EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52020IR4292

Dictamen del Comité Europeo de las Regiones — Plan de acción sobre las materias primas fundamentales

COR 2020/04292

OJ C 175, 7.5.2021, p. 10–16 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, HR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)

7.5.2021   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 175/10


Dictamen del Comité Europeo de las Regiones — Plan de acción sobre las materias primas fundamentales

(2021/C 175/03)

Ponente:

Isolde RIES (DE/PSE)

Vicepresidenta primera del Parlamento del Estado federado de Sarre

Documento de referencia:

COM(2020) 474 final

RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ EUROPEO DE LAS REGIONES

Observaciones generales

1.

señala que las sociedades y las economías modernas no pueden funcionar de una manera estable sin un suministro de materias primas fiable, seguro, competitivo y respetuoso con el medio ambiente. Las materias primas fundamentales son aquellas materias primas que revisten una elevada importancia económica y para las que, no obstante, no existe un suministro seguro y estable procedente de fuentes propias de la Unión Europea en el momento actual;

2.

considera que la UE necesita una base industrial fuerte que en gran medida depende de un suministro adecuado de materias primas y de su uso y reciclado eficientes, debido a los compromisos con la transición hacia una economía con menores emisiones de CO2 y a la creciente digitalización;

3.

señala que, según un estudio de la Comisión Europea (1), sobre la base de la información disponible en la actualidad, la demanda de materias primas fundamentales para las tecnologías y sectores estratégicos aumentará considerablemente hasta 2030 y 2050 y que, por ejemplo, la UE necesitará hasta dieciocho veces más litio y cinco veces más cobalto en 2030 para las baterías de los vehículos eléctricos y los acumuladores de energía, así como casi sesenta veces más litio y quince veces más cobalto en 2050 que en la actualidad;

4.

señala que, en todo el mundo, menos del 5 % de las materias primas fundamentales se obtienen o producen en la UE, mientras que la industria de la UE representa alrededor del 20 % del consumo mundial de estas materias primas. La UE depende en gran medida de las importaciones de materias primas fundamentales que desempeñan un papel crucial para las tecnologías del futuro y, como en el caso de los metales y elementos raros, resultan importantes para aplicaciones técnicas innovadoras. Esto las hace necesarias para el tipo de producción y generación de valor añadido en el que la economía europea aspira a ocupar una importante posición de liderazgo mundial. Así ocurre, por ejemplo, con el uso de materias primas en el marco del Pacto Verde Europeo para la transición prevista hacia un abastecimiento de energía seguro, limpio y asequible procedente de fuentes renovables, hacia una economía limpia y más circular, o con su uso en una movilidad y una construcción más eficientes en el uso de la energía y los recursos;

5.

constata que el conjunto del sector de las materias primas en la UE ofrece unos 350 000 puestos de trabajo y que más de treinta millones de puestos de trabajo en las industrias manufactureras transformadoras dependen de un acceso fiable y no discriminatorio a las materias primas;

6.

subraya que, entre otras cosas, la crisis de la COVID-19 ha demostrado que Europa tiene una gran dependencia de proveedores no comunitarios de materias primas fundamentales y que las perturbaciones en el suministro pueden tener efectos negativos en las cadenas de valor industrial y en otros sectores;

Consecuencias para la industria

7.

pone de relieve la necesidad de contrarrestar la excesiva dependencia de los países no pertenecientes a la UE en cuestión de materias primas fundamentales y de aumentar la resiliencia de las cadenas de suministro fundamentales a fin de garantizar la seguridad del abastecimiento, la transición energética y la transición hacia una economía digital;

8.

señala que las materias primas fundamentales son especialmente necesarias en muchas industrias europeas clave y de futuro, como la automoción, el acero, la industria aeronáutica, las tecnologías de la información, la industria sanitaria o las energías renovables. Los productos innovadores y las nuevas tecnologías, como la electromovilidad, la digitalización, la industria 4.0 y la transición energética, modifican e incrementan la necesidad de materias primas. Asimismo, la demanda de materias primas se incrementará como consecuencia del crecimiento de la población, la industrialización y la descarbonización gradual de los sectores del transporte y la energía;

9.

señala que un acceso justo y no discriminatorio a las materias primas, un suministro seguro de las mismas y unos precios estables y predecibles son fundamentales para las posibilidades de desarrollo, la competitividad de la industria europea y de las pymes, la innovación y el mantenimiento de los emplazamientos industriales de la UE;

