Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52018DC0065

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES Una perspectiva creíble de ampliación y un mayor compromiso de la UE con los Balcanes Occidentales

COM/2018/065 final

Estrasburgo,6.2.2018

COM(2018) 65 final

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

Una perspectiva creíble de ampliación y un mayor compromiso de la UE con los Balcanes Occidentales


UNA PERSPECTIVA CREÍBLE DE AMPLIACIÓN Y UN MAYOR COMPROMISO DE LA UE CON LOS BALCANES OCCIDENTALES

En su Discurso sobre el Estado de la Unión de 2017, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, reiteró el futuro europeo de los países de los Balcanes Occidentales:

«Si queremos una mayor estabilidad en los países de la vecindad, también hemos de mantener una perspectiva creíble de ampliación para los Balcanes Occidentales. Está claro que no habrá ninguna ampliación durante el mandato de esta Comisión y este Parlamento. Ningún candidato está preparado. Pero, más adelante, la UE tendrá más de 27 miembros. Los candidatos a la adhesión deberán otorgar la máxima prioridad al Estado de Derecho, la justicia y los derechos fundamentales en las negociaciones».

Los Jefes de Estado y de Gobierno han apoyado constantemente la senda europea de la región, siendo la más reciente manifestación al respecto las conclusiones del Presidente del Consejo Europeo de marzo de 2017:

«El Consejo Europeo [...] reitera su apoyo inequívoco a la perspectiva europea de los Balcanes Occidentales. El Consejo Europeo, que se congratula de los progresos realizados por los países de la región, destaca que la UE sigue decidida y comprometida a todos los niveles a apoyarlos en la ejecución de las reformas y los proyectos orientados hacia la UE».

Los Balcanes Occidentales forman parte de Europa, pues están rodeados geográficamente por Estados miembros de la UE. Los pueblos de la UE y de la región tienen una historia y un patrimonio común y un futuro definido por oportunidades y retos compartidos. Desde hace tiempo, la Unión está firmemente comprometida en la región, pues ya con ocasión del Consejo Europeo de Salónica de 2003 respaldó su futuro como parte integrante de la UE.

Desde entonces, la perspectiva europea de la región ha ayudado a los países a aplicar reformas políticas y económicas generales y una mejora de los procesos democráticos. La liberalización de visados y una cooperación regional muy mejorada están fomentando unas sociedades más abiertas. En 2016, el comercio total de la región con la UE superó los 43 000 millones EUR, lo que supone un incremento del 80 % con respecto a 2008 y trasluce un gran potencial de crecimiento. Las empresas de la UE son también los principales inversores en los Balcanes Occidentales, con más de 10 000 millones EUR de inversión directa extranjera en los últimos cinco años. La interrelación y la interdependencia de la región con la Unión Europea quedaron de manifiesto durante la crisis migratoria. Los países de la región actúan cada vez en mayor medida como socios en la escena mundial.

Esta perspectiva, firme y basada en los méritos, de adhesión a la UE de los Balcanes Occidentales redunda en el propio interés político, de seguridad y económico de la Unión. Se trata de una inversión geoestratégica en una Europa estable, fuerte y unida basada en valores comunes, de una poderosa herramienta para promover la democracia, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos fundamentales. Una perspectiva de adhesión creíble es el motor fundamental de la transformación en la región y, por lo tanto, mejora nuestra integración colectiva, seguridad, prosperidad y el bienestar social, además de seguir siendo esencial para impulsar la reconciliación y la estabilidad.

Por otro lado, la política de ampliación de la UE debe formar parte de la estrategia más amplia para reforzar la Unión de aquí a 2025 fijada por el presidente Juncker en su Discurso sobre el Estado de la Unión de septiembre de 2017. Se trata de una inversión en la seguridad, el crecimiento económico y la influencia y la capacidad de la UE para proteger a sus ciudadanos.

No obstante, nuestra Unión debe ser más fuerte y sólida antes de que pueda ampliarse. Por ello, y en consonancia con su Hoja de ruta para una Europa más unida, más fuerte y más democrática 1 , a lo largo del presente año la Comisión presentará una serie de iniciativas encaminadas a mejorar el marco democrático, institucional y político para la Unión de 2025, sobre la base de los Tratados actuales. En particular, estas iniciativas incluirán propuestas para mejorar la eficacia de la toma de decisiones en el seno de la UE, reforzando la votación por mayoría cualificada en ámbitos como la política exterior o las cuestiones relacionadas con el mercado interior.

En esa fecha, la UE podría tener más de 27 Estados miembros. Ya están en curso negociaciones de adhesión con Montenegro y Serbia. Con una fuerte voluntad política, la materialización de reformas reales y sostenidas, y soluciones definitivas a los conflictos con sus vecinos, ambos países podrían estar potencialmente listos para la adhesión en 2025. Esta perspectiva es extremadamente ambiciosa; que se consiga dependerá enteramente de los méritos objetivos y de los resultados de cada país.

Todos los países de los Balcanes Occidentales deben redoblar sus esfuerzos urgentemente, abordar reformas vitales y completar su transformación política, económica y social, implicando a partes interesadas procedentes de todo el espectro político y de la sociedad civil. La adhesión a la UE es mucho más que un proceso técnico; se trata de una elección generacional basada en valores fundamentales que cada país debe incorporar de manera más activa, desde su política exterior y regional hasta lo que se enseña a los niños en la escuela.

Los países de los Balcanes Occidentales tienen ahora una oportunidad histórica para ligar firme e inequívocamente su futuro a la Unión Europea, y para ello deberán actuar con determinación. La adhesión es y seguirá siendo un proceso basado en los méritos y en los progresos objetivos realizados por cada país. Los países podrán alcanzarse o sobrepasarse unos a otros en función de los progresos realizados.

La Comisión está dispuesta a preparar recomendaciones con objeto de abrir negociaciones de adhesión con Albania y la antigua República Yugoslava de Macedonia, siempre que se cumplan unas condiciones previas. Con un esfuerzo y un compromiso continuados, Bosnia y Herzegovina podría convertirse en un país candidato a la adhesión. Kosovo 2* tiene la oportunidad de lograr un progreso sostenible a través de la aplicación del Acuerdo de Estabilización y Asociación y de avanzar en la senda europea una vez que las circunstancias objetivas lo permitan.

La vida cotidiana en los Balcanes Occidentales debería parecerse progresivamente a la vida en la Unión Europea. En última instancia, los ciudadanos aspiran a habitar países prósperos y que ofrezcan igualdad de oportunidades, en los que el Estado de Derecho sea fuerte y la corrupción haya sido erradicada. La presente estrategia establece el modo en que, con un mayor apoyo de la UE, e incluso mediante la participación en determinados programas y políticas de la Unión, los países de los Balcanes Occidentales ya pueden beneficiarse de una mayor estabilidad y prosperidad que, a su vez, facilitará el progreso en su senda europea.

I.UNA PERSPECTIVA DE AMPLIACIÓN CREÍBLE REQUIERE ESFUERZOS Y REFORMAS CREÍBLES EN LOS BALCANES OCCIDENTALES 3

Los países de los Balcanes Occidentales podrán ingresar en la Unión Europea cuando se cumplan las condiciones establecidas en el artículo 49 del Tratado de la Unión Europea, incluidos los criterios de Copenhague. Aunque ninguno de estos países cumple dichas condiciones actualmente, la región ha recorrido un largo camino desde finales del decenio de 1990 y en general ha realizado avances significativos tanto con respecto a las reformas como para superar el devastador legado de las guerras y los conflictos. Pero, a fin de que todos los países cumplan todas las condiciones de la adhesión y refuercen sus democracias, todavía son necesarias reformas completas y convincentes en ámbitos cruciales, en particular en relación con el Estado de Derecho, la competitividad y la cooperación regional, y la reconciliación.

En primer lugar, el Estado de Derecho debe reforzarse significativamente. En la actualidad, los países muestran claros elementos de captura del Estado, incluidos vínculos con la delincuencia organizada y corrupción en todos los niveles del Gobierno y la Administración, así como un entrelazamiento de intereses públicos y privados. Todo ello alimenta un sentimiento de impunidad y desigualdad. También hay una extendida interferencia política en los medios de comunicación y en el control de los mismos. Un sistema judicial claramente sólido e independiente, así como Gobiernos y Administraciones responsables, son esenciales para lograr el necesario cambio social duradero.

En segundo lugar, partes críticas de las economías de la región no son competitivas debido a un exceso de injerencia política indebida y a un sector privado infradesarrollado. Ninguno de los países de los Balcanes Occidentales puede considerarse actualmente una economía de mercado que funcione y que tenga capacidad para hacer frente a la presión competitiva y a las fuerzas del mercado en la Unión. A pesar de todos los progresos de reforma, siguen existiendo problemas estructurales, lo que a su vez repercute en los mercados laborales y las oportunidades de empleo, en particular para los jóvenes.

En tercer lugar, persisten importantes disputas bilaterales entre los países de la región todavía no resueltas. La UE no aceptará importar estas disputas y la inestabilidad que podrían arrastrar consigo. Deberán hallarse y aplicarse soluciones definitivas y vinculantes antes de que un país pueda ingresar en la UE.

Por último, pero no menos importante, la adhesión a la UE es una elección que precisa un consenso político y social y el apoyo de los corazones y las mentes de la población. Los líderes no pueden manifestar ninguna ambigüedad sobre el lugar al que pertenecen los Balcanes Occidentales y la dirección que siguen. Esto es necesario para garantizar y mantener el apoyo de sus propios ciudadanos y de los de la UE, y debe reflejarse en las manifestaciones de los dirigentes y el acercamiento a los ciudadanos.

