29.7.2021   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 304/107


RECOMENDACIÓN DEL CONSEJO

de 18 de junio de 2021

por la que se emite un dictamen del Consejo sobre el Programa de Convergencia de 2021 de Rumanía

(2021/C 304/23)

EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

Visto el Reglamento (CE) n.o 1466/97 del Consejo, de 7 de julio de 1997, relativo al refuerzo de la supervisión de las situaciones presupuestarias y a la supervisión y coordinación de las políticas económicas (1), y en particular su artículo 9, apartado 2,

Vista la recomendación de la Comisión Europea,

Vistas las resoluciones del Parlamento Europeo,

Previa consulta al Comité Económico y Financiero,

Considerando lo siguiente:

(1)

El 20 de marzo de 2020, la Comisión adoptó una Comunicación relativa a la activación de la cláusula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. La cláusula general de salvaguardia, tal como se establece en el artículo 5, apartado 1, el artículo 6, apartado 3, el artículo 9, apartado 1, y el artículo 10, apartado 3, del Reglamento (CE) n.o 1466/97 y en el artículo 3, apartado 5, y el artículo 5, apartado 2, del Reglamento (CE) n.o 1467/97 del Consejo (2), facilita la coordinación de las políticas presupuestarias en tiempos de grave recesión económica En dicha comunicación, la Comisión expuso su opinión de que, en vista de la grave recesión económica que cabía esperar de la pandemia de COVID-19, se reunían las condiciones para la activación de la cláusula general de salvaguardia. El 23 de marzo de 2020, los ministros de Hacienda de los Estados miembros manifestaron su acuerdo con la valoración de la Comisión. La cláusula general de salvaguardia ha concedido a los Estados miembros flexibilidad presupuestaria para afrontar la crisis de la COVID-19. Dicha cláusula ha facilitado la coordinación de las políticas presupuestarias en tiempos de grave recesión económica. Su activación permite una desviación temporal respecto de la trayectoria de ajuste hacia el objetivo presupuestario a medio plazo de cada Estado miembro, siempre que dicha desviación no ponga en peligro la sostenibilidad presupuestaria a medio plazo. El 17 de septiembre de 2020, en su comunicación relativa a la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible 2021, la Comisión anunció que la cláusula general de salvaguardia seguiría en vigor en 2021.

(2)

El 3 de abril de 2020, el Consejo adoptó la Decisión (UE) 2020/509 (3) sobre la existencia un déficit excesivo en Rumanía, a raíz del incumplimiento del criterio de déficit en 2019. Esta se basaba en los objetivos presupuestarios actualizados del Gobierno, mientras que la posterior publicación de los resultados de déficit de las Administraciones Públicas del 4,3 % del PIB confirmaron el incumplimiento. El exceso sobre el valor de referencia del 3 % del PIB establecido en el Tratado vino dado por un continuo aumento de los desequilibrios presupuestarios como consecuencia de una política presupuestaria expansionista desde 2016, en un período de fuerte crecimiento económico. El 3 de abril de 2020, el Consejo emitió también una Recomendación (4) encaminada a poner fin a la situación de déficit público excesivo en Rumanía a más tardar en 2022.

(3)

El 20 de julio de 2020, el Consejo adoptó una recomendación (5) (en lo sucesivo, «Recomendación del Consejo de 20 de julio de 2020»). Recomendó a Rumanía que aplicara políticas presupuestarias en consonancia con la Recomendación del Consejo de 3 de abril de 2020, adoptando al mismo tiempo todas las medidas necesarias para combatir la pandemia de COVID-19, sostener la economía y respaldar la posterior recuperación de forma eficaz.

(4)

La iniciativa Next Generation EU, incluido el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, garantizará una recuperación sostenible, integradora y equitativa. El Reglamento (UE) 2021/241 del Parlamento Europeo y del Consejo (6), que estableció el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, entró en vigor el 19 de febrero de 2021. Dicho Mecanismo proporcionará ayuda financiera a la realización de reformas y a la inversión, lo que implicará un impulso fiscal financiado por la Unión. El Mecanismo contribuirá a la recuperación económica y a la realización de reformas e inversiones sostenibles y favorables al crecimiento, particularmente para promover las transiciones ecológica y digital, y reforzará la resiliencia y el crecimiento potencial de las economías de los Estados miembros. También ayudará a las finanzas públicas a volver a posiciones más favorables a corto plazo y contribuirá a reforzar su sostenibilidad, y al crecimiento y la creación de empleo a medio y largo plazo.

