Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52017DC0736

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES Seguimiento de la convocatoria de datos - Marco normativo de los servicios financieros de la UE

COM/2017/0736 final

Bruselas, 1.12.2017

COM(2017) 736 final

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

Seguimiento de la convocatoria de datos - Marco normativo de los servicios financieros de la UE


Informe de la Comisión relativo al seguimiento de la convocatoria de datos sobre
el marco normativo de los servicios financieros de la UE

1. INTRODUCCIÓN

El 30 de septiembre de 2015, la Comisión Europea abrió una convocatoria de datos sobre el marco normativo de los servicios financieros de la UE. Su objetivo era comprobar si los más de cuarenta actos legislativos de la UE adoptados desde la crisis financiera estaban funcionando según lo previsto.

Más de 300 partes interesadas compartieron su experiencia de aplicación de la normativa financiera de la UE y realizaron su evaluación del impacto individual y combinado de las normas europeas. La convocatoria de datos, que ha sido el primer ejemplo de un ejercicio internacional de estas características llevado a cabo en el sector tras la respuesta a la crisis financiera, ha puesto de manifiesto el compromiso de la Comisión con el programa de mejora de la legislación, cuyo objetivo es garantizar que la legislación de la UE obtenga los resultados esperados para los ciudadanos y las empresas de manera eficaz, eficiente y al mínimo coste.

La convocatoria de datos ha demostrado que, en términos generales, el marco de los servicios financieros de la UE está funcionando bien y que las reformas realizadas eran necesarias. Este ejercicio también ha resultado útil para mantener el apoyo a una decidida orientación reguladora que salvaguarde la estabilidad financiera y respalde el crecimiento y el empleo de un modo más sostenible.

El compromiso de la Comisión de supervisar la aplicación y el funcionamiento de las nuevas normas, así como su disposición a considerar los cambios adecuados si las normas no obtienen los resultados previstos, recibieron un amplio apoyo, en particular del Parlamento Europeo y del Consejo. La convocatoria de datos ha contribuido a la rendición de cuentas democrática, ayudando a garantizar que aquellos afectados por las normas, incluidos los usuarios finales, tengan confianza en ellas.

En noviembre de 2016, la Comisión adoptó una Comunicación relativa al seguimiento de la convocatoria de datos (en lo sucesivo, «la Comunicación») y publicó un documento de trabajo de los servicios de la Comisión adjunto a la Comunicación. La Comisión concluyó que, aunque el marco de servicios financieros de la UE, por lo general, estaba funcionando bien, eran precisas medidas de seguimiento específicas en cuatro áreas:

1.la reducción de las limitaciones normativas innecesarias a la financiación de la economía;

2.la mejora de la proporcionalidad de las normas preservando los objetivos prudenciales;

3.la reducción de la carga normativa indebida;

4.la elaboración de un marco normativo más coherente y prospectivo.

Muchas de estas medidas de seguimiento se incluyeron en:

·la revisión de los actos legislativos individuales: por ejemplo, además de utilizar la información procedente de la convocatoria de datos en las propuestas de Reglamento sobre requisitos de capital (RRC) 1 y de Directiva sobre requisitos de capital de 2013 (DRC IV) 2 , también se incorporaron medidas de seguimiento a las modificaciones del Reglamento sobre la infraestructura del mercado europeo (EMIR) 3 y a la revisión de las Autoridades Europeas de Supervisión (AES) 4 ;

·la aplicación de la labor política en curso [por ejemplo, para continuar desarrollando la Unión de los Mercados de Capitales (UMC)];

·la calibración de las normas técnicas de «nivel 2» y los próximos reglamentos y directivas de «nivel 1»;

·la información aportada por la UE en los foros internacionales.

Los conocimientos obtenidos durante la convocatoria de datos han resultado valiosos incluso más allá de las medidas de seguimiento presentadas en la Comunicación de noviembre de 2016. Los acontecimientos recientes en el ámbito europeo e internacional han contribuido a cambiar las prioridades, como por ejemplo, un mayor énfasis en la financiación sostenible y en las tecnologías innovadoras. La convocatoria de datos ha desempeñado un importante papel para formular y adaptar la respuesta de la Comisión a estos acontecimientos. También ha puesto de relieve ámbitos en la revisión intermedia del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales 5 en los que un enfoque más proporcionado de la normativa reforzaría aún más los mercados de capitales de la UE.

Un año después de la adopción de la Comunicación, el presente informe de situación proporciona una actualización del seguimiento de la convocatoria de datos. En este contexto, es necesario destacar dos mensajes principales:

1)La Comisión ha sido muy activa en abordar las cuestiones identificadas por las partes interesadas en el proceso de convocatoria de datos y continúa siéndolo, a fin de garantizar que la legislación de la UE siga adecuándose a sus objetivos.

2)La Comisión está trabajando para garantizar que el marco de cumplimiento normativo esté adaptado a la era digital, siempre que sea posible mediante la automatización y la normalización. Esto debería, en última instancia, dar lugar a la reducción de la carga normativa impuesta al sector y a una mejora de la supervisión financiera.

En términos más generales, el proceso de convocatoria de datos ha ayudado a garantizar que las propuestas legislativas individuales se sitúen en un contexto más amplio. Además, la evolución del sector financiero y de la economía en general, incluido el rápido cambio tecnológico, también debe tenerse en cuenta a la hora de garantizar que las normas sigan adecuándose a la realidad cambiante. En general, la convocatoria de datos ha resultado ser un ejercicio significativo con un impacto duradero que deberá desembocar en la mejora de la legislación de la UE.

En la sección 2 del presente informe se analizan los avances logrados hasta la fecha, con casi la mitad de las medidas completadas en los doce meses siguientes a la adopción de la Comunicación sobre el seguimiento de la convocatoria de datos. En la sección 3 se proporciona información adicional sobre el compromiso de la Comisión de realizar una evaluación integral del marco de comunicación de información a efectos de supervisión. Esta era una de las preocupaciones clave señaladas por los encuestados, y es la primera vez que esta cuestión se aborda de manera integral. La sección 4 concluye confirmando el compromiso continuado de la Comisión con la elaboración de políticas basadas en datos fehacientes.



2. MEDIDAS DE SEGUIMIENTO: AVANCES REALIZADOS

Desde el pasado año, la Comisión ya ha introducido un gran número de las medidas de seguimiento definidas en la Comunicación. En conjunto, las medidas contribuyen a un marco normativo que:

·favorece más la concesión de préstamos y la inversión;

·reconoce las características únicas de las empresas más pequeñas y con menos riesgos;

·tiene como objetivo mantener la carga de cumplimiento normativo en el mínimo necesario.

Las interacciones o consecuencias no previstas han sido abordadas, en la medida de lo posible, en las nuevas propuestas legislativas y en las propuestas para revisar las leyes en vigor, así como en la aplicación de las normas, al tiempo que se han preservado los objetivos prudenciales y se ha garantizado la estabilidad general del sistema financiero.

Algunas medidas de seguimiento se encuentran todavía en curso. La mayoría están relacionadas con legislación que no ha sido todavía plenamente aplicada, mientras que algunas se concibieron de manera específica para las próximas revisiones. En relación con determinadas cuestiones, la Comisión continuará investigando los datos disponibles para evaluar si son necesarios cambios.

