Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52014IR2234

Dictamen del Comité de las Regiones — Estrategia europea para las personas sin hogar

OJ C 271, 19.8.2014, p. 36–39 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, HR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)

19.8.2014   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 271/36


Dictamen del Comité de las Regiones — Estrategia europea para las personas sin hogar

2014/C 271/07

Ponente

Gábor Bihary (HU/PSE), Miembro de la Asamblea General de Budapest

Documento de referencia

 

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

1.

considera totalmente inaceptable que, en nuestros entes territoriales, en 2014 todavía haya personas que vivan en la calle, poniendo en peligro su salud y su vida. No es digno de la Unión Europea que casi tres millones de personas sin hogar vivan de la ayuda que ofrecen los sistemas de seguridad social y que, en muchos casos, desconozcan la existencia de dichos sistemas o no estén suficientemente protegidos por estos últimos;

2.

constata que el problema de las personas sin hogar es la forma más extrema de pobreza y exclusión social (1) y atenta contra la dignidad humana y los derechos humanos, pues la vivienda es una necesidad humana básica;

3.

en este contexto, reitera (2) su solicitud para que se cree un marco europeo en favor de la vivienda social para:

asegurar la coherencia con los Derechos fundamentales y entre las políticas de la UE que afectan a la vivienda;

garantizar que se respeta el Tratado de la UE, según el cual las autoridades públicas pueden decidir libremente cómo organizar el sistema de viviendas sociales y qué hogares reúnen los requisitos para acceder a ellas;

promover la amalgama social;

respaldar el papel económico anticíclico de la vivienda social, en particular mediante la disminución de la dependencia energética y el apoyo al empleo local;

4.

reconoce que, aunque los Estados miembros disponen de los sistemas de protección social más desarrollados del mundo, el problema de las personas sin hogar se ha agravado prácticamente en todos ellos debido a varios factores, como la incidencia de la crisis económica, los cambios en la sociedad, la discriminación contra las minorías o la mala regulación de inmigración. Asimismo, algunos Estados miembros sufren una escasez de viviendas sociales y viviendas a precios asequibles;

5.

destaca la elevada rentabilidad de las inversiones destinadas a luchar contra el problema de las personas sin hogar. En efecto, contribuyen a reducir, a largo plazo y de forma sostenible, los gastos sociales corrientes destinados a resolver el problema;

6.

opina asimismo que la UE debe adoptar medidas para responder al reto que plantean los ciudadanos europeos en situación de pobreza y vulnerabilidad que se desplazan de un país a otro en el interior de la Unión. La movilidad social ha añadido una dimensión transnacional a la problemática de las personas sin hogar que no puede resolverse a nivel nacional, regional o local, ni limitando la movilidad de los ciudadanos de la UE;

7.

llama la atención sobre el hecho de que, aunque son los Estados miembros, y más concretamente los entes territoriales, quienes tienen la responsabilidad directa de luchar contra el problema de las personas sin hogar, se pide que se refuerce el papel de la Comisión Europea en la elaboración de las políticas, el establecimiento de cooperaciones a nivel europeo y la difusión de buenas prácticas, respetando el principio de subsidiariedad. La Unión Europea debería redoblar sus esfuerzos para completar y respaldar las iniciativas de los Estados miembros y los entes locales en el marco de la Plataforma Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social (3);

8.

señala que cada Estado miembro debería disponer de una estrategia nacional de lucha contra el problema de las personas sin hogar, que podría completarse con estrategias regionales y que prevea un claro reparto de las responsabilidades en materia de recopilación de datos sobre este fenómeno, seguimiento y aplicación de la estrategia; por consiguiente, invita a los Estados miembros a que desarrollen estrategias globales de lucha contra el problema de las personas sin hogar, en particular sobre la designación de los servicios nacionales responsables en la materia, pero también definiendo objetivos claros y transparentes adquiridos con la UE y presentando modelos de evaluación que permitan comparar de forma nítida los resultados de la estrategia de cada Estado miembro de la UE;

