EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52020IR3320

Dictamen del Comité Europeo de las Regiones — El papel de la política de cohesión de la UE con la perspectiva de un cambio económico inteligente e innovador en las regiones en el contexto de la crisis del coronavirus

COR 2020/03320

OJ C 440, 18.12.2020, p. 54–59 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, HR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)

18.12.2020   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 440/54


Dictamen del Comité Europeo de las Regiones — El papel de la política de cohesión de la UE con la perspectiva de un cambio económico inteligente e innovador en las regiones en el contexto de la crisis del coronavirus

(2020/C 440/10)

Ponente:

Michiel RIJSBERMAN (NL/RE), Miembro del Gobierno Regional de la Provincia de Flevoland

RECOMENDACIONES POLÍTICAS

EL COMITÉ EUROPEO DE LAS REGIONES

Introducción

1.

acoge con satisfacción la solicitud de la Presidencia alemana para que el Comité Europeo de las Regiones (CDR) elabore un Dictamen sobre el papel de la política de cohesión de la Unión Europea (UE) con la perspectiva de un cambio económico inteligente e innovador en las regiones en el contexto de la crisis del coronavirus;

2.

toma nota de la prioridad que la Presidencia alemana otorga al logro de una Europa más fuerte e innovadora y de su afirmación de que los Fondos Estructurales de la UE son elementos importantes para amortiguar las repercusiones económicas y sociales de la pandemia de COVID-19 y para estimular la recuperación económica de las regiones;

El papel fundamental de las regiones en la lucha contra la crisis económica después de la pandemia

3.

observa que, tras el brote de COVID-19, todas las regiones europeas han adoptado amplias medidas preventivas y de respuesta económica. Estas medidas se han dirigido principalmente a la salud, a los servicios sociales, al transporte público, a los sistemas educativos y al capital circulante de las pequeñas y medianas empresas (pymes). Sin embargo, si se quiere avanzar hacia la elaboración de políticas a más largo plazo, cobra mayor importancia la innovación y la aplicación de innovaciones a gran escala. Se necesitan conceptos innovadores para llevar a cabo una transición hacia una Europa más sostenible, digital y resiliente, y en todos estos elementos la política de cohesión puede desempeñar un papel importante;

4.

subraya que las regiones tienen importantes competencias en el ámbito de la política económica y el apoyo a las empresas, en particular el apoyo a la innovación y la investigación aplicada. Las regiones pueden contribuir al cambio económico, en la medida en que ayudan a promover la investigación y el desarrollo, las tecnologías clave, el aprovechamiento de las redes y agrupaciones, el apoyo al cambio de modelo empresarial o la expansión de las nuevas tecnologías. Además, como «clientes de lanzamiento», las ciudades y regiones pueden acelerar una transición sostenible, intercambiando experiencias entre ellas;

5.

opina que, para hacer frente a los efectos del coronavirus en la actividad económica y en el empleo, se han de utilizar en la medida de lo posible las estructuras y organizaciones regulares. Las regiones desempeñan un papel clave cuando se trata de transmitir conocimientos sobre las disparidades regionales e intrarregionales y sobre cómo afectan estas diferencias a las necesidades. Estos conocimientos pueden resultar cruciales para hacer llegar tanto los paquetes de ayuda nacionales como las iniciativas de la UE a la actividad empresarial de las distintas regiones;

6.

reitera que los entes locales y regionales son los mejor situados para evaluar las necesidades de inversión a nivel territorial y deben estar plenamente asociados a las decisiones sobre la [re]programación de las inversiones en el marco de la Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (REACT-EU), a la ejecución del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y a la aplicación de las estrategias europeas dirigidas a las pymes y la industria;

7.

