Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52018DC0508

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES sobre la evaluación intermedia de la ejecución del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» 2014-2020

COM/2018/508 final

Bruselas, 29.6.2018

COM(2018) 508 final

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

sobre la evaluación intermedia de la ejecución del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» 2014-2020

{SWD(2018) 358 final}
{SWD(2018) 359 final}


INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

sobre la evaluación intermedia de la ejecución del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» 2014-2020

El programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» 1 (en lo sucesivo, el «Programa») se puso en marcha en un período especialmente difícil para la UE, en un momento en que los efectos de la crisis económica habían dado lugar a una reducción generalizada de la cantidad de recursos y financiación nacionales disponibles para cuestiones sociales y de derechos humanos. Desde 2014, el Programa trata de seguir desarrollando una Europa de los derechos y la igualdad de conformidad con la Estrategia Europa 2020 2 . 

El presente informe presenta los resultados intermedios obtenidos por el Programa y los aspectos cualitativos y cuantitativos de su ejecución, tal como exige el artículo 13, apartado 2, letra b), del Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» para el período de 2014 a 2020 3 .

El período de referencia a efectos de la evaluación intermedia es la primera mitad de la ejecución del Programa: de 2014 a mediados de 2017. La evaluación abarcó los programas anuales de trabajo correspondientes a los años 2014, 2015 y 2016. El programa anual de trabajo de 2017, en cambio, se ha analizado principalmente en términos de diseño y estructura, pero no en cuanto a su ejecución.

El informe se basa en las constataciones de la evaluación 4 elaborada por la Comisión Europea y respaldada por una evaluación externa 5 .

1.Introducción y contexto

El programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» 2014-2020 vino a sustituir a los programas en vigor durante el período de programación 2007-2013, a saber, el programa Daphne III, el programa «Derechos fundamentales y ciudadanía» y el programa Progress 6 .

El Programa actual fue establecido por el Reglamento (UE) n.º 1381/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo.

El Reglamento establece como objetivo general:

·contribuir a seguir desarrollando un espacio en el que se promuevan, protejan y ejerzan de forma efectiva la igualdad y los derechos de las personas consagrados en el TUE, en el TFUE, en la Carta y en los convenios internacionales de derechos humanos a los que se ha adherido la Unión.

Sus objetivos específicos son los siguientes:

·promover la aplicación efectiva del principio de no discriminación por motivos de sexo, origen racial o étnico, religión o creencias, discapacidad, edad u orientación sexual, y respetar el principio de no discriminación por los motivos contemplados en el artículo 21 de la Carta;

·prevenir y combatir el racismo, la xenofobia, la homofobia y otras formas de intolerancia;

·promover y proteger los derechos de las personas con discapacidad;

·promover la igualdad entre mujeres y hombres, y avanzar en la integración de la perspectiva de género en las distintas políticas;

·prevenir y combatir toda forma de violencia contra menores, jóvenes y mujeres, así como contra otros grupos de riesgo;

·promover y proteger los derechos del menor;

·contribuir a garantizar el más alto nivel de protección de la privacidad y de los datos personales;

·promover y mejorar el ejercicio de los derechos derivados de la ciudadanía de la Unión;

·posibilitar que las personas, en su condición de consumidores o de emprendedores en el mercado interior, puedan ejercer los derechos que les confiere el Derecho de la Unión, teniendo en cuenta los proyectos financiados con arreglo al Programa de Consumidores.

La Comisión Europea se encarga de la ejecución del Programa en régimen de gestión directa centralizada.

Desde el punto de vista geográfico, todos los Estados miembros de la UE pueden participar en el Programa. Los países de la Asociación Europea de Libre Comercio, los países candidatos y los países candidatos potenciales también pueden participar en el Programa si cumplen determinadas condiciones. Islandia participa en todos los objetivos específicos del Programa, mientras que Liechtenstein solo lo hace en aquellos relacionados con la no discriminación, el racismo, la xenofobia, los derechos de las personas con discapacidad y la igualdad entre mujeres y hombres.

2.Elementos fundamentales y ejecución del Programa

De acuerdo con el artículo 5 del Reglamento, el Programa apoya un amplio abanico de actividades, a saber, actividades analíticas, aprendizaje mutuo, cooperación, actividades de sensibilización y difusión, actividades de formación y acciones para apoyar a los principales agentes cuyas actividades contribuyan a la consecución de sus objetivos específicos. El Programa también apoya a las organizaciones que trabajan en el ámbito de los derechos sociales y humanos en toda Europa, a saber: redes europeas; organizaciones públicas o privadas generalmente sin ánimo de lucro; autoridades nacionales, regionales y locales de los Estados miembros de la UE; organizaciones no gubernamentales; universidades y centros de investigación, así como organizaciones internacionales.

Por lo que respecta a los grupos destinatarios, entendidos estos como los grupos que pueden beneficiarse directamente, participando en las actividades del Programa, o indirectamente de la ejecución del mismo, también tienen tal consideración las autoridades públicas, las organizaciones no gubernamentales y otras entidades de investigación que contribuyen a la consecución de los objetivos del Programa. Los ciudadanos en general son también un grupo destinatario, en la medida en que los objetivos y las iniciativas del Programa están encaminados a promover, proteger y hacer efectivo el ejercicio de la igualdad y los derechos de las personas, en particular los de aquellas que sufren discriminación, intolerancia o violencia, incluidos los migrantes y las minorías.

