EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52022DC0138

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES Seguridad del suministro y precios de la energía asequibles: opciones para adoptar medidas inmediatas y prepararse para el próximo invierno

COM/2022/138 final

Bruselas, 23.3.2022

COM(2022) 138 final

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

Seguridad del suministro y precios de la energía asequibles:


opciones para adoptar medidas inmediatas y prepararse para el próximo invierno






























































INTRODUCCIÓN

En los últimos doce meses, los precios al por menor del gas natural y la electricidad han aumentado un 65 % y un 30 %, respectivamente. La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha exacerbado la volatilidad de los precios y está haciendo que a esta difícil situación se le sumen también problemas de suministro. Los elevados precios de la energía están haciendo aumentar la inflación, están perjudicando a la economía europea y afectando a su recuperación tras la crisis de la COVID-19.

Como parte de la respuesta a esta situación excepcional, en octubre de 2021 la Comisión Europea adoptó un conjunto de medidas de actuación y apoyo 1 para mitigar los efectos en los consumidores y las empresas a escala de la UE y de los Estados miembros. Las medidas de apoyo específicas para reducir los costes de la energía para los consumidores, los hogares y las industrias han contribuido a disminuir la presión.

El 8 de marzo de 2022, la Comunicación REPowerEU 2 de la Comisión ofreció más orientaciones a los Estados miembros sobre cómo reducir el aumento de los precios de la electricidad para los hogares y las empresas, y sobre cómo utilizar los elevados beneficios obtenidos por algunos productores de electricidad para financiar estas medidas. A fin de garantizar un sistema energético más sostenible, la Comisión propondrá en mayo un plan para eliminar gradualmente la dependencia europea de los combustibles fósiles de Rusia, aumentando al mismo tiempo la resiliencia del sistema energético a escala de la UE.

En Versalles, los días 10 y 11 de marzo de 2022, los dirigentes de la UE acordaron 3 eliminar gradualmente la dependencia de la UE de las importaciones rusas de gas, petróleo y carbón lo antes posible e invitaron a la Comisión a presentar un plan antes de que concluya marzo para garantizar la seguridad del suministro y unos precios de la energía asequibles durante el próximo invierno. Paralelamente, los dirigentes de la UE se comprometieron a abordar y estudiar urgentemente opciones concretas, partiendo de la Comunicación de 8 de marzo de 2022, para afrontar el impacto del aumento de los precios de la energía en nuestros ciudadanos y empresas, sobre todo en nuestros ciudadanos y pymes vulnerables, en particular en la próxima reunión del Consejo Europeo de los días 24 y 25 de marzo de 2022.

La presente Comunicación responde a la petición de los dirigentes, ya que presenta las ventajas e inconvenientes de las opciones concretas excepcionales a corto plazo para reducir los picos de los precios. También propone acciones colectivas europeas para abordar las causas profundas del problema en el mercado del gas con vistas a garantizar la seguridad del suministro a precios razonables para el próximo invierno y más adelante. Con este fin, las asociaciones de la UE con terceros países permitirían adquisiciones colectivas de gas e hidrógeno. Por último, la propuesta de una política europea de almacenamiento de gas tiene por objeto mejorar la resiliencia del sistema energético en toda la UE.

OPCIONES PARA ABORDAR EL IMPACTO DE LOS ELEVADOS PRECIOS DE LA ELECTRICIDAD EN LOS CIUDADANOS Y LAS EMPRESAS

Los Estados miembros, las partes interesadas y también el debate académico han propuesto varias opciones para adoptar medidas de emergencia con el fin de limitar el impacto de los elevados precios de la electricidad. Su objetivo es proporcionar ayuda a los consumidores finales sin que por ello se distorsionen los objetivos generales a largo plazo del Pacto Verde, incluidas la descarbonización y la eficiencia energética. Para que tengan éxito, estas opciones excepcionales, temporales y específicas, deben ser viables desde el punto de vista presupuestario y no deben comprometer la seguridad del suministro ni las condiciones de competencia equitativas en el mercado interior.

Las opciones a corto plazo relativas al precio de la electricidad pueden agruparse en dos grandes categorías:

Opciones que implican intervención, incluida la compensación económica

Estas opciones tienen por objeto reducir los precios de la electricidad, ya sea directamente en el sector minorista o indirectamente en el mercado mayorista.

Sector minorista

Estas opciones tienen por objeto amortiguar los efectos de los elevados precios para los consumidores finales, permitiendo al mismo tiempo que los mercados europeos de la electricidad y el gas fijen el precio mayorista. En consonancia con el conjunto de medidas de octubre de la Comisión 4 , veintiséis Estados miembros han introducido estas medidas de crisis.