Las respectivas sendas europeas de los países de los Balcanes Occidentales están flanqueadas por varias iniciativas, como el Proceso de Berlín 4 , plataformas sectoriales como la Comunidad de la Energía y la Comunidad del Transporte, y actores regionales, como el Consejo de Cooperación Regional.

Corresponde ahora a las autoridades de los países, con el apoyo de sus sociedades, asumir las bien conocidas condiciones para la adhesión y obtener resultados. Para que la hipótesis más optimista se haga realidad, deben adoptarse medidas ahora. En última instancia, los ciudadanos de la región juzgarán a sus propios Gobiernos en la medida en que muestren disposición y sean capaces de plasmar sus ambiciones europeas.

1.    Estado de Derecho, derechos fundamentales y gobernanza

Abordar las reformas en el ámbito del Estado de Derecho, los derechos fundamentales y la buena gobernanza sigue constituyendo el reto más acuciante para los Balcanes Occidentales. También es el punto de referencia clave que la UE utilizará para juzgar las perspectivas de estos países. La región debe adoptar estos valores fundamentales de la UE de manera mucho más firme y creíble. Su incumplimiento constituye asimismo un efecto disuasorio para la inversión y el comercio. Reforzar el Estado de Derecho no es solo una cuestión institucional, sino que requiere una transformación social.

La independencia, la calidad y la eficiencia del sistema judicial deben estar garantizadas. La independencia del poder judicial y de los jueces es esencial para garantizar la equidad y la responsabilidad de los brazos ejecutivo y legislativo del Estado. Se trata de una condición previa para cualquier sociedad democrática basada en el Estado de Derecho y para su desarrollo económico.

Los países tienen que erradicar definitivamente la corrupción. Unas instituciones fuertes e independientes son cruciales para prevenir y combatir la corrupción y realizar investigaciones e impulsar acciones legales más eficaces que desemboquen en sentencias firmes que sean ejecutadas y que incluyan sanciones disuasorias. Las estructuras de las fiscalías especializadas en la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada y los órganos judiciales deben reforzarse de manera significativa, incluyendo la asignación de unidades especiales de policía a las fiscalías. Deben definirse y aplicarse medidas como el decomiso de los activos adquiridos de forma ilegal, la pérdida del derecho a ocupar cargos públicos, un cumplimiento más estricto de las normas aplicables a los funcionarios públicos, así como una información accesible y mecanismos de reclamación a disposición de los ciudadanos.

Los países también deben establecer un marco sólido para prevenir la corrupción. Es necesaria una mayor transparencia en la gestión de los fondos públicos, especialmente en todas las etapas de la contratación pública, un ámbito particularmente propenso a la corrupción. En los Balcanes Occidentales se han registrado varios ejemplos de procedimientos confidenciales de licitaciones de productos y de adjudicación de algunos grandes contratos sin licitación pública. También ha habido acusaciones de favoritismo en favor de subcontratistas locales con buenas conexiones políticas y de pagos ilícitos. Los países deberían incrementar sustancialmente la transparencia, la competitividad y la limpieza de las licitaciones públicas, limitar el uso de los procedimientos confidenciales e introducir salvaguardias que excluyan la influencia política en los licitadores. El uso transparente y accesible al público de la contratación pública electrónica debería permitir que los ciudadanos vean claramente el uso que se da a sus impuestos, desde la licitación inicial hasta la ejecución final de los contratos. La responsabilidad de los gestores y una cultura de control interno en las instituciones públicas son también cruciales.

La presencia de la delincuencia organizada en los Balcanes Occidentales sigue siendo notoria, ya se manifieste en forma de trata de seres humanos, drogas o armas o como riesgo de infiltración de delincuentes en los sistemas político y económico. Las autoridades deben desmantelar las redes delictivas y su base económica de forma más eficaz, haciendo un uso sistemático de las investigaciones financieras y aplicando instrumentos más específicos, como el embargo preventivo de los productos del delito, el decomiso a terceros, la inversión de la carga de la prueba en lo que respecta a determinados tipos de activos, el decomiso sin condena para combatir los casos de enriquecimiento inexplicable, los requisitos de prueba de la propiedad para las empresas y el fortalecimiento de la cooperación judicial. De forma urgente deben lograrse resultados concretos y duraderos en la lucha contra la corrupción, el blanqueo de dinero y la delincuencia organizada.

Los derechos fundamentales se plasman en gran medida en la legislación de los países de los Balcanes Occidentales, pero hay que hacer más para garantizar que se apliquen plenamente en la práctica. Debe prestarse especial atención a garantizar la libertad de expresión y la independencia de los medios de comunicación como pilar de la democracia. Se necesitan esfuerzos decisivos para proteger a las minorías y luchar contra la discriminación, sobre todo la que afecta a la población gitana (cuya integración social debe potenciarse más decididamente) y la comunidad LGBTI. Debe también garantizarse la igualdad entre mujeres y hombres y abordarse la violencia doméstica.

Consolidar el funcionamiento de las instituciones democráticas es esencial. Ello incluye garantizar un diálogo constructivo en todo el espectro político, especialmente en el seno de los Parlamentos. Los Gobiernos tienen que garantizar que la oposición pueda desempeñar plenamente su papel y la oposición ha de implicarse constructivamente en el proceso democrático. Las elecciones deben ser libres y justas y las recomendaciones de las misiones de observación electoral deben aplicarse adecuadamente. Las normas relativas a la financiación pública y privada de los partidos políticos también requieren una reforma a fondo.

La reforma de la Administración pública es esencial para mejorar la gobernanza a todos los niveles. Esto incluye la mejora de la calidad y la rendición de cuentas de la Administración, así como el aumento de la profesionalidad, la despolitización y la transparencia, también en lo que se refiere a la contratación y el despido, una gestión más transparente de las finanzas públicas y mejores servicios para los ciudadanos. También debe encontrarse un equilibrio adecuado entre los Gobiernos centrales, regionales y locales.

Los Gobiernos deben garantizar que las partes interesadas puedan participar activamente en la reforma y el proceso de elaboración de políticas, por ejemplo mediante diálogos estructurados e inclusivos sobre las prioridades de reforma con la participación de una sociedad civil capacitada. Por ello resulta crucial un entorno propicio para las organizaciones de la sociedad civil.

Todas estas reformas siguen siendo centrales en el camino de la región hacia la UE. Solo con la obtención de resultados tangibles y sostenibles se logrará un impulso creíble.

2.    Fortalecimiento de la economía

La región de los Balcanes Occidentales tiene un considerable potencial económico. La tasa de crecimiento es superior a la de la UE, se trata de un mercado cada vez más interesante para los bienes y servicios de la UE y se está convirtiendo paulatinamente en parte de las cadenas de valor europeas. El grado de integración económica con la Unión es ya muy elevado debido a los Acuerdos de Estabilización y Asociación.

Sin embargo, son necesarios esfuerzos adicionales para aumentar la competitividad de las economías de los Balcanes Occidentales, hacer frente a la elevada tasa de desempleo, especialmente entre los jóvenes, aumentar la prosperidad y crear oportunidades de negocio a escala local. Unas economías con mayores niveles de competencias también contribuirán a atenuar la fuga de cerebros que existe, transformándola en una circulación de cerebros. Esta modernización de las economías regionales, a su vez, atraerá más inversión privada de la UE e incrementará la demanda de bienes y servicios de la UE en los Balcanes Occidentales. Las necesarias reformas estructurales deben estar respaldadas por políticas económicas y presupuestarias apropiadas.

Las economías de la región se enfrentan a muchas deficiencias estructurales, unos mercados ineficientes y rígidos, baja productividad, acceso limitado a financiación, derechos de propiedad poco claros y un entorno normativo complicado, lo que contribuye a una baja competitividad y un elevado nivel de desempleo. En general, los niveles de inversión y las tasas de crecimiento son insuficientes para reducir significativamente la diferencia con la UE. El desarrollo económico se ve también obstaculizado por una economía sumergida endémica. La participación del Estado y las interferencias políticas indebidas en la economía siguen siendo altas, mientras que la política de competencia y otras políticas complementarias son aún demasiado débiles. Deben aplicarse con mayor rigor las reformas estructurales subrayadas en los programas de reforma económica, dándose prioridad a medidas para hacer frente a los retos sociales y al desempleo estructural. Los procesos de privatización deben avanzar con total transparencia, dándose prioridad a la reforma de las empresas públicas y haciendo frente a la corrupción. El potencial de crecimiento y la competitividad siguen viéndose dificultados por deficiencias del Estado de Derecho y por el deficiente funcionamiento de las instituciones.

Una integración económica fructífera de la región y con la UE solo será posible con una mayor conectividad. Demasiadas obligaciones de los acuerdos regionales todavía no han sido concretadas. Los países deben cumplir plenamente lo dispuesto en el Tratado de la Comunidad de la Energía y el Tratado de la Comunidad del Transporte, y en las normas de la UE relativas a la Zona Europea Común de Aviación, en virtud de las cuales se han comprometido a adoptar el acervo comunitario en materia de energía y transporte, así como las normas correspondientes (por ejemplo, medio ambiente y competencia) mucho antes de la adhesión.

La región también debe garantizar que los acuerdos y compromisos existentes sean operativos, por ejemplo en el contexto del Acuerdo de Libre Comercio de Europa Central, que debe reformarse para responder mejor a las necesidades de la región. La adopción de un plan de acción plurianual para el desarrollo de un Espacio Económico Regional, acordado por los dirigentes de los países de los Balcanes Occidentales en julio de 2017, es prometedora, pues su aplicación reforzará aún más el comercio, la inversión y la movilidad dentro de la región y con la UE. También ayudará a integrar los mercados en las cadenas de valor europeas y mundiales, a fomentar la digitalización de las economías de la región, así como a acelerar el espíritu empresarial y el desarrollo de capacidades, la investigación y la innovación y el crecimiento inteligente.

