EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52019IE1831

Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre «Enseñar Europa: desarrollo de herramientas para centros escolares»(Dictamen de iniciativa)

EESC 2019/01831

OJ C 353, 18.10.2019, p. 52–58 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, HR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)

18.10.2019   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 353/52


Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre «Enseñar Europa: desarrollo de herramientas para centros escolares»

(Dictamen de iniciativa)

(2019/C 353/09)

Ponente: Gerhard RIEMER

Decisión del Pleno

20.2.2019

Fundamento jurídico

Artículo 32, apartado 2, del Reglamento interno

Dictamen de iniciativa

Sección competente

Empleo, Asuntos Sociales y Ciudadanía (SOC)

Aprobado en sección

8.7.2019

Aprobado en el pleno

17.7.2019

Pleno n.o

545

Resultado de la votación

(a favor/en contra/abstenciones)

191/4/6

1.   Conclusiones y recomendaciones

1.1.

El CESE interpreta la Declaración de París de 2015 (1) y la Recomendación del Consejo de 2018 (2) como un mandato claro de los Estados miembros avalado por la Resolución del Parlamento Europeo de 2016 (3) para incluir plenamente la enseñanza y el aprendizaje sobre la «Unión Europea» en la agenda política. Se trata de un nuevo punto de partida para la promoción de una dimensión europea de la enseñanza y brindar el apoyo necesario al personal docente.

1.2.

El CESE considera que en cierta medida existe una falta de información en el sector educativo en lo que respecta a la comprensión general por parte de los estudiantes del papel de la UE y del impacto que esta tiene en el día a día de los ciudadanos europeos. A pesar del aumento de la participación —del 42,61 % en 2014 al 50,95 % en 2019—, los resultados de las recientes elecciones al Parlamento Europeo demuestran que sigue siendo muy necesario informar y educar a las personas desde una edad temprana sobre qué es la Unión Europea.

1.3.

El CESE aboga por que se dé un nuevo impulso a la actuación en el ámbito de la educación sobre la UE. Quiere aprovechar la ventana de oportunidad que ofrece la renovación del Parlamento Europeo, la Comisión Europea y especialmente el nuevo comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte. El CESE está convencido de que, para avanzar progresivamente en una auténtica ciudadanía europea —necesaria para construir una Unión Europea sólida—, debe considerarse indispensable hacer hincapié específicamente en la educación sobre la UE destinada a los jóvenes.

1.4.

El CESE intenta con dos nuevos Dictámenes centrarse lo máximo posible en la educación sobre la Unión Europea (SOC/612) (4) y en enseñar Europa en los centros escolares. Es importante reflexionar de nuevo sobre cómo promover una mejor conexión y concienciación entre las personas y de las personas sobre la UE, sus acciones, objetivos y valores. Para lograrlo, deben realizarse esfuerzos adicionales para informar mejor a los ciudadanos sobre la UE durante las primeras etapas de la enseñanza escolar, en particular, así como en la formación profesional y la educación superior y en un contexto de aprendizaje permanente.

1.5.

Se han adoptado numerosas medidas a nivel de la UE y en los Estados miembros para mejorar la situación y existe un abanico de materiales y herramientas excelentes tanto a escala nacional como de la UE que podrían servir de inspiración para promover iniciativas adicionales. No obstante, es necesario mejorar la visibilidad, la accesibilidad y, en general, la información sobre lo que está disponible. Los resultados del estudio de la Comisión Europea de 2013 (5) demuestran que los Estados miembros tienen claramente la voluntad política de mejorar la calidad de dicha información pero que aún queda mucho camino por recorrer.

1.6.

El CESE opina que es necesario llevar a cabo un nuevo estudio, como investigación crítica, sobre la situación real en los Estados miembros de la educación sobre la UE en los centros escolares y la formación y el desarrollo profesional continuo del profesorado. Resultaría útil realizar un análisis de las iniciativas y los planes de estudios actuales, en especial en la educación primaria y secundaria, así como de las iniciativas emprendidas por las organizaciones de la sociedad civil y los interlocutores sociales. El estudio podría basarse en el estudio sobre la adquisición de conocimientos acerca de Europa en la escuela de 2013.

1.7.