Como prevé el Reglamento, el Programa utiliza subvenciones para actividades, subvenciones de funcionamiento y acciones de contratación pública como principales mecanismos de financiación para apoyar los proyectos relativos a sus objetivos. Mientras que las subvenciones para actividades habitualmente tienen una duración de dos años, por medio de subvenciones de funcionamiento anuales el Programa financia a las redes europeas que trabajan en los siguientes ámbitos: no discriminación; racismo, xenofobia, homofobia u otras formas de intolerancia; discapacidad; igualdad entre mujeres y hombres; prevención y lucha contra todas las formas de violencia y promoción de los derechos del menor.

2.1.Los objetivos específicos del Programa

·Objetivo específico n.º 1: Promover la no discriminación

El Programa apoya proyectos destinados a prevenir y combatir la discriminación por motivos de sexo, origen racial o étnico, religión o creencias, discapacidad, edad u orientación sexual. En particular, la promoción de la integración de los gitanos es un tema fundamental de este objetivo específico. A este respecto, el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» respalda las Plataformas Nacionales para la Inclusión de los Gitanos y coopera estrechamente con los Estados miembros de la UE y sus puntos de contacto nacionales sobre integración de los gitanos y con las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en el ámbito de la no discriminación y la integración de los gitanos. El Programa financia asimismo las actividades de la red europea de organismos nacionales para la igualdad. La labor principal de esta red pasa por reforzar la cooperación y el intercambio de información entre los organismos nacionales para la igualdad designados por los Estados miembros sobre temas relacionados con la no discriminación.

·Objetivo específico n.º 2: Prevenir y combatir el racismo, la xenofobia, la homofobia y otras formas de intolerancia

Los proyectos financiados en este ámbito contribuyen a mejorar la aplicación de la legislación de la UE vigente en los Estados miembros y a prestar asistencia a las víctimas de delitos de odio e incitación al odio. En concreto, las actividades financiadas respaldan la protección de los refugiados y migrantes frente al aumento del populismo, el extremismo y la intolerancia.

·Objetivo específico n.º 3: Promover los derechos de las personas con discapacidad

La finalidad operativa de este objetivo específico es sensibilizar a la opinión pública y mejorar la efectividad de los derechos de las personas con discapacidad con vistas a una reducción de los obstáculos, a su plena participación en la sociedad y a que disfruten de sus derechos. Esto se lleva a cabo principalmente a través de subvenciones de funcionamiento que prestan apoyo a las actividades de redes a escala europea de defensa de los derechos de las personas con discapacidad y por medio de actividades de contratación pública centradas en la recopilación de datos, la formación y actividades de sensibilización. En el marco del programa anual de trabajo de 2014, se puso en marcha la Tarjeta Europea de Discapacidad 7 con el apoyo del Programa para facilitar los desplazamientos transfronterizos de las personas con discapacidad.

·Objetivo específico n.º 4: Promover la igualdad entre mujeres y hombres

El Programa promueve proyectos que ayudan a los Estados miembros y a las partes interesadas pertinentes a mejorar el equilibrio entre mujeres y hombres en todas las esferas de la vida, especialmente en la toma de decisiones económicas, y a promover la independencia económica igualitaria de mujeres y hombres. La financiación canalizada a través de este objetivo también pretende contribuir a reducir la brecha salarial, de ingresos y de pensiones por cuestión de género.

·Objetivo específico n.º 5: Prevenir y combatir toda forma de violencia contra menores, jóvenes y mujeres, así como contra otros grupos de riesgo

El Programa financia principalmente proyectos que ayudan a proteger y prestar apoyo a las víctimas más vulnerables de la violencia, como las mujeres y los niños, así como actividades de sensibilización y de prevención de la violencia, implicando a organizaciones no gubernamentales que trabajan sobre el terreno. Asimismo, apoya el tratamiento de los autores de actos de violencia. Reforzar los sistemas de protección del menor es una de las prioridades de la Comisión, y el Programa apoya los derechos de los migrantes menores financiando organizaciones internacionales que trabajan directamente con y para estos menores.

·Objetivo específico n.º 6: Promover los derechos del menor

Los derechos del menor se promueven a través de proyectos centrados en una justicia adaptada a los niños y en la protección de los menores vulnerables (p. ej., menores que abandonan los sistemas de acogida y menores en conflicto con la ley), prestando apoyo, en particular, a las actividades de formación para los funcionarios, las organizaciones no gubernamentales y los abogados que tratan con ellos.

·Objetivo específico n.º 7: Proteger la privacidad y los datos personales

Por lo que respecta a la protección de datos, el Programa constituye la principal fuente de financiación de la UE. Las actividades desarrolladas en el marco de este objetivo específico están estrechamente vinculadas a la reforma en materia de protección de datos 8 , adoptada en 2016. A través de este objetivo, el Programa pretende financiar proyectos que apoyen, concretamente, la transposición y aplicación de la nueva normativa en materia de protección de datos por los Estados miembros y la formación de las autoridades de protección de datos y los responsables de la protección de datos.

