EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 32011D0214

2011/214/UE: Decisión de la Comisión, de 1 de abril de 2011 , por la que se modifican los anexos II a IV de la Directiva 2009/158/CE del Consejo, relativa a las condiciones de policía sanitaria que regulan los intercambios intracomunitarios y las importaciones de aves de corral y de huevos para incubar procedentes de terceros países [notificada con el número C(2011) 2068] Texto pertinente a efectos del EEE

OJ L 90, 6.4.2011, p. 27–49 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)
Special edition in Croatian: Chapter 03 Volume 020 P. 288 - 310

In force

ELI: http://data.europa.eu/eli/dec/2011/214/oj

6.4.2011   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

L 90/27


DECISIÓN DE LA COMISIÓN

de 1 de abril de 2011

por la que se modifican los anexos II a IV de la Directiva 2009/158/CE del Consejo, relativa a las condiciones de policía sanitaria que regulan los intercambios intracomunitarios y las importaciones de aves de corral y de huevos para incubar procedentes de terceros países

[notificada con el número C(2011) 2068]

(Texto pertinente a efectos del EEE)

(2011/214/UE)

LA COMISIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

Vista la Directiva 2009/158/CE del Consejo, de 30 de noviembre de 2009, relativa a las condiciones de policía sanitaria que regulan los intercambios intracomunitarios y las importaciones de aves de corral y de huevos para incubar procedentes de terceros países (1), y, en particular, su artículo 34,

Considerando lo siguiente:

(1)

La Directiva 2009/158/CE establece las condiciones de policía sanitaria que regulan los intercambios dentro de la Unión y las importaciones de aves de corral y de huevos para incubar procedentes de terceros países. En su anexo II figuran las normas de autorización de granjas para el comercio de estos productos en la Unión. En los capítulos II, III y IV de dicho anexo se determinan las condiciones para las instalaciones y el funcionamiento de las granjas, los programas de control sanitario de enfermedades y los criterios para la suspensión o la retirada de la autorización de una granja, incluidos los análisis de detección de ciertos microorganismos, salmonela y micoplasmas, que deben realizarse en granjas autorizadas para el comercio en la Unión.

(2)

Gracias a la experiencia adquirida en la puesta en práctica de las condiciones para las instalaciones y el funcionamiento de las granjas, que figuran en el capítulo II del anexo II de la Directiva 2009/158/CE, se ha constatado que es conveniente adaptar dichas condiciones a las prácticas actuales en la industria, especialmente por lo que se refiere a los hábitos de puesta de las diversas especies de aves.

(3)

Además, procede modificar los capítulos III y IV del anexo II de la Directiva 2009/158/CE para tener en cuenta los avances científicos en las técnicas de diagnóstico de micoplasmas, en consonancia con el capítulo 2.3.5 del Manual de las Pruebas de Diagnóstico y de las Vacunas de la Organización Mundial de Sanidad Animal y los cambios en la nomenclatura de la salmonela, según el esquema de White-Kauffmann-Le Minor para fórmulas antigénicas de los serotipos de la salmonela (2007) del Centro Colaborador de la OMS de Referencia e Investigación de la Salmonelosis, y conforme a lo dispuesto en el capítulo 2.3.11 del Manual de las Pruebas de Diagnóstico y de las Vacunas de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

(4)

El anexo III de la Directiva 2009/158/CE establece las condiciones de vacunación de las aves de corral. Debe cambiarse este anexo para incluir algunos requisitos específicos para la vacunación contra la salmonelosis.

(5)

También deben modificarse algunas referencias respecto a la vacunación contra la influenza aviar en los modelos de certificados veterinarios que recoge el anexo IV de la Directiva 2009/158/CE.

(6)

En el Reglamento (CE) no 2160/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de noviembre de 2003, sobre el control de la salmonela y otros agentes zoonóticos específicos transmitidos por los alimentos (2), se fijan normas para garantizar la adopción de medidas adecuadas y efectivas a fin de detectar y controlar la salmonela y otros agentes zoonóticos. De conformidad con este Reglamento, las manadas de aves y rebaños de origen de las especies enumeradas en su anexo I han de someterse a pruebas encaminadas a detectar la presencia de determinadas zoonosis y agentes zoonóticos antes de que se produzca cualquier envío de animales vivos o huevos para incubar desde la empresa alimentaria de origen. La fecha y los resultados de las pruebas deben indicarse en los certificados sanitarios pertinentes contemplados en la legislación de la Unión, especialmente en la Directiva 2009/158/CE.

(7)

En el anexo IV de la Directiva 2009/158/CE, se recogen modelos de certificados veterinarios para el comercio en la Unión de aves de corral y de huevos para incubar.

