41997X0113

Resolución del Consejo y de los representantes de los Gobiernos de los Estados Miembros, reunidos en el seno del Consejo de 20 de diciembre de 1996 sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías

Diario Oficial n° C 012 de 13/01/1997 p. 0001 - 0002


RESOLUCIÓN DEL CONSEJO Y DE LOS REPRESENTANTES DE LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS MIEMBROS, REUNIDOS EN EL SENO DEL CONSEJO de 20 de diciembre de 1996 sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías (97/C 12/01)

EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA Y LOS REPRESENTANTES DE LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS MIEMBROS, REUNIDOS EN EL SENO DEL CONSEJO,

Considerando que la Comisión ha elaborado una Comunicación titulada «Igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías - Una nueva estrategia comunitaria en materia de minusvalía»;

Considerando que las personas con minusvalías representan una parte importante de la población de la Comunidad y que, como colectivo, se enfrentan a una amplia gama de obstáculos que les impiden lograr la igualdad de oportunidades, la independencia y la plena integración económica y social;

Considerando que el respeto de los derechos humanos es un principio fundamental reconocido por los Estados miembros y subrayado en el apartado 2 del artículo F del Tratado de la Unión Europea;

Considerando que el principio de igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos, incluidas las personas con minusvalías, representa un valor inalienable común a todos los Estados miembros; que ello implica la eliminación de la discriminación negativa ejercida contra las personas con minusvalías y la mejora de su calidad de vida; y que la integración en la educación y formación generales, en los casos en que proceda, puede desempeñar una función importante en el éxito de su incorporación a la vida económica y social;

Considerando que la Carta comunitaria de los derechos sociales fundamentales de los trabajadores, adoptada en el Consejo Europeo de Estrasburgo el 9 de diciembre de 1989 por los Jefes de Estado o de Gobierno de 11 Estados miembros, proclama entre otras cosas, en su apartado 26, que:

«26. Todo minusválido, cualesquiera que sean el origen y la naturaleza de su minusvalía, debe poder beneficiarse de medidas adicionales concretas encaminadas a favorecer su integración profesional y social.

Estas medidas de mejora deben referirse, en particular, según las capacidades de los interesados, a la formación profesional, la ergonomía, la accesibilidad, la movilidad, los medios de transporte y la vivienda.»;

Considerando que en su Recomendación, de 24 de julio de 1986, sobre el empleo de los minusválidos en la Comunidad (1) el Consejo recomendaba a los Estados miembros que adoptaran todas las medidas convenientes para garantizar el trato equitativo de los minusválidos en materia de empleo y de formación profesional, incluyendo tanto la formación inicial y el primer puesto de trabajo como la rehabilitación y la reinserción;

Considerando que de acuerdo con la legislación comunitaria vigente debe garantizarse la libre circulación de personas en beneficio de todos los ciudadanos de la Unión, incluidos los aquejados de minusvalías y quienes son responsables de estos últimos;

Considerando que el objetivo global de las normas estándar de las Naciones Unidas sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalía, adoptadas por la Asamblea General el 20 de diciembre de 1993 (2) es garantizar que todas las personas con minusvalías puedan ejercitar los mismos derechos y obligaciones que los demás ciudadanos;

Considerando que dichas normas exigen que se adopten medidas a todos los niveles, tanto en los Estados como a través de la cooperación internacional, al objeto de promover el principio de la igualded de oportunidades para las personas con minusvalías;

Considerando que el Libro blanco «Política Social Europea - Un paso adelante para la Unión», adoptado por la Comisión el 27 de julio de 1994, señalaba que la Comisión se proponía elaborar un instrumento adecuado para adoptar las normas estándar de las Naciones Unidas sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías;

Considerando que si bien incumbe fundamentalmente a los Estados miembros la responsabilidad en este ámbito, la Comunidad Europea, sin embargo, puede efectuar una aportación promoviendo la cooperación entre los Estados miembros y fomentando el intercambio y el desarrollo de buenas prácticas en la Comunidad, así como dentro de las políticas y actividades de las propias instituciones y órganos comunitarios;

Considerando que los objetivos fijados en la presente Resolución sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías y el cese de la discriminación negativa no impide que cada Estado miembro promulgue sus propias normativas y disposiciones para la consecución de dichos objetivos, de conformidad con el principio de subsidiariedad y con toda la amplitud que los recursos de la sociedad permitan,

I. REAFIRMAN SU COMPROMISO CON:

1) Los principios y valores que preconizan las normas estándar de las Naciones Unidas sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías.

2) Las ideas que inspiran la Resolución del Consejo de Europa de abril de 1992 sobre una política coherente de integración de las personas con minusvalías.

