EUR-Lex Access to European Union law

Back to EUR-Lex homepage

This document is an excerpt from the EUR-Lex website

Document 52012DC0391

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES Ejecución del Instrumento Europeo de Microfinanciación Progress — 2011

/* COM/2012/0391 final */

52012DC0391

INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES Ejecución del Instrumento Europeo de Microfinanciación Progress — 2011 /* COM/2012/0391 final */


INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

Ejecución del Instrumento Europeo de Microfinanciación Progress — 2011

ÍNDICE

1........... Introducción................................................................................................................... 4

2........... Ejecución a nivel de los proveedores de microcréditos..................................................... 4

2.1........ Contratos celebrados...................................................................................................... 4

2.2........ Acciones financiadas....................................................................................................... 6

2.3........ Solicitudes aceptadas y rechazadas............................................................................... 10

3........... Efectos a nivel del prestatario del microcrédito.............................................................. 11

3.1........ Volúmenes de micropréstamos y número de beneficiarios.............................................. 11

3.2........ Tipos de beneficiarios finales......................................................................................... 12

3.3........ Impacto social y efectos en el empleo de Microfinanciación Progress............................. 12

4........... Complementariedad y coordinación con los demás instrumentos de la Unión Europea.... 15

5........... Conclusiones y perspectivas.......................................................................................... 17

1.           Introducción

El Instrumento Europeo de Microfinanciación Progress (Microfinanciación Progress) a favor del empleo y la inclusión social fue creado en marzo de 2010 por la Decisión nº 283/2010/UE (en lo sucesivo «la Decisión»).

Los proveedores de microcréditos en los Estados miembros de la UE pueden solicitar al Fondo Europeo de Inversiones (FEI) la concesión de garantías y de instrumentos financiados (títulos de crédito, instrumentos de patrimonio e instrumentos de riesgo compartido), a fin de actuar como intermediarios en el marco de Microfinanciación Progress[1]. Conceden micropréstamos (préstamos inferiores a 25 000 euros) a microempresas o a particulares, principalmente a las personas que hayan perdido o se encuentren en riesgo de perder su puesto de trabajo, las personas en riesgo de exclusión social y las personas que se encuentren en posición de desventaja en relación con el acceso al mercado tradicional del crédito. El objetivo de los micropréstamos debe ser crear y/o desarrollar microempresas. Para el período 2010-13, la Unión Europea destinó 103 millones de euros a Microfinanciación Progress[2] y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) se comprometió a aportar 100 millones de euros adicionales para instrumentos financiados. El total de 203 millones de euros se repartirá entre ambos instrumentos como sigue: 25 millones de euros para garantías y 178 millones de euros para instrumentos financiados. El FEI ejecuta el Instrumento de Microfinanciación Progress en nombre de la Comisión y del BEI.

El Instrumento de Microfinanciación Progress entró en funcionamiento por primera vez en 2011. De conformidad con el artículo 8 de la Decisión, el presente informe abarca la ejecución por los proveedores de microcréditos, incluidos los contratos celebrados con el FEI, la distribución geográfica, las acciones financiadas y las solicitudes aceptadas y rechazadas. La segunda parte del informe analiza los efectos en los beneficiarios de microcréditos, incluidos los tipos de beneficiarios y la distribución por sector, sobre la base de los datos disponibles. Las últimas secciones analizan la complementariedad entre Microfinanciación Progress y otros instrumentos y las perspectivas de evolución en el futuro. El informe cubre el año 2011, pero incluye datos más recientes siempre que es posible.

2.           Ejecución a nivel de los proveedores de microcréditos

2.1.        Contratos celebrados

Tipos de intermediarios

Microfinanciación Progress está abierto a una amplia gama de intermediarios nacionales, regionales o locales, incluidos bancos y entidades no bancarias e instituciones públicas y privadas. El sector ha mostrado un interés considerable en las prestaciones del Instrumento. Hasta marzo de 2012, el FEI había firmado 18 contratos con 16 proveedores de microcréditos:

· ocho instituciones no bancarias: microStart (BE), Mikrofond y JOBS MFI (BG), Créasol (FR), Qredits (NL), Inicjatywa Mikro (PL), FAER y Patria Credit (RO);

· siete bancos: Central Cooperative Bank (CY), Pancretan Cooperative Bank (EL), Siauliu Bankas (LT), FM Bank (PL), Millennium Bank (PT), Banca Transilvania (RO) y Volksbank Slovenia (SI);

· una institución pública: ICREF (ES).

La variedad de intermediarios permite al Instrumento dar acceso al crédito a una amplia gama de microempresarios (véase también el punto 3.2).