Además de esto, resultaría muy útil y necesario un inventario de materiales y recursos didácticos resultantes de los proyectos pertinentes financiados por la UE. Podría utilizarse una plataforma que aglutine todas estas herramientas diferentes, clasificadas por lengua, grupo de edad y temática —posiblemente de manera similar al sitio web «Lo que Europa hace por mí» — para la enseñanza y el aprendizaje en los centros escolares.

1.8.

El CESE opina que el concepto de «plan de estudios» debería contemplarse en términos más amplios para incluir el programa extracurricular, que reconoce el valor de las actividades educativas que apoyan el aprendizaje más allá de las aulas y las materias para presentar la UE a los más jóvenes y a la población desde una perspectiva adecuada.

1.9.

El CESE considera que debería desarrollarse un pequeño conjunto de herramientas (un «paquete» básico) para cada centro escolar para ayudar a educar mejor a las personas sobre la UE. El contenido de dicho conjunto de herramientas podría adquirir distintas formas y debe adaptarse al contexto nacional y regional, así como a las personas con necesidades especiales.

1.10.

Con el objetivo de promover un mayor apoyo político a la mejora de la educación sobre la UE, debería establecerse un grupo de expertos de alto nivel sobre «Enseñar Europa» a nivel europeo, con representantes de los Estados miembros y la participación de expertos reconocidos. Este grupo aportaría propuestas y recomendaciones políticas para que las debatieran los ministros de Educación y que podrían dar lugar a Conclusiones del Consejo.

1.11.

Los profesores desempeñan un papel importante como «arquitectos del futuro». Los docentes han de tener una idea clara de la UE y competencias para enseñar Europa a alumnos de cualquier edad. Existe una falta de conocimientos sobre la UE y algunos profesores carecen de experiencia o de confianza para enseñar sobre esta materia en las aulas. Por consiguiente, el CESE pide que se aplique un nuevo planteamiento a la formación de docentes a nivel de la UE y de los Estados miembros y que se preste apoyo a los profesores para que utilicen los materiales existentes y aprovechen al máximo las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías digitales.

1.12.

El CESE cree en la visión de que los jóvenes que acaban el sistema escolar lo hacen con conocimientos básicos sobre la UE, una especie de «alfabetización sobre la Unión Europea». El CESE es consciente del desafío —pero también de la oportunidad— que representa impartir enseñanza a cerca de 72 millones de alumnos matriculados en educación primaria y secundaria en la UE, pero cree que merece la pena hacerlo. Esto incluye la posibilidad de que tengan la oportunidad de visitar las instituciones europeas. Los profesores también deberían tener esta oportunidad para adquirir de este modo una experiencia especial, debatir con las diferentes organizaciones e instituciones (como el CESE) y volver a casa con una idea clara de lo que es Europa, su papel y su organización.

2.   Una ventana de oportunidad: una nueva iniciativa en el momento oportuno

2.1.

El CESE quiere aprovechar la ventana de oportunidad que brinda la renovación del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea, y especialmente el nuevo comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, para llamar especialmente la atención sobre la enseñanza de Europa en los centros escolares.

2.2.

En Dictámenes previos, el CESE ha destacado la importancia de educar sobre la historia, los valores, la democracia y los logros europeos y la relevancia de la UE como manera de conseguir que la Unión adquiera un mayor significado para sus ciudadanos. El sistema de educación formal ejerce una gran influencia sobre la percepción que tienen los ciudadanos jóvenes del mundo y es, por tanto, crucial para desarrollar su comprensión de la UE.

2.3.

El presente Dictamen es una continuación del Dictamen SOC/612 (6) y su objetivo es apoyar, reforzar e intensificar el llamamiento a la acción en el ámbito de la educación sobre la UE. En este, el CESE quiere hacer más hincapié en Europa y en la educación sobre la UE en general y, en concreto, en enseñar Europa en los centros escolares.

2.4.

El futuro de Europa y de la UE lo conformarán y desarrollarán nuestros jóvenes, los estudiantes que hoy se sientan en las aulas, influidos por su entorno, sus familias y sus amigos. Es, por tanto, importante conseguir que nuestros jóvenes participen activamente en temas relacionados con la UE y garantizar que los centros escolares faciliten información y promuevan los debates críticos y constructivos sobre asuntos relacionados con la UE.

2.5.

