Glosario de las síntesis

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 

Tribunal de Cuentas

El Tribunal de Cuentas, con sede en Luxemburgo, se creó en 1975. Este ejerce la función de auditor externo independiente y de organismo de control financiero de la UE y funciona según las normas establecidas en el Tratado de Funcionamiento de la UE (artículos 285-287).

El Tribunal consta de un miembro de cada país de la UE. Los miembros se nombran para un período de seis años (renovable) y eligen al presidente, cuyo mandato tiene una duración de tres años (renovable). Todos los miembros del Tribunal de Cuentas deben ejercer sus funciones en interés general de la UE y con plena independencia.

El Tribunal verifica la legalidad y regularidad de los ingresos y los gastos de la UE (así como de todo organismo creado por la UE y todo organismo externo que gestione sus fondos) y garantiza su buena gestión financiera. Además, presenta al Parlamento Europeo y al Consejo una declaración sobre la fiabilidad de las cuentas y sobre la legalidad y regularidad de las operaciones subyacentes. Después del cierre de cada ejercicio, publica un informe anual en el Diario Oficial de la Unión Europea.

En caso de descubrir fraudes o irregularidades, deberá informar de ello a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude.