EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52020IR2354

Dictamen del Comité Europeo de las Regiones — Una estrategia para el futuro digital de Europa y una estrategia europea de datos

COR 2020/02354

OJ C 440, 18.12.2020, p. 71–78 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, HR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)

18.12.2020   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 440/71


Dictamen del Comité Europeo de las Regiones — Una estrategia para el futuro digital de Europa y una estrategia europea de datos

(2020/C 440/13)

Ponente:

Mark WEINMEISTER (DE/PPE), secretario de Estado para Asuntos Europeos del Estado federado de Hesse

Documentos de referencia:

Configurar el futuro digital de Europa

[COM (2020) 67 final]

Una Estrategia Europea de Datos

[COM(2020) 66 final]

Despliegue seguro de la 5G en la UE — Aplicación de la caja de herramientas de la UE

[COM(2020) 50 final]

RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ EUROPEO DE LAS REGIONES

Resumen

1.

hace hincapié en que la digitalización debe conllevar una utilidad palpable y beneficios tangibles para las personas y en que, por tanto, en el desarrollo de las tecnologías digitales deben tenerse en cuenta asimismo aspectos jurídicos, sociopolíticos, sociales, medioambientales, culturales y, en particular, éticos;

2.

observa que la digitalización constituye una cuestión transversal e intersectorial que penetra en todos los sectores económicos y ámbitos de la vida para modificarlos de forma duradera, de modo que solo una digitalización intersectorial ofrece un nuevo potencial fundamental para la creación de modelos empresariales disruptivos y productos y servicios digitales innovadores, y señala que las empresas emergentes, en particular, desempeñan un papel importante para las innovaciones digitales en Europa;

3.

subraya la gran importancia que reviste la contribución de los entes locales y regionales a la aplicación práctica de la Agenda Digital para Europa, en particular dentro de las «ciudades inteligentes» y las «regiones inteligentes», y, al mismo tiempo, la importancia de la autonomía local para poder acceder a los datos y disponer de ellos;

4.

toma nota especialmente de las necesidades de apoyo para el desarrollo de las capacidades tanto de los ciudadanos como de las empresas, en particular de las pymes, pero también del sector público. La digitalización del mundo laboral ofrece muchas posibilidades para reducir la carga de trabajo y promover el trabajo de calidad, y, al mismo tiempo, aumentar la resiliencia de los sistemas económicos y sociales;

5.

destaca que las posibilidades que ofrece la digitalización son especialmente importantes a la hora de afrontar los desafíos sociales, climáticos y medioambientales, así como en determinadas situaciones de crisis —como ha quedado demostrado con la actual crisis provocada por la COVID-19—, en particular para la educación, la vida laboral, la economía y el correcto funcionamiento de las administraciones;

6.

considera importante que los valores europeos y las normas éticas, así como las normas sociales y ecológicas, también sean aplicables en el espacio digital; además, la UE promoverá activamente estos valores europeos y normas éticas a nivel mundial;

7.

hace hincapié en la importancia de la soberanía de los datos a nivel individual y paneuropeo. Esto es tanto más importante habida cuenta de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 16 de julio de 2020 (asunto C-311/18), que invalidó el escudo de la privacidad establecido entre la Unión Europea y los Estados Unidos. Pide, por tanto, a la Comisión que aclare lo antes posible las repercusiones de esta sentencia, dado que las empresas necesitan que los flujos de datos estén garantizados jurídicamente más allá de las fronteras de la Unión Europea;

8.

considera que la cohesión digital constituye una dimensión suplementaria importante del concepto tradicional de cohesión económica, social y territorial consagrado en el Tratado de la UE;

La digitalización y las oportunidades asociadas a esta

9.

comparte la opinión de la Comisión, que subyace en las tres Comunicaciones del paquete digital de la UE, de que las tecnologías digitales dan lugar a cambios profundos en la vida cotidiana de la ciudadanía y, por ello, también afectan a los Estados miembros, a los entes locales y regionales y a las empresas;

10.