Están representados proveedores de microcréditos a todos los niveles territoriales. Algunos de ellos cubren todo un país, como por ejemplo FM Bank en Polonia, mientras que otros operan a escala regional o local. Así, la española ICREF concentra sus actividades en la región de Murcia, mientras que la portuguesa Millennium Bank tiene agencias en Lisboa, Oporto, las Azores y Madeira. La belga microStart opera en algunas zonas de Bruselas.

Distribución geográfica

Aunque funciona en respuesta a la demanda, Microfinanciación Progress aspira a lograr una distribución geográfica equilibrada. Por consiguiente, el FEI debe emitir garantías para los intermediarios en, al menos, doce Estados miembros y respetar un límite de concentración de garantías por país.

Hasta finales de marzo de 2012, se habían expedido garantías en seis países (BE, EL, NL, PL, PT, RO) (para más detalles, véase el cuadro 1).

Se firmaron contratos de instrumentos de financiación en nueve Estados miembros: BG, CY, EL, ES, FR, LT, PL, RO y SI. De conformidad con el Reglamento de gestión que rige los instrumentos de financiación en virtud de Microfinanciación Progress, la exposición a los intermediarios en un Estado miembro no podrá exceder del 10 % del conjunto de los compromisos asumidos por los inversores, es decir, en la actualidad 17,5 millones de euros. Con sus tres contratos, que ascienden en total a un importe de 16,5 millones de euros, Rumanía es el único país que se aproxima al límite.

Distribución geográfica de Microfinanciación Progress (marzo de 2012)

          Firmados                   Aprobados

2.2.        Acciones financiadas

Garantías

En el marco del capítulo de garantías de Microfinanciación Progress, financiado exclusivamente por la Comisión, el FEI puede emitir garantías de cartera a proveedores de microcréditos o emitir contragarantías para cubrir a instituciones que, a su vez, garantizan las carteras de micropréstamos de estos proveedores de microcréditos. El hecho de tener una garantía facilita al proveedor de microcréditos tener como destinatarios a grupos considerados de riesgo, como personas que desean crear una empresa y que no tienen experiencia previa, jóvenes, o personas pertenecientes a minorías, ya que en caso de impago una parte del préstamo estará cubierta por la garantía y será reembolsable en virtud de Microfinanciación Progress[3]. Los solicitantes de las garantías suelen ser instituciones de microfinanciación que ya atienden a grupos de riesgo, como la belga microStart , dirigida especialmente a personas de origen inmigrante, o proveedores de microcrédito que desean ampliar sus actividades de préstamo a grupos de riesgo. Gracias a la garantía Microfinanciación Progress, el FM Bank polaco asiste a empresas de reciente creación que llevan operando menos de 12 meses.

En otros casos, la garantía se utiliza para mejorar las condiciones del préstamo del beneficiario, es decir, conceder un tipo de interés más bajo o exigir requisitos de garantía menos estrictos. Por ejemplo, a cambio de una garantía, el Patria Credit rumano ha debido bajar sus tipos de interés en 2,9 puntos porcentuales y aceptar una garantía personal de sus clientes, en vez de exigirles una verdadera garantía colateral.

Como la demanda inicial de garantías de Microfinanciación Progress estuvo por debajo de lo esperado, el plazo se amplió de tres a seis años. Esta medida aumentó el interés por las garantías y en marzo de 2012 ya se habían puesto en marcha seis operaciones de garantía.

Instrumentos financiados

En el capítulo de los instrumentos financiados, cofinanciado por la Comisión Europea y el BEI, hay cuatro tipos de productos disponibles:

– préstamos prioritarios[4],

– préstamos subordinados[5],

– préstamos de riesgo compartido[6],

– participaciones en el capital social (fondos propios directos o indirectos).

Los préstamos prioritarios aportan a los intermediarios la liquidez que estos necesitan a su vez para conceder préstamos en forma de microcréditos. Trece proveedores de microcréditos optaron por préstamos prioritarios, lo que demuestra que, de acuerdo con las expectativas iniciales, es el producto más popular hasta la fecha. Una de los motivos de la preferencia por los préstamos prioritarios es que se trata de un producto relativamente sencillo, cuya utilización es más rápida que en el caso de los prestamos subordinados, los préstamos de riesgo compartido o las participaciones en el capital social, productos todos ellos más sofisticados.

Los préstamos subordinados permiten reducir las exigencias de fondos propios, en particular en el caso de los bancos pequeños que desean reforzar sus fondos propios para cumplir los requisitos legales. Estos instrumentos facilitan la obtención de financiación procedente de otros inversores, por lo que crean un efecto de palanca. En el caso de los préstamos subordinados, los intermediarios tienen la obligación de generar una cartera de micropréstamos que ascienda, al menos, al doble del importe del préstamo recibido. Hasta marzo de 2012, solo un proveedor de microcréditos (Volksbank Slovenia) había firmado un acuerdo de préstamo subordinado.

