EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52004IE1426

Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre «corredores paneuropeos de transporte»

OJ C 120, 20.5.2005, p. 17–21 (ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, IT, LV, LT, HU, NL, PL, PT, SK, SL, FI, SV)

20.5.2005   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 120/17


Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre «corredores paneuropeos de transporte»

(2005/C 120/04)

El 23 de enero de 2003, de conformidad con el apartado 2 del artículo 29 de su Reglamento Interno, el Comité Económico y Social Europeo decidió elaborar un Dictamen sobre «Corredores paneuropeos de transporte».

La Sección Especializada de Transportes, Energía, Infraestructuras y Sociedad de la Información, encargada de preparar los trabajos en este asunto, aprobó su dictamen el 5 de octubre de 2004 (ponente: Sra. ALLEWELDT).

En su 412o Pleno de los días 27 y 28 de octubre de 2004 (sesión del 27 de octubre de 2004), el Comité Económico y Social Europeo ha aprobado por 164 votos a favor, 2 votos en contra y 9 abstenciones el presente Dictamen.

1.   Introducción

1.1

El grupo de estudio permanente reanudó sus trabajos en enero de 2003 ampliando los temas objeto de examen (1) a todas las cuestiones relacionadas con el desarrollo de los corredores paneuropeos de transporte. En diciembre de 2002, la Asamblea tomó nota de las actividades llevadas a cabo en el curso del mandato anterior y las aprobó por amplia mayoría. Además de continuar y desarrollar las acciones relativas a estos corredores, los años 2003-2004 se han caracterizado por las nuevas e importantes directrices adoptadas por la Comisión Europea en relación con el desarrollo de las redes transeuropeas de transporte (RTE-T), que afectan también a los trabajos sobre los diez corredores paneuropeos de Helsinki. La ampliación de la Unión Europea en mayo de 2004 y las perspectivas de adhesión de los países del Sudeste de Europa modifican las condiciones marco relativas a la política común de infraestructuras y a la cooperación en los corredores.

1.2

El presente Dictamen de iniciativa no sólo tiene por objeto informar sobre las actividades y la posición del Comité Económico y Social Europeo con respecto a los «corredores paneuropeos de transporte» durante los dos últimos años, sino también formular recomendaciones sobre cuáles deberían ser las próximas etapas para las partes interesadas y cuál podría ser la contribución del Comité al respecto.

2.   Nuevas condiciones marco de la política paneuropea de infraestructuras de transporte

2.1

La revisión de la RTE-T puesta en marcha por la Comisión a mediados de 2003 comenzó con el informe elaborado por el grupo de expertos presidido por el Sr. Van Miert. Como resultado, se propuso la ampliación de la lista de los proyectos prioritarios establecida en 1996, nuevas fórmulas de financiación con cargo a la UE y una nueva forma de coordinación mejorada (2). Se había previsto inscribir el concepto de corredores de transporte en la política europea de infraestructuras. En el futuro se debía pasar en la UE de una política de infraestructuras aplicada a las redes en general a una política de prioridades centrada en algunos grandes ejes de transporte. Este enfoque, preconizado por el grupo de expertos del Sr. Van Miert, no obtuvo respaldo.

2.2

El CESE discutió en detalle el tema del futuro de la RTE-T en el marco de la reunión externa de la Sección Especializada que tuvo lugar en Roma en septiembre de 2003 conjuntamente con la Comisión V «Grandes trabajos y redes de infraestructuras» del CNEL italiano (Consejo nacional de economía y trabajo). Como resultado de esta reunión se aprobó una resolución común (3). En la resolución se aboga por un mayor compromiso en favor de la realización de una red de transportes integrada que englobe verdaderamente a los nuevos Estados miembros pero no se limite a eso. La intermodalidad y la sostenibilidad deben pasar a un primer plano, la financiación debe reforzarse conjuntamente y, cuando proceda, completarse mediante un fondo europeo para las redes transeuropeas de transporte.

2.3

A raíz de una petición de la Presidencia italiana, el CESE elaboró un dictamen de iniciativa que tenía por objetivo profundizar el debate iniciado en Roma. El Dictamen, titulado «Las infraestructuras de transporte del futuro: planificación y países limítrofes – movilidad sostenible – financiación» (4), presentaba las ideas esenciales de la actual posición del Comité sobre la política europea en materia de infraestructuras de transporte. En una perspectiva de futuro, el CESE propone probar nuevas fórmulas de financiación, dar mayor prioridad a la protección del medio ambiente y a la sostenibilidad social y medioambiental y, en la planificación y la realización de una red de transporte paneuropea, conservar el trabajo positivo llevado a cabo con los corredores de Helsinki, al mismo tiempo que se aplican nuevos métodos para afrontar nuevos retos.

