Bruselas, 8.5.2019

JOIN(2019) 8 final

INFORME CONJUNTO AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO

Región Administrativa Especial de Hong Kong: Informe Anual de 2018


INFORME CONJUNTO AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO

Región Administrativa Especial de Hong Kong: Informe anual de 2018

Resumen

Desde la retrocesión de Hong Kong a la República Popular China (RPC) en 1997, la Unión Europea (UE) y sus Estados miembros han seguido de cerca la evolución política y económica de la Región Administrativa Especial (RAE) de Hong Kong en el marco del principio de «un país, dos sistemas». De acuerdo con el compromiso contraído en 1997 con el Parlamento Europeo, se presenta un informe anual sobre la evolución de Hong Kong. Este es el vigésimo primero de estos informes y aborda los acontecimientos de 2018. La UE se atiene a la política de «una sola China» y apoya el principio de «un país, dos sistemas» y su aplicación.

El año 2018 fue otro año difícil para Hong Kong. La evolución política llevó al portavoz de la Alta Representante/Vicepresidenta (AR/VP) a emitir declaraciones en tres ocasiones distintas por lo que se refiere a: las restricciones del derecho de sufragio pasivo, la prohibición de un partido político y la negativa por razones políticas a renovar el visado de trabajo de un periodista extranjero.

La mayoría de los aspectos del principio de «un país, dos sistemas» siguen funcionando bien. Sin embargo, la preocupación por la erosión de este principio, que es la piedra angular del éxito económico de Hong Kong, ha aumentado en el último año. Existe una clara tendencia negativa con respecto a la erosión de los derechos civiles y políticos. Esta tendencia suscita preocupaciones legítimas sobre si se seguirá manteniendo a largo plazo el alto grado de autonomía de Hong Kong y su atractivo como centro empresarial internacional. La comunidad empresarial ha hecho un seguimiento de esta evolución, y en 2018 varias cámaras de comercio hicieron declaraciones públicas para expresar sus preocupaciones.

Por lo general, la libertad de información y de expresión sí se respetan. Sin embargo, la libertad de expresión se enfrenta a retos sin precedentes, en particular en lo que se refiere a temas políticos sensibles.

El número inusualmente elevado de preguntas y recomendaciones dirigidas a Hong Kong durante el examen periódico universal de las Naciones Unidas respecto de China, realizado en noviembre de 2018, también refleja las preocupaciones de la comunidad internacional en relación con el deterioro de los derechos civiles y políticos en Hong Kong en los últimos años. La mejora de la protección de otros derechos humanos, como los derechos de los trabajadores migrantes, los niños y las personas LGBTI, también fue objeto de recomendaciones para nuevas acciones en el marco del examen periódico universal.

A pesar de varios casos políticamente sensibles, el Estado de Derecho generalmente prevaleció y el poder judicial continuó demostrando su independencia y su coherencia en el respeto de las garantías procesales.

El Estado de Derecho, el marco reglamentario transparente, unos niveles de corrupción y unos índices de delincuencia muy bajos, sumados a una Administración pública eficaz y a un poder judicial independiente, contribuyeron a preservar y fomentar un clima propicio para las inversiones que resulta clave para el éxito de Hong Kong. Hong Kong se mantuvo como centro de negocios y financiero internacional competitivo, el principal centro neurálgico mundial para los negocios con China continental y un importante centro para la zona Asia-Pacífico. Hong Kong alberga ahora más de 2 200 empresas de la UE, de las cuales alrededor de la mitad están utilizando Hong Kong como sede regional o lugar donde tienen instaladas sus oficinas regionales.

En 2018 se inauguraron dos grandes proyectos de infraestructuras que conectan Hong Kong con el continente: un enlace ferroviario de alta velocidad que lo conecta con la red ferroviaria china, que tiene una longitud de 25 000 km, y el puente de Hong Kong-Zhuhai-Macao. Tanto el enlace ferroviario como el puente han aumentado la conectividad de las ciudades del gran área de la bahía y contribuirán a una mayor integración con la China continental, presentando tanto nuevas oportunidades como nuevos desafíos.

Aunque el proceso parece estancado indefinidamente, la UE anima a la RAE de Hong Kong y a las autoridades del Gobierno central a que reanuden la reforma electoral consagrada en la Ley Fundamental y alcancen un acuerdo sobre un sistema electoral que sea democrático, justo, abierto y transparente. El sufragio universal daría al Gobierno mayor apoyo público y legitimidad a la hora de alcanzar los objetivos económicos de Hong Kong y hacer frente a los retos socioeconómicos.

Evolución política

El año 2018 estuvo repleto de acontecimientos políticos. Hong Kong se enfrentó a nuevos retos en materia de derechos y libertades fundamentales, como el derecho de sufragio pasivo en las elecciones y la libertad de expresión o de asociación. El portavoz emitió tres declaraciones 1 en menos de un año, lo que no tiene precedentes.