Los préstamos de riesgo compartido combinan elementos del préstamo prioritario con otros de las participaciones en el riesgo de la cartera de préstamos. En el caso de los préstamos de riesgo compartido, los intermediarios deben contribuir con un importe correspondiente al préstamo recibido. Esto significa que el efecto de palanca también es al menos el doble del importe inicial. Los préstamos de riesgo compartido tienen más probabilidades de ser elegidos por los bancos, sobre todo en el contexto de reducción de escala (down-scaling) de los proyectos.[7]

La participación en el capital puede adoptar la forma de inversiones directas en un proveedor de microcréditos o de inversiones indirectas en un fondo que, a su vez, invierta en proveedores de microcréditos. Puesto que el capital ayuda a los proveedores de microcréditos a obtener más financiación, los intermediarios deben crear una cartera de micropréstamos que ascienda, al menos, al triple del importe recibido[8].

Complementariedad entre garantías e instrumentos financiados

Con su amplia gama de productos, Microfinanciación Progress se dirige a una extensa gama de intermediarios en diferentes partes de Europa. Además, los dos capítulos de Microfinanciación Progress son complementarios. En primer lugar, la disponibilidad de garantías y de instrumentos financiados repercute de forma positiva en el alcance geográfico, ya que tienden a utilizarse en países diferentes (véase el punto 2.1). En segundo lugar, en los casos en que el proveedor de microcréditos haya recibido ayuda en virtud de ambos capítulos, los productos se utilizan de forma complementaria. Por ejemplo, el Pancretan Cooperative Bank (EL) (i) utilizará la protección contra riesgos en virtud de la garantía para cubrir una cartera más arriesgada de empresas de nueva creación con menos de tres años de experiencia o nuevos prestatarios que no consiguen presentar una garantía suficiente y (ii) utilizará la financiación en el marco de un préstamo prioritario para generar una cartera separada dirigida a empresas ya existentes con dificultades para acceder a los micropréstamos en la coyuntura económica actual.

Cuadro 1: Visión general de las operaciones de Microfinanciación Progress a 31 de marzo de 2012

Estado miembro || Intermediario || Instrumento || Apoyo a los intermediarios (EUR)

BE || Microstart || Garantía || 111 375

BG || Mikrofond || Préstamo prioritario || 3 000 000

BG || JOBS MFI || Préstamo prioritario || 6 000 000

CY || Cooperative Central Bank || Préstamo prioritario || 8 000 000

FR || Créasol || Préstamo prioritario || 1 000 000

EL || Pancretan Cooperative Bank || Garantía Préstamo prioritario || 803 250 8 750 000

LT || Siauliu Bankas || Préstamo prioritario || 5 000 000

NL || Qredits || Garantía || 750 000

PL || FM Bank || Garantía || 1 940 000

PL || Inicjatywa Mikro || Préstamo prioritario || 4 000 000

PT || Millenium Bank || Garantía || 309 488

RO || Patria Credit || Garantía Préstamo prioritario || 960 000 8 000 000

RO || FAER || Préstamo prioritario || 1 000 000

RO || Banca Transilvania || Préstamo prioritario || 7 500 000

SI || Volksbank Slovenia || Préstamo subordinado || 8 750 000

ES || ICREF || Préstamo prioritario || 8 000 000

12 Estados miembros || 16 proveedores de microcréditos || 18 contratos || 73 874 068

Volumen financiero

Hasta el 31 de marzo de 2012, el FEI había suscrito compromisos con proveedores de microcréditos por un importe total de 73,87 millones de euros.

En el capítulo de garantías, los compromisos ascienden a 4,87 millones de euros (de un importe total de 25 millones de euros disponible para garantías). Este importe es considerablemente inferior a los 8 millones de euros previstos para finales de 2011. Sin embargo, el FEI ha confirmado que hay actualmente un aumento de la demanda de garantías. Este aumento deberá materializarse en una serie de contratos adicionales en 2012, incluso para volúmenes más elevados. El aumento de la demanda se debe también a la ampliación del plazo de las garantías de tres a seis años.

En el capítulo de los instrumentos financiados, los 69 millones de euros de compromisos con los proveedores de microcréditos superan el importe previsto de 44 millones de euros. Este hecho se debe a una fuerte demanda del sector y a los esfuerzos sostenidos del FEI para multiplicar las transacciones.

