Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52018DC0026

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES sobre la aplicación de la política de normalización de la UE y la contribución de las normas europeas a las políticas de la UE

COM/2018/026 final

Bruselas, 16.1.2018

COM(2018) 26 final

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

sobre la aplicación de la política de normalización de la UE y la contribución de las normas europeas a las políticas de la UE

{SWD(2018) 15 final}


Introducción

El contexto económico está cambiando tanto dentro de la UE como entre sus socios comerciales internacionales. Las fronteras entre las industrias tradicionales, la digitalización y los servicios son cada vez más difusas, y las soluciones digitales están cada vez más integradas en las cadenas de valor industrial mundiales. Habida cuenta de estos retos, la Comisión debería reflejar esta realidad económica en sus prioridades de normalización para las políticas y las legislaciones europeas, en colaboración con sus socios interinstitucionales. En la Comunicación de junio de 2016 titulada «Normas europeas para el siglo xxi» (en lo sucesivo, «la Comunicación») 1 , la Comisión presentó una nueva visión para que el sistema europeo de normalización (SEN) hiciera frente a estos desafíos.

La nueva visión definida en la Comunicación va más allá de la forma tradicional de gestionar las normas a escala de la UE, que hasta ahora se limitaba a facilitar apoyo técnico para las necesidades de armonización de la UE. La nueva visión se centra en la contribución de la normalización para los cambios sociales y para las políticas europeas, como la promoción de la innovación, el aumento de la calidad y la seguridad, el fomento del empleo y del crecimiento, el apoyo para las cadenas de valor mundiales y el desarrollo del mercado único.

Además de este apoyo normativo ampliado, la Comunicación también presentó nuevas iniciativas para lograr estos objetivos en el marco del SEN. Entre ellas se incluyen, en particular, la Iniciativa Conjunta sobre Normalización 2 y la propuesta de iniciar un diálogo interinstitucional con los colegisladores 3 . Asimismo, en abril de 2016, la Comisión estableció una serie de prioridades de normalización para las TIC y propuso medidas concretas en su Comunicación sobre las prioridades de normalización en el sector de las TIC para el mercado único digital (en lo sucesivo, la «Comunicación sobre las TIC») 4 basándose en un enfoque estratégico de dos pilares. En el primer pilar, la Comisión identificó cinco esferas prioritarias en las que se considera más urgente actuar. En el segundo pilar, la Comisión propuso un proceso de alto nivel para conseguir que se adopten las medidas, hacer balance del progreso en lo relativo a los resultados y, en caso necesario, adaptar las prioridades 5 .

Uno de los principios más importantes de la normalización es la transparencia, lo que requiere la creación de herramientas para comunicarse y compartir información con las partes interesadas. En el contexto de la normalización europea, hasta ahora se ha logrado a través del programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea 6 y del Plan progresivo 7 de normalización de las TIC 8 .

El presente informe tiene como objetivo explicar cómo han contribuido hasta la fecha las medidas y los agentes individuales de los anteriores programas de trabajo anuales de la Unión sobre normalización europea, la Comunicación sobre las TIC 9 y la Iniciativa Conjunta sobre Normalización a los objetivos fijados en la Comunicación. Se divide en dos partes: una de ellas abarca los elementos normativos de esta nueva visión y la otra se refiere a la cooperación con las partes interesadas. Va acompañado de un documento de trabajo de los servicios de la Comisión en el que se detalla el progreso en lo relativo a las diferentes medidas de los programas de trabajo anuales de la Unión sobre normalización europea anteriormente referidos y a otras actividades en curso. El presente informe tiene como objetivo respaldar el diálogo interinstitucional previsto en la Comunicación, que la Comisión llevará a cabo con los colegisladores durante los meses posteriores a su publicación con miras a sentar las bases para las labores relacionadas con el programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea para 2019.