El espacio para la oposición política en Hong Kong está disminuyendo. A varios candidatos de la oposición, entre los que se incluyen Agnes Chow y el exdiputado Lau Siu-Lai, se les prohibió presentarse a unas elecciones parciales al Consejo Legislativo debido a su afiliación o sus opiniones políticas. Estas decisiones fueron adoptadas por el presidente nombrado por la Comisión de Asuntos Electorales, y fueron posteriormente defendidas por el Gobierno. La comunidad jurídica de Hong Kong cuestionó su legalidad y constitucionalidad. En diciembre, al actual miembro del Consejo Legislativo (LegCo), Eddie Chu, se le prohibió presentarse a unas elecciones para representantes rurales debido a su posición política.

Los candidatos rechazados pueden presentar un recurso y solicitar una revisión judicial, pero esto puede tardar años, por lo que no supone una tutela judicial efectiva. El derecho de sufragio pasivo sin restricciones indebidas está garantizado por la Carta de Derechos de Hong Kong y por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) que ha ratificado Hong Kong. La UE pide a la RAE de Hong Kong que defienda estos derechos.

En los últimos dos años, Hong Kong ha visto la aparición de un movimiento localista que exige la autodeterminación o incluso la independencia. Aunque las voces independentistas cuentan con un apoyo muy limitado en la sociedad y no tienen respaldo internacional, plantean interrogantes sobre la frontera entre la libertad legítima de expresión y la incitación a la sedición. Esto está pendiente de una aclaración jurídica. En el último año, el Gobierno de la RAE de Hong Kong, alentado por el Gobierno central, adoptó una nueva política de tolerancia cero con respecto a la mención de la «autodeterminación» o la «independencia», por motivos de seguridad nacional y de infracción de la Ley Fundamental.

El 24 de septiembre, el ministro de Seguridad prohibió el funcionamiento del Partido Nacional de Hong Kong (HKNP). El HKNP propugnaba la independencia de Hong Kong por medios pacíficos como la distribución de folletos, la celebración de debates públicos y sentadas silenciosas. Contó con muy escasos afiliados. Es la primera vez que un partido político ha sido prohibido en Hong Kong. La comunidad jurídica de Hong Kong cuestiona la decisión por carecer de fundamentos jurídicos, ser desproporcionada y no estar en consonancia con la jurisprudencia internacional en este ámbito. Con toda probabilidad, la decisión tendrá un efecto disuasorio más amplio sobre la libertad de expresión y asociación y sobre la actividad política.

El 5 de octubre, el Gobierno se negó a renovar el visado de trabajo de Victor Mallet, redactor del Financial Times Asia y vicepresidente del Club de Corresponsales Extranjeros. En agosto, cuando no estaba todavía prohibido el HKNP, Mallet había presidido una charla del activista proindependencia de dicho partido Chan Ho-tin. A falta de una explicación alternativa creíble, la decisión parece obedecer a motivos políticos. Esta presión sobre los periodistas no tiene precedentes en Hong Kong y plantea serias dudas sobre el ejercicio de la libertad de prensa. Existe una creciente preocupación por el hecho de que los periodistas ejerzan la autocensura. Hong Kong se precia de ser una ciudad internacional abierta en la que no se pone en duda la libertad de expresión y en la que se respeta plenamente la libertad de prensa e información. La restricción de la labor de los periodistas, incluida la de los periodistas extranjeros, perjudicaría gravemente la reputación de Hong Kong y sus credenciales como centro financiero y empresarial.

Además, el 8 de noviembre se denegó a Victor Mallet un visado de entrada turístico en Hong Kong. Esta fue la segunda vez en un año que Hong Kong denegaba la entrada a un ciudadano de la UE, al parecer por motivos políticos (después de Benedict Rogers en octubre de 2017).

El Estado de Derecho sigue siendo bastante sólido y los procedimientos judiciales y las garantías procesales se respetan plenamente. La independencia del poder judicial no está en duda. En los últimos años se han registrado una serie de casos delicados desde el punto de vista político, y algunos siguen en curso 2 . En varios casos en 2018, el Tribunal Supremo anuló condenas de prisión relacionadas con la participación en acciones de protesta. En diciembre, el Tribunal levantó las restricciones impuestas a una zona de manifestación popular fuera de la sede del Gobierno (conocida como «Civic Square»), recordando al Gobierno la importancia de la libertad de reunión.

Sin embargo, los esfuerzos activos del Gobierno en cuanto a la persecución y su posición más radical respecto de los delitos relacionados con las protestas, como la reunión ilegal, ya están teniendo efectos disuasorios para la sociedad civil, el activismo político y, en última instancia, el proceso democrático.

Algunos políticos cuestionan el papel de los jueces extranjeros en los tribunales de Hong Kong, alegando que pueden poner en peligro la seguridad nacional. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo defendió enérgicamente la práctica como beneficiosa para el Estado de Derecho de Hong Kong.

