Glosario de las síntesis

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 

Protocolo de Kioto

Este Protocolo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), adoptado en diciembre de 1997, pone de manifiesto la nueva actitud de la comunidad internacional ante el fenómeno del cambio climático. El Protocolo entró en vigor el año 2005.

En el primer período de compromiso del Protocolo de Kioto, los países industrializados se comprometieron a reducir una media del 5 % sus emisiones de seis gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos y hexafluoruro de azufre) durante el período comprendido entre 2008 y 2012 en relación con los niveles de 1990. La UE y quince países de la UE -los países miembros en el momento de la aprobación del Protocolo- se comprometieron a reducir conjuntamente sus emisiones en un 8 %.

Con objeto de llenar el vacío entre el final del primer período del Protocolo en 2012 y el inicio del nuevo acuerdo internacional en 2020, se aprobó una modificación al Protocolo de Kioto en la conferencia sobre el cambio climático que tuvo lugar en Doha (Qatar) en diciembre de 2012.

Las partes acordaron reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) un mínimo del 18 % por debajo de los niveles de 1990 en el período 2013-2020. La UE, los países de la UE e Islandia acordaron cumplir el objetivo de una reducción conjunta del 20 % y van camino de conseguirlo. Además, se amplió la lista de GEI que contempla el Protocolo para incluir el trifluoruro de nitrógeno.

En el contexto del Protocolo, las partes deberán alcanzar sus objetivos principalmente con medidas nacionales. Sin embargo, también se contemplan medidas adicionales para alcanzar los objetivos a través de tres mecanismos basados en el mercado.

Los mecanismos del Protocolo de Kioto son:

  • el intercambio de cuotas de emisión entre las partes firmantes del Protocolo;
  • la aplicación conjunta de proyectos por parte de dichas partes, y
  • el mecanismo para un desarrollo limpio (con países que no hayan firmado el Protocolo).

De acuerdo con el Protocolo, se lleva a cabo un control de las emisiones reales de las partes, así como un registro detallado de las cuotas de emisiones intercambiadas. La Comisión publica anualmente su Informe de situación de 2020 de la UE y de Kioto, que proporciona información sobre los avances realizados por la Unión Europea y los países de la UE hacia la consecución de sus objetivos en materia de emisiones de gases de efecto invernadero.