Help Print this page 
Title and reference
Alcohol y bebidas alcohólicas: armonización de la estructura del impuesto especial

Summaries of EU legislation: direct access to the main summaries page.
Languages and formats available
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html ES html CS html DA html DE html EL html EN html FR html IT html HU html NL html PL html PT html RO html FI html SV
Multilingual display
Text

Alcohol y bebidas alcohólicas: armonización de la estructura del impuesto especial

La presente Directiva introduce una estructura armonizada para los impuestos especiales sobre bebidas alcohólicas y sobre el alcohol contenido en otros productos a fin de garantizar el establecimiento del mercado interior.

ACTO

Directiva 92/83/CEE del Consejo, de 19 de octubre de 1992, relativa a la armonización de las estructuras de los impuestos especiales sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas.

SÍNTESIS

El impuesto especial sobre la cerveza se determinará por referencia a la cantidad de hectolitros/grado de producto acabado.

Los Estados miembros podrán repartir las cervezas en categorías con un contenido máximo de cuatro grados Plato y aplicar el mismo tipo de impuesto especial por hectolitro a todas las cervezas que se ajusten a una categoría determinada.

Los Estados miembros podrán aplicar tipos reducidos del impuesto especial a la cerveza fabricada por pequeñas empresas independientes si dichos tipos:

  • no se aplican a las empresas que producen más de 200 000 hl de cerveza al año;
  • no son inferiores en más de un 50 % al tipo nacional del impuesto especial.

Los tipos reducidos que establezcan los Estados miembros deberán aplicarse de la misma forma a la cerveza procedente de pequeñas fábricas de cerveza situadas en otros Estados miembros que se suministre en su territorio.

Los Estados miembros podrán aplicar tipos inferiores al tipo mínimo a la cerveza cuyo grado alcohólico volumétrico no sea superior al 2,8 %.

Los impuestos especiales sobre los vinos tranquilos, los vinos espumosos, así como sobre las demás bebidas fermentadas y los productos intermedios se determinarán por referencia a la cantidad de hectolitros de producto acabado.

Los Estados miembros aplicarán los mismos tipos del impuesto especial dentro de cada una de las categorías de bebidas alcohólicas.

Los Estados miembros podrán aplicar tipos reducidos del impuesto especial a todos los tipos de vino y a las demás bebidas fermentadas, a excepción de la cerveza, cuyo grado alcohólico volumétrico no supere el 8,5 %.

Los productos intermedios cuyo grado alcohólico volumétrico no supere el 15 % podrán estar sujetos a un tipo único reducido del impuesto especial a condición de que éste:

  • no sea inferior en más del 40 % al tipo nacional normal;
  • no sea inferior al tipo nacional normal aplicado a los vinos tranquilos y a las demás bebidas fermentadas no espumosas.

El impuesto especial sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas se determinará por hectolitro de alcohol puro a una temperatura de 20 °C. Se calculará en función del número de hectolitros de alcohol al 100 % en volumen.

Se podrán aplicar tipos reducidos al alcohol etílico producido por pequeñas destilerías. No obstante, dichos tipos no podrán ser inferiores en más de un 50 % al tipo nacional normal del impuesto especial.

Los Estados miembros deberán aplicar de la misma forma estos tipos reducidos al alcohol etílico procedente de pequeñas destilerías de otros Estados miembros.

Los alcoholes cuyo grado alcohólico volumétrico no rebase el 10 %, así como el ron francés y el ouzo griego, podrán acogerse también, dentro de ciertos límites, a las reducciones del tipo del impuesto especial.

Cuando una bebida alcohólica se retire del mercado por no considerarse apta para el consumo, los Estados miembros podrán reembolsar el impuesto especial abonado.

Los productos cubiertos por esta Directiva quedarán exentos del impuesto especial:

  • si se trata de productos desnaturalizados conforme a las prescripciones de un Estado miembro;
  • si se trata de productos desnaturalizados y utilizados en la elaboración de sustancias no destinadas al consumo humano;
  • si se utilizan para la elaboración de vinagre, de medicamentos o de aromatizantes alimentarios.

La Directiva establece el reconocimiento mutuo de las fórmulas de desnaturalización, e introduce un sistema para el intercambio de la información necesaria así como para la lucha contra una exención abusiva.

Referencias

Acto

Entrada en vigor

Plazo de transposición en los Estados miembros

Diario Oficial

Directiva 92/83/CEE

10.11.1992

31.12.1992

DO L 316 de 31.10.1992

ACTOS CONEXOS

Informe de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo y al Comité Económico y Social Europeo, de 26 de mayo de 2004, sobre los tipos del impuesto especial aplicables al alcohol y a las bebidas alcohólicas (presentado en virtud del artículo 8 de la Directiva 92/84/CEE del Consejo relativa a la aproximación de los tipos del impuesto especial sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas) [COM (2004) 223 - no publicado en el Diario Oficial].

Este informe examina la situación de la legislación comunitaria relativa a los impuestos especiales aplicables al alcohol y a las bebidas alcohólicas, que no ha sido objeto de revisión desde su entrada en vigor, el 1 de enero de 1993. Así pues, la Comisión analiza el efecto del sistema actual sobre el buen funcionamiento del mercado interior, la competencia inducida por las diferencias existentes entre los niveles de impuestos de los distintos tipos de bebidas alcohólicas, el valor real actual de los tipos mínimos establecidos en 1992 y los objetivos del Tratado de la Unión Europea en general. Concluye que es necesaria una mayor convergencia entre los tipos de los impuestos especiales aplicados en los diferentes Estados miembros, con el fin de reducir las distorsiones de la competencia y el fraude. No obstante, habida cuenta de la gran divergencia de opiniones de los Estados miembros por lo que respecta al nivel idóneo de los tipos mínimos y considerando que cualquier modificación exigiría un acuerdo unánime, la Comisión no formula todavía ninguna propuesta. Ahora bien, desea entablar un amplio debate en el Consejo, el Parlamento Europeo y el Comité Económico y Social Europeo, en función de cuyos resultados decidirá sobre la conveniencia de presentar propuestas sobre la totalidad o una parte de las cuestiones abordadas en el informe.

Última modificación: 08.12.2006

Top