Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52018IE1717

Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre «La Senda Paloma de la Paz (White Dove Way) – Propuesta de estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial liderada por la UE»(Dictamen de iniciativa)

EESC 2018/01717

OJ C 228, 5.7.2019, p. 31–36 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, HR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)

5.7.2019   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 228/31


Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre «La Senda Paloma de la Paz (White Dove Way) – Propuesta de estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial liderada por la UE»

(Dictamen de iniciativa)

(2019/C 228/05)

Ponente: Jane MORRICE

Decisión del Pleno

15.2.2018

Fundamento jurídico

Artículo 29, apartado 2, del Reglamento interno

Dictamen de iniciativa

Sección competente

Relaciones Exteriores

Aprobado en sección

15.1.2019

Aprobado en el pleno

20.3.2019

Pleno n.o

542

Resultado de la votación

(a favor/en contra/abstenciones)

160/3/2

1.   Conclusiones y recomendaciones

1.1.

La Unión Europea se fundó como una misión de paz. Ganó el Premio Nobel de la Paz, pero no puede permitirse dormirse en los laureles. En su lugar, el mayor proyecto de paz en los tiempos modernos debe ocupar el lugar que le corresponde como líder mundial y ejemplo a seguir consolidando la paz en Europa y en el mundo. Dados los graves desafíos existenciales de gran alcance a los que hoy se enfrenta Europa, la renovación global de las instituciones de la UE y la celebración del centenario del final de la Primera Guerra Mundial, no ha habido mejor momento en la historia de la integración europea para que la UE lidere el camino trazando un nuevo rumbo para la consolidación de la paz a escala mundial.

1.2.

La Senda Paloma de la Paz es una hoja de ruta metafórica y física que indica la dirección a seguir. Propone una nueva y dinámica estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial liderada por la UE centrada en la prevención de conflictos, la implicación de la sociedad civil, la comunicación efectiva recurriendo a la enseñanza y la información y un itinerario europeo de la paz, que vaya de Irlanda del Norte a Nicosia, para involucrar físicamente a los ciudadanos a fin de incluirlos en el proceso de paz de la UE y de empoderarlos para lograr su objetivo.

1.3.

Para ello, el CESE pide que el nuevo presupuesto de la UE dedique cada vez más recursos a la prevención de conflictos en todos los programas de paz enmarcados en las relaciones exteriores de la UE y solicita también mayor coherencia y cohesión entre el comercio interior y exterior, la ayuda, el desarrollo y las políticas de seguridad.

1.4.

El CESE recomienda decididamente una mayor implicación de la sociedad civil en el proceso de toma de decisiones, similar a la de otras iniciativas de la UE de consolidación de la paz en todo el mundo, como el programa PEACE de la UE en Irlanda del Norte, que se beneficia de la contribución activa de empresas, sindicatos y el sector del voluntariado.

1.5.

En consideración del éxito del programa Erasmus, el CESE pide un gran esfuerzo de comunicación para promover el papel de la enseñanza y la información a la hora de comunicar el relato de consolidación de la paz de la UE, facilitar el aprendizaje entre ONG de Europa y de fuera de ella y crear una marca «Paloma de la Paz» para los proyectos de paz de la UE, a fin de aumentar la visibilidad dentro y fuera de su territorio.

1.6.

Para involucrar activamente a los ciudadanos, el CESE propone una ruta de la paz que se vaya de Irlanda del Norte a Nicosia, conectando así dos islas divididas en los dos extremos de Europa. Como pone de manifiesto el éxito de los Itinerarios Culturales, como el Camino de Santiago, los viajeros efectúan estos recorridos como quién hace una peregrinación o para descubrir más de cerca diferentes culturas a través de la interacción humana. En la Senda Paloma de la Paz, descubrirán también el legado de paz creado por la Unión Europea.

1.7.

«White dove» [«paloma blanca»] es la traducción al inglés de «Columbano», nombre del peregrino irlandés considerado santo patrón de la unidad europea. También es el patrón de los motociclistas. Siguiendo su ruta original de Irlanda a Francia, Suiza, Austria e Italia, la Senda Paloma de la Paz atravesará antiguos escenarios de guerra y conflicto, como el frente occidental, Tirol del Sur y los Balcanes. También será un camino «virtual» que funcione como un manual de historia de alta tecnología sobre el viaje de la UE de la guerra a la paz y fomente una manera de vivir y de aprender representada por los valores de la UE de respeto, tolerancia y entendimiento mutuo.