observa la relevancia cada vez mayor de los datos y las oportunidades que ofrecen e insiste en la necesidad de proteger a los ciudadanos y las empresas de cualquier riesgo que se pueda derivar del intercambio, procesamiento y almacenamiento de datos, y comparte la opinión de que existe una carencia de herramientas técnicas que puedan utilizarse sin un coste excesivo y de normas que simplifiquen el ejercicio de los derechos individuales de protección de la privacidad;

11.

acoge con satisfacción las medidas que contribuyen a que Europa asuma el liderazgo en la transición a un planeta sano y en el camino hacia un mundo digital y, con ello, pueda generar crecimiento y prosperidad sostenibles ateniéndose a los valores comunes europeos y a un marco jurídico sólido basado en ellos, en lo que respecta a la protección de datos, los derechos fundamentales, la seguridad y la ciberseguridad;

12.

señala que los servicios basados en la IA, así como otras tecnologías innovadoras en el tratamiento de datos, la digitalización y la automatización de procesos, tienen un enorme potencial para ofrecer beneficios a los consumidores y los proveedores de servicios, pero plantean retos en cuanto a garantizar responsablemente la no discriminación, la transparencia y la claridad de los algoritmos, así como la responsabilidad y la protección de la privacidad, y subraya, por tanto, que la digitalización y el uso de la IA y de las restantes tecnologías digitales que surjan requieren un diseño responsable; asimismo señala que los privilegios de responsabilidad existentes para las plataformas dominantes deberían revisarse a la luz de los valores europeos, lo cual se aplica, en particular, a las plataformas cuyas políticas comerciales se regulan desde terceros países, y que para los sistemas algorítmicos sensibles a los derechos fundamentales debería ser válido el principio de localización de mercado de la UE;

13.

señala, en el contexto de la crisis del coronavirus, las posibilidades que ofrece la digitalización, como el teletrabajo y la educación digital, y subraya que, en el contexto de la crisis del coronavirus y de las consiguientes restricciones de los contactos, las aplicaciones e infraestructuras digitales han sido fundamentales para mantener la administración pública en situaciones de crisis inesperadas;

14.

considera que esto constituye un buen punto de partida para promover la aplicación del Pacto Verde con la ayuda de las tecnologías digitales;

15.

subraya que, según los pronósticos, las emisiones de CO2 de las aplicaciones digitales podrían superar las del tráfico mundial de vehículos de aquí a 2025. Se calcula que solo el sector de la comunicación y la información representa entre el 5 y el 9 % del consumo de electricidad y más del 2 % de las emisiones mundiales. Por otra parte, las soluciones digitales pueden apoyar la transición ecológica. Los datos medioambientales, por ejemplo, permiten desarrollar soluciones para la mejora de las energías renovables, la reforestación o la prevención de residuos. Por lo que respecta a la economía circular, cabría pensar en un compromiso por parte de los minoristas de comercio electrónico para incluir criterios medioambientales en sus algoritmos de búsqueda, o en un «pasaporte digital de productos», que podría incluir información sobre los materiales y la huella climática de la cadena de suministro de un producto, de modo que los clientes puedan tomar decisiones de consumo sostenible;

16.

insiste en que, incluso ante los desafíos económicos que conlleva esta crisis, no se puede desatender el impulso al cambio digital y las inversiones que lleva aparejadas; por el contrario, las importantes inversiones públicas y privadas en digitalización son la manera más eficaz de recuperar el crecimiento económico en la UE;

Visión de la sociedad digital

17.

expresa su preocupación por el hecho de que el proyecto de marco financiero plurianual prevé un recorte en la financiación del programa Europa Digital. Este recorte en la financiación podría repercutir en el funcionamiento del programa;

18.

acoge con satisfacción los esfuerzos de la Comisión por ofrecer a la ciudadanía, con la ayuda de las tecnologías digitales, oportunidades de desarrollo, decisiones libres y seguras y compromiso social, y por crear un marco para las empresas que haga posible el desarrollo de innovaciones, la competencia y la colaboración en condiciones justas;