Elementos normativos de la nueva visión

1.Promover la innovación

Las normas son un motor de innovación reconocido 10 . Un instrumento clave para la innovación en el proceso de normalización es la recogida de los datos científicos y técnicos pertinentes que llevan a la redacción de una norma, proceso conocido como «investigación prenormativa». El Reglamento UE n.° 1025/2012 11 (en lo sucesivo, «el Reglamento») estableció el marco resultante del aumento de la contribución de la normalización para la innovación en Europa. Desde 2016, y en colaboración con las demás partes interesadas en el marco de las medidas de la Iniciativa Conjunta sobre Normalización, la Comisión ha intensificado la atención prestada a este objetivo al vincular la investigación y la innovación con la normalización 12 .

Garantizar una interacción estrecha y oportuna entre la investigación y el desarrollo (I+D) y la normalización es un factor clave para ayudar a que los productos innovadores lleguen al mercado. Horizonte 2020 también ha renovado la atención prestada a la relación entre sus proyectos de investigación y el proceso de normalización, en concreto al integrar actividades de normalización en los proyectos de investigación y al reconocer su potencial para fomentar el impacto de la investigación y de los resultados en materia de I+D. Se están llevando a cabo una serie de actividades prenormativas para respaldar los productos sanitarios, la protección medioambiental, la descarbonización, la eficiencia energética y la metrología en el marco de proyectos Horizonte 2020 centrados en los sistemas cooperativos de transporte inteligente, la ciberseguridad y la privacidad digital 13 , las nanotecnologías, los materiales avanzados, la biotecnología, la energía (incluidos el hidrógeno y las pilas de combustible), las sociedades seguras y la fabricación y la transformación avanzadas.

La investigación prenormativa en curso también contribuye a la armonización de los sistemas de certificación de los productos y los sistemas de seguridad.

La Comisión está colaborando con las OEN, con otras organizaciones de elaboración de normas y con otros foros y consorcios, así como las partes interesadas competentes, en lo relativo a posibles medidas que mejoren el entorno de normalización de las TIC. Esta labor incluye promover la interacción entre las comunidades de código abierto y las de normalización y diseñar un marco europeo de concesión de licencias equilibrado, claro y previsible para las patentes esenciales sobre normas. En noviembre de 2017, la Comisión publicó una Comunicación sobre esta última cuestión 14 .

La Comisión utiliza en gran medida Horizonte 2020 para financiar proyectos de investigación e innovación que contribuyen a la normalización, y está colaborando con las OEN con miras a adoptar medidas que salven las diferencias entre la investigación, la innovación y la normalización. Las asociaciones público-privadas (APP) de Horizonte 2020 son fundamentales para el desarrollo de módulos de tecnología digital esenciales. Los proyectos piloto a gran escala sirven como preparación para un despliegue amplio a través de bancos de pruebas, instalaciones de experimentación y líneas piloto, generando conocimientos y poniéndolos a disposición de los procesos de normalización. Tomando como base las aportaciones preliminares de los Estados miembros y del sector industrial, se han identificado las siguientes iniciativas de plataformas industriales: fábricas inteligentes conectadas, salud y atención, agricultura inteligente, movilidad conectada y automatizada, energía inteligente, datos industriales transversales y el internet de las cosas.

En la Comunicación sobre la estrategia de la Unión a favor de la movilidad de bajas emisiones 15 se indica que «[l]a normalización y la interoperabilidad son fundamentales para aprovechar al máximo el tamaño del mercado interior, especialmente en lo que se refiere a la electromovilidad y a la necesidad de erradicar los obstáculos para recargar los vehículos eléctricos en toda la UE». La Comisión adoptará próximamente el primero de una serie de reglamentos delegados de la Comisión destinados a complementar o actualizar las referencias a las normas incluidas en las especificaciones técnicas, según lo previsto en el anexo II de la Directiva 2014/94/UE relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos.

2.Aumentar la calidad, la seguridad, la protección y la sostenibilidad de las mercancías y los servicios

Una política de normalización eficiente contribuye al cumplimiento de los requisitos de seguridad jurídica mediante la elaboración de especificaciones técnicas innovadoras apropiadas y la facilitación de métodos de verificación comúnmente aceptados para comprobar que las mercancías y los servicios cumplen los niveles establecidos de calidad, seguridad, energía y eficiencia material. Los objetivos de calidad, seguridad, protección y sostenibilidad suelen ser complementarios, pero en algunos casos difieren entre sí. Uno de los desafíos existentes es trabajar en aras de los objetivos de normalización de la manera más equilibrada posible y logrando que se refuercen entre sí.

