Lucha contra el fraude

Ayuda Exportar a PDF Imprimir esta página 
Employment and social policy

Proteger los intereses financieros de la Unión Europea (UE) es una prioridad de las instituciones europeas para garantizar que se utilice bien el dinero de los contribuyentes. Una oficina especializada de lucha contra el fraude (OLAF) se encarga de realizar investigaciones cuando existe la sospecha de que los fondos del presupuesto de la UE se han utilizado de forma incorrecta o de que hay evasión de los impuestos, los derechos o las exacciones que financian el presupuesto de la UE. Además, OLAF puede examinar casos de supuestas faltas de conducta graves entre los funcionarios, irregularidades en los procedimientos de licitación, conflictos de interés, vulneración de los derechos de propiedad intelectual y corrupción a escala europea e internacional.

La base jurídica de la lucha contra el fraude es el Artículo 325 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.