EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52000AC1195

Dictamen del Comité Económico y Social sobre la "Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones — Principios y directrices de la política comunitaria en el sector audiovisual en la era digital"

OJ C 14, 16.1.2001, p. 114–119 (ES, DA, DE, EL, EN, FR, IT, NL, PT, FI, SV)

52000AC1195

Dictamen del Comité Económico y Social sobre la "Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones — Principios y directrices de la política comunitaria en el sector audiovisual en la era digital"

Diario Oficial n° C 014 de 16/01/2001 p. 0114 - 0119


Dictamen del Comité Económico y Social sobre la "Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones - Principios y directrices de la política comunitaria en el sector audiovisual en la era digital"

(2001/C 14/22)

El 22 de diciembre de 1999, de conformidad con el artículo 262 del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea, la Comisión decidió consultar al Comité Económico y Social sobre la comunicación mencionada.

La Sección de Transportes, Energía, Infraestructuras y Sociedad de la Información, encargada de preparar los trabajos en este asunto, aprobó su dictamen el 8 de septiembre de 2000. A raíz de la dimisión del ponente, Sr. Morgan, la Sección designó el 18 de octubre a la Sra. Carrol para sustituirle.

En su 376o Pleno de los días 18 y 19 de octubre de 2000 (sesión del 19 de octubre), el Comité Económico y Social ha aprobado por 74 votos a favor, 4 en contra y 6 abstenciones el presente Dictamen.

1. Introducción

1.1. En su Comunicación "Principios y directrices de la política comunitaria en el sector audiovisual en la era digital", la Comisión se propone informar a las partes interesadas sobre la estrategia que pretende aplicar en los próximos cinco años.

1.2. La Comunicación resulta oportuna debido a que la tecnología digital está introduciendo cambios importantes en el sector audiovisual. En palabras de la Comisión, "la política reguladora del sector está dirigida a garantizar determinados intereses públicos, como la diversidad cultural y lingüística, la protección de menores y la protección de los consumidores, intereses que el desarrollo tecnológico no pone en entredicho. Sin embargo, de una amplia encuesta realizada recientemente se deriva que en el futuro se necesitarán nuevos enfoques legislativos y nuevas técnicas de reglamentación"(1).

1.3. El CES suscribe los principios de reglamentación adoptados por la Comisión. Por otra parte, reconoce los retos que la televisión digital "multicanales" y el acceso ilimitado a todo un mundo de sitios de la Red de Internet plantean a estos principios.

1.4. La política comunitaria se basa actualmente en enfoques distintos de la reglamentación de la infraestructura de transmisión y de los contenidos. Las principales infraestructuras previstas en la Comunicación son Internet en un entorno de tecnologías de la información (TI), la transmisión audiovisual a través de Internet, la transmisión audiovisual a receptores de televisión y la transmisión por Internet a receptores de televisión. En términos generales, la producción cinematográfica audiovisual y los programas televisivos convencionales destinados al cine y la televisión pueden reglamentarse en aras del interés público y ser controlados por los padres. Internet resulta más difícil de controlar, aunque su recepción en aparatos de televisión puede controlarse físicamente. En Internet, una clasificación más explícita de los sitios de la Red podría ser un paso adelante. En el presente dictamen se exponen en detalle nuestras observaciones sobre la política de reglamentación en el contexto de las propuestas de la Comisión. Las hemos abordado capítulo por capítulo, de la manera que figura a continuación.

2. El sector audiovisual - el porqué de su importancia (Capítulo 1)

2.1. La Comunicación afirma que este sector es importante por dos motivos:

- por lo que respecta al "crecimiento económico y empleo"

- "la repercusión del sector audiovisual sobre los ámbitos social, cultural y educativo."

2.2. No obstante, estos dos factores no reciben la misma atención en la Comunicación: "Si bien los aspectos económicos y el potencial de creación de empleo mencionados constituyen elementos esenciales que deben tenerse en cuenta en la elaboración de la política comunitaria, el punto de partida para la definición de las políticas debe ser el papel social y cultural de los medios de comunicación del sector audiovisual".