10.

manifiesta su convicción de que es necesario un enfoque más estratégico para garantizar un suministro sostenible de materias primas fundamentales y reducir la dependencia de terceros o de las importaciones de materias primas; subraya que ello requiere la creación de cadenas de valor diversificadas, la reducción de la dependencia de las materias primas, el fortalecimiento de la economía circular, el fomento de la innovación para las alternativas así como la garantía de unas condiciones de competencia equitativas en el mercado mundial que sean respetuosas con el medio ambiente y socialmente responsables;

11.

acoge favorablemente el hecho de que la Comisión Europea haya presentado un Plan de acción sobre las materias primas fundamentales, así como el primer informe sobre prospectiva estratégica, según el cual la dependencia de la UE de las importaciones de materias primas fundamentales constituye una debilidad estratégica;

12.

apoya los objetivos del Plan de acción para desarrollar cadenas de valor industrial resilientes en la UE, reducir la dependencia de las materias primas fundamentales mediante el uso circular de los recursos, los productos sostenibles y la innovación, reforzar el abastecimiento propio de materias primas en la UE, diversificar el abastecimiento por parte de terceros países y subsanar las distorsiones del comercio internacional de conformidad con la OMC;

13.

subraya que las regiones dependen en diferentes grados de las materias primas fundamentales, por lo que pide que se identifiquen las dependencias regionales de estas materias primas y las necesidades de acción regional derivadas de esta circunstancia para crear cadenas de valor sostenibles e innovadoras;

14.

señala que, en el marco del Plan de acción, los entes regionales y locales representan un nivel esencial para lograr la aceptación de los objetivos estratégicos de la UE en cuestión de materias primas y de proyectos industriales;

15.

ante la posibilidad de que se amplíe el ámbito de aplicación de los criterios de la taxonomía de la UE a los sectores económicos aún no cubiertos por dicha clasificación, pide que los criterios aplicables en el caso de la extracción, obtención y transformación de materias primas se basen en la evaluación del ciclo de vida completo de los recursos (con un enfoque cradle-to-cradle o «de la cuna a la cuna») y en consideraciones socioeconómicas. Por otra parte, al evaluar una empresa debe distinguirse entre las inversiones en instalaciones de producción existentes y en nuevas instalaciones a fin de evitar que solo poquísimas inversiones sean clasificadas como sostenibles y que, en consecuencia, aumenten los costes de financiación para la indispensable transformación de la economía;

Salvaguardia de las cadenas de valor industrial en la UE

16.

pide que se subsanen las lagunas y las deficiencias de las actuales cadenas de suministro de materias primas mediante un enfoque más estratégico. Sería procedente, por ejemplo, un almacenamiento adecuado para evitar interrupciones inesperadas en la producción y en el suministro. También se necesitan fuentes alternativas de suministro en caso de interrupción, así como colaboraciones más estrechas entre los agentes del ámbito de las materias primas fundamentales y los sectores de consumo descendentes, que estimulen la inversión en desarrollos estratégicos;

17.

celebra que la Comisión Europea haya vuelto a ratificar en la actual lista de materias primas fundamentales al carbón de coque como una de las materias primas más importantes para la industria siderúrgica; señala que esta materia prima sigue siendo indispensable para la industria siderúrgica, siempre y cuando no se puedan aplicar a gran escala alternativas viables desde el punto de vista tecnológico y económico; además, con vistas al desarrollo de la metalurgia del hidrógeno, la Comisión Europea pide que se examine el potencial de una posible inclusión de hierro briqueteado en caliente (HBI) y del hierro prerreducido (DRI) en la lista de materias primas fundamentales de la UE;

18.

apoya las alianzas industriales, como la Alianza Europea de Baterías, cuyo objetivo es impulsar inversiones públicas y privadas de gran envergadura que, en la medida de lo posible, contribuyan a satisfacer ampliamente las necesidades europeas de litio, y pide que se apoyen asimismo las alianzas de futuro para las industrias de materias primas;

19.

apoya, en particular, la nueva Alianza Europea sobre Materias Primas, cuyo objetivo es reforzar la resiliencia de la UE en toda la cadena de valor de las tierras raras e imanes; acoge con satisfacción que esta alianza esté abierta a todas las partes interesadas pertinentes, incluidas las regiones, y que se invitara a su acto inaugural al Comité de las Regiones (2);

20.

