Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52019XC0225(01)

Comunicación de la Comisión — Modificación del método de cálculo de los pagos a tanto alzado y las multas coercitivas diarias propuestos por la Comisión en los procedimientos de infracción ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea

C/2019/1396

OJ C 70, 25.2.2019, p. 1–7 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, HR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)

25.2.2019   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 70/1


COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN

Modificación del método de cálculo de los pagos a tanto alzado y las multas coercitivas diarias propuestos por la Comisión en los procedimientos de infracción ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea

(2019/C 70/01)

1.   Introducción

En virtud del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), cuando la Comisión lleva a un Estado miembro ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por haber infringido el Derecho de la UE, el Tribunal puede imponer sanciones financieras en dos situaciones:

cuando el Tribunal de Justicia ha dictaminado que un Estado miembro que infringe el Derecho de la UE aún no ha cumplido una sentencia anterior en la que se constataba la existencia de una infracción (artículo 260, apartado 2, del TFUE);

cuando un Estado miembro ha incumplido su obligación de informar sobre las medidas de transposición de una Directiva adoptada con arreglo a un procedimiento legislativo (artículo 260, apartado 3, del TFUE).

En ambos casos, la sanción consiste en un pago a tanto alzado para penalizar la existencia de la propia infracción (1) y en una multa coercitiva diaria para sancionar la continuación de la infracción tras la sentencia del Tribunal (2). La Comisión propone un importe para las sanciones financieras al Tribunal y este adopta la decisión final.

El planteamiento general de la Comisión para calcular la sanción propuesta está sólidamente consolidado. Desde 1997 (3) y según lo establecido en las sucesivas comunicaciones (4), ha aplicado un planteamiento que refleja tanto la capacidad de pago del Estado miembro en cuestión como su peso institucional. Esto se consigue a través del conocido como el «factor “n”» (5), que se combina con otros factores —la gravedad de la infracción y su duración— en el cálculo de la sanción propuesta por parte de la Comisión. Hasta ahora, el factor «n» se ha calculado en función del producto interior bruto (PIB) de un Estado miembro y del número de votos que le corresponden en el Consejo (6).

Sin embargo, el Tribunal de Justicia ha dictaminado recientemente que las normas de votación del Consejo ya no pueden utilizarse con este fin (7). Por consiguiente, se basaría en el PIB de los Estados miembros como factor predominante.

La Comisión siempre ha estimado que las sanciones deben tener un efecto disuasorio y ser proporcionadas, y las propuestas que presenta al Tribunal para su decisión final deberían reflejar ya esta necesidad. La combinación de la capacidad de pago de un Estado miembro y de su peso institucional hacía posible este equilibrio. La utilización exclusiva del PIB perturbaría este equilibrio, dado que reflejaría únicamente la dimensión económica de los Estados miembros. Tendría unas repercusiones muy diferentes para los distintos Estados miembros y cabe esperar, en particular, que conlleve un aumento considerable de los importes de las sanciones propuestas para más de un tercio de los Estados miembros. Por tanto, la Comisión considera que el factor «n» debe seguir reflejando tanto el PIB como el peso institucional. En la presente Comunicación se expone de manera detallada la manera de mantener este equilibrio al tiempo que se adapta el método de cálculo de la Comisión para la proposición de sanciones financieras.

2.   Revisión del factor «n»

El Tribunal de Justicia ha dictaminado en numerosas ocasiones que el método de cálculo para la proposición de sanciones de la Comisión constituía un medio adecuado para reflejar la capacidad de pago del Estado miembro en cuestión, manteniendo al mismo tiempo la variación entre Estados miembros dentro de un margen razonable (8).

Sin embargo, en su sentencia de 14 de noviembre de 2018 (9) el Tribunal de Justicia observó que, desde el 1 de abril de 2017, el sistema de votación en el Consejo establecido en el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (Tratado CE) había cambiado (10). Concluyó que, como consecuencia de ello, el factor «n» n ya no podía tener en cuenta los votos de un Estado miembro en el Consejo y que debía basarse en el producto interior bruto (PIB) de los Estados miembros como factor predominante.

Composición del factor «n»

La Comisión considera que, además de la capacidad de pago de los Estados miembros, el factor «n» también debería tener en cuenta el peso institucional de los Estados miembros. Esto significa que el método de cálculo del factor «n» no debería basarse únicamente en el peso demográfico o económico, sino también en la consideración de que cada Estado miembro tiene un valor intrínseco en la configuración institucional de la Unión Europea.