2.1.Calidad

Con el fin de ayudar a mejorar la calidad de los servicios, la Comisión ha pedido a las OEN 16 que elaboren normas europeas en ámbitos como los servicios postales, en el que las normas han contribuido al desarrollo del sector de envío de paquetes, así como normas de servicios horizontales que está diseñando el CEN para ayudar a los proveedores de servicios (por ejemplo, para medir su rendimiento).

En lo relativo a la metrología, se espera que las normas europeas solicitadas recientemente 17 mejoren la calidad de las mediciones, especialmente para la energía hidráulica y térmica, así como la producción descentralizada de energía renovable y la transmisión de energía hacia y desde vehículos eléctricos.

2.2.Seguridad

La seguridad es un ámbito central de la normalización europea. Representa aproximadamente el 60 % de las solicitudes de normalización de la Comisión, lo que refleja el impacto que tiene para la vida diaria de los ciudadanos de la UE. La legislación armonizada de la UE, así como la Directiva relativa a la seguridad general de los productos 18 , que garantiza la seguridad de cientos de productos en los mercados de la UE, dependen de normas armonizadas y de otras normas que respaldan la legislación de la UE 19 para garantizar el cumplimiento de los requisitos de seguridad previstos en la legislación.

Existe una serie de normas emitidas recientemente que respaldan la armonización en una amplia variedad de ámbitos, como la seguridad infantil y los equipos de protección personal. Una norma europea sobre seguridad infantil aprobada recientemente incluye requisitos de seguridad para los mecheros que impiden que los niños puedan poner en marcha el mecanismo de encendido. Además, recientemente se han aprobado normas para los portabebés, para garantizar que los niños no puedan agarrar los componentes. Por último, la normalización ha fijado requisitos técnicos para los protectores oculares para láser de los equipos de protección personal con el fin de proteger a los trabajadores frente a una exposición accidental a la radiación láser.

2.3.Seguridad

Habida cuenta tanto de los avances tecnológicos como de los cambios políticos internacionales, la seguridad es un elemento cada vez más prioritario en el espacio normativo de la UE. En lo relativo a la seguridad, la Comisión ha identificado desde 2016 necesidades de normalización en los ámbitos de la gestión de crisis y de la defensa química, biológica, radiológica y nuclear, y ha solicitado al CEN que elabore normas pertinentes. Además, se ha iniciado la investigación prenormativa a través de Horizonte 2020 en una serie de esferas en las que existen amenazas para la seguridad, como las amenazas radiológicas y nucleares que afectan a infraestructuras críticas. En lo relativo a las TIC, la Comisión también ha realizado una petición de normalización para la protección de la intimidad desde el diseño con el fin de ayudar a los fabricantes a responsabilizarse de cuestiones de protección de datos de una manera coherente.

2.4.Sostenibilidad

La sostenibilidad es desde hace tiempo un objetivo destacado de la normalización europea. Se requieren normas para la ejecución de prioridades clave de la UE, como la política de la Unión de la Energía y su estrategia de investigación e innovación, titulada «Acelerar la innovación en energías limpias» 20 , que incluye medidas de mitigación del cambio climático y adaptación al mismo y de descarbonización del sistema energético. En 2016 21  y 2017 22 , la Comisión pidió a las OEN que elaboraran normas relacionadas con: los sistemas de gestión medioambiental, los embalajes y los residuos de embalajes, los hidrocarburos poliaromáticos, la gestión medioambiental, el ecodiseño y el etiquetado sobre rendimiento energético, la Directiva marco sobre el agua, las emisiones de gases de efecto invernadero, el empleo de plaguicidas, los equipos de recuperación de vapores, las pilas, el hidrógeno verde, los compuestos orgánicos volátiles, los aceites de pirólisis, las algas, el aumento de la eficiencia energética de los edificios, el despliegue de infraestructuras verdes, la calidad del aire y la reducción de las emisiones. Estas peticiones se han basado en los marcos jurídicos y normativos en vigor y se atienen a los criterios establecidos en dichos marcos. Con el fin de eliminar las barreras a las tecnologías inocuas con el clima en los sectores de la refrigeración, el aire acondicionado, las bombas de calor y la espuma, la Comisión ha pedido que el CEN y el Cenelec elaboren las normas europeas pertinentes.