En el marco de estas medidas, el apoyo directo a los usuarios finales vulnerables se centra en la asistencia a los más necesitados, mientras que las ayudas estatales pueden apoyar a las empresas que se enfrentan a precios energéticos excesivos. Dichas ayudas estatales se sustentarán en el nuevo Marco Temporal de Crisis relativo a las ayudas estatales 5 , adoptado el 22 de marzo, que permite apoyar a las empresas afectadas directa o indirectamente en forma de subvenciones directas limitadas, ayudas a la liquidez y ayudas para afrontar el aumento de los costes del gas y la electricidad.

La mayoría de los Estados miembros han establecido tipos reducidos del IVA para el gas, la electricidad o la calefacción urbana. Sin embargo, todavía no se han aprovechado plenamente muchas posibilidades, en particular en el marco de la Directiva sobre fiscalidad de la energía 6 , como los tipos reducidos o las exenciones para los hogares. 

La Comisión considera la posibilidad de ofrecer orientación a los Estados miembros sobre la mejor manera de hacer uso del marco jurídico, en particular sobre las excepciones específicas por país en virtud de la Directiva sobre fiscalidad de la energía 7 , a fin de evitar distorsiones en el mercado único. 

Todas las opciones del sector minorista tienen por objeto ofrecer una ayuda directa a los ciudadanos y las empresas. Aprovechar los mayores ingresos procedentes de los impuestos sobre la energía, de la tarificación del carbono o de los beneficios excepcionales de algunas empresas energéticas puede contribuir a financiar estas medidas específicas y temporales en apoyo de los hogares y las empresas vulnerables 8 .

Sector mayorista

Los Estados miembros pueden considerar la posibilidad de establecer un modelo de agregador según el cual una entidad compraría electricidad en condiciones comerciales favorables y la pondría a disposición de determinadas categorías de consumidores por debajo del precio de mercado, trasladando las ventajas a los consumidores y esencialmente subvencionando la diferencia entre los precios minoristas más bajos y los precios mayoristas más elevados.

Otras opciones implicarían intervenir directamente en el funcionamiento de los mercados mayoristas de la electricidad. Dichas opciones consisten en compensar financieramente a los productores de electricidad de origen fósil una parte de los costes extraordinariamente elevados del combustible, de modo que reduzcan el precio que ofrecen en el mercado mayorista, o bien en limitar directamente el precio de la electricidad en el mercado mayorista mediante el establecimiento de un valor de referencia y la compensación de la diferencia respecto al precio ofrecido.

Estas opciones tendrían por objeto reducir el impacto negativo de los precios tan elevados del gas en el mercado mayorista de la electricidad. Sus principales inconvenientes están relacionados con su coste fiscal, la posible distorsión de la competencia, los riesgos para el comercio transfronterizo y, por ende, la seguridad del suministro de electricidad, cuyo alcance depende del diseño de estas opciones.

Opciones reglamentarias sin compensación fiscal

Estas opciones consisten en establecer un límite reglamentario para el precio máximo que pueden cobrar determinados generadores de carga base. Aunque esta opción reduciría los costes a largo plazo, su valor añadido a corto plazo consiste en abordar los beneficios excesivos de determinadas tecnologías.

Los principales inconvenientes de estas opciones están relacionados con las dificultades para su aplicación, ya que requerirían el acceso a la información sobre costes e ingresos para los productores que podrían no ser accesibles para las entidades públicas, además de las posibles dificultades jurídicas. También generarían incertidumbre normativa, ya que estas opciones podrían eliminar algunos incentivos para la inversión privada en energías renovables, que son fundamentales para nuestros objetivos a largo plazo de alcanzar un sistema energético resiliente, sostenible y seguro.

Todas las opciones se presentan y analizan con más detalle en el anexo. 

Sobre la base de esta evaluación, la Comisión considera que no existe una única respuesta fácil para hacer frente a los elevados precios de la electricidad, dada la diversidad de situaciones entre los Estados miembros. Algunas opciones solo son adecuadas para contextos nacionales específicos. Al mismo tiempo, algunas intervenciones requerirían una legislación de la UE o un enfoque común a escala de la UE a fin de que sean eficaces y no perjudiciales para el mercado interior y la seguridad del suministro. Todas ellas conllevan costes e inconvenientes, también para el funcionamiento del mercado único.

GARANTIZAR EL SUMINISTRO DE GAS A UN COSTE RAZONABLE PARA EL PRÓXIMO INVIERNO Y MÁS ADELANTE

Aunque muchas de las opciones propuestas en el debate público abordan los síntomas, la causa fundamental de los precios actuales de la electricidad tan elevados es el mercado del gas. El elevado precio actual de la electricidad está impulsado por el elevado precio del gas, ya que los productores de gas a menudo siguen siendo los proveedores de energía que acceden en último lugar al mercado de la electricidad para atender a la demanda real. En el mercado al contado del gas, la volatilidad es elevada y no está plenamente vinculada a los indicadores económicos fundamentales.