El 11 de marzo y el 25 de noviembre se celebraron elecciones parciales para sustituir a cinco de los seis diputados destituidos. Las elecciones se desarrollaron sin incidentes graves. Los pandemócratas recuperaron únicamente dos escaños. Los diputados fieles al poder establecido conservan el control sobre el poder legislativo.

El controvertido acuerdo de coubicación del ferrocarril de alta velocidad fue aprobado por el Consejo Legislativo y entró en vigor en 2018. El enlace ferroviario de alta velocidad con China comenzó a funcionar en septiembre de 2018 y mejorará la conectividad entre Hong Kong y China, pero el propio mecanismo de coubicación es objeto de controversia. Se ha dado al territorio continental jurisdicción casi exclusiva en una zona designada del territorio de la RAE, denominada la zona portuaria continental. Varias sentencias judiciales impugnaron la legalidad de este acuerdo de coubicación y su compatibilidad con el principio de «un país, dos sistemas» y las disposiciones de la Ley Fundamental. El 12 de diciembre, el Tribunal de Primera Instancia resolvió que el acuerdo es constitucional y puede seguir aplicándose; es probable que la resolución sea recurrida.

Los consulados generales de los Estados miembros de la UE en Hong Kong no fueron notificados formalmente hasta el 3 de abril de 2019 sobre las nuevas disposiciones relativas a la asistencia y protección consular en la zona portuaria continental 3 .

En 2017, Gui Minhai, ciudadano sueco y último de los libreros «desaparecidos» (casos que aún no se han aclarado satisfactoriamente), fue liberado por las autoridades del territorio continental tras su desaparición en 2015, pero fue detenido nuevamente en enero de 2018. El 24 de enero de 2018, el portavoz de la AR/VP hizo pública una declaración 4 en la que exigía su inmediata liberación. Gui Minhai sigue detenido. Altos cargos de la UE han planteado su caso ante las autoridades chinas en varias ocasiones.

Igualdad de oportunidades, derechos y libertades

Hong Kong disfruta de un alto nivel de libertad. La libertad de expresión, de los medios de comunicación y de información en el marco del principio de «un país, dos sistemas» son componentes fundamentales de la fortaleza y éxito de Hong Kong como centro mundial de negocios.

Aunque los medios de comunicación disfrutan aún de un alto grado de libertad, durante varios años se han ido acumulando diversos problemas. El organismo de vigilancia de la libertad de prensa Reporteros Sin Fronteras clasificó a Hong Kong en el puesto 70 de 180 en 2018, y destacó la creciente injerencia de las autoridades chinas en los medios de comunicación. En su informe anual de 2018, la Asociación de Periodistas de Hong Kong afirmó que la mayoría de los periodistas consideraba que la libertad de prensa era peor que en 2017. La cuestión más perjudicial para la libertad de prensa fue la decisión del Gobierno de Hong Kong de no renovar el visado de trabajo del editor de Asia Times (véase más arriba).

Hay indicios de un aumento de la autocensura, por ejemplo, la decisión de un centro artístico de cancelar la participación del escritor chino exiliado Ma Jian en un festival literario debido a sus opiniones políticas. Aunque el centro revirtió posteriormente su decisión, el incidente es sintomático de la nueva moderación y autocensura que puede ser perjudicial para la libertad de expresión.

Algunos temas políticos, en particular la autodeterminación y la independencia, parecen ser tabú sin un marco jurídico adecuado que aclare las restricciones. Esto también se extiende a los debates académicos. En general, Hong Kong ha seguido disfrutando de libertad académica, pero hay signos claros de un aumento de las injerencias políticas en los campus universitarios.

Hong Kong recibió una atención sin precedentes durante el examen periódico universal de las Naciones Unidas sobre China, realizado en noviembre de 2018. Un total de 12 países utilizaron la audiencia de dicho examen para poner de relieve sus preocupaciones sobre los derechos humanos en Hong Kong. Las preguntas y recomendaciones se refirieron a: i) la aplicación del principio de «un país, dos sistemas»; ii) el caso de Gui Minhai; iii) los retos para la libertad de expresión, prensa y asociación; iv) los derechos de las personas LGBTI, los trabajadores migrantes y los niños. Cinco Estados miembros de la UE plantearon preguntas o recomendaciones sobre Hong Kong. Varias ONG de Hong Kong formaron una coalición en preparación para el examen a fin de plantear cuestiones de manera más eficiente.

En el caso de los derechos de las personas LGBTI, Hong Kong no cuenta con una ley general contra la discriminación que cubra la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género. Sin embargo, tres asuntos importantes en favor de la igualdad de las personas LGBTI en 2018 podrían sentar las bases de dicha legislación. El 4 de julio, el Tribunal Supremo dictaminó que las autoridades de inmigración deben conceder visados a parejas del mismo sexo. Otros dos asuntos aún están pendientes.

La trata de seres humanos sigue siendo objeto de preocupación. En los últimos años, el Gobierno de Hong Kong ha intensificado sus esfuerzos para abordar esta cuestión, en concreto mediante la reciente adopción de un plan de acción.

