado en la cadena de distribución, la base imponible del fabricante es el precio de venta facturado por éste menos el importe indicado en el cupón y reembolsado.

La deducción de la base imponible de los descuentos concedidos directamente al consumidor por el proveedor inicial con posterioridad a la venta a los mayoristas o a los minoristas no trastorna el sistema del impuesto sobre el valor añadido, porque no es necesario reajustar la base imponible correspondiente a las transacciones intermedias. Tratándose de transacciones de este tipo, la aplicación del principio de neutralidad queda garantizada al entrar en juego el régimen de deducciones de la Sexta Directiva, que permite a los eslabones intermedios de la cadena de distribución deducir de la base de su propio impuesto las cantidades pagadas por cada uno de ellos a su propio proveedor y entregar así a la administración tributaria la parte del impuesto que corresponde a la diferencia entre el precio que cada uno pagó a su proveedor y el precio al que vendió la mercancía a su comprador. Por consiguiente, la reducción de la base imponible del fabricante no puede supeditarse a la modificación subsiguiente de las operaciones efectuadas por los eslabones intermedios de la cadena de distribución, a los que en nada concierne la reducción del precio o el reembolso del valor de cupón, y a la modificación de las facturas correspondientes.

( véanse los apartados 22, 23, 28, 29, 32, 33, 42, 43 y 79 y el punto 1 del fallo )