(5)

El 3 de marzo de 2021, la Comisión aprobó una comunicación que ofrece nuevas orientaciones para facilitar la coordinación de las políticas presupuestarias y la elaboración de los programas de estabilidad y convergencia de los Estados miembros. La Comunicación también anunció la opinión de la Comisión de que la decisión relativa a la desactivación o el mantenimiento en vigor de la cláusula general de salvaguardia debe basarse en una evaluación global de la situación de la economía, utilizando como criterio cuantitativo clave la comparación del nivel de actividad económica en la Unión o en la zona del euro con los niveles anteriores a la crisis (finales de 2019). Sobre la base de sus previsiones de la primavera de 2021, el 2 de junio de 2021 la Comisión consideró que se cumplían las condiciones para mantener en vigor la cláusula general de salvaguardia en 2022 y para desactivarla en 2023. Tras la desactivación de la cláusula general de salvaguardia, se seguirá teniendo en cuenta la situación específica de cada país.

(6)

El 5 de mayo de 2021, Rumanía presentó su Programa de Convergencia de 2021, más tarde del plazo establecido en el artículo 8 del Reglamento (CE) n.o 1466/97.

(7)

En 2020, partiendo de los datos validados por Eurostat, Rumanía registró un déficit de las Administraciones Públicas del 9,2 % del producto interior bruto (PIB), mientras que su deuda pública aumentó al 47,3 % del PIB. La variación anual en el saldo presupuestario primario representaba un -3,6 % del PIB, teniendo en cuenta particularmente las medidas presupuestarias discrecionales de reactivación de la economía, de importe equivalente al 1,5 % del PIB, y el funcionamiento de los estabilizadores automáticos. Rumanía también adoptó medidas de apoyo a la liquidez de empresas las y los hogares (tales como garantías y aplazamientos en el pago de impuestos, que no tienen un impacto presupuestario directo e inmediato), por un importe estimado en el 4 % del PIB. La Comisión calcula que en 2020 el aumento efectivo de las garantías públicas ha sido aproximadamente del 1,5 % del PIB.

(8)

El escenario macroeconómico subyacente en las previsiones presupuestarias es realista para 2021 y 2022. Según el Programa de Convergencia de 2021, se prevé que el crecimiento del PIB real sea del 5,0 % en 2021 y del 4,8 % en 2022. En ambos años, se prevé que el principal motor sea la demanda interna, con un fuerte crecimiento del consumo y la inversión. Las previsiones de la primavera de 2021 de la Comisión sobre el crecimiento de Rumanía son ligeramente superiores a las del Programa de Convergencia de 2021, con un 5,1 % en 2021 y un 4,9 % en 2022, y están igualmente impulsadas por la demanda interna.

(9)

En su Programa de Convergencia de 2021, el Gobierno planea un descenso del déficit de las Administraciones Públicas, que pasaría del 9,2 % del PIB en 2020 al 8 % del PIB en 2021, mientras que la ratio de deuda aumentaría al 50,8 % del PIB en 2021. Según el Programa de Convergencia de 2021, la variación del saldo presupuestario primario en 2021 respecto del nivel anterior a la crisis (2019) sería del 3,3 % del PIB, lo que reflejaría las medidas presupuestarias discrecionales adoptadas en apoyo de la economía, de importe equivalente al 1,5 % del PIB, y el funcionamiento de los estabilizadores automáticos. Estas previsiones concuerdan están en consonancia con las previsiones de la primavera de 2021 de la Comisión.

(10)

En respuesta a la pandemia de COVID-19 y a la recesión económica asociada, Rumanía ha adoptado medidas presupuestarias para reforzar la capacidad de su sistema sanitario, contener la pandemia de COVID-19 y prestar ayuda a las personas y sectores más afectados. Esta enérgica respuesta ha amortiguado la contracción del PIB, lo que, a su vez, ha contenido el aumento del déficit público y la deuda pública. Las medidas adoptadas por Rumanía en 2020 y 2021 se ajustan a la Recomendación del Consejo de 20 de julio de 2020. Las medidas discrecionales adoptadas por el Gobierno en 2020 y 2021 son temporales o van acompañadas de medidas compensatorias. Al mismo tiempo, ha habido un impacto presupuestario continuo de las medidas expansivas adoptadas antes de la pandemia de COVID-19. Estas medidas incluían, en particular, la subida de las pensiones y otros gastos sociales, así como la recortes del impuesto sobre la renta.