2.3. El CES suscribe la opinión relativa a los medios audiovisuales que figura en la Comunicación: "Los medios de comunicación del sector audiovisual desempeñan un importante papel en el buen funcionamiento de las sociedades democráticas modernas. Sin la libre circulación de información, estas sociedades no pueden funcionar. Es más, los medios de comunicación del sector audiovisual desempeñan un papel fundamental en el desarrollo y la transmisión de los valores sociales: no sólo porque influyen ampliamente sobre los hechos y las imágenes del mundo que recibimos, sino también porque proporcionan los conceptos y las clasificaciones políticas, sociales, étnicas, geográficas, psicológicas, etc., que utilizamos para descifrar estos hechos e imágenes. Por tanto, contribuyen a definir no sólo lo que vemos, sino también la forma en que lo vemos".

2.4. Esta perspectiva lleva a la Comisión a concluir que la industria audiovisual no es como las demás, que se limitan a producir bienes y servicios para el mercado. Sus principios son culturales, y no comerciales. Pero no son estos los principios por los que se rige Hollywood, Bollywood, o incluso Pinewood, que pretenden claramente satisfacer las necesidades de entretenimiento del mercado. Por consiguiente, aunque apoyamos los principios de la diversidad cultural y étnica y reconocemos el papel "ejemplar" atribuido a la política audiovisual en Europa, consideramos que es probable que persista el déficit de la balanza comercial señalado por la Comisión mientras se siga otorgando una prioridad secundaria al "mercado".

2.5. En consecuencia, el CES sugiere que la política comunitaria audiovisual debería proponerse, además de los objetivos sociales, culturales y educativos, dos objetivos comerciales básicos:

- la progresiva sustitución de las importaciones en los mercados de la UE;

- el desarrollo de estrategias de exportación diseñadas para penetrar en los mercados mundiales.

Estos objetivos permitirían reducir el actual déficit de la balanza comercial audiovisual con EE.UU. Para ello, habrá que potenciar medidas como las desgravaciones fiscales a las inversiones audiovisuales, especialmente creando alicientes para que las PYMES efectúen inversiones en el sector.

2.6. La substitución de las importaciones puede lograrse de dos maneras. Existe claramente un margen para la coproducción por los Estados miembros y para el uso de fondos de la UE con carácter de ayuda en este contexto. Para la distribución en distintos países la premisa es que, con la traducción, las producciones que tengan éxito serían aceptadas en otros Estados miembros, puesto que reflejan unos valores culturales europeos compartidos. El programa Media II está diseñado para facilitar esta distribución. En este contexto, la diversidad cultural puede ser una ventaja positiva.

2.7. El CES considera que esta estrategia de sustitución de las importaciones puede fomentar el acervo cultural y lingüístico europeo y al mismo tiempo estimular el crecimiento económico en el sector de la producción. El único motivo de preocupación debe ser que, con la proliferación de canales que actualmente se está produciendo, la producción de la UE aún podría verse inundada por la competencia.

2.8. La estrategia de exportaciones de la Comisión expuesta en la Comunicación virtualmente no existe. Esta es una importante laguna en el planteamiento de la Comisión. Lo que hace falta es una estrategia destinada a suministrar productos de entretenimiento mundiales en las lenguas de los mercados del mundo. Las empresas que triunfan en todos los sectores son las que venden sus productos en la lengua del cliente. Una oportunidad clave que no se menciona sería la de utilizar las industrias lingüísticas de los diversos países comunitarios para desarrollar la diáspora cultural mundial que conoce las lenguas que se hablan en dichos países.

2.9. En todo caso, deberán tenerse en consideración las necesidades específicas del sector audiovisual en los países con una baja capacidad audiovisual y zonas lingüísticas y geográficas restringidas. Dado que el multilingüismo constituye la gran riqueza de Europa se debe potenciar, merced a los avances tecnológicos en curso mediante la utilización de los sistemas digitalizados (por ejemplo, subtítulos en varias lenguas en los DVD).

2.10. La política de competencia debe ser un instrumento idóneo y eficaz para prevenir la formación de posiciones dominantes, tanto en lo relativo a la concentración de la propiedad de medios de comunicación en el nuevo entorno digital, como en lo relativo a la salvaguarda del pluralismo.

2.10.1. El Comité sugiere a la Comisión que estudie la conveniencia de aplicar, a nivel europeo, un sistema normativo de derecho de la competencia similar al estadounidense que impida que los mismos operadores económicos puedan actuar a distintos niveles en el sector audiovisual (concepción, producción, distribución y exhibición).