Limitar o modular el precio del gas a través de medios reglamentarios es una opción que puede considerarse, ya que tendría un impacto inmediato en los niveles de precios. Puede transmitir un mensaje importante de que la UE no está dispuesta a pagar cualquier precio por el gas, pero esta intervención solo debería contemplarse como último recurso, ya que conlleva algunos inconvenientes en cuanto a la seguridad del suministro de los flujos de gas.

Teniendo en cuenta el inicio inminente de la temporada de realmacenamiento de gas, es urgente acordar una estrategia común. El contexto actual de precios elevados y de tensionamiento de los mercados del gas hace que el realmacenamiento para el próximo invierno sea más complicado que en años normales. Es esencial utilizar la influencia colectiva de la Unión para contribuir a garantizar las importaciones de gas en las mejores condiciones posibles a fin de evitar que los Estados miembros compitan entre sí por los mismos suministros.

La UE es más fuerte cuando actúa de forma conjunta y debe actuar de esta manera para aprovechar su poder de mercado a través de asociaciones negociadas con los proveedores. 

La Comisión está dispuesta a crear un grupo operativo sobre compras conjuntas de gas a escala de la UE. Al poner en común la demanda, el grupo operativo facilitaría y reforzaría el acercamiento internacional de la UE a los proveedores de gas natural licuado y de gas, con el fin de garantizar las importaciones de estos gases a precios adecuados antes del próximo invierno. La UE puede garantizar mejor a corto plazo el gas natural licuado, el gas y el hidrógeno procedentes de terceros países a precios asequibles si colabora con esos países de forma duradera, estableciendo asociaciones a largo plazo en materia de gas renovable que sienten también las bases para futuras importaciones de hidrógeno.

Así pues, el grupo operativo preparará el terreno para establecer asociaciones energéticas con proveedores clave de gas natural licuado, gas e hidrógeno en la región mediterránea, con nuestros socios en África, pero también con Oriente Medio y los Estados Unidos.

El grupo operativo contaría con el apoyo de representantes de los Estados miembros en un Comité de Dirección. Un equipo de negociación conjunto dirigido por la Comisión mantendría conversaciones con los proveedores de gas. Se inspiraría en la experiencia de la pandemia de COVID-19, en la que la actuación a escala de la UE ha sido crucial para garantizar un suministro suficiente de vacunas para todos.

El grupo operativo también fomentaría el uso eficiente de las infraestructuras de gas de la UE, en particular de las terminales de gas natural licuado, pero también de las instalaciones de almacenamiento y los gasoductos.

Almacenar suficiente gas ofrecerá a los clientes europeos cierta protección contra los riesgos de escasez de suministro y las posibles perturbaciones, al proporcionar alguna estabilidad. Esta es la razón por la que la Comisión propone una política europea de almacenamiento de gas, común y estratégica, aplicada mediante una acción conjunta coordinada y un reparto de la carga entre los veintisiete Estados miembros de la UE. Durante los próximos meses, el grupo operativo contribuirá a promover el almacenamiento antes del invierno, en estrecha cooperación con el Grupo de Coordinación del Gas.

Se necesita realizar un esfuerzo en común para optimizar el uso de las infraestructuras de almacenamiento existentes. Las medidas de almacenamiento adoptadas conjuntamente, en lugar de individualmente, evitan la sobreinversión, ya que el gas es una fuente de energía transitoria y cualquier nueva infraestructura debería poder utilizarse para fuentes de energía más limpias a largo plazo, en particular para el hidrógeno.

Para garantizar un nivel de almacenamiento suficientemente elevado, la Comisión ha presentado una propuesta legislativa sobre el almacenamiento de energía destinada a garantizar que las infraestructuras de almacenamiento existentes se llenen al menos hasta el 90 % de su capacidad antes del 1 de noviembre de cada año; un objetivo que puede ajustarse con el tiempo si cambian las realidades económicas y geopolíticas, así como la seguridad del suministro energético. Teniendo en cuenta la situación específica del año en curso, se establecerá un objetivo más bajo del 80 % y una vía flexible para garantizar una introducción progresiva sin problemas de la mencionada norma. Los Estados miembros ya deberían tomar medidas para garantizar un realmacenamiento adecuado para el próximo invierno, anticipándose a la propuesta legislativa.  

