Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52012IP0027

Programa Daphne Resolución del Parlamento Europeo, de 2 de febrero de 2012 , sobre el programa Daphne: logros y perspectivas futuras (2011/2273(INI))

OJ C 239E , 20.8.2013, p. 69–74 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)

20.8.2013   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

CE 239/69


Jueves 2 de febrero de 2012
Programa Daphne

P7_TA(2012)0027

Resolución del Parlamento Europeo, de 2 de febrero de 2012, sobre el programa Daphne: logros y perspectivas futuras (2011/2273(INI))

2013/C 239 E/11

El Parlamento Europeo,

Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

Vistas las Conclusiones del Consejo EPSCO celebrado el 8 de marzo de 2010,

Vista la Estrategia para la igualdad entre mujeres y hombres 2010-2015 presentada por la Comisión el 21 de septiembre de 2010 (COM (2010)0491),

Visto el plan de acción por el que se aplican las prioridades políticas fijadas en el programa de Estocolmo en el ámbito de la libertad, la seguridad y la justicia para el periodo 2010-2014, presentado el 20 de abril de 2010 (COM(2010)0171),

Vista su Resolución, de 5 de abril de 2011, sobre las prioridades y líneas generales del nuevo marco político de la UE para combatir la violencia contra las mujeres (1),

Vista la Decisión no 779/2007/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2007, por la que se establece para el período 2007-2013 un programa específico para prevenir y combatir la violencia ejercida sobre los niños, los jóvenes y las mujeres y proteger a las víctimas y grupos de riesgo (Programas Daphne III) integrado en el programa general «Derechos fundamentales y Justicia» (2),

Vista la Decisión no 803/2004/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril de 2004, por la que se aprueba un programa de acción comunitario (2004-2008) para prevenir y combatir la violencia ejercida sobre los niños, los jóvenes y las mujeres y proteger a las víctimas y grupos de riesgo (programa Daphne II) (3),

Vista la Decisión no 293/2000/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de enero de 2000, por la que se aprueba un programa de acción comunitario (programa Daphne) (2000-2003) sobre medidas preventivas destinadas a combatir la violencia ejercida sobre los niños, los adolescentes y las mujeres (4),

Visto el informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo, de 11 de mayo de 2011, sobre la evaluación intermedia del «Programa Daphne III 2007-2013» (COM(2011)0254),

Vistas las Decisiones de la Comisión por las que se adoptan los programas anuales de trabajo para el Programa Daphne III,

Vista la Comunicación de la Comisión sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece, para el periodo de 2014 a 2020, el programa «Derechos y ciudadanía» (COM (2011)0758),

Visto el artículo 48 de su Reglamento,

Visto el informe de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A7-0006/2012),

A.

Considerando que el Programa Daphne, desde su lanzamiento en 1997, ha sido un verdadero éxito, tanto en términos de popularidad entre las personas implicadas (beneficiarios, autoridades públicas y universitarias, ONG) como en términos de la eficacia de los proyectos que se han financiado en el marco de este programa;

B.

Considerando que Daphne es el único programa de este tipo con el objetivo de luchar contra la violencia en contra de las mujeres, los niños y los adolescentes a escala de la Unión Europea; considerando, por tanto, que la continuidad de la financiación del programa Daphne es fundamental para mantener las medidas en vigor y para introducir nuevas medidas que sean eficaces a la hora de luchar contra todo tipo de violencia contra los niños, los jóvenes y las mujeres;

C.

Considerando que la prevención y lucha contra la violencia de que son víctimas las mujeres, los niños y los jóvenes siguen siendo de actualidad, como lo eran en 1997, año en que se adoptó la iniciativa Daphne; que, desde su creación, el programa ha puesto de relieve nuevas formas de la violencia, entre ellas, la violencia en las guarderías, los malos tratos a los ancianos, y la violencia de carácter sexual entre adolescentes;

D.

Considerando que el Parlamento Europeo ha señalado en numerosas resoluciones que la financiación del programa Daphne ha sido insuficiente hasta la fecha y ha mostrado su intención de garantizarle una financiación adecuada para que pueda hacer frente a las necesidades reales que conlleva la lucha contra todas las formas de violencia contra las mujeres, los niños y los jóvenes;

E.

Considerando que Daphne es un instrumento extremadamente importante para aumentar la visibilidad del problema de la violencia contra la mujer y que ofrece la posibilidad de que las organizaciones de mujeres y otros actores implicados desarrollen su trabajo y acciones concretas en este ámbito;

F.