En marzo de 2018, un comité director interministerial de alto nivel presidido por el secretario jefe de la Administración aprobó un plan de acción para luchar contra la trata de seres humanos y mejorar la protección de los trabajadores domésticos extranjeros en Hong Kong. El plan presenta un conjunto de medidas que abarcan la identificación de las víctimas, la protección y el apoyo, la investigación, la ejecución de medidas, el procesamiento y la prevención, así como la asociación con las distintas partes interesadas. El plan de acción es un paso positivo, pero no puede sustituir a un marco jurídico general.

La UE se ha comprometido a proseguir su cooperación con Hong Kong para luchar contra la trata de seres humanos. En 2018, la Oficina de la UE, en cooperación con la Oficina del secretario de Seguridad de Hong Kong, organizó un tercer taller sobre la prevención y la lucha contra la trata de seres humanos y la protección de las víctimas.

Los trabajadores domésticos extranjeros, que ascienden a 370 000 aproximadamente en Hong Kong, todavía carecen de una protección laboral y social apropiada. En este sentido, dos normas en vigor son particularmente preocupantes, a saber, el requisito de residencia y la norma de las «dos semanas», por la cual estos trabajadores, para no ser deportados, deben encontrar trabajo en el plazo de dos semanas tras el vencimiento de su contrato. El Gobierno ha tomado medidas para castigar la servidumbre por deudas y las malas prácticas por parte de las agencias de empleo. El plan de acción mencionado anteriormente para luchar contra la trata de seres humanos y mejorar la protección de los trabajadores domésticos extranjeros debe establecer un marco para abordar la cuestión de los derechos de dichos trabajadores. Por ejemplo, en diciembre de 2018, el Ministerio de Trabajo creó una línea directa para prestar apoyo a estos trabajadores en relación con sus derechos y obligaciones laborales, solicitudes de asistencia o denuncias. La línea directa funciona 24 horas al día y dispone de servicios de interpretación.

Pobreza y desigualdad social: a pesar de la prosperidad y el importante superávit presupuestario de Hong Kong, alrededor de 1,37 millones de personas, uno de cada cinco residentes, están ahora oficialmente clasificadas como pobres por la Comisión de Pobreza estatal. La pobreza ha aumentado constantemente a lo largo de los últimos 10 años, al igual que el número de «ultrarricos». En consecuencia, Hong Kong es una de las ciudades más desiguales del mundo (medido por sus coeficientes de Gini) y la brecha se está ampliando, ya que el 10 % más rico de los hogares gana 44 veces más que el 10 % más pobre.

El sistema de lucha contra la corrupción continuó actuando decididamente. Hong Kong presenta niveles muy elevados de transparencia y de medidas de lucha contra la corrupción. Las autoridades y los líderes políticos y empresariales reconocen que la transparencia es vital para mantener la fuerte posición de Hong Kong como centro de negocios internacional.

Relaciones entre Hong Kong y China continental

A través de iniciativas como la gran área de la bahía y «Un cinturón, una ruta», el ferrocarril de alta velocidad, el nuevo puente y muchas otras iniciativas económicas y sociales, Hong Kong está cada vez más integrado en el desarrollo nacional de la República Popular China. Parece que, tras el 19.º Congreso del Partido Comunista Chino (2017), surgió un nuevo entendimiento del principio «un país, dos sistemas», del alto grado de autonomía de Hong Kong y del principio de «Hong Kong, administrado por los hongkoneses». Los conceptos de «competencia general» y «gobernanza compartida», junto con un mayor énfasis en las líneas rojas por lo que se refiere a la seguridad nacional y la integridad territorial, hacen que ciertas partes de la sociedad de Hong Kong se preocupen por el futuro.

El documento político de China sobre la Unión Europea, publicado el 18 de diciembre de 2018, establece que «el Gobierno central de China apoya y anima a los Gobiernos de la Región Administrativa Especial de Hong Kong y de la Región Administrativa Especial de Macao a desarrollar una cooperación amistosa y beneficiosa para ambas partes en ámbitos como la economía, el comercio, la cultura y el turismo con la UE y sus Estados miembros, de conformidad con el principio ‘un país, dos sistemas’ y las disposiciones de ambas Leyes Fundamentales. Dado que Hong Kong y Macao son regiones administrativas especiales de China, sus asuntos forman parte de los asuntos internos de China y en ellos no debe interferir la UE».

Existen tensiones recurrentes entre los ciudadanos de Hong Kong y los visitantes del continente, con las consiguientes protestas, por ejemplo tras la afluencia de turistas continentales tras la apertura del puente Hong Kong-Zhuhai-Macao. En septiembre, más de 400 soldados uniformados del Ejército Popular de Liberación chino fueron enviados al Parque de Hong Kong para ayudar a quitar los árboles caídos durante el tifón. Los diputados pandemocráticos y parte de la sociedad de Hong Kong expresaron su preocupación por esta acción como un signo más de la erosión del principio «un país, dos sistemas».