2.10.2. Para alcanzar la seguridad jurídica que reclaman los operadores europeos del sector audiovisual, el CES solicita a la Comisión que elabore unas "Directrices de ayudas al sector audiovisual europeo" que, dentro del respeto a las reglas del Tratado en materia de cultura contemple la posibilidad de percepción de ayudas teniendo en cuenta diversos elementos, y basándose en un sistema de puntos a conceder por determinados conceptos, entre los que podrían encontrarse, por ejemplo, una cantidad por entrada vendida, un porcentaje en los supuestos de películas compradas por una cadena de televisión, etc.

3. Objetivos y medios de la política audiovisual comunitaria (Capítulo 2)

3.1. El CES reconoce los progresos realizados por las iniciativas comunitarias en el sector audiovisual:

- la Directiva "Televisión sin fronteras"(2) proporcionó el marco necesario para las transmisiones transfronterizas;

- los programas Media I y II(3) proporcionan un apoyo esencial para la industria. La atención que Media II presta a la distribución facilita un estímulo importante para la distribución de la producción audiovisual nacional en los mercados internacionales;

- la innovación tecnológica mediante normas de radiodifusión ha sido tan importante para los medios de comunicación digitales como las normas GSM lo ha sido para la telefonía móvil;

- la importancia también del programa INFO 2000.

3.2. El CES está de acuerdo en que la televisión digital exigirá nuevas iniciativas partiendo de los mismos ejes y espera que el Quinto Programa Marco también contribuirá de manera importante al progreso del sector audiovisual en la UE. En particular, pueden señalarse el programa "La Sociedad de la información fácilmente accesible a los usuarios" y las dos acciones clave "Contenidos multimedios y la utilización de éstos" y "Sistemas y servicios para el ciudadano".

3.3. Además, el Comité considera importante la coordinación y una mayor cooperación con otras iniciativas europeas en el sector audiovisual y, en particular, con Eureka audiovisual(4).

4. Principios para la regulación del sector audiovisual en la era digital (Capítulo 3)

4.1. El CES felicita a la Comisión por el alcance y la efectividad de su reciente proceso de consulta y apoya los cinco principios generales para la reglamentación de la infraestructura de comunicaciones.

4.2. El CES suscribe el concepto de que el principio de proporcionalidad aplicado a los contenidos audiovisuales "requiere que el grado de intervención reglamentaria no sea mayor de lo necesario para alcanzar el objetivo en cuestión" y, por consiguiente, la Comunidad pueda "controlar los actuales cambios sobre la base de los instrumentos y principios existentes y, en su caso, con la promoción de iniciativas para la autorregulación".

4.2.1. A la vista del desarrollo de la tecnología digital, se deberían adaptar rápidamente las normas comunitarias existentes para el sector audiovisual, con objeto de llegar a un equilibrio justo entre la aplicación de los principios básicos actualmente vigentes y los cambios tecnológicos en curso.

4.3. El CES ya ha contribuido al acuerdo existente en que la reglamentación de los contenidos audiovisuales debería separarse de la infraestructura de comunicaciones. Por consiguiente, apoyamos las conclusiones que figuran en el capítulo 3, sección 2 de la Comunicación.

4.4. El CES está de acuerdo en que "la revolución digital no pone en entredicho la necesidad de que la política audiovisual determine los intereses generales pertinentes y, en su caso, los proteja por medio de legislación al respecto" y en que "la evolución de la tecnología requiere una reconsideración de los medios y métodos utilizados". Internet es uno de estos casos.

4.4.1. El CES considera que la era digital no debe comportar la inaplicación de los objetivos de interés general, tales como la libertad de expresión y opinión, el pluralismo, la diversidad cultural y lingüística, la protección de los menores y de la dignidad humana, y la protección de los consumidores, entre otros, ya que está convencido de que su salvaguardia y refuerzo desempeñan un papel fundamental para la democracia.

4.5. El CES considera que la radiodifusión como servicio público cumple unas funciones culturales, sociales y democráticas que redundan en beneficio de todos, y tiene por ello una importancia capital para garantizar la democracia, el pluralismo, la cohesión social y la diversidad cultural y lingüística.