3.    Aplicación de las reglas y normas de la UE 

Asuntos esenciales como el Estado de Derecho, los derechos fundamentales, la consolidación de las instituciones democráticas, la reforma de la Administración pública, así como el desarrollo económico y la competitividad siguen siendo prioridades clave en el proceso de ampliación. Constituyen la base para que cualquier Estado que quiera ingresar en la UE se cerciore de que dispone de la capacidad administrativa y judicial necesaria para aplicar correctamente las reglas y normas de la UE, no solo en teoría, sino también en la práctica.

Aún queda mucho por hacer en todos los ámbitos para adaptarse al acervo de la UE, establecer o consolidar las instituciones competentes, así como garantizar la capacidad de ejecución, tanto desde el punto de vista del acervo relativo al mercado único, la política social, la energía y el transporte, como de la legislación medioambiental de la UE.

La aplicación de las obligaciones derivadas de los Acuerdos de Estabilización y Asociación y otros acuerdos sectoriales apoyará los preparativos para cumplir los requisitos de la adhesión a la UE. Debería hacerse pleno uso de la importante ayuda técnica disponible, en particular el apoyo al desarrollo institucional a través del Instrumento de Asistencia Técnica e Intercambio de Información.

4.    Reconciliación, buenas relaciones de vecindad y cooperación regional como requisitos previos para la adhesión 

La cooperación regional y las buenas relaciones de vecindad son una condición esencial para que los países avancen en sus respectivas trayectorias europeas. Además de iniciativas regionales existentes, como el Consejo de Cooperación Regional, los formatos de cooperación política hasta el más alto nivel impulsados por las regiones y las últimas cumbres han dado un nuevo impulso. Esto debe explotarse en mayor medida con el fin de seguir contribuyendo a la estabilización política y la creación de oportunidades económicas.

Junto con una mejor cooperación regional, es fundamental redoblar los esfuerzos en pro de la reconciliación, con el fin de consolidar firmemente la paz y asegurar una estabilidad duradera en la región. Las heridas del decenio de 1990 todavía necesitan tiempo para curar, pero transcurridos 25 años ha llegado el momento de abordar las cuestiones pendientes con un vigor renovado. Todos los países deben comprometerse inequívocamente, tanto de palabra como con hechos, a superar la herencia del pasado, logrando la reconciliación y resolviendo los problemas pendientes mucho antes de su adhesión a la UE.

La cooperación regional, las buenas relaciones de vecindad y la reconciliación no pueden imponerse desde el exterior. Los líderes de la región deben asumirlas plenamente y predicar con el ejemplo. Deben evitar y condenar toda declaración o acto que pueda azuzar las tensiones interétnicas, y contrarrestar activamente cualquier discurso nacionalista. En la UE no hay lugar para la retórica incendiaria y menos aún para el ensalzamiento de criminales de guerra de cualquiera de los bandos. El proceso de justicia transicional está incompleto. Deben abordarse urgentemente cuestiones sensibles pendientes como la tramitación de los expedientes de crímenes de guerra, también mediante la plena cooperación con el Mecanismo Internacional de los Tribunales Penales y las salas especializadas para Kosovo, la suerte de los desaparecidos, los refugiados y los desplazados internos, así como la identificación y retirada de las minas antipersona en la región.

El papel de la educación debe recibir mayor prioridad en términos de fomento de la tolerancia, promoción de los valores europeos y refuerzo de la cohesión social. Los Balcanes Occidentales deben invertir más en su población joven, los futuros ciudadanos de la UE, y darles una perspectiva de futuro, no de pasado. La cooperación en el ámbito de la cultura en y con la región también debe mejorar.

La política de ampliación de la UE debe seguir exportando estabilidad. Por lo tanto, la UE no puede importar y no importará conflictos bilaterales. Estos deben ser solucionados urgentemente por las partes implicadas. La consecución de este objetivo se verá facilitada por un clima de buenas relaciones de vecindad, pero también será una prueba de fuego de la solidez de estas relaciones. En caso de que las disputas fronterizas aún no hayan sido resueltas bilateralmente, las partes deberán someterse incondicionalmente a un arbitraje internacional vinculante y definitivo, cuyas sentencias deberían aplicarse plenamente y ser respetadas por las partes antes de la adhesión, y ser tenidas en cuenta al redactar los tratados de adhesión correspondientes. La Comisión seguirá con especial atención el proceso de solución de estos litigios y prestará apoyo, según proceda. Todos los países deben abstenerse de hacer un uso incorrecto de las cuestiones pendientes en el proceso de adhesión a la UE. Como cuestión de principio, los países mejor situados en la senda hacia la UE tienen un interés estratégico en apoyar y no en boicotear las aspiraciones de sus vecinos. Los países de la región son interdependientes y avanzarán más deprisa si colaboran durante el proceso.

Sin una normalización de las relaciones entre Belgrado y Pristina efectiva y total, mediante el diálogo facilitado por la UE, no puede haber una estabilidad duradera en la región. Un acuerdo de normalización, general y jurídicamente vinculante, es urgente y crucial para que Serbia y Kosovo puedan avanzar en sus respectivas trayectorias europeas.

5.    Próximas etapas de los Balcanes Occidentales en sus respectivas trayectorias europeas 

En los próximos años, todos los países de los Balcanes Occidentales podrán seguir avanzando en sus respectivas trayectorias europeas, sobre la base de sus propios méritos y a la velocidad a la que puedan materializarlas. Montenegro y Serbia son los mejores situados en el proceso actual y el subapartado siguiente ilustra las restantes etapas en su camino. Albania y la antigua República Yugoslava de Macedonia están haciendo importantes progresos en su senda hacia la UE y la Comisión está dispuesta a recomendar la apertura de negociaciones de adhesión con ambos países, siempre que se cumplan unas determinadas condiciones. La Comisión empezará a elaborar un dictamen sobre la solicitud de adhesión de Bosnia y Herzegovina, tras la recepción de las respuestas completas al cuestionario. Con un esfuerzo y un compromiso continuados, Bosnia y Herzegovina podría convertirse en un país candidato a la adhesión. Kosovo tiene la oportunidad de lograr un progreso viable a través de la aplicación del Acuerdo de Estabilización y Asociación, y de avanzar en la senda europea una vez que las circunstancias objetivas lo permitan. Sus ambiciones europeas también se beneficiarán considerablemente de un acuerdo definitivo de normalización de las relaciones con Serbia.

5.1.    Descripción orientativa de las medidas necesarias para que Montenegro y Serbia puedan completar el proceso de adhesión en 2025 

Este apartado establece las principales medidas y condiciones de las negociaciones en la perspectiva de una adhesión en 2025. Esta descripción es meramente orientativa, se basa en el escenario más favorable y no tiene un carácter automático, puesto que el proceso es y seguirá siendo objetivo y basado en los méritos. Sirve para ilustrar la rapidez con la que las reformas de transformación indicadas anteriormente tendrían que ser adoptadas y aplicadas para que este escenario se concretase. Cada país será evaluado de forma independiente según sus propios méritos con arreglo a los avances realizados en el cumplimiento de las condiciones establecidas.

ØCumplimiento de criterios de referencia provisionales:

Resulta vital prestar aún más atención al cumplimiento de los criterios de referencia provisionales en el ámbito del Estado de Derecho. Dichos requisitos y condiciones son claramente enunciados por la Comisión en sus informes periódicos. Ahora, los líderes de los países deben hacer frente a los retos existentes y aclarar sus compromisos. En el caso de Serbia, deben cumplirse los criterios de referencia provisionales relacionados con la normalización de las relaciones con Kosovo (capítulo 35), incluida la celebración urgente de un acuerdo general y jurídicamente vinculante de normalización.

ØDefinición de posiciones comunes de la UE en ámbitos de actuación clave:

La Comisión preparará una Comunicación con las evaluaciones de los efectos de la adhesión en ámbitos clave como la agricultura, la política de cohesión y el presupuesto. Esto permitirá a los Estados miembros definir las posiciones comunes de la UE para las negociaciones en los capítulos correspondientes con plena comprensión del probable impacto, así como definir las medidas transitorias. La aplicación del principio de la libre circulación de los trabajadores de los nuevos Estados miembros es un motivo de preocupación para los ciudadanos de la UE y de los Balcanes Occidentales. La naturaleza de las medidas transitorias en este campo tendrá, pues, que tratarse en las negociaciones. En el caso de Serbia, la aplicación del acuerdo general y jurídicamente vinculante de normalización de las relaciones con Kosovo tendrá que haber avanzado sustancialmente.

ØCierre de las negociaciones:

Una vez que todos los criterios de referencia de cierre para todos los capítulos se hayan cumplido, incluido un historial creíble y viable de aplicación de las reformas, los Estados miembros estarían en condiciones de aceptar cerrar las negociaciones generales en una conferencia intergubernamental. Sería necesario, en este sentido, un avance irreversible en el programa de reformas y, en el caso de Serbia, una aplicación irreversible del acuerdo general y jurídicamente vinculante alcanzado con Kosovo que refleje la consolidación de la plena normalización de las relaciones.

ØFirma del Tratado de Adhesión:

Una vez que el país o países hayan finalizado las negociaciones, el Tratado de Adhesión podrá firmarse, tras el dictamen de la Comisión, la aprobación del Parlamento Europeo y una Decisión del Consejo sobre la admisión de los nuevos Estados miembros.

ØAdhesión:

La adhesión podría producirse una vez completada la ratificación del Tratado de Adhesión en todos los Estados miembros de la UE y en el país o países adherentes, teniendo en cuenta los respectivos requisitos constitucionales de cada país.

