Glosario de las síntesis

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 

Igualdad entre mujeres y hombres

El principio de igualdad entre mujeres y hombres se estableció en el Tratado de Roma de 1957 con respecto a la igualdad de retribución. Desde entonces, una serie de leyes europeas (directivas) han ampliado el principio de igualdad para abarcar las condiciones laborales, la seguridad social, el acceso a productos y servicios, la protección de la maternidad y el permiso parental. El Tratado de Lisboa convirtió el principio de igualdad en un valor común de la UE.

La Comisión adoptó la Estrategia para la igualdad entre hombres y mujeres 2010-2015, como fruto del plan de trabajo 2006-2010, que describe las acciones clave previstas, incluido el fomento de:

  • la misma independencia económica para las mujeres y los hombres;
  • igualdad de retribución por un trabajo de igual valor;
  • misma representación en la toma de decisiones;
  • dignidad, integridad y erradicación de la violencia de género;
  • promoción de la igualdad en terceros países;
  • problemas de horizontalidad (papeles en función del sexo, incluido el papel de los hombres, legislación e instrumentos de gobernanza).

El instrumento europeo de microfinanciación Progress, puesto en marcha en 2010, fomenta el acceso a la financiación de las personas vulnerables, incluidas las mujeres, y ha pasado a formar parte del programa de Empleo e Innovación Social (EaSI) para 2014-2020.