1.8.

El CESE insta a la UE a crear una nueva estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial con tres facetas:

Capítulo 1: Prevención de conflictos, sociedad civil, coherencia

duplicación de la financiación para la consolidación de la paz en todas las políticas relacionadas de la UE centrándose en la prevención de conflictos, la reconciliación y un diálogo intercultural que promueva la tolerancia y el respeto tanto en el propio país como en el extranjero;

participación estructurada de la sociedad civil a todos los niveles del proceso de toma de decisiones en las políticas y los programas de relaciones exteriores de la UE relacionados con la consolidación de la paz;

mayor cohesión y coherencia entre las estrategias europeas sobre defensa, ayuda, comercio y resolución de conflictos en todos los países del mundo en los que actúa la UE;

programas para jóvenes, como Erasmus y el Cuerpo Europeo de Solidaridad, que incluyan componentes relacionados con la consolidación de la paz, la ciudadanía europea, el respeto mutuo y la tolerancia;

mayor coordinación entre organismos y entre Estados y un intercambio de experiencias con organizaciones de base de consolidación de la paz, tanto estatales como no estatales, locales, nacionales e internacionales.

Capítulo 2: Información, comunicación, educación

formación en mediación, negociación y diálogo entre ONG de consolidación de la paz locales, nacionales e internacionales;

incentivos para fomentar el aprendizaje y la docencia de la integración europea, la consolidación de la paz y el compromiso cívico en los centros de enseñanza primaria, secundaria y superior de toda la UE;

creación de centros europeos para la consolidación de la paz en Belfast y Nicosia y «centros» de aprendizaje que conecten lugares estratégicos a lo largo de la Senda Paloma de la Paz;

reconocimiento oficial de la UE del símbolo de la paloma de la paz como «marca comercial» para todos los proyectos de paz de la UE y refuerzo de la obligación de los proyectos de dar a conocer el apoyo de la UE;

un mayor esfuerzo por parte de la Comisión Europea para dar a conocer los proyectos de paz de la UE utilizando la «marca» Paloma de la Paz.

Capítulo 3: Camino de la paz europeo

Creación de un Grupo de Acción Paloma de la Paz de la UE para iniciar y apoyar:

consultas con consejos locales, órganos regionales y otras rutas establecidas, como el Camino del Frente Occidental («The Western Front Way»), museos y lugares de interés cultural conectados por la Senda Paloma de la Paz;

colaboración más estrecha con organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, la UNESCO, la OSCE y el Consejo de Europa;

creación de redes con iniciativas ciudadanas de maratón, recorridos a pie, ciclismo y motociclismo, entre otras;

apoyo a la solicitud de la asociación «Friends of Columbanus» al Consejo de Europa para su reconocimiento oficial como Itinerario Cultural Europeo, que podría pasar a ser uno de los tramos de la Senda Paloma de la Paz;

preparación logística para crear una ruta que conecte Irlanda con Chipre a través de antiguas zonas de conflictos con ramificaciones hacia lugares que han realizado importantes contribuciones a la paz, como los países escandinavos y de Europa Central y Oriental;

apoyo financiero y técnico para una Senda Paloma de la Paz de «realidad virtual», para su uso en escuelas e institutos de toda Europa como un manual de historia de alta tecnología del futuro;

apoyo a una versión interactiva en línea de la Senda Paloma de la Paz que conecte lugares y centros de consolidación de la paz y que incluya una narrativa para quienes no puedan realizar el viaje a pie.

2.   Antecedentes

2.1.

Los graves retos que afronta la UE de hoy están amenazando el núcleo principal del ideal europeo. El aumento del número de los refugiados y de la inmigración, el colapso financiero, la austeridad, el extremismo, las amenazas a la seguridad, el repunte de la polarización política y el impacto del Brexit han sacudido los cimientos mismos de la UE. La UE no puede seguir sin dar una respuesta adecuada si pretende mantener el período más largo de paz en Europa. Dada la gran inestabilidad de esta situación, la UE debe responder con acciones positivas, ambiciosas, creativas y constructivas y adoptar una visión que refleje la misión principal del proyecto europeo: promover y mantener la paz.

2.2.