II.    UNA PERSPECTIVA DE AMPLIACIÓN CREÍBLE PRECISA EL APOYO DE LA UNIÓN EUROPEA

La perspectiva de ampliación para los Balcanes Occidentales depende, ante todo, de los propios países. Por su parte, la UE debe mantener su credibilidad, firmeza y equidad, pero mejorando sus políticas a fin de apoyar mejor el proceso de transformación en la región. Y debe cumplir sus compromisos en la misma medida en que los Balcanes Occidentales cumplan los suyos, en pro de los intereses estratégicos de Europa.

El apartado que figura a continuación, junto con el Plan de acción recogido en el anexo, establecen una serie de iniciativas emblemáticas que representan un refuerzo significativo de las relaciones de la UE con los países de los Balcanes Occidentales, en interés mutuo. Estas iniciativas requerirán un apoyo concreto de las instituciones europeas, así como de los Estados miembros de la UE.

La política de ampliación de la UE y el proceso de estabilización y asociación, así como las herramientas e instrumentos que ofrecen siguen siendo la piedra angular de su ayuda a los países de los Balcanes Occidentales. La Comisión intentará mejorar la coordinación de todas las actividades pertinentes, también con otras partes interesadas, incluidas las instituciones financieras internacionales, y seguir promoviendo la participación regional, de importancia crucial para el avance de la región.

La UE debe reforzar su compromiso político con los Balcanes Occidentales, centrándose en ámbitos de interés común como la justicia y los asuntos de interior, incluida la seguridad y la lucha contra la delincuencia organizada, la economía y el mercado único, la energía, el transporte y la política digital, la política social, la educación, la investigación e innovación, los asuntos exteriores y la defensa.

La cooperación en estos ámbitos debería ir acompañada de una mayor participación de los Balcanes Occidentales en los Consejos informales, así como de contactos regulares a nivel ministerial. Por su parte, la Comisión, incluirá, en su caso, a los Balcanes Occidentales en los comités técnicos y grupos de trabajo de la Comisión. A raíz de la cumbre de los Balcanes Occidentales celebrada en Sofía en mayo de 2018, los líderes de la UE deben seguir trabajando con sus homólogos de los Balcanes Occidentales en las cumbres.

Las políticas internas de la UE y los programas de financiación pertinentes deben ampliarse a los Balcanes Occidentales, apoyándoles para utilizar mejor la participación existente en estos programas y redes de la UE.

La Comisión reforzará su asistencia técnica a los Balcanes Occidentales para ayudarles a adecuarse a la legislación de la EU y asegurar su aplicación efectiva en la práctica. También se impulsarán los intercambios con las administraciones de la región y se facilitarán los formatos de contactos interpersonales, por ejemplo, las colaboraciones entre municipios de la región con los de países de la UE.

Con el fin de proseguir el interés común de reforzar nuestra seguridad, los diálogos estructurados de Política Exterior y Seguridad Común y de Política Común de Seguridad y Defensa también deben ampliarse y reforzarse mediante una mayor contribución a misiones y operaciones de la UE en todo el mundo con los interlocutores adecuados, así como mediante el desarrollo de la participación en acciones relativas a amenazas híbridas, inteligencia, cuestiones espaciales y reforma del sector de la defensa y la seguridad. En este contexto, los países de los Balcanes Occidentales también deben acelerar su adaptación a todas las posiciones de la política exterior de la UE, incluyendo las medidas restrictivas. La adhesión a la UE es una opción que requiere compartir los principios, valores y objetivos que la Unión pretende fomentar en su vecindad y en el mundo, incluida una plena adhesión a la Política Exterior y de Seguridad Común.

1.    Refuerzo del apoyo al Estado de Derecho

Es preciso intensificar los esfuerzos para orientar las reformas relacionadas con el Estado de Derecho en la región y apoyar las medidas ambiciosas que deben adoptar los propios países. Las herramientas elaboradas durante las negociaciones con Montenegro y Serbia relativas a los capítulos correspondientes al Estado de Derecho deberían utilizarse también en otros países de los Balcanes Occidentales como un estímulo para la pronta adopción de reformas fundamentales. Esto incluirá el análisis de la legislación y las prácticas en este campo, lo que desembocará en el establecimiento de planes de acción detallados que den prioridad a cuestiones clave, y en un estrecho seguimiento de la aplicación y la consecución de resultados concretos.

Se derivarían grandes beneficios de unas mayores contribuciones de los Estados miembros y de expertos para apoyar la realización de reformas y presionar en ese sentido. Debería procederse a evaluaciones más detalladas del Estado de Derecho y las misiones de asesoramiento deberían extenderse al conjunto de los Balcanes Occidentales, basándose en la experiencia de anteriores misiones de asesoramiento. La supervisión de la aplicación y la ejecución debería mejorarse, en particular mediante revisiones inter pares basadas en casos y más sistemáticas, organizadas por la Comisión con la participación de expertos de los Estados miembros. Debería introducirse la observación de juicios en el ámbito de la corrupción y la delincuencia organizada grave y desarrollarse el trabajo relativo a los indicadores de aplicación de las reformas en marcha. El avance de las reformas judiciales debe medirse por la efectividad de la justicia que el sistema es capaz de ofrecer a los ciudadanos y las empresas.

Los marcos de negociación para Montenegro y Serbia ponen un especial énfasis en la necesidad de que las reformas del Estado de Derecho se aborden en una de las primeras fases de las negociaciones. La Comisión recomienda explotar en mayor medida la ventaja que ofrecen los marcos de negociación. Por consiguiente, debe exigirse una mejora sustancial en materia de Estado de Derecho, especialmente resultados concretos en la reforma judicial y la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada, antes de que puedan cerrarse provisionalmente las negociaciones técnicas sobre otros capítulos de la adhesión.

ØLa Comisión agrupará estas acciones en una iniciativa emblemática dirigida a reforzar el Estado de Derecho en los Balcanes Occidentales.

1.Refuerzo del compromiso en materia de seguridad y migración

Una cooperación estratégica y operativa reforzada entre la UE y los Balcanes Occidentales en materia de seguridad, en particular a través de las agencias pertinentes, es fundamental a la hora de abordar eficaz y eficientemente las amenazas de seguridad y terroristas existentes que afectan a la Unión en la región de los Balcanes Occidentales. La cooperación policial y judicial y el intercambio de información a nivel nacional y regional entre los socios de los Balcanes Occidentales también deben mejorarse.

Ya hay muchos trabajos en curso a nivel de la UE para ayudar a crear capacidades en los Balcanes Occidentales y facilitar la cooperación policial y judicial internacional con el fin de hacer frente a las amenazas procedentes de la delincuencia organizada y el terrorismo, incluida la radicalización que conduce al extremismo violento, el reto que suponen los combatientes terroristas extranjeros y el tráfico de armas y explosivos. Este compromiso debe reforzarse aún más, sobre la base de iniciativas exitosas en el ámbito de la seguridad y la lucha contra el terrorismo, y ser apoyado por el diálogo político en curso sobre seguridad entre la Unión y los socios de los Balcanes Occidentales, quienes (de forma puntual) deben estar asociados más estrechamente a los debates relevantes en materia de política de seguridad que están teniendo lugar en la UE.

Las agencias de la UE 5 , con el apoyo de Interpol, serán requeridas cada vez más para desempeñar un papel importante en el fomento de objetivos estratégicos y operativos, la cooperación policial y judicial, incluyendo el envío de funcionarios de enlace de Europol a la región y la promoción de equipos conjuntos de investigación. Deberían concluirse acuerdos de cooperación con Eurojust tan pronto como se establezcan las necesarias normas sobre protección de datos.

Una mayor participación en la lucha contra el terrorismo y la radicalización debe incluir el refuerzo de las capacidades estratégicas, legislativas e institucionales en los países asociados, basándose en diálogos específicos sobre lucha contra el terrorismo y en planes de acción conjuntos, así como continuando el despliegue de experiencias de lucha contra el terrorismo en los Balcanes Occidentales. Debería reforzarse la cooperación entre seguridad interior y exterior, con la ayuda de las agencias de la UE e Interpol, incluido el intercambio de información sobre los combatientes terroristas extranjeros y ampliando a los Balcanes Occidentales el apoyo de la Red para la Sensibilización frente a la Radicalización. Debe garantizarse la coherencia y las sinergias de las acciones a través de la Iniciativa Antiterrorista de los Balcanes Occidentales.

La cooperación operativa en la lucha contra los diversos tipos de delincuencia organizada en el contexto del ciclo de actuación debe ampliarse cada vez más para incluir también a los Balcanes Occidentales. Se prestará especial atención a un mayor apoyo al desarrollo de capacidades en el ámbito de la ciberseguridad y la lucha contra la ciberdelincuencia. Se reforzará la cooperación con las agencias de la UE pertinentes, como Europol y la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información.

Al mismo tiempo, resulta esencial impulsar la cooperación estratégica y operativa con los Balcanes Occidentales en materia de gestión de la migración y de las fronteras. Esto incluye garantizar el acceso a la protección internacional, la puesta en común de información pertinente (por ejemplo, análisis de riesgos), el refuerzo de los controles fronterizos, la aplicación efectiva de las medidas de readmisión y retorno, y la lucha contra la migración irregular y el tráfico de migrantes. También es necesario el refuerzo de la cooperación internacional y regional (en particular con las agencias de la UE 6 y los funcionarios de enlace destinados en la región) y proseguir la consolidación de las capacidades de gestión de las fronteras y de la migración.

Así pues, la Comisión propone continuar el proceso de conclusión de acuerdos sobre el estatuto de la Guardia Europea de Fronteras y Costas con los socios de los Balcanes Occidentales, estableciendo un marco jurídico claro y salvaguardias para intensificar la cooperación operativa. Esto debería incluir la posibilidad de desplegar y efectuar acciones operativas conjuntas de las autoridades nacionales competentes de los Estados miembros de la UE y de los países de los Balcanes Occidentales, junto con la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas. También es fundamental profundizar la cooperación regional y el intercambio de información entre la Unión y los Balcanes Occidentales en este ámbito.

