EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Normas de la Unión Europea que garantizan la precisión de los instrumentos de medida

Normas de la Unión Europea que garantizan la precisión de los instrumentos de medida

 

SÍNTESIS DEL DOCUMENTO:

Directiva 2014/32/UE relativa a los instrumentos de medida

¿CUÁL ES EL OBJETIVO DE ESTA DIRECTIVA?

Establece normas uniformes aplicables a toda la Unión Europea (UE) para la comercialización y puesta en servicio de instrumentos de medida. Los instrumentos de medida son importantes para el comercio, los consumidores y la industria, ya que garantizan la precisión de las medidas y contribuyen a la transparencia y equidad de las transacciones comerciales.

Su objetivo es:

  • establecer los requisitos básicos que deben satisfacer los instrumentos o sistemas con funciones de medición;
  • introducir normas más sencillas, claras y coherentes, y garantizar la trazabilidad;
  • reducir la carga administrativa para los fabricantes, importadores y distribuidores;
  • asegurarse de que los instrumentos que cumplen los requisitos esenciales pueden circular libremente dentro de la UE.

Los beneficios son:

  • instrumentos de medida conformes y más precisos en el mercado de la UE y mayores niveles de confianza del público en ellos;
  • menor número de instrumentos no conformes y menos distorsiones en el mercado debidas a prácticas de aplicación divergentes;
  • protección del público frente a las mediciones incorrectas;
  • mayor margen para la innovación tecnológica, mediante la adopción de un planteamiento reglamentario moderno.

La Directiva refunde y deroga la Directiva 2004/22/CE.

PUNTOS CLAVE

La Directiva ajusta la legislación relativa a los instrumentos de medida al «nuevo marco legislativo» de la UE. Este marco incluye dos textos complementarios:

Ámbito de aplicación

Los instrumentos de medida legalmente controlados se utilizan en una gran variedad de tareas de medición en ámbitos como la salud pública y la seguridad, además de en la lealtad de las prácticas comerciales. La Directiva se aplicará a:

  • contadores de consumo (contadores de agua, de gas y dispositivos de conversión volumétrica*, contadores de energía eléctrica activa y contadores de energía térmica);
  • sistemas para medir la medición continua y dinámica de magnitudes de líquidos distintos del agua (por ejemplo, surtidores de gasolina);
  • instrumentos de pesaje de funcionamiento automático (por ejemplo, básculas puente de ferrocarril o líneas de envasado automáticas);
  • taxímetros;
  • medidas materializadas e instrumentos para medidas dimensionales (por ejemplo, para trabajar con metales o madera); y
  • analizadores de gases de escape (por ejemplo, para comprobar el rendimiento de los motores).

La Directiva se aplica a todos los instrumentos de medida nuevos en el mercado de la UE en el momento de su comercialización o puesta en servicio, es decir, que sean:

  • instrumentos de medida nuevos producidos por un fabricante establecido en la UE, o
  • instrumentos de medida importados desde un país de fuera de la UE, ya sean nuevos o de segunda mano.

Se aplica a todas las formas de suministro de instrumentos de medida, incluida la venta a distancia.

Obligaciones de los fabricantes, importadores y distribuidores

Los fabricantes deben asegurarse de que:

  • los instrumentos de medida que estén a la venta en la UE lleven el marcado de conformidad de la UE (marcado CE), además del marcado adicional de metrología, que constará de la letra «M» mayúscula, los dos últimos dígitos del año de su colocación y el número de identificación del organismo notificado* que indican que el fabricante declara que cumplen con todos los requisitos fundamentales de la legislación de la UE (establecidos en el anexo I de la Directiva y en los anexos pertinentes específicos de los instrumentos);
  • llevan a cabo una evaluación de la conformidad y los riesgos y elaboran la documentación técnica para el instrumento de medida antes de colocar las marcas CE y M (véase el anexo II de la Directiva);
  • conservan (incluso cuando designen a un representante autorizado*) la documentación técnica y la declaración UE de conformidad (con arreglo al anexo II de la Directiva) durante un período de diez años después de la introducción del instrumento de medida en el mercado;
  • indican en el instrumento de medida su nombre, su nombre comercial registrado o marca registrada y su dirección postal de contacto, con el fin de garantizar la trazabilidad;
  • en caso de que piensen que los instrumentos de medida que han introducido en el mercado no son conformes, adoptar las medidas correctoras necesarias para que sean conformes, retirarlos del mercado o recuperarlos;
  • las instrucciones e información que acompañan al instrumento de medida utilizan un lenguaje fácilmente comprensible para los usuarios finales, y que tanto estas como cualquier etiquetado, son claros y comprensibles.