Existe una falta de información entre los ciudadanos a nivel de los Estados miembros sobre la UE, su funcionamiento y sus actividades. Esto incluye el papel de las instituciones de la UE y el impacto de las políticas de la Unión en las vidas de los ciudadanos europeos. La enseñanza de conocimientos sobre Europa podría hacerse a través de un módulo o una asignatura específicos o integrándola en distintos ámbitos temáticos, según proceda, dando libertad a las autoridades educativas y los centros escolares nacionales, en los diferentes niveles educativos.

2.6.

Por consiguiente, el papel de los centros escolares y de los profesores y el alcance y la forma en que los docentes educan a sus alumnos sobre la UE revisten cada vez más importancia, en especial dados el creciente euroescepticismo en algunos Estados miembros.

2.7.

La tendencia apunta a que la sociedad tendrá cada vez expectativas más altas en relación con la educación formal en las escuelas. Dicha educación, al menos en los niveles de primaria y secundaria, debería tender a dotar a los alumnos de las capacidades y competencias necesarias para que tengan un pensamiento crítico, aprendan a interpretar y analizar información y desarrollen sus propias opiniones, más que ser un proceso de aprendizaje basado en hechos. Esto incluye el desarrollo de una opinión informada sobre la UE. Los centros escolares no pueden hacerlo todo, de forma que una mejor coordinación entre las distintas estructuras de la educación formal, no formal e informal contribuiría al éxito del proyecto europeo. Asimismo, debe añadirse que cuanto antes se familiaricen los jóvenes con aspectos de Europa y adquieran un «apetito por Europa», más «europeos» se sentirán.

2.8.

Al mismo tiempo, esto genera ciertas expectativas en torno a los profesores, cuyas responsabilidades van en aumento. Por ello, resulta importante seguir apoyando a los profesores poniendo a su disposición herramientas didácticas prácticas sobre la UE, con un amplio abanico de materiales listos para usar sobre distintos temas, apropiados para distintas edades y disponibles en todas las lenguas de la UE, y teniendo en cuenta las situaciones específicas de cada Estado miembro.

3.   La responsabilidad de la UE y de los Estados miembros

3.1.

No cabe duda de que la educación y la formación son una responsabilidad que compete principalmente a los Estados miembros. No obstante, teniendo en cuenta su función complementaria, la UE podría desempeñar un papel más enérgico a la hora de proponer medidas y actividades especiales para mejorar el conocimiento general que se tiene de la UE. El CESE considera que ahora es el momento oportuno para actuar.

3.2.

A la luz de la Declaración de París firmada por los dirigentes de la UE en marzo de 2015 (7), el CESE interpreta la Recomendación del Consejo de 2018 (8) como un mandato claro de los Estados miembros para incluir plenamente la enseñanza y el aprendizaje sobre la «Unión Europea» en la agenda política. Se trata de un nuevo punto de partida para la promoción de una dimensión europea de la enseñanza y el apoyo necesario al personal docente.

3.3.

En los últimos años, la UE se ha preocupado especialmente por la educación y la formación, pero desde hace poco también por el tema de la «adquisición de conocimientos acerca de Europa en la escuela».

3.3.1.

En 2011-2013, la Comisión puso en marcha la iniciativa «Adquisición de conocimientos acerca de la Unión Europea en la escuela» a petición del PE. Esta fue seguida por la Resolución del Parlamento Europeo titulada «Adquisición de conocimientos acerca de la Unión Europea en la escuela» (9) en 2016, que subrayaba enfáticamente la importancia de este asunto y proponía recomendaciones concretas a nivel de la UE y de los Estados miembros que, a juicio del Comité, todavía merecen apoyo y que deberían servir de base para futuras iniciativas. El CESE reconoce y apoya las iniciativas del PE y de la Comisión y confía en que la iniciativa del CESE dé un impulso nuevo y firme para emprender un nuevo rumbo.

3.3.2.

El marco de competencias clave de la UE para el aprendizaje permanente (10) se actualizó en 2018 y define las competencias que necesitan los ciudadanos europeos para su realización y desarrollo personales, el empleo, la inclusión social y la ciudadanía activa. Este marco revisado incluye una sección sobre sensibilización y expresión culturales. Incluye, asimismo, el desarrollo de conocimientos de las culturas y expresiones locales, nacionales, regionales, europeas y mundiales, incluidas sus lenguas, su patrimonio y tradiciones y sus productos culturales, y la comprensión de cómo estas formas de expresión pueden influir entre sí y en las ideas de las personas. Esto podría servir de inspiración para actualizar los planes de estudios de los centros escolares y los programas de aprendizaje no formal e informal para educar a las personas sobre la UE.