2.1Reducción de las limitaciones normativas innecesarias a la financiación de la economía

En consonancia con su prioridad de estimular la creación de empleo, el crecimiento y la inversión, la Comisión presta especial atención a ámbitos en los que las normas de la UE puedan estar obstaculizando el acceso a la financiación y explora si se pueden conseguir los mismos objetivos prudenciales de un modo diferente. La Comisión también se ha centrado en las situaciones en que las normas actuales puedan resultar potencialmente perjudiciales para la inversión y el crecimiento económico.

Algunos participantes en la convocatoria de datos expresaron su preocupación por el impacto del marco normativo en la capacidad de las entidades de crédito para financiar la economía, incluida la financiación de las pymes, los incentivos para la inversión sostenible a largo plazo, la liquidez del mercado y el acceso a la compensación. En respuesta a estas cuestiones, la Comisión presentó una serie de medidas de seguimiento en estos ámbitos. Las observaciones realizadas también se incluyeron en la revisión intermedia del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales, lo que dio lugar a una serie de medidas para lograr un enfoque más proporcionado de la normativa, la eliminación de trabas a la inversión transfronteriza y el desarrollo de un ecosistema paneuropeo de mercados de capitales.

La Comisión ha completado ya la mayoría de las siguientes medidas de seguimiento:

·La Comisión propuso un paquete bancario en noviembre de 2016 como parte de su programa general de reducción del riesgo. Se estima que, como consecuencia, los recursos públicos necesarios para respaldar el sistema bancario en caso de una crisis financiera de importancia similar a la de 2007-2008 se reducirían en un 32 % o el equivalente a 17 000 millones EUR 6 . El paquete comprende iniciativas clave a fin de preservar la capacidad de las entidades de crédito para financiar la economía, incluidas las pymes y la infraestructura:

oSe han incorporado ajustes y períodos de introducción gradual para la aplicación de la revisión fundamental de la cartera de negociación y del coeficiente de financiación estable neta. El objetivo es evitar aumentos desproporcionados de capital y garantizar la continuidad del funcionamiento de los mercados financieros de la UE.

oCon el propósito de salvaguardar la capacidad de las entidades de crédito para proporcionar servicios de compensación en el marco del EMIR, la Comisión propuso ajustar la ratio de apalancamiento, a fin de permitir que los bancos compensen la potencial exposición futura de las operaciones pertinentes de derivados mediante el margen inicial.

oLa reducción del capital reglamentario en relación con los préstamos a las pymes (factor de apoyo a las pymes) se prorrogó con el fin de proporcionar incentivos para que los bancos faciliten créditos a las pymes.

oA fin de promover aún más la inversión en proyectos de infraestructura, se redujeron los requisitos de capital de riesgo en relación con las inversiones de las entidades de crédito en proyectos que reúnan las condiciones estipuladas.

oCon el objetivo de apoyar que las entidades de crédito tengan acceso a la financiación procedente de acreedores no europeos, la Comisión propuso un ajuste de la Directiva sobre reestructuración y resolución bancarias para garantizar que se pueda aplicar de manera pragmática el requisito de reconocimiento contractual de las disposiciones sobre recapitalización interna en relación con los acreedores no europeos.

oLa Comisión propuso medidas para fomentar la integración bancaria transfronteriza, permitiendo a la autoridad competente renunciar a la aplicación de los requisitos de liquidez y de fondos propios cuando supervise tanto a las entidades matrices como a sus filiales establecidas en diferentes Estados miembros de la Unión Bancaria. A fin de salvaguardar la estabilidad financiera, esto solo es posible cuando la entidad matriz garantiza la cantidad íntegra del requisito al que se ha renunciado y cuando dicho aval está garantizado, a su vez, al menos en un 50 %.

·En mayo de 2017, la Comisión adoptó una propuesta en el contexto del programa de adecuación y eficacia de la reglamentación (REFIT, en sus siglas en inglés) del Reglamento sobre la infraestructura del mercado europeo (EMIR, en sus siglas en inglés) 7 para simplificar y mejorar la proporcionalidad de algunas normas sobre derivados de la UE. Con el fin de mejorar el acceso a los servicios de compensación, la propuesta introduce un requisito para que estos sean ofrecidos en condiciones comerciales justas, razonables y no discriminatorias. También exime a las contrapartes financieras más pequeñas de la obligación de compensación e introduce una obligación de compensación más proporcionada para las contrapartes no financieras. Los ahorros potenciales estimados para las contrapartes financieras y no financieras de menor tamaño se sitúan entre 2 300 millones EUR y 6 900 millones EUR en costes fijos o puntuales y entre 1 100 millones EUR y 2 660 millones EUR en costes operativos 8 .

·En junio de 2017, la Comisión adoptó un acto delegado, en el marco de la Directiva Solvencia II, para ajustar a la baja la calibración de las exigencias de capital por riesgo para las inversiones de las aseguradoras en entidades o grupos corporativos que obtengan la gran mayoría de sus ingresos de la titularidad, financiación, desarrollo o transacción de activos de infraestructuras (sociedades de infraestructuras). Esto complementa una enmienda previa que introdujo cargas inferiores para proyectos de infraestructura que reunieran los requisitos estipulados, adoptada en septiembre de 2015. Como consecuencia de esta última modificación de la calibración de los requisitos de capital, las compañías de seguros podrán aumentar su inversión en sociedades de infraestructuras en un 30 % 9 .

·A fin de abordar las preocupaciones sobre la percepción de una reducción de liquidez en los mercados de renta fija privada, se estableció un grupo de expertos para que proporcionara a la Comisión un análisis del funcionamiento de los mercados de renta fija privada de la UE y formulara recomendaciones para mejorar su eficiencia en la financiación de la economía. El informe del grupo fue publicado el 20 de noviembre de 2017, con recomendaciones encaminadas a: i) facilitar la emisión de activos a las empresas; ii) promover una base de inversores diversos y experimentados; iii) apoyar el modelo tradicional de intermediación mediante creadores de mercado; iv) tener en cuenta la importancia creciente de las formas electrónicas de negociación y de un entorno de post-negociación eficiente; y v) garantizar un nivel adecuado de información y transparencia. Sobre la base de estas recomendaciones, está programada una consulta pública a comienzos de 2018, conducente a la adopción de una Comunicación a lo largo del año.

·La Comisión realizó una evaluación inicial del funcionamiento de los mercados de cesiones temporales como parte de un informe sobre operaciones de financiación de valores publicado el 19 de octubre de 2017. La evaluación reconoce la dinámica de un mercado en permanente cambio durante los últimos años, así como tensiones en la oferta de garantías de elevada calidad debido a la creciente demanda, en particular, en torno a las fechas de presentación de informes reglamentarios.

Otras medidas de seguimiento están en curso y avanzan según el calendario previsto. Algunas de ellas se refieren a legislación que todavía no está en vigor o a revisiones futuras.    