19.

destaca el potencial de la computación cuántica y llama la atención sobre las iniciativas europeas existentes en este ámbito, como la iniciativa emblemática sobre tecnologías cuánticas. Pide, asimismo, un apoyo continuo a los proyectos de investigación cuántica en la UE con el fin de lograr el liderazgo mundial en cuanto a la liberación del potencial de las tecnologías cuánticas;

20.

toma nota de que, en el marco de la digitalización en curso, la economía de los datos desempeña un papel económico cada vez más importante y, por tanto, constituye un medio fundamental para la creación de valor añadido en el futuro;

21.

respalda el establecimiento y el desarrollo específicos de una economía de los datos europea y la consecución de la independencia tecnológica, también mediante el correspondiente compromiso con la política industrial al objeto de promover empresas líderes europeas;

22.

subraya la separación realizada entre datos personales y no personales, sus diferentes usos y finalidades y los diferentes marcos jurídicos, tratamientos y procedimientos asociados a ellos;

23.

destaca la importancia de las ofertas de software de código abierto para diversificar la oferta y para fortalecer la independencia tecnológica de las administraciones, las empresas y la ciudadanía, y considera importante apoyar a las comunidades de código abierto en Europa en las que colaboren empresas y administraciones;

Infraestructuras fiables y fundamentos digitales

24.

destaca la importancia social y económica de la quinta generación (5G) de las redes de telecomunicación móvil y pide medidas de sensibilización basadas en una evaluación transparente de las tecnologías, para explicar de manera exhaustiva a los ciudadanos los beneficios e inconvenientes de las infraestructuras digitales —incluidos estudios sobre las repercusiones en el medio ambiente y la salud—, a fin de que no se conviertan en víctimas de noticias falsas;

25.

subraya la necesidad de un planteamiento global para el aumento de la seguridad y la resiliencia de las redes 5G y señala la eficacia de un enfoque común de la UE y los efectos positivos a nivel general que aporta una norma mínima de seguridad común a escala europea;

26.

valora el enfoque relativo a la aplicación de la caja de herramientas, habida cuenta del objetivo de garantizar una cadena de suministro de la 5G diversa y orientada al futuro y evitar un efecto de cautividad con respecto a un único proveedor;

27.

pide a los Estados miembros que recurran a la «caja de herramientas» de la UE para velar por la seguridad de las redes 5G a fin de garantizar la ciberseguridad de Europa y proteger los intereses geopolíticos europeos frente a las amenazas de vigilancia y espionaje en relación con el despliegue de redes 5G que utilizan tecnología procedente de terceros países;

28.

expresa su apoyo a la tecnología de fibra óptica por considerarla una infraestructura digital y un servicio básico indispensable que debería estar a disposición de todos los ciudadanos de la Unión Europea, especialmente en las zonas rurales en las que otras tecnologías tienen problemas para llegar;

29.

considera que no puede sumarse plenamente a la opinión de que la Estrategia Europea de Datos puede basarse en un ecosistema próspero; considera que, en este sentido, el apoyo en particular a las empresas emergentes parece ser de gran importancia, no solo debido a la situación actual, para la aplicación de la estrategia;

30.

acoge con satisfacción el anuncio de inversiones en un proyecto de gran impacto sobre los espacios de datos europeos y las infraestructuras federadas de computación en la nube;

31.

pone de relieve, en este contexto, la importancia de las «ciudades inteligentes», las «regiones inteligentes» y las empresas emergentes como motores de innovación y el apoyo a estas;

32.

acoge con satisfacción los planes de llegar a acuerdos con los Estados miembros sobre la federación en la nube y la elaboración de un manual de normas de la UE para la regulación de la computación en la nube;

33.

observa el peligro de que un enfoque no armonizado en cuanto al acceso a los datos y su utilización dé lugar a una fragmentación del mercado interior, lo que debe evitarse a toda costa;

34.

