Help Print this page 
Title and reference
Las redes y la Internet del futuro

Summaries of EU legislation: direct access to the main summaries page.
Languages and formats available
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html ES html DE html EN html FR
Multilingual display
Text

Las redes y la Internet del futuro

La presente Comunicación se elaboró como preparación para la Internet del futuro. Estudia las condiciones que deben darse para mantener el dinamismo, competitividad y seguridad de Internet, examina los principales retos que tendrá que afrontar Europa en el futuro en este campo y señala posibles respuestas políticas europeas. La Comunicación también propone un Índice de eficacia de la banda ancha para evaluar la transición a la Internet de alta velocidad.

ACTO

Comunicación de la Comisión de 29 de septiembre de 2008: las redes y la Internet del futuro [COM(2008) 594 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Internet no deja de evolucionar. No sólo será mucho más rápida gracias al desarrollo de las redes de muy alta velocidad, sino que además será cada vez más omnipresente, disponible en cualquier momento y en cualquier lugar. Esta Comunicación se puede considerar como un paso preparatorio hacia esta Internet del futuro.

Las nuevas tendencias supondrán un desafío para la economía digital

El extendido uso de la banda ancha ha cambiado la forma en que los ciudadanos utilizan Internet. Si bien a mediados de los años 90 constituía una mera fuente de información, la nueva Web 2.0 es cada vez más participativa e interactiva gracias a avances esenciales en servicios fáciles de utilizar.

Se pueden distinguir cuatro tendencias principales:

  • Se prevé una evolución de las redes sociales para empresas que dará lugar a instrumentos de colaboración para estas (Enterprise 2.0). Este hecho, junto con la transformación del software en servicio, llevarán a una nueva generación de servicios informáticos fácilmente disponibles a la carta con unos gastos generales muy reducidos. Es lo que se conoce como la Internet de los Servicios.
  • También se producirá el auge de la Internet de los objetos, que es la conexión sin fisuras de dispositivos, sensores, objetos, etc. a través de redes fijas e inalámbricas.
  • El uso nómada a través de dispositivos portátiles transformará los modelos de organización de las empresas.
  • Se necesitará un incremento de la banda ancha como consecuencia del ingente tráfico de datos previsto.

Desafíos y respuestas

La presión de la competencia constituye el modo más eficaz de promover la migración a la banda ancha. No obstante, será esencial que Internet se mantenga abierta y los mercados de comunicaciones sigan siendo competitivos. Será preciso estimular la inversión en el acceso de banda ancha de alta velocidad dado el elevado coste de las obras de ingeniería civil necesarias, que supone un 80 % del total, así como por la incertidumbre de si los consumidores estarán dispuestos a pagar una cantidad suficiente por la obtención de servicios de banda ancha, de forma que las inversiones resulten rentables.

Una de las prioridades políticas será conseguir banda ancha para todos a un precio asequible en zonas rurales y urbanas. Esto ha llevado a la Comisión a proponer un Índice de eficacia de la banda ancha en su Informe de avance sobre la Estrategia de Lisboa anual. El Índice es un indicador compuesto que pone de manifiesto la necesidad de mayor velocidad, cobertura, precios asequibles, innovación, servicios de calidad y un contexto socioeconómico favorable.

También existe un problema de competencia y convergencia. Dado que la convergencia está difuminando los límites entre los mercados de las telecomunicaciones, la electrónica de consumo, los servicios de difusión y las empresas de Internet, es importante garantizar que Internet se mantenga abierta a la competencia y la innovación. También es fundamental que los consumidores dispongan de opciones reales y no se vean limitados a los mismos servicios y productos.

La arquitectura de Internet actual es insuficiente para afrontar los retos que plantean la informática nómada y la Internet de los objetos. Por lo tanto, es necesario iniciar un debate sobre el diseño y desarrollo de la Internet del futuro, ya que esta tendrá que responder a exigencias cada vez mayores de escalabilidad, movilidad, flexibilidad, seguridad, confianza y solidez.

También es fundamental preservar la privacidad y seguridad de la Internet del futuro desde una fase temprana. Para ello, la Comisión proporcionará directrices claras sobre la aplicación de la normativa en materia de protección de datos existente y una estrategia coherente para una Internet del futuro segura.

En todos estos avances no hay que olvidar el papel fundamental que desempeñan los aspectos internacionales de la política, el diálogo en materia de reglamentación y la cooperación en materia de investigación. En este sentido, la Comisión prevé publicar a finales de 2008 una Comunicación sobre la dimensión exterior de las políticas de la sociedad de la información.

Antecedentes

La política europea titulada Superar los desequilibrios en la banda ancha fue la primera en plantear como objetivo una conexión a Internet de alta calidad a un precio asequible para todos. Como parte de esta política, la Comisión actualizará y sintetizará las normas sobre ayuda estatal aplicables a los proyectos de banda ancha y lanzará un debate sobre el papel del servicio universal en la promoción del acceso de banda ancha para todos en otoño de 2008.

Esta Comunicación forma parte del contexto del programa de Lisboa para después de 2010. La Internet del futuro constituye una valiosa fuente de crecimiento económico para la UE, y, en consecuencia, es importante favorecer este crecimiento con un marco normativo sólido.

ACTOS CONEXOS

Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a medidas para reducir el coste del despliegue de las redes de comunicaciones electrónicas de alta velocidad. [ COM(2013) 147 final de 26.3.2013 - no publicada en el Diario Oficial].

La presente propuesta tiene por objeto reducir los costes y mejorar la eficiencia del despliegue de las infraestructuras de comunicaciones electrónicas de alta velocidad a través de la generalización de las mejores prácticas existentes a toda la UE.

Para ello, contempla una serie de derechos y obligaciones directamente aplicables en las diversas etapas del despliegue de las infraestructuras que puede dar lugar a reducciones de costes significativas.

Esta intenta reducir los obstáculos a la inversión y a la entrada en el mercado de las formas siguientes:

  • permitiendo una utilización más intensiva de las infraestructuras físicas existentes;
  • reforzando la cooperación en las obras civiles planificadas;
  • racionalizando los procedimientos de concesión de permisos; y
  • suprimiendo los obstáculos a la instalación de infraestructuras adaptadas a la alta velocidad dentro de los edificios.

Así, aborda cuatro ámbitos en los cuales se han identificado puntos de estrangulamiento o ineficiencias:

  • el uso de las infraestructuras físicas existentes (como por ejemplo, conductos, cámaras subterráneas, bocas de inspección, distribuidores, postes, mástiles, antenas, torres y otras construcciones de soporte);
  • la coordinación de las obras civiles;
  • la concesión de permisos administrativos;
  • el despliegue en el interior de los edificios.

El Reglamento propuesto iría destinado no solo a los suministradores de redes de comunicaciones electrónicas, sino a cualquier propietario de infraestructuras físicas, como las de electricidad, gas, agua y alcantarillado, calefacción y servicios de transporte, que pudiera alojar elementos de la red de comunicaciones electrónicas.

Última modificación: 08.02.2014

Top