El éxito del proyecto de paz de la UE significa que las nuevas generaciones de europeos están muy alejadas de la realidad de la guerra. Al recordar a los ciudadanos sus orígenes, la UE recrea un ideal vinculante que mejorará la credibilidad de la UE y su misión. Para lograrlo, la UE debe redoblar sus esfuerzos de consolidación de la paz no solo en el mundo, sino también en la propia Europa. Al intercambiar relatos sobre consenso, compromiso y resolución de conflictos de base entre diferentes culturas, comunidades y países, la UE puede reforzar y promover sus valores fundamentales de libertad, justicia, igualdad, tolerancia, solidaridad y democracia, tanto dentro de su territorio como fuera.

2.3.

Quienes no pertenecen a la UE deben verla como un campeón mundial de la paz, la democracia y los derechos humanos. Sin embargo, los conflictos en Siria, Afganistán, Yemen y otros lugares nos obligan ser críticos con la respuesta de la UE a las crisis humanitarias que se desencadenan a raíz de la acción militar. Para cumplir sus objetivos y principios declarados, la UE tiene la obligación moral, más allá de intereses geopolíticos o económicos, de proteger la vida de víctimas inocentes atrapadas en los conflictos, en particular la de los niños. Los fondos de la UE pueden contribuir de manera significativa a mejorar la vida en estas zonas, pero los resultados son limitados. Al centrarse en la prevención de conflictos en zonas en las que la paz y la seguridad se ven amenazadas y trabajar estrechamente con la sociedad civil, la UE puede garantizar un mayor compromiso de base y aumentar la probabilidad de una paz duradera.

2.4.

Partiendo de la premisa de que con cada euro invertido en la paz se ahorran siete en defensa, el CESE exhorta a la UE a que priorice la consolidación de la paz en sus propuestas de cara al nuevo presupuesto (MFP 2021-2027). El nuevo «Fondo Europeo de Apoyo a la Paz», propuesto por la Comisión Europea y dotado de 10 000 millones EUR, debe contar con un capítulo verdaderamente dedicado a la consolidación de la paz que implique activamente a las partes interesadas de la sociedad civil local e internacional, un intercambio mutuo de profesionales, centros para transferencia de conocimientos y una estrategia para comunicar su mensaje a escala mundial. El CESE pide asimismo la plena aplicación de la Estrategia Global sobre Política Exterior y de Seguridad de 2016, orientada a evitar los conflictos, fomentar la seguridad humana, abordar las causas profundas de la inestabilidad y trabajar por un mundo mejor.

3.   El contexto: conmemorar, celebrar, comunicar

3.1.

El año en el que se celebró el centenario del final de la Primera Guerra Mundial, los ciudadanos de la UE no solo conmemoraron a los caídos, sino que también sopesaron el coste de los conflictos. Si los responsables políticos entienden el camino que llevó a la paz, aprenderán las lecciones de la historia y cómo se afianzaron los procesos de paz. La conmemoración de períodos clave de paz evoca el legado de la guerra y el espíritu de solidaridad que imperaba tras ella. En los próximos años se celebrarán varios acontecimientos clave, como el trigésimo aniversario de la caída del muro de Berlín y la paz en el Líbano (2019), 25 años desde el Acuerdo de Paz de Dayton (2020). En 2018 también se celebró el vigésimo aniversario del Acuerdo del Viernes Santo y el segundo aniversario del acuerdo de paz de Colombia. Al poner de relieve su apoyo a estos acuerdos, la UE promueve el valor de sus esfuerzos en todo el mundo.

3.2.

Al hilo del Año Europeo del Patrimonio Cultural, los intentos de galvanizar el aprendizaje de Europa de los conflictos en una fuerza que persiga el bien común deben incluir un nuevo componente cultural esencial. Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión, ha puesto de relieve la diplomacia cultural como un instrumento clave para la UE en sus relaciones diplomáticas internacionales. Estos ejemplos, desde la protección de lugares del patrimonio cultural a la promoción de identidades culturales e idiomas, ayudan a elaborar políticas estables en las que diferentes grupos étnicos, nacionales, religiosos o lingüísticos se sienten seguros y más dispuestos a interactuar de manera pacífica. A pesar de que se reconocen las virtudes de la diplomacia cultural en las relaciones exteriores, con una creciente polarización intraeuropea, cabe señalar que este concepto es igualmente aplicable para hacer frente a la discordancia en la UE. Columbano (1), peregrino irlandés del siglo VI considerado el santo patrón de una Europa unida, proporciona el legado, la historia y la conexión cultural para una nueva estrategia global de la UE que fomente el entendimiento común y la acción mediante la paz. Como tal, esta iniciativa adopta el símbolo internacional de la paloma de la paz en su nombre.