considera necesario reforzar el papel central que desempeñan las regiones para la actividad laboral. Atendiendo a las repercusiones de la crisis, aquí se puede incluir, entre otros aspectos, el fortalecimiento de la capacidad que tienen las regiones para coordinar, emprender y llevar a cabo actividades extraordinarias a corto y medio plazo con el fin de poner en marcha una reactivación sostenible en los Estados miembros, en función de las necesidades y circunstancias de cada región. A través del análisis, el seguimiento y la evaluación, las regiones pueden adoptar decisiones con conocimiento de causa sobre actividades de desarrollo que puedan contribuir a una reactivación sostenible. Uno de los cometidos fundamentales de las regiones debería consistir en recopilar y difundir el importante conocimiento regional a nivel nacional;

8.

prevé que la colaboración en el contexto de las cooperaciones regionales establecidas en el marco de la Plataforma de Especialización Inteligente contribuirá en gran medida a la recuperación económica. La cooperación interregional en materia de investigación e innovación va a ser un elemento fundamental para la recuperación, así como para una transición ecológica y digital en la que ningún lugar ni ninguna persona queden atrás;

9.

expresa su preocupación por la pérdida de capacidad para lograr un cambio económico inteligente e innovador a nivel regional después de la COVID-19, no solo debido a la pérdida de recursos tras la crisis del coronavirus, sino también como consecuencia de un período de diez años de austeridad. Para invertir esta situación, es necesario transferir más recursos a los ámbitos local y regional. Al mismo tiempo, será preciso aumentar la eficiencia regional, lo que exigirá que las regiones innoven a todos los niveles y estén abiertas al aprendizaje y al intercambio de conocimientos;

10.

acoge favorablemente el apoyo financiero europeo (procedente de REACT-EU) para que las ciudades y regiones ayuden a los sectores que más han sufrido en el contexto de la COVID-19 a adoptar modelos de negocio sostenibles, tanto a corto como a medio plazo;

11.

reconoce que el declive de algunos sectores y la modificación del comportamiento laboral pueden hacer necesario que se revisen y se adapten los planes de urbanismo, a fin de reflejar la menor necesidad de espacio de oficinas y comercios en el centro de la ciudad, y que se reorganice el transporte público (modo, frecuencia y financiación). En las ciudades, esto implicará hacer más hincapié en los desplazamientos a pie y en bicicleta. Acoge con satisfacción, en ese sentido, la creciente ambición de muchas ciudades de reducir considerablemente el tráfico de automóviles adaptando las normas de tráfico y el diseño de las carreteras en favor de los peatones y los ciclistas;

12.

destaca la necesidad de conceder mayor relevancia al Fondo Social Europeo como herramienta fundamental de inversión social. Las personas son el centro de cualquier política de inversión y un elemento fundamental en la recuperación económica;

La política de cohesión como herramienta fundamental para un cambio económico inteligente e innovador en las regiones

13.

subraya que la política de cohesión es el mayor mecanismo de financiación de la UE para la inversión en todas las regiones, con un mayor énfasis en la innovación como motor del crecimiento. Su aplicación fomenta un gasto más eficiente de los fondos públicos mediante una mayor capacidad administrativa e institucional;

14.

aprecia que las instituciones europeas hayan reaccionado con prontitud a la situación de emergencia y hayan presentado una cantidad de recursos sin precedentes para luchar contra la pandemia de COVID-19, combinando medidas financiadas por los fondos de cohesión en el marco financiero plurianual clásico para ofrecer una perspectiva a largo plazo, y un esfuerzo de recuperación específico en el marco del Instrumento de Recuperación de la Unión Europea (Next Generation EU) para hacer frente a los efectos a corto plazo de la crisis;

15.

recomienda encarecidamente que el carácter temporal de algunas de las medidas propuestas para reforzar la política de cohesión, en particular por lo que respecta a la ausencia de concentración temática, no menoscabe los objetivos de dicha política ni su sistema de gestión compartida basado en principios acordados. La flexibilidad es necesaria en época de crisis, pero, si se aplica en exceso, puede amenazar la existencia de la política de cohesión a largo plazo;

16.