Habida cuenta de la sentencia del Tribunal, es necesario emplear una nueva forma de reflejar el peso institucional en el cálculo de las sanciones financieras. Para mantener el equilibrio entre la capacidad de pago y el peso institucional de un Estado miembro, la Comisión calculará el factor «n» a partir de dos elementos: el PIB y el número de escaños en el Parlamento Europeo asignados a cada Estado miembro (11). La Comisión considera que esta es la manera más apropiada de reflejar el peso institucional de los Estados miembros que ofrecen los Tratados de la UE en la actualidad.

Margen de variabilidad del factor «n» entre Estados miembros

Otro motivo para mantener el peso institucional de los Estados miembros en el cálculo del factor «n» es que la utilización exclusiva del PIB aumentaría considerablemente el margen de variabilidad del factor «n» entre Estados miembros. Actualmente, la diferencia entre el factor «n» más bajo y el más alto es de 55, valor que se incrementaría hasta 312 con el uso exclusivo del PIB.

Teniendo en cuenta el número de escaños de un Estado miembro en el Parlamento Europeo en el cálculo del factor «n», se garantizaría el mantenimiento de la variación entre los Estados miembros dentro de un margen razonable.

La Comisión considera, además, que el nuevo método de cálculo del factor «n» debe dar lugar a importes que no generen diferencias injustificadas entre los Estados miembros y que se mantengan lo más cerca posible de los importes resultantes del método de cálculo actual, que son tanto proporcionales como suficientemente disuasorios. Si bien los importes resultantes pueden ser inferiores a los de la situación actual, se ajustan más a la práctica del Tribunal, que suele establecer multas más bajas que las propuestas por la Comisión.

Valor de referencia para el factor «n»

Hasta ahora, la Comisión ha empleado el factor «n» de Luxemburgo como valor de referencia. Esto se remonta a una época en la que Luxemburgo era el país con el PIB total más bajo entre los Estados miembros. La Comisión estima oportuno optar por un valor de referencia que refleje mejor la realidad económica y política de hoy en día y, por lo tanto, determinará el factor «n» de referencia utilizando la media de cada uno de los dos factores empleados, el PIB y el número de representantes en el Parlamento Europeo (12). La utilización de promedios incrementa también la estabilidad de este valor de referencia a lo largo del tiempo.

No obstante, la utilización de estos factores sin ajuste da lugar a un valor de referencia para el factor «n» considerablemente inferior al valor actual. Así pues, resulta necesario un ajuste para garantizar que los importes propuestos por la Comisión sigan siendo proporcionados y lo suficientemente disuasorios. Un factor de ajuste de 4,5 se aproximaría a los niveles actuales, garantizando al mismo tiempo que ningún Estado miembro se vea afectado por un aumento. Los respectivos importes a tanto alzado normalizados empleados para calcular las multas coercitivas diarias y los pagos a tanto alzado se ajustan, en consecuencia, de la siguiente manera:

Importe a tanto alzado normalizado para las multas coercitivas diarias: 690 EUR × 4,5 = 3 105 EUR.

Importe a tanto alzado normalizado para los pagos a tanto alzado: 230 EUR × 4,5 = 1 305 EUR.

Siguiendo la misma lógica, el importe mínimo a tanto alzado de referencia actual de 571 000 EUR se multiplicará también por el nuevo factor «n» para calcular el importe mínimo a tanto alzado para cada Estado miembro. Con el fin de garantizar que los importes propuestos sean proporcionados y lo suficientemente disuasorios, ese importe se multiplicará también por el factor de ajuste: 571 000 EUR × 4,5 = 2 569 500 EUR. Estos importes se revisarán anualmente en función de la inflación.

El factor «n» resultante para cada Estado miembro se indica en el anexo I, y el importe a tanto alzado mínimo resultante, en el anexo II.

3.   Aplicación

La Comisión aplicará el método de cálculo descrito en la presente Comunicación a las sanciones financieras propuestas al Tribunal de Justicia a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial. La Comisión revisará el método de cálculo descrito en la presente Comunicación a más tardar cinco años después de su fecha de adopción.

Una vez que la retirada del Reino Unido de la Unión Europea pase a ser jurídicamente efectiva, y con independencia de que el Acuerdo de Retirada (13) entre o no en vigor, la Comisión volverá a calcular las medias pertinentes y ajustará en consecuencia las cifras establecidas en los anexos I y II según corresponda.