valora positivamente el hecho de que el Banco Europeo de Inversiones haya anunciado recientemente su apoyo financiero a los proyectos destinados a garantizar el suministro de materias primas fundamentales necesarias para los procesos con bajas emisiones de carbono en la UE;

21.

pide que se garantice que estos proyectos no distorsionen la competencia, sean sostenibles y eficientes en el uso de los recursos y contribuyan a la resiliencia estratégica de la UE;

Reciclado y sustitución de materias primas

22.

constata que en Europa no se utilizan suficientemente las materias primas fundamentales propias y que la capacidad actual de transformación, reciclado, refinado y separación de los Estados miembros de la UE no es suficiente;

23.

señala que la reducción del consumo, la prevención de residuos y el reciclado deben ser los elementos clave en la transición hacia una economía eficiente en el uso de los recursos; pide que se informe a los consumidores con transparencia y en grado suficiente acerca de la situación de las materias primas en nuestra sociedad de abundancia y derroche y que se proporcione también información transparente y adecuada sobre las condiciones de mercado que rigen para el sector del reciclaje, si bien los consumidores solo tienen una responsabilidad secundaria a la hora de favorecer productos de elevada reciclabilidad y de consumir menos: la responsabilidad primaria recae antes que nada en los productores y, por lo tanto, es a ellos a quienes deben imponerse los requisitos; en el caso de los productos fabricados en la Unión, los requisitos se impondrán a los fabricantes, mientras que se deberán imponer requisitos equivalentes a los productos importados en el mercado de la Unión;

24.

subraya la importancia de la investigación y el desarrollo en lo que atañe a la aplicación y la práctica de la obtención de materias primas y a la eficiencia en el uso de las mismas;

25.

pide que, en general, se refuerce y se fomente de manera sostenible la investigación y el desarrollo en el ámbito de la obtención de materias primas y la economía circular, incluida la metalurgia como «facilitador clave»; advierte de que, en el futuro, la financiación de la investigación en el ámbito del desarrollo de nuevos materiales siempre deberá incluir la reciclabilidad de estos;

26.

subraya que el objetivo debería ser asimismo ampliar de forma considerable la vida útil y la facilidad de reparación de los productos que requieren de materias primas fundamentales mediante un concepto de diseño sostenible (diseño ecológico) y sustituir las materias primas fundamentales por materiales de mayor disponibilidad, especialmente cuando los avances tecnológicos y la obsolescencia programada limitan su vida útil; pide que se actualice el requisito del marcado CE mediante el establecimiento de criterios ambiciosos en materia de reciclabilidad para los productos que contienen materias primas fundamentales;

27.

señala que, a estos efectos, puede hacerse uso de Horizonte Europa, del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, así como de los programas nacionales de investigación y desarrollo. Por ejemplo, en ese marco ha sido posible elaborar una agenda estratégica de investigación e innovación para la economía circular europea (CICERONE, Circular economy platform for European priorities strategic agenda), mientras que con el proyecto MIREU (Mining and metallurgy regions) las regiones minerometalúrgicas europeas han podido impulsar su interconexión y orientarla más a fortalecer y priorizar la importancia de garantizar el abastecimiento de materias primas;

28.

considera que se debe mantener informados en todo momento a los consumidores sobre las externalidades relacionadas con comprar y sustituir frecuentemente artículos para el hogar de bajo coste y mala calidad; el retorno progresivo a una cultura de mantenimiento y reparación podría crear nuevos puestos de trabajo que no puedan deslocalizarse;

29.

constata que, en numerosos casos, en Europa, el término «residuo» encubre recursos valiosos y materias primas fundamentales; hace referencia al respecto al reciente Dictamen del Comité de las Regiones «Nuevo Plan de acción para la economía circular» (3);

30.

destaca que los materiales reciclados deberían utilizarse en mayor medida para reducir el uso de materias primas primarias y materias primas fundamentales; pide a la Comisión Europea que examine los criterios competitivos según los cuales los nuevos productos deben incluir, en la medida de lo posible, un porcentaje significativo de material reciclado, y recomienda que estos criterios se incluyan en el enfoque de las cadenas de valor clave de los productos (4);

31.

