Help Print this page 

Document 52014IR3660

Title and reference
Dictamen del Comité de las Regiones — El cine europeo en la era digital
  • In force
OJ C 19, 21.1.2015, p. 70–74 (BG, ES, CS, DA, DE, ET, EL, EN, FR, HR, IT, LV, LT, HU, MT, NL, PL, PT, RO, SK, SL, FI, SV)
Languages, formats and link to OJ
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html BG html ES html CS html DA html DE html ET html EL html EN html FR html HR html IT html LV html LT html HU html MT html NL html PL html PT html RO html SK html SL html FI html SV
PDF pdf BG pdf ES pdf CS pdf DA pdf DE pdf ET pdf EL pdf EN pdf FR pdf HR pdf IT pdf LV pdf LT pdf HU pdf MT pdf NL pdf PL pdf PT pdf RO pdf SK pdf SL pdf FI pdf SV
Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal Display Official Journal
 To see if this document has been published in an e-OJ with legal value, click on the icon above (For OJs published before 1st July 2013, only the paper version has legal value).
Multilingual display
Text

21.1.2015   

ES

Diario Oficial de la Unión Europea

C 19/70


Dictamen del Comité de las Regiones — El cine europeo en la era digital

(2015/C 019/15)

Ponente

Jean-François Istasse (BE/PSE), concejal de Verviers

Documento de referencia

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones: El cine europeo en la era digital. Tender puentes entre la diversidad cultural y la competitividad

COM(2014) 272 final

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

1.

está de acuerdo con la observación de la Comisión Europea de que el establecimiento de un entorno estimulante que permita a la industria cinematográfica europea alcanzar su pleno potencial cultural y económico debe basarse en la movilización de los agentes del sector a todos los niveles: dentro del sector, en los Estados miembros, desde el nivel local hasta el nivel nacional, y con frecuencia también en un contexto transfronterizo;

2.

hace hincapié en el papel fundamental de los entes locales y regionales para el fomento y la mejora de la cultura, mediante la conservación del patrimonio cultural y la promoción de la innovación artística (1), para definir estrategias culturales, desarrollar iniciativas sectoriales o incluso facilitar infraestructuras adaptadas;

3.

considera que las industrias culturales aportan una contribución sólida al desarrollo local y regional, puesto que refuerzan el atractivo de las regiones europeas, fomentan un turismo sostenible y crean nuevas posibilidades de empleo sostenibles (2);

4.

recuerda que la transición digital genera nuevas perspectivas de interconexión entre las diversas regiones europeas. Esta transición puede brindar la oportunidad de atraer nuevas audiencias, sacar partido a contenidos no convencionales, ofrecer servicios nuevos, dotar de una mayor visibilidad a las creaciones de diferentes regiones y apoyar la cooperación cultural interregional. Asimismo, insiste en que esta transición entraña costes que pueden constituir un desafío importante para los entes regionales y locales, circunstancia esta que habrá de tenerse debidamente en cuenta.

I.   RECOMENDACIONES POLÍTICAS

Observaciones generales

5.

se compromete a contribuir al desarrollo y seguimiento de la nueva estrategia para el cine europeo a la que dio inicio la Comisión en su Comunicación «Promover los sectores de la cultura y la creación para el crecimiento y el empleo en la UE» (3), que prevé el refuerzo de la competitividad de estos sectores con un fuerte crecimiento, así como la redistribución de sus beneficios en otros sectores como la innovación o la tecnología de la información;

6.

desea participar activamente en los trabajos del Foro del Cine Europeo para promover un debate europeo sobre la evolución cada vez más rápida del sector audiovisual y entablar un diálogo con todas las partes implicadas en la política cinematográfica. Los intercambios de las mejores prácticas deben permitir especialmente la mejora de las ventajas competitivas europeas, la puesta en marcha de proyectos comunes y el respeto de la diversidad cultural y de los ciudadanos/consumidores en función de sus demandas. Además, tales intercambios deberían favorecer una protección eficaz de los jóvenes a escala de la UE, así como la participación de las personas con discapacidad visual y auditiva en la experiencia cinematográfica;

7.

hace hincapié en la importancia de incluir el debate actual en la iniciativa de la Comisión para una Agenda Digital para Europa (4);

8.