aprecia que se hayan evitado los recortes generales de la política de cohesión, porque es el principal instrumento financiero de Europa para recuperarse de la crisis económica. Sin embargo, considera inaceptable que el presupuesto de la UE a largo plazo se recorte hasta límites que nunca habían sido tan bajos, con una cantidad global propuesta para compromisos de 1 074,3 billones EUR;

17.

subraya que los Fondos Estructurales serán aún más importantes para las futuras inversiones en favor de una Unión más justa socialmente, más ecológica, más competitiva, digital e inclusiva, teniendo en cuenta los recortes que han sufrido otros programas de la UE, como Horizonte Europa, el Fondo InvestEU, el Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (LIFE) y Erasmus+;

18.

comprueba con satisfacción que REACT-EU combina dos metas en un nuevo objetivo temático: la recuperación de la crisis, por un lado, y la preparación para una economía ecológica, digital y resiliente, por el otro. De esta manera, REACT-EU tiene el valor añadido de actuar como un mecanismo de transición entre los períodos de programación. También puede acelerar las inversiones públicas tan necesarias para la transición ecológica y digital;

19.

recomienda, por tanto, una concentración temática mínima para los objetivos de REACT-EU relativos al logro de una economía ecológica, digital y resiliente, para garantizar que no se gasten todos los fondos exclusivamente en la reparación de la crisis y que los gastos sigan cumpliendo el objetivo global de la UE de lograr la neutralidad climática para 2050. Esto también ayudará a acelerar la transición desde la respuesta de emergencia a las inversiones del nuevo período de programación. Es importante velar por que las inversiones estén bien fundadas en esta estrategia europea, a fin de evitar que se «destine dinero a la economía» sin un propósito claro;

20.

subraya la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos a la transformación económica de las regiones que desean reducir sus emisiones y entrar en la era digital, o la denominada cuarta revolución industrial. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) es un catalizador del cambio económico inteligente e innovador, debido a su concentración temática en lo que respecta a los objetivos políticos de «una Europa más inteligente y más ecológica» y a los tipos de inversión que favorece;

21.

observa que la política de cohesión contribuye de manera fundamental a atajar la creciente brecha digital. Es probable que el uso acelerado de la digitalización, como se ha visto durante los confinamientos, se mantenga y contribuya aún más a la innovación social. Será necesario hacer más hincapié en el desarrollo de las cibercompetencias, que deberían ser parte indisociable de una estrategia de resiliencia, así como en la adaptación de los sistemas educativos y en el equipamiento de las escuelas con tecnología digital;

22.

recuerda el objetivo fundamental de la política de cohesión, que es fortalecer la cohesión económica, social y territorial entre las regiones de la Unión Europea prestando una atención especial a aquellos territorios que así lo requieran a causa de sus hándicaps estructurales, naturales y demográficos graves. Estos territorios tienen más dificultades para ofrecer a su población acceso a servicios que han resultado fundamentales durante la pandemia, como los servicios sanitarios o la infraestructura digital, y resultarán claves para lograr las prioridades climáticas, digitales y de crecimiento de Europa;

23.

reconoce que la política de cohesión desempeñará un papel cada vez más importante en el apoyo al proceso de reforma económica emprendido por los Estados miembros al reforzar el vínculo con el Semestre Europeo. Destaca en ese sentido la urgencia de una profunda reforma del Semestre Europeo y de la gobernanza económica europea para avanzar hacia un proceso transparente, integrador y democrático. Si no se reforma el Semestre Europeo se corre el riesgo de que la política de cohesión lleve a un incremento de la centralización, a unos planes de recuperación planteados de arriba abajo y al retorno de políticas que no tengan en cuenta la cohesión económica, social y territorial entre los Estados miembros y dentro de ellos y perjudiquen la inversión pública que se necesita urgentemente en aras de la recuperación sostenible de la UE. La Comisión debe pues garantizar que los Estados miembros hagan partícipes a las regiones durante todo el proceso nacional del Semestre y velar por que la financiación de las recomendaciones específicas por país con fondos de la política de cohesión tenga una clara dimensión local;

