Accept Refuse

EUR-Lex Access to European Union law

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 31998Y0103(01)

Resolución del Consejo de 16 de diciembre de 1997 relativa a la enseñanza precoz de las lenguas de la Unión Europea

OJ C 1, 3.1.1998, p. 2–3 (ES, DA, DE, EL, EN, FR, IT, NL, PT, FI, SV)

In force

31998Y0103(01)

Resolución del Consejo de 16 de diciembre de 1997 relativa a la enseñanza precoz de las lenguas de la Unión Europea

Diario Oficial n° C 001 de 03/01/1998 p. 0002 - 0003


RESOLUCIÓN DEL CONSEJO de 16 de diciembre de 1997 relativa a la enseñanza precoz de las lenguas de la Unión Europea (98/C 1/02)

EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y, en particular, el primer guión del apartado 2 del artículo 126,

(1) Considerando que la Unión se caracteriza ante todo por su diversidad cultural; que su construcción ha estado siempre marcada por el respeto de esta diversidad, que se expresa, entre otras cosas, a través de una gran riqueza lingüística;

(2) Considerando que, a este respecto, la promoción del pluralismo lingüístico se convierte en uno de los objetivos de la enseñanza;

(3) Considerando que las diversas acciones europeas emprendidas a partir de 1976 dan testimonio de la preocupación por hacer de la salvaguardia del patrimonio lingüístico y cultural uno de los elementos clave de la construcción europea;

(4) Considerando que varios Estados miembros han emprendido experiencias a escala nacional que conviene evaluar para extraer todos sus efectos positivos en lo que se refiere a una enseñanza precoz de las lenguas;

(5) Considerando que otros Estados miembros han hecho que se inicie la enseñanza de una lengua extranjera al final del ciclo escolar primario, lo que resulta asimismo satisfactorio en lo que se refiere a los resultados;

(6) Considerando que en 1989 se adoptó el programa Lingua, integrado y reforzado parcialmente en 1995 en el marco de las acciones transversales del programa Sócrates; que el programa Lingua tiene por objetivo promover una mejora cuantitativa y cualitativa del conocimiento de las lenguas de la Unión, y en particular de las lenguas menos difundidas y menos enseñadas, y que ha contribuido así a fortalecer la comprensión y la solidaridad entre los pueblos que forman la Unión;

(7) Considerando las conclusiones del Consejo y de los Ministros de Educación reunidos en el seno del Consejo el 4 de junio de 1984, en las que los Estados miembros convenían en promover todas las medidas adecuadas para que un máximo de alumnos adquiera, antes de finalizar la escolaridad obligatoria, un conocimiento práctico de dos lenguas, además de su propia lengua materna;

(8) Considerando la Resolución adoptada por el Consejo el 31 de marzo de 1995, que puso de relieve el desarrollo y el perfeccionamiento de las competencias lingüísticas de los ciudadanos y reiteró la conveniencia de ofrecer a los alumnos la posibilidad de aprender, por regla general, dos lenguas de la Unión además de la lengua o las lenguas maternas; que, en dicha Resolución, el Consejo confirma que sería deseable instaurar o desarrollar la enseñanza precoz de las lenguas vivas a partir de la escuela elemental;

(9) Considerando el Libro blanco «Enseñar y aprender: hacia la sociedad cognitiva», presentado por la Comisión en 1995, que parte de la constatación de que «un buen conocimiento de varias lenguas comunitarias se ha convertido en condición indispensable para que los ciudadanos de la Unión puedan beneficiarse de las posibilidades profesionales y personales que les brinda la realización del gran mercado interior sin fronteras» y recomienda un dominio efectivo de tres lenguas de la Unión Europea;

(10) Considerando que la mejora de las aptitudes lingüísticas e interculturales de los ciudadanos es condición del desarrollo de la ciudadanía europea,

I. CONSIDERACIONES GENERALES

Al tiempo que se reitera el mismo estatuto para cada lengua de la Unión, conviene reflexionar sobre los instrumentos que permitan alcanzar el doble objetivo de mantener la diversidad cultural y lingüística y promover el plurilingüismo europeo. El aprendizaje precoz puede ser un factor de calidad en el aprendizaje de las lenguas y contribuir así a alcanzar dichos objetivos. A medio plazo, puede permitir el acceso de cada ciudadano a la riqueza cultural enraizada en el pluralismo lingüístico en Europa.

En efecto, el aprendizaje precoz de una o varias lenguas distintas de la lengua o las lenguas maternas y la sensibilización, especialmente a través de un enfoque lúdico, a las lenguas en una fase en la que la flexibilidad y la receptividad intelectuales alcanzan el máximo nivel pueden crear las condiciones necesarias y favorables para el aprendizaje ulterior de lenguas extranjeras, y pueden contribuir así al objetivo de aprender dos lenguas de la Unión Europea además de la lengua o las lenguas maternas. Por otra parte, la integración de este aprendizaje y de esta sensibilización en la escolaridad obligatoria permitiría que todos los alumnos se beneficiasen de ellos. Además, el aprendizaje de lenguas a edad temprana puede favorecer una mayor comprensión y un respeto mutuo mayor entre los jóvenes por medio del conocimiento del otro, así como una apertura a las riquezas culturales de Europa.

II. INVITA A LOS ESTADOS MIEMBROS:

en el marco y dentro de los límites de sus respectivos sistemas políticos, jurídicos, presupuestarios, educativos y formativos, a:

- fomentar, allí donde resulte posible, la enseñanza precoz, así como la diversificación en la oferta de lenguas en la enseñanza precoz, teniendo en cuenta los recursos disponibles y aprovechando las iniciativas existentes;

- fomentar la cooperación europea entre las escuelas que ofrezcan la enseñanza precoz de al menos una lengua de la Unión, distinta de la lengua o las lenguas maternas y favorecer la movilidad virtual de los alumnos o incluso, de ser posible, su movilidad física;

- favorecer la continuidad en la oferta de la enseñanza de varias lenguas;

- sensibilizar a todos los agentes afectados, y en particular a los padres, sobre los efectos positivos de la enseñanza precoz de las lenguas;

- fomentar medidas tendentes a desarrollar y difundir los materiales didácticos más apropiados y los recursos multimedios en el ámbito de la enseñanza precoz de las lenguas de la Unión;

- favorecer medidas con objeto de preparar para las nuevas necesidades a los docentes que trabajen en el ámbito de la enseñanza precoz;

III. INVITA A LA COMISIÓN:

a apoyar las actividades de los Estados miembros que tengan los objetivos contemplados en el punto II y promover, en el marco de los actuales programas comunitarios, el aprendizaje precoz de las lenguas de la Unión:

- prestando su apoyo a las medidas tendentes a reforzar la cooperación europea y a difundir e intercambiar experiencias y buenas prácticas en este ámbito;

- respaldando la cooperación transnacional en la preparación de los métodos y de los medios didácticos (incluidos los productos multimedios) y de los instrumentos de evaluación en el ámbito del aprendizaje precoz de lenguas;

- apoyando la difusión de productos pedagógicos adecuados y de calidad a través de redes europeas;

- apoyando medidas relativas, por un lado, a la movilidad de los docentes y, por otro, a la actualización y mejora de las aptitudes necesarias para ejercer la enseñanza precoz de las lenguas;

- promoviendo la cooperación entre centros de formación de docentes, por ejemplo, fomentando la creación del sistema de transferencia de créditos académicos;

- promoviendo los contactos entre alumnos, en particular mediante la movilidad virtual;

- teniendo en cuenta la enseñanza precoz de lenguas en el momento de la reflexión sobre la cooperación futura en el ámbito de la educación.

Top