La solidaridad es fundamental. El almacenamiento conjunto de gas es un seguro que beneficia a todos y al que todos deben contribuir de manera justa. Esta es la razón por la que los Estados miembros sin capacidad de almacenamiento deben contribuir a los niveles de realmacenamiento de otros Estados miembros y, a cambio, beneficiarse de una mayor seguridad del suministro. El mecanismo de reparto de la carga incluido en la propuesta garantiza una distribución justa de los costes de seguridad del suministro entre todos los Estados miembros, ya que todos ellos se benefician, gracias al mercado de la energía de la UE, de reducir los riesgos de perturbación del suministro independientemente del lugar de la UE donde esté situado el almacenamiento. El mecanismo se basa en los acuerdos de solidaridad que deben celebrarse sin demora para permitir que el gas se comparta eficazmente en caso de emergencia, tal como se propuso en diciembre de 2021 9 . Igual de importante es la transparencia y el seguimiento de los avances hacia la consecución del objetivo de realmacenamiento. El Grupo de Coordinación del Gas supervisará los avances en la consecución del objetivo de realmacenamiento y estudiará las medidas adecuadas para mantener los esfuerzos de realmacenamiento en caso necesario. 

Por último, dado que las infraestructuras de almacenamiento de gas son fundamentales para la seguridad de la UE, la certificación de los operadores de almacenamiento proporcionará las salvaguardias necesarias contra los riesgos relacionados con la propiedad de operadores de terceros países desde el punto de vista de la seguridad del suministro.

CONCLUSIONES

Las opciones para hacer frente al impacto del aumento de los precios de la energía en nuestros ciudadanos y empresas, presentadas en el presente documento, abarcan intervenciones de emergencia limitadas en el tiempo con el fin de reducir el aumento de los precios de la energía, y no deben poner en peligro los objetivos a largo plazo del Pacto Verde, ni el funcionamiento del mercado único. Ninguna de ellas es una panacea y todas ellas presentan ventajas e inconvenientes.

Lo que se necesita urgentemente es contener el aumento de los precios de la energía y garantizar un suministro de gas adecuado para el próximo invierno y más adelante. La mejor opción es trabajar como Europa de los Veintisiete, conjuntamente con un enfoque coordinado, para ahorrar costes y aprovechar la influencia de nuestra fuerza común.

A medio plazo, se necesitan soluciones más estructurales, como interconexiones para integrar plenamente el mercado de la energía, muchas más energías renovables, medidas de eficiencia energética y la diversificación del suministro energético para evitar dependencias. El plan REPowerEU acelerará la introducción de medidas en todos estos frentes. La Comisión presentará en mayo su plan REPowerEU en detalle. En este contexto, la Comisión también está dispuesta a proponer un plan de ahorro energético a escala de la Unión.

Con el despliegue de REPowerEU, el marco regulador de la UE debe adaptarse a una cuota considerablemente mayor de energías renovables en la combinación energética, en consonancia con los ambiciosos objetivos de descarbonización de la UE. La Comisión evaluará las opciones para optimizar la configuración del mercado de la electricidad a más tardar en mayo. Este ejercicio tendrá en cuenta la evaluación final de la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER) sobre los beneficios e inconvenientes de la configuración del mercado de la electricidad de la UE, así como otras contribuciones sobre el funcionamiento del mercado de la electricidad 10 .

Con el tiempo, acelerar la adopción de fuentes de energía renovables y fomentar un consumo de energía más eficiente, junto con una política europea de almacenamiento y la diversificación del suministro mediante un compromiso más coordinado con proveedores fiables, proporcionará soluciones estructurales para garantizar el acceso a una energía asequible.

Las opciones y propuestas descritas en el presente documento instan a todos los Estados miembros a que confíen en la mejor fortaleza de Europa: la unidad y la solidaridad.

Se invita a los dirigentes del Consejo Europeo de marzo de 2022 a que ofrezcan orientaciones para proseguir los trabajos a nivel legislativo y de la Comisión a fin de garantizar la seguridad del suministro y unos precios de la energía asequibles ahora, para el próximo invierno y más adelante.

(1)

Comunicación «Un conjunto de medidas de actuación y apoyo para hacer frente al aumento de los precios de la energía» [COM(2021) 660 final, de 13.10.2021].

(2)

Comunicación «REPowerEU: Acción conjunta para una energía más asequible, segura y sostenible» [COM(2022) 108 final, de 8.3.2022].

(3)

20220311-versailles-Declaración en.pdf  

(4)

     COM(2021) 660 final, de 13.10.2021.

(5)

Comunicación de la Comisión: Marco Temporal de Crisis para apoyar la economía en el contexto de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, C(2022)1890 final, (23.3.2022)

(6)

Directiva 2003/96/CE del Consejo, de 27 de octubre de 2003, por la que se reestructura el régimen comunitario de imposición de los productos energéticos y de la electricidad (DO L 283 de 31.10.2003, p. 51).

(7)

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 19, apartado 1.

(8)

Algunos productores de electricidad (inframarginal) obtienen actualmente beneficios excesivos de unos precios de la electricidad tan elevados. Estos beneficios excesivos pueden gravarse o recuperarse temporalmente en consonancia con las orientaciones presentadas por la Comisión el 8 de marzo [véase COM(2022) 108 final, de 8.3.2022].