9.

insiste en la necesidad de que estas estrategias globales para combatir el problema de las personas sin hogar también definan el papel de los entes locales y regionales y la sociedad civil y aclaren, en aras de la buena gobernanza, el reparto de las tareas y la distribución de recursos entre los diferentes niveles de gobierno;

10.

alerta sobre la circunstancia de que algunos Estados miembros de la UE sufren dificultades en la aplicación de sus estrategias para las personas sin hogar al no funcionar en la práctica una gobernanza multinivel;

11.

celebra las posiciones que el Parlamento Europeo ha adoptado, tanto en el pasado como recientemente, sobre la Estrategia europea para las personas sin hogar (4), en las que insta a los Estados miembros a que avancen hacia el objetivo de resolver, de aquí a 2015, el problema de las personas sin hogar instaladas en la vía pública;

12.

señala que la proporción de personas sin hogar y las causas de este problema difieren entre los Estados miembros de la UE, e incluso entre las distintas regiones, por lo que se requiere la participación de los entes locales y regionales en el desarrollo de una estrategia para erradicar la falta de vivienda. Las causas de este fenómeno deben determinar la elección de los instrumentos adecuados. Los entes locales, que están en contacto directo con este problema, pueden aportar conocimientos especializados en este ámbito;

13.

en este contexto, acoge favorablemente la labor de la red HABITACT en relación con el problema de las personas sin hogar, www.habitact.eu, una red de entes locales y regionales que acerca la innovación social al ámbito de las personas sin hogar a través de estrategias integradas sobre este tema;

14.

suscribe el llamamiento del Parlamento Europeo a la Comisión con vistas a crear un grupo de expertos de alto nivel que contribuya a la elaboración y la mejora de la Estrategia europea para las personas sin hogar; destaca la importancia de que los representantes de los entes locales y regionales también formen parte de este grupo de expertos;

15.

observa que los servicios de la Comisión han publicado un documento de trabajo (5) con orientaciones para combatir el problema de las personas sin hogar, aunque lamenta que el texto sea poco ambicioso en términos europeos. En efecto, se considera necesario elaborar una estrategia europea con una serie de instrumentos que los entes locales y regionales, las ONG y sus colaboradores voluntarios puedan utilizar eficazmente en la práctica y que permitirían intercambiar y difundir buenas prácticas e incoar acciones legales para impedir la criminalización del problema de las personas sin hogar y castigar severamente los actos odiosos de carácter hostil, violento o persecutorio contra estas personas;

16.

insiste en que la pobreza y la falta de vivienda no son un delito y que, por tanto, criminalizar a las personas sin hogar, así como adoptar y aplicar reglamentos locales antisociales y contrarios a los derechos humanos, como ocurre en algunos Estados miembros, es incompatible con el principio de igualdad de trato y la dignidad humana;

17.

pide un mayor reconocimiento y respaldo a nivel local, regional, nacional y europeo de los esfuerzos que realizan las organizaciones de defensa de las libertades y los derechos civiles en favor de este colectivo vulnerable y que realmente no está en condiciones de hacer valer sus derechos;

18.

espera que en ningún Estado miembro haya quienes se exponen a amenazas policiales por el mero hecho de ser personas sin hogar, ya sea de manera ilícita o debido a algún cambio legislativo en este sentido;

19.

apoya las actividades emprendidas en favor de las personas sin hogar por las organizaciones de la sociedad civil activas en los Estados miembros de la UE, por sus asociaciones y sus organizaciones coordinadoras a nivel europeo, sus acciones destinadas a que las personas sin hogar conozcan mejor sus derechos, y sus esfuerzos para favorecer una conciencia social y una sociedad abierta a todos, en la que la mayoría de los ciudadanos empatice con las personas sin hogar y se muestre a favor de las medidas necesarias para acabar con este problema y, en particular, que para ello se utilicen fondos públicos;