3.Permitir la creación de empleo y el crecimiento

La normalización es un proceso ascendente que permite reunir a representantes industriales, gubernamentales y científicos y a otras partes interesadas, lo que conlleva un elevado nivel de aceptación de las normas entre estas partes. Para la UE, las normas y la normalización son componentes estratégicos claros para salvaguardar la competitividad de la UE, además de herramientas esenciales para promover la innovación y el progreso en el mercado único. Es un hecho generalmente reconocido que las normas y la normalización desempeñan una función crucial de fomento del crecimiento económico, puesto que estimulan la productividad y la competitividad y promueven la innovación y la prosperidad. Además, ofrecen medios para que la UE mantenga su liderazgo en materia de desarrollo técnico y comercio mundial.

Si bien los estudios nacionales realizados por Alemania, Francia, el Reino Unido y otros países 23 se refieren a la contribución de las normas y la normalización para la competitividad de las empresas de la UE, los efectos de las normas y la normalización siguen sin percibirse a una escala superior a la europea. Esta cuestión volvió a debatirse en el contexto de la Iniciativa Conjunta sobre Normalización con el fin de mejorar la base de pruebas del ciclo anual de gobernanza sobre la política de normalización de la UE.

La Comisión ha reconocido la importancia de conocer en mayor detalle los impactos económicos y sociales de las normas y de la normalización, y en el programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea para 2017 ha manifestado su intención de poner en marcha un estudio 24 . Se trata de una cuestión muy general y existen problemas metodológicos a la hora de medir los efectos (económicos) de las normas y de la normalización, así como para recabar datos que permitan monetarizar el impacto de las normas y de la normalización y sus externalidades a nivel macroeconómico, sectorial y de empresa. Habida cuenta de estos factores, la Comisión ha puesto en marcha este año un estudio de viabilidad en cooperación con una serie de organismos nacionales de normalización y otros participantes en la acción de la Iniciativa Conjunta sobre Normalización a la que se refiere el presente estudio 25 . Su objetivo es analizar la evaluación ulterior sobre la realización del posible estudio.

4.Respaldar las cadenas de valor mundiales

El SEN desempeña un papel fundamental al ayudar a las empresas y las pymes europeas a ampliar sus actividades fuera de Europa, así como al garantizar la calidad y la seguridad de los productos y los servicios importados. Esta función se refleja a través de acuerdos entre las OEN y organizaciones internacionales de normalización, como la ISO 26 y la CEI 27 , y de alianzas mundiales como el Proyecto Asociación de Tercera Generación (3GPP) 28 y la organización oneM2M 29 . Desde 2016, la Comisión también ha trabajado con miras a promover el modelo reglamentario europeo respaldado por normas voluntarias y su estrecha relación con la normalización internacional en terceros países, con arreglo al marco de la Iniciativa Conjunta sobre Normalización 30 . Además, la Comisión ha entablado diálogos directos con la ISO y la CEI con el fin de incrementar la adopción de normas europeas e internacionales idénticas, garantizando al mismo tiempo la máxima protección para los consumidores europeos.

La normalización es un componente clave de las negociaciones de acuerdos de libre comercio de la UE con terceros países. La Comisión busca que sus asociados se comprometan a utilizar normas internacionales innovadoras como base para la reglamentación que afecta a productos y servicios fundamentales, con el fin de garantizar la seguridad y la protección de los ciudadanos de la UE y mejorar la competitividad internacional de las empresas de la UE. Algunas de las negociaciones de acuerdos de libre comercio concluidas recientemente en las que la normalización ha ocupado un lugar destacado son las correspondientes a los acuerdos de la UE con Canadá (AECG, que entró en vigor provisionalmente el 21 de septiembre de 2017), Singapur y Vietnam (negociaciones concluidas) y Japón (se ha alcanzado un acuerdo de principio sobre los elementos principales).

