EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52021PC0374

Recomendación de DECISIÓN DEL CONSEJO por la que se autoriza la apertura de negociaciones para modificar el Acuerdo Internacional del Café de 2007

COM/2021/374 final

Bruselas, 8.7.2021

COM(2021) 374 final

Recomendación de

DECISIÓN DEL CONSEJO

por la que se autoriza la apertura de negociaciones para modificar el Acuerdo Internacional del Café de 2007


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La presente Recomendación se refiere a una decisión por la que se autoriza a la Comisión a participar, en nombre de la Unión, en las negociaciones para revisar parcialmente el Acuerdo Internacional del Café de 2007 («el Acuerdo») que el Consejo Internacional del Café (CIC) ha decidido emprender.

1.CONTEXTO DE LA RECOMENDACIÓN

El Acuerdo Internacional del Café de 2007

La Unión Europea es parte del Acuerdo.

El Acuerdo Internacional del Café de 2007 («el Acuerdo») tiene por objeto garantizar una mayor cooperación internacional en los asuntos relacionados con el café y las cuestiones conexas, proporcionar un foro para las consultas intergubernamentales sobre el café y los medios de mejorar la economía mundial del café, facilitar el comercio mediante la recopilación y publicación de información sobre el mercado mundial del café, y promover el aumento de la demanda de café a escala mundial. Uno de los objetivos fundamentales del Acuerdo es alentar a las Partes Contratantes a desarrollar un sector del café sostenible en términos económicos, sociales y medioambientales.

El Acuerdo se firmó en 2007 y entró en vigor el 2 de febrero de 2011 por un período de diez años; posteriormente ha sido prorrogado por un año (hasta el 1 de febrero de 2022). En caso necesario, el Acuerdo puede prorrogarse por un máximo de ocho años.

La Organización Internacional del Café y el Consejo Internacional del Café

El artículo 6 del Acuerdo establece que la Organización Internacional del Café (OIC), creada en virtud del Convenio Internacional del Café de 1962, administra las disposiciones y supervisa el funcionamiento del Acuerdo.

De conformidad con el artículo 9 del Acuerdo, el Consejo Internacional del Café (CIC) es el organismo responsable de desempeñar todas las funciones necesarias para dar cumplimiento a las disposiciones del Acuerdo, en su calidad de máxima autoridad de la Organización. El CIC está integrado por todos los miembros de la Organización (artículo 8 del Acuerdo).

De conformidad con el artículo 49 del Acuerdo, el CIC puede proponer enmiendas del Acuerdo y comunicar tales propuestas a todas las Partes Contratantes. El artículo 14 del Acuerdo estipula que todas las decisiones del CIC, incluidas las enmiendas del Acuerdo, se adoptarán en principio por consenso. Si no fuere posible alcanzar el consenso, el CIC adoptará decisiones y formulará recomendaciones por mayoría distribuida del 70 % o más de los votos de los Miembros exportadores presentes y votantes, y del 70 % o más de los votos de los Miembros importadores presentes y votantes, contados por separado.

Con arreglo al artículo 12 del Acuerdo, los Miembros del CIC disponen de 2 000 votos en total. Cada miembro del CIC dispone de un número de votos concreto, que el CIC ajusta anualmente con arreglo a criterios predefinidos en el Acuerdo. La distribución de votos también determina la contribución de un miembro [artículo 20, apartado 2, del Acuerdo]. En la actualidad, la Unión es el mayor contribuyente de la OIC.

Revisión del Acuerdo Internacional del Café

La revisión parcial del Acuerdo, para reformarlo, es necesaria y redunda claramente en interés de la Unión, a fin de seguir adaptándolo a las prácticas que la Unión promueve en otros organismos internacionales de productos básicos y tener en cuenta las novedades que se han producido en el mercado mundial del café desde 2007. Esta necesidad se ha subrayado periódicamente durante las últimas sesiones del CIC celebradas en 2019-2020.

En 2019, a petición del CIC, la OIC creó un Grupo de Trabajo sobre la Revisión del Acuerdo.

Los principales cambios que deben proponerse en una revisión del Acuerdo se refieren a la gobernanza de la Organización, una posible revisión del sistema de votación y contribución, y la participación del sector privado y de la sociedad civil en las actividades de la Organización.

No se pretende cambiar los objetivos generales del Acuerdo, enunciados en su artículo 1.

Las directrices de la Comisión para los cambios recomendados figuran en el anexo.

2.BASE JURÍDICA, SUBSIDIARIEDAD Y PROPORCIONALIDAD

Base jurídica

El artículo 218, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) prevé que se autorice la apertura de negociaciones y, en función de la materia del acuerdo previsto, se designe al negociador o al jefe del equipo de negociación de la Unión.

El artículo 218, apartado 4, del TFUE establece que el Consejo puede dictar directrices al negociador y designar un comité especial al que deberá consultarse durante las negociaciones.