(1)  SEC(2005) 1658, apartado 10.3.

(2)  SEC(2005) 1658, apartado 14.

(3)  Método de cálculo de la multa coercitiva prevista en el artículo 171 del Tratado CE (DO C 63 de 28.2.1997, p. 2).

(4)  Véanse, en particular, la Comunicación refundida SEC(2005) 1658, la Comunicación «Aplicación del artículo 260, apartado 3, del TFUE» (DO C 12 de 15.1.2011), y la Comunicación «Derecho de la UE: mejores resultados gracias a una mejor aplicación» (DO C 18 de 19.1.2017, p. 10).

(5)  SEC(2005) 1658, apartado 14.

(6)  Según lo que se estableció en el Tratado CE.

(7)  Sentencia de 14 de noviembre de 2018, asunto C-93/17, Comisión/Grecia.

(8)  Asunto C-93/17, Comisión/Grecia, EU:C:2018:903, apartado 132.

(9)  Asunto C-93/17, Comisión/Grecia, EU:C:2018:903, apartados 138 y 142.

(10)  Sustituido por el sistema de doble mayoría, tal como se establece en el artículo 16, apartado 4, del TUE. Antes de la supresión progresiva del sistema de votación en el Consejo establecido en el Tratado CE, cada Estado miembro tenía un número fijo de votos en el Consejo. Según lo establecido en el Tratado de Lisboa, cada Estado miembro en el Consejo tiene un voto, y se considera alcanzada la mayoría cualificada cuando el 55 % de los Estados miembros votan a favor y estos Estados miembros representan el 65 % de la población de la UE. Este sistema no puede traducirse en una ponderación simple y utilizarse de la misma manera que el sistema anterior.

(11)  Véase, para la legislatura actual, el artículo 3 de la Decisión 2013/312/UE del Consejo Europeo, de 28 de junio de 2013, por la que se fija la composición del Parlamento Europeo (DO L 181 de 29.6.2013, p. 57), y el artículo 3 de la Decisión (UE) 2018/937 del Consejo Europeo, de 28 de junio de 2018, para la próxima legislatura, que comenzará el 2 de julio de 2019.

(12)  La media se calcula tal como se detalla a continuación: el factor «n» es una media geométrica calculada tomando la raíz cuadrada del producto de los factores basados en el PIB de los Estados miembros y en el número de escaños en el Parlamento Europeo. Se obtiene mediante la siguiente fórmula: Formula

Donde: PIB n = PIB del Estado miembro en cuestión, en millones de euros; PIB med = PIB medio de la UE-28; Escaño n = número de escaños del Estado miembro de que se trate en el Parlamento Europeo; Escaño med = número medio de escaños en el Parlamento Europeo de todos los Estados miembros.

(13)  El Acuerdo sobre la retirada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea y de la Comunidad Europea de la Energía Atómica, anejo a la propuesta de Decisión del Consejo sobre la firma, en nombre de la Unión Europea y de la Comunidad Europea de la Energía Atómica, de dicho Acuerdo [(COM)2018 833 final].


ANEXO I

Factor «n» especial

Bélgica

0,79

Bulgaria

0,24

Chequia

0,51

Dinamarca

0,50

Alemania

4,60

Estonia

0,09

Irlanda

0,46

Grecia

0,51

España

2,06

Francia

3,40

Croacia

0,19

Italia

2,93

Chipre

0,09

Letonia

0,12

Lituania

0,17

Luxemburgo

0,15

Hungría

0,41

Malta

0,07

Países Bajos

1,13

Austria

0,67

Polonia

1,23

Portugal

0,52

Rumanía

0,62

Eslovenia

0,15

Eslovaquia

0,27

Finlandia

0,44

Suecia

0,81

Reino Unido

3,50


ANEXO II

Cantidad a tanto alzado mínima (en miles EUR)

Bélgica

2 029

Bulgaria

616

Chequia

1 310

Dinamarca

1 284

Alemania

11 812

Estonia

231

Irlanda

1 181

Grecia

1 310

España

5 290

Francia

8 731

Croacia

488

Italia

7 524

Chipre

231

Letonia

308

Lituania

437

Luxemburgo

385

Hungría

1 053

Malta

180

Países Bajos

2 902

Austria

1 720

Polonia

3 158

Portugal

1 335

Rumanía

1 592

Eslovenia

385

Eslovaquia

693

Finlandia

1 130

Suecia

2 080

Reino Unido

8 987


Top