acoge con satisfacción el calendario elegido por la Comisión para publicar su Iniciativa, mientras el nuevo Programa «Europa Creativa», y más concretamente el subprograma MEDIA sobre el sector audiovisual, han dado comienzo en 2014. De hecho, uno de los objetivos principales de este subprograma es reforzar la demanda de películas, fomentar su distribución transfronteriza y llegar a posibles audiencias de la Unión Europea y de todo el mundo;

9.

destaca la necesidad de desarrollar un enfoque coordinado con el fin de hacer frente a los nuevos desafíos planteados por la rápida evolución del sector cinematográfico europeo; es decir, por una parte, gestionar de forma eficiente la creciente diferencia entre el público europeo y la oferta cultural en general (5) y, por otra, adaptarse a los nuevos hábitos de consumo digital de este mismo público (6). En la actualidad resulta fundamental que el sector consiga comprender y explotar los diferentes tipos de plataformas conectadas (emisión en directo, vídeo a la carta, etc.) y los nuevos soportes de consumo (teléfonos inteligentes, tabletas, televisores conectados), con vistas a incrementar el potencial de difusión de las películas europeas y de encontrar de este modo nuevas audiencias;

10.

considera, teniendo en cuenta, por una parte, el principio intangible de la diversidad cultural y, por otra, los elementos relativos a la competitividad, que es necesario desarrollar un enfoque coordinado entre operadores locales, regionales, nacionales, interregionales y europeos para hacer frente a las dificultades estructurales que tiene la industria cinematográfica europea para llegar a posibles audiencias de la Unión Europea y del mundo, como las que ha señalado la Comisión:

la fragmentación de la producción y de la financiación,

las posibilidades y los estímulos limitados para la internacionalización de los proyectos,

la importancia que se concede a la producción y la atención limitada que se presta a la distribución y promoción, y

los vacíos a nivel de competencias empresariales y de asociación intersectorial;

11.

considera que, en su forma actual, las acciones propuestas en la Comunicación no parecen plantear dudas sobre su compatibilidad con los principios de subsidiariedad y proporcionalidad. Sin embargo, en lo relativo a la gobernanza multinivel, sería conveniente que los entes regionales y locales participaran sistemáticamente en el momento en el que se elaboren, ejecuten y gestionen las medidas destinadas a hacer evolucionar el sector cinematográfico europeo;

Revisión del marco de financiación — Regímenes de financiación pública

12.

señala que, por medio de más de 600 regímenes de ayudas nacionales, regionales y locales (7), los Estados miembros han puesto en marcha un amplio abanico de medidas de respaldo a la producción de películas, programas de televisión y otros productos audiovisuales, que se basan en fundamentos tanto culturales como industriales y que tienen como objetivo cultural principal velar por que en los medios de comunicación audiovisuales se aprovechen las culturas regionales y nacionales y su potencial creativo;

13.

comparte la opinión de la Comisión sobre la necesidad de reforzar la complementariedad y la coherencia globales de las ayudas públicas con el fin de incrementar su eficiencia general, incluyendo los niveles de financiación regional, nacional, interregional y supranacional y cubriendo las diferentes actividades financiadas;

14.

insiste en la importancia que tiene para los entes locales y regionales el mantenimiento de la posibilidad de prever requisitos de territorialización de los gastos, que resultan fundamentales a fin de generar la masa crítica de actividad necesaria para crear una dinámica que garantice el desarrollo y la consolidación de la industria cinematográfica;

15.

hace hincapié en el efecto estructurador que tienen a nivel local y regional los fondos de inversión económica cuya finalidad es mantener el sector audiovisual a escala regional, especialmente el efecto de la creación de mecanismos de financiación de producciones y coproducciones de obras audiovisuales;

16.

recuerda que, según el estudio sobre las repercusiones económicas y culturales de las condiciones de territorialización en los regímenes de ayuda al cine, los Estados miembros destinan cada año una ayuda suplementaria de unos mil millones de euros a través de incentivos fiscales para el cine (8);

17.

insta a los poderes públicos a estudiar el desarrollo de incentivos fiscales destinados a fomentar la producción de obras audiovisuales y cinematográficas mediante, por ejemplo, mecanismos que permitan a socios privados beneficiarse de exenciones de sus ingresos imponibles;

18.

se muestra de acuerdo con la observación de la Comisión Europea sobre la necesidad de llevar a cabo un reajuste de gastos entre la producción, la distribución y la promoción de películas;