Evolución económica

A nivel macroeconómico, la dinámica económica de Hong Kong se está ralentizando. Aunque sus cimientos económicos siguen siendo sólidos, el mercado de trabajo permaneció en pleno empleo, con una tasa de desempleo del 2,8 % en el último trimestre de 2018, el nivel más bajo en más de 20 años. La presión inflacionaria se ha mantenido moderada. La inflación subyacente de los precios de consumo fue del 2,4 % en 2018.

Sin embargo, el impulso económico se ralentizó considerablemente durante el año. La economía creció un 3 % en 2018 (frente al 3,8 % en 2017) y registró una disminución gradual, pasando del 4,6 % en el primer trimestre del año a solo el 1,2 % en el cuarto. Este cambio refleja principalmente una desaceleración en curso en China continental, unida a los efectos de la escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Ambos factores influyen en el sector exterior y repercuten negativamente en la confianza de las empresas y los consumidores. El ritmo de las ventas al por menor se ralentizó notablemente, el comercio exterior de mercancías pasó a ser negativo hacia el final del año y el mercado de la vivienda se enfrió en el segundo semestre. El mercado de valores registró pérdidas durante la mayor parte de 2018, pero ha empezado a recuperarse a principios de 2019.

Iniciativas del Gobierno para el desarrollo económico: En su discurso político de 2018, la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, reiteró el compromiso del Gobierno para una economía diversificada, anunciando una financiación adicional importante para investigación, agilizándose al mismo tiempo la reindustrialización (subvencionando fábricas inteligentes), promoviendo la transferencia de tecnología y poniendo en marcha políticas de contratación pública favorables a la innovación. El Gobierno está decidido a mejorar el estatuto de Hong Kong como centro comercial y de intercambio internacional mediante la firma de más acuerdos bilaterales y multilaterales. Considera que la participación en la iniciativa china «Un cinturón, una ruta» y el desarrollo de la gran área de la bahía ofrecen oportunidades para dar un nuevo impulso a la economía.

Mercado inmobiliario y vivienda: Impulsado por los bajos tipos de interés, el exceso de liquidez, la fuerte demanda de los inversores y la escasa oferta, el mercado inmobiliario alcanzó máximos históricos en 2018. En particular, durante los primeros 9 meses del año, el precio de las propiedades residenciales privadas subió aproximadamente un 14 % respecto de 2017, convirtiendo a Hong Kong en uno de los mercados inmobiliarios más caros del mundo. El mercado se enfrió al final del año, compensando todo el incremento de 2018. No obstante, Hong Kong sigue siendo el centro urbano menos asequible del mundo para los compradores de viviendas. Los apartamentos en edificios nuevos han ido reduciendo en promedio su tamaño con el fin de que sean más asequibles para los nuevos compradores. Al tiempo que el precio de las propiedades residenciales y los alquileres en el sector privado seguían disparándose, la demanda de vivienda pública aumentó más que nunca. El tiempo medio de espera para el alquiler de vivienda pública se ha alargado a 5,3 años.

En 2018, las autoridades de Hong Kong introdujeron una serie de iniciativas para mejorar la situación y aumentar la oferta de vivienda, entre otras, la remodelación de inmuebles, la transformación de viviendas privadas en viviendas públicas y la introducción de un tipo especial para las viviendas privadas de nueva construcción vacías.

Las empresas internacionales aluden a los altos precios de la propiedad como razón principal de la pérdida de competitividad y de atractivo de Hong Kong.

Política de protección del medio ambiente: La protección del medio ambiente sigue siendo un reto importante para Hong Kong, que no ha recibido atención política hasta hace poco. En su discurso político de este año, la contaminación del aire solo se mencionó en relación con el tráfico, y las medidas anunciadas se centran exclusivamente en la reducción de las concentraciones de los principales contaminantes atmosféricos en las proximidades de carreteras. Para mejorar la gestión de los residuos, que constituye un reto importante y urgente, se ha propuesto un sistema de tarificación de los residuos sólidos. Asimismo, el Gobierno anunció medidas para reducir los residuos plásticos, aunque solo en los locales oficiales. Con el fin de apoyar el desarrollo de las energías renovables, el Gobierno implantó un régimen de tarifa regulada, anunció el lanzamiento de proyectos a gran escala en el ámbito de las energías renovables y está planeando suavizar las restricciones a la instalación de sistemas solares fotovoltaicos.

Investigación, desarrollo e innovación: En su discurso político de 2018, la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, se comprometió a desarrollar Hong Kong como centro de innovación y tecnología internacional, estableciendo una serie de medidas para estimular el desarrollo en innovación y tecnología, industrias creativas. El Gobierno también fijó el objetivo de duplicar el gasto en I+D como porcentaje del PIB del 0,73 % al 1,5 %. El discurso político de 2018 renovó el compromiso con estos objetivos y anunció financiación adicional para investigación y desarrollo, así como para la reindustrialización y la transferencia de tecnología. No obstante, el enfoque de la innovación parece centrarse exclusivamente en los avances tecnológicos y se beneficiaría de un enfoque más general e integrado.