Para hacer un seguimiento de las diversas acciones que deben ejecutar las agencias de la UE en relación con los Balcanes Occidentales, la Comisión tiene la intención de crear y coordinar un grupo operativo interinstitucional de la UE, en consonancia con sus respectivos mandatos.

ØLa Comisión agrupará estas acciones en una iniciativa emblemática dirigida a reforzar el compromiso en materia de seguridad y migración en los Balcanes Occidentales.

2.Apoyo al desarrollo socioeconómico

Invertir en los Balcanes Occidentales equivale a invertir en Europa; las inversiones solo crecerán si se refuerza la gobernanza económica y prosiguen las reformas estructurales destinadas a incrementar la competitividad. Las medidas que figuran a continuación persiguen este objetivo y apoyan el crecimiento y la creación de empleo, en particular para la juventud de la región. El Marco de Inversión para los Balcanes Occidentales, financiado con cargo al Instrumento de Ayuda de Preadhesión, centrará cada vez más las inversiones en la región. A tal efecto, se ampliará con el fin de atraer más donantes bilaterales y de coordinar las inversiones de estos con las de las instituciones financieras internacionales. Se prevé un aumento de la financiación en los ámbitos del transporte, la energía, el sector social, el medio ambiente y el desarrollo del sector privado, incluida la economía digital. Con objeto de vincular el desarrollo socioeconómico de la región a las prioridades de inversión de la Unión, la Comisión también pretende reforzar significativamente la concesión de garantías mediante el Marco de Inversión para los Balcanes Occidentales, con objeto de atraer inversión privada a la región de forma plenamente complementaria con las iniciativas existentes. Con vistas al próximo marco financiero plurianual, los Balcanes Occidentales también deben ser cubiertos adecuadamente por los futuros acuerdos de préstamo en el exterior que pudieran concluirse.

El Espacio Económico Regional constituye un paso esencial para promover la integración económica entre la UE y los Balcanes Occidentales y aumentar el atractivo del mercado regional. La Comisión seguirá respaldando el desarrollo de la integración económica intrarregional, entre otras cosas mediante la movilización de sus conocimientos especializados para ayudar en la puesta en marcha del plan de acción de dicho Espacio, en particular en los ámbitos cubiertos por el acervo de la UE.

Si bien el comercio entre la UE y los Balcanes Occidentales ascendió a más de 43 000 millones EUR en 2016, existe un gran potencial de crecimiento. Para aprovecharlo, la Comisión facilitará el comercio entre la UE y los Balcanes Occidentales, incluyendo la elaboración de programas de reconocimiento mutuo sobre la base del Espacio de Libre Comercio de Europa Central y el Espacio Económico Regional (por ejemplo, uno relativo a operadores económicos autorizados). El ingreso en la Organización Mundial del Comercio (OMC) es un requisito previo para la adhesión a la UE y puede estimular el crecimiento económico y fomentar una inversión significativa en la región. La Comisión continuará ayudando a Bosnia y Herzegovina y a Serbia en su proceso de adhesión a la OMC.

El desarrollo de un sector privado sólido encabezado por empresarios tanto de la región como de la UE aprovechará mejor el dinamismo de la juventud de la región y fomentará una integración económica mutuamente beneficiosa. Seguirán impulsándose los vínculos entre la comunidad empresarial de la diáspora en la UE y empresarios de la UE y de los Balcanes Occidentales, en particular a través del programa de la UE para la competitividad de las empresas y las PYME. Se necesitan medidas que mejoren el acceso a la financiación y que impulsen el potencial de crecimiento de las PYME. Con objeto de fomentar el espíritu empresarial y la innovación, la Comisión establecerá un régimen de apoyo a la transferencia de tecnología y a la creación de empresas en toda la región y apoyará los esfuerzos de especialización inteligente, así como la economía circular. Los programas marco de la UE ya están abiertos a los Balcanes Occidentales. Para garantizar su participación más eficaz, debe preverse una mayor integración en las redes de conocimientos existentes en la UE, incluida la creación de capacidades de investigación e innovación. La colaboración puede reforzarse también mediante otras iniciativas, incluidas las estrategias macrorregionales de la UE.

La Comisión trabajará para apoyar la profesionalidad e independencia de los funcionarios responsables de la adjudicación de contratos públicos y reforzar los mecanismos de supervisión que permitan el seguimiento de todo el ciclo de las licitaciones. Para que estos esfuerzos sean eficaces es necesario un compromiso político firme de lucha contra la corrupción.

El ejercicio anual del programa de reforma económica dirigido por la Comisión y en el que participan todos los países de los Balcanes Occidentales es un útil fundamental para apoyar la modernización de sus economías y lograr una coordinación económica más estrecha con la UE. La Comisión reforzará este ejercicio, adecuándolo todavía más al actual Semestre Europeo para los Estados miembros de la UE y facilitando asistencia técnica más avanzada.

El pilar europeo de derechos sociales refleja los principios y derechos esenciales para el buen y equitativo funcionamiento de los mercados laborales y los sistemas de protección social. Mediante una nueva dimensión social reforzada para los Balcanes Occidentales, la Comisión trabajará para apoyar el empleo y la política social en la región, fomentando la participación adecuada de todos los niveles de gobierno, los interlocutores sociales y la sociedad civil. Esto incluirá una mayor atención al empleo y las reformas sociales a través de un mayor seguimiento de las políticas pertinentes, en particular en el contexto de los programas de reforma económica. La Comisión propone una reunión anual, a nivel ministerial, entre la UE y los Balcanes Occidentales sobre cuestiones sociales y de empleo para intercambiar puntos de vista. Debe preverse una mayor ayuda financiera al sector social, en particular inversiones en educación y salud para favorecer la integración social.

Debe prestarse un mayor apoyo a la educación, en particular a la formación profesional y las capacidades, así como a la formación del profesorado y la enseñanza preescolar. Se duplicará la financiación en el marco del programa Erasmus+ para ayudar a más jóvenes de los Balcanes Occidentales a estudiar y adquirir experiencia en la UE, fomentando así el desarrollo económico y promoviendo valores comunes. Se establecerá un programa piloto de movilidad para profesores y alumnos de formación profesional en estrecha colaboración con las partes interesadas, como la Fundación Europea de Formación.

ØLa Comisión agrupará estas acciones en una iniciativa emblemática dirigida a apoyar el desarrollo socioeconómico de los Balcanes Occidentales.

4.Incremento de la conectividad

Mejorar la conectividad dentro de los Balcanes Occidentales representa un interés estratégico para ambas partes. El aumento de las conexiones de transporte y de energía permitirá aumentar la competitividad, el crecimiento económico y la seguridad del abastecimiento y, al mismo tiempo, es una condición importante para la integración económica en los Balcanes Occidentales. El Tratado de la Comunidad de la Energía y el Tratado de la Comunidad de Transporte, así como la Zona Europea Común de Aviación, establecen marcos reguladores avanzados que, combinados con una sólida cooperación política en la región, pueden facilitar en gran medida la conectividad intrarregional.

Los Balcanes Occidentales están rodeados geográficamente por Estados miembros de la UE y constituye una prioridad política conectar las infraestructuras también entre la UE y los Balcanes Occidentales y acelerar el desarrollo de la interconexión de las redes transeuropeas en los ámbitos del transporte, la energía y los servicios digitales. La inversión en redes de infraestructura aporta beneficios tangibles claramente reconocidos por igual por los ciudadanos y las empresas de la UE y de los Balcanes Occidentales. Además del aumento de la financiación de estas redes y la creación de un nuevo sistema de garantía para la inversión privada, la Comisión trabajará para garantizar una utilización más eficaz de las disposiciones vigentes del Mecanismo «Conectar Europa» para los países de los Balcanes Occidentales y estudiará las posibilidades de simplificar su participación en el próximo MFP.

Una Unión de la Energía con los países de los Balcanes Occidentales: para consolidar la Unión de la Energía de la UE, todas sus dimensiones deben ampliarse a los Balcanes Occidentales: apoyo a la seguridad energética, integración del mercado y transición energética, en particular la eficiencia energética y las energías renovables. En este contexto, cada país debe completar todas las reformas necesarias y racionalizar sus políticas en consonancia con los cinco pilares de la Unión de la Energía. El desarrollo de capacidades de los reguladores de la energía y los gestores de redes de transporte en los Balcanes Occidentales debe recibir apoyo para que puedan participar plenamente en las redes de la UE. Deben continuar los trabajos para ultimar el mercado regional de la electricidad en los Balcanes Occidentales, garantizándose su integración en el mercado interior de la electricidad de la UE.

Una verdadera Unión de Transporte con los Balcanes Occidentales: la aplicación del Tratado de la Comunidad del Transporte, que entró en vigor en 2017, será clave para una progresiva integración de la región en el mercado del transporte de la UE. Los acuerdos sobre los corredores prioritarios de transporte entre la UE y los Balcanes Occidentales en el marco de la red transeuropea de transporte ya están funcionando. Ahora es necesario que estas intervenciones se hagan realidad para garantizar su contribución al incremento de la competitividad del continente en su conjunto. Además de las inversiones, la prioridad es la armonización con las normas operativas de la UE, lo que exigirá, entre otras reformas fundamentales, medidas reforzadas a eliminar los obstáculos administrativos y las barreras en las fronteras con vistas a promover unas operaciones integradas de transporte por carretera y ferrocarril. Se precisa una nueva estrategia ferroviaria para que los Balcanes Occidentales se incorporen a la red y al mercado de la UE y para promover la apertura del mercado ferroviario regional. Además, serán necesarios una serie de esfuerzos bien dirigidos, a través de una nueva estrategia de seguridad vial, para reducir el desproporcionadamente alto número de accidentes mortales de carretera.