3.3.3.

El programa Erasmus, cuyo éxito ha sido rotundo, debería seguir constituyendo una oportunidad de aprender sobre la UE. En los últimos 32 años, más de diez millones de personas han disfrutado de Erasmus (11). Con arreglo a la propuesta de la Comisión, el nuevo programa Erasmus para el período 2021-2027 prevé que su presupuesto se duplique en comparación con el de los antecesores, pasando de poco menos de 15 000 a 30 000 millones de euros, y contempla prestar apoyo a actividades que enseñen la UE y la expliquen. Por ejemplo, debería caber la posibilidad de que las iniciativas Jean Monnet apoyen acciones más allá de la enseñanza superior en otros ámbitos de la educación y la formación.

3.3.4.

Existen otros programas de la UE, también importantes y con resultados satisfactorios, destinados a los jóvenes. DiscoverEU (12) ofrece a nuestros jóvenes la oportunidad de viajar en tren gratuitamente por toda Europa y no solo descubrir los impresionantes paisajes europeos y conocer viajeros con las mismas inquietudes, sino también aumentar su independencia y confianza y explorar su identidad como ciudadanos de la UE. El Cuerpo Europeo de Solidaridad (13) es otra iniciativa de la UE que ofrece oportunidades para que los jóvenes trabajen como voluntarios o colaboren en proyectos, en sus propios países o en el extranjero, que beneficien a comunidades y ciudadanos de toda Europa.

3.4.

Los Estados miembros desempeñan un papel fundamental en la educación. El estudio de la Comisión de 2013 (14) muestra que los Estados miembros tienen claramente la voluntad política de mejorar dicha información pero que aún queda mucho camino por recorrer. El estudio determina qué es lo que funciona para desarrollar la compresión de los estudiantes sobre la UE y formula recomendaciones para la Comisión y las distintas partes interesadas, en especial los profesores. Algunos Estados miembros han integrado la enseñanza sobre la UE en sus planes de estudios y programas de formación del profesorado. Con todo, no hay prácticamente pruebas de que lo que se enseña sobre «Europa» esté diseñado de manera progresiva para llevar a los alumnos desde los hechos básicos hasta una comprensión más compleja. De igual manera, el funcionamiento de las instituciones de la UE y del proceso de toma de decisiones, que es fundamental para la participación ciudadana, es un tema por lo general ignorado en comparación con otros hechos más básicos. Este importante estudio, además, se basa en datos de hace más de diez años.

3.5.

Todos los Estados miembros tienen en marcha actividades que sobrepasan los requisitos nacionales para la adquisición de conocimientos sobre «Europa». Las escuelas, ONG, fundaciones o universidades que colaboran con centros escolares y profesores ya dedican sus actividades a intentar mejorar la forma en que se enseña «Europa». Existen organizaciones comprometidas y capacitadas que trabajan en este ámbito sobre el terreno por toda la UE. Muchas iniciativas, aunque no todas, reciben financiación de la UE. La existencia de estas actividades demuestra que hay demanda y necesidad de un mayor desarrollo para apoyar la adquisición de conocimientos sobre «Europa».

3.6.

Actualmente se están desarrollando numerosas iniciativas en materia de información y programas de la sociedad civil, incluidas iniciativas de los interlocutores sociales, pero el estudio de 2013 de la Comisión (15) demuestra que tanto la información como los programas de los centros escolares podrían estar mejor estructurados.

3.7.

La iniciativa propia del CESE «¡Tu Europa, tu voz!» (16) constituye también un ejemplo de buenas prácticas que vale la pena mencionar.

4.   Propuestas políticas e incentivos para la aplicación

4.1.

La UE, en especial la próxima Comisión y el nuevo comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, deberían reflexionar, junto con los Estados miembros, sobre cómo dar un nuevo impulso para promover un debate general intenso sobre el papel de la enseñanza de conocimientos sobre Europa en las escuelas.

4.2.

Debería llevarse a cabo un nuevo estudio sobre la situación real en los Estados miembros en relación con la educación sobre la UE en las escuelas, a fin de completar y actualizar las actividades existentes al objeto de aportar más pruebas y orientaciones políticas con base empírica. Este estudio debería servir de base para nuevas iniciativas destinadas a reunir ejemplos, comparar los distintos casos de buenas prácticas, debatirlos y mostrar los resultados.