Relaciones económicas con China continental

Hong Kong es un importante centro de intermediación para el continente: en 2018, el 57 % de las reexportaciones de Hong Kong procedían de la China continental y el 55 % estaban destinadas a la China continental.

Hong Kong es la mayor fuente de inversión extranjera directa en China, así como el principal destino del flujo de inversión extranjera directa de China. A finales de 2018, el 46,3 % de todos los proyectos financiados por el extranjero en la China continental estaban vinculados a intereses de Hong Kong. A su vez, a finales de 2017, el volumen de inversión extranjera directa de China destinada a Hong Kong ascendió a 981 000 millones USD, es decir, el 54,2 % del flujo total de salida de la inversión extranjera directa. Una parte no desdeñable de esta inversión se dedica a la tecnología: Hong Kong fue la séptima mayor fuente de importación de tecnología para China en términos de valor de los contratos (879 millones USD), lo que representa el 2,9 % del total (datos de 2016).

Hong Kong es un centro clave de captación de capitales para las empresas chinas. En diciembre de 2018, un total de 1 137 empresas continentales cotizaban en la Bolsa de Hong Kong, con una capitalización total de alrededor de 2 600 billones USD, es decir, el 68 % del total del mercado.

Hong Kong ha seguido desarrollando su relación con el continente en virtud del Acuerdo Global de Asociación (CEPA) China-Hong Kong. El 14 de diciembre de 2018, Hong Kong y China firmaron un Acuerdo sobre el Comercio de Mercancías en el marco del CEPA. A partir del 1 de enero de 2019, las mercancías originarias de Hong Kong importadas en el continente se beneficiarán de aranceles nulos. El nuevo acuerdo también introduce nuevos compromisos para facilitar el comercio con el continente y un nuevo capítulo específicamente dedicado a medidas de facilitación del comercio en la gran área de la bahía de Guangdong - Hong Kong - Macao. También se anunciaron dos nuevas medidas para el comercio de servicios en el marco del CEPA, que se aplicarán a partir del 1 de marzo de 2019.

La gran área de la bahía de Guangdong - Hong Kong - Macao siguió siendo objeto de una gran atención. El largamente esperado plan rector de este proyecto fue finalmente publicado en febrero de 2019 e identifica a Hong Kong como una de las cuatro ciudades principales de la región (junto con Shenzhen, Guangzhou y Macao). Hong Kong deberá desempeñar un papel clave en el desarrollo de la gran área de la bahía mediante la consolidación de su posición como centro internacional de servicios comerciales, de transporte y financieros; el establecimiento de la ciudad como centro internacional de servicios jurídicos y de resolución de litigios; el refuerzo de su estatuto de plataforma offshore mundial del renminbi; y el desarrollo de la innovación y la tecnología. Se han completado algunos proyectos de infraestructura impresionantes que conectan las ciudades de la gran área de la bahía. En 2018 se inauguró el enlace ferroviario de alta velocidad con la China continental y el puente de 55 km Hong Kong-Zhuhai-Macao, el puente más largo del mundo por encima del mar.

Política comercial

En noviembre de 2018, Hong Kong se sometió al examen de sus políticas comerciales por la OMC. Se reconoció unánimemente que Hong Kong sigue siendo una de las economías más abiertas, progresistas y liberales del mundo, con algunas de las clasificaciones más altas en los indicadores mundiales de libertad económica, competitividad y facilidad para hacer negocios. El entorno de inversión favorable para las empresas, su ubicación, sus prestadores de servicios con experiencia, el Estado de Derecho, el marco regulador sencillo y la posición única en el marco del principio «un país, dos sistemas» se consideraron la fuente de su éxito y la clave para su competitividad en el futuro.

Hong Kong ha buscado el establecimiento de nuevos acuerdos de libre comercio y de inversión, celebrando un récord de cinco acuerdos de libre comercio en los últimos 18 meses. En 2018, firmó un acuerdo de libre comercio con Georgia, en junio, y en noviembre concluyó las negociaciones con las Maldivas y Australia. Hong Kong ha negociado seis acuerdos de promoción y protección de las inversiones cuya firma está pendiente (con Australia, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Maldivas, México y Myanmar). Además, están en marcha negociaciones con Rusia e Irán.

Relaciones bilaterales y cooperación entre la UE y Hong Kong en 2018

Según la última encuesta llevada a cabo por el Gobierno de la RAE de Hong Kong (2018), más de 2 200 empresas de la UE están instaladas en Hong Kong y alrededor de la mitad utilizan Hong Kong como sede regional u oficinas regionales. La presencia empresarial de la UE abarca una gran variedad de sectores, principalmente servicios financieros y empresariales, comercio, logística, construcción y venta al por menor. Las empresas de la UE son agentes clave en una serie de sectores de la economía de Hong Kong, como la banca, los seguros y los valores.