·En el marco de la evaluación realizada sobre la definición de la exención del Reglamento sobre las ventas en corto para las «actividades de creación de mercado», la Comisión envió una solicitud de asesoramiento a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (AEVM) en enero de 2017. El dictamen de la AEVM se espera en diciembre de 2017.

·Tras el acuerdo entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre un marco de titulización sencillo, transparente y normalizado (STS, en sus siglas en inglés), la Comisión está preparando una modificación de las medidas de ejecución de Solvencia II para garantizar que las empresas de seguros también desempeñen su papel como inversores a largo plazo en el mercado de las titulizaciones STS 10 .

·La Comisión también está haciendo progresos en sus trabajos preparatorios sobre las modificaciones del Reglamento Delegado por el que se completará Solvencia II en 2018. Los trabajos se centran en la revisión del tratamiento prudencial del capital privado y de la deuda de colocación privada, cuando se justifique prudencialmente desde la perspectiva de una supervisión basada en el riesgo. En julio de 2016 se envió una solicitud de asesoramiento a la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (AESPJ) y la respuesta de la AESPJ está prevista en febrero de 2018.

·Como parte de los amplios trabajos llevados a cabo sobre la financiación de las pymes, tales como los requisitos de cotización, la Comisión supervisará la aplicación de las normas establecidas en el marco de la Directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros (MiFID II) al estudio de inversiones, una vez que entren en vigor a partir de enero de 2018. También como parte de esta labor, está prevista una investigación para evaluar su impacto en el análisis del capital de las pymes.

·En el contexto de la revisión intermedia del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales, la Comisión se comprometió a explorar, en el segundo trimestre de 2018, si unas modificaciones específicas de la legislación pertinente de la UE (incluido el Reglamento sobre el abuso de mercado y MiFID II) podrían ofrecer un marco normativo más proporcionado, aunque prudente, para apoyar la cotización de las pymes en los mercados públicos, concretamente en los futuros «mercados de crecimiento de las pymes».

·La revisión de la Directiva Solvencia II en 2020 brindará la oportunidad de evaluar el paquete de garantías a largo plazo con el fin de explorar adicionalmente los incentivos para las inversiones a largo plazo llevadas a cabo por las empresas de seguros. El primer informe de la AESPJ sobre esta cuestión se publicó en diciembre de 2016 y sirvió para determinar la utilización de las medidas a largo plazo por parte de las empresas de seguros. La AESPJ publicará un segundo informe preparatorio al respecto a finales de 2017.

2.2Mejora de la proporcionalidad de las normas preservando los objetivos prudenciales

La normativa debe aplicarse de manera proporcionada a las empresas, de forma que refleje su modelo de negocio, tamaño, importancia sistémica, así como su complejidad y actividad transfronteriza. Unas normas más proporcionadas ayudarán a fomentar la competencia y a mejorar la resistencia del sistema financiero, salvaguardando su diversidad y, al mismo tiempo, preservando los objetivos prudenciales, la estabilidad financiera y la resistencia general del sistema. Los participantes en la convocatoria de datos identificaron varios ámbitos en los que podría reforzarse la proporcionalidad de las normas. La Comisión se ha comprometido a abordar estas cuestiones mediante diversas medidas de seguimiento en los ámbitos de las entidades de crédito, los derivados, los seguros, la gestión de activos y el sector de las calificaciones crediticias.

La Comisión ha completado varias medidas de seguimiento clave en este ámbito:

·El anteriormente mencionado paquete bancario, adoptado por la Comisión en noviembre de 2016, incluía una serie de medidas con el objetivo de incrementar la proporcionalidad de la regulación bancaria, comprendidas: i) la reducción de la carga de comunicación y publicación de información en el caso de las entidades de crédito pequeñas y no complejas; ii) la exención a las entidades pequeñas y no complejas y al personal con bajos niveles de remuneración variable de las normas sobre el aplazamiento y el reembolso en los requisitos de remuneración de instrumentos financieros; y iii) la eliminación de la complejidad innecesaria en el tratamiento del riesgo de mercado de la cartera de negociación y del riesgo de crédito de contraparte.

·En ausencia de soluciones específicas a la preocupación sobre la posibilidad de que los fondos de pensiones puedan experimentar dificultades para acceder a las garantías en efectivo necesarias, la Comisión propuso en mayo de 2017, en el marco del programa REFIT del EMIR, prorrogar la exención temporal de la compensación centralizada para los fondos de pensiones durante otros tres años, con la posibilidad de una nueva prórroga excepcional de la exención de dos años más en caso de circunstancias imprevistas. En la actualidad, resulta urgente que las diferentes partes implicadas, incluidos los fondos de pensiones, las entidades de contrapartida central y los miembros compensadores que prestan servicios de compensación, desarrollen soluciones adecuadas que permitan que los fondos de pensiones participen en la compensación centralizada.

·Tal como se anunció en la revisión intermedia del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales, la Comisión tiene intención de adoptar, en breve, una propuesta legislativa que introducirá un régimen prudencial nuevo y más proporcionado para las empresas de inversión más pequeñas, que no tienen relevancia sistémica. Esto aborda la preocupación sobre la posibilidad de que la actual aplicación de las normas del Reglamento sobre requisitos de capital (RRC) diseñadas para las entidades de crédito no sea suficientemente proporcionada en relación con los menores riesgos que entrañan algunas empresas de inversión.

Otras medidas de seguimiento se encuentran en curso y exigen un análisis adicional antes de considerar la introducción de cambios.

·Tal como se propuso en el actual paquete bancario, la Autoridad Bancaria Europea (ABE) pondrá en marcha una herramienta informática que fomente una mayor proporcionalidad en la regulación bancaria. Esta herramienta informática guiará a las entidades de crédito a través de las disposiciones, normas y plantillas regulatorias aplicables, a la vista de su tamaño específico y de su modelo de negocio.

·En el contexto de la revisión de la Directiva sobre los gestores de fondos de inversión alternativos (Directiva GFIA), la Comisión está evaluando, en la actualidad, la proporcionalidad de las normas de esta Directiva (por ejemplo, en relación con la alineación de los regímenes de remuneración y la reducción de la carga que supone la comunicación de información). Se ha encargado un estudio externo sobre la Directiva GFIA, cuya finalización está prevista para 2018, que también abarcará la cuestión de la proporcionalidad. La Comisión informará a los colegisladores sobre el resultado de la revisión de la Directiva GFIA en 2018.

·La revisión del Reglamento Delegado Solvencia II en 2018 explorará la manera de simplificar los métodos, las hipótesis y los cálculos de determinados módulos de la formula general y de desarrollar el marco para la utilización de evaluaciones crediticias alternativas, basado en el asesoramiento técnico de la AESPJ. Las primeras propuestas de la AESPJ para efectuar simplificaciones fueron recibidas en octubre de 2017, a las que seguirán otras en febrero de 2018.

·La Comisión está evaluando, en la actualidad, la medida en que el Reglamento sobre las agencias de calificación crediticia podría aplicarse de manera más proporcionada, con el fin de impulsar la competencia en el sector.