3) El principio de igualdad de oportunidades en el desarrollo de políticas globales en materia de minusvalía.

4) El principio de evitar o eliminar cualquier forma de discriminación negativa exclusivamente por causa de minusvalía.

II. HACEN UN LLAMAMIENTO A LOS ESTADOS MIEMBROS:

1) Para que analicen si las políticas nacionales pertinentes tienen en cuenta, en particular, las siguientes orientaciones:

- capacitar a las personas con minusvalías para su participación en la sociedad, incluso las personas seriamente discapacitadas, y a la vez prestar la debida atención a las necesidades e intereses de sus familias y carreras,

- incorporar la perspectiva de la minusvalía en todos los sectores pertinentes de formulación de políticas;

- permitir la plena participación en la sociedad de las personas con minusvalías, mediante la supresión de obstáculos a la misma;

- fomentar la receptividad de la opinión pública hacia las capacidades de las personas con minusvalías y hacia medidas basadas en la igualdad de oportunidades.

2) Para que fomenten la participación de los representantes de las personas con minusvalías en la puesta en práctica y en el seguimiento de las políticas y acciones comunitarias pertinentes en favor de dichas personas.

III. INVITAN A LA COMISIÓN:

1) A tomar en consideración, cuando proceda y ajustándose a las disposiciones del Tratado, los principios consagrados en la presente Resolución a la hora de presentar cualquier propuesta pertinente de legislación, programas o iniciativas comunitarios.

2) A fomentar -en cooperación con los Estados miembros y con las organizaciones no gubernamentales constituidas por personas con minusvalía o que actúen a su favor- el intercambio de información y experiencia, especialmente por lo que hace referencia a políticas innovadoras y buenas prácticas.

3) A presentar informes periódicos al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, elaborados a partir de la información suministrada por los Estados miembros, en los que se describan los progresos realizados y los obstáculos surgidos en la aplicación de la presente Resolución.

4) A tomar en consideración los resultados de la evaluación del programa Helios II cuando examine si es apropiado presentar propuestas de seguimiento.

IV. INVITAN A OTROS ORGANISMOS E INSTITUCIONES COMUNITARIOS:

A contribuir a plasmar los mencionados principios en el marco de sus propias políticas y actividades.

(1) DO n° L 225 de 12. 8. 1986, p. 43.

(2) Resolución 48/46 de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 20 de diciembre de 1993.

RESOLUCIÓN DEL CONSEJO Y DE LOS REPRESENTANTES DE LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS MIEMBROS, REUNIDOS EN EL SENO DEL CONSEJO de 20 de diciembre de 1996 sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías (97/C 12/01)

EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA Y LOS REPRESENTANTES DE LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS MIEMBROS, REUNIDOS EN EL SENO DEL CONSEJO,

Considerando que la Comisión ha elaborado una Comunicación titulada «Igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías - Una nueva estrategia comunitaria en materia de minusvalía»;

Considerando que las personas con minusvalías representan una parte importante de la población de la Comunidad y que, como colectivo, se enfrentan a una amplia gama de obstáculos que les impiden lograr la igualdad de oportunidades, la independencia y la plena integración económica y social;

Considerando que el respeto de los derechos humanos es un principio fundamental reconocido por los Estados miembros y subrayado en el apartado 2 del artículo F del Tratado de la Unión Europea;

Considerando que el principio de igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos, incluidas las personas con minusvalías, representa un valor inalienable común a todos los Estados miembros; que ello implica la eliminación de la discriminación negativa ejercida contra las personas con minusvalías y la mejora de su calidad de vida; y que la integración en la educación y formación generales, en los casos en que proceda, puede desempeñar una función importante en el éxito de su incorporación a la vida económica y social;

Considerando que la Carta comunitaria de los derechos sociales fundamentales de los trabajadores, adoptada en el Consejo Europeo de Estrasburgo el 9 de diciembre de 1989 por los Jefes de Estado o de Gobierno de 11 Estados miembros, proclama entre otras cosas, en su apartado 26, que:

«26. Todo minusválido, cualesquiera que sean el origen y la naturaleza de su minusvalía, debe poder beneficiarse de medidas adicionales concretas encaminadas a favorecer su integración profesional y social.