Por su parte, Hong Kong fue el vigésimo mayor socio comercial de bienes de la UE en 2018 y el octavo socio comercial asiático de la UE. Las exportaciones de bienes de la UE a Hong Kong ascendieron a 36 600 millones EUR, mientras que las importaciones supusieron 9 900 millones EUR (una disminución interanual del 10,7 %), lo que dio lugar a un importante superávit de 25 800 millones EUR para la UE, su cuarto superávit comercial bilateral más elevado. Las principales exportaciones de bienes de la UE a Hong Kong incluyen maquinaria y equipos, joyas, textiles, artículos de lujo, alimentos, vino y automóviles.

En 2018, la UE mantuvo su posición como segundo mayor socio comercial de Hong Kong después de China continental, siendo el segundo mayor destino de exportación y el cuarto mayor importador.

Hong Kong es un importante centro de distribución comercial entre China y la UE: en 2017, casi 10 000 millones EUR de las importaciones destinadas al continente procedentes de la UE se encaminaron a través de Hong Kong, mientras que las reexportaciones de bienes originarios del continente hacia la UE ascendieron a 33 000 millones EUR.

Hong Kong es el quinto socio comercial de servicios más importante de la UE en Asia, después de China, Japón, Singapur y la India. En 2017 (el año más reciente del que se dispone de datos), el comercio bilateral de servicios ascendió a 26 600 millones EUR. Las importaciones de servicios de la UE procedentes de Hong Kong alcanzaron los 13 200 millones EUR, mientras que las exportaciones alcanzaron los 13 400 millones EUR, lo cual dio lugar a un superávit para la UE de 233 millones EUR.

Los flujos de inversión bidireccionales entre la UE y Hong Kong han aumentado considerablemente.

Según Eurostat, en 2017 Hong Kong fue el tercer destino de IED más popular para la UE (con 17 900 millones EUR). Las estadísticas de Hong Kong muestran que, excluyendo los centros financieros extraterritoriales, la UE es el segundo mayor inversor extranjero en Hong Kong (después de China continental), por un total de 149 000 millones EUR, lo que representa el 10 % del total de inversión extranjera directa a finales de 2016 (últimos datos disponibles). La presencia de proveedores de servicios de alta calidad y el previsible entorno normativo de Hong Kong y su Estado de Derecho son algunas de las principales razones de ello.

A su vez, Hong Kong pasó a ser en 2017 la mayor fuente de inversión extranjera directa en la UE 5 (con 51 600 millones EUR). La posición prominente de Hong Kong en las relaciones de inversión con la UE se debe, en parte, al hecho de que una proporción considerable de lo que se registra estadísticamente como «IED de Hong Kong» procede en realidad del continente. De hecho, según el Consejo de Desarrollo Comercial de Hong Kong, más del 60 % de la inversión china saliente se dirige a Hong Kong o se canaliza a través de Hong Kong. Asimismo, un porcentaje considerable de la IED de la UE en China transita por Hong Kong.

La Decimosegunda reunión anual del diálogo estructurado entre la UE y Hong Kong tuvo lugar en Bruselas el 7 de diciembre de 2018. La UE y Hong Kong acordaron reforzar su cooperación en el seno de la OMC, comprometiéndose a trabajar juntos y a apoyar los esfuerzos en curso para reformar la organización. También se celebraron debates constructivos sobre la eliminación de los obstáculos al comercio bilateral. Ambas partes hicieron balance de los progresos realizados en el marco del actual Plan de Acción UE-Hong Kong sobre cooperación en materia de control aduanero para el respeto de los derechos de propiedad intelectual, y manifestaron su interés por una posible mayor colaboración en el marco de la iniciativa. Se produjo un intercambio técnico sobre servicios financieros paralelamente al diálogo estructurado. Este año también tuvo lugar, por primera vez, un intercambio específico sobre la economía circular. De cara al futuro, la UE y Hong Kong identificaron la economía circular (incluidos los residuos plásticos) como un ámbito importante para la cooperación futura. La UE acoge con satisfacción las nuevas iniciativas del Gobierno de Hong Kong en este ámbito y anima a Hong Kong a estudiar un enfoque más ambicioso y amplio en materia de medio ambiente. La cooperación en materia de economía circular podría ser una contribución positiva a este respecto.

A lo largo de 2018, la UE y Hong Kong siguieron trabajando juntos en el ámbito de las aduanas, en el marco de un plan de acción para mejorar la protección de los DPI financiado en el contexto del Proyecto de Cooperación UE-China en materia de Propiedad Intelectual (proyecto IP Key). Este año tuvo lugar, por primera vez, un intercambio de visitas de agentes de aduanas. En términos de valor de incautación, en el informe de la UE de 2017 sobre la vigilancia por parte de las autoridades aduaneras del respeto de los DPI (publicado en 2018), Hong Kong sigue siendo el primer lugar de procedencia de los bienes que vulneran los DPI. Ambas partes están reflexionando sobre la manera de mejorar la cooperación en este ámbito.