Con el fin de aprovechar mejor las oportunidades que ofrecen los mercados emergentes de mayor tamaño, se envió a dos expertos en normalización europea (financiados conjuntamente por la Comisión, la ALEC y las tres OEN) en comisión de servicio a China y la India para llevar a cabo actividades de sensibilización sobre los respectivos sistemas de normalización, y para facilitar información reglamentaria y sobre el mercado en áreas comerciales específicas pertinentes. Puesto que la fase actual del proyecto del experto en normalización europea en comisión de servicios en China finaliza en diciembre de 2017, la Comisión está colaborando con los socios del proyecto para renovarlo a partir de 2018.

En cuanto a la difusión internacional de la normalización europea en materia de TIC, una medida de cooperación y apoyo de Horizonte 2020, combinada con acciones de los Instrumentos de Política Exterior, reforzará la presencia de la UE mediante la creación de un observatorio para las actividades mundiales de normalización en materia de TIC y de un mecanismo de financiación para respaldar la participación de expertos europeos en la normalización internacional en materia de TIC, así como para promover la normalización europea en otras regiones.

La normalización en materia de seguridad es uno de los elementos abordados en los debates celebrados en la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas con miras a reforzar la presencia de la UE y la participación de las partes interesadas europeas en cuestiones relacionadas con la seguridad.

El continente africano también ofrece nuevas oportunidades de cooperación en el ámbito de la normalización. La Asociación Estratégica UE-África podría facilitar un marco para la elaboración de un sistema de normalización panafricano como contribución técnica para la integración del mercado panafricano. En 2016, la Comisión apoyó la cooperación del CEN y del Cenelec con las organizaciones africanas de normalización (ARSO y AFSEC) destinada a hacer de la normalización un componente fundamental de la hoja de ruta de la Cumbre UE-África de noviembre de 2017. La existencia de un mercado africano unificado respaldado por el modelo de normalización europeo resulta beneficiosa para ambas partes.

5.Evitar una fragmentación costosa del mercado único

Cada norma europea sustituye a una norma o a un conjunto de normas nacionales de un Estado miembro y las consolida en un solo instrumento. De este modo, se facilita la situación para las empresas y los ciudadanos al crear servicios públicos modernos y reducir la carga administrativa y los costes de cumplimiento. Para responder a las necesidades del mercado, se requieren una transposición nacional oportuna de las normas europeas y su referencia (cuando proceda) en el Diario Oficial de la Unión Europea. El porcentaje medio de transposición nacional de las normas europeas (EN que respaldan la legislación y las políticas de la UE y otras EN) en la Europa de los Veintiocho es de aproximadamente el 99 % (varía entre el 93 y el 100 % en función del Estado miembro).

Los cambios legislativos realizados en 2013, especialmente las obligaciones introducidas recientemente por la Comisión relacionadas con la verificación de las normas armonizadas elaboradas por las OEN, han tenido repercusiones para el proceso de publicación de las referencias a las normas armonizadas en el Diario Oficial de la Unión Europea. Posteriormente, esto dio lugar a un aumento del número de referencias no citadas. Por consiguiente, varias partes interesadas del sector de la normalización criticaron el hecho de que esta situación estaba generando inseguridad jurídica y costes adicionales innecesarios para las industrias europeas. En 2017 se examinó la situación en el marco del programa de adecuación y eficacia de la reglamentación (REFIT) de la Comisión, con el objetivo de gestionar el volumen actual de normas armonizadas no citadas y de mejorar la transparencia y la responsabilidad del proceso de citación. Tomando como base las recomendaciones de la Plataforma REFIT 31 , la Comisión y las OEN han elaborado y acordado un plan de acción para la publicación oportuna de las referencias a las normas armonizadas en el Diario Oficial de la Unión Europea 32 .