Los desembolsos efectuados en el marco de los acuerdos de préstamos prioritarios se realizan en varios plazos a lo largo de un periodo de 18 a 24 meses. Por tanto, se espera que las operaciones firmadas en 2011 estén totalmente desembolsadas en 2013. El primer plazo se paga una vez que el proveedor del microcrédito cumple determinadas condiciones relativas, entre otras cosas, a la preparación operativa o a la mejora de las prácticas de préstamo. Por lo general, ningún desembolso excede del 50 % de los compromisos totales. Los desembolsos posteriores se abonan únicamente cuando ya se han alcanzado los objetivos de creación de micropréstamos previamente acordados.

Hasta marzo de 2012, se habían desembolsado 19,1 millones de euros, desglosados como sigue: 4 millones de euros al Cooperative Central Bank (CY), 4 millones de euros al ICREF (ES), 4 millones de euros a Patria Credit (RO), 2,5 millones de euros al Siauliu Bankas (LT), 2 millones de euros a JOBS MFI (BG), 1,5 millones de euros al Mikrofond (BG), 890 000 euros a Inicjatywa Mikro (PL) y 240 000 euros al FAER (RO).

2.3.        Solicitudes aceptadas y rechazadas

Para ser intermediarios en virtud de Microfinanciación Progress, los proveedores de microcréditos deben participar en la convocatoria de manifestaciones de interés relativas a las garantías o presentar una solicitud directamente al FEI para los instrumentos financiados[9]. El FEI evalúa las propuestas y efectúa las debidas verificaciones de los proveedores de microcréditos solicitantes. En el caso de las garantías, también es necesaria la aprobación de la Comisión. Una vez obtenida la aprobación del Consejo de Administración del FEI, se negocia y se firma un contrato entre este y el intermediario.

Hasta ahora, no ha sido formalmente rechazada ninguna de las solicitudes de financiación en el marco de Microfinanciación Progress. No obstante, después del primer contacto con el FEI, algunos proveedores de microcréditos decidieron no presentar una solicitud. En lo que respecta a las garantías, esto se debió en parte a que los proveedores de microcréditos estimaron finalmente que los instrumentos financiados se adaptaban mejor a sus necesidades.

En el caso de los instrumentos financiados, entre las operaciones interrumpidas figuran acuerdos de préstamos prioritarios con dos proveedores de microcréditos que habían dejado de necesitar la ayuda de Microfinanciación Progress. La participación directa en el capital en una plataforma de préstamo entre particulares fue abandonada debido a las dudas relativas a la conformidad con la Decisión. En términos más generales, algunos contactos iniciales no desembocaron en operaciones concretas porque los importes solicitados eran demasiado elevados, la calidad del riesgo era insuficiente, los establecimientos demasiado pequeños o sus prácticas de concesión de préstamo dudosas.

Además, aún no se han firmado una serie de acuerdos aprobados por el Consejo de Administración del FEI y su futuro sigue siendo incierto. Este es el caso de una inversión de capital indirecta en un fondo con base en el Reino Unido, aprobada en diciembre de 2010. Debido a las modificaciones de su estructura organizativa, el intermediario dejó de estar interesado en la firma de un contrato con el FEI. La negociación de un acuerdo con un proveedor italiano, acuerdo aprobado por el Consejo de Administración del FEI, ha quedado en suspenso a la espera de la confirmación de una nueva inyección de capital a nivel del intermediario. Por último, el futuro de un acuerdo de contragarantía con una institución de garantía italiana es incierto debido a una modificación reciente de la legislación nacional. Esta modificación impide que la institución de garantía pueda cumplir los requisitos de adicionalidad exigidos en virtud de Microfinanciación Progress.

3.           Efectos a nivel del prestatario del microcrédito

3.1.        Volúmenes de micropréstamos y número de beneficiarios

Objetivos

En términos de microcréditos para los beneficiarios finales, se estima que el efecto multiplicador del presupuesto total de 203 millones de euros alcanza un volumen de 500 millones de euros en microcréditos, es decir, alrededor de 46 000 micropréstamos.

Sobre la base de las condiciones contractuales de los 18 contratos actuales con proveedores de microcréditos, se espera que los 73,87 millones de euros comprometidos hasta marzo de 2012, es decir, más de un tercio del presupuesto total disponible, se traduzca en más de 170 millones de euros en micropréstamos en los próximos años. Una serie de incentivos destinados a los intermediarios contribuirán a garantizar este resultado: la incapacidad de alcanzar los objetivos acordados de generación de microcréditos, por ejemplo, en el ámbito de un préstamo prioritario, determinaría la devolución anticipada del importe del préstamo por el proveedor del microcrédito. Esta medida constituye un claro incentivo para que se concedan microcréditos de una manera eficaz y eficiente. En el caso de las garantías se utiliza un incentivo similar: si bien estas, en principio, se conceden sin gastos, los proveedores de microcréditos han de abonar una comisión de compromiso si los micropréstamos desembolsados representan menos del 90 % del volumen previsto.