Considerando que han surgido nuevas formas de violencia más recientemente con el creciente uso de las redes sociales en línea;

G.

Considerando que en las actuales circunstancias de crisis económica y rigor presupuestario las mujeres cuentan con menos recursos para protegerse, y para proteger a sus hijos, de la violencia y que es aún más importante evitar las consecuencias financieras directas de la violencia ejercida sobre las mujeres y los niños en el sistema judicial y los servicios sociales y de salud; considerando, asimismo, que es probable que se reduzca la financiación de los programas nacionales y de las ONG que se hacen cargo de las necesidades de las víctimas de la violencia;

H.

Considerando que, en la Estrategia para la igualdad de género 2010-2015, la Comisión subraya que la violencia de género es uno de los problemas clave que deben solucionarse para lograr alcanzar una verdadera igualdad de género;

I.

Considerando que es importante, para que el nivel de los derechos de las mujeres en los países candidatos se acerque más a las normas de la UE, incluirlos en el marco del programa Daphne III;

J.

Considerando que la violencia contra las mujeres tiene su origen en la persistencia de las desigualdades basadas en el género, y que se trata de un fenómeno estructural vinculado a la desigual distribución del poder entre mujeres y hombres en nuestra sociedad; que, no obstante, es posible reducir considerablemente su incidencia combinando las acciones focalizadas contra los estereotipos de género en los ámbitos de la educación y la igualdad de género, así como en los medios de comunicación, y luchar contra esta violencia mediante la sensibilización sobre este fenómeno en campo de la salud, así como en la policía y el sistema judicial;

K.

Considerando que la violencia contra las mujeres, los niños y los jóvenes abarca toda clase de violaciones de los derechos humanos, como el abuso sexual, la violación, la violencia doméstica, la agresión sexual y el acoso, la prostitución, la trata de seres humanos, la violación de los derechos sexuales y reproductivos, la violencia contra las mujeres y los jóvenes en el entorno laboral, la violencia contra mujeres, niños y jóvenes en situaciones de conflicto, violencia contra las mujeres, niños y jóvenes en las prisiones o instituciones de asistencia, y diversas prácticas tradicionales nocivas como la mutilación genital; considerando que cualquiera de estos abusos puede dejar profundas secuelas psicológicas, dañar la integridad física y mental de las mujeres, los niños y los jóvenes, llegando incluso, en algunos casos, a provocarles la muerte;

L.

Considerando que la lucha contra la violencia ejercida sobre las mujeres no figura entre los objetivos de la propuesta de la Comisión para el nuevo programa «Derechos y ciudadanía» del periodo financiero 2014-2020, que fusiona el programa Daphne III, las secciones de igualdad de género y de no discriminación del programa Progress, y el programa de derechos fundamentales y ciudadanía; que esto puede socavar la visibilidad y consistencia del programa Daphne y poner en peligro su éxito; que el proyecto de presupuesto del nuevo programa es más pequeño que los de los programas actuales; que la propuesta no garantiza la previsibilidad de la financiación de sus objetivos;

M.

Considerando que no se recopilan periódicamente datos comparables sobre los distintos tipos de violencia contra la mujer en la Unión Europea, lo que dificulta la evaluación del alcance real de este problema y la búsqueda de soluciones adecuadas; que recopilar datos fiables es muy difícil, pues mujeres y hombres se muestran renuentes, por miedo o vergüenza, a relatar sus experiencias;

N.

Considerando que el coste de la violencia doméstica para nuestras sociedades es sumamente elevado; en el marco de un proyecto Daphne se ha calculado que los costes únicamente de la violencia conyugal se elevan a 16 000 millones de euros anuales, en los que se incluyen los costes médicos directos (urgencias, hospitalización, atención ambulatoria, medicamentos), el coste de las actividades policiales y judiciales, los costes sociales (refugios y ayudas diversas) y los costes económicos (pérdidas de producción) (5);

O.

Considerando que diversos estudios sobre la violencia de género estiman que en Europa entre una quinta y una cuarta parte de la población femenina ha sufrido actos de violencia física al menos una vez durante su vida adulta, y que más de una décima parte ha sufrido violencia sexual con uso de la fuerza; considerando que las investigaciones muestran también que el 26 % de los niños y jóvenes afirma haber sido víctima de violencia física en su niñez;

P.