Estrecha colaboración con las partes interesadas

La Comisión es sumamente consciente de que no basta con fijar prioridades. El éxito también requiere un compromiso de alto nivel con la normalización por parte de una amplia base de partes interesadas, entre las que se incluyen la industria, las organizaciones de normalización, la comunidad investigadora y otras instituciones de la UE y administraciones nacionales.

Una norma es el resultado de una cooperación voluntaria entre socios en una relación comercial cuyo objetivo es establecer una especificación técnica basada en los principios de la transparencia, la apertura, la inclusividad, la imparcialidad y el consenso entre las partes interesadas. El Reglamento sobre normalización europea 33 reconoce la necesidad de realizar una consulta amplia con todas las partes interesadas antes de que se apruebe el programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea, y pide que así se haga. Además, fomenta la participación activa de organizaciones europeas que representen a las pymes, a los consumidores y los intereses medioambientales y sociales.

La Comisión reconoce que traspasar las fronteras tradicionales entre las TIC, los productos y los servicios requiere compromiso, una buena cooperación y confianza mutua entre las diferentes partes interesadas. En cuanto a la normalización en materia de TIC, la Comisión se reúne regularmente con las partes interesadas a través de asociaciones público-privadas 34 , y también a través de las OEN, para debatir sobre la ejecución de las diferentes medidas propuestas. La Plataforma Europea Multilateral de Normalización de las TIC, que realiza un seguimiento de las acciones previstas en la Comunicación a través de reuniones regulares, reúne a Estados miembros, a organizaciones, foros y consorcios de normalización europeos e internacionales, a organizaciones que representan a la industria y a las pymes y a representantes de la sociedad.

La Comisión ha fortalecido su relación con las diferentes partes interesadas del SEN y en estos momentos trata de mejorar su funcionalidad y su eficiencia en el marco de la Iniciativa Conjunta sobre Normalización. Además, durante el último año, la Comisión ha mantenido un contacto y un diálogo regulares con otras instituciones europeas. En concreto, participó activamente en las consultas que dieron lugar a la Resolución del Parlamento Europeo, de 4 de julio de 2017, sobre normas europeas para el siglo xxi 35 . También puso en marcha y consolidó la celebración de diálogos estructurales continuos con las tres OEN para garantizar una cooperación de calidad y una comunicación fluida.

1.Iniciativa Conjunta sobre Normalización Europea

Hasta la fecha, la Iniciativa Conjunta sobre Normalización cuenta con la firma de 104 participantes, lo que refleja un elevado nivel de participación de todos los segmentos del SEN. Después de que las partes interesadas firmaran la Iniciativa el 13 de junio de 2016 en Ámsterdam y de que los Estados miembros lo hicieran el 29 de septiembre de 2016, la Comisión organizó varias reuniones del equipo de dirección de la Iniciativa Conjunta sobre Normalización para ajustar las 15 acciones acordadas 36 . El equipo de dirección está formado principalmente por signatarios de la Iniciativa que participaron en su preparación. Para cada acción, se han ofrecido como voluntarios para contribuir diferentes signatarios de la Iniciativa y se han asignado responsables.

Hasta la fecha, el trabajo realizado en los grupos de acción individuales de la Iniciativa Conjunta sobre Normalización se ha centrado en la creación de los componentes de base de cada medida. En esta fase todavía no se han acordado plazos concretos. Una mayor claridad sobre el contenido de las acciones permitirá el establecimiento de plazos y objetivos intermedios para los resultados para cada acción.

2.Carácter inclusivo

La Comisión ha formalizado, mediante la firma de cuatro acuerdos marco de colaboración diferentes, su alianza público-privada con las organizaciones que figuran en anexo III (SBS, ANEC, ETUC y ECOS) 37 , que representan, respectivamente, a las pymes, a los consumidores, a los trabajadores y los intereses medioambientales en el ámbito de la normalización. De este modo, se garantizan la coherencia y la estabilidad en términos de financiación y seguimiento de las actividades.

Además de la contribución financiera realizada, la Comisión adopta medidas para garantizar la presencia y la participación efectiva de las organizaciones del anexo III en reuniones y acontecimientos importantes, como el Comité de Normas (observadoras), la Iniciativa Conjunta sobre Normalización (socias), la Plataforma Europea Multilateral de Normalización de las TIC 38 y reuniones entre la Comisión y las OEN.