ØLa Comisión agrupará estas acciones en una iniciativa emblemática dirigida a apoyar la conectividad en los Balcanes Occidentales.

5.Puesta en marcha de una Agenda Digital para los Balcanes Occidentales

El desarrollo del mercado único digital de la UE contribuye a la expansión de las empresas, generando crecimiento, estimulando la productividad, fomentando la innovación, transformando los servicios públicos y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos. Es esencial que los Balcanes Occidentales formen parte de los esfuerzos de la UE para asimilar el cambio tecnológico y poder beneficiarse de las herramientas digitales, garantizando un futuro próspero y sostenible para sus ciudadanos.

Junto con los socios de los Balcanes Occidentales, la Comisión pondrá en marcha una Agenda Digital para los Balcanes Occidentales, incluyendo un plan, con objeto de facilitar la reducción de los costes de itinerancia. Es preciso prestar apoyo a la implantación de la banda ancha en los Balcanes Occidentales. La sociedad digital debe desarrollarse y por ello se prestará apoyo en especial a la Administración electrónica, la contratación pública electrónica y los servicios de salud electrónica, así como al desarrollo de las competencias digitales. La Comisión ayudará al desarrollo de capacidades en materia de confianza y seguridad y a la digitalización de la industria en los Balcanes Occidentales a fin de garantizar que todos los sectores se beneficien de las innovaciones digitales. Estos esfuerzos se complementan con un mayor apoyo para la adopción, aplicación y ejecución del acervo en el ámbito del mercado único digital.

ØLa Comisión agrupará estas acciones en una iniciativa emblemática de Agenda Digital para los Balcanes Occidentales.

6.Apoyo a la reconciliación y a las relaciones de buena vecindad

El fomento de las relaciones de buena vecindad y la reconciliación precisa de una decidida asunción en los Balcanes Occidentales y debe ser guiado en primer lugar y ante todo por los países de la región. Las relaciones de buena vecindad deben seguir reforzándose a través de iniciativas de cooperación regional. La Comisión está dispuesta a apoyar esta cooperación, ya sea en relación con la agenda de conectividad, a través del formato de la Iniciativa de los Seis Balcanes Occidentales y de iniciativas que reúnan a los jefes de Estado y de Gobierno de la región u otras iniciativas que refuercen su compromiso para con la cooperación regional.

La Comisión ampliará el apoyo a iniciativas de reconciliación, incluidas las relativas a la justicia transicional y que tratan de superar el legado de los recientes conflictos. Seguirá apoyándose la labor del Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales y las salas especializadas para Kosovo. La Comisión también estudiará la mejor forma de profundizar los trabajos del Comité Internacional de la Cruz Roja y la Comisión Internacional de Personas Desaparecidas con objeto de fomentar la cooperación regional para resolver la cuestión de los desaparecidos y examinar qué más se puede hacer para reducir el peligro que suponen las minas terrestres.

Apoyar la educación y el potencial de los jóvenes de los Balcanes es crucial para el desarrollo ulterior de la región y una condición previa para la coexistencia pacífica y la reconciliación. Además de la educación, se incrementará la cooperación en el ámbito de la cultura, la juventud y el deporte, ampliándose el ámbito y alcance de la Oficina Regional de Cooperación Juvenil. Además de aumentar los fondos en el marco de Erasmus+, la Comisión seguirá promoviendo los vínculos culturales con la región, en concreto trabajando para proteger el patrimonio cultural de los Balcanes Occidentales y promover sus industrias culturales y creativas.

ØLa Comisión agrupará estas acciones en una iniciativa emblemática en apoyo a la reconciliación y las relaciones de buena vecindad en los Balcanes Occidentales.

III.PREPARACIÓN DE LA UE PARA RECIBIR A LOS NUEVOS MIEMBROS

1.    Cuestiones institucionales

La propia UE necesita asegurarse de que, desde el punto de vista institucional, está preparada para acoger a nuevos Estados miembros cuando hayan cumplido las condiciones establecidas. La Unión debe ser más fuerte y sólida antes de que pueda crecer.

El uso de la mayoría cualificada en las votaciones del Consejo es un instrumento clave que permite la adopción de las decisiones necesarias en una Unión Europea de 27. A fin de garantizar una toma de decisiones eficaz será necesario mantener al menos determinados ámbitos políticos sometidos a votación por mayoría cualificada en el Consejo. En el tercer trimestre de 2018, la Comisión adoptará comunicaciones sobre la posibilidad de potenciar la utilización de la votación por mayoría cualificada.

Ser miembro de la Unión Europea implica la aceptación y la promoción de sus valores. A la hora de considerar el futuro de la Unión Europea, debe disponerse de un mecanismo más eficaz para asegurarse de que puedan adoptarse medidas efectivas para afrontar una amenaza sistémica o una infracción sistemática de dichos valores por cualquier Estado miembro. En octubre de 2018, la Comisión presentará una iniciativa para reforzar la aplicación del Estado de Derecho en la Unión. Los tratados de adhesión podrían aportar una base jurídica para el establecimiento de un mecanismo de este tipo en el marco de los Tratados.

La adhesión de los países de los Balcanes Occidentales tendrá un impacto sobre las disposiciones institucionales existentes en la UE. Antes de que concluyan las negociaciones serán necesarias propuestas para hacer frente a estas cuestiones institucionales. Al abordar las disposiciones institucionales para la próxima ampliación, debe tenerse en cuenta la futura adhesión de otros países de los Balcanes Occidentales. En particular, el uso de la mayoría cualificada en las votaciones del Consejo es un instrumento clave que permite la adopción de las decisiones necesarias en una Unión Europea de 27 Estados miembros.

Deberán establecerse asimismo disposiciones especiales y compromisos irrevocables para garantizar que los nuevos Estados miembros no estén en condiciones de bloquear la adhesión de otros candidatos de los Balcanes Occidentales. También deberán establecerse disposiciones especiales con respecto a las lenguas nacionales de los futuros Estados miembros.

Mucho antes de que se cierren las negociaciones generales de adhesión, la Comisión presentará evaluaciones sobre cómo áreas políticas clave, por ejemplo, la agricultura, la política de cohesión y el presupuesto, se verán afectadas por la adhesión de un nuevo Estado miembro. Esto permitirá a los Estados miembros definir las posiciones comunes de la UE para los capítulos correspondientes con plena comprensión del probable impacto y adoptar medidas paliativas.

2.    Disposición de medios financieros para el éxito de la adhesión

El Instrumento de Ayuda de Preadhesión apoya a los países de los Balcanes Occidentales a prepararse para la adhesión y facilita la cooperación regional y transfronteriza. Entre 2007 y 2017, la UE ha invertido más de 8 900 millones EUR en la región mediante dicho Instrumento y en 2018 están previstos 1 070 millones. La financiación del Instrumento se adaptará aún más a las necesidades de los países. La aplicación de la presente estrategia requerirá el incremento de la financiación. Por ello, la Comisión prevé un gradual incremento del apoyo canalizado a través del Instrumento de Ayuda de Preadhesión para los Balcanes Occidentales hasta 2020, siempre que lo permitan las transferencias dentro del Instrumento de Ayuda de Preadhesión existente.

Teniendo en cuenta las lecciones extraídas de las ampliaciones anteriores, debe preverse una transición gradual y fluida desde la situación de preadhesión a la de Estado miembro, que permita el desarrollo de la necesaria capacidad de absorción. Ello implica un aumento gradual del nuevo MFP del Instrumento de Ayuda de Preadhesión, antes de la adhesión, acompañado de una introducción progresiva del gasto tras la adhesión. Esto significará efectivamente que aunque un nuevo Estado miembro no puede esperar recibir la totalidad de las asignaciones de gasto de la UE inmediatamente después de la adhesión, su acceso a los fondos de preadhesión será proporcional y se verá notablemente impulsado antes de su adhesión.

Las condiciones asociadas a nuestra asistencia bilateral se verán reforzadas. Una mayor financiación tanto en el MFP actual como en el próximo debe vincularse a avances en la ejecución de las reformas fundamentales y las relaciones de buena vecindad.

Dados los relativamente bajos niveles del PIB de la región y su escasa población, el impacto de la adhesión de los Balcanes Occidentales en el presupuesto de la UE se prevé que sea muy limitado. Sin embargo, la ampliación de la Unión supone un coste y supondrá nuevos gastos para todos los Estados miembros. El MFP refleja las prioridades políticas de la UE. En el próximo MFP deberán tenerse en cuenta las necesidades relativas a los preparativos para la adhesión, con disposiciones específicas sobre la ampliación. Si determinados candidatos están preparados para la adhesión durante el período del próximo MFP, debería procederse a los ajustes necesarios.

3.    Comunicación

Para que el proceso de adhesión sea un éxito, sus oportunidades y retos deberán exponerse con mayor claridad, tanto en la región como en la UE. En los Balcanes Occidentales, corresponde fundamentalmente a los Gobiernos la responsabilidad de facilitar información adecuada a los ciudadanos y las empresas, y de forjar un consenso nacional en torno a su objetivo estratégico.

Por parte de la UE, incumbe a los Estados miembros informar a sus ciudadanos y ofrecerles datos sobre las oportunidades y los retos del proceso. La Comisión apoyará estos esfuerzos mediante la intensificación de su comunicación estratégica en dichos países y en la Unión y dando visibilidad a la política de ampliación.

IV.CONCLUSIONES

La UE ha apoyado durante mucho tiempo la perspectiva europea de los Balcanes Occidentales. El futuro de la región como parte integrante de la UE redunda en el propio interés político, de seguridad y económico de la Unión. La política de ampliación de la UE forma parte integrante de la estrategia más amplia para reforzar la Unión de cara a 2025. Con una fuerte voluntad política, la aplicación real y sostenida de reformas y la solución definitiva de los conflictos con sus vecinos, Serbia y Montenegro podrían estar listos para la adhesión en esa fecha. La adhesión es y seguirá siendo un proceso basado en los méritos y totalmente dependiente de los progresos objetivos alcanzados por cada país.