Los importadores deben asegurarse de que:

  • los instrumentos de medida que introducen en el mercado cumplen los requisitos esenciales;
  • los fabricantes han llevado a cabo correctamente la evaluación de la conformidad y deben informar a la autoridad de vigilancia del mercado si consideran que los instrumentos de medida no son conformes;
  • indican en el instrumento de medida su nombre, su nombre comercial registrado o marca registrada y su dirección postal de contacto;
  • el marcado de los instrumentos de medida y la documentación elaborada por los fabricantes están disponibles para su inspección por parte de las autoridades nacionales competentes.

Los distribuidores deben asegurarse de que:

  • las condiciones de almacenamiento o transporte de los instrumentos de medida de los cuales sean responsables no comprometan el cumplimiento de los requisitos esenciales por parte del instrumento;
  • los instrumentos de medida lleven el marcado necesario;
  • en caso de que piensen que los instrumentos de medida que han introducido en el mercado no son conformes, adoptar las medidas correctoras necesarias para que sean conformes, retirarlos del mercado o recuperarlos.

Asimismo, la Directiva:

  • introduce requisitos para las autoridades notificantes y los procedimientos de notificación de los organismos de evaluación de la conformidad;
  • especifica la forma en que las autoridades de vigilancia del mercado deben identificar y evitar la venta de instrumentos de medida que presenten un riesgo para los aspectos de la protección del interés público, incluida su importación de países de fuera de la UE;
  • incluye normas relativas a las sanciones aplicables en caso de infracción por parte de los fabricantes, importadores y distribuidores, que pueden incluir sanciones penales en los casos graves.

¿A PARTIR DE CUÁNDO ESTÁ EN VIGOR LA DIRECTIVA?

La Directiva 2014/32/UE revisó y sustituyó a la Directiva 2004/22/CE y tenía que aplicarse en los países de la UE a más tardar el 20 de abril de 2016.

ANTECEDENTES

Para obtener más información, véase:

TÉRMINOS CLAVE

Dispositivo de conversión volumétrica: dispositivo utilizado para convertir la medición del caudal, la temperatura, la presión y la composición del gas en condiciones de funcionamiento a condiciones de base.
Organismo notificado: organización independiente designada por un país de la UE para evaluar la conformidad de determinados productos antes de su comercialización. Lleva a cabo tareas relacionadas con los procedimientos de evaluación de la conformidad establecidos en la legislación pertinente, cuando es necesario que intervenga una autoridad externa.
Representante autorizado: toda persona física o jurídica establecida en la UE que ha recibido un mandato por escrito de un fabricante para actuar en su nombre.

DOCUMENTO PRINCIPAL

Directiva 2014/32/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de febrero de 2014, sobre la armonización de las legislaciones de los Estados miembros en materia de comercialización de instrumentos de medida (versión refundida) (DO L 96 de 29.3.2014, pp. 149-250).

Las modificaciones sucesivas de la Directiva 2014/32/UE se han incorporado al documento original. Esta versión consolidada solo tiene valor documental.

DOCUMENTOS CONEXOS

Reglamento (CE) n.o 765/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de julio de 2008, por el que se establecen los requisitos de acreditación y vigilancia del mercado relativos a la comercialización de los productos y por el que se deroga el Reglamento (CEE) n.o 339/93 (DO L 218 de 13.8.2008, pp. 30-47).

Véase la versión consolidada.

Decisión n.o 768/2008/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de julio de 2008, sobre un marco común para la comercialización de los productos y por la que se deroga la Decisión 93/465/CEE del Consejo (DO L 218 de 13.8.2008, pp. 82-128).

última actualización 12.11.2019

Top