Volumen de los micropréstamos generados y número de beneficiarios

Hasta marzo de 2012, los proveedores de microcréditos han generado un volumen de microcréditos de 26,8 millones de euros en total (17,8 millones en concepto de garantías y 9,1 millones en el marco de instrumentos financiados) en BE, BG, ES, LT, NL, PL y RO[10]. Esto representa el 15,72 % del volumen que se espera alcanzar con los 18 acuerdos firmados hasta marzo de 2012.

En cuanto al número, en marzo de 2012, estos proveedores de microcréditos habían desembolsado 2 933 micropréstamos (1 834 en el marco de las garantías y 1 099 en el de los instrumentos financiados). Esto equivale al 17,8 % del total previsto para los 18 acuerdos.

Según las estimaciones del FEI, las cifras actuales están, globalmente, en sintonía con el patrón típico de constitución de las carteras de microcréditos a lo largo de un período de inclusión de 2 a 3 años siguiente a la firma de los contratos. El perfil de ejecución indica generalmente un proceso de constitución no lineal, con un comienzo más lento seguido de un aumento más acentuado de los volúmenes. Tras la firma del acuerdo, el proveedor de microcréditos debe prepararse para iniciar sus actividades de concesión de microcréditos, especialmente cuando se lanza un nuevo producto de microfinanciación. Por ejemplo, antes del pago del primer microcrédito, una institución pública podría tener que poner en marcha una licitación para seleccionar un banco con el que cooperar. Este proceso puede durar varios meses.

Las garantías suelen tener un periodo de disponibilidad de dos años y los préstamos prioritarios un período de inclusión de dos a tres años. Esto significa que, entre 2013 y 2015, los proveedores de microcréditos que han firmado acuerdos hasta la fecha deberían alcanzar sus objetivos en materia de volumen y de número de micropréstamos.

3.2.        Tipos de beneficiarios finales

Los proveedores de microcréditos apoyados por Microfinanciación Progress atienden a una amplia gama de beneficiarios finales.

Algunos se orientan hacia trabajadores autónomos y/o microempresas en general, como es el caso de la Banca Transilvania (RO), que se presenta como «Banco para emprendedores», del Cooperative Central Bank (CY) con su instrumento para empresarios individuales, o del Pancretan Cooperative Bank (EL), que financia microempresas con dificultades para acceder al crédito.

Una serie de proveedores de microcréditos se dirigen a empresarios de zonas rurales, centrándose en el sector agrícola. Esto es particularmente significativo en países en que los bancos tienden a concentrarse en las grandes ciudades. FAER y Patria Credit, en Rumanía, así como Mikrofond, en Bulgaria, colman una laguna en este ámbito. También Inicjatywa Mikro (PL) se dirige a los trabajadores por cuenta propia, especialmente los productores agrícolas.

Varios proveedores de microcréditos tienen por objetivo ofrecer acceso a la financiación a las empresas de nueva creación, lo que, de modo general y comparativamente, se considera más arriesgado. El FM Bank (PL) se concentra en empresas que tienen menos de doce meses de antigüedad. Qredits (NL) tiene una cartera garantizada por Microfinanciación Progress que financia empresas de nueva creación. Volksbank Eslovenia y Pancretan Cooperative Bank (EL) tienen por objetivo microempresas de menos de tres años. El Pancretan Cooperative Bank también se dirige a nuevos prestatarios con un plan empresarial viable pero que no pueden presentar suficientes garantías.

Por último, algunos intermediarios de Microfinanciación Progress se dirigen especialmente a los grupos más vulnerables, como los jóvenes y las mujeres [ICREF (ES)]. JOBS MFI (BG) facilita micropréstamos y microleasings a personas desempleadas o solicitantes de empleo que deseen crear sus propias empresas. Los clientes de microStart (BE) son en gran parte de origen inmigrante, mientras que Siauliu Bankas (LT) tiene el objetivo de destinar al menos el 50 % de su financiación a mujeres empresarias y a microempresas que empleen a una mayoría de mujeres o pertenezcan exclusivamente a mujeres. La cartera de Millennium Bank (PT) incluye una cooperación estable con una asociación que apoya a personas socialmente excluidas, tales como personas sin hogar, antiguos toxicómanos y gitanos. Créasol (FR) se dirige a personas desempleadas, a menudo de origen inmigrante, que deseen crear una empresa o ampliar sus actividades y que hayan sido rechazadas por un banco de la región.