En octubre de 2018, las autoridades de Hong Kong publicaron una nueva convocatoria de fondos para apoyar a los participantes en Horizonte 2020 procedentes de la RAE. Los investigadores, empresas, centros de investigación y universidades de la RAE pueden asociarse con socios europeos para participar en proyectos en el marco de Horizonte 2020 y aprovechar al máximo las oportunidades de la UE en materia de investigación e innovación. Un presupuesto total de 9 millones HK$ (alrededor de 1 millón EUR) está reservado para el ejercicio 2018-2019. Se tendrán en cuenta proyectos de investigación básica y aplicada de alto valor académico.

A lo largo de 2018, la UE supervisó la aplicación de los compromisos contraídos por Hong Kong en 2017, sobre cuya base el Consejo de la Unión Europea acordó no considerar a Hong Kong como jurisdicción no cooperativa a efectos fiscales. En particular, la UE acogió con satisfacción la ampliación por parte de la República Popular China del Convenio relativo a la asistencia administrativa mutua en materia fiscal a la RAE de Hong Kong y la activación de los acuerdos necesarios para el intercambio de información por parte de la RAE de Hong Kong. La UE respaldó la evaluación de la OCDE en relación con tres regímenes (centros de tesorería, reaseguros de centros financieros extraterritoriales y seguros cautivos de centros financieros extraterritoriales) tras las modificaciones de estos regímenes por parte de la RAE de Hong Kong para cumplir los requisitos de la OCDE. En febrero de 2019, Hong Kong modificó los dos regímenes restantes relativos a los fondos de centros financieros extraterritoriales y los fondos de capital inversión de centros financieros extraterritoriales, a fin de responder a las preocupaciones del Consejo de la Unión Europea sobre sus características de fondo de disponibilidad limitada. Sobre esta base, el Consejo de la Unión Europea acordó en marzo de 2019 que Hong Kong había cumplido sus compromisos en materia de buena gobernanza fiscal.

La UE y Hong Kong han seguido trabajando conjuntamente para aumentar los contactos interpersonales, especialmente en los ámbitos de la cooperación académica, la movilidad de estudiantes, la cultura y las industrias creativas.

La Oficina de la Unión Europea en Hong Kong y Macao, las misiones diplomáticas y los institutos culturales de la UE trabajaron juntos para elevar el perfil de la UE y colaborar con los socios locales en muchas actividades interpersonales. Algunos ejemplos son el Festival de Cine de la UE, la participación de la UE en la Feria del Libro de Hong Kong por segunda vez, el Día de las Lenguas de la UE, un concurso de la UE de cortometrajes con escuelas locales, una campaña de derechos humanos de un mes para celebrar el 70.º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y varios seminarios sobre derechos humanos. La UE espera aprovechar este impulso a fin de proseguir la labor que desarrolla con el Gobierno, la sociedad civil y las empresas de Hong Kong para fomentar los debates sobre los derechos y libertades.

La primera visita oficial de la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, a Bruselas, tuvo lugar en junio de 2018 y durante la misma mantuvo conversaciones productivas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, la Alta Representante y Vicepresidenta, Federica Mogherini, y la comisaria Cecilia Malmström.

En 2018 se realizaron varias visitas de alto nivel de las instituciones de la UE y diputados del Parlamento Europeo a Hong Kong. Las visitas del presidente de la Autoridad Europea de Valores y Mercados, Sr. Steven Maijoor, en representación de la UE en el Foro Financiero de Asia, y de la Comisión de Transportes y Turismo del Parlamento Europeo en octubre, son especialmente notables. El 11 de julio, el Parlamento Europeo adoptó un informe sobre el estado de las relaciones UE-China, que contiene una parte sobre Hong Kong y en el que el Parlamento Europeo reitera su pleno apoyo al principio de «un país, dos sistemas» y comparte la evaluación del informe anual de 2017 de la UE sobre su erosión gradual.

(1)

 1)  Declaración de 29 de enero de 2018 sobre la decisión de prohibir a Agnes Chow presentarse a unas elecciones parciales al Consejo Legislativo .  

2)  Declaración de 24 de septiembre de 2018 sobre la decisión de prohibir el Partido Nacional de Hong Kong .

3)  Declaración de 8 de octubre de 2018 sobre la negativa a renovar un visado para un periodista extranjero en Hong Kong .

(2)

 Por ejemplo, el juicio de los nueve líderes de Occupy Central acusados de incitación al desorden público y cargos similares concluyó en diciembre; la sentencia se espera para abril de 2019.

(3)

El 31 de enero de 2019, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Popular China envió una nota verbal a las Embajadas de los Estados miembros en Pekín para informarles del nuevo régimen.

(4)

https://eeas.europa.eu/headquarters/headquarters-homepage_en/38678/Statement%20on%20the%20detention%20of%20Gui%20Minhai.

(5)

 Con exclusión de los centros financieros extraterritoriales.