20.

invita a los Estados miembros y a la Presidencia de la Unión Europea a que velen por que los ministros competentes incluyan periódicamente el problema de las personas sin hogar en el orden del día de sus mesas redondas. El Comité de las Regiones destaca, asimismo, que convendría incluir a los representantes de los entes territoriales en estos encuentros y pide a la Comisión Europea que los respalde con una ayuda práctica y financiera;

21.

destaca la importancia, en el marco de la elaboración de la Estrategia europea para las personas sin hogar, de dar prioridad a los enfoques que sitúan a la vivienda en el centro de esta estrategia («housing-led», «centrado en la vivienda») o que consideran el acceso a la vivienda como la primera fase («housing first», «la vivienda en primer lugar»), y prestar una atención especial al aspecto transfronterizo del problema de las personas sin hogar y al tratamiento específico que necesitan los menores y las mujeres sin hogar;

22.

destaca que la gestión del problema de las personas sin hogar está relacionada con el desarrollo regional y los instrumentos de financiación de la UE (en particular, el FSE y el FEDER) (6), así como con la integración social y los derechos humanos, y que también está estrechamente relacionada con el objetivo de la Estrategia Europa 2020 de sacar a veinte millones de personas de la pobreza (7);

23.

llama la atención a las regiones de los Estados miembros especialmente afectados por el fenómeno de las personas sin hogar sobre la posibilidad de utilizar, en el marco de la elaboración de sus programas operativos, financiación del Fondo de Ayuda Europea para los Más Necesitados u otros fondos, como el Fondo Social Europeo (FSE), para mejorar la situación de las personas sin hogar, y les invita a fomentar su inserción social y laboral;

24.

destaca la importancia de la prevención a nivel local y regional para que la detección precoz del riesgo de convertirse en una persona sin hogar permita garantizar que, por una parte, las personas vulnerables dispongan de ayudas adaptadas para evitar que sean expulsadas de su vivienda y que, por otra, las personas que ya estén en esa situación dispongan de una ayuda inmediata. Para ello convendrá articular medidas estructurales, que forman parte del bienestar, tales como vivienda, empleo, educación, familia y políticas relacionadas;

25.

señala que, si quiere evitarse que la calidad de vida y, por ende, la salud de las personas que se encuentran sin hogar desde hace poco tiempo se deteriore brutalmente, es indispensable una atención integral con una mayor cooperación entre los servicios sociales y de salud, sobre todo en el caso de las personas que ya se hayan beneficiado de dichos servicios;

26.

señala que la atención a las personas sin hogar debe comenzar en la calle, pues la detección y tratamiento de las patologías mentales o del consumo indebido de sustancias no puede esperar a que se solucione su problema de vivienda;

27.

destaca la importancia de prever recursos financieros suficientes, y en particular viviendas, ya que pueden contribuir a prevenir la falta de hogar;

28.

destaca que, para actuar eficazmente, las partes activas en la lucha contra el problema de las personas sin hogar necesitan una financiación y una ayuda adecuadas, tanto por parte de los Estados miembros como de la Unión Europea, para poder tomar medidas eficaces a fin de movilizar los servicios de empleo, poner en marcha cursos de formación dirigidos a este colectivo, animarles a buscar empleo y ayudarles a mantener sus puestos de trabajo;

29.

considera que la formación profesional, el reciclaje y la formación de adultos, es decir, el aprendizaje permanente, son maneras particularmente eficaces, aunque indirectas, para que la gente deje de vivir en la calle. Una formación adecuadamente estructurada y susceptible de abrir las puertas a un verdadero puesto de trabajo constituye una buena inversión tanto desde el punto de vista de los individuos como del de la sociedad, y puede contribuir a que las personas sin hogar salgan para siempre de esta difícil situación. La educación a menudo es un requisito básico indispensable, pero es esencial que las personas estén motivadas para adoptar medidas proactivas y a largo plazo, a fin de situarse en una posición de miembros activos de la sociedad. Es preciso que cooperen y desempeñen un papel activo en la mejora de su situación;