·Objetivo específico n.º 8: Ciudadanía de la UE

El Programa financia proyectos, principalmente actividades de sensibilización, encaminados a fomentar la participación de los ciudadanos de la UE en la vida cívica y política de la Unión. Por consiguiente, apoya proyectos que pueden ayudar a los ciudadanos a ser más conscientes de los derechos de que disfrutan por ser ciudadanos de la Unión. Las campañas informativas sobre los derechos vinculados a la ciudadanía de la UE se financian a través de este objetivo específico, con un hincapié especial en los derechos electorales en vista de las elecciones europeas de 2019.

·Objetivo específico n.º 9: Derechos de los consumidores o de los emprendedores

El Programa financia asimismo proyectos que prestan apoyo a las personas en su condición de consumidores o de emprendedores en el mercado interior para que ejerzan los derechos que les confiere el Derecho de la Unión. Los fondos de la UE en este ámbito pretenden contribuir a incrementar el conocimiento y sensibilización respecto de los derechos de los consumidores, especialmente en el mercado digital.

2.2.Presupuesto

El presupuesto total del Programa para el período 2014-2020 asciende a 439 473 000 EUR. El mayor porcentaje de créditos comprometidos se alcanzó en 2016 (94,91 %) (véase el cuadro 1). De acuerdo con las fuentes disponibles, el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» destina aproximadamente el 23 % de los recursos disponibles a acciones de contratación pública, aunque la distribución entre sus objetivos específicos no es homogénea 9 .

Cuadro 1: Compromisos anuales del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» (2014-2016)

Año

Importe comprometido (en EUR)

2014

49 719 588,56

2015

48 621 670,69

2016

55 854 156,79

Total 2014-2016

154 195 416,04

Fuentes: informes de seguimiento anuales (informes sobre la ejecución de los programas anuales de trabajo y base de datos de proyectos para 2016).

En términos generales, la mayoría de los recursos asignados a subvenciones se han comprometido (con un porcentaje de créditos comprometidos cercano al 90 %).

En términos de importes previstos, el objetivo específico con una cantidad mayor es el relativo a la prevención de la violencia contra los menores, seguido del relativo a la no discriminación. En conjunto, los dos objetivos absorben más del 20 % del presupuesto comprometido (26 %). Por el contrario, también en términos de importes previstos, los objetivos específicos con menores cuantías son los relativos a los derechos del menor, la ciudadanía de la UE, la protección de los consumidores y la protección de datos.

En concreto, el presupuesto comprometido para subvenciones se ha dividido entre los objetivos específicos del Programa como se ilustra en el gráfico 1, que figura a continuación.

 Gráfico 1: Presupuesto comprometido según la tipología de la intervención por objetivo específico

 

Fuente: informes anuales sobre la ejecución de los programas de trabajo anuales para 2014 y 2015, extractos del proyecto para 2016. SA (subvención para acciones), SF (subvención de funcionamiento), CONT (contratación pública), DMEN (promoción de los derechos del menor), DCID (promoción de los derechos derivados de la ciudadanía de la Unión), DCON (aplicación de los derechos de los consumidores), DPRE (prevención de la violencia contra menores, jóvenes, mujeres y otros grupos en riesgo), DDAT (garantía del nivel más elevado de protección de datos), DDIS (promoción de la no discriminación), DDIC (promoción de los derechos de las personas con discapacidad), DGEN (promoción de la igualdad entre mujeres y hombres e integración de la perspectiva de género), DRAC (lucha contra el racismo, la xenofobia, la homofobia y otras firmas de intolerancia).

Mientras que el objetivo específico relativo a la no discriminación se ejecuta a través de una combinación equilibrada de subvenciones para acciones, subvenciones de funcionamiento y actividades de contratación pública, el objetivo específico relativo a la lucha contra la violencia se ejecuta principalmente mediante subvenciones para acciones.

2.3.Solicitudes recibidas y proyectos seleccionados

Los datos correspondientes a 2014 y 2015, tanto por lo que respecta a las subvenciones para acciones como a las de funcionamiento, muestran que los objetivos específicos que atrajeron un mayor número de solicitudes son los referentes a la promoción de la no discriminación y a la prevención de la violencia (véase el gráfico 2, a continuación).

Gráfico 2: Número de subvenciones para acciones y subvenciones de funcionamiento concedidas y número de solicitudes por objetivo específico y año (2014 y 2015)

Fuente: informes anuales sobre la ejecución de los programas de trabajo anuales de 2014 y 2015. DMEN (promoción de los derechos del menor), DCID (promoción de los derechos derivados de la ciudadanía de la Unión), DPRE (prevención de la violencia contra menores, jóvenes, mujeres y otros grupos en riesgo), DDIS (promoción de la no discriminación), DDIC (promoción de los derechos de las personas con discapacidad), DGEN (promoción de la igualdad entre mujeres y hombres e integración de la perspectiva de género), DRAC (lucha contra el racismo, la xenofobia, la homofobia y otras firmas de intolerancia).

En el período cubierto por los programas de trabajo anuales 2014-2016 se financiaron 352 proyectos. De media, considerando la tasa de selección de las convocatorias de propuestas en 2014 y 2015 10 , esta oscila entre el 7 y el 27 % para casi todos los objetivos específicos, una cifra bastante baja. Solo en el caso del objetivo relativo a la promoción de los derechos de las personas con discapacidad se concedió una subvención a la práctica totalidad de las solicitudes presentadas. La segunda tasa de selección más alta (casi el 58 %) se observó en 2014, respecto al objetivo específico relativo a la igualdad de género.

