52000IE0237

Dictamen del Comité Económico y Social sobre «La conferencia intergubernamental 2000 - El papel del Comité Económico y Social Europeo»

Diario Oficial n° C 117 de 26/04/2000 p. 0028 - 0032


Dictamen del Comité Económico y Social sobre "La conferencia intergubernamental 2000 - El papel del Comité Económico y Social Europeo"

(2000/C 117/06)

El 24 de noviembre de 1999 la Mesa del Comité encargó a un grupo ad hoc compuesto por la Sra. Sigmund y los Sres. Little y Piette, coponentes, que preparara la elaboración por el Comité de un dictamen titulado: "La conferencia intergubernamental 2000 - El papel del Comité Económico y Social Europeo".

En su 370o Pleno de los días 1 y 2 de marzo de 2000 (sesión del 1 de marzo) el Comité Económico y Social aprobó el dictamen siguiente por 137 votos a favor, 10 en contra y 25 abstenciones.

1. Introducción

En vísperas de una ampliación de gran envergadura, la Unión Europea se halla ante un reto sin precedentes, al que las instituciones europeas deben responder de manera adecuada.

En efecto, antes de la ampliación la Unión Europea tiene que llevar a cabo una reforma institucional con el fin de poder seguir ejerciendo sus funciones de manera eficaz, coherente y transparente, garantizando el mantenimiento de los principios de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, así como del Estado de derecho, principios que son comunes a los Estados miembros.

Por consiguiente, cada institución y órgano de la Unión Europea debe reflexionar sobre la manera de reformarse y presentar sus propuestas en este sentido.

El CES es consciente de su responsabilidad como tribuna de la sociedad civil organizada.

El CES presenta su contribución a la CIG 2000 con ese espíritu, para preparar la ampliación y contribuir eficazmente a la integración europea.

2. El papel actual del Comité

Con la creación del CES, el Tratado de Roma constituyó el único órgano consultivo a nivel europeo que reúne en su seno a "los diferentes sectores de la vida económica y social", cuyos representantes son reflejo, por su diversidad, del conjunto de la sociedad civil organizada a la que el CES se ofrece como foro de debate y reflexión.

El Comité está compuesto actualmente por 222 miembros procedentes de organizaciones de empresarios, empleados, agricultores, transportistas, pequeña y mediana empresa, artesanos, profesiones liberales, cooperativas, consumidores, medio ambiente, voluntariado, familias y juventud. La representación proporcional es diferente según los Estados miembros. El Comité es, por tanto, una asamblea no política que reúne un amplio espectro de experiencia con competencias técnicas sólidas y reconocidas.

Su procedimiento de toma de decisiones, basado en el consenso, refleja perfectamente la forma de comunicación inherente a la sociedad civil organizada. El CES es el lugar en el que los representantes de la sociedad civil organizada reciben una información directa, expresan su punto de vista y defienden sus intereses. El CES, gracias a su proximidad al ciudadano, contribuye directa y eficazmente a la transparencia y a la democratización de la integración europea. No sólo sirve de marco institucional para la consulta de los agentes económicos y sociales, sino que es puente entre Europa y la sociedad civil organizada, con toda su diversidad y complejidad.

3. La necesidad de cambio

El CES siempre ha subrayado que la integración europea no debe verse como un estado, sino como un proceso en constante evolución. Por ese motivo, en relación con las últimas conferencias intergubernamentales se ha declarado siempre partidario de reformas destinadas a hacer avanzar este proceso.

Hoy día, la ampliación constituye no sólo un reto sino también una oportunidad de reforma institucional para la Unión Europea. El Comité desea que se le dote de los medios adecuados para contribuir aún mejor a la integración europea, llevar a buen fin la ampliación y responder a los cambios y a las expectativas de la sociedad civil organizada.

4. Líneas directrices

4.1. Composición

El Comité está constituido por representantes de los diferentes componentes de la sociedad civil organizada.

Su composición debe tener en cuenta la necesidad de garantizar una representación adecuada de los diferentes sectores económicos y sociales y del interés general.

Por otra parte, en lo que se refiere a su organización interna, el Comité se pronuncia claramente a favor de mantener su estructura de tres grupos. Los grupos I y II incluyen a los representantes de los interlocutores sociales, mientras que el grupo III es el receptáculo de las demás organizaciones de la sociedad civil europea representativa, completando así la composición del CES en su diversidad.

