EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52023DC0670

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO Circularidad de aceites minerales y sintéticos y la gestión de aceites industriales usados en la UE

COM/2023/670 final

Bruselas, 26.10.2023

COM(2023) 670 final

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO

Circularidad de aceites minerales y sintéticos y la gestión de aceites industriales usados en la UE


1.Introducción

El presente informe presenta los resultados del análisis de datos y de la evaluación realizados sobre la gestión de aceites usados minerales y sintéticos, de lubricación e industriales en la UE con vistas a considerar la viabilidad de adoptar medidas para seguir mejorando el tratamiento de los aceites usados, incluidos los objetivos cuantitativos sobre la recogida y regeneración de aceites usados, que la Comisión llevó a cabo de conformidad con el artículo 21, apartado 4, de la Directiva marco sobre residuos 1 . El presente informe se basa en tres amplios estudios 2   3   4 realizados por la Comisión entre 2019 y 2023.

2.Antecedentes

Los aceites usados se definen en la Directiva marco sobre residuos como «todos los aceites minerales o sintéticos, industriales o de lubricación, que hayan dejado de ser aptos para el uso originalmente previsto, como los aceites usados de motores de combustión y los aceites de cajas de cambios, los aceites lubricantes, los aceites para turbinas y los aceites hidráulicos» 5 .

Los aceites lubricantes e industriales suelen consistir en aceites de base y aditivos. Los aceites para motores utilizados en los sectores automovilístico, marítimo e industrial representan hasta la mitad de todos los aceites lubricantes comercializados. Los aceites hidráulicos ocupan el segundo puesto, lo que representa entre el 15 y el 20 % del volumen. Cuando estos aceites se convierten en residuos, se clasifican como residuos peligrosos y representan el flujo más importante de residuos líquidos peligrosos de la UE, con aproximadamente 1,6 millones de toneladas de aceites usados recogidas en 2017 6 . Los aceites vegetales usados generados por cocinas y actividades similares no entran en el ámbito de aplicación del presente informe, ni están incluidos en la definición de aceites usados.

Los aceites usados están regulados en la UE desde hace más de cuarenta años. La Directiva 75/439/CE 7 relativa a la gestión de aceites usados exigía que los aceites usados se recogieran y gestionaran sin que ello diera lugar a perjuicios evitables para las personas y el medio ambiente. En el año 1987 8 , se introdujeron importantes modificaciones con las que se dio prioridad a la regeneración de aceites usados frente a su incineración para la valorización energética. La Directiva marco sobre residuos exige que los Estados miembros adopten medidas estrictas para garantizar que los aceites usados se recojan por separado, evitando así la mezcla con otros residuos y, si es posible, con otros tipos de aceites, y que se gestionen sin dañar la salud humana o el medio ambiente y respetando la jerarquía de residuos.

Como se indica en la Comunicación sobre el Pacto Verde Europeo 9 , la Unión Europea se esfuerza por lograr una economía climáticamente neutra y circular, en el contexto de un entorno sin sustancias tóxicas, para lo que se requieren más medidas con vistas a prevenir la contaminación. De cara a alcanzar estos objetivos, que se desarrollan en mayor medida en el Plan de Acción para la Economía Circular 10 y en el Plan de Acción «Contaminación cero» 11 , la buena gestión medioambiental de los aceites usados, de manera que se minimicen las emisiones y los vertidos y gracias a la cual los aceites de base se regeneran en gran medida, puede realizar una importante contribución.

3.Visión general de la gestión de los aceites usados en la UE

En 2017, se comercializaron en la UE alrededor de 4,3 millones de toneladas de aceites lubricantes e industriales. Los 1,64 millones de toneladas de aceites usados recogidos en la EU-28 en 2017 representan el 38 % de esta cantidad y el 82 % de los aceites usados teóricamente recogibles (~ dos millones de toneladas) 12 . Durante el uso se producen pérdidas inevitables de aceite, estimadas en 2,3 millones de toneladas, debidas principalmente a la combustión en motores o a que se gestionan con otros residuos. Se calcula que alrededor del 18 % de los aceites usados recogibles se pierden debido a la quema en pequeños quemadores de aceites usados, debido a la conversión ilegal en combustibles y, de forma limitada, a través de liberaciones directas en el medio ambiente. Estas actividades tienen un impacto directo y perjudicial en la calidad del agua, del suelo y del aire, son ilegales, son contrarias a la jerarquía de residuos y pueden dar lugar a una competencia desleal con los operadores legales de residuos, lo que requiere mayores esfuerzos en términos de recogida y ejecución para evitarlas.