4.3.

Además del nuevo estudio, la Comisión debería elaborar un inventario de todos los materiales y recursos didácticos producidos desde 2010 por los proyectos más relevantes financiados por la UE sobre temas relacionados con la educación sobre la Unión en las escuelas (por ejemplo, proyectos financiados a través de las iniciativas Jean Monnet, con una breve descripción de cada uno de ellos).

4.4.

El CESE aboga por que se establezca a nivel europeo un grupo de alto nivel sobre «Enseñar Europa» formado por expertos de los Estados miembros a fin de prestar un apoyo político adicional al refuerzo de la educación sobre la UE. De manera voluntaria, podría estudiarse si existen vías y medios comunes para educar a las personas con datos e información básicos sobre la integración europea. Por otro lado, podrían formularse recomendaciones para ser debatidas por los ministros de Educación y que culminasen en Conclusiones del Consejo.

4.5.

Asimismo, debería implantarse un Día de la UE en los centros escolares de los Estados miembros con carácter voluntario. Esta nueva iniciativa brindaría una oportunidad tangible de debatir temas relacionados con la UE de manera intensa, positiva y con visión de futuro en las aulas de toda Europa, así como de usar y poner en práctica las herramientas.

4.6.

Deberían alentarse las iniciativas y los programas de la sociedad civil —también los organizados por los interlocutores sociales— en el ámbito de la educación sobre Europa. Estos tendrían que participar en los debates, la aplicación, la preparación o la selección de conjuntos de buenas prácticas para la realización de debates temáticos en las aulas; deberían participar además en los debates sobre la importancia y el futuro papel de la UE (17). Existen varios programas en curso que podrían servir de ejemplo. No obstante, su impacto podría ser mucho más profundo si se integrasen en una agenda más amplia de actividades y planes de estudio escolares.

5.   Desarrollo de herramientas para centros escolares

5.1.

Muchos de los recursos para impartir conocimientos sobre la UE ya están disponibles a través de distintas fuentes. Existe gran cantidad de materiales y herramientas especialmente a nivel de la UE. Sin embargo, no son siempre fáciles de encontrar, en especial si no se sabe de su existencia. Así, la atención no debería centrarse en la creación de nuevas herramientas educativas, sino que, en vez de eso, deberían adaptarse, mejorarse y divulgarse las que ya existen (por ejemplo, la Zona de aprendizaje). Esto podría lograrse creando una única plataforma en línea en la que reunir las herramientas didácticas de todas estas fuentes distintas.

En ella los profesores podrán seleccionar materiales en función del tema y el grupo de edad al que imparten enseñanza, como ocurre con el sitio web«Lo que Europa hace por mí» (18), creado por el Parlamento Europeo antes de las elecciones europeas de 2019.

5.2.

Además de los profesores, los progenitores y otros adultos también ejercen una influencia significativa en la percepción que tienen los jóvenes de la UE. Por consiguiente, un conjunto de herramientas para impartir conocimientos sobre la UE en la educación formal debería ir acompañado de oportunidades de aprendizaje permanente para los adultos. A la luz de los problemas actuales relacionados con la desinformación, estas herramientas deberían poder informar a los ciudadanos de los lugares donde pueden encontrar información fiable sobre la UE.

5.3.

El desarrollo de herramientas es una responsabilidad compartida, aunque la responsabilidad principal recae sobre los Estados miembros. Los temas relacionados con asuntos europeos deberían abordarse principalmente en el nivel de la UE y las cuestiones relacionadas con asuntos de los Estados miembros deberían tratarse en el nivel nacional. Además de una dimensión europea, los libros, vídeos, CD o aplicaciones incorporarán una dimensión nacional. Queda a discreción de los Estados miembros decidir cómo y en qué medida se usan los contenidos de aprendizaje, que serán responsabilidad de los profesores y de sus respectivos centros escolares.

5.4.

Un uso mejor y más intensivo del material existente es fundamental, en especial de los enlaces existentes, como la excelente Zona de aprendizaje de la UE (19), donde la presentación de los materiales es excepcional.