4.5.1. La creciente diversificación de los programas que ofrecen los medios de comunicación en el nuevo entorno técnico acrecienta la importancia de la función global de los organismos de radiodifusión que tienen obligaciones de servicio público.

4.5.2. El Comité opina que debe mantenerse y reforzarse la capacidad de los servicios públicos de radiodifusión de ofrecer a la población programas y servicios de calidad y de vocación mayoritaria, incluidos el desarrollo y la diversificación de actividades en la era digital.

4.6. El CES apoya el punto de vista de la Comisión relativo a la autorregulación y, en particular, la advertencia destinada a evitar que los principales operadores definan "las normas del juego".

4.6.1. El CES considera que:

- la autorregulación podría completar eficazmente la normativa en el contexto de la era digital y también que,

- se deben tener en cuenta los intereses de terceros, en especial de los consumidores, a la hora de considerar la autorregulación en los nuevos servicios de medios de comunicación.

4.7. El CES desea hacer hincapié en el principio consistente en que las autoridades de reglamentación deberían ser independientes de los Gobiernos y de los operadores. El CES acogería favorablemente la creación de un "Foro Europeo de lo audiovisual" que reúna a las industrias y partes afectadas, tales como profesionales de la difusión y los operadores, los organismos de regulación y autorregulación del sector audiovisual, las organizaciones de calificación de los contenidos de Internet y de los programas informáticos y las asociaciones de consumidores especializadas, a fin de estudiar cómo se puede dar mayor claridad a los métodos de evaluación y calificación de los contenidos de las ofertas audiovisuales y multimedia (cine, televisión, Internet, videojuegos, "webcasting").

4.8. El Comité acoge favorablemente, en líneas generales, la declaración de la Comisión sobre los principios generales del Derecho comunitario, que son aplicables en el sector audiovisual.

5. Acciones en el ámbito reglamentario (Capítulo 4)

5.1. El Comité acoge favorablemente, en líneas generales, la propuesta de acción de la Comisión.

5.2. El Comité apoya en particular la propuesta de la Comisión de que se realice un estudio independiente sobre las repercusiones de las disposiciones de la Directiva "Televisión sin Fronteras" relativas al fomento de las obras europeas para junio de 2002. La Comisión afirma que dicho estudio proporcionará "la oportunidad de realizar un examen global de los instrumentos reglamentarios y de apoyo existentes para promover la diversidad cultural y lingüística en relación con todos los servicios audiovisuales". El Comité cree que debería hacerse un esfuerzo para que, sin menoscabo de su valor cultural y lingüístico, estos productos audiovisuales cuenten con atractivo suficiente como para ser comercializados de manera competitiva a escala mundial. Para ello, la acción de la Comisión debería basarse en:

- el fomento del multilingüismo y de la diversidad cultural europea;

- la exigencia de productos de calidad y de aprovechamiento de las nuevas formas de expresión;

- la necesidad de que normas y formatos sean compatibles para facilitar los intercambios de datos;

- la instauración de mecanismos de apoyo a la creación de redes y productos europeos;

- la necesidad de una formación que, adaptada a los multimedios, una el aprendizaje técnico al dominio de los contenidos;

- el apoyo a la difusión y a la promoción.

El CES espera que la evolución tecnológica permita gradualmente la producción de obras audiovisuales multilingües(5), haciendo más fácil de este modo cumplir los objetivos culturales.

5.3. El Comité coincide con el planteamiento de la Comisión con respecto al acceso a los contenidos audiovisuales y comparte la preocupación de la Comisión sobre el peligro de exclusión social y cultural. En particular, el Comité está de acuerdo con la afirmación de la Comisión de que "el acceso al contenido también puede plantear cuestiones relativas al carácter asequible del mismo: los usuarios deberían tener acceso al contenido a un precio asequible, a fin de evitar el peligro de exclusión social (que daría lugar a una sociedad con 'los que tienen' y 'los que no tienen' información)."

5.3.1. El CES reafirma el principio según el cual, en la sociedad de la información ha de garantizarse a todos los consumidores el derecho de acceso a las redes y a los contenidos de conformidad con los criterios de universalidad, accesibilidad, no discriminación y transparencia. Algunos aspectos técnicos específicos relativos al acceso de los consumidores al contenido, tales como guías electrónicas de programas y acceso condicionado, así como cualquier sistema técnico que se interponga entre el acceso al medio de difusión y la elección del contenido, necesitan normas específicas para proteger la libertad de elección del consumidor.