2.4

La Unión Europea ha otorgado especial prioridad a la reconstrucción pacífica de la región de los Balcanes occidentales y, por lo tanto, ha hecho hincapié en la creación de infraestructuras de transporte operativas. Para completar los corredores ya existentes que resultan relevantes para esta región, es decir los corredores X, V, VII, IV y VIII, y sobre la base de la Declaración de Helsinki de 1997 y de las experiencias realizadas con el proceso ENIT (5), se elaboró un plan en materia de transportes para los Balcanes occidentales. Este plan incluye una red de infraestructuras intermodal, la denominada red básica de transporte regional del Sudeste de Europa («South East Europe Core Regional Transport Network»), que deberá crearse de manera conjunta y coordinada. Los Estados afectados (6) han preparado un memorándum de acuerdo que se refiere explícitamente, entre otras cosas, a la cooperación con los grupos de interés socioeconómicos de la región y el grupo de estudio permanente del CESE.

2.5

La coordinación de los trabajos de los comités directores en los diez corredores de Helsinki (7) y en las cuatro zonas de transporte (de los programas PETRA) (8) ha cambiado de enfoque. Una vez al año, la Comisión invita a los presidentes y jefes de las secretarías de los corredores, así como a otros representantes o instituciones europeos, a un intercambio de ideas sobre la situación y las nuevas perspectivas de los trabajos. El antiguo Grupo de Trabajo «Transportes» del G-24 será sustituido en principio por una estructura de trabajo más pequeña y más eficaz. Al mismo tiempo, los responsables de la Comisión son conscientes de que sólo ella está en condiciones de garantizar determinados aspectos de la coordinación y la ayuda a nivel técnico y organizativo. Los últimos encuentros tuvieron lugar en junio de 2003 y el 15 de marzo de 2004. En los capítulos 3 y 4 se recogen las principales conclusiones de estas reuniones.

2.6

La ampliación y «la nueva política de vecindad»de la UE tienen cierto impacto en la planificación futura de la política de transportes en el interior de la Unión y más allá de sus fronteras. En junio, la Comisión y el Parlamento Europeo celebraron una reunión conjunta para buscar una estrategia en la materia a la que se invitó a representantes del sector del transporte europeo, y en particular a los de los países vecinos en sentido amplio. Se decidió crear un grupo de alto nivel, con la tarea de preparar el terreno para la creación de acuerdos sobre la ampliación de los grandes ejes transeuropeos, especialmente en dirección a los vecinos del Este: la Federación de Rusia, la región del Mar Negro y los Balcanes. Para el Mediterráneo, se puso en marcha un proyecto con vistas a la creación de una red euromediterránea de transporte. Actualmente se estudian las necesidades de infraestructura de transporte en Turquía.

3.   Orientación del trabajo de los grupos permanentes de estudio

3.1   Nuevos desarrollos y viejos cometidos: información y transparencia

3.1.1

Siete años de aplicación de la Declaración de Helsinki, de consolidación de la cooperación en los comités directores y –supervisando el conjunto– de participación de la Comisión Europea apenas han mejorado la transparencia y la coordinación de los diferentes procesos de planificación. Las nuevas orientaciones de la RTE-T, los corredores y las zonas de transporte, la red básica de transporte regional de Europa del Sudeste («South East Europe Core Regional Transport Network»), los trabajos de la CEMT (Conferencia Europea de los Ministros de Transportes) y de la CEPE (Comisión Económica para Europa de Naciones Unidas), así como distintas iniciativas regionales destinadas a reforzar la cooperación, están en general restringidas a un pequeño círculo de expertos.

3.1.2

La falta de transparencia se hace sentir aún más en la sociedad civil organizada. Una de las tareas clave del grupo de estudio permanente ha sido, y sigue siendo, servir de instrumento para transmitir información a las instancias oficiales y a las organizaciones de la sociedad civil interesadas. La Comisión está trabajando en la instauración de un sistema de información (GIS) al que debería ser posible acceder para la planificación y la evaluación de resultados. En la actualidad, este sistema de información solamente está disponible para uso interno, pero eventualmente podría incrementarse con datos socioeconómicos, lo que lo haría más útil para el CESE. Esta posibilidad debe discutirse con la Comisión.