2.3Reducción de la carga normativa indebida

El mantenimiento de la carga normativa en el mínimo exigido para que las normas logren sus objetivos es una de las finalidades clave del programa REFIT de la Comisión, como parte de su proceso de mejora de la legislación. Algunas partes interesadas, no obstante, consideraron que determinados requisitos, por ejemplo los relativos a la comunicación de información, no eran proporcionados o eficientes.

La Comisión ha adoptado una serie de medidas en materia de información a efectos de supervisión. Estas comprenden acciones centradas en la legislación sectorial, así como la puesta en marcha de un control integral de adecuación del marco global de la comunicación de información a efectos de supervisión en la UE. En la sección 3 del presente informe se proporcionan más detalles sobre el enfoque de la Comisión en materia de información a efectos de supervisión. Además de las medidas centradas en esta cuestión, la Comisión también se ha comprometido a actuar en relación con los requisitos de divulgación pública, los obstáculos al acceso y a la integración del mercado, así como los costes de cumplimiento de manera más general.

La Comisión ha completado una serie de medidas de seguimiento, que han dado lugar a una reducción de la carga normativa en algunos ámbitos clave:

·Como parte del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales, la Comisión adoptó un informe sobre las barreras nacionales a los flujos de capital 11 en marzo de 2017, identificando las disposiciones nacionales que generan una carga injustificada o desproporcionada para la circulación transfronteriza de capitales. Entre estas figuran: i) procedimientos discriminatorios y onerosos de reducción de la retención a cuenta; ii) obstáculos a la distribución transfronteriza de fondos de inversión; y iii) requisitos de residencia. En mayo de 2017, la Comisión y los Estados miembros acordaron un plan de trabajo conjunto sobre las acciones que se deben emprender para abordar los obstáculos identificados. La Comisión también estableció un grupo de proyecto sobre la retención a cuenta, encargado de redactar un código de conducta sobre su simplificación y sobre la normalización de los procedimientos de reducción y de reembolso de la retención a cuenta. El código de conducta sobre la retención a cuenta será publicado a finales de 2017. 

·Muchos participantes en la convocatoria de datos también subrayaron que la divergencia e incoherencia de los enfoques de supervisión han contribuido a la existencia de cargas normativas innecesarias. Esta cuestión ha sido abordada mediante diversas iniciativas con el fin de lograr una mayor convergencia entre los diferentes enfoques de supervisión a nivel de la UE. Estas iniciativas reducen la carga administrativa por realizar actividades de negocio en un mercado único, al tiempo que refuerzan la supervisión y garantizan la igualdad de condiciones. Por ejemplo, recientemente, el documento de reflexión sobre la profundización de la Unión Económica y Monetaria 12 y la revisión intermedia del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales pusieron de manifiesto que una supervisión más eficaz y, en última instancia, la creación de un supervisor único europeo de los mercados de capitales son importantes para una Unión de los Mercados de Capitales realmente operativa. En septiembre de 2017, la Comisión propuso modificaciones de los Reglamentos por los que se crean las Autoridades Europeas de Supervisión (AES) con el fin de fomentar un marco de supervisión más coherente en toda la UE. En ámbitos específicos, la Comisión propuso reforzar las competencias de las AES en relación con la convergencia en materia de supervisión y otorgar nuevas funciones específicas a la AEVM como supervisor directo para respaldar una Unión de los Mercados de Capitales operativa.

 

Otras medidas de seguimiento en este ámbito se encuentran todavía en curso. Algunas medidas de seguimiento hacían referencia a legislación que no está todavía en vigor, mientras que otras exigían una evaluación más cuidadosa para evitar un aumento involuntario de los costes de cumplimiento por el rápido cambio de los requisitos.

·La Comisión ha completado la elaboración de un inventario de las medidas de transposición nacionales respecto de once Directivas 13 y está trabajando con los Estados miembros para abordar los problemas detectados. Estas medidas contribuirán a eliminar algunas de las divergencias en la transposición de las Directivas de la UE a la legislación nacional. En relación con otras diez Directivas 14 , el ejercicio de inventario está todavía en curso y deberá completarse en 2018. También se prevé que en 2018 el ejercicio incluya la MiFID II y su Directiva de Ejecución de nivel 2 15 .

·La Comisión está evaluando, en la actualidad, las medidas de transposición nacional de la Directiva sobre transparencia y de la Directiva sobre contabilidad. En dicha evaluación se tiene en cuenta el hecho de que existen normas divergentes relativas a la notificación de los principales tenedores de acciones con derecho a voto. La Comisión abordará estas cuestiones en el marco de un control de adecuación más amplio de la legislación de la UE sobre transparencia y presentación de informes financieros que se iniciará a finales de 2017.

·Tras una consulta sobre los obstáculos transfronterizos a la distribución de fondos, y como parte de la revisión intermedia del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales, la Comisión está elaborando una propuesta para el primer trimestre de 2018. La iniciativa tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del mercado único en relación con los fondos de inversión europeos, reduciendo los obstáculos normativos a la distribución transfronteriza de fondos, manteniendo, al mismo tiempo, un elevado nivel de protección de los inversores. Los ámbitos pertinentes comprenden los requisitos y las prácticas de comercialización, las exigencias administrativas, las tasas normativas, las obligaciones de notificación y la distribución en línea.

·La Comisión supervisará la aplicación y el impacto de las disposiciones relativas a la subcontratación contenidas en el Reglamento sobre los índices utilizados como referencia, una vez que este haya entrado en vigor plenamente el 1 de enero de 2018.

2.4Un marco normativo más coherente y prospectivo

La convocatoria de datos también puso de manifiesto la necesidad de: i) garantizar la coherencia del marco normativo global; ii) mejorar aún más la protección de consumidores e inversores; iii) abordar los riesgos pendientes del sistema financiero; y iv) mantener el marco normativo actualizado con los últimos avances tecnológicos. Las partes interesadas también solicitaron a la Comisión que ayudara a elaborar definiciones, fomentara las mejores prácticas y fijara los incentivos de una inversión sostenible a largo plazo, así como que desarrollara el mercado con una financiación sostenible.

La Comisión ha completado varias medidas de seguimiento en este ámbito:

·El paquete bancario de noviembre de 2016 pretende introducir gradualmente los efectos de los requisitos prudenciales de capital derivados de la Norma Internacional de Información Financiera 9 (NIIF 9) para evitar un impacto repentino en los préstamos otorgados por los bancos. En junio de 2017, el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin) adoptó un enfoque general por el que se aprobaron mediante tramitación rápida estas medidas de transición.

·En noviembre de 2016, la Comisión adoptó una propuesta de marco para la reestructuración y la resolución de las entidades de contrapartida central (ECC). El Reglamento propuesto aplicará al Derecho de la UE las normas internacionales adoptadas en este ámbito por el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, en sus siglas en inglés) y el CPIM-OICV 16 . Tiene en cuenta la importancia creciente de las ECC, derivada de su obligación de compensar los derivados extrabursátiles normalizados. Aunque las ECC de la UE deben cumplir criterios estrictos (en el marco del EMIR) debido a su función central en la economía y a los riesgos que gestionan, esta propuesta introducirá la necesaria armonización de las normas y competencias de la UE para situaciones en las que las ECC pudieran afrontar graves dificultades o una situación de inviabilidad.