30.

destaca la importancia de velar por que los alojamientos de emergencia o provisionales gestionados por los entes locales, las asociaciones benéficas, las organizaciones civiles y religiosas sean de calidad, accesibles localmente o al menos en la región, y respondan a las necesidades de los beneficiarios. Lo mejor es trabajar con soluciones centradas en la vivienda, como «housing first» («la vivienda en primer lugar»);

31.

señala que para las personas sin hogar y las personas con ingresos bajos es esencial tener garantizado el acceso a un alojamiento estable, disponible a nivel local y asequible. Sin embargo, para ello es imprescindible una cooperación previa adecuada entre todas las partes implicadas en función de las condiciones locales;

32.

expresa su apoyo a los esfuerzos concretos para luchar contra el problema de las personas sin hogar que se llevan a cabo a escala de la UE en el marco de las distintas políticas sectoriales europeas pertinentes y, en especial, en los ámbitos de la economía, las finanzas, la seguridad social, el desarrollo regional, la salud, los derechos humanos, la juventud, la igualdad entre hombres y mujeres, la inmigración y la integración;

33.

apoya la inclusión del tema de la falta de hogar en el proceso de aplicación de la Estrategia Europa 2020, que podría adoptar la forma de recomendaciones por país como complemento a las acciones emprendidas por los Estados miembros, sobre todo en los países en los que urja progresar en este ámbito;

34.

invita a la Comisión Europea a que vaya más allá de las recomendaciones por país e insta, asimismo, a los Estados miembros a que prosigan sus esfuerzos y a que incluyan el problema de las personas sin hogar en sus programas nacionales de reforma;

35.

insiste en la necesidad de recabar información exhaustiva y comparable sobre el problema de las personas sin hogar, evitando la estigmatización de estas personas. Esta información debería disociarse de las causas de la falta de hogar y la intensidad del fenómeno, e incluir un desglose regional por lo menos hasta el nivel NUTS 2. Una base de datos de estas características permitiría mejorar la eficacia de las políticas de desarrollo y, en última instancia, acabar definitivamente con el problema de la falta de hogar;

36.

sostiene que, dado que la actuación a nivel local y regional ejerce un papel decisivo para paliar el problema de las personas sin hogar, la UE debería evaluar la eficacia general, considerando en qué casos es conveniente utilizar otros instrumentos de financiación (como Progress, PSCI, Jessica, Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, Leader, Fondo de Ayuda Europea para los Más Necesitados) más allá del FSE y del FEDER, con vistas a combatir el problema de las personas sin hogar;

37.

a fin de mejorar la situación de las personas sin hogar, anima a los Estados miembros a que utilicen los fondos europeos adecuados y creen puentes entre la inclusión social y la integración profesional;

38.

es importante fomentar el voluntariado para proporcionar servicios a las personas sin hogar, hacerlas partícipes de la resolución de los problemas sociales, aumentando la conciencia general de los problemas de esta población, en definitiva, incorporándolas a los procesos de inclusión social;

39.

conviene reforzar los mecanismos de participación adaptados a las características de las personas sin hogar, permitiendo su implicación efectiva, favoreciendo la toma de decisiones conjunta entre todos los actores implicados y, en definitiva, mejorando la calidad de la atención haciéndoles protagonistas en su proceso de inclusión social.

Bruselas, 25 de junio de 2014.

El Presidente del Comité de las Regiones

Ramón Luis VALCÁRCEL SISO


(1)  CDR 18/2010 final.

(2)  CDR 71/2011 final.

(3)  CDR 402/2010 final.

(4)  P7_TA(2011)0383 y P7_TA(2014)0043.

(5)  SWD(2013) 42 final.

(6)  CDR 1999/2013 final.

(7)  CDR 26/2013 final.


Top