(11)

El Programa de Convergencia de 2021 parte de la base de que las inversiones y reformas financiadas mediante subvenciones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia representarán el 0,1 % del PIB en 2021, el 0,6 % del PIB en 2022, el 1,2 % del PIB en 2023, el 1,2 % del PIB en 2024, el 0,9 % del PIB en 2025 y el 0,9 % del PIB en 2026. El Programa de Convergencia de 2021 también parte de la base de que los préstamos concedidos en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia representarán un 2,3 % del PIB en 2025 y un 2,5 % del PIB en 2026. Las previsiones de la primavera de 2021 de la Comisión solo integran las subvenciones en sus previsiones presupuestarias, ya que en el Programa de Convergencia de 2021 se parte de la base de que los préstamos deberán comenzar después del periodo cubierto por las previsiones de primavera de 2021 de la Comisión.

(12)

Para evaluar el efecto global de la política presupuestaria en la coyuntura actual, habrá que incluir en el agregado del gasto pertinente las considerables transferencias procedentes del presupuesto de la Unión (por ejemplo, del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia). El efecto global de la política presupuestaria se mide por lo tanto mediante la variación de los gastos primarios, incluidos los gastos financiados con subvenciones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y de otros fondos de la Unión, y excluidas las medidas discrecionales en materia de ingresos y las medidas de urgencia temporales relacionadas con la crisis. Más allá del efecto global de la política presupuestaria, el análisis también pretende evaluar si la política presupuestaria nacional es prudente y su composición propicia una recuperación sostenible compatible con las transiciones ecológica y digital. Por esta razón, se presta especial atención a la evolución de la inversión y de los gastos primarios corrientes que son financiados a nivel nacional.

(13)

En su Programa de Convergencia de 2021, Rumanía prevé que el déficit de las Administraciones Públicas disminuya al 6,2 % del PIB en 2022, principalmente como consecuencia de la supresión de las medidas temporales de apoyo adoptadas en 2020 y 2021. Por su parte, la ratio de deuda de sus Administraciones Públicas aumentaría al 52,9 % del PIB en 2022. Estas previsiones son más favorables que las previsiones de la primavera de 2021 de la Comisión. Partiendo dichas provisiones de la Comisión, y basándose en el método específico que refleja los retos mencionados, el efecto global de la política presupuestaria, tal como se ha definido anteriormente —incluida la incidencia en la demanda agregada en 2022 de las inversiones financiadas tanto por el presupuesto nacional como por el de la Unión, en particular a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia—, se estima en el -0,5 % del PIB (7). El efecto positivo de los gastos financiados por las subvenciones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y de otros fondos de la Unión aumentaría en 0,4 punto porcentual del PIB. Las inversiones financiadas a nivel nacional tendrían un efecto expansionista equivalente a 0,1 puntos porcentuales del PIB (8). Los gastos primarios corrientes financiados a nivel nacional (excluidas las medidas discrecionales relativas a los ingresos) tendrían un efecto neutro.

(14)

Según los planes presupuestarios a medio plazo del Programa de Convergencia de 2021, el déficit de las Administraciones Públicas disminuiría, pasando del 4,4 % del PIB en 2023 al 2,9 % del PIB en 2024. Se prevé que el déficit de las Administraciones Públicas ya no supere el 3 % del PIB establecido en el Tratado en 2024. De acuerdo con dicho Programa, el efecto global de la política presupuestaria —incluida también la incidencia en la demanda agregada de las inversiones financiadas tanto por el presupuesto nacional como por el de la Unión, en particular a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia— se estima en un promedio del 0,6 % del PIB en 2023 y 2024. El efecto positivo de los gastos financiados por las subvenciones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y de otros fondos de la Unión aumentaría en 0,2 puntos porcentuales del PIB. Las inversiones financiadas a nivel nacional tendrían un efecto contractivo equivalente a 0,1 puntos porcentuales del PIB (9). Los gastos primarios corrientes financiados a nivel nacional (excluidas las medidas discrecionales relativas a los ingresos) tendrían un efecto contractivo equivalente a 0,8 puntos porcentuales del PIB. El crecimiento potencial nominal medio a 10 años se estima actualmente en un 5,75 % (10). Sin embargo, esta estimación no incluye el impacto de las reformas que forman parte del plan de recuperación y resiliencia y podrían por lo tanto estimular el crecimiento potencial de Rumanía.