Incluye temas populares para centros de primaria y secundaria, con materiales en función de los grupos de edad, pruebas de conocimientos y muchas herramientas específicas que van desde libros de actividades, hojas informativas, juegos y estuches didácticos hasta vídeos. Los contenidos están pensados para niños de menos de nueve años y hasta más de quince años. Los alumnos pueden encontrar juegos, concursos y libros de actividades para ayudarles a descubrir la UE de una forma divertida. Los profesores también pueden encontrar fuentes de materiales didácticos para todos los grupos de edad para ayudar a los alumnos a aprender sobre la UE y su funcionamiento. También pueden inspirarse para sus clases y descubrir oportunidades de creación de redes con otros centros escolares y profesores de toda la UE. Lo que se necesita es una mejor comunicación de la información, con la cooperación de los Estados miembros, sobre cómo usar estos materiales.

5.5.

Hay una enorme variedad de herramientas disponibles a nivel de la UE. Su utilización depende de una serie de criterios como son el nivel escolar, la materia, el sistema educativo y las particularidades de la política educativa del Estado miembro. No obstante, el CESE recomienda desarrollar un paquete básico (un pequeño conjunto de herramientas) concentrado exclusivamente en temas para cada centro escolar de la UE y usarlo para una nueva campaña de divulgación intensiva. Este paquete debería ponerse a disposición del centro escolar en cuestión, contando con la colaboración del Ministerio de Educación del Estado miembro, junto con material específico para dicho país y en cooperación con las instituciones de la UE participantes y organizaciones como los interlocutores sociales.

El paquete debería estar disponible en internet, tanto en el sitio web del centro escolar como a través de los puntos de contacto regionales y de la UE, e incluir, por ejemplo:

un conjunto compacto y fácil de leer que incorpore un folleto para profesores y alumnos (20);

un cortometraje o vídeo corto creado para cada país y rodado por personas de dicho país;

una selección de materiales ofrecidos a nivel de la UE destinados a la enseñanza sobre la Unión Europea en los colegios. Estos deberían estar orientados especialmente a los distintos niveles escolares (educación preescolar, primaria, secundaria y terciaria), así como a los principales enlaces en línea, como la Zona de aprendizaje;

material de los Estados miembros con ejemplos concretos de buenas prácticas.

5.6.

El objetivo debería ser que todos los alumnos y estudiantes que acabaran el sistema escolar lo hicieran con conocimientos básicos sobre la UE, una especie de alfabetización sobre la Unión Europea. El CESE es consciente del desafío que supone llegar y enseñar a cerca de 72 millones de alumnos matriculados en escuelas de enseñanza primaria y secundaria en la UE. También brinda la oportunidad de que estudiantes y alumnos visiten las instituciones europeas y se hagan una idea general de la UE y de su historia (Casa de la Historia Europea). Los profesores también deberían tener la oportunidad de tener un contacto intensivo con las instituciones de la UE para adquirir de este modo una experiencia especial, debatir con las diferentes organizaciones e instituciones (como el CESE) y volver a casa con una idea más clara de lo que es Europa, su papel y su organización.

5.7.

Esta «alfabetización sobre la Unión Europea» debería apoyarse con un conjunto de herramientas para los distintos niveles, a saber:

en la educación primaria, los alumnos deberían estudiar las culturas y tradiciones de otros países de la UE, por ejemplo, sus idiomas, comida, música, festividades, geografía y trajes y bailes tradicionales;

en la educación secundaria, los estudiantes deberían familiarizarse con otros datos «más concretos» sobre la UE y empezar a desarrollar un sentido de responsabilidad ciudadana. El conjunto de herramientas debería incluir temas como la historia de la UE, principales logros de la UE (como su contribución a la paz), instituciones de la UE, política de la UE, elecciones en la UE, alfabetización mediática y pensamiento crítico sobre las noticias y sobre cómo ser un ciudadano activo;

en la educación terciaria, las herramientas deberían proporcionar información más pormenorizada, por ejemplo, sobre políticas de la UE, estructuras políticas, economía, el mercado laboral, cuestiones de política social, movilidad y derechos y colaboración social. Asimismo, podrían incluirse en este nivel educativo herramientas adaptadas a grupos profesionales concretos, como los periodistas o los políticos locales y regionales.

5.8.

El papel importante y crucial de los profesores

5.8.1.