19.

considera no obstante que, si bien es cierto que estos sectores parecen disponer de medios más limitados en relación con el reparto presupuestario entre la producción y la distribución/promoción, los presupuestos de los que se dispone en un mercado como el de los Estados Unidos no pueden tomarse como referencia de base para argumentar a favor de un reajuste de este reparto. Es un hecho ampliamente reconocido que la ayuda es importante para mantener la producción audiovisual europea, así como que los productores tienen dificultades para conseguir un apoyo comercial inicial suficiente que les permita reunir los medios financieros necesarios para llevar a cabo los proyectos, lo que tiene como consecuencia directa que determinadas películas no cuenten con suficiente financiación y se vea afectada su calidad. Un aumento de los gastos de promoción y de salida no podría paliar los problemas vinculados a la financiación insuficiente de la película y no permitiría conseguir una audiencia superior. Aunque el aumento de los presupuestos de distribución y promoción resulta deseable en términos absolutos, en ningún caso debe realizarse en perjuicio de los presupuestos destinados a la producción de películas europeas;

20.

observa que la dificultad que suelen tener las películas europeas para encontrar público se deriva en algunos casos del hecho de que, en el momento en el que se diseñó el proyecto de la película, no se tuvo en cuenta el público al que iba destinada. Las películas que desde la creación del guion van destinadas a un público específico suelen tener más facilidades para llegar a él que las que se dirigen a un público universal. En algunas ocasiones, esto también se debe, como señala la Comisión, a presupuestos de promoción demasiado limitados para permitir una difusión amplia y visible de la película;

21.

desea recordar que el cine es una industria de prototipos y que resulta imposible prever con seguridad el éxito de una película;

22.

defiende que a muchas películas les beneficiaría un mayor desarrollo previo al proceso de producción, por lo que resulta indispensable la creación de ayudas al desarrollo que complementen la ayuda del Programa «Europa Creativa» y de su subprograma MEDIA;

Revisión del marco de financiación — Hacer participar a nuevos actores en la cadena de valor

23.

considera que la convergencia progresiva, el cambio de comportamiento de los consumidores y la aparición de nuevos modelos económicos influyen en la financiación de la producción audiovisual. La tendencia de las plataformas de vídeo a la carta de invertir en el contenido original demuestra que estos nuevos participantes son posibles inversores en el contenido audiovisual;

24.

señala la necesidad de que los nuevos actores que se benefician de contenidos europeos (plataformas de vídeo a la carta, operadores de telecomunicaciones, operadores OTT, etc.) contribuyan a su financiación y estén sujetos a las mismas limitaciones que los operadores nacionales, con el fin de garantizar una competencia sana entre los operadores nacionales y los operadores de terceros países que se hayan instalado en Europa y de incrementar la financiación de contenidos alternativos que garanticen la diversidad cultural;

25.

tiene la intención, en este sentido, de entablar un debate con todos los actores implicados para revisar el principio del país de origen previsto en la Directiva «Televisión sin fronteras» (Directiva TSF) (9), evaluando su funcionamiento en el contexto de la transformación actual del paisaje audiovisual;

26.

reafirma los principios recogidos en la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales de 2005, incluido el derecho de los Estados y las colectividades a conservar, adoptar y poner en marcha políticas adecuadas para la protección y la promoción de la diversidad cultural, especialmente mediante el apoyo a la edición, la producción y la difusión de contenido, independientemente del soporte empleado (televisión clásica, a la carta, internet, etc.);

27.

opina que la información recabada por los «cines arthouse» (en el marco del programa MEDIA) y por las estadísticas de las grandes operadoras en internet, especialmente los grandes agregadores y el sector del vídeo a la carta, y de los organismos públicos de radiodifusión (y privados si reciben ayudas públicas o por motivos de competencia) debe compartirse y ponerse a disposición de la industria cinematográfica tanto a nivel regional como nacional. Se trata efectivamente de eliminar la falta actual de transparencia que puede impedir a las autoridades públicas legislar y crear reglamentación relacionada con nuevos operadores e imponerles, entre otras cosas, obligaciones de política general que en la actualidad resultan de aplicación para los organismos públicos de radiodifusión por contrato de gestión u otros medios;

Establecimiento de un entorno comercial innovador

28.