3.2   El recurso al procedimiento de consulta: las vías de transporte «europeas»necesitan un «consenso a escala europea»

3.2.1

Los resultados presentados por el Grupo Miert resaltan la dificultad de superar la diferencia existente entre unos planes ambiciosos a nivel europeo y su aplicación. En ellos se señala que, para obtener mejores resultados, en el futuro se necesitarán más procedimientos transfronterizos de planificación y una mayor participación de los grupos de interés de la sociedad civil. Estas preocupaciones se reflejan en las nuevas directrices de la TEN.

3.2.2

La participación de las organizaciones de la sociedad civil es una de las claves para un desarrollo equilibrado que tenga en cuenta los intereses locales y regionales y anime la gestión y el uso de las vías de transporte. Los proyectos de infraestructuras con interés a escala europea solamente cumplirán su función si responden a intereses en materia de sostenibilidad y los tienen en cuenta. Para ello se requiere una participación de asociaciones empresariales, empresas de transporte, sindicatos, asociaciones de defensa del medio ambiente y organizaciones de consumidores que funcione a nivel transfronterizo europeo. El impulso necesario para crear vías «europeas» de transporte necesita estar respaldado por una idea y un consenso socialmente arraigados de lo «europeo». El CESE ha ofrecido en varias ocasiones su contribución al logro de este consenso. Para ello debe utilizarse sistemáticamente el instrumento de las audiencias a nivel europeo. Sin embargo, el CESE advierte del peligro de que se convierta en un ejercicio obligatorio, cuyos resultados no se tomen en consideración. La audiencia celebrada en el marco del proceso ENIT en 1998, organizada por el CESE conjuntamente con la Comisión, no fue tenida en cuenta en el informe final, a pesar de su considerable interés y de la claridad de sus conclusiones finales.

3.3   De la consulta a la cooperación conceptual y práctica

3.3.1

El CESE ha trabajado durante muchos años en el ámbito de la política paneuropea de transportes, y durante buena parte de este periodo ha puesto gran énfasis en los aspectos de la consulta y la participación. Las instancias que actúan a nivel europeo se han hecho eco de esta preocupación en buena medida, y el CESE ha podido beneficiarse de unas buenas relaciones de trabajo. Ahora falta por satisfacer también su reivindicación de participar en el trabajo de los comités directores y de otros órganos, tanto en la fase de reflexión como en la de puesta en práctica.

3.3.2

El reciente Dictamen de iniciativa sobre «Las infraestructuras de transporte del futuro», que define explícitamente los principios de la política europea de transporte desde la perspectiva del Comité, puede servir de base para la cooperación en la fase de reflexión. El objetivo de la sostenibilidad, los modelos de mejora de la financiación y la organización de la infraestructura de transporte a escala paneuropea son sus tres temas centrales. Además, se fijan las prioridades para la extensión de los corredores de transporte. Como pueden servir para orientar el trabajo del grupo de estudio permanente, se resumen aquí brevemente del siguiente modo (9):

Debería evaluarse la eficacia de las conexiones entre espacios económicos;

Conviene aumentar la intermodalidad sobre la base de criterios de calidad comprensibles;

Deben mejorarse las conexiones con las vías de navegación interior;

Debería integrarse el cabotaje;

Se debe promover en mayor medida la cooperación en el transporte ferroviario, que en parte ya ha mostrado buenos resultados;

Es necesario prestar mayor atención a la conexión entre las redes de transporte regionales y locales y los grandes ejes de transporte;

En el trabajo relativo a los corredores se deben tener en cuenta de manera sistemática determinados objetivos de desarrollo cualitativos y específicos (seguridad, protección de los consumidores, preocupaciones sociales particulares del sector del transporte por carretera, calidad de los servicios, repercusiones medioambientales);

La idea de los corredores debería preservarse y ampliarse a un área más extensa.

3.3.3

La Comisión ha tenido en cuenta algunos de estos objetivos en las directrices revisadas de la TEN. La dificultad reside en llevar a cabo su aplicación de manera práctica y comprensible por medio de una cooperación transfronteriza. El CESE se halla en una buena posición para contribuir a este proceso a través de acciones específicas y de importancia práctica.