Con el fin de garantizar un enfoque coherente para respaldar los intereses de las pymes, los consumidores y los trabajadores y los intereses medioambientales y sociales en el proceso de normalización, el CEN y el Cenelec han creado dos grupos de trabajo: el Grupo de Trabajo sobre pymes y el Grupo de Partes Interesadas de la Sociedad. Estos grupos están formados por las organizaciones del anexo III: SBS para el primero de ellos y ANEC, ECOS y ETUC para el segundo. Estos dos grupos de trabajo abordan cuestiones como el acceso a las normas, la sensibilización, la formación y el apoyo para la participación en las labores de normalización a nivel técnico. Como resultado, se han creado una serie de mecanismos que incluyen herramientas en línea para las pymes y el mecanismo de opinión para las partes interesadas de la sociedad.

El Reglamento sobre normalización hace especial hincapié en la participación de las pequeñas empresas en el proceso de elaboración de normas 39 , con el objetivo de diseñar normas favorables para las pymes que permitan reducir los costes y abrir mercados. Con este objetivo en mente y como una de las partes principales de su programa de trabajo para 2017, SBS ha diseñado una estrategia a largo plazo para las pymes en materia de normalización para el período 2018-2021. La estrategia incluye objetivos y acciones de normalización para las pymes con miras a garantizar que las normas que se elaboran son compatibles con las pymes, con arreglo al principio de «pensar primero a pequeña escala».

La inclusividad es una de las cuestiones abordadas en la Estrategia a Largo Plazo del Instituto Europeo de Normalización de Telecomunicaciones (ETSI), y se gestiona en el contexto de su grupo «El ETSI en el panorama europeo de normalización». Los debates celebrados en el marco de este grupo han dado lugar a la puesta en marcha del programa Apoyo e Inclusividad para las Partes Interesadas de la Sociedad (3SI), que prevé un conjunto de medidas destinadas a mejorar la inclusividad y aumentar la visibilidad, la sensibilización y la participación de las organizaciones del anexo III en el ETSI. Todas las organizaciones del anexo III son miembros de pleno derecho del ETSI.

Conclusión

El presente informe tiene como objetivo respaldar el diálogo interinstitucional sobre normalización a escala de la UE iniciado recientemente, tal y como se anunció en la Comunicación de 1 de junio de 2016. Se espera que despierte un debate con los colegisladores, el Parlamento Europeo y el Consejo, así como con el CESE y el Comité de las Regiones, e incluye orientación sobre las futuras prioridades en materia de normalización que contribuirán al programa de empleo, crecimiento y competitividad. Este diálogo interinstitucional se está estructurando con arreglo al nuevo Acuerdo interinstitucional entre el Parlamento Europeo, el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea sobre la mejora de la legislación 40 .

Para que la ejecución del programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea para 2019 sea satisfactoria, resultará fundamental trabajar en estrecha cooperación con los colegisladores a la hora de establecer sus prioridades. Si las prioridades normativas se deciden conjuntamente, se agilizará el trabajo de normalización en futuros procesos legislativos. Lograr los objetivos de la política de normalización de la UE requiere un entendimiento común y la participación activa de todos los agentes del SEN: aumentar la inclusividad, sensibilizar sobre la importancia de la normalización para la economía y para la sociedad, mejorar los procedimientos de evaluación de las normas armonizadas 41 , aplicar las cinco prioridades de normalización de las TIC y hacer frente a los obstáculos del sector de los servicios.