5.3.2. El acceso a los contenidos implica en realidad el acceso a la infraestructura digital y a la disponibilidad de la información y el entretenimiento a través de dicha infraestructura.

5.3.3. La televisión digital terrestre y la conversión del sistema radiotelevisivo vía éter deben ser objetivos de interés público en función de la política de contenidos. La consecuencia de este principio es la necesidad de que al servicio público radiotelevisivo se le garanticen frecuencias libres para la transmisión digital gratuita.

5.3.4. Una de las incertidumbres tecnológicas reconocidas por la Comisión es claramente la forma final de la infraestructura de transmisión digital y, dentro de ella, la definición de los contenidos "de libre difusión".

5.3.5. El CES apoyará el desarrollo reglamentario que garantice la libre disponibilidad de los contenidos de información y entretenimiento de la radiodifusión pública en el entorno digital. En particular, los contenidos informativos como las noticias nacionales son indispensables para el funcionamiento adecuado de la democracia.

5.3.6. En lo que se refiere a los contenidos de entretenimiento de gran demanda, la cuestión de la asequibilidad no es un problema de reglamentación. Los entes de radiodifusión pagan altos precios por los derechos de radiodifusión de gran demanda y a ellos corresponde fijar precios que generen audiencias suficientes para proporcionar la rentabilidad necesaria a las inversiones.

5.4. El Comité está de acuerdo con la importancia que la Comisión otorga a la protección de los derechos de autor y a la lucha contra la piratería, y espera que se adopte la Directiva sobre derechos de autor y derechos asociados.

5.5. El Comité está de acuerdo con las conclusiones de la Comisión relativas a la protección de menores. El Comité considera que resulta cada vez más difícil proteger a los menores en la era digital y, por consiguiente, que debería adoptarse un planteamiento más estricto en cuanto a las normas y los mecanismos; a título de ejemplo:

a) sería posible colocar en los receptores de televisión y en los ordenadores mecanismos de protección de los niños que permitan el máximo nivel de protección. Al mismo tiempo, sería posible eliminar o reducir los mecanismos de protección para adaptarlos a las circunstancias individuales;

b) se debería facilitar información sobre la dignidad humana y del niño y sistemas de protección y de clasificación en páginas de Internet, folletos y soportes para ratones ("mouse pads") en los puntos de venta;

c) clasificación obligatoria de la programación y de los contenidos;

d) el uso de nombres de dominio para extender el sistema de clasificación de películas a Internet;

e) en un sentido positivo y proactivo, una programación atractiva y de calidad como la del "Kinder Kanal" alemán constituye un buen ejemplo.

5.6. El Comité acoge favorablemente la propuesta de la Comisión de llevar a cabo un estudio relativo a las nuevas técnicas publicitarias con vistas a una posible futura evaluación de las disposiciones de la Directiva "Televisión sin fronteras". El Comité está de acuerdo con la Comisión en que debería garantizarse una clara distinción entre publicidad y otros contenidos y en que los consumidores deberían poder ser conscientes de cuándo reciben publicidad.

6. Principios para la elaboración de los instrumentos comunitarios de apoyo (Capítulo 5)

6.1. El Comité coincide en términos generales con los principios que se proponen como guía de la acción para la Comunidad en lo que se refiere a los instrumentos de apoyo.

6.2. No obstante, el Comité considera que la Comisión debería aclarar su propuesta de reflexionar a nivel europeo "sobre cómo reforzar la complementariedad de los diversos mecanismos de apoyo, a fin de desarrollar un enfoque coherente"(6). ¿Significa esto un control sobre las medidas nacionales de apoyo? El Comité considera que la propuesta de desarrollar un enfoque coherente para los mecanismos de apoyo no debería ir en detrimento de las medidas nacionales que tengan éxito.

6.3. El Comité apoya la propuesta de la Comisión de aportar un valor añadido garantizando "una mejor sinergia entre los diferentes instrumentos dirigidos a promover contenidos en la sociedad de la información".