(8)

En el Reglamento (CE) no 584/2008 de la Comisión, de 20 de junio de 2008, por el que se aplica el Reglamento (CE) no 2160/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que respecta al objetivo comunitario de reducción de la prevalencia de Salmonella enteritidis y Salmonella typhimurium en los pavos (3), se establece que los requisitos de las pruebas han de aplicarse también a las manadas de pavos a partir del 1 de enero de 2010; por tanto, deben modificarse en consecuencia los certificados veterinarios correspondientes que figuran en el anexo IV de la Directiva 2009/158/CE.

(9)

Procede, por tanto, modificar los anexos II, III y IV de la Directiva 2009/158/CE en consecuencia.

(10)

Las medidas previstas en la presente Decisión se ajustan al dictamen del Comité permanente de la cadena alimentaria y de sanidad animal.

HA ADOPTADO LA PRESENTE DECISIÓN:

Artículo 1

Los anexos II, III y IV de la Directiva 2009/158/CE quedan modificados con arreglo a lo dispuesto en el anexo de la presente Decisión.

Artículo 2

Los destinatarios de la presente Decisión serán los Estados miembros.

Hecho en Bruselas, el 1 de abril de 2011.

Por la Comisión

John DALLI

Miembro de la Comisión


(1)  DO L 343 de 22.12.2009, p. 74.

(2)  DO L 325 de 12.12.2003, p. 1.

(3)  DO L 162 de 21.6.2008, p. 3.


ANEXO

Los anexos II, III y IV de la Directiva 2009/158/CE quedan modificados como sigue:

1)

El anexo II queda modificado como sigue:

a)

el capítulo II se modifica como sigue:

i)

en la sección A, punto 2, la letra e) se sustituye por el texto siguiente:

«e)

Los huevos:

i)

se recogerán a intervalos frecuentes, como mínimo, una vez al día, y lo antes posible después de la puesta,

ii)

se limpiarán y desinfectarán lo antes posible, salvo que la desinfección tenga lugar en una incubadora del mismo Estado miembro,

iii)

se colocarán en material de envasado nuevo o limpio y desinfectado.»,

ii)

en la sección B, punto 2, letra e), el primer guión se sustituye por el texto siguiente:

«—

a los huevos, entre el momento de su llegada a la incubadora y la puesta en incubación o en el momento de su envío para ser comercializados dentro de la Unión o para su exportación a un tercer país, salvo si han sido sometidos a una desinfección previa en la granja de multiplicación de origen;»;

b)

los capítulos III y IV se sustituyen por el texto siguiente:

«CAPÍTULO III

PROGRAMA DE CONTROL SANITARIO DE LAS ENFERMEDADES

Sin perjuicio de las medidas sanitarias y de lo dispuesto en los artículos 16 y 17, los programas de control sanitario de las enfermedades deben incluir, como mínimo, la vigilancia de las infecciones en las especies correspondientes que recogen las secciones A a D.

A.   Infecciones por Salmonella Pullorum (1), Salmonella Gallinarum (2) o Salmonella arizonae  (3)

1.   Especies afectadas:

a)

Salmonella Pullorum y Salmonella Gallinarum: pollos, pavos, pintadas, codornices, faisanes, perdices y patos;

b)

Salmonella arizonae: pavos.

2.   Programa de control sanitario de las enfermedades

a)

La determinación de la infección se efectuará mediante análisis serológicos o bacteriológicos (4).

b)

Las muestras que deban analizarse serán, según los casos, de sangre, de embriones abortados (embriones muertos en el cascarón), de pollitos de 2a calidad, de meconio, de tejidos post mortem, especialmente hígado, bazo, ovarios u oviductos o de válvula ileocecal (5).

c)

Debe utilizarse un caldo de enriquecimiento directo de selenito con cisteína para las muestras fecales, de meconio o intestinales. Cuando se prevea una flora competitiva mínima (como en el caso de los embriones muertos en el cascarón), puede recurrirse a un preenriquecimiento no selectivo de las muestras seguido de un enriquecimiento selectivo en un caldo RVS (de Rappaport-Vassiliadis a base de soja) o en un caldo MKTTn (de tetrationato de novobiocina de Müller-Kauffmann) (6)  (7).

d)

Cuando se requieran muestras de sangre de una manada para análisis serológicos destinados a la detección de Salmonella Pullorum, Salmonella Gallinarum o Salmonella arizonae, se fijará el número de muestras que deben extraerse teniendo en cuenta la prevalencia de la infección en el Estado miembro y su historial en la granja. No obstante, siempre deberá tomarse un número de muestras con validez estadística para los análisis serológicos o bacteriológicos encaminados a la detección de infecciones.

e)