3.4   Interconexión de corredores y cooperación regional

3.4.1

El trabajo de los comités directores avanza entretanto al mismo ritmo en los diferentes corredores. Al mismo tiempo cabe observar que se establecen conexiones regionales, lo que significa que en la actualidad puede hablarse más bien de una red de corredores que de ejes de transporte separados. Paralelamente al planteamiento por áreas de transporte se va desarrollando en medida cada vez mayor un componente regional en la cooperación, como puede verse en los corredores IV, V, VII y X en el Sudeste de Europa y en los corredores I y IX en la región del Báltico. Sin embargo, en las áreas de transporte definidas oficialmente (PETRA) la actividad es mucho menor.

3.4.2

Ambos planteamientos, el desarrollo de redes extensas de conexiones regionales y el establecimiento de grandes ejes de transporte, son complementarios. En el futuro, el grupo de estudio permanente deberá centrarse en mayor medida en las cuestiones de desarrollo regional. Mediante la participación de varias de sus secciones, el CESE hace una contribución sustancial al vincular la política de transportes, el desarrollo regional y los temas centrales de las relaciones exteriores del CESE (vecinos del Este, dimensión septentrional, Europa del Sudeste).

3.5   Un objetivo para el futuro: establecer nuevas conexiones

3.5.1

El CESE se congratula de la reunión estratégica celebrada por la Comisión y el Parlamento Europeo en junio de 2004; no obstante, el Comité siempre ha insistido en que el papel de la UE en el establecimiento de conexiones europeas de transporte no debe debilitarse como consecuencia de la ampliación. En una carta destinada al CESE, la Comisión describe la reunión como punto de partida para un procedimiento de coordinación más amplio y abierto al que podrán contribuir todas las partes interesadas. Esta apertura resultará crucial para el éxito y la continuidad de la nueva planificación del transporte a nivel europeo.

3.5.2

Es fundamental que esta nueva planificación saque provecho de las experiencias previas, y en particular del trabajo de los comités directores. La contribución específica del CESE a que se hace referencia en el presente Dictamen, que es el resultado de muchos años de experiencia práctica, podría utilizarse en una fase temprana de la planificación de infraestructuras. Es importante hacer uso de estos recursos.

4.   Actividades del grupo de estudio permanente en los corredores de transporte

4.1

En el corredor II  (10) se ha creado un grupo de trabajo sindical, que celebró su primera reunión en Moscú los días 10 y 11 de abril de 2003. El CESE participó en la reunión oficial del comité director celebrada los días 15 y 16 de mayo de 2003, en Berlín. Ambas reuniones ofrecieron perspectivas prometedoras para nuestro trabajo. El problema en el corredor II reside en la difícil cooperación con Belarús. Como consecuencia, se ha ido afirmando una tendencia a eludir Belarús por el norte –y, con Belarús, también una parte extensa y muy bien desarrollada del corredor–, debido a las dificultades fronterizas. En la actualidad se está incrementando la cooperación con empresas ferroviarias. Recientemente se propuso extender el corredor hasta Ekaterimburgo. Resulta de especial interés encontrar mejores maneras de tratar los problemas de transporte por carretera y los procedimientos aduaneros. Se trata de cuestiones que el CESE puede contribuir a resolver.

4.2

La participación en el trabajo del corredor IV  (11) se ha ido consolidando. En el marco de la reunión del comité director en Sopron (Hungría) el 20 y 21 de mayo de 2003, los representantes de las empresas ferroviarias y de los sindicatos ferroviarios del corredor IV celebraron una reunión en la que tuvo lugar un fructífero debate sobre el fomento del transporte por ferrocarril, debate que debe continuarse. Esto ocurrió en la última sesión, los días 10 y 11 de noviembre de 2003, en Dortmund. Los obstáculos técnicos y organizativos y las soluciones propuestas para cruces fronterizos se señalaron como el tema principal para nuevas discusiones. Para asegurar la continuidad, un representante del sindicato ferroviario participará en los comités directores como observador. Es posible que ahora puedan abordarse los temas de la situación económica y social del transporte de mercancías por carretera, así como los aspectos técnicos y organizativos del sector en el corredor IV.