·En marzo de 2017, la Comisión adoptó un Plan de acción de servicios financieros destinados a los consumidores, por el que se establecen las sucesivas etapas que posibilitarán una profundización del mercado único de los servicios financieros al por menor. Las doce acciones fijadas en este documento permitirán:

oaumentar la confianza de los consumidores y capacitarlos;

oabaratar los pagos transfronterizos;

oreducir los obstáculos normativos y legales para las empresas que ofrezcan servicios transfronterizos;

oaprovechar las oportunidades de un mundo digital innovador para profundizar el mercado único de los servicios financieros destinados a los consumidores.

·En julio de 2017, la Comisión publicó su evaluación sobre la pertinencia, la eficacia, la eficiencia, la coherencia y el valor añadido del marco actual previsto en la Directiva sobre los conglomerados financieros (FICOD) 17 . Sus principales conclusiones fueron que es importante mantener en funcionamiento un marco para la supervisión de los grupos financieros con actividades mixtas y que, en general, la Directiva sobre los conglomerados financieros ha funcionado bien. 

·En diciembre de 2016, la Comisión estableció un grupo de expertos de alto nivel para desarrollar una estrategia europea integral sobre financiación sostenible. En junio de 2017, la Comisión publicó Directrices sobre la presentación de informes no financieros, apoyando una mayor transparencia corporativa en relación con las medidas adoptadas para fomentar la financiación sostenible. Además, en septiembre de 2017, la Comisión propuso, en el marco de la revisión de las Autoridades Europeas de Supervisión (AES), que estas desempeñaran un importante papel en el fomento de la financiación sostenible, garantizando al mismo tiempo la estabilidad financiera. En particular, entre sus tareas, las AES tendrán que tener en cuenta los riesgos relacionados con los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG). 

Otras diversas medidas de seguimiento están en curso todavía:

·Como parte del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales, la Comisión ha iniciado un estudio para evaluar la manera en que los productos de inversión se distribuyen a los inversores minoristas en toda la UE, incluyendo: i) las condiciones en que se ofertan los productos en los diferentes Estados miembros; ii) el acceso al asesoramiento financiero; iii) el impacto de la distribución en línea; iv) los riesgos y beneficios de los nuevos modelos de distribución desarrollados por la tecnología financiera. Las conclusiones finales del estudio están previstas para comienzos de 2018. Si resulta adecuado, dichas conclusiones se incluirán en las futuras decisiones políticas de la Comisión.

·El marco macroprudencial de la UE se refiere a: i) la gobernanza, ii) el conjunto de herramientas del sector bancario y iii) el conjunto de herramientas existentes fuera del sector bancario.

I.Por lo que se refiere a la gobernanza, la Comisión presentó una propuesta en septiembre de 2017 para modificar el Reglamento sobre la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS) de forma selectiva, en relación con su gobernanza y sus herramientas.

II.En cuanto al conjunto de herramientas del sector bancario, la revisión de la Comisión ha puesto de manifiesto que las herramientas macroprudenciales son ampliamente eficaces, por lo que no se propone ninguna revisión del conjunto de herramientas. En el paquete bancario de noviembre de 2016, la Comisión propuso aclarar que los requisitos de capital impuestos como parte del proceso de revisión supervisora del Segundo Pilar deberían limitarse a fines microprudenciales.

III.En lo que respecta al conjunto de herramientas existentes fuera del sector bancario, la Comisión tiene el objetivo de evaluar la eficacia de las herramientas y las disposiciones vigentes en la legislación sectorial antes de decidir si son necesarias iniciativas adicionales. La Comisión apoya los esfuerzos continuados por parte de la JERS, el Consejo de Estabilidad Financiera y las AES para supervisar y eliminar las lagunas de datos.

·La Comisión envió una solicitud de asesoramiento a la AESPJ en julio de 2016, con vistas a la revisión del Reglamento Delegado Solvencia II en 2018. El objetivo es evaluar el marco de reducción del riesgo de crédito de contraparte de Solvencia II y su posible interacción con el EMIR. La revisión también evaluará las incoherencias entre Solvencia II y el RRC en relación con el tratamiento de los instrumentos financieros emitidos por las Administraciones regionales.

·Tras la consulta pública sobre tecnología financiera 18 , que finalizó en junio de 2017, la Comisión está evaluando actualmente las medidas que es necesario adoptar en el ámbito de la UE para contribuir a la profundización y a la ampliación de los mercados de capitales de la UE desde una perspectiva basada en la tecnología financiera. Más concretamente, la Comisión está evaluando si unos acuerdos de concesión de licencia más proporcionados en relación con las actividades y las empresas de tecnología financiera están justificados, así como si las empresas de tecnología financiera que tienen actividades comerciales transfronterizas deben beneficiarse de la concesión de un pasaporte para toda la UE.

·Sobre la base de las recomendaciones del grupo de expertos de alto nivel sobre financiación sostenible, la Comisión presentará un ambicioso Plan de acción sobre financiación sostenible con medidas reglamentarias a comienzos de 2018.



3. ESPECIAL ATENCIÓN A LA COMUNICACIÓN DE INFORMACIÓN

3.1 Contexto y descripción del problema

Los requisitos de información a efectos de supervisión proporcionan a las autoridades competentes datos sobre los agentes del mercado y sus actividades. El acceso a los datos es esencial para efectuar la supervisión de las entidades financieras, así como para realizar el seguimiento del riesgo sistémico y garantizar el funcionamiento ordenado de los mercados, la protección de los inversores y la competencia leal. La crisis financiera puso de manifiesto determinadas deficiencias en algunos de dichos requisitos, que quizá no facilitaban información útil o suficiente. Como consecuencia, los legisladores tuvieron que desarrollar un gran número de requisitos nuevos y más detallados. Aunque estos requisitos de información adicionales han resuelto algunas de las deficiencias originales, la interacción entre ellos todavía no está clara, al tiempo que aumentan los costes de cumplimiento y la carga de información para las empresas.

Los participantes en la convocatoria de datos expresaron algunas preocupaciones sobre la carga de cumplimiento derivada de los requisitos de información contenidos en diversos actos legislativos de la UE.

1.Los requisitos de información a efectos de supervisión se perciben como demasiado numerosos y complejos. La complejidad se debe, en gran medida, a las duplicaciones y solapamientos de los diferentes marcos de comunicación de información, pero también a una insuficiente normalización y a una falta de claridad sobre el contenido de la información que se debe facilitar (por ejemplo, falta de definiciones armonizadas de los datos financieros, carencia de referencias a las normas internacionales existentes).

2.Los grandes cambios introducidos en la legislación de la UE sobre la comunicación de información a efectos de supervisión con frecuencia dan lugar a costes puntuales sustanciales, en particular cuando deben adaptarse los sistemas informáticos o los procedimientos internos. Las partes interesadas, por tanto, destacaron la importancia de reducir la frecuencia de esos cambios y de dar un margen de tiempo suficiente para aplicarlos.

3.Los requisitos ad hoc, tales como las solicitudes realizadas por los supervisores que van más allá de las obligaciones de comunicación periódica de información, se perciben como especialmente perturbadores y costosos.