(15)

La ratio de deuda de las Administraciones Públicas aumentaría hasta el 53,3 % del PIB en 2023 y disminuiría al 52,4 % del PIB en 2024. En vista del aumento especialmente rápido de la trayectoria de la deuda a medio plazo, debido principalmente al elevado déficit previsto para 2022 y unas condiciones de financiación desfavorables en comparación con otros Estados miembros, se considera que Rumanía afronta unos riesgos elevados en lo relativo a la sostenibilidad a medio plazo de sus finanzas públicas, según el análisis más reciente de la sostenibilidad de su deuda.

(16)

El 2 de junio de 2021, la Comisión emitió una Recomendación del Consejo para la corrección del déficit excesivo de Rumanía en el año 2024. Según esta Recomendación, Rumanía debe alcanzar un objetivo de déficit de las Administraciones Públicas del 8,0 % del PIB en 2021, del 6,2 % del PIB en 2022, del 4,4, % del PIB en 2023, y del 2,9 % del PIB en 2024, lo cual es compatible con una tasa de incremento nominal del gasto público primario neto del 3,4 % en 2021, del 1,3 % en 2022, del 0,9 % en 2023 y del 0,0 % en 2024. Esto se corresponde con un ajuste estructural anual del 0,7 % del PIB en 2021, del 1,8 % del PIB en 2022, del 1,7 % del PIB en 2023 y del 1,5 % del PIB en 2024.

(17)

El Consejo ha evaluado el Programa de Convergencia de 2021 y las medidas de seguimiento adoptadas por Rumanía para aplicar la Recomendación del Consejo de 20 de julio de 2020.

RECOMIENDA A RUMANÍA QUE:

1.   

Aplique políticas presupuestarias en consonancia con la Recomendación del Consejo de 18 de junio de 2021 encaminada a poner fin a la situación de déficit público excesivo de Rumanía (11).

Hecho en Luxemburgo, el 18 de junio de 2021.

Por el Consejo

El Presidente

J. LEÃO


(1)  DO L 209 de 2.8.1997, p. 1.

(2)  Reglamento (CE) n.o 1467/97 del Consejo, de 7 de julio de 1997, relativo a la aceleración y clarificación del procedimiento de déficit excesivo (DO L 209 de 2.8.1997, p. 6).

(3)  Decisión (UE) 2020/509 del Consejo, de 3 de abril de 2020, sobre la existencia de un déficit excesivo en Rumanía (DO L 110 de 8.4.2020, p. 58).

(4)  Recomendación del Consejo, de 3 de abril de 2020, encaminada a poner fin a la situación de déficit público excesivo de Rumanía (DO C 116 de 8.4.2020, p. 1).

(5)  Recomendación del Consejo, de 20 de julio de 2020, relativa al Programa Nacional de Reformas de 2020 de Rumanía y por la que se emite un dictamen del Consejo sobre el Programa de Convergencia para 2020 de Rumanía (DO C 282 de 26.8.2020, p. 149).

(6)  Reglamento (UE) 2021/241 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de febrero de 2021, por el que se establece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (DO L 57 de 18.2.2021, p. 17).

(7)  Un signo negativo en el indicador corresponde a un incremento de los gastos primarios superior al crecimiento económico a medio plazo, lo que refleja una política presupuestaria expansionista.

(8)  Se prevé que otros gastos de capital financiados a nivel nacional tendrían un efecto neutro.

(9)  Se prevé que otros gastos de capital financiados a nivel nacional tendrían un efecto neutro.

(10)  Estimación de la Comisión, con arreglo a la metodología común.

(11)  Véase la página … del presente Diario Oficial.