En 2016 se registró una caída en el número de solicitudes recibidas, coincidiendo con la puesta en marcha del Portal del participante 11 . No obstante, esta tendencia no supuso una reducción significativa en cuanto al número de proyectos aprobados.

2.4.Principales logros del Programa

La introducción de un sistema de indicadores para el actual programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» ha resultado ser adecuada para medir sus logros.

En el caso del objetivo general del Programa (a saber, «seguir desarrollando un espacio en el que se promuevan, protejan y ejerzan de forma efectiva la igualdad y los derechos de las personas consagrados en el TUE, en el TFUE, en la Carta y en los convenios internacionales de derechos humanos a los que se ha adherido la Unión»), se han fijado metas sobre la base de cinco indicadores 12 .

Puesto que hasta la fecha el progreso del Programa en la consecución de sus realizaciones y resultados ha sido bueno, cabe esperar que también progrese adecuadamente hacia la consecución de su objetivo general. No obstante, la principal dificultad analítica estriba en establecer una conexión entre los cambios en los indicadores globales y las intervenciones específicas del Programa.

En particular, cabe esperar que se alcancen dos de las cinco metas fijadas respecto del objetivo general del Programa, a saber, las relativas a la brecha salarial entre hombres y mujeres y la sensibilización sobre los derechos vinculados a la ciudadanía de la UE. En particular, es probable que la contribución del Programa a la consecución de los resultados sobre sensibilización en cuanto a los derechos vinculados a la ciudadanía de la UE sea sustancial, ya que el Programa tiene una incidencia directa por su atención a las medidas de sensibilización destinadas a propiciar el cambio.

Por el contrario, la contribución del Programa será probablemente más indirecta en lo que se refiere a la consecución de las metas relativas a las tasas de empleo femenino, la representación de las mujeres en los niveles superiores de la toma de decisiones y la tasa de empleo de las personas con discapacidad, ya que el cambio en estos ámbitos requiere una mayor transformación estructural de los mercados laborales y de estructuras económicas que escapan del ámbito de influencia directa del Programa. Con todo, según la evaluación realizada, el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» está desempeñando un papel importante para apoyar también estos cambios estructurales.

Por lo que respecta al progreso en la consecución de sus nueve objetivos específicos, la contribución del Programa es directa y es probable que se alcancen las metas en el caso de los objetivos específicos relativos a la no discriminación, la sensibilización respecto de los derechos vinculados a la ciudadanía de la UE y los derechos de los consumidores.

En cambio, su contribución a otros objetivos específicos es más indirecta. Este es el caso del objetivo específico relativo a la promoción de la igualdad de género, en el que probablemente no se alcance la mayor parte de las metas, puesto que se requiere un mayor cambio estructural de los mercados laborales y las estructuras económicas que escapa del ámbito de influencia directa del Programa

En términos generales y según los resultados de la evaluación, las actividades del Programa contribuyen a la consecución de sus objetivos específicos, pero el impacto es bastante moderado, a causa de la cantidad limitada de recursos del Programa (como en los ámbitos de la igualdad de género y los derechos vinculados a la ciudadanía de la UE) y porque en el cambio intervienen muchos otros factores y políticas diferentes.

2.5.Participantes y asociaciones

Las asociaciones transnacionales, gracias a las redes que han creado y a sus interconexiones, son contribuyentes esenciales para la eficacia del Programa. De hecho, de acuerdo con la mayoría de los encuestados, las asociaciones desarrolladas en el marco del Programa han mejorado sus estructuras organizativas en términos de ejecución de los proyectos, sostenibilidad de los resultados y capacidades generales. Un número de beneficiarios más reducido indicó asimismo que las asociaciones habían tenido efectos positivos en sus capacidades para recaudar fondos.

La evaluación de las asociaciones formadas ha mostrado asimismo una representación adecuada de los beneficiarios por tipo de organización (el 39 % del total de beneficiarios son organizaciones sin ánimo de lucro, mientras que solo el 5 % son entidades privadas con ánimo de lucro), aunque con una distribución geográfica desigual de las organizaciones participantes (como ya sucedió con los programas predecesores).

Italia (mayoritariamente) y España (en menor medida) son los países con mayor número de organizaciones solicitantes (bien como coordinadores o como socios), seguidos por Grecia, Reino Unido, Rumanía y Bulgaria. Las organizaciones procedentes de estos seis países acaparan aproximadamente el 50 % de las subvenciones para acciones financiadas.

3.¿Qué ha logrado el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía»?

Como demuestra la evaluación, los resultados del Programa a mitad de su ejecución son buenos en general, en relación con sus objetivos específicos y en términos de eficacia, eficiencia, pertinencia, coherencia, complementariedad y sinergias, y valor añadido europeo. Es necesario introducir mejoras, en concreto por lo que respecta a su equidad.

3.1.Eficacia 13

El Programa avanza satisfactoriamente hacia la consecución de su objetivo general y sus objetivos específicos. No obstante, en ocasiones resulta complicado establecer una conexión entre los cambios en los indicadores globales y las intervenciones del propio Programa, ya que en ciertos cambios intervienen muchos otros factores distintos. Los indicadores de seguimiento seleccionados para medir los logros del Programa son, en términos generales, adecuados, aunque podrían introducirse algunas mejoras.