4.2. Modo de designación

El modo de designación vigente en la actualidad debe mantenerse por razones de subsidiariedad y de transparencia y con el fin de mantener el necesario vínculo de comunicación directo entre las organizaciones de la sociedad civil de los Estados miembros y el CES.

Sin embargo, el CES no descarta la posibilidad, más adelante, de una designación suplementaria directa y restringida por parte de las organizaciones europeas representativas reconocidas por las instituciones de la Unión, teniendo en cuenta, en caso necesario, los cambios similares que podrían tener lugar en otras instituciones. Convendría reflexionar sobre las reglas aplicables a estas designaciones.

4.3. Número de miembros

El Comité reconoce plenamente la necesidad de limitar el crecimiento del número de Consejeros con vistas a la ampliación.

Con vistas concretamente a ella, debe aplicarse el principio general de igualdad de trato entre el Comité Económico y Social y el Comité de las Regiones.

Debería preservarse el equilibrio geográfico, y en particular un nivel adecuado de representación de los Estados miembros pequeños.

4.4. Duración del mandato

Sería deseable que la duración del mandato de los Consejeros del Comité pasase a ser de cinco años, con el fin de sincronizar el Comité con los ritmos de la Comisión y el Parlamento.

El mandato debe seguir siendo renovable.

4.5. Misiones

Cabe prever varios tipos de mejora.

El principio de la consulta obligatoria debe mantenerse. Cabría incluso contemplar una extensión a otros ámbitos, como la cultura, la política migratoria o incluso las cuestiones relativas a la no discriminación.

No obstante, podría dejarse a criterio del propio Comité la decisión de emitir o no un dictamen sobre las propuestas de la Comisión, informando a ésta del motivo de dicha decisión.

El Comité concede especial importancia a ejercer su papel consultivo en las primeras fases y en las etapas preliminares de la elaboración de la nueva legislación. Con el fin de hacer hincapié en ese aspecto y centrarse en ámbitos esenciales y estratégicos, el Comité manifiesta su intención de reforzar la selectividad de sus trabajos.

Al objeto de garantizar una mayor transparencia en el proceso de toma de decisiones, debería instituirse el seguimiento de los dictámenes emitidos por el CES a petición de una institución europea. Es decir, las instituciones asistidas por el CES deberían informarle del curso dado a los dictámenes emitidos a petición suya.

Además, con el fin de hacer del Comité un verdadero valor añadido respecto a las otras instituciones y permitir que sirva de enlace respecto a la sociedad civil organizada, debería mejorarse la función consultiva. Esto podría conseguirse como sigue:

- introduciendo una posibilidad de consulta "exploratoria" de carácter prelegislativo del Comité por la Comisión;

- confiando al Comité una función de organización o coordinación de determinadas consultas sobre temas complejos;

- constituyendo el Comité como tribuna adecuada para el diálogo civil que debería desarrollarse entre las organizaciones de la sociedad civil;

- reforzando el papel del CES como marco de concertación entre los interlocutores sociales y económicos.

Además, el Comité se esforzará más en el futuro por iniciativa propia por perseguir y promover que se tengan en consideración sus dictámenes.

4.6. La constitución del Comité como institución de pleno derecho

(p.m.)

5. Propuestas sobre los artículos del Tratado relativos al Comité Económico y Social

>SITIO PARA UN CUADRO>

Bruselas, 1 de marzo de 2000.

La Presidenta

del Comité Económico y Social

Beatrice Rangoni Machiavelli

ANEXO

al dictamen del Comité Económico y Social

La propuesta de enmienda siguiente, que obtuvo más de una cuarta parte de los votos emitidos, fue rechazada en el transcurso de las deliberaciones.

Enmienda del Sr. Malosse, la Sra. Pari y los Sres. Rodríguez García Caro y Vever.

Punto 2, segundo párrafo

Modifíquese del modo siguiente:

"El Comité está compuesto actualmente por 222 miembros procedentes de organizaciones de empresarios, empleados, agricultores, transportistas, pequeña y mediana empresa, artesanos, profesiones liberales, cooperativas, consumidores, medio ambiente, voluntariado, familias y juventud. La representación proporcional es diferente según los Estados miembros. Muchos miembros también realizan actividades y asumen responsabilidades en organizaciones europeas representativas reconocidas por las instituciones de la Unión. El Comité es, por tanto, una asamblea no política que reúne un amplio espectro de experiencia con competencias técnicas sólidas y reconocidas."

Resultado de la votación

Votos en contra: 100, votos a favor: 47, abstenciones: 12.