A fin de cumplir los bien establecidos criterios de adhesión y en su propio interés, los países de los Balcanes Occidentales deben aplicar reformas generales en ámbitos esenciales. El Estado de Derecho, los derechos fundamentales y la gobernanza deben reforzarse de forma significativa. Las reformas judiciales, la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada, así como la reforma de la Administración pública deben ofrecer resultados reales, y el funcionamiento de las instituciones democráticas debe mejorar fehacientemente. Las reformas económicas deben proseguirse con vigor, prestando atención a las debilidades estructurales, la baja competitividad y el alto desempleo.

Todos los países deben comprometerse inequívocamente, tanto de palabra como con hechos, a superar la herencia del pasado, logrando la reconciliación y resolviendo los problemas pendientes mucho antes de su adhesión a la UE, en particular los litigios fronterizos. Es necesario un acuerdo general y jurídicamente vinculante de normalización de las relaciones entre Serbia y Kosovo para que puedan avanzar en sus respectivas sendas europeas.

La UE reforzará considerablemente su apoyo al proceso de transformación de los Balcanes Occidentales. La Comisión prevé un Plan de acción en favor de la transformación de los Balcanes Occidentales, anexo a la presente estrategia, que incluye seis iniciativas emblemáticas que abordan ámbitos específicos de interés tanto para la UE como para los países de los Balcanes Occidentales, en particular mediante una serie de nuevas medidas en áreas de gran interés mutuo:

Iniciativa para fortalecer el Estado de Derecho: las herramientas de negociación existentes, como los planes de acción pormenorizados, se ampliarán a todos los países de los Balcanes Occidentales. La evaluación de la aplicación de las reformas se verá reforzada, en particular a través de nuevas misiones de asesoramiento en todos los países. Se recurrirá más al impulso que ofrecen los marcos de negociación con Serbia y Montenegro.

Iniciativa para reforzar el compromiso en materia de seguridad e inmigración: refuerzo de la cooperación en la lucha contra la delincuencia organizada, el terrorismo y el extremismo violento, y en materia de seguridad de las fronteras y gestión de los flujos migratorios. Se enviarán a la región funcionarios de enlace de Europol, se promoverán equipos conjuntos de investigación y se concluirán acuerdos sobre el estatuto con la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras.

Iniciativa para mejorar el apoyo al desarrollo socioeconómico: incluirá la ampliación del Marco de Inversiones para los Balcanes Occidentales, un significativo impulso a la provisión de garantías para complementar a la inversión privada, el apoyo a las empresas emergentes y las PYME y la facilitación del comercio. Una nueva dimensión social reforzada se centrará más en el empleo y las políticas sociales, con una mayor asistencia financiera para apoyar al sector social, en particular la educación y la salud. Se duplicará la financiación de Erasmus+.

Iniciativa para mejorar la conectividad del transporte y la energía dentro de la región y con la UE, incluido un nuevo apoyo a la inversión. Se hará un uso más eficaz del Mecanismo «Conectar Europa» en los países de los Balcanes Occidentales. Para consolidar la Unión de la Energía de la UE, todas sus dimensiones deben ampliarse a los Balcanes Occidentales.

Iniciativa sobre una Agenda Digital para los Balcanes Occidentales: incluirá un plan para facilitar la reducción de los costes de itinerancia, apoyar el despliegue de la banda ancha en la región y desarrollar la Administración electrónica, la contratación pública electrónica, la sanidad electrónica y la formación digital.

Iniciativa para fomentar la reconciliación y las relaciones de buena vecindad: incluirá el apoyo a la justicia transicional, las personas desaparecidas y una mayor cooperación en el ámbito de la educación, la cultura, la juventud y los deportes, y ampliará el ámbito de acción de la Oficina Regional de Cooperación Juvenil.

En marzo de 2018, los servicios de la Comisión convocarán una primera reunión de coordinación con los Estados miembros en estrecha coordinación con el Servicio Europeo de Acción Exterior para debatir el Plan de acción y los mecanismos de cooperación operativa para su ejecución.

La UE necesita estar preparada para acoger a nuevos miembros, incluso desde una perspectiva institucional y financiera, una vez que hayan cumplido las condiciones necesarias. La Comisión preparará evaluaciones de impacto en las políticas clave con tiempo suficiente antes de la adhesión. A fin de garantizar una financiación adecuada para apoyar esta estrategia y una transición sin fisuras hacia la adhesión, la Comisión propone aumentar gradualmente la financiación con cargo al Instrumento de Ayuda de Preadhesión y garantizar que se adopten las medidas adecuadas en el próximo MFP para hacer frente a posibles adhesiones. A fin de garantizar una toma de decisiones eficaz, será necesario al menos mantener y considerar la posibilidad de ampliar los ámbitos de actuación sujetos a la votación por mayoría cualificada en el Consejo. Debería ponerse en práctica un sistema más eficaz para abordar las amenazas sistémicas o las violaciones del Estado de Derecho en cualquier Estado miembro de la UE. Se reforzarán las actividades de comunicación.

La perspectiva europea de los Balcanes Occidentales es clara, está exenta de ambigüedades y las condiciones y los criterios para la adhesión a la UE están bien establecidos. Mediante la presente Estrategia, la UE podrá prestar un apoyo sin precedentes a la consecución de ese objetivo. Queda por delante mucho trabajo para que los países afectados puedan estar en condiciones de cumplir estos criterios. Los Gobiernos deben velar por unos procesos de reforma más inclusivos que impliquen a todas las partes interesadas y a la sociedad en general. En definitiva, los líderes de la región no pueden dejar ninguna duda sobre su orientación estratégica y su compromiso, pues son ellos, en última instancia, quienes tienen que asumir la responsabilidad de hacer realidad esta oportunidad histórica.

(1)      https://ec.europa.eu/commission/sites/beta-political/files/roadmap-factsheet-tallinn_en.pdf
(2) *     Esta denominación se entiende sin perjuicio de las posiciones sobre su estatuto y está en consonancia con la Resolución 1244/1999 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y con la Opinión de la Corte Internacional de Justicia sobre la declaración de independencia de Kosovo.
(3)    La Comisión adoptará su comunicación periódica sobre la política de ampliación de la UE, junto con los informes por país, en abril de 2018. 
(4)      La última cumbre del proceso se celebró en Trieste en julio de 2017.
(5)      Agencia de la Unión Europea para la Cooperación Policial (Europol), Agencia Europea de la Guardia de Fronteras (EBCGA), Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea (Eurojust) y Agencia de la Unión Europea para la Formación Policial (CEPOL).
(6)      El trabajo de estas agencias es relevante, al igual que el de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo.
Top

Estrasburgo,6.2.2018

COM(2018) 65 final

ANEXO

de la

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

Una perspectiva creíble de ampliación y un mayor compromiso de la UE con los Balcanes Occidentales


ANEXO

Plan de acción en favor de la transformación de los Balcanes Occidentales

Acciones principales

Calendario

1. Refuerzo del apoyo al Estado de Derecho

1.1. Apoyo a la creación de planes de acción pormenorizados en los Balcanes Occidentales para abordar las deficiencias y dar prioridad a las cuestiones clave con objeto de adaptar la legislación y las prácticas vigentes a las normas de la UE.

2019-2020

1.2. Ampliación de las misiones de asesoramiento al Estado de Derecho en los Balcanes Occidentales y mayor apoyo de expertos de los Estados miembros.

2019-2020

1.3. Mejora de la supervisión de las reformas mediante misiones más sistemáticas, basadas en casos y con supervisión inter pares.

2018-2019

1.4. Introducción de la observación de juicios en el ámbito de la corrupción y la delincuencia organizada.

2019-2020

1.5. Mejor medición de los resultados en la reforma de la justicia.

2018-2019

1.6. Contribución a un mejor uso de la condicionalidad en las negociaciones de adhesión, en particular garantizando el logro de resultados concretos en la reforma judicial y la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada antes de que puedan cerrarse provisionalmente las negociaciones técnicas sobre otros capítulos.

2018

1.7. Despliegue de apoyo para los Balcanes Occidentales a través de la Dotación Europea para la Democracia en el ámbito de los medios de comunicación independientes y pluralistas y la sociedad civil.

2018-2019

2. Refuerzo del compromiso en materia de seguridad y migración

2.1. Intensificación del trabajo conjunto sobre lucha contra el terrorismo y prevención del extremismo violento. Deben crearse o reforzarse coordinadores nacionales y oficinas de lucha contra el extremismo violento y una red regional de coordinadores nacionales con el apoyo de la Red para la Sensibilización frente a la Radicalización de la UE y de expertos antiterroristas de la región. Deben elaborarse planes de acción conjuntos en materia de lucha contra el terrorismo.

2018-2019

2.2. Refuerzo considerable de la cooperación operativa, incluso con las agencias de la UE, en la lucha contra la delincuencia organizada, en particular el tráfico de armas, drogas y migrantes y la trata de seres humanos.

2018-2019

2.3. Envío en comisión de servicio de agentes de enlace de Europol a toda la región.

2019

2.4. Apoyo a la finalización de acuerdos de cooperación con Eurojust.

2019-2020

2.5. Promoción de equipos conjuntos de investigación con participación de los países de los Balcanes Occidentales y los Estados miembros de la UE. Ello implica la participación activa de Eurojust y Europol, de conformidad con sus mandatos respectivos.