24.

pide a todos los dirigentes europeos que comiencen a tiempo los programas de la política de cohesión para el período 2021-2027 a fin de evitar un déficit de financiación entre los dos períodos de programación;

El papel decisivo de las pymes y las industrias para una recuperación económica innovadora de Europa

25.

coincide con la Presidencia en que un sector industrial europeo competitivo y unas pequeñas y medianas empresas dinámicas son fundamentales para abordar la transformación digital y ambiental. Por consiguiente, las estrategias de las industrias y de las pymes europeas deberían basarse en un planteamiento local y promover la cooperación en el ámbito de las tecnologías clave innovadoras en todas las regiones europeas a fin de aumentar la ventaja competitiva de Europa;

26.

con ese fin, apoya la elaboración de recomendaciones para establecer condiciones marco adecuadas y la aplicación a gran escala de innovaciones con visión de futuro, así como las medidas relativas a la financiación, la reducción sustancial de los trámites burocráticos, y la adopción de legislación favorable a las pymes y de planteamientos transfronterizos innovadores para fortalecer el espíritu empresarial, la transformación digital y la innovación;

27.

señala que el acceso a la financiación y la provisión de liquidez para las pymes mediante subvenciones y planes de la UE y medidas nacionales es necesario para que las empresas puedan cubrir los déficits de liquidez causados por la crisis. Las medidas de emergencia deben complementarse con instrumentos que permitan financiar las inversiones y la innovación, en particular en las tecnologías digitales;

28.

sostiene que es preciso ampliar las ayudas de asesoramiento (especialmente para los trabajadores autónomos y los desempleados) y acelerar el tiempo de reacción a las cambiantes exigencias de las pymes. Las autoridades públicas deben adoptar un planteamiento ascendente y basado en las necesidades. Se debe dar prioridad a los programas de perfeccionamiento en el ámbito de las tecnologías digitales y a la alfabetización digital;

Fondo de Transición Justa

29.

rechaza el uso obligatorio del FEDER como instrumento de cofinanciación del Fondo de Transición Justa, ya que puede poner en peligro los objetivos de la política de cohesión, entre ellos la concentración temática del gasto en innovaciones (con arreglo al objetivo político 1). Dado que el Fondo de Transición Justa tiene una orientación geográfica, la cofinanciación con el FEDER debería ser opcional;

30.

reitera que toda transferencia de fondos regionales, incluida la cofinanciación del Fondo de Transición Justa, por parte de un Estado miembro debe decidirse con el consentimiento de los socios locales y regionales interesados, de conformidad con los principios de colaboración y de gobernanza multinivel;

Las estrategias a corto plazo deben contar con una dimensión regional más sólida, una verdadera simplificación y sinergias accesibles con las políticas a largo plazo

31.

acoge con satisfacción la rápida actuación de la Comisión para poner en marcha inversiones esenciales en el marco de los paquetes CRII. La reducción de la carga administrativa y la flexibilidad que ofrecen estos paquetes contribuyen a la absorción de fondos regionales para el período 2014-2020 donde sea necesario;

32.

pide a la Comisión que vele por que las recientes medidas dirigidas a aumentar la flexibilidad y a simplificar aún más la política de cohesión en la UE no den lugar a una centralización y sobrerregulación ni a una carga administrativa añadida en los países, causada por la evitación de riesgos y por un reflejo de regulación de los riesgos por parte de los Estados miembros;

33.

solicita más transparencia en relación con la interacción entre los distintos mecanismos nuevos, como REACT-EU, el Fondo de Transición Justa y el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, para evitar una mayor complejidad y que los Estados miembros impongan restricciones nacionales más severas;

34.