pide que se investigue la recuperación de materias primas fundamentales a partir de los residuos urbanos desde el punto de vista de la aplicabilidad y la viabilidad económica y que se aumente en la medida que lo permitan las posibilidades técnicas y económicas. En particular, las materias primas necesarias para las energías renovables o las aplicaciones técnicas innovadoras, como las tierras raras, el galio o el indio, no se reciclan o solo se reciclan en una pequeña proporción, ya que hasta ahora el reciclado es relativamente costoso desde el punto de vista técnico y económico. Cabe subrayar también la importancia de promover una recuperación efectiva de energía combinada con la retención de metales y sales procedentes de residuos que no puedan reciclarse de otro modo como consecuencia de la contaminación, la fatiga de los materiales o la complejidad de los mismos. Por lo tanto, la Unión Europea, los Estados miembros, las regiones —con sus centros de investigación públicos— y las empresas deben investigar más en este ámbito y hacer posible la aplicación práctica de los resultados de dichas investigaciones con la finalidad de evitar que determinadas materias primas valiosas se viertan como residuos;

32.

toma nota de que se exportan cantidades significativas de residuos y chatarra, aunque podrían reciclarse potencialmente para obtener materias primas secundarias en la UE, pide —en particular ante los daños medioambientales a veces catastróficos que la exportación de residuos y chatarra causa en países en desarrollo y emergentes con capacidades de reciclado insuficientes— que se refuercen de manera significativa las capacidades de reciclado dentro de la UE;

33.

señala que actualmente no se hace un registro estadístico de la cantidad de materias primas vertidas como residuos de las actividades extractivas. Por consiguiente, se invita a la Comisión Europea a evaluar y a cartografiar la cantidad de materiales almacenados con la ayuda de los Estados miembros, las regiones y los municipios;

34.

subraya que los fabricantes tienen un importante papel que desempeñar en la transición hacia una economía circular. Deben desarrollar productos innovadores que permitan la separación de materiales para que sean respetuosos con el medio ambiente y requieran el menor uso posible de materias primas fósiles primarias; los productores también deben revisar los modelos de negocio actuales para dirigirlos hacia un consumo menor de recursos; señala que, al mismo tiempo, el Estado también tiene tareas que le competen en primera instancia, por ejemplo, la creación de un marco y una legislación adecuados, así como el establecimiento de incentivos económicos;

Refuerzo del abastecimiento y del procesamiento sostenibles de materias primas en la UE

35.

subraya la necesidad de que, en la medida de lo posible, la UE se abastezca a largo plazo de materias primas procedentes de sus propias fuentes y elabore estrategias de desarrollo anticipadas, incluido el desarrollo de nuevas capacidades de exploración y transformación de materias primas fundamentales en la UE, así como de un modelo de financiación sostenible que permita transformar las actuales operaciones de extracción de materias primas fundamentales;

36.

hace hincapié en que el aumento de la obtención de materias primas en el interior de la propia UE debe realizarse en el marco de las normas medioambientales y de seguridad en el trabajo más estrictas y de eficacia comprobada; señala que los proyectos de la UE ya tienen en cuenta ejemplos de buenas prácticas al respecto, pero en conjunto no han supuesto aún un aumento significativo de los proyectos de inversión para una mayor obtención y transformación de materias primas. El abastecimiento de la economía con materias primas fundamentales procedentes de fuentes propias incluye no solo la continuación de las actividades mineras anteriores y actuales, sino también nuevas actividades en este ámbito;

37.

lamenta, en este contexto, que aún no exista una aplicación significativamente mayor de los resultados de la I+D en la práctica empresarial de obtención y transformación de materias primas y que, en la UE, la nueva minería de materias primas utilizadas en la alta tecnología deba basarse en los resultados de los proyectos de I+D sobre la minería innovadora de bajo impacto; acoge con satisfacción, en este contexto, que la Comisión Europea quiera seguir impulsando a partir de 2021 la reducción del impacto medioambiental en el marco de Horizonte Europa e insta a tener en cuenta especialmente en ese sentido los aspectos de la gestión del agua y la renaturalización;

38.

subraya que, además de las normas de protección medioambiental y laboral, los permisos mineros deberían recoger soluciones también sobre cómo compensar el valor medioambiental y recreativo perdido, de modo que las zonas mineras puedan seguir utilizándose con fines recreativos, y otras finalidades igualmente importantes para la comunidad local, durante las operaciones de extracción y una vez finalizadas las mismas;

39.