El caso particular de los aceites usados procedentes de buques se aborda en la Directiva 2000/59/CE 13 sobre instalaciones portuarias receptoras, que tiene por objeto reducir sustancialmente las descargas en el mar de desechos generados por buques y residuos de carga. La Agencia Europea de Seguridad Marítima presta un servicio de prevención de la contaminación que incluye servicios de observación de la Tierra utilizando imágenes por satélite 14 .

El enfoque adoptado para la gestión de los aceites usados difiere en gran medida entre los Estados miembros. Los sistemas de responsabilidad ampliada del productor para los aceites lubricantes usados se aplican en once Estados miembros 15 .

Se ha informado 16 de que aproximadamente el 61 % de los aceites usados recogidos se regeneran en aceites de base, mientras que el 24 % se tratan para producir combustibles y el 11 % se utilizan para la valorización energética directa en plantas de cemento, cal, acero y energía eléctrica, y el resto se incineran como residuos peligrosos. En 2019 había veintisiete plantas de regeneración de aceites usados en la EU-28 17 , distribuidas en once Estados miembros, con una capacidad aproximada para tratar 1,5 millones de toneladas de aceites usados. En total, se trataron alrededor de 0,95 millones de toneladas de aceites usados en plantas de regeneración de la UE, lo que dio lugar a unos 0,68 millones de toneladas de aceite de base regenerado. Estas cifras muestran que los aceites de base regenerados representan aproximadamente el 8 % 18 de la cantidad anual de aceite de base producida en la UE e indican que, incluso si todos los aceites usados disponibles para su recogida se recogieran y regeneraran de nuevo en aceite de base, solo podría cubrirse mediante regeneración una fracción de la demanda.

Figura 1: Gestión de aceites usados en los Estados miembros de la EU-27 19 .

A pesar de las incertidumbres en la estimación de las cantidades de aceites comercializados que pueden recogerse, las pruebas muestran que todavía hay margen de mejora, no solo en la cantidad y calidad de los aceites usados recogidos, sino también en la cantidad de aceites recogidos que se regeneran. En las secciones siguientes se esbozan varios enfoques para la mejora de ambos aspectos, reconociendo que el punto de partida y el contexto asociado a la gestión de los aceites usados difieren en gran medida de un Estado miembro a otro.

4.Recogida de aceites usados

Los índices de recogida de aceites usados varían considerablemente de un Estado miembro a otro. En 2018 oscilaban entre el 38 y el 100 % de los aceites recogibles 20 . La limitada información sobre prácticas ilegales que repercuten en los índices de recogida sugiere que la principal práctica que afecta negativamente a la recogida de aceites usados es su quema ilegal. El vertido directo al medio ambiente parece ser infrecuente y no lo suficientemente significativo como para explicar las diferencias en los índices de recogida.

Sistemas de responsabilidad ampliada del productor y de recogida

Los Estados miembros con elevados índices de recogida no aplican necesariamente un enfoque común 21 . Algunos cuentan con un sistema de responsabilidad ampliada del productor (por ejemplo, Portugal e Italia), mientras que otros no lo tienen (por ejemplo, Alemania y Austria). Del mismo modo, en el caso de los Estados miembros con un índice bajo de recogida, no se pudo encontrar un patrón común. Algunos cuentan con un sistema de responsabilidad ampliada del productor (por ejemplo, Bulgaria) y otros no (por ejemplo, Rumanía). En igualdad de condiciones, el rendimiento de la recogida parece ser mayor en los países con una elevada densidad de población, una actividad industrial significativa y una capacidad de regeneración o recuperación de energía próxima.