pide a la Comisión que vele por que no se produzca un desplazamiento de los centros de poder en detrimento de las regiones. El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia propuesto debe canalizarse mediante un planteamiento ascendente, para lo cual se han de añadir criterios de asignación regional a REACT-EU y al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y se ha de lograr una mayor participación de los entes locales y regionales en la gobernanza de los instrumentos, en particular en la preparación de los planes nacionales de inversión para la recuperación. La aplicación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia a través de programas centralizados entraña el riesgo de carecer de legitimidad y eficiencia, al aprobarse estos programas sin ningún requisito en materia de asociación, por lo que pueden no tener en cuenta las necesidades reales de recuperación desde una perspectiva territorial;

Aceleración de la recuperación y de una transición fluida

35.

acoge positivamente la invitación del Consejo a la Comisión para que presente propuestas, antes del Consejo Europeo de octubre, sobre la forma de acelerar y facilitar los procedimientos en los Estados miembros que permitan el despliegue rápido del apoyo a la recuperación. Es importante crear las condiciones adecuadas para la pronta ejecución de los proyectos de inversión, en particular en materia de infraestructura;

36.

respalda las disposiciones que permiten un reembolso rápido y un acceso simplificado a los recursos adicionales, en particular la fecha final de subvencionabilidad y el plazo propuesto de dos años, 2021 y 2022, para gastar el 70 % de las subvenciones, si bien subraya la importancia de conservar la posibilidad de que los Estados miembros puedan utilizar los recursos adicionales también en 2023 y 2024, es decir, después del plazo límite de 2022 establecido por la Comisión Europea;

37.

insta a los Estados miembros a que sigan la propuesta de la Comisión de utilizar las estructuras de gestión existentes para acelerar la ejecución y garanticen la implicación de los entes locales y regionales de conformidad con el principio de asociación;

38.

exhorta al Consejo a que tome lo antes posible una decisión sobre la asignación final de REACT-EU para fomentar la rápida ejecución de inversiones fundamentales para las ciudades y regiones. Aunque se tomara una decisión el 19 de octubre, ya llegaría tarde para que las regiones prepararan los programas a tiempo;

Recomendaciones generales para la política de cohesión en el período de programación 2021-2027

39.

recomienda que los entes locales y regionales definan claramente estrategias de desarrollo a medio y largo plazo basadas tanto en las tendencias y retos previstos como en las características específicas de sus territorios;

40.

subraya que las estrategias de desarrollo regional y las de especialización inteligente son herramientas importantes para lograr sinergias y complementariedades entre los distintos instrumentos sectoriales, y que, de conformidad con el enfoque pertinente adoptado para el desarrollo económico, social y territorial de cada región, también garantizan la participación adecuada de las partes interesadas;

41.

desea recordar la importancia de que todos los niveles de gobernanza (UE, nacional, regional y local) trabajen juntos y de que se brinden a los niveles subnacionales las oportunidades y los fondos necesarios para que asuman la responsabilidad de desarrollar su potencial;

42.

pide a la Comisión que vele por que se respeten el marco jurídico y los principios fundamentales de la política de cohesión, con elementos como la concentración temática, las condiciones ex ante, la gobernanza multinivel, la colaboración, la solidaridad, el Estado de Derecho y una dimensión de base local al volver a la «normalidad». Estos principios han resultado adecuados para hacer frente a los desafíos de manera rápida y flexible, de modo que ninguna ciudad ni región se quede atrás;

43.

respalda firmemente la insistencia del Parlamento Europeo en un mecanismo de la Unión para proteger la democracia, el Estado de Derecho y los derechos fundamentales; pide que dicho mecanismo defienda todos los valores fundamentales de la UE —en particular, el respeto de la dignidad de la persona y los derechos humanos, la libertad y la igualdad— en todos los Estados miembros, regiones y municipios, y que garantice que cualquier sanción se aplique al nivel de gobernanza pertinente;

44.