Toda manada deberá ser sometida a control en cada período de puesta en el momento más eficaz para la detección de la enfermedad de que se trate.

f)

No deben tomarse muestras para análisis bacteriológicos de aves de corral o huevos que hayan sido tratados con antibióticos durante las dos o tres semanas antes de las pruebas previstas.

g)

Las técnicas de detección deben poder diferenciar las respuestas serológicas a una infección por Salmonella Pullorum o Salmonella Gallinarum de las respuestas serológicas al uso de una vacuna contra Salmonella Enteritidis, en los lugares donde se utilice este tipo de vacunas (8). Por tanto, no debe emplearse este tipo de vacunación si está previsto efectuar análisis serológicos. En caso de haberse llevado a cabo la vacunación, deben emplearse análisis bacteriológicos, pero el método de confirmación utilizado debe poder diferenciar las cepas vacunales atenuadas de las cepas silvestres.

B.   Infecciones por Mycoplasma gallisepticum o Mycoplasma meleagridis

1.   Especies afectadas

a)

Mycoplasma gallisepticum: pollos y pavos;

b)

Mycoplasma meleagridis: pavos.

2.   Programa de control sanitario de las enfermedades

a)

Debe determinarse la existencia de la infección mediante análisis serológicos, bacteriológicos o moleculares validados. La presencia de lesiones de aerosaculitis en pollitos o pavitos de un día puede ser indicio de una infección por Mycoplasma; por tanto, debe investigarse.

b)

Las muestras que deben analizarse para detectar una infección por Mycoplasma serán, según los casos, de sangre, de pollitos y pavitos de un día, de esperma, de raspado de tráquea, de las coanas, de cloaca aviar o de sacos aéreos y especialmente, para la detección de Mycoplasma meleagridis, deben tomarse muestras de oviductos y del pene de los pavos.

c)

Los análisis para la detección de Mycoplasma gallisepticum o de Mycoplasma meleagridis se realizarán a partir de una muestra representativa que permita un control continuo de la infección durante los períodos de cría y de puesta, es decir, justo antes del inicio de la puesta y, a continuación, cada tres meses.

C.   Resultados y medidas que deberán adoptarse

En caso de que no se produzca una reacción, se considerará que el control ha dado negativo. En caso contrario, la manada se considerará sospechosa y deberán aplicársele las medidas establecidas en el capítulo IV.

D.   Si las explotaciones comprenden varias unidades de producción independientes, la autoridad veterinaria competente podrá permitir excepciones a las medidas contempladas en el punto 3, letra b), del capítulo IV, a efectos del restablecimiento de la autorización, en el caso de las unidades de producción sanas de una explotación infectada, siempre y cuando el veterinario habilitado haya confirmado que la estructura y el tamaño de estas unidades de producción, y las operaciones que tienen lugar en las mismas, se llevan a cabo de manera que, desde el punto de vista del alojamiento, del mantenimiento y de la alimentación, tales unidades de producción son completamente independientes y no es posible la propagación entre unidades de la enfermedad de que se trate.

CAPÍTULO IV

CRITERIOS PARA LA SUSPENSIÓN O LA RETIRADA DE LA AUTORIZACIÓN DE UNA GRANJA

1.

Se suspenderá la autorización de una granja:

a)

cuando dejen de cumplirse las condiciones establecidas en el capítulo II;

b)

hasta que concluya la oportuna investigación sobre la enfermedad,

en caso de que:

se sospeche la existencia de un brote de influenza aviar o de la enfermedad de Newcastle en la granja,

la granja haya recibido aves de corral o huevos para incubar procedentes de una granja sospechosa de infección o con un brote confirmado de influenza aviar o de la enfermedad de Newcastle,

se haya establecido un contacto que pueda transmitir la infección entre la granja y el lugar donde se haya producido un brote de influenza aviar o de la enfermedad de Newcastle;

c)

hasta la realización de nuevos análisis, en caso de que los resultados de los controles efectuados con arreglo a las condiciones de los capítulos II y III, relativos a las infecciones por Salmonella Pullorum y Salmonella Gallinarum, Salmonella arizonae, Mycoplasma gallisepticum o Mycoplasma meleagridis, hicieran sospechar un brote de enfermedad;

d)

hasta la aplicación de las medidas que el veterinario oficial juzgue oportunas, en caso de comprobarse que la granja no satisface las exigencias del capítulo I, punto 1, letras a), b) y c).

2.

Se retirará la autorización a una granja:

a)

si se confirma la existencia en esta de un brote de influenza aviar o de la enfermedad de Newcastle;

b)

en caso de que un nuevo análisis del tipo correspondiente confirme un brote de una infección por Salmonella Pullorum, Salmonella Gallinarum, Salmonella arizonae, Mycoplasma gallisepticum o Mycoplasma meleagridis;

c)

en caso de que, tras un nuevo requerimiento del veterinario oficial al responsable de la granja, no se adoptasen las medidas para el cumplimiento de las exigencias contempladas en el capítulo I, punto 1, letras a), b) y c).