Considerando que, debido a la exclusión y marginación social, las mujeres y los niños romaníes son extremadamente vulnerables frente a la violencia; que, a lo largo de los últimos años, el programa Daphne ha apoyado con éxito muchas iniciativas destinadas a exponer la conexión entre la exclusión social, la pobreza y la violencia;

Q.

Considerando que la violencia de género es un problema estructural extendido por toda Europa y por el mundo entero, y que es un fenómeno con víctimas y agresores de todas las edades, todos los niveles de educación, de ingresos y de posición social, y que guarda relación con las desigualdades existentes en la distribución del poder entre mujeres y hombres en nuestra sociedad;

R.

Considerando que las mujeres no gozan de la misma protección contra la violencia masculina en toda la Unión Europea debido a las diferencias en las políticas y en la legislación de los Estados miembros;

S.

Considerando que el fundamento jurídico del Programa Daphne es el artículo 168 del TFUE, relativo a la salud pública, pero que la Unión Europea, con el Tratado de Lisboa, dispone de mayores competencias;

1.

Toma nota con gran interés de los éxitos, de la popularidad y de algunas dificultades del programa, tal y como se exponen en el Informe de evaluación intermedia del «Programa Daphne III 2007-2013» y en los estudios previos que han servido para su elaboración (6), así como en los informes de los beneficiarios de las subvenciones del programa Daphne;

2.

Aunque toma nota de la inclusión del programa Daphne en el programa «Derechos y ciudadanía» a partir de 2014, considera esencial que se mantengan los objetivos del programa, en particular la lucha contra la violencia de que son víctimas las mujeres, para el periodo 2014-2020 entre los objetivos del nuevo programa «Derechos y ciudadanía», y señala que su financiación debe mantenerse en un nivel comparable al del programa anterior, ya que debe mantenerse su visibilidad en el programa de nueva generación, a la vista de su éxito, su eficacia y su popularidad;

3.

Lamenta que la lucha contra la violencia de que son víctimas los niños, los adolescentes y las mujeres no se mencione explícitamente en el artículo 4 «Objetivos específicos» de la Comunicación de la Comisión COM(2011)0758 sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece, para el periodo de 2014 a 2020, el programa «Derechos y ciudadanía»;

4.

Se congratula de que el total de la dotación financiera para el programa «Derechos y ciudadanía» se haya conservado casi intacta; considera que un reparto anual equilibrado permitiría asegurar una continuidad de los objetivos y de las actividades proyectados;

5.

Pide también a los Estados miembros y a las partes interesadas que, trabajando conjuntamente con la Comisión, contribuyan a la difusión de información sobre los programas de la Unión Europea y las posibilidades de financiación que ofrecen, en particular entre las ONG, a nivel local y en los Estados miembros en los que hay escasa participación en el programa;

6.

Pide a la Comisión que aporte soluciones a los problemas detectados en el informe de evaluación intermedia citado más arriba, en particular en lo que respecta a:

el solapamiento con otros programas comunitarios a fin de evitar el riesgo de que pierdan prioridad los temas relacionados con el programa Daphne,

la mejora de la transparencia de los programas y de la difusión de sus resultados,

el equilibrio en la distribución de los programas entre los Estados miembros;

la reducción de la carga administrativa, la simplificación de los procedimientos de solicitud de subvenciones y la reducción del tiempo que transcurre entre la publicación de las convocatorias de proyectos y la celebración de los contratos, que ha impedido a muchas ONG de pequeñas dimensiones proponer proyectos Daphne;

la mejora de la eficiencia de las subvenciones de funcionamiento a los organismos europeos capaces de consolidar asociaciones multidisciplinarias en toda Europa establecidas con fines de subvención; el fortalecimiento de la capacidad de las ONG para definir e influenciar las políticas nacionales y europeas, con especial referencia a las ONG más pequeñas en los países de la Europa central y oriental,

7.

Pide a la Comisión, con el fin de fortalecer el impacto del programa, que siga prestando una atención especial a los niños, a las mujeres y a los jóvenes que, debido a la exclusión social y a la marginación, están particularmente expuestos al riesgo de la violencia;

8.

Pide a la Comisión que incluya los países candidatos en el ámbito de la elegibilidad para los fondos en el marco del programa Daphne III;

9.

Pide también a los Estados miembros y a las partes interesadas que contribuyan al objetivo de lograr una mejor distribución de los programas entre los Estados miembros;

10.

