Glosario de las síntesis

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 

Recursos propios

Los recursos propios de la Unión Europea (UE) son las principales fuentes de ingresos para el presupuesto de la UE, cuyos gastos anuales no pueden sobrepasar los ingresos (es decir, funciona con un presupuesto equilibrado).

Existen tres tipos de recursos propios:

  • tradicionales: se trata sobre todo de los derechos aduaneros percibidos sobre las importaciones a la UE y de las cotizaciones sobre el azúcar. Las administraciones nacionales retienen el 25 % de los derechos percibidos para cubrir sus gastos de recaudación;
  • basados en el impuesto sobre el valor añadido (IVA): se transfiere un tipo del 0,3 % sobre la base del IVA de cada país;
  • basados en la renta nacional bruta (RNB): cada país transfiere un porcentaje uniforme de la RNB. Este porcentaje se ajusta de modo que los ingresos globales se correspondan con el nivel acordado de pagos. Constituye la mayor fuente de ingresos de la UE.

Se han introducido mecanismos de corrección para rectificar lo que determinados países como Alemania, los Países Bajos, Suecia y el Reino Unido perciben como contribuciones excesivas.

En 2014, el Consejo adoptó una nueva decisión en materia de recursos propios que introdujo algunos cambios para el período 2014-2020; en particular, relacionados con los mecanismos de control. Dicha decisión entra en vigor tras su ratificación por parte de los países de la UE, aunque las nuevas disposiciones se aplican con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2014.

Asimismo, en 2014 se creó un grupo de alto nivel sobre recursos propios para recomendar mejoras del sistema.