4.3

El CESE considera de especial interés el fomento del corredor X  (12). Con este fin, se han intensificado los contactos con el comité director correspondiente. En la reunión del comité director que se celebró en Eslovenia los días 18 y 19 de julio de 2003 se concretizaron las posibles actividades del CESE. El 3 de noviembre de 2003, el CESE celebró una conferencia para el diálogo en Belgrado, que tuvo gran éxito, y presentó una declaración conjunta (13). Le siguieron nuevas iniciativas para intensificar esta actividad, en particular en el ámbito del transporte por ferrocarril. Otros aspectos que deben abordarse son los contactos de trabajo en Sarajevo y la cooperación con el grupo director de la red básica de transporte regional del Sudeste de Europa. Desde la perspectiva de una política de puertos equilibrada y de su integración en las redes de transporte de superficie, el corredor V  (14) es un importante eje de conexión.

4.3.1

Para principios de noviembre de 2004 se ha planeado, en cooperación con la Comunidad de Trabajo Ferroviaria del corredor X, un evento conjunto para la promoción de mejores servicios ferroviarios que incluirá una manifestación y actos en Villach (Austria), Zagreb (Croacia), y Sarajevo (Bosnia y Hercegovina) (15).

4.4

El CESE ha elaborado una serie de propuestas (16) para fomentar la navegación interior y el corredor VII (17) (Danubio). La última reunión del comité director se celebró en julio de 2004. En el marco de las actividades del grupo de estudio permanente siguen manteniéndose debates, que se están centrando en los obstáculos actuales para el crecimiento del transporte fluvial en el corredor VII y en las medidas legislativas para superarlos, además de examinar las opciones y necesidades de inversión para una mayor integración en un sistema de transporte intermodal (18).

4.4.1

En su Dictamen sobre «Las infraestructuras de transporte del futuro», aprobado el 28 de enero de 2004 (19), el CESE mencionó la necesidad de «integrar los puertos, fomentar de forma especial el corredor fluvial VII, el del Danubio, construir enlaces con las líneas ferroviarias y elaborar las normativas técnicas y sociales apropiadas para la navegación interior transfronteriza».

4.4.2

Además, con el fin de que el Danubio optimice su papel de corredor paneuropeo de transporte, el Comité Consultivo Mixto UE-Rumania propuso (en Bucarest, reunión de los días 23 y 24 de mayo de 2002) que se realizaran obras y se aportara una mayor ayuda financiera para lograr su navegabilidad y conexión con el Mar Negro.

4.5

Desde la conferencia sobre los corredores III  (20) y VI  (21) que se celebró en Katowice en 2001, el CESE no ha llevado a cabo actividad alguna en relación con estos corredores. Sin embargo, en un documento de la secretaría del corredor III con fecha de agosto de 2004 se invita a presentar propuestas para el programa de trabajo de 2003/2004.

4.6

En el curso de los últimos dos años, el trabajo del CESE se ha visto respaldado por la cooperación sindical organizada recientemente por la Federación Europea de Trabajadores del Transporte (ETF) entre sindicatos que representan a empleados del sector del transporte en las redes paneuropeas o que trabajan en áreas a lo largo de los corredores. El proyecto de la ETF ha contribuido de forma sustancial al éxito del trabajo del CESE, y ello en todos los sectores del transporte y gracias a la aportación de ideas y a contribuciones prácticas. Esta cooperación se intensificará cada vez más.

4.7

Por último, debe señalarse que el presidente del grupo de estudio permanente, en colaboración con la secretaría de la Sección Especializada de Transportes, Energía, Infraestructuras y Sociedad de la Información (TEN) y con el apoyo de los servicios competentes de la Comisión Europea, ha elaborado una ficha con los datos básicos para cada corredor (22).

5.   Recomendaciones para la continuación de las actividades

5.1

El grupo de estudio permanente ha hecho suyos los nuevos objetivos de la política paneuropea de transportes, según se han descrito arriba, y los ha incorporado a sus actividades de planificación, y ello al nivel regional, en la fase de reflexión y en la puesta en práctica. Más que nunca, el poder de atracción del CESE reside en su capacidad de reconciliar intereses y presentar propuestas de carácter práctico. El énfasis debe ponerse en las actividades y la presencia in situ.

5.2

Las partes interesadas de dentro y fuera del CESE pueden utilizar al grupo de estudio permanente del Comité como una especie de centro de información y presentación de iniciativas. Las principales tareas del grupo de estudio permanente son la información y la coordinación de las actividades del CESE, así como la participación responsable en las acciones de coordinación general al nivel europeo. Su trabajo se basa en trece años de participación activa del Comité en la elaboración de la política paneuropea de transportes.