(9)

     Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los mercados interiores del gas natural y los gases renovables y del hidrógeno (versión refundida) [COM(2021) 804 final, de 15.12.2021].

(10)

Algunos elementos de las opciones previstas para las intervenciones a corto plazo, como la adquisición de nueva capacidad mediante contratos bidireccionales por diferencias o el uso del modelo de agregador, podrían contribuir a allanar el camino para futuros cambios en la configuración del mercado europeo a largo plazo, ayudando a proteger a los consumidores frente a la elevada volatilidad de los precios en el futuro y a aumentar la resiliencia del mercado europeo de la energía.

Top

Bruselas, 23.3.2022

COM(2022) 138 final

ANEXOS

de la

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

Seguridad del suministro y precios de la energía asequibles:

opciones para adoptar medidas inmediatas y prepararse para el próximo invierno




ANEXO

Visión general de las opciones

Los Estados miembros, las partes interesadas y el debate académico han propuesto varias opciones para adoptar medidas de emergencia con el fin de limitar el impacto de los elevados precios de la electricidad. Su objetivo es proporcionar ayuda a los consumidores finales, sin distorsionar el Pacto Verde global a largo plazo, incluidos los objetivos de descarbonización y eficiencia energética. Para tener éxito, estas opciones excepcionales, temporales y específicas, deben ser viables desde el punto de vista presupuestario y no deben comprometer la seguridad del suministro ni la igualdad de condiciones en el mercado interior. La magnitud de las ventajas e inconvenientes descritos para cada opción depende de sus características de diseño.

I. Intervenciones en el mercado de la electricidad mediante compensaciones económicas a los consumidores

A.Intervenciones en el sector minorista: apoyo directo a los consumidores mediante bonificaciones, desgravaciones fiscales o un «modelo de agregador»

En la Comunicación REPowerEU se anuncia un nuevo marco temporal sobre ayudas estatales en caso de crisis. Este marco permitirá conceder subvenciones directas limitadas y apoyo a la liquidez a todas las empresas afectadas directa o indirectamente por la agresión rusa contra Ucrania, las sanciones impuestas o las contramedidas de represalia, así como ayudas a las empresas, en particular a las de gran consumo de energía, para compensar una parte de sus costes energéticos. La Comunicación también aclara que, en las circunstancias actuales, los Estados miembros pueden regular los precios minoristas para los hogares y las microempresas.

Otra forma de proteger a los consumidores domésticos, en particular a los que están en situación de pobreza energética y los vulnerables (pero también a las empresas), sería que los Estados miembros utilizaran un «modelo de agregador», en virtud del cual una entidad controlada por el Estado adquiere electricidad en el mercado y la pone a disposición de determinadas categorías de consumidores, directamente o a través de los proveedores, a precios inferiores a los precios corrientes del mercado, por ejemplo sobre la base de un precio de ejercicio. Cualquier ampliación de este enfoque más allá de lo previsto en el actual artículo 5 de la Directiva sobre la electricidad y las normas sobre ayudas estatales debe evaluarse cuidadosamente para evitar distorsiones en el mercado único.

La mayoría de estas medidas podría tomarse a nivel nacional.

Ventajas

Dado que van dirigidas específicamente a los consumidores, estas opciones resultan especialmente eficaces para moderar las consecuencias de los elevados precios en los usuarios finales. Ofrecen un margen de flexibilidad a los Estados miembros en lo que respecta a las categorías de consumidores domésticos y empresariales que podrán recibir las ayudas, teniendo en cuenta las circunstancias nacionales y las normas de competencia. Los Estados miembros que deseen establecer un modelo de agregador tendrían que definir las características de su diseño, incluidos los volúmenes de venta y las categorías de consumidores/proveedores específicos que se beneficiarían de esta opción. La Comisión podría proporcionar orientaciones sobre la manera de aplicar este modelo a fin de garantizar la igualdad de condiciones y la competencia leal en el mercado único.

Inconvenientes

Esta opción podría limitar la competencia en los mercados minoristas, lo que tendría que mitigarse garantizando un trato justo y no discriminatorio a todos los proveedores. .
Las orientaciones sobre precios regulados adjuntas a la Comunicación REPowerEU indican de qué manera podría lograrse esto para el modelo de agregador.

Si una gran parte de los consumidores recibe ayudas para compensar el aumento total de los precios, los incentivos para reducir el consumo serían más limitados. Al igual que con todas las opciones que reducen los costes para los consumidores, el recurso a los combustibles fósiles, la dependencia de la UE de las importaciones y los problemas de seguridad del suministro podrían verse aumentados. La viabilidad de esta opción depende de los medios presupuestarios de los Estados miembros.