subraya la importancia de las medidas intersectoriales para el acceso a los datos y su utilización y acoge con satisfacción, en el sentido de un modelo de enfoque ágil, la renuncia a una reglamentación muy detallada, y pide a los Estados miembros que, en consonancia con las disposiciones pertinentes del Reglamento sobre el comercio electrónico, sigan garantizando la protección del interés público, la protección de los servicios de interés general, la prevención de distorsiones de la competencia y la eficiencia de la administración pública;

35.

señala no obstante, en este contexto, que los requisitos correspondientes deben ser adecuados, en particular para los entes locales y regionales, y deben diseñarse teniendo debidamente en cuenta la carga que entraña su aplicación;

Las personas en el mundo digital

36.

señala que son necesarias grandes cantidades de recursos públicos para promover la digitalización, fomentar las universidades y las entidades de investigación, las empresas emergentes, y las pymes pero también las regiones, sobre todo las «regiones inteligentes», y, en particular, desarrollar capacidades digitales conjuntas de vanguardia y lograr con ello la soberanía tecnológica de Europa;

37.

subraya que la normativa europea debe tener siempre en cuenta la garantía de la autonomía local y regional, consagrada en el Derecho primario en el artículo 4, apartado 2, del TUE. La obligación de que los entes locales o regionales compartan datos en virtud del Derecho derivado constituiría una injerencia en dicha garantía y, por tanto, debería descartarse;

38.

considera imprescindible que se prevean capacidades adecuadas en el marco financiero plurianual de la UE e insta a que dichas capacidades se pongan a disposición a pesar de los posibles desafíos que surjan a la hora de superar las consecuencias de la crisis del coronavirus, en particular en el Programa Europa Digital;

39.

aboga por acelerar también la digitalización en el ámbito de la prestación de servicios de radiodifusión a las personas, en aras del mayor pluralismo posible;

40.

destaca que la seguridad de los productos y servicios digitales es un factor fundamental para generar confianza y, por consiguiente, para el éxito de su despliegue, recuerda la participación de la Agencia de la Unión Europea para la Ciberseguridad (ENISA) y apoya una cooperación reforzada con las entidades de investigación en materia de ciberseguridad de los Estados miembros, y las regiones cuando sea pertinente, y entre ellas;

41.

hace hincapié en que las competencias digitales son indispensables tanto en lo que respecta a una aplicabilidad al mercado laboral, en particular en los ámbitos de competencia de los macrodatos y análisis, a fin de poder realizar el potencial de los servicios basados en la IA, como en cuanto a reforzar la resiliencia de los sistemas económicos, sociales y educativos europeos y a garantizar el éxito del acceso —cualquiera que sea la edad o el lugar de residencia del usuario— a la digitalización y la participación social;

42.

destaca la importancia de la educación en el mundo digital, en particular la alfabetización digital y las competencias mediáticas, no solo para las instituciones educativas sino como requisito previo para garantizar que todas las personas puedan participar en la digitalización de forma soberana;

43.

se muestra abierto a crear «espacios de datos personales» con más posibilidades de control por parte del individuo sobre quién puede acceder a los datos y utilizarlos, así como a examinar el refuerzo del derecho a la portabilidad por parte de las personas de conformidad con el artículo 20 del RGPD;

44.

pide a la Comisión que no ceda en sus esfuerzos por proteger adecuadamente la privacidad y que defienda, en particular, una adopción rápida de la propuesta de Reglamento sobre la privacidad digital, con el fin de evitar inconsistencias en el marco regulador pertinente y aumentar la seguridad jurídica;

45.

pide también al Consejo de la Unión Europea, en este contexto, que vele por la transparencia y la seguridad jurídica;

46.

considera urgente que la futura estrategia europea para las pymes prevea medidas relativas al desarrollo de capacidades para pymes y empresas emergentes, con el objetivo de que dichas empresas puedan aprovechar plenamente las numerosas oportunidades que se presentan a partir de los modelos empresariales basados en datos;

47.