5.3

Para los próximos dos años, las actividades del CESE deberían centrarse prioritariamente en la cooperación y participación prácticas in situ de las organizaciones de la sociedad civil. Se trata de contribuir a la realización de los objetivos en materia de política de transportes expuestos en el punto 3.3.2, de tal modo que las principales organizaciones de la sociedad civil puedan formular su parecer, su crítica y sus propuestas de mejora en relación con cada uno de los corredores, regiones o proyectos de infraestructura.

5.4

Convendría seguir mejorando la cooperación del CESE con los comités directores de los corredores y la Comisión Europea. Se deberá prestar especial atención al nuevo papel del grupo de estudio permanente en el marco de la realización de la «red básica de transporte regional del Sudeste de Europa» véase punto 2.4).

5.5

El grupo de estudio permanente debería reflexionar sobre el mejor modo de tener en cuenta los aspectos operativos del servicio de transportes en la realización de los ejes paneuropeos de transporte: en especial, convendría concretar los aspectos de intermodalidad, protección medioambiental, seguridad, condiciones sociales y eficacia en relación con la política en materia de corredores.

5.6

Actualmente está en marcha la planificación de nuevos ejes de transporte en el marco de la Política Europea de Vecindad. La Comisión ha mostrado al respecto un espíritu abierto y convendría que el grupo de estudio permanente aportase su contribución.

5.7

Las actividades de la Comisión y de los comités directores en los corredores y las correspondientes zonas de transporte deberían estar mejor interconectadas. La Comisión tiene al respecto una importante función de coordinación que también debería incluir una asistencia técnica y organizativa. Sería conveniente prestar mayor atención a la organización común –con participación de todas las partes– de las distintas actividades al nivel europeo y una mayor participación del Parlamento Europeo.

Bruselas, 27 de octubre de 2004.

La Presidenta

del Comité Económico y Social Europeo

Anne-Marie SIGMUND


(1)  Decisión de la Mesa de 23 de octubre de 2002.

(2)  Para más detalles, véase el Dictamen del CESE, DO C 10 de 14.1.2004, p. 70.

(3)  CESE 1043/2003 fin, disponible en la secretaría de la Sección TEN.

(4)  DO C 108 de 30.4.2004, p. 35.

(5)  Evaluación de las necesidades en infraestructuras de transporte (ENIT), planificación de infraestructuras para los PECO durante la segunda mitad de los años noventa.

(6)  Albania, Bosnia y Hercegovina, Croacia, Serbia y Montenegro y Antigua República Yugoslava de Macedonia.

(7)  Puede consultarse un mapa detallado de los corredores en la secretaría de la Sección TEN.

(8)  Los programas PETRA incluyen 4 regiones de transporte de acuerdo con la declaración de Helsinki de 1997: Barents-Euro-Ártica, Cuenca del Mar Negro, Cuenca mediterránea y Mares Adriático y Jónico.

(9)  DO C 108 de 30.4.2004, p. 35, puntos 1.8.1 - 1.8.8.

(10)  Alemania, Polonia, Belarús y Rusia.

(11)  Alemania, República Checa, Austria, Eslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria, Grecia y Turquía.

(12)  Austria, Croacia, Serbia, Antigua República Yugoslava de Macedonia, Eslovenia, Hungría, Serbia y Bulgaria.

(13)  Véase el anexo I.

(14)  Italia, Eslovenia, Hungría, Ucrania, Eslovaquia, Croacia y Bosnia y Herzegovina.

(15)  Como los actos están en curso de preparación, no se ha incluido en el presente Dictamen la información detallada, pero esta puede obtenerse en la secretaría de la Sección TEN.

(16)  Véase el Dictamen sobre «Hacia un régimen paneuropeo de navegación interior», DO C 10 de 14.1.2004, p. 49.

(17)  Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Bulgaria, Moldavia, Ucrania y Rumania.

(18)  Para más información, véase el documento de trabajo del Sr. LEVAUX, que puede obtenerse de la secretaría de la Sección TEN.

(19)  Véase la nota a pie de página núm. 4.

(20)  Alemania, Polonia y Ucrania.

(21)  Polonia, Eslovaquia y República Checa.

(22)  Véase anexo II: datos oficiosos sujetos a modificaciones.


Top