Costes

Los costes y la manera de sufragarlos dependerían de las decisiones que se adopten a nivel nacional en lo que se refiere a la cobertura de determinadas categorías de consumidores y a la medida en que se alivie la carga financiera para estos. Estas decisiones también se guiarán por el margen presupuestario de que dispongan los Estados miembros.

II. Intervención en el mercado mayorista de la electricidad: fijación de precios acompañada de una compensación económica a los productores

B. Intervención en el comercio mayorista con respecto al precio del combustible para los productores de electricidad fósil

Esta opción supondría introducir una compensación sobre el precio que pagan los productores de electricidad fósil por el combustible que utilizan (carbón, gas, petróleo, gasóleo). De este modo, los productores de combustibles fósiles estarían protegidos de los efectos de la actual escalada de precios en los mercados internacionales de materias primas y podrían ofrecer su electricidad más barata. Esta opción se llevaría a la práctica abonando a los generadores de electricidad la diferencia entre sus costes reales de abastecimiento de combustible (gas, carbón) y un precio de referencia preestablecido para estas materias primas.

Ventajas

Cabe esperar que esta opción influya en el comportamiento de las centrales eléctricas fósiles de la UE en cuanto a la oferta y que probablemente provoque un descenso del coste de la electricidad que venden estas centrales y, por tanto, del precio marginal en el mercado mayorista. A su vez, esto debería dar lugar a una reducción de los precios minoristas.

En función de las características de diseño, no afectaría al orden de mérito de las centrales eléctricas de generación y, por tanto, no interferiría en el funcionamiento del mercado.

Inconvenientes

En caso de adoptarse a nivel nacional, esta opción podría distorsionar el flujo de electricidad en los países vecinos (tanto de la UE como de fuera de ella) y desencadenar flujos desde países con el precio de referencia a otros que no lo tienen, sin tener en cuenta la escasez, la seguridad del suministro o los costes relativos.

Al igual que ocurre con todas las opciones que afectan a la competitividad de los precios relativos de los combustibles fósiles, esta opción podría obstaculizar los esfuerzos para reducir el uso de combustibles fósiles.

Costes

Los costes y la forma de sufragarlos dependerían de las opciones elegidas. El coste podría financiarse mediante contribuciones de los consumidores de electricidad. Si bien, en principio, este coste podría compensarse con la reducción de los precios de la electricidad en el mercado mayorista provocada por la medida, el impacto neto sobre los consumidores dependerá de la evolución de los precios de los combustibles fósiles, de las cantidades de combustibles fósiles importadas y de los volúmenes de electricidad que se exporten a los países vecinos. La introducción de tales medidas reduciría los ingresos procedentes de la imposición sobre los beneficios excesivos.

C.Intervención al por mayor mediante la introducción de un precio limitado en el mercado mayorista de la electricidad

Esta opción implicaría limitar los precios de la electricidad en un nivel predefinido.

Para que puedan seguir operando los productores que utilizan combustibles cuyos costes impiden actualmente una generación rentable con un precio limitado (por ejemplo, gas, carbón), se requeriría una compensación económica que cubra la diferencia entre el precio de mercado de la electricidad generada y el límite preestablecido. Será necesaria una regulación fuerte para garantizar que las ofertas de generación de electricidad que superen el límite establecido (que establece el derecho de recibir compensaciones económicas) sean razonables. Del mismo modo, puede ser necesaria una regulación para garantizar que los productores cuyos costes sean inferiores al límite establecido no ofertan por encima de dicho límite (con el fin de obtener un precio más elevado). Esto puede exigir, en última instancia, una regulación estricta de las ofertas, lo que podría dar lugar a mayor complejidad.

Ventajas 

La opción en cuestión limitaría los precios mayoristas, lo que a su vez daría lugar a precios minoristas más bajos y a una reducción de los beneficios inframarginales para los productores que no estén directamente afectados por el límite de precios.

Inconvenientes 

Esta opción requiere un conocimiento detallado por parte de la administración de las estructuras de costes y los modos de funcionamiento de cada una de las centrales eléctricas.

Al igual que la opción B, en caso de no introducirse a escala de la UE, esta opción podría distorsionar el flujo de electricidad en el mercado interior y desencadenar flujos desde países con precios limitados a otros que no los tienen, sin tener en cuenta la escasez.

Además, al igual que la opción B, beneficiaría indebidamente a los vecinos de la UE, que recibirían electricidad subvencionada por los Estados miembros.

Por último, esta opción podría distorsionar el flujo de electricidad en el mercado interior debido a la falta de señal de precios y podría dar lugar a riesgos para la seguridad del suministro.

