Glosario de las síntesis

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 

Salud pública

En virtud del artículo 168 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, la salud pública es una competencia compartida entre la Unión Europea (UE) y los países de la Unión. Si bien los países de la UE definen y prestan los servicios sanitarios y de asistencia médica nacionales, la UE pretende completar las políticas nacionales mediante su Estrategia de Salud, con el fin de:

  • evitar enfermedades fomentando estilos de vida más saludables;
  • facilitar el acceso a una atención sanitaria mejor y más segura;
  • contribuir a obtener unos sistemas sanitarios innovadores, eficientes y sostenibles,
  • hacer frente a las amenazas transfronterizas;
  • mantener a las personas sanas a lo largo de sus vidas;
  • aprovechar las nuevas tecnologías y prácticas.

El documento de la Comisión Europea de 2013 «Invertir en Salud» pretende ayudar a la UE a estar a la altura de estos desafíos, muchos de los cuales se han agravado con la crisis económica; a saber: el envejecimiento de la población, el aumento de las enfermedades crónicas, una mayor demanda de atención sanitaria y el elevado coste del progreso tecnológico.

El programa de salud de la UE (2014-2020) cuenta con un presupuesto de casi 450 millones EUR y tiene como objetivos apoyar proyectos para la mejora de la salud de los europeos y la reducción de las desigualdades en materia de salud.