apoya la creación y promoción previstas y coordinadas de centros europeos de innovación digital (European Digital Innovation Hubs), insta a un intercambio de opiniones temprano al respecto entre la Comisión Europea, los Estados miembros y, en particular, las regiones, y deja claro que son indispensables un proceso de selección con mayor transparencia y rendición de cuentas, y la igualdad de oportunidades entre las regiones europeas;

Una comunidad digital europea de valores compartidos

48.

toma nota de que los datos constituyen la base de los productos, servicios y modelos empresariales digitales y, por tanto, son fundamentales para el desarrollo económico en Europa, y observa que los datos pueden mejorar la base para la toma de decisiones de los individuos, las empresas, las organizaciones, las administraciones y los responsables políticos;

49.

advierte de que las decisiones basadas exclusivamente en los datos, sobre todo en relación con un tratamiento automatizado de estos, pueden no ser siempre convenientes y adecuadas y, por tanto, siempre deben ponderarse en el contexto global;

50.

hace hincapié en que la sociedad digital debe ser inclusiva, justa y accesible para todos y, para ello, debe centrarse en las personas;

51.

pide medidas firmes para defender las libertades civiles y la democracia en una era cada vez más digitalizada, entre otras, la reducción del riesgo de vigilancia total por medios digitales y la lucha contra las noticias falsas, las campañas de desinformación, la incitación al odio y la discriminación, en particular el racismo, en el ámbito digital, independientemente de que estos fenómenos se originen dentro o fuera de la UE;

52.

señala que las tecnologías digitales y las soluciones basadas en los datos constituyen medios importantes para superar los desafíos sociales, de la política de desarrollo, climáticos y medioambientales y, por tanto, también son relevantes en relación con el cumplimiento de los objetivos del Pacto Verde y de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas;

53.

acoge con satisfacción la iniciativa de dispositivos orientados a la economía circular, así como las iniciativas para lograr, a más tardar en 2030, centros de datos climáticamente neutros, de alta eficiencia energética y sostenibles;

54.

señala que estos desafíos están muy vinculados entre sí y ofrecen oportunidades de liderazgo para Europa;

Los datos como combustible digital para la economía y base para la toma de decisiones

55.

comparte la opinión de que la Estrategia Europea de Datos se centra en las personas y debe seguir haciéndolo; por tanto, el papel de la política digital es realizar un seguimiento continuo de sus repercusiones, sopesando los beneficios y las desventajas de su evolución y, en caso necesario, desempeñando una función de orientación;

56.

comparte la opinión de que el uso de los datos en beneficio del bien público es extremadamente importante para hacer frente a situaciones de emergencia (epidemias, desastres naturales), para comprender mejor la degradación del medio ambiente y el cambio climático y adoptar medidas para contrarrestarlos, y para poder planificar mejor la lucha contra la delincuencia y la protección frente al terrorismo;

57.

apoya el desarrollo de espacios comunes de datos europeos en sectores económicos estratégicos y en ámbitos de interés público y destaca que, para disponer de un enfoque ágil, debe ser posible crear más espacios de datos;

58.

respalda el espacio común europeo de datos basado en las normas y valores europeos para reducir la dependencia excesiva de soluciones digitales creadas en otros lugares;

59.

pide a la Comisión que siga reforzando la soberanía tecnológica de Europa en tecnologías e infraestructuras clave;

60.

subraya la importancia del uso de los datos para hacer posible un diseño de políticas con conocimiento de causa y mejorar los servicios públicos, todo en el marco de las normas en materia de protección de datos, seguridad y ética;

61.

comparte la opinión de que la interoperabilidad de la información (por ejemplo, por medio de normas) y la calidad de los datos tienen una importancia decisiva y, por tanto, acoge con satisfacción la elaboración de los enfoques y estructuras organizativos pertinentes;

62.