4.   La Senda Paloma de la Paz

Mediante la combinación de métodos modernos de interacción social y antiguas formas de divulgación, la Senda Paloma de la Paz marca una nueva dirección a la UE conectando su pasado con su presente y su futuro.

4.1.    Liderar el camino: introducir el liderazgo de la UE en la consolidación de la paz mundial

Al apoyar activamente la creación de sociedades estables, justas, equitativas y prósperas en todo el mundo, la UE va más allá del fomento de la paz. Si bien los esfuerzos de la Unión Europea no siempre arrojan los resultados esperados, el fomento de los valores de la UE anima a los países que sufren conflictos a superar la violencia. El programa PEACE de la UE en Irlanda del Norte y el apoyo de la UE al proceso de paz de Colombia son valiosos ejemplos. Otro modelo de participación es la Estrategia de la UE para la Juventud de 2015, cuyo objetivo es garantizar que no se margine a los jóvenes en la UE. Además, al suscitar mayor coherencia y cohesión entre sus estrategias culturales, de defensa, de ayuda, comerciales y de resolución de conflictos y con agencias internacionales, la UE podría asumir el liderazgo en la consolidación de la paz a escala mundial.

4.2.    Mostrar el camino a través de la información, la comunicación y la educación

Al dar ejemplo y promover sus valores fundamentales, la UE puede mostrar el camino recurriendo a estrategias de información, educación y comunicación de una manera más creativa. El intercambio de experiencias entre agentes de consolidación de la paz de base resulta fundamental dentro y fuera de Europa. La creación de centros europeos para la paz que dispensen formación sobre mediación, negociación, diálogo y creación de consenso, como se ha propuesto en dictámenes anteriores (2), y la colaboración con agentes de consolidación de la paz de la sociedad civil es esencial. Al presentar su trabajo a través de programas de educación e información dotados de recursos adecuados y bien orientados, la UE aumenta la comprensión de su papel y justifica sus esfuerzos ante sus ciudadanos, mostrándoles el valor de la interacción multicultural y ayudando a restablecer su fe en el origen del proyecto europeo.

4.3.    Recorrer el camino: un itinerario cultural accesible a todos

4.3.1.

Esta ruta permanente de la paz de Irlanda del Norte a Nicosia atraerá a personas de todo tipo y condición en un esfuerzo físico y mental para forjar nuevas amistades y conocer a otras personas deseosas de compartir su experiencia del conflicto. Con una longitud de 5 000 km a través de Europa, este Itinerario Cultural, siguiendo los pasos de Columbano, irá más allá de la ruta original del peregrino –desde Irlanda hasta Italia– y pasará por lugares profundamente afectados por guerras y conflictos, como el frente occidental, Tirol del Sur y los Balcanes, conectando en su recorrido a personas y lugares. Los viajeros escucharán historias sobre el legado duradero de los conflictos, pero también, lo que es más importante, sobre los mecanismos que crean la paz. La Senda Paloma de la Paz también creará centros de aprendizaje y ramificaciones con el norte, este, centro y sur de Europa, de modo que los caminantes puedan escoger entre varias rutas y realizar tantas visitas como deseen. La Senda Paloma de la Paz animaría a estas «ramificaciones» a extenderse, tanto dentro como fuera de la UE, reconociendo no solo los itinerarios físicos, sino también los vínculos culturales, como por ejemplo con Escocia y, en particular, con la isla de Iona, y los vínculos en materia de consolidación de la paz en lugares como Ucrania y Oriente Medio. También podría encontrar formas de conectarse con otras rutas ya consolidadas, como el Camino de Santiago.

4.3.2.

