Glosario de las síntesis

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 

Desarrollo rural

La política de desarrollo rural constituye el segundo pilar de la política agrícola común (PAC) de la Unión Europea (UE). Trata de ofrecer apoyo a las zonas rurales de la UE para afrontar retos económicos, medioambientales y sociales. Tiene tres objetivos a largo plazo:

  • fomentar la agricultura competitiva;
  • gestionar los recursos naturales de forma sostenible y poner en marcha medidas relativas a la acción por el clima, y
  • conseguir un desarrollo territorial equilibrado en las zonas rurales, incluyendo la creación y conservación de empleo.

La mayoría de la financiación disponible de la UE para el desarrollo rural sale del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), que se aplica durante el período 2014-2020 y que tiene un presupuesto de 95 000 millones de euros.

Dicha política se pondrá en marcha a través de programas de desarrollo rural de una duración de siete años que se han elaborado en asociación con la UE. Estos programas se centran en seis prioridades:

  1. transferencia de conocimientos e innovación;
  2. competitividad de todos los tipos de agricultura y gestión sostenible de los bosques;
  3. fomento de la organización de la cadena alimenticia;
  4. recuperación, conservación y mejora de ecosistemas;
  5. fomento del uso eficiente de los recursos y la transición a una economía de bajas emisiones de carbono;
  6. fomento de la inclusión social, la disminución de la pobreza y el desarrollo económico en zonas rurales.

Los principios, normas y estándares de la puesta en marcha del Feader, al igual que para los otros Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, se recogen en el Reglamento (UE) no 1303/2013.