3.3.        Impacto social y efectos en el empleo de Microfinanciación Progress

El FEI informa a la Comisión del impacto social y efectos en el empleo de Microfinanciación Progress basándose en los datos facilitados por los proveedores de microcréditos apoyados por el instrumento. Este tipo de informes de los efectos sociales no constituye una práctica común de mercado y, por lo tanto, requiere algunos ajustes de los procedimientos y sistemas internos para que los proveedores de microcréditos puedan informar al FEI. Actualmente, estos informes solo deben presentarse una vez al año, con el 30 de septiembre como fecha límite.

Antes de esa fecha, en 2011 solo cinco proveedores de microcréditos habían iniciado la concesión de préstamos al amparo de Microfinanciación Progress, y solo dos de ellos han transmitido información parcial sobre algunos aspectos. El hecho de que fuera la primera vez que se realizaba este tipo de informes explica algunas de estas deficiencias. Por consiguiente, los datos sobre los efectos sociales y en el empleo no pueden considerarse representativos. También es demasiado pronto para obtener datos sobre la continuidad de las empresas beneficiarias de la ayuda.

Creación de empleo y de empresas

El impacto social y efectos en el empleo de Microfinanciación Progress pueden medirse por el número de desempleados y de personas inactivas que iniciaron una actividad con la ayuda del microcrédito. Sobre la base de la información facilitada por microStart (BE) y Mikrofond (BG), este fue el caso para el 27,46 % de los clientes. Además, se ha podido comprobar que algunas personas que habían estado previamente empleadas solo habían trabajado a tiempo parcial.

En el caso de algunas microempresas ya operativas en el momento de concesión del micropréstamo, la información facilitada muestra que casi el 60 % de las empresas beneficiarias se habían creado hacía menos de un año. Por lo tanto, pertenecen al grupo de prestatarios considerado «de riesgo». Más de un tercio de las empresas que recibieron la ayuda tenían menos de seis meses de antigüedad.

Cuadro 2: Empresas que recibieron ayuda de intermediarios de Microfinanciación Progress (datos de septiembre de 2011)

|| Hasta 2 años || Hasta 1 año || Hasta seis meses

FM Bank || 100 % || 94,39 % || 58,88 %

Mikrofond || 40,93 % || 30,38 % || 13,50 %

Microstart || 90,74 % || 85,19 % || 79,63 %

Patria Credit || 90,21 % || 79,02 % || 73,43 %

Qredits || 75,42 % || 55,87 % || 24,39 %

Total || 73,01 % || 58,63 % || 34,69 %

Difusión entre los grupos desfavorecidos destinatarios

Las personas con un nivel de educación superior tienen más probabilidades de emprender una actividad empresarial que las que tienen menos nivel educativo[11]. Los datos proporcionados por microStart y Mikrofond sobre la formación académica de sus clientes ponen de manifiesto, sin embargo, que más de tres cuartas partes de los beneficiarios de los microcréditos únicamente habían terminado la enseñanza secundaria (71 %) o la educación primaria (5 %), lo que demuestra que estos intermediarios también atienden a las personas con una posición más débil en el mercado de trabajo.

En términos de desventaja por cuestión de edad, aproximadamente un 5 % de los prestatarios del microcrédito tenía menos de 25 años y el 13 % más de 54 años. Sin embargo, el grupo de personas con edades comprendidas entre los 25 y 54 años no es homogéneo. El número de beneficiarios finales con edades comprendidas entre los 25 y los 30 años puede dar una visión más precisa del potencial de Microfinanciación Progress para ayudar a los jóvenes en la búsqueda de empleo. Casi el 10 % de los empleados de las microempresas financiadas eran jóvenes menores de 25 años y el 12 % personas mayores de 55 años.

Las cifras varían mucho en función del sexo. Mientras que Mikrofond, activa principalmente en las zonas rurales de Bulgaria, tiene sólo un 28 % de clientes mujeres (por debajo de la media nacional del 31 % de mujeres empresarias[12]), la mayoría de los clientes de microStart basada en Bruselas son mujeres (54 %). Cifra muy por encima de la media nacional de mujeres empresarias que se sitúa en el 29 %.

En cuanto a la ampliación a otros grupos desfavorecidos, hasta septiembre de 2011, los dos proveedores de microcréditos que facilitaron datos al respecto no han financiado a ningún empresario con discapacidad. Sin embargo, Mikrofond ha informado de que el 18,8 % de sus clientes pertenecen a una minoría, probablemente las comunidades gitanas de las zonas rurales en que está presente. Muchos clientes de microStart son de origen inmigrante, y el 93 % de ellos nacidos en el extranjero. Convendría adaptar los modelos de informes oficiales a fin de reflejar esta situación.

Sobre la base de la información facilitada por cuatro proveedores de microcréditos, aproximadamente el 1 % de los empleados de microempresas financiadas son personas con discapacidad, mientras que el 8 % pertenece a un grupo minoritario.