Contará con un portal en línea que creará una experiencia virtual e interactiva con elementos audiovisuales de cada lugar e incluirá las mismas narraciones orales históricas que se escuchan en el camino para que puedan oírlas aquellos que no dispongan de la movilidad para recorrer la Senda Paloma de la Paz. Esta ruta virtual puede servir de herramienta educativa para la enseñanza de la consolidación de la paz en las escuelas y para seguir desarrollando momentos de creatividad y comprensión sobre la base de la historia local pertinente y establecer posibles vínculos con el itinerario, a fin de fomentar una amplia apropiación en toda la UE y más allá de sus fronteras. Basada en la tecnología utilizada para formar a cadetes en materia de protección civil y prevención de conflictos, creará una experiencia de realidad virtual del conflicto y la consolidación de la paz. Al tratarse de un libro de texto tecnológico, cumplirá los requisitos educativos de la era digital y complementará las antiguas técnicas de enseñanza, más centradas en quienes instigan la guerra que en quienes construyen la paz.

5.   Nuevo presupuesto de la UE (MFP) para maximizar la consolidación de la paz y la inclusión de la sociedad civil

5.1.

Aunque no hay respuestas sencillas a la búsqueda de soluciones de consolidación de la paz, existen maneras de cambiar las estrategias y prioridades para mitigar los peores efectos de los conflictos. La revisión del presupuesto de la UE brinda una valiosa oportunidad de hacerlo suscitando «coherencia, coordinación y complementariedad» entre las políticas de consolidación de la paz de la UE y en la Comisión Europea, ya que la complejidad de sus estructuras dificulta en la práctica la coordinación entre el SEAE y otros servicios. Del mismo modo, hace falta coherencia entre las políticas de la UE sobre comercio, ayuda, seguridad y desarrollo y es preciso reconocer la necesidad de «estrechar los vínculos» entre la política y la práctica de las instituciones de la UE, los Estados miembros y otros donantes importantes.

5.2.    Atención a la prevención de conflictos

Las propuestas para el nuevo presupuesto de la UE 2021-2027 relativas a la acción exterior deben otorgar mayor prioridad a la consolidación de la paz. Estas propuestas incluyen un aumento del 40 % para la seguridad, hasta los 4 800 millones EUR, un nuevo Fondo de Defensa de 13 000 millones EUR, 6 500 millones EUR para «movilidad militar» a través del Mecanismo «Conectar Europa» y un aumento del 26 % de la financiación para la acción exterior, hasta los 120 000 millones EUR. Además, la propuesta de la Comisión Europea de un «Fondo Europeo de Apoyo a la Paz» de 10 500 millones EUR al margen del presupuesto para la intervención conjunta en países no pertenecientes a la UE es ideal para garantizar que la acción de la UE esté verdaderamente orientada hacia la prevención de conflictos. En 2017, la UE adoptó un Reglamento que creaba un nuevo apoyo en el marco del Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz (IEP) para favorecer la capacitación de los actores militares (Desarrollo de capacidades en apoyo de la seguridad y el desarrollo o DCSD). La Oficina Europea de Enlace para la Consolidación de la Paz (EPLO) ha expresado en repetidas ocasiones dudas al respecto y ha destacado la necesidad de una mayor participación de la sociedad civil.

5.3.    Inclusión de la sociedad civil: atención a las mujeres y los jóvenes

Está cada vez más aceptado que la sociedad civil resulta fundamental para garantizar la eficacia y la sostenibilidad a largo plazo de cualquier estrategia de consolidación de la paz. La cooperación con los agentes de base no solo es útil para comprender mejor la situación de conflicto desde abajo, sino también para garantizar una «apropiación» local del proceso al contribuir a la consolidación de la paz y al refuerzo positivo que tenga más en cuenta la dimensión del conflicto. La Resolución 2419 de las Naciones Unidas destaca el papel de los jóvenes en la negociación y la aplicación de acuerdos de paz, al igual que lo hace la Resolución 1325 de las Naciones Unidas sobre el papel de las mujeres. La actividad sindical y las empresas, grandes o pequeñas, también deben desempeñar un papel fundamental en la movilización de la sociedad civil. Los grupos vulnerables, en particular las víctimas, deben recibir atención experta, y también es importante el enfoque de «buena vecindad» de las relaciones en la comunidad y el entorno de trabajo. Como han demostrado las relaciones del CESE con los países vecinos de la UE en África, Asia y otras regiones del mundo, el «diálogo estructurado» entre la UE y la sociedad civil también crea relaciones novedosas y duraderas.