7. Acción en el ámbito de los sistemas de apoyo (Capítulo 6)

7.1. El CES apoya el objetivo de la Comisión en cuanto que la diversidad lingüística y cultural de Europa debe garantizarse y, como tal, ser un componente del desarrollo de la sociedad de la información. Al mismo tiempo, el CES advierte de que no es probable que una política que se centre exclusivamente en la diversidad cultural y lingüística satisfaga el objetivo complementario de una mayor cuota europea de mercado en la producción audiovisual mundial.

7.2. El CES ya ha dado su apoyo a la iniciativa Media Plus(7).

7.3. El CES espera emitir su dictamen sobre la iniciativa eEurope.

7.4. Las acciones del Quinto Programa Marco pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo del sector audiovisual en la UE. (Véase el punto 3.2.)

7.5. El CES insta a la Comisión a que lleve a cabo su propuesta de intercambio de experiencias entre Estados miembros.

8. La dimensión externa de la política audiovisual comunitaria (Capítulo 7)

8.1. El Comité insta a la Comisión a que adopte las medidas necesarias en relación al comercio de los servicios audiovisuales en el contexto de las negociaciones de la OMC a fin de que los productos europeos tengan más fácil acceso a los mercados de terceros países. Asimismo considera positiva la posibilidad de que la Comunidad y sus Estados miembros mantengan y desarrollen su capacidad de definir y realizar sus políticas culturales y audiovisuales para proteger su diversidad cultural.

9. Conclusión

9.1. El Comité

- apoya en líneas generales la Comunicación de la Comisión como un paso significativo hacia la determinación de una política audiovisual adecuada en la era digital;

- reconoce que el sector audiovisual, además de ser uno de los que más puestos de trabajo crea, seguirá desempeñando un papel fundamental para la democracia, la libertad de opinión y el pluralismo, así como para la protección y la promoción de la diversidad cultural en Europa;

- aguarda con interés para ver y evaluar los resultados de los estudios y otras acciones propuestas por la Comisión;

- considera que la necesidad de coherencia entre las políticas cultural, audiovisual y de competencia de la CE debe expresarse en unas Directrices que salvaguarden la diversidad cultural permitiendo que los distintos regímenes nacionales fomenten adecuadamente el potencial de producción en los Estados miembros;

- tiene el conovencimiento de que, para garantizar la democracia, el pluralismo, la cohesión social y la diversidad cultural y lingüística, es preciso que los servicios públicos de radiodifusión sigan aprovechando el progreso tecnológico para el cumplimiento de su función.

Bruselas, 19 de octubre de 2000.

El Presidente

del Comité Económico y Social

Göke Frerichs

(1) Véanse los dictámenes del CES de 22 de septiembre de 1999 sobre la "Propuesta de Decisión del Consejo relativa a la participación comunitaria en el Observatorio Europeo del Sector Audiovisual", DO C 329 de 17.11.1999, y el referente al "Libro Verde sobre la convergencia de los sectores de telecomunicaciones, medios de comunicación y tecnologías de la información y sobre sus consecuencias para la reglamentación en la perspectiva de la sociedad de la información", DO C 214 de 10.7.1998.

(2) COM(95) 86 final; Dictamen del CES de 13 de septiembre de 1995 sobre la "Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 89/552/CEE del Consejo sobre la coordinación de determinadas disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados relativas al ejercicio de actividades de radiodifusión televisiva", DO C 301 de 13.11.1995.

(3) Véase el Dictamen del CES sobre la propuesta de Decisión del Consejo relativa a un Programa de estímulo al desarrollo y a la distribución de obras audiovisuales europeas (Media II) (1996-2000), DO C 256 de 2.10.1995.

(4) Eureka audiovisual es una organización intergubernamental paneuropea creada en 1989 con el objetivo de fomentar la industria audiovisual europea. Tiene 35 miembros (los Estados miembros, la Comisión Europea y el Consejo de Europa, en calidad de miembro asociado).

(5) Véase también MLIS - Multilingual Information Society, www.hltcentral.org/hlt/mlis/.

(6) COM(1999) 657 final, punto 5.1.

(7) COM(1999) 658 final, Dictamen del CES de 27 de abril de 2000 sobre Propuesta de Decisión del Consejo relativa a la ejecución de un programa de estímulo al desarrollo, la distribución y la promoción de obras audiovisuales europeas (Media Plus - Desarrollo, distribución y promoción) (2001-2005), DO C 168 de 16.6.2000.

Top