2018-2019

2.6. Ampliación del ciclo de actuación de la UE sobre delincuencia organizada en la medida de lo posible para incluir a los Balcanes Occidentales en el marco de sus actividades operativas. Invitación a los Balcanes Occidentales a participar en proyectos de la Plataforma pluridisciplinar europea contra las amenazas delictivas y en las reuniones del Comité Permanente de Cooperación Operativa en materia de Seguridad Interior, incluidas las organizadas conjuntamente con el Comité Político de Seguridad sobre una base ad hoc cuando se debatan los proyectos.

2018

2.7. Aumento del apoyo al desarrollo de capacidades en el ámbito de la ciberseguridad y la lucha contra la ciberdelincuencia, incluida la cooperación con el Grupo Europeo de Educación y Formación contra la Ciberdelincuencia, con vistas a la participación en la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información.

2018-2019

2.8. Refuerzo de la cooperación en materia de migración y gestión de fronteras, intensificando el flujo de información estratégica y táctica en la prevención y la lucha contra la migración irregular y el retorno de los nacionales de terceros países, en particular mediante la conclusión de acuerdos sobre el estatuto con la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas.

2018-2019

2.9. Mayor cooperación entre los funcionarios de enlace desplegados por los Estados miembros de la UE (Guardia Europea de Fronteras y Costas) y las autoridades competentes de los Balcanes Occidentales.

2018

2.10. Creación de centros nacionales de coordinación del control de fronteras en los países de los Balcanes Occidentales conectados mediante una red regional con los centros nacionales de coordinación para el intercambio de información de los Estados miembros vecinos.

2019

2.11. A efectos del seguimiento de las diversas acciones que deben llevar a cabo las agencias de la UE, creación de un grupo interinstitucional de la UE coordinado por la Comisión en el que participen Europol, la Guardia Europea de Fronteras y Costas, Eurojust, el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías y la Agencia de la Unión Europea para la Formación Policial.

2019

2.12. Evaluación del Plan de Acción 2015-2019 sobre el tráfico ilícito de armas de fuego para preparar su renovación en 2019 con el fin de abordar más eficazmente la oferta de armas de fuego ilícitas y los grandes arsenales de armas.

2018-2019

2.13. Diálogo estructurado entre la Política Exterior y de Seguridad Común y la Política Común de Seguridad y Defensa, ampliado y profundizado con los países de los Balcanes Occidentales, con una mayor contribución a la misiones y operaciones de la UE en todo el mundo.

2018

2.14. Desarrollo de la participación en acciones relativas a las amenazas híbridas, la inteligencia, las cuestiones espaciales, y la reforma del sector de la defensa y la seguridad.

2018

3. Apoyo al desarrollo socioeconómico

3.1. Expansión del Marco de Inversión para los Balcanes Occidentales con el fin de atraer más inversiones de donantes bilaterales y coordinarlas con las instituciones financieras internacionales.

2019

3.2. Impulso decidido a la provisión de garantías por el Marco de Inversión para los Balcanes Occidentales con el fin de atraer inversiones privadas.

2019

3.3. Refuerzo de las medidas para apoyar el desarrollo del sector privado, incluido un régimen de apoyo a las empresas emergentes en la región y a los esfuerzos de especialización inteligente.

2019

3.4. Incremento del acceso a la financiación y aprovechamiento del potencial de crecimiento de las PYME.

2018

3.5. Mayor integración de los Balcanes Occidentales en las redes de conocimiento de la UE existentes y apoyo a la capacidad de investigación e innovación para una participación efectiva en los Programas Marco de la UE.

2018

3.6. Movilización de los conocimientos especializados de la UE para apoyar al Espacio Económico Regional.

2018

3.7. Facilitación del comercio entre la UE y los Balcanes Occidentales y en la región, incluido el desarrollo de programas de reconocimiento mutuo sobre la base del Acuerdo sobre el Espacio de Libre Comercio de Europa Central y el Espacio Económico Regional (por ejemplo, operadores económicos autorizados).

2018

3.8. Apoyo a Bosnia y Herzegovina y a Serbia en su proceso de adhesión a la Organización Mundial del Comercio.

2018

3.9. Mediante el refuerzo de los diálogos y actividades de sensibilización, consolidación de la ayuda a los Balcanes Occidentales a fin de garantizar la convergencia de sus controles de las exportaciones de bienes de doble uso.

2018

3.10. Refuerzo del ejercicio de programa de reforma económica adaptándolo al actual Semestre Europeo para los Estados miembros de la UE, intensificando la asistencia técnica e incorporando las prioridades de los programas de reforma económica y la orientación política de los ministerios en la programación del Instrumento de Ayuda de Preadhesión.

2018-2019

3.11. Incremento de la atención a las reformas sociales y en materia de empleo a través de un mayor seguimiento de las políticas pertinentes y el establecimiento de una reunión ministerial anual UE-Balcanes Occidentales sobre estas cuestiones, que se integre en los programas de reforma económica.

2019

3.12. Aumento de la ayuda financiera en el ámbito social en los Balcanes Occidentales, incluido el ámbito de la salud.

2019-2020

3.13. Refuerzo del apoyo a la educación, en particular puesta en marcha de un proyecto piloto para la movilidad en la formación profesional.

2019

3.14. Duplicación de la financiación en el marco del programa Erasmus+.

2019-2020

4. Incremento de la conectividad

4.1. Apoyo a un mayor aprovechamiento de las oportunidades en el marco del Mecanismo «Conectar Europa» en los Balcanes Occidentales, en línea con los objetivos pertinentes de las estrategias macrorregionales de la UE.

2018

4.2. Ampliación de la Unión de la Energía de la UE a los Balcanes Occidentales: seguridad energética, apertura de los mercados y transición energética, incluidas la eficiencia energética y las energías renovables.

2019-2020

4.3. Apoyo al desarrollo de capacidades y facilitación de la participación de autoridades y organizaciones de los Balcanes Occidentales en las actividades de la red de reguladores de la energía y operadores de sistemas de transporte y distribución, en particular, la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía y la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte.

2018-2019

4.4. Trabajos para ultimar el mercado regional de la electricidad en los Balcanes Occidentales y garantizar su integración en el mercado interior de la electricidad de la UE.

2018-2019

4.5. Mayor apoyo para la creación de un espacio regulador único y para un proceso de reforma eficaz del mercado de la energía con arreglo al Tratado de la Comunidad de la Energía.

2018

4.6. Apoyo a la aplicación del Tratado de la Comunidad de Transportes y puesta a pleno funcionamiento de su secretaría.

2018-2019

4.7. Fomento de la participación de los países de los Balcanes Occidentales en los distintos foros y reuniones del Comité de la Red Transeuropea de Transportes.

2019

4.8. Apoyo al aumento de la competitividad a través de medidas más estrictas para la eliminación de los obstáculos en las fronteras, particularmente en los puestos fronterizos que integran el tráfico por carretera y el ferroviario.

2018-2019

4.9. Apoyo al desarrollo de una nueva estrategia ferroviaria para la integración de los Balcanes Occidentales en la red principal y en el mercado de la UE mediante la integración progresiva en el corredor Oriente/Mediterráneo Oriental y en el corredor de la red principal mediterránea de la UE.

2018

4.10. Exploración de la posibilidad de permitir la participación de los Balcanes Occidentales en las agencias europeas de transporte.

2018

4.11. Apoyo a creación de una nueva estrategia de seguridad vial, entre otras cosas con vistas a reducir las muertes en carretera mediante la eliminación de puntos negros.

2018-2019

5. Una Agenda Digital para los Balcanes Occidentales

5.1. Lanzamiento de una Agenda Digital para los Balcanes Occidentales, incluyendo un plan para facilitar la reducción del coste de la itinerancia.

2018

5.2. Apoyo al despliegue de la banda ancha en los Balcanes Occidentales, en particular a través de la integración en la red de las oficinas competentes en materia de banda ancha.

2018-2019

5.3. Apoyo al desarrollo de la Administración electrónica, la contratación pública electrónica, la sanidad electrónica y las capacidades digitales en los Balcanes Occidentales.

2018-2019

5.4. Apoyo al refuerzo de capacidades en materia de confianza y seguridad digital, paralelamente a los esfuerzos para fomentar la digitalización de la industria.

2018-2019

5.5. Refuerzo del apoyo a la adopción, aplicación y cumplimiento del acervo en el ámbito del mercado único digital.

2018-2019

6. Apoyo a la reconciliación y a las buenas relaciones de vecindad

6.1. Apoyo a iniciativas para fomentar la reconciliación y la justicia transicional, como la Comisión Regional creada para recopilar datos sobre los crímenes de guerra y otras violaciones de los derechos humanos en el territorio de la antigua Yugoslavia (RECOM).

2018-2019

6.2. Apoyo a la lucha contra la impunidad a través del Mecanismo para el apoyo a los tribunales penales internacionales, tanto para profundizar la cooperación entre las fiscalías nacionales como para informar al público y a las salas especializadas para Kosovo.

2018-2019

6.3. Búsqueda de una solución regional para resolver las cuestiones de las personas desaparecidas y las minas terrestres.

2018-2019

6.4. Más apoyo a las iniciativas de reconciliación, ampliando el ámbito y alcance de la Oficina Regional de Cooperación Juvenil, e introducción de un régimen de movilidad intrarregional.

2018-2019

6.5. Refuerzo de la cooperación en los ámbitos de la cultura y el deporte, incluida la protección del patrimonio cultural de los Balcanes Occidentales, la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales y la promoción de las industrias culturales y creativas, incluida la participación en el programa Europa Creativa.

2018

6.6. Asociación plena de los países de los Balcanes Occidentales al Año Europeo del Patrimonio Cultural y participación en todos los actos e iniciativas pertinentes. Lanzamiento de una Ruta del patrimonio UE-Balcanes Occidentales que comprenda una serie de actos de exaltación del patrimonio cultural en todas sus formas.

2018

Top