3.

El restablecimiento de la autorización estará sometido a las condiciones siguientes:

a)

en caso de que la autorización se hubiese retirado a causa de un brote de influenza aviar o de la enfermedad de Newcastle y se haya llevado a cabo un sacrificio sanitario, esta podrá concederse de nuevo una vez transcurridos veintiún días desde el momento de efectuarse la limpieza y desinfección;

b)

cuando la autorización se haya retirado por un brote provocado por:

Salmonella Pullorum, Salmonella Gallinarum o Salmonella arizonae, podrá concederse de nuevo tras el sacrificio sanitario de la manada infectada, la desinfección de la granja —cuya efectividad debe verificarse mediante las pruebas oportunas en superficies secas—, y la realización posterior de dos controles que den negativo, efectuados con un intervalo mínimo de veintiún días,

Mycoplasma gallisepticum o Mycoplasma meleagridis, podrá concederse de nuevo tras la realización en el conjunto de la manada de dos controles que den negativo, con un intervalo mínimo de sesenta días, o bien tras efectuarse en la granja dos controles que den negativo, con un intervalo mínimo de veintiún días, una vez llevado a cabo el sacrificio sanitario y la desinfección posterior de toda la manada infectada.».

2)

El anexo III queda modificado como sigue:

a)

el punto 1 se sustituye por el texto siguiente:

«1.

Las vacunas utilizadas para la vacunación de las aves de corral o de las manadas de origen de los huevos para incubar deberán llevar una autorización de comercialización extendida por la autoridad competente de cualquier Estado miembro.»;

b)

se añade el punto 3 siguiente:

«3.

En relación con la vacuna contra cualquier serotipo de Salmonella, deben cumplirse las condiciones siguientes:

a)

Los programas de vacunación contra la Salmonella no deben interferir en la detección serológica en el contexto de la investigación de campo o dar lugar a falsos positivos en los análisis.

b)

No deben utilizarse vacunas atenuadas de Salmonella en el marco de los programas nacionales de control:

i)

en las aves de cría o de explotación, durante su fase reproductiva o de puesta, salvo que se haya demostrado la inocuidad de su uso y estén autorizadas al efecto de conformidad con la Directiva 2001/82/CE del Parlamento Europeo y del Consejo (9),

ii)

si el fabricante no proporciona un método apropiado para distinguir, desde el punto de vista bacteriológico, las cepas silvestres de salmonela de las cepas vacunales.

3)

El anexo IV se sustituye por el texto siguiente:

«ANEXO IV

CERTIFICADOS VETERINARIOS PARA EL COMERCIO DENTRO DE LA UNIÓN

(Modelos 1 a 6)

MODELO 1

Image

Image

Image

MODELO 2

Image

Image

Image

MODELO 3

Image

Image

Image

MODELO 4

Image

Image

Image

MODELO 5

Image

Image

Image

MODELO 6

Image

Image


(1)  Por Salmonella Pullorum se entiende Salmonella enterica, subespecie enterica, serotipo Gallinarum, variante bioquímica (biotipo) Pullorum.

(2)  Por Salmonella Gallinarum se entiende Salmonella enterica, subespecie enterica, serotipo Gallinarum, variante bioquímica (biotipo) Gallinarum.

(3)  Por Salmonella arizonae se entiende Salmonella enterica, subespecie arizonae, serogrupo K (O18) arizonae.

(4)  Obsérvese que los análisis serológicos efectuados a especies aviares distintas de los pollos dan lugar, en ocasiones, a una proporción inaceptable de falsos positivos.

(5)  Obsérvese que las muestras ambientales no suelen adecuarse a una detección fiable de Salmonella Pullorum y Salmonella Gallinarum.

(6)  Obsérvese que también puede resultar útil para el diagnóstico la siembra directa de tejidos recogidos de forma aséptica en placas de un agar mínimamente selectivo, como el agar de MacConkey.

(7)  Las bacterias Salmonella Pullorum y Salmonella Gallinarum no crecen inmediatamente en el caldo MRSV (medio Rappaport Vassiliadis semisólido modificado) que se emplea en la Unión para el control del agente zoonótico Salmonella spp.

(8)  Obsérvese que actualmente no existe ningún análisis que distinga entre la respuesta a una infección por Salmonella Pullorum o Salmonella Gallinarum y una vacuna de este serotipo.

(9)  DO L 311 de 28.11.2001, p. 1.».


Top