recomienda que las estrategias de especialización inteligente se amplíen más allá de la investigación e innovación, haciendo más hincapié en los objetivos económicos, sociales y ambientales y prestando una mayor atención a la resiliencia futura. El objetivo político 1 (una Europa más inteligente) proporciona una base para las inversiones en innovación que va más allá de la transformación económica y persigue objetivos económicos, sociales y ambientales más amplios (por ejemplo, el Pacto Verde);

45.

considera, por tanto, lamentable que se haya reducido el gasto mínimo para la transformación industrial innovadora e inteligente en el marco del objetivo político 1 del FEDER. La ausencia de una concentración temática en este objetivo para las regiones más desarrolladas es preocupante desde este punto de vista, ya que la innovación en estas regiones puede impulsar la economía europea;

46.

apoya que siga la valorización en los Programas Operativos del FEDER para el período 20212027 en el marco del objetivo político 1. Sigue siendo necesario invertir en las fases comprendidas entre la investigación aplicada y la introducción de innovaciones en el mercado, ya sea con financiación en forma de capital o con subvenciones. La atención debe centrarse en la creación de nuevas cadenas de valor;

47.

lamenta que el Consejo haya decidido descartar tanto un examen técnico intermedio de las asignaciones para la política de cohesión en 2024 como la posibilidad de añadir otros 10 000 millones EUR a la dotación de la política de cohesión, sin que ningún Estado miembro pierda parte de sus asignaciones. Esto es lamentable porque se prevé que el examen tenga en cuenta los efectos de la crisis; es probable que un número importante de regiones experimente una fuerte caída del producto interior bruto per cápita, lo que podría dar a esas regiones derecho a mayores asignaciones en el marco de un examen intermedio;

48.

pide a la UE que se abstenga de adoptar nuevas medidas, como las propuestas por el Consejo, para garantizar la recogida y la comparabilidad de la información sobre los destinatarios finales de la financiación de la UE a efectos de control y auditoría. Se debería evitar a los destinatarios finales la carga de soportar auditorías adicionales;

Valor añadido de la cooperación territorial, ecosistemas regionales, especialización inteligente e inversiones interregionales innovadoras para promover la recuperación económica

49.

recuerda la importancia de la cooperación territorial europea para superar los efectos perjudiciales de la crisis y acelerar la recuperación económica y pide que se destinen fondos a proyectos de cooperación transfronteriza;

50.

lamenta, por tanto, que la financiación asignada al objetivo de cooperación territorial europea se reduzca con respecto a la propuesta presentada por la Comisión en mayo de 2018, y más aún con respecto a los niveles del período 2014-2020. Así pues, el presupuesto propuesto para la cooperación territorial europea es claramente insuficiente para afrontar los crecientes y múltiples desafíos que afectan a las zonas transfronterizas en el contexto de la crisis de la COVID-19. Asimismo, es lamentable que el acuerdo del Consejo prevea reducir a la mitad el presupuesto para las inversiones interregionales de innovación (lo que también se conoce como «componente 5»);

51.

pide que la Comisión siga promoviendo los ecosistemas y agrupaciones regionales en el marco de las inversiones interregionales en innovación. La combinación de infraestructuras tecnológicas, industriales y sociales de diferentes regiones en función de sus puntos fuertes y capacidades contribuye a generar masa crítica y economías de escala y, por tanto, puede aumentar la eficiencia de los sistemas de investigación e innovación;

52.

pide a la Comisión que considere la posibilidad de establecer la integración de estrategias regionales de especialización inteligente que contribuyan a una Europa ecológica, digital y resiliente como condición que permita la elaboración de planes (nacionales) de inversión para la recuperación eficaces;

53.

propone iniciar un diálogo político permanente entre todos los niveles de gobierno sobre las sinergias de las diferentes medidas relativas a la COVID-19 con los instrumentos de la política de cohesión en el marco del programa del trío de Presidencias alemana, portuguesa y eslovena.

Bruselas, 14 de octubre de 2020.

El Presidente del Comité Europeo de las Regiones

Apostolos TZITZIKOSTAS


Top