Los supervisores creen que la calidad de la comunicación de información a efectos de supervisión podría mejorarse más a fin de adoptar decisiones más informadas y puntuales sobre el perfil de riesgo de empresas o sectores. Esto se debe, en parte, a las lagunas que siguen existiendo entre los marcos existentes de comunicación de información a efectos de supervisión. Otro factor que contribuye a esta situación es la escasa calidad de los datos notificados. A su vez, esto tiene su origen, en gran medida, en las dificultades para agregar los datos debido a la insuficiente normalización.

Como seguimiento de la convocatoria de datos, la Comisión ha concluido que es necesario un enfoque de dos vertientes para abordar los problemas que afectan a la comunicación de información supervisora. En primer lugar, deben adoptarse medidas inmediatas y específicas para atender a los ámbitos más problemáticos, en la medida de lo posible. En segundo lugar, es necesario un enfoque más integral y de largo plazo para examinar los costes y los beneficios de la comunicación de esta información. La Comisión ha emprendido y continúa emprendiendo acciones en ambas direcciones, tal como se detalla a continuación.

3.2 Medidas adoptadas desde noviembre de 2016

Desde la adopción de la Comunicación de noviembre de 2016, la Comisión ha introducido varias medidas específicas de seguimiento para dar una respuesta inmediata a los problemas señalados anteriormente. Estas medidas se centran en las deficiencias más obvias del marco de comunicación de información a efectos de supervisión, que podrían mitigarse sin generar grandes costes administrativos o de cumplimiento para las empresas.

·En mayo de 2017, se planteó en la propuesta del programa REFIT del EMIR reducir la carga de información impuesta a las sociedades no financieras, eximiéndolas de la obligación de informar sobre las operaciones intragrupo y exigiendo que la entidad de contrapartida central o la contraparte financiera informen en nombre de ambas contrapartes en el caso de operaciones con sociedades no financieras 19 .

·Como parte del paquete bancario, la Comisión ha propuesto reducir la frecuencia con la que las entidades de crédito más pequeñas y menos complejas tienen obligación de comunicar información.

·La Comisión analizará las obligaciones de información durante la revisión de la Directiva GFIA, que comenzó en julio de 2017. La Comisión trabajará en estrecha colaboración con la AEVM y los supervisores nacionales, según proceda. Además, el contratista externo encargado de llevar a cabo el examen del funcionamiento de dicha Directiva también analizará de manera específica la eficacia y la eficiencia de los requisitos de información.

·A solicitud de la Comisión, la ABE está concluyendo una consulta sobre una serie de propuestas concretas para reducir aún más la carga de información impuesta al sector bancario. Esto conllevaría la alineación de los requisitos de información con fines de supervisión, estadísticos y macroprudenciales, y una mayor coherencia de las definiciones utilizadas en los diferentes actos legislativos.

·La Comisión recibirá, en breve, el asesoramiento técnico de la AEVM sobre la posibilidad de introducir una plataforma única de notificación de las ventas en corto, que podría ayudar a reforzar la información facilitada a los reguladores, al tiempo que reduciría la carga que supone la comunicación de información sobre posiciones cortas netas.

·Varias normas técnicas sobre comunicación de información (por ejemplo, aquellas relacionadas con el EMIR) fueron revisadas con el fin de aclarar el contenido de la información que debe facilitarse y la manera en que debe hacerse. Con ello se intentó también garantizar una mayor alineación entre los diferentes marcos de comunicación de información, por ejemplo, EMIR con MiFID o con el Reglamento sobre los mercados de instrumentos financieros (MiFIR). En su caso, se incluyeron referencias a las normas internacionales 20 .

·Los participantes en la convocatoria de datos mencionaron que, en una serie de casos, los Estados miembros han introducido requisitos adicionales de información a efectos de supervisión además de los exigidos por la legislación de la UE (lo que se denomina «sobrerregulación»). Tras la adopción del informe de la Comisión sobre barreras nacionales a los flujos de capital en marzo de 2017 (véase también la sección 2.3), el grupo de expertos sobre barreras a la libre circulación de capital, en el que participan todos los Estados miembros, pidió que se siguiera trabajando para abordar los obstáculos detectados, incluida la eliminación de duplicaciones en la comunicación de información.

3.3 Enfoque integral de la Comisión en relación con la comunicación de información a efectos de supervisión

Aunque pueden mejorar la eficiencia de la comunicación de información a efectos de supervisión, las medidas de seguimiento de corto plazo descritas anteriormente están orientadas a actos legislativos individuales y no abordan necesariamente la interacción entre los diferentes marcos de comunicación de información a efectos de supervisión. Habida cuenta de las numerosas interrelaciones existentes entre los requisitos de información contenidos en los diferentes actos legislativos, es preciso un enfoque más integral a este respecto. Tal como se establece en la sección 3.1, las partes interesadas han destacado la importancia de evitar los cambios frecuentes de los requisitos individuales de información, dados los elevados costes puntuales asociados a la modificación de los sistemas informáticos. Por este motivo, la Comisión tiene la intención de adoptar un enfoque más integral en relación con los marcos de la UE de comunicación de información a efectos de supervisión. La idea general es garantizar que los requisitos de información a efectos de supervisión establecidos en el Derecho de la UE faciliten a supervisores y reguladores información puntual y de alta calidad que les ayude a salvaguardar la estabilidad del sistema financiero, manteniendo, al mismo tiempo, los costes administrativos y de cumplimiento y la carga impuesta a las empresas en el mínimo necesario.

En consonancia con esta perspectiva, el proyecto tiene dos objetivos principales:

1.Identificar los ámbitos específicos en que sea necesaria la adopción de medidas, es decir, la legislación de la UE en la que los requisitos de comunicación de información a efectos de supervisión parezcan solaparse o crear duplicaciones, carezcan de suficiente claridad sobre el contenido de la información que debe facilitarse o de suficiente normalización, o bien contengan lagunas o incoherencias.

2.Concebir medidas concretas que puedan ayudar a reducir los costes de cumplimiento para las empresas, al tiempo que se mejore la calidad de la información facilitada a los supervisores. Esto implica no solo la racionalización y simplificación de los requisitos, sino también la consideración de un enfoque completamente nuevo e innovador en cuanto a la comunicación de información supervisora. Una de las cuestiones clave de este enfoque es el principio de la «presentación única» de información. La idea es que las entidades faciliten su información una única vez, de manera que cualquier autoridad pertinente pueda acceder posteriormente a estos datos cuando sea necesario.

Las dos principales líneas de este enfoque son: i) un control de adecuación de los requisitos de información a efectos de supervisión, y ii) un proyecto de «normalización de los datos financieros». Estas líneas se desarrollan de manera simultánea para reforzarse mutuamente.