Lo mismo que ocurre con todas aquellas opciones que reducen los costes para los consumidores, esta opción podría aumentar el recurso a los combustibles fósiles, la dependencia de la UE de las importaciones y los problemas de seguridad del suministro.

Costes

Se necesitarían fondos para compensar la diferencia entre el precio del mercado y el precio limitado y los Estados miembros con un margen presupuestario reducido tendrían más dificultades para soportar los costes.

Con el tiempo, podrían plantearse riesgos de seguridad del suministro derivados de la falta de señales de precios diferenciados en el mercado de la UE, así como de la incertidumbre normativa. Del mismo modo, se desincentivarían los proyectos de energías renovables no subvencionados, ya que los beneficios del mercado serían más bajos (también porque se reducirían los incentivos dirigidos a los consumidores para firmar contratos de compra a largo plazo de energías renovables puesto que la limitación de los precios reduce la necesidad de protegerse de los precios elevados).



D.Intervención reglamentaria en el mercado de la electricidad: limitar los beneficios de determinados operadores del mercado

En los mercados mayoristas de la electricidad, el precio lo fija la última fuente necesaria para satisfacer toda la demanda. Los productores de electricidad a partir de combustibles fósiles se enfrentan actualmente a unos costes extremadamente elevados de estos combustibles, así como al aumento de los precios para emitir CO2. Esto significa que los precios marginales de la electricidad son elevados. Los generadores de carga base que no dependen de los combustibles fósiles no tienen una estructura de costes similar en esta situación y obtienen beneficios extraordinarios muy superiores a los esperados cuando deciden invertir.

El anexo 2 de la Comunicación REPowerEU establece que los Estados miembros pueden introducir excepcionalmente medidas fiscales con el fin de capturar algunos de estos beneficios elevados.

El mismo objetivo que persiguen estas medidas fiscales también puede alcanzarse a través de intervenciones reglamentarias. Esto puede hacerse permitiendo temporalmente a los Estados miembros fijar un precio de ejercicio o un mecanismo de recuperación que limite los beneficios excesivos de los productores. El precio de ejercicio correspondiente puede tener que variar para reflejar las características de los distintos participantes en el mercado y debería ser fijado por las autoridades nacionales de regulación. En efecto, esta opción funciona como un contrato unidireccional por diferencias, en el que los pagos solo se abonan cuando el precio de referencia (precio de mercado) es superior al precio de ejercicio. Al igual que en el caso del impuesto sobre los beneficios excesivos que figura en la Comunicación REPowerEU, sería necesario un mecanismo separado para redistribuir los ingresos procedentes de dicha intervención reglamentaria a los consumidores.

Los Estados miembros podrían convertir sus sistemas de apoyo a la nueva generación en sistemas de contratos bidireccionales por diferencias. Al pedir a los productores de electricidad que reembolsen las ayudas a la inversión cuando los precios sean elevados, podría evitarse una situación en la que la nueva generación construida en ese momento se beneficiara en el futuro de subvenciones también en situaciones en las que los precios de mercado fueran muy elevados y volátiles.

Cuando los operadores de los mercados del gas natural obtengan beneficios excesivos debido a la actual situación de crisis, por ejemplo, porque puedan vender volúmenes contratados a largo plazo a precios significativamente más altos en el mercado al contado, tales beneficios podrían estar sujetos a intervenciones fiscales similares.

Ventajas

Si está bien diseñada, esta opción no interfiere en la formación de precios en los mercados mayoristas de la electricidad, preservando las señales para el comercio dentro y fuera de la UE y la seguridad del suministro. Tampoco afecta al comercio de electricidad a escala de la UE.

La reforma del diseño de los sistemas de apoyo a las nuevas inversiones podría allanar el camino para posibles cambios en la configuración del mercado a más largo plazo.

Inconvenientes

Esta opción no reducirá por sí sola los precios para los consumidores, pero los ingresos generados podrían utilizarse para ayudar directamente a los consumidores de energía que más sufren los precios elevados, por ejemplo, mediante bonos para los hogares y apoyo financiero a las empresas, en consonancia con las normas sobre ayudas estatales y competencia.

Para determinar con precisión la existencia de beneficios inframarginales excesivos, las autoridades nacionales tendrían que disponer de información detallada sobre los costes de los productores, a los que quizá no tengan acceso. Una aplicación rápida puede plantear problemas jurídicos, ya que los participantes en el mercado se verían afectados de manera diferente.

Las cuestiones que afectan a la competencia deberían evaluarse cuidadosamente y limitarse siguiendo las orientaciones de la Comisión sobre los precios minoristas regulados y las medidas fiscales sobre los beneficios inframarginales, así como mediante el cumplimiento de las normas sobre ayudas estatales.

Es probable que la aplicación de impuestos sobre los beneficios imprevistos afecte a la seguridad de los inversores, lo que puede conllevar la necesidad de apoyar toda futura generación de electricidad. Este riesgo reglamentario se reflejará en unos costes de capital más elevados y en un menor despliegue de las energías renovables en el futuro.