(1)   COM(2016) 0358 final.
(2) C(2016) 3211. La Iniciativa Conjunta sobre Normalización establece una visión común para la normalización europea cuyo objetivo es mejorar la priorización y modernizar el sistema europeo de normalización actual, así como lograr los resultados de normalización de manera oportuna. Respalda los aspectos pertinentes de las diez prioridades de la Comisión Europea y otros objetivos políticos, respetando al mismo tiempo el reparto de las diferentes competencias entre la UE y los Estados miembros. Asimismo, debería permitir a la UE reforzar su papel como fuerza impulsora en el contexto global.
(3) Véase la página 4 del documento COM(2016) 0358 final.
(4) COM(2016) 176 final.
(5) En el documento de trabajo de los servicios de la Comisión adjunto se informa sobre el progreso realizado.
(6) Publicado anualmente en el mes de julio. Última versión: COM(2017) 453.
(7)   http://ec.europa.eu/growth/content/2017-rolling-plan-ict-standardisation-released-0_en  
(8) La Comisión publica el Plan progresivo de normalización de las TIC anualmente para consolidar en un solo documento las diferentes necesidades de normalización de las TIC en apoyo de las políticas de la UE. Se dirige tanto a las organizaciones europeas de normalización (OEN) como a los organismos internacionales y mundiales de normalización que pueden responder a las medidas propuestas y respaldar los objetivos normativos correspondientes con resultados concretos en materia de normalización.
(9) COM(2016) 176 final.
(10) COM(2011) 311 final.
(11) Véanse el artículo 5, apartado 2; el artículo 9; y el artículo 15, apartado 1, letra c).
(12) Iniciativa Conjunta sobre Normalización, acción 2.
(13) COM(2017) 477 final/2.
(14) COM(2017) 712 final.
(15)  COM(2016) 501 final.
(16) El Comité Europeo de Normalización (CEN), el Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (Cenelec) y el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicación (ETSI).
(17) Para más detalles, véase el documento de trabajo de los servicios de la Comisión adjunto.
(18) Directiva 2001/95/CE.
(19) Por ejemplo, las normas a las que se hace referencia en el Diario Oficial de la Unión Europea en el marco de la Directiva 2001/95/CE.
(20) COM(2016) 763.
(21) COM(2016) 357.
(22) COM(2017) 453.
(23)  DIN (2000): Economic benefits of standardization (Los beneficios económicos de la normalización), 3 volúmenes, Berlín: Beuth (actualización de 2011); DTI (2005): The Empirical Economics of Standards (La economía empírica de las normas), Informe económico n.º 12 del DTI, Londres; y AFNOR (2009): Impact économique de la normalisation; Changement technologique, normes et croissance en France (Impacto económico de la normalización; cambio tecnológico, normas y crecimiento en Francia); París.
(24) COM(2016) 357.
(25) Acción 1: estudio sobre las repercusiones económicas y sociales y sobre el acceso a las normas en los Estados miembros de la UE y de la AELC.
(26) Organización Internacional de Normalización.
(27) Comisión Electrotécnica Internacional.
(28)   http://www.3gpp.org/  
(29)   http://www.onem2m.org/  
(30) Iniciativa Conjunta sobre Normalización, acción 13.
(31) https://ec.europa.eu/info/law/law-making-process/overview-law-making-process/evaluating-and-improving-existing-laws/reducing-burdens-and-simplifying-law/refit-platform_es  
(32) Véase el plan de acción que figura en el documento de trabajo de los servicios de la Comisión adjunto.
(33) Artículo 8, apartado 5, y considerando 31 del Reglamento (UE) n.º 1025/2012.
(34) Por ejemplo, la 5G PPP, la BDVA y la ECSO.
(35) http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+TA+P8-TA-2017-0278+0+DOC+XML+V0//ES  
(36) Las iniciativas se dividen en tres categorías: I) sensibilización, educación y comprensión del SEN; II) coordinación, cooperación, transparencia e inclusividad; y III) competitividad y dimensión internacional.
(37)   La Small Business Standards , la voz de los consumidores en la normalización europea , la Confederación Europea de Sindicatos y la Organización Medioambiental de Ciudadanos en favor de la Normalización Europea .
(38)   https://ec.europa.eu/digital-single-market/en/european-multi-stakeholder-platform-ict-standardisation  
(39) Véase el artículo 6 del Reglamento (UE) n.º 1025/2012.
(40) DO L 123 de 12.5.2016, p. 1.
(41) Y de las demás normas que respaldan la legislación de la UE.
Top