5.4.    Sensibilización de la UE

Dado que el conocimiento de los ciudadanos de los esfuerzos de la UE por consolidar la paz es limitado, el nuevo presupuesto debe hacer mayor hincapié en las estrategias de información, educación y comunicación, en particular en el uso de medios tanto tradicionales como sociales. A pesar de que la preocupación sobre los peligros de las redes sociales y la posible amenaza para las democracias es real, la capacidad de las redes para generar un cambio positivo está infrautilizada. En el nuevo presupuesto de la UE deberían asignarse mayores recursos al periodismo de paz, la diplomacia cultural y el diálogo intercultural. La educación también desempeña un papel importante, pues enseña a los niños y los jóvenes no solo a «tolerar», sino también a respetar la diferencia. Ejemplos de esto han sido el Organismo especial para los programas de la UE y el movimiento de educación integrada en Irlanda del Norte.

5.5.    Puesta en común de buenas prácticas

La UE cuenta con una amplia experiencia en zonas como el sudeste asiático, Oriente Medio, Centroamérica, los Balcanes y el África subsahariana. Algunas de estas experiencias han conocido un gran éxito, otras no tanto. Aprendiendo de la historia, la UE debe respetar y promover el enfoque ético en las intervenciones, tal y como se ha puesto de manifiesto en la Iniciativa para la transparencia de las industrias extractivas (3) la cual, gracias al fomento de procesos verdaderamente participativos que asocien a la sociedad civil, contribuye a luchar contra la explotación y la corrupción y promueve la buena gobernanza. Estas experiencias, ya sean buenas o malas, deben perfilar la política. Aunque no hay una única solución a todos los problemas, existen principios básicos comunes a distintas zonas de conflicto que no se pueden ignorar. Esta puesta en común de experiencias debe establecerse mejor, en particular entre la acción interior y exterior de la UE, que hasta ahora han carecido de un enfoque sistemático del aprendizaje compartido. Se trata de una oportunidad desperdiciada y un grave error político, y debe ponérsele remedio.

5.6.    Camino a seguir

El centenario del final de la guerra y la celebración de la paz y el patrimonio cultural brinda a la UE una oportunidad perfecta para reafirmar su valor en el mundo, no solo como potencia económica, sino también como líder mundial en la consolidación, el aseguramiento y la promoción de la paz. Centrándose en la paz frente a la amenaza terrorista en su territorio y en el extranjero, la UE puede considerar su propia experiencia como un ejemplo de lo que puede lograrse, pero que debe promoverse continuamente para fomentar el diálogo intercultural, la tolerancia, la solidaridad y el respeto mutuo.

Al proporcionar una hoja de ruta para una estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial liderada por la UE junto a una ruta de la paz física y virtual para los viajeros, la Senda Paloma de la Paz funciona como un faro que muestra una manera de vivir, aprender y conectar en un mundo cada vez más globalizado. Las personas, jóvenes y mayores, de distintos orígenes socioeconómicos, generacionales, confesionales, culturales y comunitarios que confluyan desde rincones lejanos de la UE y otras partes del mundo aprenderán sobre distintas culturas y tradiciones y crearán nuevas conexiones basadas en una mayor comprensión de los valores de la UE.

Utilizando el símbolo de la paloma de la paz para señalizar el camino, la Senda Paloma de la Paz no solo constituiría un legado para la consolidación de la paz de la UE en todo el mundo, sino también una nueva visión para la UE y un mensaje de esperanza en tiempos cada vez más difíciles.

En las políticas de consolidación de la paz, donde hay voluntad hay una Senda Paloma de la Paz.

Bruselas, 20 de marzo de 2019.

El Presidente

del Comité Económico y Social Europeo

Luca JAHIER


(1)  Peregrino irlandés del siglo VI considerado por Robert Schuman, padre fundador de la UE, como el santo patrón de todos aquellos que aspiran a construir una Europa unida.

(2)  Dictamen del CESE sobre «El papel de la UE en el proceso de paz de Irlanda del Norte», 23 de octubre de 2008 (DO C 100 de 30.4.2009, p. 100).

Dictamen del CESE «El papel de la UE en la consolidación de la paz en las relaciones exteriores: buenas prácticas y perspectivas», 19 de enero de 2012 (DO C 68 de 6.3.2012, p. 21).

(3)  Como se menciona en el Dictamen del CESE sobre «Garantizar las importaciones esenciales para la UE mediante la actual política comercial de la UE y sus demás políticas relacionadas», 16 de octubre de 2013 (DO C 67 de 6.3.2014, p. 47).


Top