destaca el informe de situación sobre indicadores económicos y medición de la economía de plataformas elaborado por el Grupo de Expertos del Observatorio de la Economía de las Plataformas en Línea (1), según el cual la falta de datos sobre muchos aspectos de la función económica y el comportamiento de las empresas de plataformas plantea un reto para los responsables políticos y los investigadores. Los expertos insisten acertadamente en la necesidad de efectuar un seguimiento de la economía de plataformas, en particular en lo que se refiere a los siguientes aspectos: la importancia económica de las plataformas; el poder de las plataformas sobre sus usuarios y las disposiciones relativas a la transparencia;

63.

señala que, a la hora de establecer normas, se debe tener en cuenta la compatibilidad con el panorama informático actual de los entes locales y regionales;

64.

comparte la opinión de que el número de proveedores europeos de servicios en la nube es escaso y de que existe una gran dependencia tecnológica de proveedores externos;

65.

se muestra de acuerdo con la opinión de que la utilización de la nube es escasa, sobre todo en el sector público europeo, y, por lo tanto, no se aprovecha suficientemente, entre otros, su potencial de reducción de los costes informáticos;

66.

subraya la importancia de invertir en tecnologías de futuro, como la inteligencia artificial, la tecnología de registros distribuidos y descentralizados (cadena de bloques) y la computación cuántica, lo que requiere, en particular, realizar esfuerzos en el ámbito de la investigación y el desarrollo;

67.

señala, en este contexto, que existen déficits en la interoperabilidad de los diferentes servicios en la nube y en el desarrollo de procedimientos especializados para las autoridades públicas en la nube;

68.

acoge con satisfacción la intención de diseñar el papel sistémico de determinadas plataformas en línea y el poder de mercado adquirido por estas de tal forma que no se ponga en riesgo la equidad y la apertura de los mercados;

69.

considera que, en el contexto de las condiciones de trabajo de quienes trabajan en plataformas en línea, es necesaria una regulación que configure adecuadamente esta modalidad de trabajo de modo que garantice la protección social y un medio de vida adecuado y, por lo tanto, acoge con satisfacción la intención de la Comisión de publicar una iniciativa para mejorar las condiciones de trabajo de quienes trabajan en plataformas en línea, pero pide que se adelante a 2020 en lugar de 2021. En particular, durante la pandemia de coronavirus se ha demostrado que varias plataformas en línea se han beneficiado económicamente del confinamiento mientras que, al mismo tiempo, los trabajadores de plataformas siguen teniendo empleos precarios;

70.

acoge con satisfacción el acuerdo alcanzado entre los interlocutores sociales europeos para apoyar la transición digital (2), con el objeto de articular de manera conjunta la evolución de la digitalización y sus repercusiones en el trabajo y los trabajadores, así como en el funcionamiento de una empresa;

71.

reitera que las actividades prohibidas fuera de internet no pueden permitirse tampoco en internet y, en este sentido, opina que debe aclararse el papel y las obligaciones de los operadores de plataformas en línea;

72.

lamenta que en un mundo digital sin fronteras unas pocas empresas con la mayor cuota de mercado generen la mayor parte de las ganancias del valor añadido que se obtiene en la economía basada en los datos, que dichos beneficios a menudo no se graven allí donde se generan, debido a normativas desactualizadas sobre el impuesto sobre sociedades, y que, de esta forma, se distorsione la competencia;

73.

en el contexto de los efectos de red existentes en la economía de las plataformas digitales, aboga por que se examine si cabe seguir desarrollando el Derecho europeo de la competencia y de qué manera;

74.

señala que la digitalización crea al mismo tiempo en todas las regiones de Europa desafíos que requieren estrategias de solución totalmente heterogéneas, por lo que pide que esto se tenga en cuenta a la hora de elaborar estrategias transversales;

75.

aboga por que se simplifiquen los procedimientos de acceso a la financiación europea, con el fin de llegar al mayor número posible de empresas, universidades y entidades de investigación y animarlas así a participar activamente en el diseño de la digitalización;

76.

señala que esto es igualmente aplicable a las «ciudades inteligentes» y a las «regiones inteligentes»;

77.

comparte la opinión de que existe una carencia de herramientas técnicas que puedan utilizarse sin un coste excesivo y de normas que simplifiquen el ejercicio de los derechos individuales de protección de la privacidad;