espera los resultados de la consulta pública iniciada en el marco del Libro Verde de la Comisión Europea titulado «Prepararse para la convergencia plena del mundo audiovisual: crecimiento, creación y valores» (10), con el fin de determinar la medida en que la Directiva TSF (11) sigue cumpliendo sus objetivos de promover la creación, distribución, disponibilidad y atractivo comercial de las obras audiovisuales dentro del mercado único digital;

29.

destaca, no obstante, la diferencia de trato dentro de la Directiva TSF en lo relativo, por una parte, a los servicios audiovisuales lineales (para los que la Directiva fija porcentajes de obras europeas e independientes que los organismos de radiodifusión de la UE deben programar obligatoriamente), y, por otra, a los servicios audiovisuales no lineales (para los que este tipo de obligaciones son más flexibles). El desarrollo de los servicios no lineales (vídeo a la carta) y la experiencia adquirida pueden contribuir a identificar y aplicar medios más eficaces para promover las obras europeas en tales servicios;

30.

afirma que la rápida evolución del sector debe incitar a la Comisión Europea a llevar a cabo iniciativas piloto relacionadas con la cronología de los medios de comunicación (por ejemplo, aplicando el principio «day and date») para evaluar, si procede, la necesidad de flexibilizar las normas relativas a la ventana de difusión. El CDR hace hincapié en la necesidad de proteger a los actores locales y a los titulares de los derechos por medio de un modelo económico adecuado, al mismo tiempo que se explotan las nuevas funcionalidades que ofrecen las tecnologías digitales y se refuerza la accesibilidad al contenido por parte de todos los ciudadanos. Asimismo, habría que tener en cuenta los nuevos comportamientos y expectativas de los consumidores que desean un acceso inmediato a los nuevos contenidos donde y cuando quieran, permitiendo el desarrollo y refuerzo de nuevos modelos económicos para la financiación y distribución de esos contenidos;

31.

desea recordar la necesidad de trabajar para el establecimiento de un marco moderno sobre los derechos de autor, facilitando el almacenamiento y la accesibilidad en línea de películas en la UE de forma que se garantice un reconocimiento y una remuneración efectivos para los titulares de los derechos; para facilitar incentivos duraderos a la creatividad, la diversidad cultural y la innovación; para ampliar el acceso de los usuarios finales a ofertas lícitas; para permitir la aparición de nuevos modelos económicos; para luchar, de forma mucho más eficaz, contra las ofertas ilícitas y la piratería (12);

Reforzar el entorno creativo

32.

comparte la opinión de la Comisión sobre la necesidad de fomentar los talentos y desarrollar las competencias profesionales en la industria europea y anima al establecimiento de asociaciones creativas entre las escuelas de cine y el mundo profesional. Hace hincapié en la importancia que tiene prestar apoyo a través de los programas «Europa Creativa» y «Erasmus+» para lograr este objetivo;

33.

recuerda la necesidad de adoptar un enfoque proactivo de apoyo al desarrollo de sinergias entre los sectores de la cultura y de la creación, así como con los medios económicos y sociales en otras esferas, con el fin de reforzar nuevos ámbitos de actividad innovadores como el cross-media, los medios sociales, la edición digital, el turismo creativo, etc. (13);

Accesibilidad y ampliación del público

34.

hace hincapié en la importancia de encontrar y conseguir un público nuevo para las películas europeas y se muestra de acuerdo con la observación de la Unión Europea sobre la necesidad de elaborar instrumentos que permitan incrementar las posibilidades de acceso y la demanda de películas europeas, especialmente para las no nacionales;

35.

reconoce la utilidad de poder determinar los factores que pueden contribuir al éxito de una película mediante la recogida de información sobre las preferencias del público, aunque quisiera destacar que, si bien es cierto que las películas que reciben apoyo público nacional y regional tienden a dirigirse a un público local, las producciones no tendrán más posibilidades de acceder a los mercados de otros Estados europeos y de encontrar un público en ellos si eliminan su aspecto local. El CDR considera que será encontrando el éxito en su propio mercado como una película podrá resultar de interés para un distribuidor extranjero, y difundirse así en otro territorio. Sería contraproducente pensar que las películas deben concebirse sobre la base de un «mínimo común denominador europeo». La diversidad cultural exige precisamente que se pongan de relieve las especificidades locales y regionales, puesto que son estas peculiaridades las que componen la identidad europea;