Los profesores desempeñan un papel muy importante como arquitectos del futuro. Es crucial que haya un programa especial para los profesores, que tenga en cuenta la situación y las necesidades específicas de cada Estado miembro. En la actualidad, muchos profesores carecen de conocimientos sobre la UE, lo que hace que no tengan la confianza suficiente para enseñar sobre la materia en las aulas.

5.8.2.

Los profesores deben tener una idea más clara de lo que es Europa al objeto de estar preparados para enseñar Europa a los alumnos desde pequeños. Uno de los objetivos de la formación del profesorado es que los profesores adquieran una mejor comprensión del proceso institucional de la integración y sean capaces de usar el nuevo enfoque didáctico para aclarárselo a sus alumnos. Deberán, asimismo, familiarizarse con nuevos conceptos didácticos de la educación.

5.8.3.

El CESE celebra la creación de la plataforma centralizada y modernizada denominada Zona de aprendizaje (21), recientemente puesta en marcha en EUROPA. Pensada fundamentalmente para alumnos de centros de enseñanza primaria y secundaria, sus profesores y progenitores, la Zona de aprendizaje reúne en un solo sitio juegos, concursos y material didáctico desarrollado por la Comisión Europea y el resto de instituciones con el foco puesto en la UE y en sus beneficios para los ciudadanos de Europa. eTwinning es la mayor red de docentes del mundo. Están inscritos en ella más de 680 000 profesores y permite que los profesores creen proyectos conjuntos, mejora las competencias de docentes y alumnos, y resulta fundamental para desarrollar un sentido europeo de pertenencia. Debería proporcionarse una mejor información sobre esta herramienta a los profesores.

5.8.4.

El CESE cree que algunas instituciones que reciben apoyo financiero de la UE, en especial el Instituto Universitario Europeo y el Colegio de Europa, deberían poder impartir formación en materia de asuntos europeos a todos los formadores de docentes de la UE. Por otro lado, los estudiantes Erasmus+ (22) y los académicos Jean Monnet deberían desempeñar un papel importante en las escuelas y actuar como embajadores de la UE.

5.8.5.

El CESE también considera importante que la Comisión Europea haya creado un grupo de evaluación de profesores compuesto por un profesor de primaria y otro de secundaria de todos los Estados miembros, elegidos por las Representaciones de la Comisión Europea. El grupo asesora sobre el contenido y el estilo del material didáctico desarrollado por los servicios de la Comisión Europea. Esto podría resultar de gran ayuda para garantizar que lo que se ofrece refleja las tendencias y necesidades actuales.

5.8.6.

Más allá de enseñar Europa en el sector educativo, es importante que la información también esté al alcance del público general, por ejemplo, en bibliotecas públicas y en otros lugares públicos.

Bruselas, 17 de julio de 2019.

El Presidente

del Comité Económico y Social Europeo

Luca JAHIER


(1)  Declaración de París, 17.3.2015.

(2)  Recomendación del Consejo (2018), ST/9010/2018/INIT.

(3)  Resolución PE de 3.7.2016 (2015/2138 (INI)).

(4)  DO C 228 de 5.7.2019, p. 68.

(5)  Adquisición de conocimientos acerca de Europa en la escuela, estudio de la Comisión Europea, 2013.

(6)  DO C 228 de 5.7.2019, p. 68.

(7)  Declaración de París, 17.3.2015.

(8)  Recomendación del Consejo (2018), ST/9010/2018/INIT.

(9)  Resolución PE de 3.7.2016 (2015/2138 (INI)).

(10)  Recomendación del Consejo (2018) (2018/C 189/01).

(11)  Comisión Europea, «Invertir en las personas», mayo de 2018.

(12)  https://europa.eu/youth/discovereu_es

(13)  COM(2018) 440 final.

(14)  Adquisición de conocimientos acerca de Europa en la escuela, estudio de la Comisión Europea, 2013.

(15)  Ibíd.

(16)  CESE, ¡Tu Europa, tu voz!.

(17)  The Future Evolution of Civil Society in the EU by 2030 (La evolución futura de la sociedad civil en la UE de aquí a 2030).

(18)  https://what-europe-does-for-me.eu/de/home

(19)  Zona de aprendizaje.

(20)  El ejemplo austriaco: un folleto pequeño y resumido distinto para los profesores y para los alumnos con todos los enlaces europeos y nacionales a sitios web con un breve comentario sobre distintos temas.

(21)  Zona de aprendizaje.

(22)  DO C 228 de 5.7.2019, p. 68.


Top