Glosario de las síntesis

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 

Redes transeuropeas (RTE)

Las redes transeuropeas (RTE) tienen la finalidad de unir las regiones europeas y las redes nacionales mediante una infraestructura moderna y eficaz. Las RTE son fundamentales para el buen funcionamiento del mercado único europeo y del empleo, ya que garantizan la libre circulación de bienes, personas y servicios.

Los artículos 170 a 172 y 194 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) constituyen la base jurídica de las redes transeuropeas, que existen en tres sectores de actividad:

  • las redes transeuropeas de transporte (RTE-T) abarcan el transporte por carretera y combinado, las vías navegables y los puertos marítimos, además de la red ferroviaria europea de alta velocidad;
  • las redes transeuropeas de energía (RTE-E) abarcan los sectores de la electricidad y el gas natural. Persiguen la creación de un mercado único de la energía y facilitan la seguridad del abastecimiento;
  • las redes transeuropeas de telecomunicaciones (eTEN) tienen por objetivo el lanzamiento de servicios electrónicos transeuropeos de interés público, a saber, sanidad electrónica, aprendizaje electrónico, gobierno electrónico, etc.

En enero de 2014 se produjo el lanzamiento del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE), un nuevo fondo que se aplicará en el período 2014-2020. El MCE, que dispone de un presupuesto de 33 000 millones de euros, tiene por objeto el fomento de la inversión en las RTE y la movilización de fondos de los sectores público y privado.