Dado el pequeño tamaño de la muestra, es aventurado extraer conclusiones sobre los efectos sociales y en el empleo de Microfinanciación Progress. Sin embargo, atendiendo a los grupos destinatarios indicados por los proveedores de microcréditos y a los primeros datos sobre la repercusión real se puede afirmar que Microfinanciación Progress contribuye a la creación de empleo y apoya a los grupos desfavorecidos, en sintonía con el objetivo político de promover la inclusión financiera.

Distribución geográfica y sectorial de las empresas

Los 1079 prestatarios de microcréditos concedidos por los cinco proveedores de microcréditos que habían presentado un informe antes de septiembre de 2011 ejercían su actividad en una amplia gama de sectores. El sector predominante es el comercio, con el 28,5 % de las microempresas financiadas, seguido de la agricultura, con el 20 %.

El elevado porcentaje de microempresas en el sector agrícola se explica por la presencia en la muestra de Patria Credit y Mikrofond, que se centran en las zonas rurales de Bulgaria y Rumanía.

4.           Complementariedad y coordinación con los demás instrumentos de la Unión Europea

Generalmente, un proveedor de microcréditos necesita financiación para constituir su cartera de micropréstamos e instrumentos de riesgo compartido para limitar los riesgos. También necesita capital inicial y asistencia técnica no financiera para desarrollar o mejorar su capacidad institucional.

Durante los últimos años, se han establecido diversos elementos de ayuda de microfinanciación al amparo de una serie de instrumentos de la UE complementarios:

· Microfinanciación Progress colma un vacío importante en materia de financiación de las carteras.

· Las garantías para las carteras de microcréditos ya existían en el marco del Programa para la Innovación y la Competitividad (PIC). Hoy en día, los mecanismos de garantía del PIC y de Microfinanciación Progress son complementarios. En principio, únicamente se emiten garantías de microcréditos en el marco del PIC cuando no es posible celebrar un contrato en virtud de Microfinanciación Progress por razones geográficas específicas (el intermediario opera en un país no miembro de la UE), cuando se ha alcanzado el importe máximo, o cuando la cartera tiene un enfoque puramente comercial. El FEI ha publicado en su sitio web orientaciones en materia de atribución de contratos para ayudar a los proveedores de microcréditos en el procedimiento de solicitud.

· En virtud de una Acción Preparatoria del Parlamento Europeo (APPE) se asignó un capital inicial limitado para contribuir a reforzar la capacidad de los intermediarios financieros, a fin de promover la presencia de los proveedores de microcrédito en la UE. MicroStart y Qredits se beneficiaron de ayuda complementaria en virtud de Microfinanciación Progress y de la APPE. Al ser APPE una iniciativa piloto, no se ha previsto ningún capital inicial suplementario para el presente ejercicio. No obstante, el éxito de esta iniciativa llevó a la Comisión a incluir un componente de desarrollo de capacidad en su instrumento de ayuda de microfinanciación propuesto en el marco del Programa de la Unión Europea para el Cambio y la Innovación Sociales (véase también la sección 5).

· En el marco de la iniciativa JASMINE, dirigida a mejorar la capacidad de los proveedores de microcréditos en diferentes ámbitos (tales como la gobernanza institucional, los sistemas de información, las normas de presentación de informes y la gestión de riesgos), los proveedores de microcréditos pueden ser evaluados y/o calificados, y recibir un asesoramiento y formación específicos para remediar las deficiencias detectadas. JASMINE ayuda a los proveedores de microcréditos a prepararse para optar a ayuda adicional. Varios beneficiarios de JASMINE han solicitado con éxito las ayudas de Microfinanciación Progress, como por ejemplo, JOBS MFI (BG), Mikrofond (BG), Créasol (FR), Qredits (NL), Patria Credit (RO) y FAER (RO). De la misma forma, varios intermediarios de Microfinanciación Progress (por ejemplo, Qredits y microStar) solicitaron las ayudas de JASMINE en una fase posterior. Esto demuestra la naturaleza complementaria de las dos iniciativas[13].

· Microfinanciación Progress también complementa los Fondos Estructurales. Algunos Estados miembros recurren al Fondo Social Europeo para financiar servicios de desarrollo empresarial, como servicios de tutoría o actividades de formación para nuevas empresas. Si bien son costosos para los proveedores de microcréditos, estos servicios aumentan los índices de supervivencia de nuevas empresas. Por esta razón, los proveedores de microcréditos apoyados por Microfinanciación Progress deben cooperar con las organizaciones que facilitan dichos servicios, en particular con las financiadas por el FSE.