III. Intervenciones en los mercados del gas

E.Límites de precios para el comercio de gas en la UE

Esta opción se basa en el establecimiento de un precio máximo a escala de la UE para el comercio de gas entre operadores de todos los Estados miembros de la UE o, alternativamente, en la fijación de límites de precios dentro de los cuales el precio del gas pueda evolucionar. Estos topes o franjas de precios limitarían las ofertas en las bolsas europeas. El precio topado del gas se convertiría en el nuevo precio contractual de referencia para los contratos a largo plazo y los contratos de derivados.

Para ser eficaz, esta opción tendría que aplicarse en todos los Estados miembros.

Ventajas

La limitación de los precios para el comercio del gas en el conjunto de Europa reduciría la volatilidad excesiva y daría lugar directamente a una reducción de los precios del gas. Esto, a su vez, reduciría los costes de la electricidad generada por las centrales de gas y los precios al consumo, tanto del gas como de la electricidad.

Inconvenientes

Habría que determinar el nivel adecuado del límite. Si el precio máximo del gas que se fije es demasiado bajo, sería difícil atraer más gas a Europa. Incluso podría incentivar a las empresas europeas a exportar gas a países en los que los precios son más elevados. Un precio más bajo fomentaría un mayor consumo de gas y, por tanto, un aumento de la demanda en Europa. Para mitigar este riesgo, esta opción tendría que ir acompañada de una fuerte gestión de la demanda. La combinación de estos factores podría dar lugar a tensiones adicionales en el mercado del gas y plantear riesgos para la seguridad del suministro.

Si se aplica el mismo precio máximo en toda la UE, sería difícil garantizar los flujos hacia los destinos donde se necesite el gas y que la red pueda funcionar con seguridad manteniendo el equilibrio entre la oferta y la demanda.

Los consumidores que hayan adquirido gas en contratos a largo plazo a un precio superior al límite establecido no se beneficiarían del precio limitado hasta la expiración de sus contratos.

Dependiendo del nivel del límite establecido y del período durante el cual se aplique, la medida puede atraer suministros de nuestros socios comerciales. Sin embargo, su reacción ante un precio fijado administrativamente es incierta y no puede preverse. Podrían impugnar esta opción ante los tribunales o restringir o suspender los suministros. 

Costes

Los costes están relacionados con una posible interrupción del suministro en función de cómo reaccionen los proveedores al límite establecido.

F.Volumen y precios negociados con proveedores internacionales

Una opción consistiría en establecer objetivos más específicos en cuanto al volumen y los precios del gas para las diferentes rutas de suministro y proveedores y actuar sobre estos objetivos de volumen y precios sobre la base de una estrategia de negociación conjunta coordinada a nivel de la UE con respecto a sus socios comerciales. Los precios indicativos afectarían a los contratos de suministro con terceros países, pero no a las transacciones que tienen lugar dentro de la UE (por ejemplo, para el balance en el mercado interior).

Con el fin de garantizar unas importaciones de gas y gas natural licuado precios adecuados, la UE debe adoptar una perspectiva a más largo plazo sobre las asociaciones de gas con sus proveedores y ampliar el alcance de las negociaciones para garantizar las importaciones de hidrógeno duraderas.

Estas asociaciones podrían consistir en:

·contratos a largo plazo para aumentar los suministros de gas natural licuado y a través de gasoductos;

·inversiones de la UE para una mayor capacidad de importación de GNL compatible con el hidrógeno;

·una asociación de H2 con un horizonte de cinco a diez años para establecer infraestructuras y un marco sólido y una asociación en materia de inversión (un marco común que garantice la previsibilidad y estabilidad de las inversiones y de la demanda en la UE, así como unas condiciones de inversión estables en los países socios).

Las perspectivas de éxito de esta estrategia de negociación dependerían de un enfoque común a escala europea.

Ventajas

En caso de elegirse esta opción, un precio más bajo negociado en el conjunto de Europa daría lugar a unos precios del gas significativamente más bajos junto con volúmenes de importación de gas acordados. A su vez, esto reduciría los costes de la electricidad generada por las centrales eléctricas de gas y los precios al consumo tanto del gas como de la electricidad.

Dado que la opción se basaría en negociaciones y no impondría ninguna restricción al comercio de gas dentro de la UE (por ejemplo, para el balance), se evitarían las perturbaciones de los flujos de gas dentro de la UE.

Inconvenientes

El éxito de esta opción depende en última instancia del resultado de las negociaciones pertinentes con los proveedores de terceros países.

Costes

En caso de elegirse, esta opción conduciría a una reducción duradera de los costes de abastecimiento del gas natural.

Top