Glosario de las síntesis

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 

Procedimiento de aprobación

El procedimiento requiere la aprobación de un acto propuesto por parte del Parlamento Europeo, según establece el Tratado de la Unión Europea (TUE) o el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), antes de que se tomen determinadas decisiones. Se basa en una votación única sobre la aprobación con la mayoría de los votos válidos emitidos. El Parlamento Europeo puede aceptar o rechazar un acto propuesto, pero no modificarlo. En caso de que el Parlamento Europeo no dé su aprobación, el acto no podrá adoptarse.

Como procedimiento no legislativo, suele aplicarse a la ratificación de determinados acuerdos negociados por la Unión Europea, así como, en particular, a casos de violaciones graves de los derechos fundamentales en virtud del artículo 7 del TUE, o para la adhesión de nuevos Estados miembros o para establecer la forma en que se producirá la retirada de la UE.

Asimismo, como procedimiento legislativo, se emplea en la adopción de legislación nueva para la lucha contra la discriminación y otorga un derecho de veto al Parlamento Europeo cuando se aplica la base jurídica general subsidiaria de acuerdo con el artículo 352 del TFUE.