· La Comisión ha facilitado el aprendizaje mutuo en este ámbito financiando la Comunidad de Prácticas sobre Emprendimiento Integrador (COPIE). Esta red de autoridades de gestión del FSE ha establecido varios instrumentos que cubren la planificación de medidas, la gestión de la calidad, la cultura empresarial, el acceso a la financiación y los servicios de apoyo integrado a las empresas. Estos instrumentos pretenden ayudar a los responsables políticos a mejorar los mecanismos de apoyo, a fin de que la actividad empresarial sea una opción viable para todos los miembros de la sociedad, incluidos los grupos desfavorecidos. Estos instrumentos están disponibles en Internet[14].

· Algunos Estados miembros y regiones destinan una parte de los créditos de los Fondos Estructurales a facilitar a los microempresarios el acceso a la financiación, bien directamente o a través de fondos de cartera, incluida la iniciativa JEREMIE.

5.           Conclusiones y perspectivas

Aunque Microfinanciación Progress funciona plenamente desde hace poco más de un año, ya pueden extraerse varias conclusiones positivas. Los dieciocho acuerdos firmados demuestran que Microfinanciación Progress atiende a las necesidades de una gran variedad de proveedores de microcréditos en toda la UE. Hasta finales de 2012 está previsto celebrar nuevos acuerdos con proveedores de microcréditos de Austria, Bélgica, Alemania, Irlanda, Italia, Suecia y el Reino Unido. Los informes de los proveedores de microcréditos muestran que este instrumento ha tenido efectos positivos en términos de empleo y de inclusión social. La Comisión examinará con el FEI la forma de mejorar la comunicación de los datos sobre los efectos sociales.

Para el próximo período de financiación 2014–20, la Comisión ha propuesto continuar apoyando la microfinanciación en el marco del Programa de la Unión Europea para el Cambio y la Innovación Sociales[15]. Ello permitiría consolidar el acertado modelo del intermediario, ofrecer una gama igualmente amplia de productos, difundir las mejores prácticas y abrir nuevos caminos para la inclusión financiera reforzando segmentos de mercado insuficientemente atendidos. Una de las críticas formuladas en relación con el presente ejercicio es la dispersión de la ayuda de microfinanciación de la UE entre varios programas separados, aunque complementarios. El Programa de la UE para el Cambio y la Innovación Sociales propone crear una ventanilla única para la ayuda de microfinanciación. Asimismo, facilitará financiación para reforzar las capacidades de los proveedores de microcréditos, sobre la base de la experiencia adquirida con la iniciativa APPE, y les facilitará asistencia técnica. Los programas de microfinanciación, las iniciativas de desarrollo de capacidades y los servicios de apoyo empresarial podrán seguir siendo financiados en el conjunto de la Unión Europea con cargo a los Fondos Estructurales (FEDER y FSE), mediante la gestión compartida entre la Comisión y las autoridades de los Estados miembros.

[1]               Para más detalles, véase el Informe de Ejecución, COM (2011) 195 final.

[2]               Además de los 100 millones de euros inicialmente previstos, se han añadido otros tres millones de euros en virtud de una Acción Preparatoria del Parlamento Europeo (para más detalles, véase el Informe de Ejecución 2010).

[3]               Para una descripción detallada de las garantías, véase el Informe de Ejecución 2010, COM (2011) 195 final.

[4]               En caso de quiebra del prestatario, los préstamos prioritarios deberán ser reembolsados antes de que otros acreedores reciban ningún pago.

[5]               Financiación subordinada a los acreedores principales.

[6]               Préstamos prioritarios combinados con participación en los riesgos de la cartera de microcréditos.

[7]               Está previsto firmar un primer acuerdo de préstamo de riesgo compartido en 2012.

[8]               Está previsto que en 2012 se materialice un acuerdo de participación de capital indirecto con un fondo del Reino Unido.

[9]               http://www.eif.org/what_we_do/microfinance/progress/index.htm

[10]             Estas cifras se refieren a las carteras de micropréstamos creadas por los proveedores de microcréditos gracias a Microfinanciación Progress.

[11]             Comisión Europea, Encuesta «Flash» de Eurobarómetro nº 283, El espíritu empresarial en la UE y más allá de sus fronteras. Encuesta en la UE, los países de la AELC, Croacia, Turquía, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y China, mayo de 2010.

[12]             Comisión Europea, Igualdad entre mujeres y hombres — 2010, COM(2009) 694 final.

[13]             Con arreglo al futuro instrumento previsto de ayuda de microfinanciación en virtud del Programa para el Cambio y la Innovación Sociales (véase la sección 5), los proveedores de microcréditos deberán aplicar normas de elevada calidad en consonancia con los principios del «Código de conducta para la provisión de microcréditos en la UE».

[14]             www.cop-ie.eu.

[15]             COM(2011) 609 final.

Top