Las directrices de negociación previstas deben proporcionar al negociador, en nombre de la Unión, los medios para alcanzar los objetivos generales establecidos en el punto 1, que se resumen en el anexo.

En consecuencia, la base jurídica procedimental de la Recomendación propuesta es el artículo 218, apartados 3 y 4, del TFUE.

Subsidiariedad (en el caso de competencia no exclusiva)

La Unión es Parte Contratante del Acuerdo y está representada por la Comisión en el CIC. Los Estados miembros no son Partes Contratantes, por separado, del Acuerdo. La negociación por la Unión de la revisión parcial del CIC es competencia exclusiva de la Unión.

Proporcionalidad

La revisión del CIC con el fin de lograr un texto mejorado que conduzca a su modernización redunda en interés de la Unión. En la actualidad, la participación de la UE en la OIC es beneficiosa tanto para la Unión como para otros Estados miembros de la OIC. Se espera que la modernización del Acuerdo despierte más interés en la OIC, permita atraer a nuevos miembros y refuerce la pertinencia de su trabajo.

3.RESULTADOS DE LAS EVALUACIONES EX POST, LAS CONSULTAS CON LAS PARTES INTERESADAS Y LAS EVALUACIONES DE IMPACTO

Consulta de las partes interesadas

La Unión es Parte Contratante del Acuerdo, y tanto el sector del café, como la mayoría de los Estados miembros de la UE, apoyan globalmente su participación en el Acuerdo desde 2007. No se considera necesario iniciar consultas con las partes interesadas en relación con un proceso cuyo único objetivo es mantener la pertenencia de la Unión a la OIC, aunque con arreglo a un conjunto de normas que estén en consonancia con las de otros organismos internacionales de productos básicos de los que la UE es miembro.

Evaluación de impacto

No es necesaria una evaluación de impacto completa, dado que no es probable que la medida tenga un impacto económico, medioambiental o social significativo. La modificación del Acuerdo daría lugar a una reforma de la gobernanza que se consideraría un punto de partida clave para la modernización del Acuerdo y también debería generar una participación más activa de los miembros en la OIC.

4.REPERCUSIONES PRESUPUESTARIAS

No se estima que la apertura de las negociaciones tenga repercusiones presupuestarias.

Recomendación de

DECISIÓN DEL CONSEJO

por la que se autoriza la apertura de negociaciones para modificar el Acuerdo Internacional del Café de 2007

EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y en particular su artículo 218, apartados 3 y 4,

Vista la Recomendación de la Comisión Europea,

Considerando lo siguiente:

(1)La Unión es Parte Contratante en el Acuerdo Internacional del Café de 2007 («el Acuerdo») y miembro de la Organización Internacional del Café (OIC). Mediante la Decisión 2008/579/CE del Consejo 1 , la Unión celebró el Acuerdo, que entró en vigor el 2 de febrero de 2011.

(2)De conformidad con el artículo 9 del Acuerdo, el Consejo Internacional del Café (CIC) es el organismo responsable de desempeñar todas las funciones necesarias para dar cumplimiento a las disposiciones del Acuerdo, en su calidad de máxima autoridad de la OIC.

(3)Con arreglo al artículo 49 del Acuerdo, el CIC puede proponer que los Miembros tomen una decisión sobre una enmienda del Acuerdo. El artículo 14 del Acuerdo estipula que todas las decisiones del CIC deben adoptarse en principio por consenso. A falta de consenso, el CIC debe adoptar decisiones por mayoría distribuida del 70 % o más de los votos de los Miembros exportadores presentes y votantes, y del 70 % o más de los votos de los Miembros importadores presentes y votantes, contados por separado.

(4)A petición del CIC, se ha creado un Grupo de Trabajo sobre la Revisión del Acuerdo. Este Grupo de Trabajo considera que las tres cuestiones principales para la revisión parcial del Acuerdo son la gobernanza de la OIC, el sistema de votación y contribución, y la participación del sector privado y de la sociedad civil en las actividades de la OIC. A este respecto, el Grupo de Trabajo está elaborando propuestas de enmiendas del Acuerdo, supeditadas a la aprobación del CIC.

(5)Redunda en interés de la Unión reformar el Acuerdo para adaptarlo a las prácticas que la Unión promueve en otros organismos internacionales de productos básicos, y tener en cuenta las novedades que se han producido en el mercado mundial del café desde 2007.

(6)Por lo tanto, procede autorizar a la Comisión a entablar negociaciones para la revisión parcial del Acuerdo.

HA ADOPTADO LA PRESENTE DECISIÓN:

Artículo 1

Se autoriza a la Comisión a negociar, en nombre de la Unión, modificaciones del Acuerdo Internacional del Café de 2007.

Artículo 2

Las directrices de negociación figuran en el anexo.

Artículo 3

Las negociaciones se llevarán a cabo en consulta con el Grupo «Productos Básicos».