El resultado clave que se ha alcanzado en todos los objetivos específicos es la mejora de las capacidades y competencias de los profesionales. Otro logro importante del Programa es la contribución que hacen al cambio sistémico los resultados de los proyectos, que incluyen mejores herramientas, procedimientos, servicios y políticas desarrollados transversalmente en todos los objetivos específicos.

De acuerdo con la mayoría de los beneficiarios, las actividades de comunicación emprendidas por la Comisión para promocionar el Programa han tenido un amplio éxito y, por consiguiente, su popularidad es mayor que la de los programas precedentes. No obstante, es preciso mantener los esfuerzos para garantizar que se llega a todos los posibles solicitantes en todos los Estados miembros.

Los beneficios del Programa han sido elevados en comparación con los de los programas precedentes, también en términos de solicitudes recibidas y proyectos aprobados.

Otro avance positivo ha sido el elevado nivel de ejecución financiera del Programa, ya que el nivel de financiación solicitado por los candidatos y concedido en relación con cada objetivo específico en los años 2014-2015 es ligeramente superior al de los programas anteriores.

Por otro lado, sobre la base de varios indicadores y de acuerdo con las partes interesadas entrevistadas que respondieron a la encuesta, la evaluación muestra avances positivos en la mejora del grado de conocimiento del Derecho de la UE y de sus políticas, derechos y valores. Asimismo, las asociaciones que se formaron durante las actividades del Programa han tenido efectos positivos para los beneficiarios y sobre las competencias y capacidades de los participantes en el Programa.

Por lo que respecta a la sostenibilidad de las actividades del Programa tras el fin de la financiación, la mayoría de las partes interesadas encuestadas consideraron que es muy probable que las acciones se mantengan en términos de adquisición de nuevas capacidades y conocimientos, mayor sensibilización y de creación de herramientas y procedimientos que sobrevivan a los proyectos. Las expectativas de que las actividades de formación se mantuviesen más allá de la finalización del proyecto eran ligeramente menores. No obstante, solo un tercio de los participantes en la encuesta esperaban que las asociaciones financiadas durante el proyecto durasen más allá del período de financiación. Igualmente bajo es el porcentaje de partes interesadas que consideró que las asociaciones formadas durante los proyectos financiados por el Programa habían incrementado su capacidad para captar fondos. En general, hay muy pocos datos empíricos sobre la sostenibilidad de los resultados de los proyectos tras el fin de la financiación.

Por último, más del 80 % de los participantes en la encuesta afirman que la eficacia del Programa para atender a las necesidades de los grupos destinatarios pertinentes es elevada o muy elevada. Asimismo, más del 70 % de los beneficiarios del Programa encuestados en la evaluación consideraban que el programa había sido altamente eficaz a la hora de seleccionar los ámbitos y los grupos destinatarios más pertinentes.

I

3.2.Eficiencia 14

El análisis de la eficiencia se basa en una evaluación cualitativa de la percepción de los beneficiarios de la relación coste-eficacia de las acciones, dado que la escasez de datos disponibles en cuanto a los costes y beneficios de la intervención del Programa no permite aplicar metodologías cuantitativas estándar para realizar una evaluación costes-beneficios. De acuerdo con la mayoría de los beneficiarios y representantes de los Estados miembros, los costes del Programa son proporcionales a los beneficios o incluso proporcionalmente inferiores. En particular, los resultados de los proyectos en términos de actividades de formación sobrepasan las expectativas en varios objetivos específicos. Este es el caso del objetivo específico relativo a la prevención de la violencia contra menores, jóvenes y mujeres, y esto resulta también más destacable habida cuenta del reducido gasto realizado (aproximadamente el 60 % del previsto).

Uno de los logros más destacables del Programa, en comparación con sus predecesores, ha sido la reducción de la carga para los beneficiarios en términos de tiempo y de recursos financieros.

Asimismo, según las partes interesadas, los cambios en el diseño del Programa, en comparación con 2007-2013, son el factor más importante de la eficiencia de los proyectos en la consecución de los resultados.

Los beneficiarios consideran que los actuales instrumentos de financiación son adecuados para el Programa. No obstante, estiman que podría haber margen para utilizar medidas alternativas, como por ejemplo microcréditos o préstamos de escasa cuantía.

Por último, varios beneficiarios señalaron la cuestión del lapso de tiempo relativamente largo entre la solicitud y el inicio de las actividades de los proyectos como algo problemático para su eficiencia, ya que en este período prologando pueden cambiar los factores contextuales, lo que exige un esfuerzo adicional para adaptar el proyecto al nuevo contexto.

3.3. Pertinencia 15

El Programa resulta muy pertinente para las necesidades de sus partes interesadas y beneficiarios, por ejemplo en términos de desarrollo de conocimientos, formación, sensibilización y apoyo estructural. De hecho, las partes interesadas encuestadas en la evaluación se mostraron muy positivas respecto de la pertinencia de las acciones del Programa para atender a sus necesidades. No obstante, la evaluación también detectó ciertas lagunas en relación con las necesidades de algunos grupos de partes interesadas y ciudadanos que podrían recibir mayor atención del Programa, como por ejemplo las mujeres que sufren múltiples discriminaciones (p. ej., migrantes, con discapacidad, mujeres de más edad).