destaca que las regiones desempeñan un papel fundamental por su experiencia al respecto; señala que los recursos de materias primas de la UE para la producción de baterías se encuentran en varias regiones carboníferas, pero también en otras regiones, y que muchos residuos mineros son ricos en materias primas fundamentales; por ello, pide que se investiguen las minas abandonadas o las nuevas minas y explotaciones a cielo abierto en las que se encuentren materias primas fundamentales; afirma que con la extracción de estas materias primas se podrían crear nuevos puestos de trabajo en regiones mineras antiguas y en activo;

40.

subraya que en las regiones mineras antiguas y en activo de la UE existe una gran competencia técnica; la experiencia y los conocimientos deben transmitirse a las nuevas generaciones de trabajadores, y las competencias de los profesionales deben reforzarse con medidas de formación y perfeccionamiento específicas;

41.

señala que la explotación de yacimientos de materias primas y la apertura de nuevas minas y explotaciones a cielo abierto pueden reducir la dependencia de la UE de terceros países, pero que la exploración y la promoción necesarias dentro de la UE a menudo compiten con otras opciones de uso del suelo y, por tanto, están sujetas a restricciones de ordenación del territorio; de ahí que se abogue por que los conflictos de uso se resuelvan de la manera más consensuada posible en términos de protección de las materias primas;

42.

toma nota de que la oposición pública a los proyectos mineros está aumentando en muchos países de la UE y que los esfuerzos de la industria por mejorar su huella ecológica aún no han sido suficientemente reconocidos. Por lo tanto, es necesario que la Unión Europea, los Estados miembros, las regiones y los municipios comuniquen de forma transparente y activa las ventajas y los inconvenientes de la reapertura y de la construcción de nuevas minas y explotaciones a cielo abierto, garantizando la participación de todas las partes interesadas pertinentes y, de este modo, la aceptación y la comprensión de la sociedad civil;

43.

señala que la reapertura y la inauguración de minas y de explotaciones a cielo abierto entraña elevados costes de inversión y explotación, debido entre otros motivos a las estrictas normas medioambientales y de seguridad vigentes en la UE; esto supone una desventaja económica para las regiones mineras europeas con respecto a otras zonas del mundo, por lo que pide a la Unión Europea y a sus Estados miembros que examinen si tales proyectos pueden obtener ayuda financiera de la UE o en el marco de las normas de ayudas estatales y en qué medida pueden hacerlo;

44.

subraya que el Fondo de Transición Justa debe contribuir a mitigar el impacto socioeconómico de la transición hacia la neutralidad climática en las regiones con uso intensivo del carbón y del carbono y a diversificar la economía de las regiones mediante inversiones en economía circular. La partida «Infraestructura sostenible» del Fondo InvestEU podría asimismo respaldar el desarrollo regional de materias primas fundamentales;

45.

aboga por el desarrollo y la aplicación en la UE de competencias técnicas suficientes para desarrollar o perfeccionar determinadas materias primas fundamentales, como el litio; pide que la Unión Europea, los Estados miembros y los entes regionales y locales se comprometan activamente en la creación y el desarrollo de las capacidades correspondientes;

46.

pide una mejor coordinación entre las partes interesadas pertinentes en los ámbitos de la exploración, la obtención, la distribución, la transformación, la reutilización y el reciclado; en este contexto, los entes regionales y locales desempeñan un papel fundamental;

47.

subraya que las estrategias y la planificación en el ámbito de las materias primas de los Estados miembros y de los entes regionales y locales pueden contribuir de manera significativa a la protección de las materias primas propias;

48.

reconoce que para poner en práctica en la EU una minería de materias primas fundamentales nueva, innovadora, aceptada, segura y respetuosa con el medio ambiente es necesario que las autorizaciones cuenten con seguridad jurídica, y pide que las autoridades y organismos nacionales, regionales y locales competentes en la materia se establezcan, organicen y equipen en consonancia con la importancia cada vez mayor de sus competencias y tareas para que unos procedimientos administrativos transparentes, eficaces y coordinados hagan posible la obtención de materias primas en el territorio de la UE;

Cooperación regional

49.

destaca la importancia de fomentar las agrupaciones nacionales y regionales relacionadas con las materias primas que aúnen a la industria, las autoridades de minas, los servicios geológicos, los proveedores de servicios anteriores o posteriores de la cadena, los fabricantes de equipos, las empresas mineras y de tratamiento de materias primas, así como al sector del transporte y los interlocutores sociales para lograr una actividad minera sostenible en Europa, también utilizando las nuevas tecnologías mineras;

50.