78.

subraya la importancia de hacer frente a los efectos de «saturación», por ejemplo en el caso de los dispositivos del internet de las cosas, y de reforzar la capacitación de los consumidores; considera importante, en este sentido, poner a disposición de los usuarios herramientas y medios para que decidan por sí mismos qué ocurre con sus datos;

Europa en el mundo

79.

acoge con satisfacción el compromiso de la Comisión con los intereses de los ciudadanos europeos, con la igualdad de oportunidades para las empresas europeas en los mercados internacionales y con los valores europeos en el tráfico comercial y de datos a nivel internacional;

80.

acoge con satisfacción que se atraiga almacenamiento y tratamiento de datos desde otros países y regiones hacia Europa, y es consciente de las diferentes fortalezas de las regiones europeas, que deberían utilizarse como diversos argumentos a favor de ello;

81.

acoge con satisfacción las iniciativas adoptadas por la Comisión Europea y los Estados miembros con objeto de clarificar y armonizar la fiscalidad de las actividades empresariales digitales por parte de todos los actores, incluyendo a aquellos cuyas políticas empresariales se definen fuera de la UE;

Valoración de las Comunicaciones pertinentes de la Comisión

82.

hace hincapié en que las medidas deben centrarse en los puntos fuertes de la Unión Europea; cabe mencionar, a modo de ejemplo, la industria de fabricación, que crea múltiples ámbitos de aplicación para las tecnologías digitales, entre los que se incluyen la industria 4.0, la inteligencia artificial, la robótica, la fabricación aditiva, la óptica y la detección o el internet de las cosas;

83.

pide que se estudien detalladamente las repercusiones de las acciones clave propuestas para una economía justa y competitiva en relación con la Estrategia Europea de Datos, así como de la evaluación y revisión en curso de la adecuación de las normas de la UE en materia de competencia, las medidas reglamentarias y la estrategia industrial, en particular en lo relativo a la creación de un marco que permita una financiación digital apropiada, competitiva y segura y la fiscalidad de las empresas en el siglo XXI;

84.

reafirma que la digitalización de las regiones requiere un enfoque estratégico coordinado y armonizado que vaya más allá de la puesta a disposición de conectividad e infraestructuras digitales;

85.

pide un programa marco de cualificación extenso para abordar la escasez de expertos en datos y alfabetización en materia de datos en la UE;

86.

pide que se establezcan programas de apoyo a las empresas y a las empresas emergentes —no solo debido a la situación actual—, ya que de lo contrario no es posible aplicar la estrategia de datos;

87.

pide una iniciativa encaminada a reforzar la soberanía tecnológica (por ejemplo, desarrollo de procesadores y componentes de red propios), con el objetivo de poder construir y operar con seguridad las infraestructuras necesarias y hace un llamamiento para que se garantice una financiación adecuada de los proyectos europeos de investigación y desarrollo;

88.

reconoce, sobre la base de los desafíos descritos y las medidas propuestas, la necesidad de seguir aumentando la resiliencia y la soberanía en el espacio digital, con el fin de poder aprovechar de un modo sostenible el potencial que ofrecen los estándares de comunicación más recientes; en este sentido, debe prestarse especial atención a la protección de las infraestructuras críticas (PIC), de manera que pueda mantenerse la capacidad del Estado para actuar y la prestación de servicios a la población de forma prolongada en una situación de crisis;

89.

insta a que se examinen más medidas que puedan dar lugar a una mejora rápida de la eficiencia energética, a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, al mejor uso posible de la digitalización para la protección del medio ambiente y del clima, y a orientar de forma respetuosa con el clima el fomento de las redes de innovación y gigabits.

Bruselas, 14 de octubre de 2020.

El Presidente del Comité Europeo de las Regiones

Apostolos TZITZIKOSTAS


(1)  https://ec.europa.eu/digital-single-market/en/news/commission-expert-group-publishes-progress-reports-online-platform-economy.

(2)  https://bit.ly/2YptFYV.


Top