Las necesidades indicadas en el momento en que se adoptó el Programa siguen siendo pertinentes, ya que, tal como demuestra la evaluación llevada a cabo, es improbable que se alcancen varias metas, en particular las referentes a la igualdad de género o los derechos de las personas con discapacidad, puesto que el progreso en este sentido ha sido escaso.

Asimismo, el Programa es suficientemente flexible para incorporar las necesidades que vayan surgiendo. 

Otra señal de que el Programa sigue siendo pertinente para las necesidades actuales es el incremento de la demanda de subvenciones financiadas en comparación con programas anteriores, especialmente en el caso de los objetivos específicos relativos a la violencia contra los menores, la no discriminación y la lucha contra el racismo.

3.4. Coherencia, complementariedad, sinergias 16

De acuerdo con los beneficiarios, el Programa presenta un alto grado de coherencia interna (entre los objetivos específicos y las intervenciones) y de coherencia externa y complementariedad con otros instrumentos, programas y acciones de la UE.

Durante la evaluación no se han detectado solapamientos significativos con otros programas financiados por la UE, hecho que parecería confirmar que los objetivos específicos están más racionalizados y definidos con mayor claridad en relación con los programas predecesores.

Asimismo, el Programa guarda un elevado grado de coherencia con los principios acordados internacionalmente, como por ejemplo la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Por otro lado, de acuerdo con casi el 90 % de los beneficiarios, el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» también es, en términos generales, coherente en sus objetivos, metas y tipos de acciones con las políticas nacionales en el mismo ámbito.

3.5. Valor añadido de la UE 17

La dimensión «europea» y transnacional inherente del Programa constituye la base de su valor añadido de la UE. Según la mayoría de los beneficiarios, a falta de las actividades del Programa, no se habrían llevado a cabo proyectos similares o no habrían tenido la misma cobertura en términos de beneficiarios y grupos destinatarios por la ausencia de recursos disponibles a nivel de los Estados miembros. Esto resulta especialmente pertinente en el caso de las acciones de formación en el ámbito de la prevención de todas las formas de violencia y en el de la protección de datos. De igual forma, resulta especialmente importante la financiación de la UE para las organizaciones de alcance europeo, ya que sería incluso más difícil obtener financiación nacional para una red transnacional. Por otro lado, de acuerdo con las partes interesadas encuestadas, los proyectos financiados por el Programa parecen tener mayor calidad y ser más innovadores que los financiados a nivel nacional. Concretamente, al permitir poner a prueba enfoques innovadores, estos proyectos pueden utilizarse para mostrar a los Gobiernos nacionales los beneficios de las actividades realizadas. Por ejemplo, las actividades de formación en los centros de enseñanza en el ámbito del acoso escolar no aplicarían métodos innovadores, como por ejemplo hacer partícipes tanto a los autores como a las víctimas. Otro ejemplo son los proyectos destinados a poner a prueba la Tarjeta Europea de Discapacidad. Todos ellos recibieron apoyo en el marco del objetivo específico relativo a los derechos de las personas con discapacidad y su finalidad era establecer organizaciones nacionales encargadas de la Tarjeta Europea de Discapacidad (gubernamentales o no gubernamentales) y fijar el correspondiente paquete nacional de prestaciones que los Estados miembros estaban dispuestos a mutualizar.

Por último, la demanda de financiación con cargo al Programa se ha mantenido en un nivel alto a lo largo de toda la ejecución del mismo. Todas estas constataciones sugieren que existe una demanda constante de acciones a escala de la UE en los ámbitos cubiertos por el Programa.

3.6. Equidad 18

El Programa ha prestado apoyo específico a la promoción de las prioridades transversales de la igualdad de género, los derechos del menor y los derechos de las personas con discapacidad.

La cuestión de la incorporación de la perspectiva de género se promueve a través de un objetivo específico propio. Por otro lado, también se han financiado acciones específicas de igualdad de género en el marco de otros objetivos específicos. Esto implica que se han dedicado considerables recursos financieros a la promoción de la igualdad de género y a la incorporación de la perspectiva de género directamente. Los principios y mecanismos de la incorporación de la perspectiva de género se reflejan en todas las fases de la programación, ejecución y seguimiento del Programa, pero sigue habiendo margen para reforzar la protección de las mujeres que sufren múltiples desventajas y también para implicar en mayor medida a los organismos para la igualdad en el establecimiento de las prioridades del Programa.

Por lo que respecta a la protección de los derechos del menor, el Programa cuenta con dos objetivos específicos que tratan directamente la promoción de los derechos del niño. Por otro lado, otros objetivos específicos también podrían financiar acciones que pudieran resultar pertinentes para los menores. Asimismo, el respeto de los derechos del menor se ve reforzado por el hecho de que las organizaciones que solicitan financiación, y que trabajarán directamente con menores durante la ejecución del proyecto, deben facilitar a la Comisión una descripción de su política de protección del menor. No obstante, podría mejorarse aún más la incorporación de los derechos del menor en todas las fases del Programa, en particular mediante la participación de los organismos que representan los intereses del menor en la fijación de las prioridades del Programa.