3.3.1Línea 1 — Control de adecuación

El control de adecuación, iniciado en el verano de 2017, proporcionará una evaluación integral de alto nivel de la eficacia, la eficiencia, la coherencia, la pertinencia y el valor añadido de la UE de los marcos de comunicación de información a efectos de supervisión, con una especial atención a productos o ámbitos específicos (por ejemplo, derivados). Comprenderá una visión general de las fuentes clave de los costes y cargas de la comunicación de información. El control de adecuación identificará los ámbitos potenciales en los que el coste de cumplimiento y la carga derivada de las obligaciones de información a efectos de supervisión puedan reducirse (por ejemplo, racionalizándolas o simplificándolas) sin comprometer los objetivos de estabilidad financiera, integridad del mercado y protección de los consumidores que persiguen estas obligaciones. La finalización de los trabajos está programada para finales de 2018, momento en que se publicarán los resultados en un documento de trabajo de los servicios de la Comisión.

Como importante contribución al control de adecuación, la Comisión ha puesto en marcha una consulta pública para recopilar datos sobre el coste de cumplimiento de los requisitos de información con fines de supervisión, así como sobre la coherencia y la eficiencia de dichos requisitos. La consulta se basará en las conclusiones de la convocatoria de datos y en otras revisiones más específicas. Tendrá como objetivo recopilar información más concreta sobre, entre otras cosas, cualesquiera inversiones exigidas para cumplir dichos requisitos, ejemplos de duplicaciones en la presentación de información y ejemplos de notificación de datos redundantes o innecesarios. También solicitará información sobre la manera en que el uso de herramientas informáticas más avanzadas y eficientes, junto con las normas sobre datos, ayudaría a reducir el coste de cumplimiento, y sobre si existen impedimentos para la aplicación y utilización de dicha tecnología y dichas normas. La consulta permanecerá abierta durante tres meses. Los resultados se presentarán y debatirán durante un taller específico programado para el 26 de marzo de 2018.

Estos trabajos comprenden también un estudio llevado a cabo por un experto externo para evaluar en mayor profundidad el coste de cumplimiento de los requisitos de información a efectos de supervisión en el sector financiero.

En octubre de 2017, la Comisión estableció una mesa redonda de partes interesadas para reunir a los agentes pertinentes en el ámbito de la comunicación de información procedentes de la comunidad de supervisión y regulación de la UE. Los miembros de este grupo apoyarán a la Comisión en su evaluación de los costes de cumplimiento de los requisitos de comunicación de información a efectos de supervisión. Los trabajos complementarán la consulta pública y el estudio, y subrayan la importancia de un enfoque coordinado.

3.3.2Línea 2 — Normalización de los datos financieros

El proyecto de normalización de los datos financieros se inició en 2016. Está financiado por el programa «ISA2» de la UE relativo a soluciones de interoperabilidad para las administraciones públicas, las empresas y los ciudadanos europeos 21 . Sus resultados se incorporarán directamente al control de adecuación, puesto que su objetivo es:

(1)elaborar un inventario de todos los requisitos existentes de comunicación de información a efectos de supervisión hasta el nivel de elementos de datos con el objetivo de detectar lagunas, solapamientos, redundancias e incoherencias;

(2)explorar las maneras en que podrían utilizarse definiciones armonizadas de datos (un «lenguaje común para la información financiera») para optimizar la comunicación de información a efectos de supervisión sin comprometer los objetivos de la legislación pertinente.

Más concretamente, el proyecto de normalización de los datos financieros identificará ámbitos específicos en los que una mayor normalización podría reportar beneficios y hará propuestas concretas de racionalización y simplificación de los requisitos de información. El objetivo a largo plazo es que todas las entidades declarantes presenten sus datos una única vez, de manera que todas las autoridades pertinentes tengan acceso a los mismos (el principio de «presentación única»). El examen detallado de solapamientos e incoherencias en los marcos de comunicación de información a nivel de elementos de datos se completará a finales de 2018. Servirá como base para cualesquiera acciones posteriores con el fin de abordar dichos solapamientos e incoherencias de manera coherente y a largo plazo. Las primeras conclusiones del proyecto de normalización de los datos financieros han puesto ya de manifiesto que uno de los requisitos previos para una mayor normalización es la introducción de definiciones armonizadas de los datos (es decir, un lenguaje común para la información financiera). Parece que esta medida resulta también necesaria para aumentar la utilización de las TIC en la comunicación de información a efectos de supervisión. Estos trabajos también procurarán lograr la coherencia con avances paralelos en materia de presentación de informes financieros, en particular, la introducción de un único formato electrónico europeo XBRL, de conformidad con la Directiva sobre transparencia.

El proyecto de normalización de los datos financieros será apoyado en sus esfuerzos por la mesa redonda de partes interesadas y por una estrecha interacción con el control de adecuación.

3.4Perspectivas de futuro: la tecnología al servicio de la comunicación de información con fines de supervisión

La Comisión informará sobre los resultados del control de adecuación y las conclusiones principales del proyecto de normalización de los datos financieros en verano de 2019 y, al mismo tiempo, expondrá ideas sobre posibles maneras de abordar cualquier solapamiento e incoherencia detectado y de optimizar los requisitos de comunicación de información supervisora. Estas comprenderán diferentes formas de lograr una mayor normalización y de explotar el potencial que la automatización y las TIC innovadoras podrían ofrecer para continuar racionalizando y simplificando el proceso de comunicación de información.

La normalización es la fase primera e indispensable hacia la racionalización de los requisitos de información a efectos de supervisión y, en última instancia, la creación de un «lenguaje común» en la comunicación de la información. La automatización va un paso más allá: habiendo desarrollado un régimen de información normalizado, las iniciativas para promover la automatización utilizando tecnología innovadora podrían minimizar la necesidad de intervención humana tanto en la comunicación de información como en el análisis de los datos. Con ello se simplificará y acelerará, en gran medida, la comunicación de información y el tratamiento de los datos y, como consecuencia, se reducirá drásticamente tanto el coste como la carga de la comunicación de información a efectos de supervisión.

En el marco del proceso de normalización, existen una serie de iniciativas ya puestas en marcha por el proyecto de normalización de los datos financieros:

·La Comisión podría tomar la iniciativa para garantizar la aplicación de un lenguaje común para la información financiera. Un lenguaje común resolverá el problema de las definiciones imprecisas, que está emergiendo como una de las principales causas de que la comunicación de información resulte onerosa.

·La Comisión también explorará los beneficios de crear una «base europea de datos de referencia» para mejorar y acelerar la armonización de los identificadores de datos financieros y los modelos de datos de referencia utilizados en el sector financiero. Esto facilitaría a las empresas la comunicación de datos a diferentes supervisores y ayudaría a estos a agregar y a analizar los datos comunicados de manera más rápida y eficiente.

En el marco del proceso de automatización, la Comisión explorará los beneficios de posibles iniciativas que permitan a las empresas cumplir con los requisitos de información sin intervención humana o con una mínima intervención y, por tanto, reducir en mayor medida los costes de cumplimiento. Este ejercicio comprenderá el análisis de TIC innovadoras, que desempeñarán un papel clave en la siguiente fase, por ejemplo, mejorando y, cuando sea preciso, armonizando la infraestructura para el transporte de los datos, con el fin de garantizar flujos de datos continuos. Entre otras cosas, ello podría dar lugar a la comunicación automática de las operaciones realizadas en los mercados financieros, lo que reduciría los costes de cumplimiento aún más. En relación con los supervisores, dicha automatización permitiría una supervisión más eficaz del riesgo en el sistema financiero.