subraya la necesidad de que los niveles local, regional, nacional y europeo trabajen juntos para hacer frente a las consecuencias sobre el terreno y para cubrir las necesidades de inversión;

51.

pide que se refuerce la interconexión de las regiones europeas con una elevada dependencia de las materias primas fundamentales para encontrar soluciones comunes y garantizar un papel activo de las regiones en la Alianza Europea sobre Materias Primas;

Abastecimiento de materias primas procedentes de terceros países

52.

constata que, a pesar de todos los esfuerzos, la UE seguirá dependiendo en gran medida de las importaciones de materias primas fundamentales procedentes de terceros países; señala que ya existe una intensa competencia por las materias primas fundamentales entre numerosos países;

53.

subraya el aumento de las restricciones comerciales y de las distorsiones de competencia en el comercio de materias primas; pide a la Comisión Europea que siga de cerca las restricciones a las exportaciones y a las importaciones y que las aborde a nivel regional, bilateral y multilateral; considera que las medidas que distorsionan el comercio exterior en relación con las materias primas y, en particular, las materias primas fundamentales deben examinarse en su totalidad y, en caso necesario, deberán adoptarse medidas legales más amplias en el marco de los objetivos de la Organización Mundial del Comercio (OMC);

54.

considera que una política de materias primas con medios diplomáticos reviste una gran importancia para la UE, no solo desde el punto de vista de la política industrial y energética y del comercio internacional, sino también como un tema transversal que afecta a diversos ámbitos de la política interior, exterior y de seguridad;

55.

constata que sería beneficioso para la resiliencia económica y financiera de la UE el hecho de que las materias primas fundamentales se comercializaran en moneda europea, ya que reduciría la volatilidad de los precios y la dependencia de los mercados financieros en dólares estadounidenses de los importadores de la UE y de los exportadores de terceros países; pide a la Comisión Europea y a los Estados miembros que intensifiquen sus esfuerzos para negociar en moneda europea;

56.

pide a la UE que fomente las asociaciones estratégicas con terceros países ricos en materias primas; acoge con satisfacción el enfoque de la Comisión Europea de asesorar acerca de las prioridades a los Estados miembros y a la industria antes del lanzamiento de proyectos de colaboración piloto en 2021, también en los respectivos países, puesto que estos disponen de conocimientos técnicos locales y de una red de embajadas de los Estados miembros;

57.

señala que una mayor colaboración con socios estratégicos debe ir acompañada de un abastecimiento responsable. Una alta concentración de la oferta en países con normas sociales y medioambientales menos exigentes no solo representa un riesgo para la seguridad del suministro, sino que también puede agravar los problemas sociales y medioambientales. Por lo tanto, el primer objetivo es alcanzar un acuerdo internacional a nivel de la OMC, con el fin de garantizar una elevada transparencia y una trazabilidad coherente de las cadenas de suministro y de comercio en relación con las normas sociales y medioambientales aplicables a la extracción de materias primas en terceros países. A continuación, deberían iniciarse negociaciones lo antes posible para mejorar sistemáticamente estas normas, como ya ocurre en los actuales acuerdos de libre comercio de la UE; acoge con satisfacción el Reglamento sobre los minerales de zonas de conflicto que ha entrado en vigor el 1 de enero de 2021 y alienta a la Comisión Europea a presentar lo antes posible una propuesta equilibrada en relación con las obligaciones de diligencia debida en las cadenas de suministro;

58.

subraya que el abastecimiento de materias primas para empresas en mercados de suministro muy consolidados y en competencia con mercados que tienen gran potencial de demanda (en particular, China) es cada vez más difícil; pide que se preste un apoyo específico a alianzas empresariales tales como las alianzas comerciales.

Bruselas, 19 de marzo de 2021.

El Presidente del Comité Europeo de las Regiones

Apostolos TZITZIKOSTAS


(1)  Critical Raw Materials for Strategic Technologies and Sectors in the EU — A Foresight Study: https://ec.europa.eu/docsroom/documents/42881?locale=es.

(2)  Página web de la Alianza Europea sobre Materias Primas: https://erma.eu/ y formulario de adhesión: https://erma.eu/about-us/join-erma/.

(3)  Dictamen del Comité Europeo de las Regiones — «Nuevo Plan de acción para la economía circular» (DO C 440 de 18.12.2020, p. 107).

(4)  Dictamen del Comité Europeo de las Regiones — «Nuevo Plan de acción para la economía circular» (DO C 440 de 18.12.2020, p. 107).


Top