El Programa prevé un objetivo específico de promoción de los derechos de las personas con discapacidad y otro de promoción de la aplicación efectiva del principio de no discriminación, también por razón de discapacidad. Todas las solicitudes presentadas en el marco de este objetivo específico han sido concedidas. Debe incrementarse la incorporación de los derechos de las personas con discapacidad en todas las fases del Programa, en concreto mediante un vínculo directo con la Estrategia de la UE en materia de discapacidad 2010-2020 y una mayor participación de los organismos que representan los intereses de las personas con discapacidad en la fijación de las prioridades del Programa.

Si bien respeta la equidad, no parece que el Programa refleje adecuadamente las necesidades de las personas que sufren múltiples desventajas, ya que los objetivos específicos no apoyan sinergias o acciones para los grupos que se enmarcan en dos o más de estos objetivos.

Por otro lado, la cofinanciación parece ser un obstáculo para las organizaciones no gubernamentales de menor tamaño que desean participar en el Programa.

Por último, en el futuro, el Programa debe intentar distribuir sus recursos de una manera más equilibrada entre los distintos grupos destinatarios de beneficiarios y los Estados miembros.

Para entender mejor cómo promueve el Programa la equidad por medio de las actividades financiadas, se recopilarán datos sobre los participantes desglosados por sexo, situación de discapacidad o edad, tal como exige el Reglamento, cosa que hasta la fecha no se ha hecho.

3.7. Margen para la simplificación 19

De acuerdo con la evaluación, el actual régimen de gestión directa resulta adecuado dado el tamaño y los objetivos del Programa. No obstante, según la mayoría de los beneficiarios, hay margen para seguir simplificando la ejecución, gestión y diseño del Programa. Entre las razones esgrimidas, los beneficiarios indicaron, en particular, que la información financiera es excesivamente detallada, especialmente en comparación con la que se requiere en otros programas de la UE (p. ej., Horizonte 2020 y Erasmus+) y destacaron la posibilidad de reducir la actual carga administrativa en términos de redacción de la propuesta y requisitos de seguimiento y presentación de informes.

Otra sugerencia clave que manifiestan los beneficiarios se refiere a las subvenciones de funcionamiento, cuya duración, a su juicio, podría ampliarse para cubrir por lo menos dos años (en lugar de uno) a fin de reducir la carga administrativa por lo que respecta a los procedimientos de solicitud y gestión de proyectos. Sin embargo, las subvenciones anuales de funcionamiento permiten a la Comisión supervisar las actividades de las organizaciones financiadas y ofrecen mayor flexibilidad para adaptar el trabajo de los beneficiarios a las necesidades que surjan en sus respectivos campos de especialización.

Por otro lado, la ausencia de costes estándar en ocasiones conlleva largas negociaciones entre los socios de un proyecto sobre los costes de las distintas actividades.

Por el lado positivo, los beneficiarios y los funcionarios de la Comisión se mostraron de acuerdo en que el sistema de solicitudes introducido recientemente (el Portal del participante) va encaminado a simplificar el proceso de solicitud y mejorar la recopilación y agregación de los datos de seguimiento. No obstante, podría haber margen para simplificar aún más el proceso, en particular por lo que respecta a la documentación administrativa que debe aportarse.

Por otro lado, otra cuestión fundamental, según los beneficiarios, es que la mayor parte de la financiación del Programa disponible resulta relativamente inaccesible para las organizaciones no gubernamentales de la sociedad civil de menor tamaño, habida cuenta de los importes de cofinanciación necesarios para obtener la cuantía fijada de las subvenciones.

Por último, un elemento de la carga administrativa que todos los beneficiarios comparten de manera generalizada es el tiempo excesivo que transcurre entre la solicitud y el inicio de las actividades del proyecto.

4. Conclusiones y perspectivas de futuro

El papel fundamental desempeñado por el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» en el desarrollo de un espacio europeo de igualdad y derechos fue especialmente importante al comienzo del propio Programa, momento en que aún se podían sentir los efectos de la crisis económica, y los correspondientes acontecimientos políticos y sociales en Europa, en muchos Estados miembros.

El presente informe sobre la evaluación intermedia del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» 2014-2020 confirma su importancia para contribuir a la promoción de los valores de la UE pertinentes, a saber, el respeto de la dignidad humana, los derechos fundamentales, la no discriminación, la tolerancia, la solidaridad y la igualdad de género, así como para reforzar y respaldar el desarrollo de una ciudadanía de la UE más fuerte. La estructura actual del Programa parece ser adecuada y suficientemente flexible para alcanzar tanto su objetivo general como los objetivos específicos. En concreto, los objetivos específicos del Programa muestran el esfuerzo por atajar los problemas indicados en los programas anteriores desde una perspectiva transversal. Este esfuerzo se ha traducido en un programa más racionalizado, situado en la intersección entre la igualdad y los derechos de las personas, en el que la contribución de las actividades a la consecución de los objetivos específicos es más directa.

Durante estos años el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía ha demostrado su gran valor añadido de la UE, tanto por su impacto positivo para los participantes y grupos destinatarios, como por su complementariedad con otros instrumentos de financiación e iniciativas políticas de la UE.

En el marco de la preparación de los futuros programas de financiación y presupuesto de la UE, la Comisión, sobre la base de las constataciones de la evaluación intermedia, tratará todos los aspectos susceptibles de mejora que se han señalado, en concreto la necesidad de centrarse más en las necesidades emergentes, la revisión de los indicadores de seguimiento y lograr un mayor equilibrio geográfico entre los beneficiarios.