En general, esta amplia evaluación integral de los requisitos de comunicación de información a efectos de supervisión permitirá sentar unas sólidas bases para que la Comisión emprenda una acción futura coordinada que podría ayudar a revolucionar la comunicación de información y a mejorar, de manera significativa, la calidad y la accesibilidad de los datos.



4. CONCLUSIONES

La convocatoria de datos ha puesto de manifiesto el compromiso de la Comisión con la mejora de la legislación como método básico de trabajo. Ha confirmado que el desarrollo y el ajuste de las políticas sobre la base de datos fehacientes, la consideración de posibles interacciones con la legislación vigente y la participación de las partes interesadas pueden crear una normativa mejor y más eficaz. Esto, a su vez, fomenta la creación de empleo, el crecimiento y la inversión, al tiempo que salvaguarda la estabilidad financiera y protege tanto a consumidores como a inversores.

Un año después de la adopción de la Comunicación, la Comisión ha completado muchas de las medidas a las que se comprometió y sigue estando comprometida con las acciones pendientes, así como con medidas adicionales, cuya necesidad se ha puesto de manifiesto durante el pasado año. En estos trabajos, los principios de mejora de la legislación continuarán aplicándose de manera rigurosa y en su totalidad, también en relación con posibles consecuencias ambientales y sociales de la legislación financiera de la UE, en consonancia con la tarea continua de integrar de forma más completa las consideraciones de sostenibilidad en el sistema financiero de la UE. A la hora de desarrollar propuestas legislativas, la Comisión está comprometida con la evaluación y la consideración sistemáticas de las diversas opciones y su impacto potencial, con el fin de minimizar los costes de cumplimiento y garantizar la proporcionalidad. Además, la Comisión continuará trabajando con el público en general y con otras partes interesadas pertinentes mediante sus diversos mecanismos de consulta, ofreciéndoles la oportunidad de proporcionar datos adicionales sólidos y de contribuir al desarrollo de las políticas.

Asimismo, tal como confirmó el presidente Juncker en su Discurso sobre el estado de la Unión de septiembre de 2017, la Comisión está firmemente comprometida con la interacción con el Parlamento Europeo y el Consejo, así como con los parlamentos nacionales de la UE, en virtud del Acuerdo marco sobre las relaciones entre el Parlamento Europeo y la Comisión y el Acuerdo interinstitucional sobre la mejora de la legislación. El 14 de noviembre de 2017, el presidente estableció oficialmente el Grupo Operativo sobre Subsidiariedad, Proporcionalidad y «Hacer menos pero de forma más eficiente» 22 . El Grupo Operativo presentará al presidente, a más tardar el 15 de julio de 2018, un informe en el que formulará recomendaciones sobre la manera de aplicar mejor los principios de subsidiariedad y proporcionalidad, identificará los ámbitos políticos en los que, con el tiempo, se pueda redelegar o devolver definitivamente a los Estados miembros la toma de decisiones y/o la aplicación de las mismas y estudiará las maneras de mejorar la participación de las autoridades regionales y locales en la elaboración y seguimiento de las políticas de la UE.

Por último, la Comisión también está comprometida con la introducción de los principios de mejora de la legislación en la elaboración de normas a nivel mundial. Ha contribuido activamente y ha conformado la iniciativa del Consejo de Estabilidad Financiera para evaluar el efecto de las reformas del G-20 posteriores a la crisis. Un marco de evaluación del Consejo de Estabilidad Financiera inspirado por la experiencia europea ha sido recientemente avalado por los líderes del G-20. La Comisión desempeñará un papel activo en la primera evaluación realizada dentro de este marco, a saber, la valoración del impacto de la intermediación financiera en el crecimiento económico sostenible y la financiación de infraestructuras. La convocatoria de datos de la Comisión sobre el marco normativo de los servicios financieros de la UE es un ejemplo convincente de su compromiso con la utilización de datos fiables, fehacientes y rigurosos como base para la elaboración de sus políticas.

(1)

Reglamento (UE) n.º 575/2013.

(2)

Directiva 2013/36/UE.

(3)

Reglamento (UE) n.º 648/2012.

(4)

Propuesta de Reglamento COM(2017) 536/948972.

(5)

COM(2017) 292 final.

(6)

MEMO/16/3840

(7)

El programa de adecuación y eficacia de la reglamentación (REFIT, en sus siglas en inglés) de la Comisión garantiza que la legislación de la UE permita obtener resultados para los ciudadanos y las empresas de manera eficaz, eficiente y al mínimo coste. REFIT tiene como objetivo mantener la sencillez del Derecho de la UE, eliminar las cargas innecesarias y adaptar la legislación existente sin comprometer los objetivos políticos.

(8)

Resumen del cuadro de indicadores del programa de adecuación y eficacia de la reglamentación REFIT (2017).

(9)

SWD(2017) 219 final.

(10)

Tal como se anunció en la revisión intermedia del plan de acción para la Unión de los Mercados de Capitales, COM(2017) 292 final.

(11)

https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/170227-report-capital-barriers_en.pdf.

(12)

https://ec.europa.eu/commission/publications/reflection-paper-deepening-economic-and-monetary-union_es.

(13)

Directiva 2010/78/UE (Ómnibus I); Directiva 2011/89/UE (FICOD); Directiva 2011/61/UE (Directiva GFIA); Directiva 2013/36/UE (DRC IV); Directiva 2014/59/UE (DRRB); Directiva 2014/49/UE relativa a los sistemas de garantía de depósitos; Directiva 2013/14/UE sobre las agencias de calificación crediticia.

(14)

Directiva 2009/138/CE (Solvencia II); Directiva 2014/51/UE (Ómnibus II); Directiva 2013/34/UE sobre contabilidad; Directiva 2013/50/UE sobre transparencia; Directiva 2014/91/UE (OICVM); Directiva 2014/17/UE sobre crédito hipotecario; Directiva 2014/56/UE relativa a la auditoría legal; Directiva de Ejecución 2015/2392 relativa al Reglamento sobre abuso de mercado; Directiva 2014/92/UE sobre las cuentas de pago; Directiva 2014/95/UE relativa a la divulgación de información no financiera.

(15)

Directiva 2014/65/UE (MiFID II); Directiva de Ejecución 2017/593 de MIFID II; 3.7.2017.

(16)

Comité de Pagos e Infraestructuras de Mercado del Banco de Pagos Internacionales (BPI) y Organización Internacional de Comisiones de Valores.

(17)

SWD(2017) 272 final.

(18)

https://ec.europa.eu/info/finance-consultations-2017-fintech_en.

(19)

https://ec.europa.eu/info/law/better-regulation/initiatives/com-2017-208_es.

(20)

Por ejemplo, ISO 2022, ISIN, UTI, etc.

(21)

El Programa también fomenta el marco europeo de interoperabilidad con el fin de: mejorar la gobernanza de las actividades de interoperabilidad; establecer relaciones entre organizaciones; racionalizar los procesos que apoyen los intercambios digitales integrales, y garantizar que tanto la legislación nueva como la vigente respalden los esfuerzos de interoperabilidad.

(22)

C(2017) 7810.

Top