Artículo 4

La destinataria de la presente Decisión es la Comisión.

Hecho en Bruselas, el

   Por el Consejo

   El Presidente / La Presidenta

(1)    Decisión 2008/579/CE del Consejo, de 16 de junio de 2008, relativa a la firma y la celebración en nombre de la Comunidad Europea del Acuerdo Internacional del Café de 2007 (DO L 186 de 15.7.2008, p. 12).
Top

Bruselas, 8.7.2021

COM(2021) 374 final

ANEXO

de la

Recomendación de Decisión del Consejo

por la que se autoriza la apertura de negociaciones para modificar el Acuerdo Internacional del Café de 2007


ANEXO

Directrices de negociación relativas al Acuerdo Internacional del Café de 2007

La Comisión podrá entablar negociaciones con las demás Partes Contratantes del Acuerdo Internacional del Café de 2007 («el Acuerdo») en el seno de la Organización Internacional del Café (OIC) con vistas a modernizar el Acuerdo, teniendo en cuenta la evolución del sector del café.

La revisión del Acuerdo debería mejorar la gobernanza de la OIC, evaluar el equilibrio de los sistemas de votación y de contribución y abordar la integración del sector privado y de la sociedad civil en las actividades de la OIC.

La Unión forma parte del Grupo de Trabajo de la OIC sobre el Futuro del Acuerdo (WGFA), que está elaborando recomendaciones para introducir cambios en el Acuerdo de 2007 y que responderán a los objetivos propuestos por los Estados miembros de la Unión en los organismos internacionales de productos básicos.

Las directrices de negociación deben tener en cuenta los objetivos de simplificación y racionalización del Acuerdo, manteniendo al mismo tiempo el papel intergubernamental de la OIC en favor del cual se han comprometido los miembros de la OIC.

1.Gobernanza

Consejo Internacional del Café (CIC)

Por lo que se refiere a la periodicidad de las reuniones del CIC, debe mantenerse el sistema actual de dos reuniones al año. Una de las reuniones podría ser virtual.    

El mandato del presidente y del vicepresidente del CIC deberían ser de un año, a fin de facilitar la participación de todos los miembros de la OIC en el procedimiento de toma de decisiones. El vicepresidente podría desempeñar un papel más importante en el CIC. Para aprovechar la experiencia adquirida, el vicepresidente podrá expresar al CIC su interés por ser presidente después del primer año. El CIC podrá expresar su aceptación si el vicepresidente ha demostrado ser apto.

Comités de la OIC

Si es pertinente para sus actividades, debe fomentarse la fusión de los comités de la OIC como parte de la racionalización de la OIC. Debe fomentarse una mayor participación de los miembros en las actividades de los comités.

Conferencia Mundial del Café (CMC)

Debe mantenerse la periodicidad actual de una CMC de alto nivel cada cuatro o cinco años, pero con flexibilidad, a fin de adaptarse a circunstancias específicas o a una situación particular (por ejemplo, cambios en la situación del mercado del café, acontecimientos externos que repercutan en el sector del café, etc.).

2.Votos y contribuciones

Miembros exportadores e importadores

La distinción entre miembros exportadores y miembros importadores debe mantenerse como principio básico pertinente para el procedimiento de toma de decisiones en muchos organismos internacionales de productos básicos.

Método de cálculo de los votos y de la contribución

El sistema actual basado en los volúmenes de café exportados o importados parece ser el más sencillo y fiable para calcular los derechos de voto y las contribuciones financieras de cada miembro al presupuesto administrativo de la OIC. Sin embargo, podría examinarse la pertinencia de otros sistemas (por ejemplo, el valor de las exportaciones/importaciones, sistemas mixtos, etc.) utilizados en otros organismos internacionales de productos básicos, indicándose las consecuencias que entrañaría su aplicación para la OIC.

3.Participación del sector privado y de la sociedad civil

El sector privado y la sociedad civil deberían estar mejor integrados en el procedimiento de trabajo de la OIC. Deberían explorarse diferentes fórmulas para hallar la mejor manera de que participen más estrechamente en el contexto de un acuerdo modernizado.

Por lo que se refiere a la admisibilidad del sector privado, el Acuerdo debería reconocer su diversidad, que va de los pequeños productores a las grandes empresas multinacionales, y los respectivos papeles que pueden desempeñar en la OIC.

Sería preferible fomentar la participación de asociaciones comerciales/profesionales, pero si se propusiera la participación de empresas concretas en la OIC, debería estudiarse la instauración de garantías jurídicas específicas para garantizar la independencia de la OIC.

El proceso de aprobación de la participación del sector privado y de la sociedad civil, en el caso de empresas u organizaciones nacionales, debe pasar por el miembro de la OIC correspondiente.

No obstante, cualquier avance hacia una mejor integración del sector privado debe preservar el carácter intergubernamental de la OIC.

Top