Estas medidas de mejora deben referirse, en particular, según las capacidades de los interesados, a la formación profesional, la ergonomía, la accesibilidad, la movilidad, los medios de transporte y la vivienda.»;

Considerando que en su Recomendación, de 24 de julio de 1986, sobre el empleo de los minusválidos en la Comunidad (1) el Consejo recomendaba a los Estados miembros que adoptaran todas las medidas convenientes para garantizar el trato equitativo de los minusválidos en materia de empleo y de formación profesional, incluyendo tanto la formación inicial y el primer puesto de trabajo como la rehabilitación y la reinserción;

Considerando que de acuerdo con la legislación comunitaria vigente debe garantizarse la libre circulación de personas en beneficio de todos los ciudadanos de la Unión, incluidos los aquejados de minusvalías y quienes son responsables de estos últimos;

Considerando que el objetivo global de las normas estándar de las Naciones Unidas sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalía, adoptadas por la Asamblea General el 20 de diciembre de 1993 (2) es garantizar que todas las personas con minusvalías puedan ejercitar los mismos derechos y obligaciones que los demás ciudadanos;

Considerando que dichas normas exigen que se adopten medidas a todos los niveles, tanto en los Estados como a través de la cooperación internacional, al objeto de promover el principio de la igualded de oportunidades para las personas con minusvalías;

Considerando que el Libro blanco «Política Social Europea - Un paso adelante para la Unión», adoptado por la Comisión el 27 de julio de 1994, señalaba que la Comisión se proponía elaborar un instrumento adecuado para adoptar las normas estándar de las Naciones Unidas sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías;

Considerando que si bien incumbe fundamentalmente a los Estados miembros la responsabilidad en este ámbito, la Comunidad Europea, sin embargo, puede efectuar una aportación promoviendo la cooperación entre los Estados miembros y fomentando el intercambio y el desarrollo de buenas prácticas en la Comunidad, así como dentro de las políticas y actividades de las propias instituciones y órganos comunitarios;

Considerando que los objetivos fijados en la presente Resolución sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías y el cese de la discriminación negativa no impide que cada Estado miembro promulgue sus propias normativas y disposiciones para la consecución de dichos objetivos, de conformidad con el principio de subsidiariedad y con toda la amplitud que los recursos de la sociedad permitan,

I. REAFIRMAN SU COMPROMISO CON:

1) Los principios y valores que preconizan las normas estándar de las Naciones Unidas sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalías.

2) Las ideas que inspiran la Resolución del Consejo de Europa de abril de 1992 sobre una política coherente de integración de las personas con minusvalías.

3) El principio de igualdad de oportunidades en el desarrollo de políticas globales en materia de minusvalía.

4) El principio de evitar o eliminar cualquier forma de discriminación negativa exclusivamente por causa de minusvalía.

II. HACEN UN LLAMAMIENTO A LOS ESTADOS MIEMBROS:

1) Para que analicen si las políticas nacionales pertinentes tienen en cuenta, en particular, las siguientes orientaciones:

- capacitar a las personas con minusvalías para su participación en la sociedad, incluso las personas seriamente discapacitadas, y a la vez prestar la debida atención a las necesidades e intereses de sus familias y carreras,

- incorporar la perspectiva de la minusvalía en todos los sectores pertinentes de formulación de políticas;

- permitir la plena participación en la sociedad de las personas con minusvalías, mediante la supresión de obstáculos a la misma;

- fomentar la receptividad de la opinión pública hacia las capacidades de las personas con minusvalías y hacia medidas basadas en la igualdad de oportunidades.

2) Para que fomenten la participación de los representantes de las personas con minusvalías en la puesta en práctica y en el seguimiento de las políticas y acciones comunitarias pertinentes en favor de dichas personas.

III. INVITAN A LA COMISIÓN:

1) A tomar en consideración, cuando proceda y ajustándose a las disposiciones del Tratado, los principios consagrados en la presente Resolución a la hora de presentar cualquier propuesta pertinente de legislación, programas o iniciativas comunitarios.

2) A fomentar -en cooperación con los Estados miembros y con las organizaciones no gubernamentales constituidas por personas con minusvalía o que actúen a su favor- el intercambio de información y experiencia, especialmente por lo que hace referencia a políticas innovadoras y buenas prácticas.

3) A presentar informes periódicos al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, elaborados a partir de la información suministrada por los Estados miembros, en los que se describan los progresos realizados y los obstáculos surgidos en la aplicación de la presente Resolución.

4) A tomar en consideración los resultados de la evaluación del programa Helios II cuando examine si es apropiado presentar propuestas de seguimiento.

IV. INVITAN A OTROS ORGANISMOS E INSTITUCIONES COMUNITARIOS:

A contribuir a plasmar los mencionados principios en el marco de sus propias políticas y actividades.

(1) DO n° L 225 de 12. 8. 1986, p. 43.

(2) Resolución 48/46 de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 20 de diciembre de 1993.