36.

piensa que la revolución digital podría ofrecer más flexibilidad para la distribución de películas al permitir alternativas al sistema de distribución tradicional capaces de dar respuesta a la petición de los ciudadanos de disponer del contenido con mayor rapidez y en más soportes;

37.

considera indispensable que los poderes públicos insten a las plataformas nacionales de vídeo a la carta a destacar de forma explícita, especialmente a través de estrategias editoriales o incluso de campañas promocionales, las películas europeas que forman parte de su catálogo, tanto mediante políticas nacionales como regionales;

38.

destaca, asimismo, que la coproducción, que a menudo resulta indispensable para el montaje financiero y artístico de las películas europeas, también favorece la circulación de películas y podría mejorarse si los propios coproductores anticiparan mejor las condiciones de salida en los diferentes territorios coproductores;

39.

acoge con satisfacción el diálogo constructivo llevado a cabo en el marco de la iniciativa «Licencias para Europa», especialmente en lo relativo a la necesidad y a los procedimientos que cabe seguir para digitalizar, restaurar y hacer accesible el patrimonio cinematográfico europeo para los ciudadanos, concretamente en plataformas conectadas, lo que permite a las instituciones depositarias de este patrimonio entregar obras almacenadas en sus archivos garantizando a los titulares de los derechos una parte equitativa de los ingresos;

40.

hace hincapié, en este contexto, en la necesidad de mejorar y desarrollar en estas plataformas conectadas la disponibilidad de más versiones lingüísticas y subtituladas de las películas de un país determinado (14), siempre con el objetivo de hacer accesible la mayor cantidad posible de patrimonio cinematográfico europeo;

41.

insiste en la necesidad de modernizar la industria cinematográfica a través de proyectos de digitalización y de iniciativas de formación, movilizando los Fondos Estructurales de la UE con el fin de hacer que este sector participe en una estrategia de desarrollo local y regional destinada al ciudadano, teniendo siempre en cuenta la diversidad cultural y lingüística y la variedad de entornos audiovisuales nacionales;

42.

destaca que la educación en el cine sigue siendo un ámbito insuficientemente financiado para el que debe facilitarse financiación europea; se trata de un sector clave que permite concienciar a la juventud, por una parte, sobre la existencia de una alternativa al cine estadounidense y, por otra, sobre las diferentes facetas de la identidad europea a través de este vector cultural que constituye el cine;

43.

considera importante que la Comisión, a través de su política cinematográfica, reconozca la importancia de la dimensión regional y local y la justificación de la financiación pública de los medios audiovisuales a nivel local, regional e interregional, por ejemplo, para proteger la diversidad cultural. Los Tratados europeos y la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales resultan de plena aplicación en este contexto.

Bruselas, 4 de diciembre de 2014.

El Presidente del Comité de las Regiones

Michel LEBRUN


(1)  CDR 293/2010 fin.

(2)  COM(2010) 183 fin.

(3)  COM(2012) 537 fin.

(4)  COM(2010) 245 final.

(5)  Véanse los resultados del Eurobarómetro especial sobre el acceso a y la participación en la cultura, publicado en noviembre de 2013 en el siguiente sitio web: http://ec.europa.eu/public_opinion/archives/ebs/ebs_399_en.pdf

(6)  Véase el estudio titulado «A profile of current and future audiovisual audience», cuyo resumen se encuentra disponible en http://bookshop.europa.eu/is-bin/INTERSHOP.enfinity/WFS/EU-Bookshop-Site/en_GB/-/EUR/ViewPublication-Start?PublicationKey=NC0114077

(7)  Comunicación de la Comisión sobre la ayuda estatal a las obras cinematográficas y otras producciones del sector audiovisual (DO C 332 de 15.11.2013), apartados 6 y siguientes.

(8)  http://ec.europa.eu/archives/information_society/avpolicy/info_centre/library/studies/index_en.htm#territorialisation

(9)  Directiva 2010/13/UE (DO L 95 de 15.4.2010).

(10)  COM(2013) 231 final.

(11)  Directiva 2010/13/UE (DO L 95 de 15.4.2010).

(12)  COM(2012) 789.

(13)  CDR 2391/2012 fin.

(14)  http://ec.europa.eu/internal_market/copyright/docs/licences-for-europe/131113_ten-pledges_en.pdf


Top