Pide a la Comisión que destine más fondos a proyectos destinados a sensibilizar a los jóvenes en particular sobre las nuevas formas de violencia relacionadas con el creciente uso de las redes sociales en línea (amenazas, presiones psicológicas, acoso moral, pornografía infantil), que son más insidiosas que otras formas de violencia, pero igualmente peligrosas para la integridad física y psicológica;

11.

Pide a los Estados miembros que recopilen de forma periódica datos sobre la violencia contra las mujeres con el fin de aclarar el alcance del problema;

12.

Destaca el valor añadido del programa Daphne para la UE, ya que permite que las diferentes organizaciones de los Estados miembros cooperen para prevenir y reducir la violencia y se beneficien del intercambio de conocimientos y buenas prácticas; destaca igualmente que los proyectos financiados por Daphne III han creado asociaciones y estructuras estables que seguirán prestando apoyo a los grupos destinatarios a más largo plazo y han motivado cambios en las políticas a nivel nacional y de la UE;

13.

Destaca la necesidad de prestar especial atención a los proyectos destinados a erradicar los crímenes relacionados con el «honor» y la mutilación genital femenina;

14.

Pide a la Comisión que permita la financiación de proyectos nacionales en los que estén involucradas pequeñas organizaciones sin fines de lucro, y pide que en el futuro siga siendo posible que gran número de pequeñas ONG puedan seguir participando plenamente y contando con apoyo en el marco asociativo, pues su papel es fundamental para detectar problemas poco conocidos, tabúes, o nuevos problemas y encontrar formas innovadoras de hacerles frente, así como en la protección y ayuda a las víctimas;

15.

Reconoce la importancia de las acciones del programa Daphne III de prevención y lucha contra la violencia de que son víctimas las mujeres, pero reitera, no obstante, la necesidad de adoptar medidas legislativas a escala europea para erradicar la violencia de género;

16.

Pide a la Comisión que traduzca la página de Internet de la herramienta en línea Toolkit a todas las lenguas de la UE, y que la mantenga actualizada, destacando los resultados y recomendaciones derivados de los proyectos del programa Daphne, de forma que todas las partes interesadas puedan utilizarla como base de datos; pide a la Comisión que desarrolle en su sitio web páginas especiales de fácil uso, destinadas exclusivamente al programa Daphne, y, a partir de 2014, a los proyectos del programa «Derechos y ciudadanía» que tengan el objetivo de luchar contra la violencia en contra de las mujeres, los niños y los adolescentes;

17.

Recuerda el compromiso asumido por la Comisión en su Plan de acción por el que se aplica el Programa de Estocolmo de presentar en 2011-2012 una «Comunicación sobre la estrategia para combatir la violencia contra las mujeres, la violencia doméstica y la mutilación genital femenina, a la que deberá seguir un plan de acción de la UE» (7);

18.

Pide a la Comisión que, a la hora de promover el programa «Derechos y ciudadanía», haga posible seguir identificando los proyectos relacionados con los objetivos del programa Daphne, que es ampliamente conocido, a fin de conservar la mejor visibilidad posible del programa;

19.

Sugiere a la Comisión que amplíe las funciones del equipo Daphne de la DG Justicia más allá de sus funciones administrativas y de control financiero para que abarquen un papel más específico de comunicación;

20.

Sugiere a la Comisión que utilice el resultado de los proyectos con el fin de influir en las políticas europeas y nacionales de prevención y lucha contra la violencia de que son víctimas las mujeres, los niños y los jóvenes;

21.

Pide a la Comisión que preste especial atención a las solicitudes de proyectos destinados al fomento de la igualdad de género desde la edad más temprana, centrados en la prevención y educación para cambiar las mentalidades y luchar contra los estereotipos;

22.

Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.


(1)  Textos Aprobados, P7_TA(2011)0127.

(2)  DO L 173 de 3.7.2007, p. 19.

(3)  DO L 143 de 30.4.2004, p. 1.

(4)  DO L 34 de 9.2.2000, p. 1.

(5)  Proyecto Daphne 2006 «IPV EU Cost», JLS/DAP/06-1/073/WY «Estimation du coût des violences conjugales en Europe», Maïté Albagly, Sandrine Baffert, Claude Mugnier, Marc Nectoux, Bertrand Thellot.

(6)  COM (2011)0254 Informe de evaluación intermedia del «Programa Daphne III 2007-2013».

(7)  COM(2010)0171, Garantizar el espacio de libertad, seguridad y justicia para los ciudadanos europeos - Plan de acción por el que se aplica el programa de Estocolmo, p. 13.


Top