(1)

Reglamento (UE) n.º 1381/2013, de 17 de diciembre de 2013, por el que se establece el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» para el período de 2014 a 2020 (DO L 354 de 28.12.2013, p. 62).

(2)

 Para más información sobre la Estrategia Europa 2020, véase  https://ec.europa.eu/info/business-economy-euro/economic-and-fiscal-policy-coordination/eu-economic-governance-monitoring-prevention-correction/european-semester/framework/europe-2020-strategy_es .

(3)

Reglamento (UE) n.º 1381/2013, de 17 de diciembre de 2013, por el que se establece el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» para el período de 2014 a 2020 (DO L 354 de 28.12.2013, p. 62).

(4)

Documento de trabajo de los servicios de la Comisión que acompaña al informe sobre la evaluación intermedia de la ejecución del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» 2014-2020.

(5)

Evaluación intermedia del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» 2014-2020, Ernst & Young Financial-Business Advisors, informe final, abril de 2018, publicado solo en inglés.

(6)

Comisión Europea (2015), Evaluación a posteriori de cinco programas ejecutados conforme a las perspectivas financieras de 2007-2013 (informe final). Evaluación específica del programa: Daphne,  http://ec.europa.eu/justice/grants1/files/expost_evaluations_2007_2013/daphne_programme_evaluation__final_report.pdf ; evaluación específica del programa: Derechos fundamentales y ciudadanía, http://ec.europa.eu/justice/grants1/files/expost_evaluations_2007_2013/frc_programme_evaluation_final_report.pdf ; evaluación ex post del programa para el empleo y la solidaridad social (Progress) 2007-2013 y recomendaciones de cara a los programas sucesores de Progress 2014-2020 http://ec.europa.eu/social/BlobServlet?docId=12610&langId=en .

(7)

Para más información sobre la Tarjeta Europea de Discapacidad, véase http://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=1139&langId=es .

(8)

Para más información sobre la reforma en materia de protección de datos, véase https://ec.europa.eu/info/law/law-topic/data-protection_es .

(9)

Las acciones de contratación pública suponen el gasto previsto total del objetivo específico sobre derechos de los consumidores, el 65 % del objetivo específico sobre ciudadanía y menos del 5 % del presupuesto previsto total del objetivo específico sobre la prevención del racismo. En los demás objetivos específicos se destinan a actividades de contratación pública entre el 11 y el 55 % del presupuesto previsto.

(10)

No ha sido posible calcular la tasa de selección en 2016 a partir de la información disponible.

(11)

El Portal del participante  es una plataforma electrónica utilizada para tramitar las solicitudes recibidas en relación con las convocatorias publicadas en el marco del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía». Según los resultados de la evaluación, el nuevo Portal podría simplificarse aún más, en concreto por lo que respecta a la documentación administrativa que se debe aportar, a fin de fomentar la participación de organizaciones de menor tamaño o con menos experiencia.

(12)

Indicador de resultados 1: tasa de empleo femenino en el grupo de edad 20-64: meta: 75 % (tanto para mujeres como para hombres), objetivo prioritario de Europa 2020: 71 % para mujeres. Indicador de resultados 2: tasa de empleo de las personas con discapacidad: meta: 55 %. Indicador de resultados 3: la brecha salarial entre hombres y mujeres: meta: 14 %. Indicador de resultados 4: el porcentaje de mujeres entre los administradores no ejecutivos en los consejos de empresas admitidas a cotización: meta: 40 %. Indicador de resultados 5: porcentaje de europeos que se consideran «bien» o «muy bien» informados de los derechos de que disfrutan como ciudadanos de la Unión: meta: 51 %.

(13)

 Eficacia: si el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» ha logrado su objetivo general, así como sus nueve objetivos específicos, y en qué medida, y cuáles son los factores que han contribuido a estos logros.

(14)

 Eficiencia: si los costes del Programa fueron proporcionales habida cuenta de los beneficios obtenidos y en qué medida, y qué parámetros o factores intervinieron en estos resultados.

(15)

 Pertinencia: si el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» atiende a las necesidades y los problemas de los grupos destinatarios indicados en la evaluación de impacto de 2011 y en la base jurídica del Programa, así como las necesidades que surjan, y en qué medida, y si sus objetivos siguen siendo pertinentes de cara a las necesidades y los problemas de los beneficiarios.

(16)

 Coherencia/complementariedad/sinergias: si el Programa es coherente con otras intervenciones en el ámbito de la UE e internacional, como por ejemplo con los anteriores programas de la UE en este ámbito, con las actividades respaldadas por otros instrumentos de la Unión y, en general, con las prioridades europeas en los ámbitos cubiertos por el Programa, y en qué medida.

(17)

 Valor añadido de la UE: en qué medida los efectos de la acción de la UE son adicionales al valor que hubiese resultado de actuar exclusivamente a nivel nacional.

(18)

 Equidad: si el Programa ha distribuido de manera equitativa los recursos disponibles entre los beneficiarios de distintos Estados miembros, ha tenido en cuenta las necesidades de los grupos destinatarios, ha promovido la integración de la perspectiva de género, los derechos del menor y los derechos de las personas con discapacidad, y en qué medida.

(19)

 Margen para la simplificación: si la gestión del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» podría simplificarse aún más, y en qué medida.

Top